Las zonas de amortiguamiento: un instrumento para el ... Las zonas de amortiguamiento: un instrumento

  • View
    215

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Las zonas de amortiguamiento: un instrumento para el ... Las zonas de amortiguamiento: un...

  • Las zonas de amortiguamiento:

    un instrumento para el

    manejo de la biodiversidad

    El caso de Ecuador, Per y Bolivia

  • Jos Blanes, Rafael M Navarro, Uwe Drehwald

    Teodoro Bustamante, Arturo Moscoso, Francisco Muoz, Alicia Torres

    Las zonas de amortiguamiento:

    un instrumento para el

    manejo de la biodiversidad

    El caso de Ecuador, Per y Bolivia

    Este proyecto y la publicacin de sus resultados fue financiada por la Comunidad Europea

    Programa: INCO-DC, Contrato No. IC18-CT98-0259

  • De la presente edicin:CEBEM (Centro Boliviano de Estudios Multidisciplinarios)Av. Ecuador # 2330 esq. Rosendo GutirrezCasilla Postal 9295Correo-e: cebem@cebem.comTlf. (591-2) 241 53 24Fax: (591-2) 241 47 26La Paz

    FLACSO, Sede EcuadorPez N19-26 y Patria, Quito EcuadorTelf.: (593-2-) 2232030Fax: (593-2) 2566139www.flacso.org.ec

    UNIVERSIDAD DE CRDOBAC/Alfonso XIII 14001 Crdoba (Espaa) Telfono: 957 218 434/435Fax: 957 217 154

    Zentrum fr internationale Entwicklungs- und Umweltforschung (ZEU)Justus-Liebig-Universitt GiessenOtto-Behaghel-Strasse 10 D35394 GiessenAlemania

    Comisin EuropeaRue de la Loi 200 B-10491049 Brussels, BelgiumTlf.: (32-2) 296 17 06Fax: (32-2) 299 47 43Correo-e: inco-contract@dg12.cec.be

    ISBN: 9978-67-077 Coordinacin editorial: Alicia TorresCuidado de la edicin: Cecilia OrtizDiseo de portada y pginas interiores: Antonio MenaImprenta: RISPERGRAFQuito, Ecuador, 20031. edicin: junio, 2003

  • Presentacin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9

    Zonas de Amortiguamiento como instrumento para el manejo de la biodiversidad en los bosques tropicales de la vertiente oriental andina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11Rafael M Navarro Cerrillo, Jos Blanes, Uwe DrehwaldArturo Moscoso y Alicia Torres

    Desarrollos legales e institucionales sobrereas protegidas y zonas de amortiguamientoen Bolivia, Ecuador y Per . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35Arturo Moscoso V.

    Zonas de AmortiguamientoAspectos sociales e institucionales de su desarrolloen cinco casos de estudio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 107Jos Blanes

    Metodologa para el estudio de sistemas agroforestalesen zonas de amortiguamiento de reas protegidasde bosque tropical en la vertiente oriental Andina . . . . . . . . . . . . . . . 153Rafael M Navarro Cerrillo y Francisco J. Muoz Macas

    El empleo de sensores remotos como herramientapara la generacin de cartografa de usos del sueloen el entorno de reas naturales protegidas:aplicacin al Bosque de Proteccin de Alto Mayo ysu Zona de Amortiguamiento (Per) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 215Francisco J. Muoz Macas y Rafael M Navarro Cerrillo

    ndice

  • Las Zonas de Amortiguamiento y su rolen la conservacin de la biodiversidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 235Teodoro Bustamante

    Cambios en la vegetacin brioftica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277Uwe Drehwald

    Bryomonitor:un sistema de biomonitoreo en selvas neotropicales . . . . . . . . . . . . . 311Uwe Drehwald

  • Introduccin

    Las reas Naturales Protegidas (ANP) no son unidades aisladas, sino queestn vinculadas a su entorno geogrfico por factores ecolgicos, econmi-cos, polticos y culturales. Esto obliga a que su manejo quede incluido enplanes regionales conjuntamente con sus Zonas de Amortiguamiento(ZAM). Los grupos de poblacin establecidos dentro y alrededor de lasANP constituyen generalmente un desafo para su conservacin (Sayer1991; Amend y Amend 1994; UICN 1994; Martn 1996; Sherbinn yFreudenberger 1998).

    Esta planificacin regional debe incluir pautas de manejo de las ZAMa travs de proyectos de desarrollo y uso sostenible de los recursos que invo-lucren a la comunidad local (Martn Ibid.). Para ello, es imprescindible unbuen conocimiento de la realidad natural y social del rea concreta, lo cualincluye la distribucin de los tipos de cobertura y usos del suelo en el terri-torio correspondiente y en un momento determinado. Por otro lado, los es-tudios sobre los cambios producidos en ellos permiten observar las tenden-cias de las diferentes clases establecidas (deforestacin y reforestacin, cam-bio en los tipos de cultivo, etc.). As, constituyen aspectos bsicos para el or-denamiento territorial, por resultar imprescindible su conocimiento paracualquier propuesta de desarrollo.

    El empleo de sensores remotos como herramientapara la generacin de cartografa de usos del sueloen el entorno de reas naturales protegidas:aplicacin al Bosque de Proteccin de Alto Mayo ysu Zona de Amortiguamiento (Per)

    Francisco J. Muoz Macas y Rafael M Navarro Cerrillo

    dcnobleCuadro de textoMuoz Macas, Francisco; M Navarro, Rafael (2003). El empleo de sensores remotos como herramienta para la generacin de cartografa de usos del suelo en el entorno de reas naturales protegidas: aplicacin al Bosque de Proteccin de Alto Mayo y su Zona de Amortiguamiento (Per). En Las zonas de amortiguamiento: un instrumento para el manejo de la biodiversidad. El caso de Ecuador, Per y Colombia, ed. Jos Blanes, Rafael M Navarro, Uwe Drehwald, Teodoro Bustamante, Arturo Moscoso, Francisco Muoz y Alicia Torres, 215-234. Quito: Serie Foro FLACSO.
  • La identificacin de coberturas y usos del suelo presenta gran comple-jidad y consecuente gasto econmico, ya que estos estudios se desarrollan,en el mbito regional, sobre grandes extensiones. Ambos aspectos se ven in-crementados considerablemente tanto por la inaccesibilidad como por lagran variabilidad y complejidad de las coberturas vegetales de los entornosde las ANP en la zona tropical.

    El desarrollo de la teledeteccin ha facilitado y ha mejorado estos tra-bajos, su aplicabilidad es cada vez mayor en el anlisis y caracterizacin delmedio fsico. Entre las muchas aplicaciones de esta herramienta, se destacanlos estudios sobre el estado de diferentes caractersticas de la superficie te-rrestre y de sus cambios, como tasas e ndices de deforestacin, caracteriza-cin de coberturas vegetales, reas incendiadas, patrones de regeneracin fo-restal o dinmica de cuencas (Lucas et al. 1993; Pinilla 1995; Chuvieco1996; Apan 1997; Craig et al. 1997; Martnez 1998). Por otro lado, aun-que la aplicacin de la teledeteccin en reas tropicales hmedas registra al-gunos problemas especficos como la presencia continua de nubes, ha que-dado comprobada en numerosas ocasiones la eficiencia de estos sensores enla diferenciacin e identificacin de tipos de cobertura, especficamente enecosistemas forestales (Martnez Ibid.).

    En estos trabajos resulta comn la integracin de Teledeteccin y Sis-temas de Informacin Geogrfica (SIG), que mejoran la eficacia en el apro-vechamiento de los grandes volmenes de informacin disponibles, asocia-dos sobre todo a estudios de ordenamiento territorial (Aspinal 1995). As,la combinacin de Teledeteccin y SIG, junto al Sistema de Posicionamien-to Global (GPS por sus siglas en ingls), permite incorporar y asociar infor-macin de campo, cartogrfica digital y de sensores remotos, que facilita eltratamiento espacial e integrado de la informacin existente, lo cual resultade enorme utilidad en la evaluacin de recursos naturales.

    Con todo ello, han sido numerosos los trabajos de clasificacin de co-bertura y usos del suelo mediante el empleo de imgenes de satlite desdeque se inici el desarrollo de estas tcnicas, condicionado por los objetivosplanteados y los medios disponibles para su realizacin. Se llega a la elabo-racin de cartografa temtica, determinacin de modelos de distribucinespacial o de cambios en el tiempo de una variable determinada y control omedicin de las relaciones entre los objetos definidos en la imagen (Chuvie-co Ibid.).

    216 Francisco J. Muoz Macas y Rafael M Navarro Cerrillo

  • En este sentido, las extensiones sobre las que se desarrollan estos estu-dios y sus consecuentes niveles de escala han sido diferentes segn las nece-sidades planteadas por los objetivos, desde globales, continentales o nacio-nales, hasta regionales o locales, de extensin ms o menos reducida. Deigual manera, las leyendas van desde ms o menos generales, hasta altamen-te especficas o particulares para cada zona de estudio.

    Las imgenes Landsat son ampliamente utilizadas para la elaboracinde estos mapas en el mbito tropical, tanto en estudios puntuales en el tiem-po (Li et al. 1994; Foody y Hill 1995; Palubinskas et al. 1995; Craig et al.Ibid.; Rignot et al. 1997), como desde una perspectiva multicural (Weis-hampel et al. 1998; Oetter et al. 2000), debido a su buena resolucin, al ca-rcter global y peridico de sus observaciones, y a su buena comercializa-cin. Los ms modernos de estos satlites incorporan el sensor EnhancedThematic Mapper (ETM) con seis bandas de reflectividad (de 30 metros deresolucin), una pancromtica (con 15 metros de resolucin) y otra trmi-ca (de 60 metros). An as, presenta objeciones en su coste y el gran volu-men de datos que ofrece.

    Las metodologas disponibles de clasificacin pueden diferenciarse se-gn cuatro grandes grupos: basadas en la interpretacin visual de las imge-nes, en su clasificacin supervisada, en su clasificacin no supervisada segui-da del etiquetado de los grupos homogneos conformados y mediante m-todo mixto de clasificacin no supervisada, y su posterior clasificacin su-pervisada con apoyo en la primera; las tres ltimas, corresponden a la inter-pretacin digital de las imgenes.

    Tambin resultan variables la forma y cantidad de informacin de laimagen empleada en los anlisis, con posibilidad de optar en el caso concre-to de Landsat, ya sea por:

    - La utilizacin de las bandas de reflectividad (con o sin seleccin debandas);

    - la generacin de nueva/s banda/s a partir de la combinacin de las pri-mer