Por el Licenciado Luis Fernando Furlan - .Por el Licenciado Luis Fernando Furlan Introducci³n

  • View
    222

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of Por el Licenciado Luis Fernando Furlan - .Por el Licenciado Luis Fernando Furlan Introducci³n

  • PARTICIPACIN DE LA AVIACIN MILITAR ARGENTINA EN LOS

    ACONTECIMIENTOS DEL 6 DE SEPTIEMBRE DE 1930

    Por el Licenciado Luis Fernando Furlan

    Introduccin

    La Revolucin del 6 de septiembre de 1930, que termin con el desplazamiento del

    gobierno del presidente Hiplito Yrigoyen, le permiti a la Aviacin Militar Argentina

    participar, por primera vez en su historia, en un acontecimiento poltico interno de

    importantes consecuencias y proyecciones institucionales.

    El trabajo se inicia con un panorama general de la breve y convulsionada

    presidencia de Hiplito Yrigoyen. De esta gestin de gobierno se destaca, de manera

    resumida, la particular manera en que el presidente condujo las relaciones con las Fuerzas

    Armadas, y sus consecuencias para las instituciones militares. En el mbito especficamente

    castrense, se efecta una descripcin general de la Aviacin Militar, y se mencionan los

    efectos provocados por la poltica yrigoyenista en materia de defensa.

    Los aspectos sealados componen el necesario contexto en el cual se produce la

    Revolucin del 6 de septiembre de 1930.

    La ponencia que presentamos al II Congreso de Historia Aeronutica Argentina

    describe la actuacin de nuestra aviacin militar en aquella jornada, y destaca cmo el

    empleo de medios areos contribuy con el triunfo del movimiento revolucionario.

    La segunda presidencia de Hiplito Yrigoyen (1928-1930)

    Hiplito Yrigoyen era el veterano y carismtico lder de la Unin Cvica Radical

    (UCR), un partido popular y de clase media que lleg al poder en 1916 gracias al voto

    universal, obligatorio y secreto establecido por la Ley Senz Pea, y que haca de los

    valores cvicos y democrticos sus principales banderas.

    Entre 1916 y 1922, Yrigoyen haba ejercido por primera vez la Presidencia de la

    Nacin. Seis aos despus, el 12 de octubre de 1928, a una edad avanzada y con problemas

    de salud, asumi nuevamente la primera magistratura del pas. Su segundo mandato

    presidencial habra de desarrollarse en un clima sumamente difcil en lo econmico, social,

    poltico e institucional.

    La crisis econmica que estall en los Estados Unidos hacia fines de 1929 pronto

    adquiri dimensin mundial, y la Repblica Argentina no tard en sufrir sus efectos

    econmicos y sociales, que se prolongaron hasta mediados de la dcada siguiente. Nuestro

    pas comenz a padecer as los efectos de la disminucin del comercio exterior y de las

    exportaciones, la suspensin de prstamos e inversiones, y la desocupacin.

    Por otra parte, se profundiz la divisin de la UCR entre radicales personalistas

    (yrigoyenistas) y radicales antipersonalistas (contrarios a Yrigoyen), y tambin comenzaron

    a surgir disidencias y disputas entre distintas figuras del oficialismo, quienes, aprovechando

    la edad y la enfermedad del caudillo presidente, pugnaban para ganar posiciones en el

    partido y competir por la sucesin presidencial, que consideraban inminente.

  • La dbil figura del presidente Yrigoyen, su capricho por revisar y controlar todo

    personalmente, y las luchas internas en su propio sector partidario provocaron la inercia y

    la parlisis de la gestin de gobierno, y la imposibilidad de tomar medidas firmes y eficaces

    para enfrentar los problemas econmicos y sociales de la crisis mundial. Esta situacin se

    agrav por la hostilidad de la oposicin desde el Senado, donde era mayora, lo que

    dificult notablemente el trabajo legislativo.

    Los sectores opositores (conservadores, radicales antipersonalistas y socialistas

    independientes) promovieron una efectiva accin de desgaste sobre el presidente entre los

    sectores populares, en la que colaboraron los principales medios periodsticos y estudiantes

    universitarios.

    Paralelamente, desde los inicios de la dcada del 20, nuevas ideologas, de corte

    nacionalista, se propagaban en distintos pases europeos (en Italia el fascismo, en Francia el

    nacionalismo de Charles Maurras, en Espaa las ideas de Jos Primo de Rivera). En

    Argentina, los grupos conservadores, principales adversarios polticos de Yrigoyen, y

    algunos intelectuales y oficiales del Ejrcito, se convirtieron en receptores y adherentes de

    aquellas corrientes ideolgicas.

    Las relaciones entre Hiplito Yrigoyen y las Fuerzas Armadas.

    Un captulo especial merece la situacin de las Fuerzas Armadas en esta crtica

    presidencia. La poltica militar de Yrigoyen provoc algunas resistencias en las Fuerzas

    Armadas. Ya en su primera gestin, Yrigoyen haba utilizado a las Fuerzas Armadas en

    poltica interna, y design a civiles como ministros de Guerra y Marina. En su segundo

    mandato, el caudillo radical profundiz la penetracin de la poltica en las filas militares,

    permiti la excesiva influencia de miembros de su gabinete (como su ministro del Interior)

    en decisiones militares, y, como en su primera presidencia, continu con la costumbre de

    subordinar la conduccin de los asuntos castrenses a consideraciones polticas o personales,

    por ejemplo, a travs de reparaciones arbitrarias (reincorporacin de personal dado de baja,

    promocin de retirados y ascensos especiales) que beneficiaban a oficiales que haban

    participado en levantamientos radicales o que simpatizaban con el radicalismo yrigoyenista,

    y la aplicacin de relevos, cambios de destino y pases a disponibilidad para los opositores.

    Las actitudes del anciano presidente violaban con frecuencia las normas militares vigentes,

    y producan el debilitamiento de los valores castrenses, basados en la disciplina, la jerarqua

    y la moral.

    Otro aspecto de la relacin de Yrigoyen con las instituciones armadas en su segunda

    presidencia fue la tendencia a favorecer ms al personal y a los individuos (que se

    manifest con el notable aumento de los montos para el pago de retiros, pensiones y

    sueldos, ms otros beneficios sociales), y el bajsimo presupuesto destinado a la compra de

    armamento y equipos y al mejoramiento de la infraestructura militar. Con dichas

    decisiones, se paralizaron los importantes programas de modernizacin, adquisiciones y

    construcciones iniciados en la presidencia de Alvear.

    Los diferentes problemas polticos, econmicos y sociales, y la actitud del gobierno

    hacia las Fuerzas Armadas generaron reacciones y descontentos de carcter profesional en

    un sector de la oficialidad del Ejrcito.

  • Hacia fines de 1929, comenzaron a perfilarse dentro del Ejrcito dos corrientes

    contrarias al presidente Hiplito Yrigoyen, que buscaban su desplazamiento y el fin de su

    gobierno. Dichas tendencias eran las siguientes:

    *Lnea Uriburu. Encabezada por el teniente general Jos Flix Uriburu, simpatizante de las

    ideas nacionalistas que por entonces se difundan en Europa y promotor de la influencia

    militar profesional alemana en nuestro Ejrcito, haba ocupado el cargo de inspector

    general del Ejrcito en la presidencia de Alvear y estaba en situacin de retiro desde

    mediados de 1929. Lo apoyaban conservadores, nacionalistas e intelectuales. Esta lnea era

    minoritaria, y se propona realizar profundos cambios en las instituciones con la aplicacin

    de un programa de tipo corporativo, reformar la Constitucin y reemplazar la Ley Senz

    Pea por un sistema de voto calificado.

    *Lnea Justo. La diriga el general Agustn P. Justo, ex ministro de Guerra de Alvear.

    Constitua el sector mayoritario. Entre sus principales colaboradores se encontraban los

    tenientes coroneles Jos Mara Sarobe y Bartolom Descalzo. Lo acompaaban

    conservadores, radicales antipersonalistas y socialistas independientes. Su objetivo era el

    retorno a la situacin poltica anterior a los gobiernos radicales, vale decir, una reversin o

    retorno al conservadurismo. Propona respetar la Constitucin Nacional y la Ley Senz

    Pea, y convocar rpidamente a elecciones para ganarlas y llevar nuevamente al poder a los

    conservadores.

    La Aviacin Militar Argentina en la segunda presidencia de Yrigoyen

    La Aviacin Militar permaneca dentro de la estructura del Ejrcito, y se hallaba

    organizada como Direccin General de Aeronutica. Dicha Direccin, creada el 4 de mayo

    de 19271, dependa del inspector general del Ejrcito. Era el rgano asesor del Ministerio de

    Guerra en todo lo referido a la Aeronutica, y tena como misin la organizacin y el

    empleo de los medios areos, el reclutamiento del personal y su instruccin y preparacin

    para la guerra, la elaboracin de los reglamentos, y la administracin y adquisicin del

    material.

    Las facultades de aquella Direccin General se extendan, tambin, al mbito de la

    Aviacin Civil, a travs de la Direccin de Aeronutica Civil. Este organismo se ocupaba

    de fomentar las actividades de las instituciones aeronuticas civiles, estudiar y aplicar la

    legislacin area, supervisar el trfico areo, proponer la organizacin de escuelas de vuelo,

    sugerir el establecimiento de lneas aeropostales y administrar los campos de aviacin.

    De la Direccin General de Aeronutica dependan una Secretara, la Direccin de

    las Escuelas Militares de Aeronutica, el Comando de la Aviacin Militar, el Comando de

    la Aerostacin Militar, la Direccin Aerotcnica, el Parque Central y los Depsitos, la

    Divisin Administrativa, la Direccin de Aeronutica Civil, y la Divisin Movilizacin.

    En cuanto a las unidades operativas, existan dos Bases Areas Militares, creadas en

    1929, una en El Palomar (en las cercanas de la ciudad de Buenos Aires),