Click here to load reader

La Alianza Francesa de Monterrey. 70 años de presencia cultural (1945-2015)

  • View
    228

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Libro conmemorativo que reúne la historia de la Alianza Francesa de Monterrey.

Text of La Alianza Francesa de Monterrey. 70 años de presencia cultural (1945-2015)

  • LA ALIANZA FRANCESA DE MONTERREY.70 AOS DE PRESENCIA CULTURAL (1945-2015)

  • LA ALIANZA FRANCESA DE MONTERREY.70 AOS DE PRESENCIA CULTURAL

    (1945-2015)

    Monterrey, Mxico, 2015

    Texto / Armando de Len Montao

  • Primera edicin, 2015 Alianza Francesa de Monterrey Universidad Autnoma de Nuevo Len

    Impreso en Monterrey, MxicoPrinted in Monterrey, Mexico

    Jess Ancer RodrguezRector

    Rogelio Garza RiveraSecretario General

    Rogelio Villarreal ElizondoSecretario de Extensin y Cultura

    Celso Jos Garza AcuaDirector de Publicaciones

    Virgilio Garza ZambranoPresidente del Consejo

    Stphane GaillardDirector General

    Jos Manuel BlancoDirector de Difusin Cultural

  • Para el Lic. Virgilio Garza Gonzlez,Presidente de la Alianza Francesa de Monterrey de 1975 a 2011

    In memoriam

  • Este ao 2015 la Alianza Francesa de Monterrey est de plcemes: celebra 70 aos de haber sido fundada por hombres visionarios que desafortu-nadamente ya no estn entre nosotros, pero s cerca de nuestro corazn, pensamiento y afanes, sobre todo en la lnea de trabajo que nos here-daron, la cual da con da tratamos de cumplir en esta institucin a todas luces reconocida por sus mritos.

    Fue en medio de la Segunda Guerra Mundial cuando estos hombres se propu-sieron rescatar el pensamiento francs, herido por la conflagracin mas nunca derrotado y de cuyos encantos ninguno de nuestros intelectuales mexicanos ha logrado escapar, llmese Alfonso Reyes, Manuel Maples Arce, Octavio Paz o Car-los Fuentes, por mencionar algunos.

    Esa misin comenz con la enseanza de la lengua francesa, lo que de paso nos llev a convertirnos en un centro cultural, que hoy establece relaciones de amistad prcticamente con todos los dems centros culturales de la localidad, y no se diga con espacios diversos ms all de nuestras fronteras.

    Este libro trata de resumir la historia de la Alianza Francesa de Monterrey des-de sus orgenes hasta la actualidad, y al publicarlo queremos compartir un poco de nuestro devenir institucional, que es tambin parte importante de la historia de Monterrey, del Estado de Nuevo Len y de Mxico.

    Presentacin

  • Felicito muy afectuosamente a todas aquellas personas que le dan vida a la Alianza, as como a aquellas otras que en muy diversos rdenes nos apoyan en el cumplimiento cabal de nuestra misin, que es la enseanza y difusin del francs, as como la transmisin de valores universales que Francia ha dado al Mundo.

    Enhorabuena, querida Alianza Francesa de Monterrey, por estos primeros sententa aos!

    Virgilio Garza ZambranoPresidente de la Alianza Francesa de Monterrey

  • Primeras noticias de Francia en el noreste mexicano

    El primer encuentro que los antiguos nuevoleoneses tienen con los fran-ceses es un desencuentro. Luego de la conquista de Mxico llevada a cabo por Hernn Corts, al ser estas tierras propiedad del Rey de Es-paa, corri la noticia de que soldados franceses haban desembarcado en Texas y estaban apostados en la Baha del Espritu Santo (hoy Goliad, Texas).

    Cabe recordar que en ese tiempo el territorio de la Nueva Espaa abarcaba desde Guatemala hasta el actual estado norteamericano de Louisiana, yendo de sur a norte; y de Florida hasta California, partiendo del oriente hacia el poniente; por lo que una intromisin del Reino de Francia en esta geografa supona una declaracin de guerra para Espaa.1

    1 La delimitacin del Virreinato de la Nueva Espaa se estableci en marzo de 1535, teniendo por capital la ciudad de Mxico-Tenochtitlan.

  • 12

    Virreinato de la Nueva Espaa.2

    2 Mapa tomado del sitio: www.recorri2.com

  • 13

    Del suceso se tuvo conocimiento en el Nuevo Reino de Len en el mes de junio de 1686, siendo gobernador Agustn de Echeverz y Subisa, Marqus de San Mi-guel de Aguayo, quien preocupado por este rumor organiz un ejrcito con el fin de expulsar a los intrusos, recayendo la responsabilidad militar en la figura del general Alonso de Len.3

    General Alonso de Len. Escultura ubicada en la ciudad de Monclova, Coahuila.4

    3 Alonso de Len era hijo del cronista del mismo nombre. Naci en Cadereyta en 1639 y estudi en Espa-a, donde sirvi como cadete en la armada naval. Al volver a Mxico fue alcalde de Cadereyta y poste-riormente gobernador de Coahuila y Nuevo Len.

    4 Imagen tomada de: www.geni.com

  • 14

    El general explorador narra as los hechos en su diario de viaje:

    Habiendo el seor marqus de San Miguel de Aguayo, gobernador y capitn general de este Nuevo Reino de Len, recibido, en 8 del mes de junio, despacho del Excmo. Sr. Virrey de la Nue-va Espaa,5 este ao de 1686; en que le encarga que, por la noticia que le han dado los oficiales reales de la ciudad de la Veracruz; que los franceses estaban poblados en la baha del Espritu Santo, y que estaba seis o siete jornadas de este reino; que se hiciese descubrimiento por esta parte y se inquiriese la verdad con toda individualidad se resolvi hacer dicha jornada para el da veinte y cinco del dicho mes de junio. Saliendo este da, de la dicha ciudad de Monterrey una compaa de treinta soldados; que haba de conducir el capitn Nicols de Ochoa hasta la villa de Cadereyta; y que se alistase otra en la jurisdiccin de dicha villa, que condujese el capitn Antonio Leal Y que dichas dos compaas fuesen a mi cargo.6

    Ms adelante describe que en Cadereyta termin por establecerse la compaa militar con cuarenta cargas de bastimento, entre harina, bizcocho, carne y cho-colate; cuatrocientos sesenta y ocho caballos; arrieros, mozos de servicio y pajes de estas compaas, dirigindose posteriormente hacia la desembocadura del Ro Bravo.7

    5 El Virrey en turno era Toms Antonio de la Cerda y Aragn, quien gobern la Nueva Espaa de 1680 a 1686.

    6 Derrotero diario y demarcacin del viaje que yo, el general Alonso de Len, teniente de gobernador y de capitn general de este Nuevo Reino de Len, hice al descubrimiento de la costa del Mar del Norte y boca del Ro Bravo; los fundamentos y motivos que para ello hubo, con todo lo sucedido en l; cantidad de gente, caballos y bagaje, etc. Documento publicado por Juan Bautista Chapa en su Historia del Nuevo Reino de Len, desde 1650 hasta 1690, compendiada en el texto Historia de Nuevo Len con noticias sobre Coahuila, Tamaulipas, Texas y Nuevo Mxico, escrita en el siglo XVII por el Cap. Alonso de Len, Juan Bautista Chapa y el Gral. Fernando Snchez de Zamora, R. Ayuntamiento de Monterrey 80-82, Monterrey, 1980, p. 194.

    7 Derrotero diario del general Alonso de Len, en Historia de Nuevo Len con noticias sobre Coahuila, Tamauli-pas, Texas y Nuevo Mxico, p. 196.

  • 15

    Luego de muchos das de atravesar montes, llanuras y pantanos, el general escribe en su bitcora:

    Mircoles 3 de julio. No hallando paso, fue forzoso (aunque con mucho trabajo) pasar con el real el monte espeso.8 No anduvimos ms que dos leguas, este da, porque dispuse salir a la ligera, a reconocer el rumbo por donde habamos de ir, el siguiente da. Sal, con efecto, don doce compa-eros, y yendo el ro abajo, topamos impensadamente con una ranchera vaca de gente y vimos cmo algunos indios y indias lo iban pasando a nado, como con efecto lo pasaron. Y aunque los llam en paz, no pude conseguir viniese ninguno.9

    Lo que buscaba el militar era informacin, pero en ste y otros intentos no la obtuvo. Hasta que das despus consigue algunas pistas:

    Sbado 13 de julio. Sali el real del estero, donde durmi, y lo encamin al principio, por el rumbo del da antes.10 Y anduvimos, este da diferentes rumbos, distancia de cuatro leguas; aunque lo ms al les-sueste.11 Par con el real junto al ro, cerca de un gran rastro que dej una ranchera de indios que haca quince das que la haban despoblado. Aqu hallamos una duela de barril.12 Sobre tarde, me adelant con veinte y ocho compaeros; por juzgarme ya muy cerca de la mar. Anduvimos seis leguas con mucho recato, buscando siempre el ro; y, a las seis de la tarde, impensadamente, dimos en una ranchera de indios; que, por habernos divisado, tuvieron lugar

    8 Se le llama real en este caso a toda la caballera, con su carga y bastimentos.9 Op. cit., p.197.10 El estero, segn el cronista Israel Cavazos, es el sitio en que se estableci a mediadios del siglo XVIII, la

    Congregacin del Refugio, que ms tarde se convertira en Matamoros, Tamaulipas.11 El concepto de legua vara segn la regin geogrfica donde se utilice. En Mxico, por tra-

    dicin, la legua es el equivalente a 4.19 kilmetros de distancia (4,190 metros), a diferencia de la legua de posta, que es de 4 kilmetros (Fuente: Wikipedia, la enciclopedia libre. Artculo: Legua). Cabe precisar que en esta transcripcin hemos respetado cabalmente la ortografa del documento original.

    12 Duela es cada una de las tablas curvas que conforman el barril.

  • 16

    de desampararla.13 Con que no se cogieron ms que tres indias,14 que acariciadas y preguntadas por seas dnde haba espaoles y gente vestida, sealaron la parte del norte y que haba dos partes; con que discurr no los habra en la boca del ro por caer a levante.15 Nombraron muchas veces los dos puestos donde estaban, diciendo se llamaban Taguili el ms cercano al norueste; y el otro al norte, Zaguili (decan en su idioma sin duda). No supieron dar razn de las distancias aunque hicimos diligencias;16 porque ni aun por conjeturas, nos entendan ni las entendamos. Hallamos en esta ranchera un pedazo de fondo de pipa;17 un perno de navo, quebrado; un eslabn de cadena, y un pedacillo de vidrio, y no otra alhaja alguna. Quedme, esta noche, con los compaeros, a dormir, orilla del ro, y con el sosiego de ella se oy el bramido de la mar.18

    Hasta aqu todo queda en conjeturas acerca de la presencia del grupo francs, hasta que el da 15 de julio reporta el general:

    Estando en la misma boca del ro, en el punto del medioda, se tom la altura del sol con astro-labio; y se hall en veinte y cinco grados y cuarenta y cinco minutos de altura de norte Por el poco pasto, dispuse saliese el real, despus de medioda, hasta donde alcanzase aquel da, y que, el siguiente, parase en el estero donde estuvo el da sbado; y yo, con veinte y cinco soldados, pas a reconocer de nuevo la costa, hacia el ro de Palmas, en distancia de ms de ocho leguas.19 En la cual hallamos alguna tablazn de costados de navo, vergas, masteleros y pedazos de quilla y de timn; fondos de pipas, duelas, boyas y cuatro ruedecillas de pieza de artillera;20 una pipa redonda, muy gruesa, tapada con un corcho, que destapada, hall en ella un poco de vino ya corrupto; el vidro es muy visto, y parece no fue labrada en los reinos de Castilla, segn su forma.

    13 Abandonarla o deshabitarla.14 Se utiliza el verbo coger como sinnimo de atrapar prisioneros (espaol antiguo).15 Punto cardinal: Este.16 Hacer diligencias: dar explicaciones detalladas.17 Pipa: tonel o barril de madera sujetado por aros de hierro.18 Derrotero diario del general Alonso de Len, pp. 199-200.19 El Ro Palmas es hoy Soto la Marina, Tamaulipas.20 Se le llama artillera a los caones y morteros con sus municiones.

  • 17

    Y finalmente hubo en esta orilla de todo gnero de madera y ruinas de navos, con que sin duda zozobraron algunos en ella, por la diversidad de dichas ruinas, y la madera ser una ms antigua que la otra. Lo que ms me admir fue ver algunas caas de maz que traa la resaca de la mar,21 al parecer de la siembra de este ao, que comenzaba a jilotear,22 con sus races las caas; sobre que discurr que hay alguna poblazn cercana y que alguna avenida le llev alguna milpa.23

    A pesar de la intensa bsqueda y de obtener algunos indicios de la presencia

    europea en la desembocadura del Bravo, este primer viaje del general Alonso de Len fracas, habiendo regresado a Monterrey con sus soldados el 27 de julio de 1686, en donde entrega al gobernador un informe detallado de lo ocurrido, a pesar de lo cual el Marqus de San Miguel de Aguayo siempre estuvo firme en la opinin de que los franceses estaban poblados en el Mar del Norte segn escribe el cronista Juan Bautista Chapa, por lo que nuevamente dispuso que se repitiese jornada por la otra banda del ro Bravo, para lo cual conform tres compaas militares que tampoco hallaron poblazn de franceses ni quien les pudiese dar noticia.

    Pasarn dos aos para que, ya siendo gobernador de Coahuila, el propio Alon-so de Len reciba informes, esta vez provenientes de aborgenes, acerca de la presencia francesa en estas tierras. Estando en campaa militar tuvo noticia de cmo, adelante del ro Bravo, estaba un francs en una ranchera grande, y que lo tenan los indios en mucha veneracin. Resolvi entonces ir a buscarlo en compaa de una veintena de hombres, y esta vez s lo encontr.

    21 Resaca: marea.22 En Mxico se le llama jilote al elote tierno o recin nacido.23 Op. cit., p. 201.

  • 18

    A Juan Bautista Chapa, testigo del hecho, le toca describirlo:

    Habiendo dejado el real en buena parte, y con slo trece hombres, se fue llegando a la habitacin donde estaba el dicho francs; que era una sala fecha de cueros de cbola.24 Y habiendo dispuesto que diez de los soldados se quedasen a caballo, se ape el dicho general Alonso de Len y Fr. Bue-naventura Bonal, religioso que iba por capelln, y el general Martn Mendiondo, y entraron dentro de la habitacin; no obstante a que haba en esta ranchera ms de seiscientos indios, y en la dicha poblacin cuarenta y dos de posta, con sus armas en las manos.25

    En lo ms cmodo de ella, estaba sobre unas cbolas, en forma de estrado, el dicho francs; y dos indios le estaban haciendo aire y otros limpindole el rostro. Habiendo llegado cerca del dicho francs el dicho religioso, no hizo ms accin, sin salir de su asiento, que hincar las rodillas y besar la manga del hbito; y al dicho gobernador y al general Martn de Mendiondo, hacerles una gran cortesa, dndoles la mano y diciendo: yo francs.26

    24 Cbolo era el nombre mexicano del bisonte.25 Soldado de posta es el vigilante que permanece en un sitio clave, por rdenes de un superior. 26 Juan Bautista Chapa, Historia del Nuevo Reino de Len, desde 1650 hasta 1690, en Historia de Nuevo Len con

    noticias sobre Coahuila, Tamaulipas, Texas y Nuevo Mxico, p. 201.

  • 19

    El cronista Juan Bautista Chapa.27

    El encuentro se dio en 1688 aunque el cronista no precisa la fecha a 25 le-guas al norte del Ro Bravo, a la altura de Coahuila, siendo esta la primera oca-sin en que un nuevoleons entra en contacto con un francs en lo que hoy es el noreste mexicano. Con sumo tacto relata el cronista el extranjero fue llevado hasta Mxico, para que revelara cmo es que haba llegado a tierras espaolas del Nuevo Mundo, en qu momento, con quines y dnde se encontraba el resto de su compaa.

    27 Ilustracin tomada de: www.geni.com

  • 20

    Caus mucha novedad al gobernador y dems personas que fueron con l, el haber hallado al dicho francs entre gente brbara y que tanta estimacin hiciesen de su persona; que, a ser id-latra esta gente, se pudiera inferir le adoraban como a su dios.28

    El intruso, segn el relato, estaba rayado del rostro al uso de los indios, y saba muy bien la lengua materna de ellos. Era natural de San Juan de Orliens, tena tres aos de andar por estas tierras, y admiti estar al servicio del Rey de Francia.29 Su nombre, sin embargo, se omite en la crnica.30 Estando en Mxico, las autoridades virreinales deciden utilizarlo para dar con el paradero de los otros franceses. Una vez planeada la misin, en marzo de 1689 se organiza la gran expe-dicin con soldados de varios reinos, nuevamente bajo la direccin militar de Alonso de Len, llevando por gua al mismo francs y a un aborigen, y ms de mil caballos de carga. Lo que hallan, sin embargo, les helar la sangre: todo el campamento des-truido y cadveres flechados en estado de descomposin.

    A los 22 das, del mes de abril, guiados por el indio gua, fue Dios servido llegase el real a la poblacin desierta donde haban estado los franceses; la cual se compona de un fuerte pequeo de madera y otras seis casillas, bien dbiles de palizada y lodo; y los techos de cueros de cbola, bien intiles para cualquiera defensa, todas saqueadas de las cortas alhajas que sus habitadores tenan. Ms de ducientos libros en lengua francesa, despedazados, tiradas sus hojas en los patios y ya podridas; por haber llovido muchas veces en aquella parte, segn se reconoci, con que hicieron los enemigos un saco horrendo de todo cuanto tenan.31

    28 Derrotero diario del general Alonso de Len, en Historia de Nuevo Len con noticias sobre Coahuila, Tamauli-pas, Texas y Nuevo Mxico, p. 206.

    29 En ese tiempo Luis XIV, denominado El Rey Sol.30 Se llamaba Juan Grey, segn el historiador Israel Cavazos. Artculo El general Alonso de Len, fun-

    dador de Monclova y descubridor de Texas, en Personajes de Nuevo Len (y algunos de otras partes). Perfiles Biogrficos. Universidad Autnoma de Nuevo Len, Monterrey, 2009, pp. 73-86.

    31 Juan Bautista Chapa, op. cit., p. 214. Ntese que en vez de armas, eran libros lo que encontraron los

  • 21

    Ante esta escena el general y sus soldados deciden regresar, no sin antes ins-peccionar el lugar y atrapar das despus a dos franceses que estaban refugiados con la tribu de los tejas. Sern ellos quienes relaten lo ocurrido al general: se trataba de una veintena de soldados que perecieron vctimas de una embosca-da. Tambin haba mujeres, dos religiosos y un clrigo. El suceso caus bastante conmocin, segn Bautista Chapa, quien ofrece una explicacin teolgica de este desenlace:

    Ellos son juicios de Dios que no podemos investigar, pero tambin parece que son ejemplos y dechados para que los cristianos no vayan inmediatamente contra las bulas y mandatos de los pontfices. Pues en la que expidi Alejandro Sexto a favor del rey D. Fernando y doa Isabel, de ao de 1494,32 les hizo gracia y donacin de todo lo que haban descubierto los espaoles en las Indias Occidentales y lo que descubriesen; con prohibicin que otro rey ninguno las ocupase, con pena de excomunin. Con que puede ser que, por haber quebrantado este precepto, les enviase Dios este castigo.33

    Ante el cadver de una mujer, el propio Juan Bautista Chapa escribe un poe-ma. El primero del que se tenga memoria en el Nuevo Reino de Len (dedicado por cierto a la belleza francesa):

    Sitio funesto y triste,donde la lobreguez sola te asiste;porque la triste suertedio a tus habitadores fiera muerte.

    soldados del Nuevo Reino del Len, junto a los cadveres, lo que denota ya la misin cultural de Francia en estas tierras.

    32 Los reyes espaoles que financiaron la expedicin de Coln al Nuevo Mundo.33 Ibidem, p. 219.

  • 22

    Aqu solo contemploque eres fatalidad y triste ejemplode la inconstante vida;pues el enemigo fiero y homicida,tan cruel y inhumano,descarg su crueldad con terca manosobre tanto inocente,no perdonando al nio ms reciente.

    Oh, francesas hermosasque pisaban de estos prados frescas rosas;y con manos de nievetocaban blanco lirio en campo breve;y en dibujo belloa damas griegas echabais el sello;porque vuestros marfilesadornaban la costura con perfiles;como as difuntasos miran estas selvas todas juntas,que no en balde ajadasse ven por vuestra muerte, y tan trilladas!

    Y t, cadver fro,que en un tiempo mostraste tanto bro,y ahora de animalescomida, segn muestran tus seales,

  • 23

    tierno te contemplo,y eres de infelicidad un vivo ejemplo.Gozas de eterna gloria,pues fuiste de esta vida transitoriaa celestial morada;yendo con tanta herida traspasada.Rugale a Dios eternonos libre de las penas del infierno.

    Se ha dicho posteriormente que el responsable de esta primera expedicin francesa a Texas fue Robert Cavelier de La Salle, quien por esos aos se hallaba explorando las costas atlnticas de Amrica del Norte por orden del rey Luis XIV, con objeto de espiar la labor minera de Espaa, pero en el testimonio ofrecido por los franceses al general Alonso de Len jams se le menciona.34 Unos aos despus de la masacre, algunos sobrevivientes franceses que llegaron a Canad, contaron su versin de los hechos, a partir de la cual hoy sabemos que una misin fundada por Cavelier en el bajo curso del Ro Guadalupe35 fue destruida por los indios karankawa en 1689, si bien l no se hall entre las vctimas por haber par-tido a Quebec poco antes junto con unos cuantos hombres.

    Al no haber enemigo qu combatir entonces, Alonso de Len y sus soldados regresaron a territorio mexicano dando gracias a Dios de no haber librado una

    34 Confrntese el documento del ex cnsul de Francia en Monterrey, Virgilio Garza Gonzlez, en el que se afirma que la bsqueda de Robert Cavelier de La Salle en junio de 1686, a pesar de que el encuentro no se dio, nos indica el inicio de la presencia francesa en nuestro Estado. Virgilio Garza Gonzlez: Discurso ofrecido en la inauguracin de Aulas 2 de la Alianza Francesa de Monterrey. San Pedro, Garza Garca, 17 de julio de 2003.

    35 Descubierto por el general Alonso de Len.

  • 24

    guerra con Francia, que hubiese sido de enormes proporciones. Los apresados, por su parte, dijeron llamarse Juan Larchebec y Jcome. El primero originario de Bayona y el segundo de la Rochela; siendo ambos remitidos a Mxico con custiodia militar.

    Robert Cavelier de La Salle.36

    36 Imagen tomada del sitio: en.wikipedia.org

  • 25

    Velero construido por Robert Cavelier para explorar Amrica del Norte.37

    37 Ilustracin procedente de: mobile.ztopics.com

  • 26

    Ruta de la expedicin de Robert Cave- Dibujo del fuerte francs trazadolier en el ao 1684.38 por Juan Bautista Chapa.39

    El fuerte establecido por los franceses, Los indios karankawas, destructoressegn versin artstica actual.40 de la misin establecida por Robert Cavelier.41

    38 Mapa tomado del sitio: www.fofweb.com39 Juan Bautista Chapa, op. cit., p. 221. Ntense los puntos cardinales y el arroyo que entra en la Baha

    del Espritu Santo.40 Ilustracin procedente del sitio: www.texasbeyondhistory.net41 Ilustracin tomada del sitio: www.glogster.com

  • 27

    Territorio habitado por los karankawas al momento Timbre postal con la imagen de Robertde la exploracin francesa.42 Cavelier, emitido en Chicago en 1982 para conmemorar el tercer centenario de Lousiana.

    42 Mapa tomado de: mrkhistoryper6.wikispaces.com

  • la Primera intervencin Francesa en mxico

    En trminos estrictos, la primera intervencin francesa en Mxico es la que acabamos de describir, llevada a cabo en el siglo XVIII por el pro-fesor Robert Cavelier de La Salle. Pero como no haba pas, es decir, el Mxico que conocemos era una slo una colonia espaola, la historia no la registra como tal. Son las intervenciones posteriores al ao 1821, denominadas intervenciones militares en Mxico, las que cuentan para la historia nacional. Y en el caso de Francia son dos. Veamos brevemente cmo ocurrieron.

    Al trmino de la Guerra de Independencia43 Francia fue una de las primeras potencias europeas que reconoci a Mxico como pas libre y soberano, y se acer-c a ste con el fin de hacer tratos comerciales. Mxico, sin embargo, padeca toda clase de problemas y haba mucha inestabilidad poltica, econmica e inclu-so militar. Fue en medio de este caos cuando se dio tambin el primer conflicto armado entre los dos pases, conocido popularmente como La Guerra de los Pasteles, si bien la historia seria se referir a l como la primera intervencin francesa en la nacin.

    El asunto se resume de este modo: algunos ciudadanos franceses radicados en la ciudad de Mxico se quejaban de robos, abusos y extorsiones por parte de las

    43 Aos 1810-1821.

  • 30

    autoridades mexicanas y exigan al gobierno central una indemnizacin econ-mica a fin de resarcir los daos. El gobierno mexicano, sin embargo, representa-do por Anastasio Bustamente, no reconoca las quejas, aunque se comprometi a saldar algunas.

    Anastasio Bustamante, quinto presidente de Mxico.44

    44 Imagen tomada del sitio: www.memoriapoliticademexico.org

  • 31

    Como no sucedi tal cosa, el Barn Deffaudis, a la sazn embajador de Francia,45 mand pedir refuerzos militares a su patria con el objeto de presionar a Mxico para que pagara la deuda, que segn l ascenda a 600 mil pesos. Se llev a cabo un dilogo antes del estallido armado, en el que no se lleg a ningn acuerdo. La flota militar francesa bombarde entonces el puerto de Veracruz,46 donde hubo algunos muertos de parte de ambos bandos. Pero como el gobierno mexicano no cedi a la presin, se estableci un bloqueo comercial que dur casi un ao47 hasta que el gobierno ingls, vindose afectado por el conflicto, decidi intevernir para persuadir a los contrincantes de que resolvieran el problema.

    Bombardeo de San Juan de Ula visto desde la corbeta francesa La Crole.48

    45 Ao 1838.46 Principalmente el fuerte de San Juan de Ula.47 De abril de 1838 hasta marzo de 1839.48 Pintura de Horace Vernet (1789-1863). Museo de Versalles.

  • Mxico pag entonces los 600 mil pesos reclamados. Con el Tratado de Paz fir-mado el 9 de marzo de 1839, siendo mediadora la reina Victoria de Inglaterra, se puso fin a las hostilidades entre las dos naciones. Pasaran varias dcadas de relativa paz entre las dos naciones, antes de que, por razones similares, volviesen a pelear.

    La Reina Victoria de Inglaterra arbitr el pri-mer conflicto armado entre Mxico y Francia.49

    49 Fotografa retomada del sitio: wwwbiografiasyvidas.com

  • la segunda intervencin Francesa en mxico

    La segunda intervencin militar de Francia en Mxico fue ms larga e in-tensa que la primera y sus consecuencias tambin ms desastrosas para las dos naciones, pero en particular para Mxico. Comenz en el ao 1862 y termin en 1867. De modo similar al primer conflicto armado, acontecido luego de la Guerra de Independencia, el segundo tuvo lugar luego de la Guerra de Reforma, cuando se vieron afectados intereses econmicos que Francia tena en Mxico.50

    Don Jess Gonzlez Trevio, cronista regiomontano que vivi de cerca la inva-sin, detalla en sus Memorias las causas del problema:

    Ya en Mxico como deca antes, se vio el Sr. Jurez en la necesidad de suspender los pagos de intereses de la deuda extrangera, mientras se podan nivelar los presupuestos, pues las entradas al erario eran escasas en comparacin de los gastos pblicos. La otra suspensin de pagos a las Naciones extrangeras, fu el pretexto con que se unieron en un convenio, celebrado en Londres el 31 de Octubre de 1861, los espaoles, franceses e ingleses para venir en son de guerra a exigir de Mxico el pago de sus cuentas, que en realidad no valan nada. La deuda inglesa era la ma-

    50 La Guerra de Reforma dur de 1857 a 1861 y concluy con el triunfo del gobierno liberal de Benito Jurez sobre sus opositores, llamados conservadores, quienes se negaban a reconocer la Constitucin de 1857 y pretendan darle ms poder al clero en el sistema de gobierno.

  • 34

    yor y proceda de unos fusiles viejos, que les sirvieron en la batalla de Waterloo el ao de 1815, y que compr Santa Ana o algn otro Presidente; la deuda espaola se form de reclamaciones exageradas e injustas de gachupines sin vergenza apoyados por sus Ministros interesados en el negocio; igualmente era la deuda francesa, la que descaradamente apoyaba el representante Saligny, viva en parte con un hermano de Napolen III: el Conde De Monroy que era socio de Yaguer.

    Este Yaguer era un banquero Suizo, que haba hecho negocios de agio con el Gobierno mexicano; logr se le reconociera una gran suma de dinero dizque por prstamos o perjuicios que haba recibido; el caso fu que se le dieron millones de pesos en bonos que se llamaron de Yaguer los cuales no quiso reconocer Jurez, por considerarlos fraudulentos, con tal motivo se fu a Francia buscando apoyo, y lo encontr con el Conde Monroy, hijo de la Reina Hortensia, madre de Napolen III, quien ayudaba a su hermano (aunque fuese hijo ilegtimo) para que pudiera cobrar los dichos Bonos de Yaguer, en los que llevaba muy buena parte.

    As las tres Naciones Europeas venan contra Mxico con sus soldados para cobrarnos lo que no se les deba, juzgando, que se les recibira abrindoles las puertas inmediatamente que se pre-sentaran, atendidas sus enormes fuerzas en comparacin de las de Mxico, gastadas y pobres con las prolongadas revoluciones: crean que era cuestin de uno o dos meses para volver a Europa con los barcos llenos de oro y plata mejicana. Cuan equivocados estaban!51

    51 Virgilio Garza Gonzlez: Tras las huellas de un cronista desconocido. Las Memorias de Jess Gonzlez Trevio. Universidad Autnoma de Nuevo Len, Monterrey, 2012, pp. 184-185.

  • 35

    El cronista Jess Gonzlez Trevio.52

    Este trasfondo de guerra naturalmente tuvo gran impacto en la vida nacio-nal, agobiada ya por otros conflictos previos. El Gobierno mexicano escribe el cronista los recibi con cortesa pero movi a la Nacin para defender nuestro territorio, y de todas partes del pas acudieron auxilios de gente y recursos con los que se prepar a la guerra.53

    52 Foto cortesa de Virgilio Garza Zambrano.53 Jess Gonzlez Trevio: Mis Memorias, en Virgilio Garza Gonzlez, op. cit., p. 185.

  • 36

    En aquel tiempo tena el Presidente Jurez un Gabinete de hombres muy competentes y patriotas, como lo eran Don Manuel Doblado Ministro de Relaciones, Don Sebastin Lerdo de Tejada de Gobernacin, Don Jos Ma. Iglesias y otros, todos ellos hombres distinguidos, que ayudaron al Sr. Jurez, para conjurar el peligro que amenazaba al Pas. Lo primero que hicieron los alia-dos fu pedir a su desembarque en Vera Cruz, se les permitiera internarse algunas leguas de la costa para librar a sus soldados de la fiebre amarilla que por entonces amenazaba a Vera Cruz. El gobierno contest que se arreglara en una Conferencia en el Rancho de la Soledad, adonde invitaba vinieran los comisionados a tratar con el Ministro Sr. Doblado que ira con amplias facultades por parte de Mxico, suplicando, que tambin las trajeran sus comisionados.

    La Conferencia se efectu en efecto convinindose que se retiraran de la costa las tropas alia-das unas cuantas leguas hacia el interior, obligndose a volver a Vera Cruz, si no se arreglaban con el Gobierno, permaneciendo all en tanto que se estuviera tratando. Fu un gran triunfo del Ministro Doblado, porque de pronto detuvo aquella avalancha que habra podido seguir hasta la Capital con todas sus fuerzas, mientras que nuestro Gobierno contaba con muy pocas. Detenidos los aliados dieron tiempo de que llegaran los refuerzos del interior del pas, y ya sera posible salirles al encuentro, como sucedi mas tarde.

    En las conferencias estuvo el Gral. Primo Conde de Rus Gral. en Jefe del Ejercito Espaol expedicionario, as como el representante Francs y el de los Ingleses, todos cuales firmaron el Convenio con el Ministro mexicano Don Manuel Doblado, quien regres a Mxico, dando cuenta al Sr. Jurez del xito de su viaje. Naturalmente que se comunic a todo el pas, recomen-dando, que se alistaran cuantas fuerzas ms se pudieran, y se mandaran a la capital de donde se dirigiran al frente en el camino de Vera Cruz por donde venan los aliados, esperndose re-unir un numeroso Ejrcito en poco tiempo, pero sucedi lo increble; que los Franceses, faltando descaradamente a lo pactado romperan el tratado de la Soledad, y avanzaron hacia el interior en son de guerra, por su exclusiva cuenta: sus aliados, los espaoles e ingleses declararon que no estaban conformes con el proceder de los franceses, y se retiraron, embarcndose otra vez en sus naves para regresar a sus respectivos pases, protestando solemnemente contra lo dispuesto por los Jefes Franceses, instigados por el Ministro de Napolen III, un tal Salingni, que era un bribn interesado en el fraudulento negocio de Yaguer.

  • 37

    El Gral. Primo se indign mucho y al retirarse con su ejrcito espaol, les dejo muchas clari-dades a los representantes franceses por la felona con que faltaron a lo concurrido, entrando a nuestro pas por medio de un engao.54

    Lo que vino despus fue la guerra. Resulta, sin embargo, complejo resumir aos de batallas, cientos de escaramuzas y miles de pginas que han descrito el conflicto, que concluye por fin cuando en 1867 son aprehendidos los principales jefes militares del gobierno imperial, representado por Maximiliano de Habsbur-go, con lo que Jurez y su equipo de colaboradores triunfan, y con ello se restaura la repblica.

    Luego de lo anterior las naciones de Francia y Mxico entran en una fase de latencia, que se ve superada slo despus de la etapa juarista, cuando se restable-cen relaciones que a la fecha no han vuelto a lesionarse, ni lo harn, pues estn solventadas no ya sobre el dinero (que fue lo que caus nuestras mayores diferen-cias) sino sobre un discurso humano y cultural poderoso, que hay que reconocer: es herencia de Francia.

    54 Ibidem, pp. 185-186.

  • 38

    Benito Jurez Garca, presidente mexicano durante Napolen III de Francia, monarca quela invasin francesa.55 autoriz la invasin militar a Mxico.56

    55 Imagen tomada del sitio: euroixtapa.com56 Sitio: www.guntherprienmilitaria.com.mx

  • 39

    Maximiliano y Carlota, gober- Imagen de la guerra franco-mexicana de 1862-1867.57

    nantes imperiales de Mxico.58

    57 Imagen tomada del sitio: es.althistory.wikia.com58 Imagen tomada del sitio: es.althistory.wikia.com

  • la tercera intervencin Francesa en mxico: la cultural

    La Alianza Francesa de Pars

    Son dos los fundadores de la Alianza Francesa de Pars, madre de todas las Alianzas Francesas que existen en el mundo. El primero es Paul Cam-bon, abogado y embajador de Francia en Tnez al momento de crearse la Alianza, y el segundo, Pierre Foncin, gegrafo y educador, autor de varios libros de Geografa. Ambos han acordado fundar la institucin cultural y llevarla ms all de las fronteras de Francia con un par de objetivos muy claros: ensear el idioma francs y mostrar la cultura y los valores que han hecho de su patria un ejemplo para todas las naciones del orbe.

    El proyecto llama la atencin, primero, porque no surge del gobierno francs, sino de individuos particulares que se han propuesto convertirlo en una especie de asociacin civil sin fines de lucro, en donde las imposiciones de guerra, re-ligiosas o ideolgicas simplemente no caben. Convocan, para dar a conocer su propuesta, a lo mejor del intelecto francs del momento: artistas, escritores, cien-

  • 42

    tficos y educadores, adems de polticos. Y la idea capta la atencin en el acto, quedando establecida la Alianza en el verano de 1883, concretamente el 21 de julio. Pero cules son los principios o fundamentos sobre los que funcionar este organismo? El texto conmemorativo de los 130 aos de la institucin lo detalla singularmente:

    Primero: Se trata de crear una asociacin no estatal y educativa en el extranjero para

    poner en prctica una poltica de influencia cultural. Segundo: Con el establecimiento de la Alianza se busca sustituir el resultado negativo de las armas por el encanto de la cultura. Borrar una derrota militar a travs de exposiciones, conciertos y cursos de gram-tica. Tercero: Se decide confiar la influencia cultural y lingstica de Francia a los extranjeros.59

    Tales son los principios sobre los que se funda la Alianza Francesa, considera-da hoy por hoy la ms antigua organizacin no gubernamental del mundo. Pero para poder concretar la misin los fundadores excluyen de sus temas la poltica partidaria y el discurso ideolgico-religioso, demostrando con ello una actiud de vanguardia, que es un punto crucial en la diplomacia de los pueblos. Quizs en ello radique el xito que hoy tiene la Alianza Francesa en los lugares donde se establece, estilo que luego otras naciones copiarn al echar a andar tambin sus centros culturales en pases lejanos.

    A la Alianza Francesa le dan vida hombres talentosos como los fundadores, y otros cuyos nombres y apellidos hoy gozan de fama universal en las letras, las ciencias o las artes. Tal como dice Julie Cloris: contribuye a la solidez del proyec-

    59 Julie Cloris: Alliance Franais 130 aos. Fundacin Alianza Francesa y Banque Trasatlantique, Pars, 2013, p. 17.

  • 43

    to el que en ese momento Francia sea la cuna de personajes como Paul Czane, mile Zola, Claude Monet, Ernest Renan, Auguste Renoir, Paul Gauguin, Claude Debussy, Paul Verlaine, Vincent Van Gogh, Louis Pasteur y Arthur Rimbaud, entre otros, quienes estn en la cspide de su actividad intelectual; as como el hecho de que el pas est viendo hacia el futuro con nimo de no repetir errores del pasado y de vivir el presente de la mejor manera posible. Por esas circunstancias felices, o mejor dicho: afortunadas, la Alianza va extendindose por el mundo, logrando resultados generosos que la colocan como una de las ms certeras ideas en el mbito de la difusin cultural contempornea.

    El primero de los tres fundamentos, por ejemplo, se encarga de que el Esta-do no filtre ni penetre de intereses militares o polticos las misiones culturales, acuerdo en el que todos los asistentes a la primera reunin estn de acuerdo. El segundo consiste en difundir lo mejor que tiene Francia: su cultura, de la que nadie tiene una pizca de duda. Y el tercero, ms audaz que los primeros, es una especie de candado natural que asegura la no intromisin francesa en los lugares donde se instala la Alianza, al permitir que cada presidencia tenga un carcter y presidente local, eso s: empapado de la cultura y el idioma franceses.

    Esto ltimo solo es propio de la Alianza Francesa y no de otros organismos que a semejanza de ella difunden sus idiomas en sitios lejanos, con lo que se hace ho-nor al principio de la Revolucin Francesa que reza: Libertad, que en este caso consiste en confiar el legado cultural y dejar que otros lo manipulen.

  • 44

    Los protagonistas

    Abren primeramente la galera de este proyecto cultural, Paul Cambon y Pierre Foncin, como ya se dijo. Luego se sumarn otros personajes que le darn brillo y distincin no solo al organismo, sino tambin a Francia y a la historia del mundo. Jules Verne, Louis Pasteur y Ferdinand de Lesseps participarn activamente du-rante los primeros aos. El primero al abrir una Alianza en Amiens, el segundo al ser nombrado administrador general de la Alianza Francesa, y el ltimo al presidir a nivel global la institucin. Todos ellos han pasado a la historia de las letras, las ciencias y la ingeniera respectivamente, por sus geniales creaciones, poniendo muy en alto no solo el nombre de la Alianza Francesa, sino tambin el de su patria. Resumimos aqu brevemente su pasos.

    Paul cambon

    Paul Cambon naci en Pars el 20 de enero de 1843. Trabaj durante su juventud en el despacho del Primer Ministro, Ju-les Ferry,60 como secretario, donde tras acumular experiencia pas a dedicarse a la labor diplomtica.

    Fue embajador de Francia en Tnez, Madrid, Constan-tinopla y Londres, sucesivamente. En esta ltima sede tuvo

    a su cargo la embajada desde 1898 hasta 1920, ao en que se retir del servicio diplomtico. A l se deben algunas acciones importantes para la paz durante la

    60 Jules Ferry fue ministro de Instruccin Pblica entre 1879 y 1882 y presidente del Consejo de Ministros de Francia entre 1880 y 1885. Se distingue, entre otras cosas, por haber establecido un sistema de ense-anza pblica laica, obligatoria y gratuita.

  • 45

    Primera Guerra Mundial. Fue miembro de la Academia de Ciencias. Se le condecor con la Legin de

    Honor, que es la mxima distincin otorgada por el gobierno francs a quienes sirven a su patria. Muri en Pars el 29 de mayo de 1924.

    Pierre Foncin

    A Pierre Foncin se le recuerda como gografo y educador. Na-ci en Limoges el 2 de mayo de 1941. Ya en su etapa estu-diantil dio muestras de ser un gran orador: gan el premio de discurso francs en el Liceo Louis-le-Grand. Habindose doctorado en Letras ocup el cargo de profesor en la Univer-

    sidad de Burdeos. En 1879 fue nombrado Director de Educacin en la ciudad de Douai, y en 1882 Inspector General de Educacin Secundaria.

    Ocup la presidencia de la Alianza Francesa desde 1883 hasta 1914. Entre sus obras destacan: Ensayo sobre el Ministerio de Turgot (1877), El segundo ao de Geogra-fa (1888), Lecciones que enfrenta el tercer ao de Geografa (1900) y Los Moros y Esterel (1910). Falleci en Pars el 16 de diciembre de 1916.

  • 46

    Jules verne

    Jules Verne naci en Nantes el 8 de febrero de 1828. Es-tudioso de toda clase de disciplinas, desde muy joven se convirti en escritor. Gracias a la amistad que lo uni con el editor Jules Hetzel logr publicar casi toda su obra, caracterizada por viajes y aventuras futuristas donde los personajes son buenos y estn llenos de esperanza. Debi-

    do a eso y a las visiones de inventos que coronan sus relatos hoy se le considera el padre de la novela de anticipacin, si bien Verne experiment tambin con los gneros lrico y dramtico, pero con menos xito.

    De su vasta produccin pueden nombrarse algunos libros como Viaje al centro de la Tierra, Veinte mil leguas de viaje submarino, De la Tierra a la Luna y La vuelta al mun-do en ochenta das, que hoy son verdaderos clsicos y han sido llevados al cine y a la televisin, y no se diga: al cmic.

    En su etapa madura el escritor vivi en Amiens, donde se dedic a la poltica y a la administracin pblica, haciendo mejoras en la ciudad, entre las que se cuenta el establecimiento de una Alianza Francesa. Por sus aportes a la educacin y la ciencia fue condecorado con la Legin de Honor. Muri en esa poblacin el 24 de marzo de 1905, a la edad de 77 aos.

  • 47

    louis Pasteur

    Este ilustre cientfico naci en Dle (regin de Jura) el 27 de diciembre de 1822. Aunque su formacin origi-nal es la de qumico, sus descubrimientos tuvieron gran impacto en la biologa y la medicina actuales, a partir de lo cual se le considera el padre de la microbiologa moderna.

    Son varios los aportes que a lo largo de su vida realiz Pasteur, entre los que se cuentan vacunas, esterilizacin, uso de antibiticos y una teora sobre el origen de las enfermedades infecciosas, que en su tiempo constituyeron una verdadera revolucin para las ciencias naturales.

    El rigor con que aplic sus mtodos de descubrimiento puede considerarse como el origen de la medicina cientfica. Sin ser mdico, pero apelando a la apro-bacin de sus colegas, aplic con xito por vez primera la vacuna contra la rabia, por lo que se le considera tambin un hroe de la humanidad.

    Debido a la evidencia que mostr ante la comunidad cientfica y por haber desterrado algunas plagas que asolaban Francia se le condecor con la Legin de Honor. Muri en Marnes-la-Coquette el 28 de septiembre de 1895.

  • 48

    Ferdinand de lessePs

    Ferdinand de Lessepes naci en Versalles el 19 de no-viembre de 1805. Fue un diplomtico que llev a cabo la contruccin de dos monumentales obras martimas por las que se le recuerda: el Canal de Suez, en Egipto, que une el Mar Rojo con el Mediterrneo; y el Canal de Panam, que atraviesa este pas de Centroamrica y une

    el Ocano Atlntico con el Ocano Pacfico.La idea de unir estos puntos geofrficos por medio de un canal no era nueva

    en el siglo XIX, sino que ya exista desde un siglo atrs, pero merced a los con-tactos polticos con los que Lesseps contaba, tanto dentro como fuera de Francia, se hizo posible su realizacin.

    Por el primer canal es considerado un hroe en Francia y recibi la Legin de Honor. Por el segundo, sin embargo, que cost una exagerada suma de dinero e hizo quebrar la compaa, fue llevado a jucio, situacin que aprovecharon bien los norteamericanos para concluir y apoderarse del canal. De cualquier modo fue sepultado con honores. Muri en Indre el 7 de diciembre de 1894.

  • 49

    El contexto histrico en el que nace la Alianza Francesa

    Pero cul era la situacin histrica de Francia en el momento en el que surge la Alianza Francesa? Se ha dicho, por una parte, que el orgullo francs estaba herido por la derrota militar con Alemania en la confrontacin de 1870, y que de algn modo se buscaba canalizar la culpa, la frustracin y el resentimiento. Y qu mejor que hacerlo lo decidieron algunos hombres ilustres por medio de un rostro ms amable que el de las armas: a travs de la seduccin que suponen la cultura y la civilizacin.

    Lo anterior en mucho justifica la razn del surgimiento y expansin de la Alianza Francesa por el mundo, lo que difcilmente las armas hubiesen consegui-do. Se viva un momento en el que las miras y las preocupaciones estaban puestas en el futuro. Esto, polticamente hablando. Aunque por otro lado haba una natu-ral tendencia al relajamiento, al olvido de los problemas y a la despreocupacin, y as lo manifestaban las artes. Era la Bella poca. El progreso en las ciencias, en la tecnologa y en el arte comenzaban a insuflar esperanzas.

    El podero econmico de Francia, Alemania y Gran Bretaa marcaba el rum-bo de Europa en muchos rdenes, pero ser la moda y las corrientes literarias francesas las que dicten los parangones a seguir. La expansin de ese estilo por el mundo ocurre por una suerte de exploracin y viajes, a travs del telgrafo, los barcos de vapor y el ferrocarril.

    La Exposicin Universal de Pars de 1889 da a conocer al mundo lo mejor de la poca, centrado en su capital cultural: 61 mil 722 empresas, venidas de todas partes, exhiben lo que se ha conseguido y lo que se puede hacer en beneficio de la humanidad. Y todas bajo el cobijo simblico de la Torre Eiffel, que fue inaugu-rada con este propsito.

  • 50

    Es en esta exposicin histrica mundial donde la Alianza Francesa es distin-guida con el Gran Premio, as como con tres medallas de oro, por dar apoyo pe-daggico y financiero a todas las escuelas que ha creado. Para reunir los fondos, segn Julie Cloris, la llama se mantiene gracias a conferencias, bailes, fiestas, loteras, ventas de caridad, banquetes, e incluso yendo a tocar de puerta en puer-ta para recabar dinero61 Al ver tal actividad el mismo Ministerio de Educacin decide apoyarla. Y en los aos siguientes, antes de que termine la Bella poca, el proyecto sigue creciendo y expandiendo sus cursos y actividad por el mundo.

    Para algunos historiadores la Bella poca comienza en 1870 y termina en el ao 1914, cuando la paz entre estas potencias europeas se rompe con la Primera Guerra Mundial.

    La Torre Eiffel fue el smbolo de la pujanza cientfica y tecnolgica de una poca.62

    61 Julie Cloris: Alliance Franais 130 aos. Fundacin Alianza Francesa y Banque Trasatlantique, Pars, 2013, p. 20.

    62 Foto de: likemag.com

  • Domo central de la Exposicin Universal de Pars en 1889.

  • 52

    La Bella poca se vivi tambin en cafs, salones de baile y teatros. Bau Moulin Rouge, pintura de Henri de Toulouse-Lautrec (1890).

  • 53

    Franceses ilustres de la poca

    La Alianza Francesa no es un hecho aislado, como ya se ha visto. Surge en el contexto de nuevo renacimiento del hombre. Estos son algunos personajes que pueblan la escena cultural francesa al momento en que se crea la Alianza.

    Arthur Rimbaud, poeta. Auguste Renoir, pintor. Auguste Rodin, escultor.

  • 54

    Claude Debussy, msico. Claude Monet, pintor. Emile Zola, escritor.

    Ernest Renan, escritor. Henri de Toulouse Paul Czane, pintor. Lautrec, pintor.

  • 55

    Paul Gauguin, pintor. Paul Verlaine, poeta. Stphane Mallarm, poeta.

    El siglo XX

    Durante la Primera Guerra Mundial la actividad de la Alianza se reduce al mni-mo, pero no decae. Mucho menos desaparece. Poco antes estallar el conflicto, en julio de 1913, la institucin adquiere la sede que hasta hoy conserva en el nmero 101 del Boulevard Raspail.

    Posteriormente viene el parntesis de la actividad blica, en el que Francia par-ticipa activamente. Tan es as, que el secretario general de la Alianza, el historia-dor Albert Malet, se enrola en el ejrcito y muere en el frente de batalla en 1915. Al trmino del conflicto las Alianzas Francesas se expanden y otros prohombres se involucran en la misin educativa y cultural.

  • 56

    Es de llamar la atencin que durante el siglo XX tres presidentes de la Alianza Francesa llegan a ser presidentes de Francia. Ellos son Raymond Poincar, Paul Deschanel y Paul Doumer, sucesivamente, de quienes enseguida hacemos un bre-ve recuento.

    raymond Poincar

    Naci el 20 de enero de 1860 en Meuse. Fue minis-tro de Educacin, Bellas Artes y Religin durante el mandato de Charles Dupuy (de abril a noviembre de 1893) y Ministro de Instruccin Pblica durante el gobierno de Alexandre Ribot. En 1902 fund el partido Alianza Democrtica, de centro derecha. En 1906 se convirti en Ministro de Finanzas.

    Fue presidente de Francia durante la Primera Guerra Mundial (de febrero de 1913 a febrero de

    1920). Abog por los intereses coloniales de Francia. Public varios libros con en-sayos literarios y polticos. Fue dos veces presidente de la Alianza Francesa. Muri en Pars el 15 de octubre de 1934.

  • 57

    Paul deschanel

    Naci el 13 de febrero de 1855 en Bruselas. De for-macin abogado, es el dcimo presidente de la Ter-cera Repblica Francesa, cargo en el que sucedi a Raymond Poincar. De 1896 a 1901 fue presidente del Congreso de los Diputados. En 1905 apoy la Ley de separacin de la iglesia y del Estado. Fue elegido Presi-dente el 17 de enero de 1920, puesto al que renunci el 21 de septiembre de ese mismo ao debido a pro-blemas de salud. Deschanel fue tambin un hombre de letras. Public, entre otros libros, los siguientes: La descentralizacin (1895), La cuestin social (1898) y

    Oradores y hombres de Estado (1899). Muri el Pars el 28 de abril de 1922.

    Paul doumer

    Naci en Cantal el 22 de marzo de 1857. Obtuvo la licenciatura en Matemticas en 1877 y la de Derecho en 1878. En 1888 fue diputado por el Partido Radi-cal Socialista. Se convirti en Ministro de Finanzas durante la presidencia de Flix Faure (1895-1896).

    Entre 1897 y 1902 fue designado gobernador ge-neral de la Indochina Francesa. Durante su estancia en esa regin electrific la ciudad de Hanoi, siendo sta la primera ciudad asitica en contar con ese ser-

  • 58

    vicio. A su regreso a Francia fue nuevamente diputado y Ministro de Finanzas. En 1927 fue elegido presidente del Senado y en 1931 conquist la Presidencia

    de la Repblica, cargo que desempe del 13 de junio de ese ao hasta el 7 de mayo de 1932, cuando fue vctima de un atentado en Pars, a raz del cual falleci.

    La Alianza Francesa durante la Segunda Guerra Mundial

    El siguiente gran periodo de oscuridad para la Alianza Francesa se da durante el conflico mundial de los aos 1939 a 1945, cuando por razones de supervivencia tiene que emigrar su sede de Pars a Londres, a donde se trasladan sus miembros. Antes todos sus archivos haban sido confiscados por el ejrcito alemn. Es en esta fase cuando el General Charles de Gaulle, lder moral y poltico de la Resistencia, hace de ella un objeto de reconocimiento por todos los servicios prestados a la difusin de la cultura y el pensamiento francs en el mundo.

    Es a partir de l y de su proteccin, que en lo sucesivo y hasta el da de hoy cada presidente francs es tambin el presidente honorario de la Alianza France-sa. A Marc Blancpain le tocar llevar a cabo el papel de la reconstruccin luego de 1944, ao en que toma la batua ejecutiva de la institucin, hasta 1978, periodo en el que se redefinen los programas de la Alianza pero sin variar sus polticas primordiales, que son la enseanza del idioma y la cultura de Francia.

    Actualmente la institucin cuenta con 836 sedes en 136 pases de los cinco continentes, 12 mil empleados de los cuales 8 mil son profesores y tiene una afluencia de cientos de miles de estudiantes.63 De no haber otro periodo oscuro (y tal parece que no lo habr, al menos en el corto plazo) la llama del pensamiento francs seguir brillando y expandindose por el mundo.

    63 Ms de medio milln segn el censo de 2014.

  • 59

    El General Charles de Gaulle, dio proteccin eterna a la Alianza Fran-cesa.

    El novelista Marc Blancpain (1909-2001) es considerado un reconstructor de la Alianza Francesa. Luego de la Se-gunda Guerra Mundial dedic medio siglo de su vida al seguimiento de los programas y la actividad cultural de la institucin.

    El novelista Marc Blancpain (1909-2001) es considerado un reconstructor de la Alianza Francesa. Luego de la Se-gunda Guerra Mundial dedic medio siglo de su vida al seguimiento de los programas y la actividad cultural de la institucin.

  • 60

    La Alianza Francesa de Pars, en el Boulevard Raspail.

    clasiFicacin de las alianzas Francesas

    Segn una clasificacin histrico-geogrfica-literaria, las Alianzas Francesas son: pioneras, almirantas, mticas, dionisiacas, encaramadas, paseantes, insulares y extremas. A todas ellas habr que sumar los denominados brotes, que ensegui-da explicaremos.

  • 61

    Las Alianzas pioneras

    Son los primeros establecimientos que surgen luego de la Alianza Francesa de Pars, entre los que destacan los de Mxico, Isla Mauricio y Madrid, que datan todos de 1884, solo un ao despus de haberse fundado la Alianza. Se sabe que al comienzo estuvieron conformados por pequeos grupos de personas que estu-diaban francs y que con el paso del tiempo rentaron o adquirieron edificios en donde se daban cursos y haba crculos de lectura. Las tres sedes hoy por fortuna permanecen y han generado la extensin de otras ms recientes.

    Durante el siglo XIX tambin surgen las sedes de Ro de Janeiro (1885), Pon-dicherry (1889), Marsella (1889), Zurich (1889), La Haya (1890), Melbourne (1890), Sidney (1895), Denver (1897) y Chicago (1898). Mientras que a principios del siglo XX se fundan las de Halifax (1903), Filadelfia (1903), Kosice (1905), Ku-masi (1905), Lucerna (1905), Winnipeg (1905), Santa Marta (1905), Saint-Louis (1906), Dunedin (1906), Santander (1908), Louisville (1910), Atlanta (1912) y Bangkok (1912). Todas ellas, por ser las ms antiguas Alianzas se consideran las pioneras.

    Las Alianzas almirantas

    Son llamadas as sobre todo porque su arquitectua semeja un buque insignia, aunque segn Cloris todo en ellas es majestuoso: sus locales, su poblacin de miles de alumnos en constante aumento, su auge cultural y su prestigio local. Se mencionan en esta clasificacin las sedes de Shangai (1886), Lima (1890), Bue-nos Aires (1893), Toronto (1905), Tianjin (1909), Pekn (1914), So Paulo (1934), Bogot (1944), Monterrey (1945), La Habana (1951), Hong Kong (1953), Macao

  • 62

    (1953), Nueva York (1971) y Cantn (1989), algunas de las cuales han reestrena-do edificios ms recientemente.

    Junto a las anteriores se consideran tambin almirantas las Alianzas de Nue-va Delhi, Tananarive, Bruselas, Singapur y Pars.

    Las Alianzas mticas

    Estas sedes se llaman as porque los lugares donde se establecieron han aparecido en multitud de libros, pelculas, reportajes o historias, y por lo mismo estn in-mersas en la imaginacin de las personas. Entre ellas se encuentran las Alianzas de Venecia, Beln, Nijni-Novgorod, Antsiranana, Madrs, Xian, Lahore, Calcuta, Montevideo, Cartagena de Indias, Panam, San Jos, San Salvador, Teguicigalpa, San Pedro Sula, Guatemala, Cuernavaca, Arequipa, Salvador de Baha y Lisboa.

    Las Alianzas dionisiacas

    Dionisio es el dios romano del vino. Estas Alianzas son llamadas as porque estn establecidas en la ruta donde se cultiva, produce, cata, envasa y exporta el vino. Una clasificacin por dems elocuente. Son ellas las sedes de: Estrasburgo, Bur-deos, Oporto, Mlaga, Bfalo, Santa Rosa, Salta, Mendoza, Concepcin, Valpa-raso, Wellington, Canberra, Perth, El Cabo y Chisinau.

    Las Alianzas encaramadas

    Estas Alianzas se denominan as por la altitud en la que se hallan, en lugares roco-sos o escarpados que van de los 1500 a los 3600 metros sobre el nivel del mar. Por lo mismo, su mayor reto es atraer estudiantes. Son ellas las sedes de La Paz, Santa

  • 63

    Cruz de la Sierra, Cochabamba, Sucre, Quito, Guayaquil, Cuenca, Loja, Portovie-jo, Quetzaltenango, Cusco, Ads Abeba, Dire Dawa, Ladakh, Nairobi y Medelln.

    Las Alianzas paseantes

    Debido a que son itinerantes o han cambiado de sede en mltiples ocasiones, es-tas Alianzas han sido bautizadas como paseantes. Se trata de las establecidas en Katmand, La Antigua, Essaouira, Bari, Bitola, Plovdiv, Ziguinchor, Jos, Kadu-na, Chiang Mai, Kuala Lumpur, Denpasar, Wad Medani, Maintirano y Tamatave.

    Las Alianzas insulares

    Simplemente porque estn en islas, grandes o pequeas, estas Alianzas son llama-das as. Se trata de las sedes ubicadas en: Port Vila, Suva, Tonga, Rapa Nui, Kotte, Kandy, Mal, Victoria, Santo Domingo, Jacmel, Cabo Haitiano, Santiago de Cuba, Puerto Rico, Kingston, San Cristbal y Nieves, Santa Luca, Dominica, Roseau, Granada, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Barbados, Penang, Manila, Taiwn, Nagoya, Sapporo, Sendai, Tokushima, Mutsamudu, Fomboni, Moroni, Malta, Mindelo, Jersey, Newcastle, Manchester, Glasgow y Cambridge.

    Las Alianzas extremas

    Estas sedes son denominadas as por estar en lugares que geogrficamente po-dran considerarse como el fin del mundo: bien al norte, bien al sur o en medio de la nada. Otra clasificacin elocuente. Ellas son: Reikiavik, Ushuaia, Vladivos-tok, Irkutsk, Novosibirsk, Uln Bator, Foz de Iguaz, Manaos, Atar, Nuakchot, Nuadib, Kadi, Kiffa, Rarotonga, Halifax, Auckland y Hobart.

  • 64

    Los brotes

    Son Alianzas novsismas. Se les llama as porque tienen menos de una dcada de haber nacido. Se ubican en diversos lugares, a lo largo y ancho del planeta. Son otra prueba ms de que el idioma francs va en crecimiento y se expande da con da. Ellas son las ubicadas en: Chengdu, Dalian, Tianjin, Chongqing, Samara, Togliatti, Rostov, Perm, Rybinsk, Saratov, Wroclaw, Szczecin, Lublin, Katowice, Prstina, Tirana, Korka, Elbasan, Shkoder, Lepolis, Donetsk, Astan, Almaty, Incheon, Pusan, Taejon, Kwangju, Chonj, Sel, Ryad, Djeddah, Adana, Turn, Gnova, Mopti, Barinas, Puerto Cruz, Ccuta y Cayena.

    Legado cultural parisino

    De la Alianza Francesa escribi su ex-presidente, Jean-Pierre de Launoit:

    El 21 de julio de 1883 algunas personalidades valientes y con una visin de futuro se reunieron para crear la Alliance Franaise. Este proyecto trataba de dar un nuevo impulso a la cultura y al idioma francs con el fin de ser portadores de esperanza y de modernidad. Esa noche Paul Cambon, Pierre Foncin y sus amigos empezaron un largo combate por el reconocimiento del otro, la tolerancia y la paz. Desde entonces la gran familia de la Alliance Franaise ha llevado a todos los rincones del mundo su pasin y su compromiso al servicio de la cultura francesa, de sus valores e ideales. Desde hace 130 aos, por todo el mundo, las Alliances hacen latir el corazn de todos aquellos que gustan del francs y las culturas francfonas, dialogando con el idioma y los valores de cada pas anfitrin. Esos lugares de aprendizaje, de intercambio y de amistad aparecen a menudo como un oasis de paz y de libertad en un desierto demasiado extenso de in-tolerancia, violencia y de dinero.64

    64 Julie Cloris: Alliance Franais 130 aos. Edicin de la Fundacin Alianza Francesa y Banque Trasatlanti-que, Pars, 2013, s/p.

  • 65

    Por tradicin, el presidente francs es tambin presidente honorario de la Alianza Francesa. El actual, Franois Hollande, expres para el 130 aniversario de la misma:

    Es un gran regocijo que acepto la presidencia de honor de la Alliance Franaise, en honor a la tradicin republicana establecida por el General De Gaulle en Londres en 1941. En ese periodo turbulento de nuestra historia, l supo defender con xito otro aspecto de la resistencia, el pen-samiento francs, del cual la Alliance ha sido una de las mejores embajadoras durante ms de 130 aos. La Alliance Francesa es una buena idea llevada a cabo desde 1883 por Jules Ferry, Louis Pasteur, Jules Verne e incluso Ernest Renan: fundar por todos los rincones del mundo, escuelas para ensear el idioma francs y, a travs de l nuestra cultura y nuestros valores. Y desde hace 130 aos esta idea no ha envejecido, ha evolucionado, se ha enriquecido y permanece hoy ms viva que nunca. El idioma francs es nuestra patria comn, deca Albert Camus. Pertenece a todos los que lo hablan, lo escriben, que lo viven. Hablar en francs es tambin una forma de concebir el mundo. Es el idioma de la Declaracin de Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 y de los Derechos Universales de 1948. Los hombres y mujeres que ensean todos los das en los 136 pases donde la Alliance est implantada, son los actores de la libertad, de la igualdad y de la fraternidad entre los pueblos.65

    En el ao 2005 la Alianza Francesa recibi, de parte del gobierno espaol, el Premio Prncipe de Asturias en la categora de Comunicacin y Humanidades. Tan solo en Hispanoamrica la institucin cuenta actualmente con 247 centros distribuidos en 33 pases.

    65 Franois Hollande, Presidente de la Repblica Francesa, citado por Julie Cloris. Ibidem.

  • 66

    El libro conmemorativo de los 130 aos de la Alianza Francesa fue escrito por Julie Cloris y contiene un prlogo histrico de Jean-Claude Jacq. Se public en Pars en el ao 2013. Es una edicin de la Fondation Alliance Franaise con el patrocinio del Banque Transatlantique.

  • 67

    La conversin de la Alianza Francesa de Pars en una Fundacin

    A partir del ao 2007 la Alianza Francesa de Pars se convirti en la Fundacin Alianza Francesa, cuya misin es desarrollar en todo el mundo la enseanza y el uso de la lengua francesa, contribuir a acrecentar la influencia intelectual y moral de Francia y el inters por las culturas francfonas, favorecer los intercambios entre culturas y contribuir, en general, al desarrollo de la diversidad cultural. Para alcanzar esos objetivos la Fundacin brinda su apoyo a las Alianzas Francesas existentes y futuras.

    La Fundacin absorbe as la responsabilidad que era propia de la Direccin de Relaciones Internaciones de la Alianza de Pars. A Jean-Pierre de Launoit, su titular, le toc ser el ltimo presidente de la Alianza Francesa de Pars y a la vez estrenar el nuevo puesto de primer presidente de la Fundacin, cargo que desem-pe hasta el ao 2014. El listado histrico de presidentes del organismo queda entonces como sigue.

    Presidentes de la Alianza Francesa de Pars

    1. Charles Tissot, de 1883 a 18872. Ferdinand de Lesseps, de 1887 a 18883. Victor Duruy, de 1889 a 18914. Comte Colonna-Ceccaldi, de 1891 a 18925. Gnral Parmentier, de 1892 a 18996. Pierre Foncin, de 1899 a 19147. Jules Gautier, de 1914 a 19198. Paul Deschanel, de 1919 a 1920

  • 68

    9. Raymond Poincar, de 1920 a 192510. Paul Doumer, de 1925 a 193011. Raymond Poincar, de 1930 a 193412. Joseph Bdier, de 1934 a 193713. Georges Duhamel, de 1937 a 194914. mile Henriot, de 1949 a 196115. Wilfrid Baumgartner, de 1961 a 197816. Marc Blancpain, de 1978 a 199317. Jacques Viot, de 1994 a 200418. Jean-Pierre de Launoit, de 2004 a 2007

    Presidentes de la Fundacin Alianza Francesa

    1. Jean-Pierre de Launoit, de 2007 a 20142. Jrme Clment, de 2014 a la fecha

  • 69

    El actual presidente de la Fundacin Alianza Francesa

    Desde el mes de junio de 2014 la prin-cipal figura ejecutiva de la Alianza Francesa a nivel mundial es el escritor Jrme Clment, quien tras una larga carrera en el medio cultural europeo fue elegido presidente de este organis-mo, sustituyendo al abogado y econo-mista belga Jean-Pierre de Launoit.

    Clment naci en mayo de 1945 y ha ocupado, entre muchos otros puestos, el de director del Centro Nacional de Cinematografa, asesor del Primer Mi-nistro Pierre Mauroy, consejero cultural y cientfico de la Embajada de Francia en Egipto y presidente del canal televisivo ARTE, de capital franco-alemn. A la par de su nueva responsabilidad, Jrme Clment tambin preside la Junta del Chtelet Thtre desde 2010 y es el actual presidente de la Casa de Subastas PIASA.

  • la alianza Francesa de mxico

    La Alianza Francesa de Mxico es una de las ms antiguas del mundo y as lo consigna la Historia. Surgi en 1884, slo un ao despus de creada la sede de Pars, y desde entonces ha estado en constante crecimiento, ha-biendo dado lugar a ms de treinta sedes a lo largo del territorio nacional.Es durante el gobierno del general Porfirio Daz cuando, por sugerencia de

    varios intelectuales, esta misin cultural se establece en tierras mexicanas, pro-piciando con ello la reconciliacin entre mexicanos y franceses luego de la guerra librada pocos aos atrs. Para entonces la animadversin era cosa del pasado (aun-que de un pasado muy reciente) y la potencia europea los seduca ms que con su idioma con su esttica, su moda, su literatura y sus descubrimientos cientficos.

    Una relativa estabilidad en Mxico da pie para nuevos proyectos entre las dos na-ciones. Y es entonces cuando la Alianza Francesa viene para educar sobre todo a las lites del poder, del arte y la cultura, que son las que dictan el rumbo de la patria. Es as como el vnculo da pie para la aculturacin: el presidente Daz viste a la moda pa-risina a todo su gabinete. Se ejecutan los bailes de saln muy a la francesa, los artistas mexicanos viajan a Pars y se pone de moda el francs como idioma culto.

    Un asesor de padres franceses, aunque nacido en Mxico, ser el mago de las finanzas de Don Porfirio: se llama Jos Ives Limantour, quien con sus consejos

  • 72

    econmicos acarrea una nueva prosperidad al pas. Se otorgan concesiones a empresas extranjeras y se abren carreteras, nuevas redes y rutas ferroviarias, ma-rtimas y telegrficas. Mxico se conecta con el mundo. Todo bajo la supervisin del modelo francs.

    Pero como la historia est llena de altibajos, la Alianza Francesa padece tam-bin los contrastes que luego ocurrirn. Tal como le ocurre en Europa, tambin en Mxico se ve amenazada por las guerras, las crisis y la desestabilizacin pol-tica. Una guerra civil marca al pas en 1910 y Daz se ve forzado a renunciar y a asilarse en Francia, la repblica que admira. Para entonces llevaba ya ms de tres dcadas en el poder.

    Pero como la misin de la Alianza no depende de vaivenes polticos, exitosa-mente los trasciende. Tambin la Segunda Guerra Mundial impacta a Mxico y de paso a la Alianza Francesa, que en este periodo, como se ha dicho, tiene una actividad ms discreta, sobre todo en Europa.

    Luego de la conflagracin se crea la red llamada Federacin de Alianzas Fran-cesas de Mxico, que ser presidida a mediados del siglo XX por el reconocido escritor Alfonso Reyes, quien anteriormente haba sido embajador en Francia. Hasta entonces la Alianza de la Ciudad de Mxico solo tena una sede, pero ya se haban establecido otras en el interior del pas. De ah que fuese necesario coordinarlas por medio de esta red. Desde entonces la Alianza, configurada al principio como asociacin civil, ha estado en permanente crecimiento, contando en la actualidad con 33 sucursales, 13 centros asociados, y una afluencia estimada en 32 mil estudiantes por ao.66

    En el Distrito Federal los establecimientos son tres: Del Valle, San ngel y Po-lanco, siendo este ltimo la sede principal. En el resto del pas la Alianza Francesa

    66 Dato segn su pgina web.

  • 73

    tiene presencia en Aguascalientes, Chihuahua, Ciudad Jurez, Ciudad Victoria, Cuernavaca, Durango, Guadalajara, Guanajuato, Mrida, Monterrey, Morelia, Oaxaca, Puebla, Quertaro, Saltillo, San Luis Potos, Tampico, Tapachula, To-luca, Torren, Veracruz, Villa Hermosa, Xalapa, Zacatecas y San Cristbal de las Casas. Los centros asociados son: Los Mochis, La Paz, Acapulco, Cuautla, Ira-puato, Len, Mexicali, Pachuca, Texcoco, Coacalco, Tijuana, Tlaxcala y Tuxtla Gutirrez.

    Todas estas sedes se rigen por la Federacin de Alianzas Francesas y Franco Mexicanas de Mxico, ubicada en la capital del pas, cuya pgina reza:

    Fuera de cualquier preocupacin poltica o religiosa, la Alianza Francesa es el nico centro cultural franco-mexicano que promueve, mantiene y desarrollla la prctica y el gusto por la cultura entre ambos pases mediante un dinmico programa de acti-vidades como: cine, teatro, conciertos, exposiciones, conferencias y festivales. Con sucursales en toda la Repblica, es tambin el centro de excelencia para la enseanza del francs que propone certificaciones reconocidas en todo el mundo.

    Si bien hoy existen universidades e institutos de educacin superior en Mxico que imparten el idioma francs, en cuanto a la oferta educativa, la Alianza Fran-cesa sigue siendo la institucin ms importante para el encuentro con la cultura francesa gracias a la promocin intercultural. Su Misin es:

    Facilitar la movilizacin de los estudiantes mexicanos que desean efectuar es-tudios en Francia al ofrecerles una gama completa de servicios.

    Orientar a los estudiantes informndolos de manera muy completa sobre las distintas formaciones que ofrece el sistema educativo francs, las instituciones y las posibles opciones laborales.

  • 74

    Ofrecer un dilogo personalizado que permita responder a todas las preguntas y dudas, que aconseje y oriente al estudiante para que elija la formacin que mejor se adapte a su perfil y pueda as definir y concretar su proyecto acad-mico.

    Validar la parte acadmica de las candidaturas.

    Por su parte, la Visin que como empresa cultural se ha trazado, busca seguir contribuyendo como hasta ahora en el conocimiento y la difusin de la lengua francesa as como la cultura francesa y de los pases francfonos para fomentar la cooperacin, la amistad y el intercambio cultural. En cuanto a los objetivos primordiales, la Alianza tiene tres, que ya forman parte de su historia:

    Proponer cursos de francs, en Francia y en el mundo, al pblico en general. Difundir la cultura francesa y las culturas francfonas, en todas las dimensio- nes. Favorecer la diversidad cultural y valorar todas las culturas.

    Actualmente la Federacin de Alianzas Francesas y Franco Mexicanas de Mxi-co A.C., que engloba todas las sedes del pas, tiene su domicilio en Scrates 156, Col. Los Morales Polanco, C.P. 11510 en la Ciudad de Mxico.

  • 75

    General Porfirio Daz. Durante su mandato Jos Yves Limantour. Mexicano de origense estableci la Alianza Francesa en Mxico. francs. Principal asesor en materia econmica del gobierno de Porfirio Daz.

  • 76

    Moda parisina durante el porfiriato.

    Cartel publicitario de la poca.

  • 77

    Construccin del Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de M-xico, inspirado en la arquitectura francesa.

    El escritor Alfonso Reyes presidi la Federacin de Alianzas Francesas y Franco Mexicanas a mediados del siglo XX.

  • La Alianza Francesa de Polanco, principal sede en la Repblica.

  • la alianza Francesa de monterrey

    Los orgenes de la Alianza Francesa de Monterrey

    A unque la Alianza Francesa de Monterrey nace el 3 de septiembre de 1945,67 su registro legal ante la autoridad no ocurre sino hasta el 19 de enero de 1959, fecha en que se elabora el acta constitutiva de la sociedad. Corresponde al notario pblico Agustn Basave Fernndez del Valle llevar a cabo el procedimiento de registro:

    EN LA CIUDAD DE MONTERREY, Capital de Estado de Nuevo Len, a los diecinueve das del mes de enero de mil novecientos cincuenta y nueve, ante m, Licenciado AGUSTN BASAVE FERNNDEZ DEL VALLE, Notario Pblico en ejercicio y testigos instrumentales que se expresarn, comparecieron los seores: JOEL ROCHA, mexicano por nacimiento, mayor de edad, casado, industrial y con domicilio en Avenida San Pedro 203 sur en la Colonia del Valle, en Garza Garca, Nuevo Len; Licenciado don VIRGILIO GARZA, mexicano por na-cimiento, mayor de edad, casado, profesionista y con domicilio en Hidalgo poniente 2303; don SALVADOR MARTNEZ CAIRO, mexicano por nacimiento, mayor de edad, Funcionario de Empresa, y con domicilio en Fray Luis de Len 241, Colonia Anhuac, en San Nicols de los

    67 Segn datos proporcionados por Madeleine Brachet, actual presidenta de la Federacin de Alianzas Francesas y Franco Mexicanas de Mxico.

  • 80

    Garza Nuevo Len; y don PEDRO LAMBRETN, mexicano por nacimiento, mayor de edad, Funcionario de Empresa y con domicilio en Cerro de las Mitras 207, Colonia Obispado, en esta ciudad; todos al corriente en el pago del Impuesto sobre la Renta, a quienes yo, el Notario, doy fe de conocerlos personalmente y considero con capacidad legal para contratar y obligarse sin que me conste nada en contrario. Los seores comparecientes manifiestan, que por medio de este instrumento, de acuerdo con los artculos 25 veinticinco, fraccin VI sexta, 2563 dos mil quinientos sesenta y tres y 2564 dos mil quinientos sesenta y cuatro del Cdigo Civil vigente en el Estado de Nuevo Len, ocurren a otorgar la escritura de una ASOCIACIN CIVIL, de acuerdo con los siguientes estatutos68

    Como se aprecia al comienzo del documento: son cuatro las personas que acu-den ante el notario con el objeto de registrar el organismo como asociacin civil: Joel Rocha, Virgilio Garza, Salvador Martnez Cairo y Pedro Lambretn, por lo que bien puede considerrseles a ellos como los verdaderos fundadores de la Alianza Francesa de Monterrey, al menos sobre papel, porque como quedar demostrado ms adelante: otras personas se sumarn para conformar el primer Comit Directivo de la institucin.

    Enseguida el texto del acta detalla los principios sobre los que operar la so-ciedad, que entonces lleva por ttulo Alianza Franco-Mexicana de Monterrey.

    --ESTATUTOS DE LA ALIANZA FRANCO-MEXICANA DE MONTERREY--ASOCIACIN DE FINES NO LUCRATIVOS PARA EL ACERCAMIENTO CULTURAL FRANCO-MEXICANO AFILIADA A LA FEDERACIN DE ALIANZAS FRANCESAS DE MXICO Y AL GRUPO CENTRAL DE PARS.

    68 Lic. Agustn Basave Fernndez del Valle: ACTA NMERO OCHO, fechada el 20 de enero de 1959. Notara con domicilio en Padre Mier 480 (Edificio Banco de Comercio de la Ciudad de Monterrey, S.A.), Despacho 306, tel. 2-49-67.

  • 81

    ARTCULO I.- La denominacin de la Sociedad cuyo funcionamiento se inici en mil nove-cientos cuarenta y cinco, ser ALIANZA FRANCO-MEXICANA DE MONTERREY A.C.

    ARTCULO II.- La Sociedad tendr por objeto: a) Buscar el acercamiento e intercambio cultu-ral entre Francia y Mxico, reuniendo en una institucin educativa a los franceses y a los amigos de Francia para conservar en unos y desarrollar en los otros el culto de la lengua y del pensa-miento francs, preservando en esta forma algunos altos valores de nuestro carcter nacional. b) Organizar cursos de lengua francesa y de cultura general, impartidos estos ltimos tanto en francs como en espaol. c) Organizar conferencias, exposiciones, conciertos, emisiones radio-fnicas, representaciones teatrales, funciones cinematogrficas y otras actividades similares. d) Otorgar a alumnos distinguidos de las Facultades de Monterrey las becas de estudio en Francia o becas de viaje que le brinden la Federacin de Alianzas de Mxico o la Alianza de Pars, ins-tituciones a las cuales esta Asociacin que se constituye est afiliada. e) Establecer y desarrollar una biblioteca, as como publicar y difundir boletines peridicos o publicaciones especiales dis-tribuidas por la Federacin. f) Adquirir los bienes muebles e inmuebles y equipos que se estimen necesarios para realizar los fines de la Asociacin. g) Efectuar todos los actos, operaciones y contratos relacionados directa o indirectamente con el objeto de la Asociacin; en la inteligencia de que en ninguno de ellos tendr finalidades lucrativas o prposito de especulacin.

    ARTCULO III. El domicilio de esta Asociacin ser esta ciudad de Monterrey, Nuevo Len.

    ARTCULO IV. La Asociacin durar por tiempo indefinido.

    ARTCULO V. La Alianza Franco-Mexicana de Monterrey, S.A., se compone de socios Benefac-tores, Fundadores, Patrocinadores y Activos.

    Es socio Benefactor toda persona que aporte a la Alianza una cantidad mnima de $2,000.00 dos mil pesos, en una sola vez.

    Es socio Fundador toda persona que colabore con la Alianza desde su fundacin.

  • 82

    Es socio Patrocinador toda persona, sociedad o Institucin que pague una cuota anual mnima de $600.00 seiscientos pesos, ya sea en una sola vez, ya sea por semestre, por trimestre o por mes, segn su preferencia.

    Es socio Activo toda persona, que pague a la Alianza una cuota anual mnima de $120.00 ciento veinte pesos, ya sea en una sola vez, ya sea por semestre, por trimestre o por mes, segn su preferencia.

    Se considerar adems como afiliados a quienes, sin adquirir el carcter de socio, participen regularmente en los cursos y actividades de la Institucin, cubriendo en su caso la matrcula respectiva.

    ARTCULO VI.- Cada socio o afiliado recibir una tarjeta nominativa anual. Esta tarjeta dar a su poseedor acceso a todas las reuniones, conferencias organizadas por la Alianza y bi-bliotecas de esta Alianza y de la sede de Pars. Dar derecho igualmente a participar en los viajes a Francia a precio reducido organizados por la Federacin de Alianzas Francesas de Mxico. Servir adems para presentarse ante los Presidentes de Comits o Delegados de la Alianza Francesa de Francia, en la Unin Francesa y en el extranjero.

    Los socios honorarios provienen generalmente de sociedades o instituciones tales como bancos, casas comerciales o industriales que figuran como Patrocinadores, cubriendo una cuota perma-nente y adquieren de esta forma el derecho de designar a cinco de sus empleados para cursar gratuitamente todos sus estudios de francs en la Alianza.

    La calidad de afiliado da libre acceso a los cursos, a las conferencias y a la biblioteca de la Alian-za, etctera. Permite igualmente participar en los viajes a Francia a precio reducido organizados por la Federacin de Alianzas Francesas de Mxico. No da acceso a las reuniones del Comit o a las Asambleas Generales.

    ARTCULO VII.- La calidad de socio o afiliado de la Asociacin se pierde: a) Por renuncia; b)

  • 83

    por separacin acordada por el Comit por no haber efectuado el pago de la cuota o por motivo grave, a juicio del mismo, habiendo sido llamado con anterioridad el socio interesado a dar sus explicaciones y salvo recurso a la Asamblea General.

    ARTCULO VIII.- La Asociacin ser administrada por un Comit compuesto por un mnimo de diez miembros. Los miembros del Comit son elegidos para un periodo de dos aos, por la Asamblea General ordinaria. Nadie puede ser elegido si no forma parte de la Asociacin desde un ao cuando menos a la fecha de la convocatoria. En caso de vacantes en su seno, el Comit se encargar de llenarlas.

    ARTCULO IX. El Comit se reunir cada vez que sea convocado por su Presidente o a peticin de tres de sus miembros. La presencia de seis miembros del Comit es necesaria para la validez de sus resoluciones. A falta de los seis miembros especificados, en una segunda sesin podrn ser tomados acuerdos por mayora de votos de los miembros presentes, despus de una nueva convocatoria. Se levantarn actas de las sesiones. Las actas sern firmadas por el Presidente o Vice-Presidente y el Secretario.

    ARTCULO X. En la primera sesin que siga a la Asamblea General ordinaria, el Comit elegi-r entre sus miembros una Mesa Directiva, compuesta de: un Presidente, un Vice-Presidente, un Secretario y un Tesorero. Otros Vice-presidentes o suplentes del Secretario o del Tesorero pueden ser designados. Las elecciones se efectuarn por escrutinio secreto. Los miembros de la Mesa Directiva se reunirn con la frecuencia necesaria y a simple proposicin del Presidente, Vice-Presidente o Secretario. La Mesa Directiva se encargar de la ejecucin de todas las decisiones tomadas por el Comit. Resolver tambin, en caso de urgencia y salvo ratificacin ulterior por el Comit, sobre las subvenciones, premios y recompensas concedidos por la Asociacin y gastos eventuales cuyo monto no exceda de la cantidad de $500.00 quinientos pesos.

    ARTCULO XI. Los miembros de la Asociacin no podrn ser retribudos por concepto de las funciones o cargos que desempeen.

  • 84

    ARTCULO XII. El Comit tendr las siguientes facultades: a) Administrar los asuntos y bienes de la Asociacin, con el poder ms amplio de administracin en los trminos del artculo 2448 dos mil cuatrocientos cuarenta y ocho, prrafo segundo del Cdigo Civil del Estado de Nuevo Len. b) Ejercitar actos de dominio respecto de los derechos y bienes de la Asociacin, en los trminos del artculo 2448 dos mil cuatrocientos cuarenta y ocho, prrafo tercero del Cdigo Civil del Estado de Nuevo Len. c) Representar a la Asociacin ante toda clase de autoridades, judiciales, administrativas o de cualquier otra ndole, con el poder ms amplio, incluyendo las facultades que requieren clusula especial conforme a la ley en los trminos del artculo 2448 dos mil cuatrocientos cuarenta y ocho, prrafo primero del Cdigo Civil del Estado de Nuevo Len, inclusive para desistirse en los juicios de amparo.

    ARTCULO XIII. La Asamblea General de los miembros de la Asociacin se reunir cuando menos una vez al ao al ser convocada por el Comit.

    La Asamblea General se compone de todos los socios inscritos en los registros de la Asociacin, sin incluirse a los afiliados. El Comit determinar la Orden del Da. Su Mesa Directiva ser la del Comit. Escuchar los informes sobre la administracin del Comit, sobre la situacin financiera y moral de la Asociacin.

    Aprobar las cuentas del ejercicio clausurado y deliberar sobre los puntos de la Orden del Da, se encargar en su caso de la renovacin de los miembros del Comit. Dos o ms planillas de candi-datos sern enviados antes de la Asamblea General a cada uno de los miembros. Estas dos planillas servirn de cdula de voto, sea para personas inscritas en ellas o para otras tambin pertenecientes a la Alianza con antigedad de un ao cuando menos. Los socios podrn depositar personalmente su voto el da de la Asamblea General o enviarlo al Presidente bajo doble sobre o delegar sus poderes a otro socio. El informe anual y las cuentas aprobadas por la Asamblea General, sern remitidas cada ao a la Federacin de Alianzas Francesas de Mxico.

  • 85

    ARTCULO XIV. Los ingresos anuales de la Asociacin se componen: 1) de las cuotas y sus-cripciones de sus socios; 2) de las subvenciones que pueden serle otorgadas; 3) de los donativos y otras fuentes de ingresos creadas a ttulo extraordinario y del producto de las matrculas estable-cidas para la admisin de los cursos de la Asociacin.

    ARTCULO XV. Los estatutos podrn ser modificados nicamente a proposicin del Comit. La Asamblea General convocada a este efecto, solamente podr modificar los estatutos con una mayora de votos de las dos terceras partes de los miembros presentes.

    ARTCULO XVI. La Asamblea General que deba resolver sobre la disolucin de la Asociacin y que sea convocada especialmente a este efecto, deber comprender, cuando menos, la mitad ms uno de los miembros en ejercicio.

    Si esta proporcin no es alcanzada, la Asamblea ser convocada de nuevo, con un mes cuando menos de intervalo, y esta vez puede deliberar vlidamente cualquiera que sea el nmero de miembros presentes. En cualquiera de estos casos la disolucin puede ser votada slo por una mayora constituda por los dos tercios de los miembros presentes.

    ARTCULO XVII. En caso de disolucin voluntaria, conforme a los Estatutos, la Asamblea General designar a uno o varios de sus miembros para encargarse de la liquidacin de los bienes de la Asociacin. Ceder el activo neto ya sea a la Asociacin Central de Pars, ya sea al Secretariado de las Alianzas Francesas de Mxico, ya sea a ambos en la proporcin determinada por ella.

    ARTCULO TRANSITORIO

    NICO. El Comit Directivo ser integrado para el primer ejercicio por los seores: Licenciado Virgilio Garza, Arquitecto Agustn Basave, Profesor Joel Rocha, Salvador Martnez Cairo, Pe-dro Lambretn, Claude Patin, Jos Antonio Fernndez, Jos Mendirichaga, Profesor Pedro Re-yes Velzquez, Licenciado Ral Rangel Fras, Ingeniero Vctor Bravo Ahuja, Jos Salinas Iran-

  • 86

    zo, Eugenio Clariond, Ingeniero Alberto Roccatti Rosseau, Profesor Rmulo Gonzlez Irigoyen, Dr. Roger H. Garca Garza, Licenciado Arturo Salinas, Vicente de J. Ferrara y Jos Hermosillo.

    Hasta aqu la exposicin estatutaria de la Alianza Francesa de Monterrey. Se inte-gra al documento un permiso de la Secretara de Relaciones Exteriores de Mxi-co que concede a la Alianza el salvoconducto para operar en Monterrey.

    PERMISO DE LA SECRETARA DE RELACIONES EXTERIORES

    Para la constitucin de la Asociacin Alianza Franco-Mexicana de Monterrey, A.C., se solicit y obtuvo de la Secretara de Relaciones Exteriores, el permiso previo, el cual yo, el Notario, doy fe tener a la vista y es del tenor literal siguiente:

    Al margen un sello con el Escudo Nacional que dice: Poder Ejecutivo Federal.- Mxico, D. F.- Estados Unidos Mexicanos.- Una inscripcin: Secretara de Relaciones Exteriores.- Direc. General de Asuntos Jurdicos. Sec. Permisos. Art. 27.- Num. 391. Exp. 207538.- Timbres por valor de $2.00 dos pesos, debidamente cancelados.- Al centro: LA SECRETARA DE RE-LACIONES EXTERIORES.- EN ATENCIN a que el Sr. Joel Rocha, en escrito fechado el 8 del actual, solicit permiso de esta Secretara para constituir en unin de otras personas una asociacin civil, de acuerdo con la Ley General de Asociaciones Mercantiles, que se denominar Alianza Franco-Mexicana de Monterrey, A.C., cuyo objeto social ser: a) Buscar el acerca-miento e intercambio cultural entre Francia y Mxico, reuniendo en una institucin educativa a los franceses y a los amigos de Francia para conservar en unos y desarrollar en los otros el culto de la lengua y del pensamiento francs, preservando en esta forma algunos altos valores de nuestro carcter nacional. b) Organizar cursos de lengua francesa y de cultura general, im-partidos estos ltimos tanto en francs como en espaol. c) Organizar conferencias, exposiciones, conciertos, emisiones radiofnicas, representaciones teatrales, funciones cinematogrficas y otras actividades similares. d) Otorgar a alumnos distinguidos de las Facultades de Monterrey las becas de estudio en Francia o becas de viaje que le brinden la Federacin de Alianzas de Mxico o la Alianza de Pars, instituciones a las cuales esta Asociacin que se constituye est afiliada.

  • 87

    e) Establecer y desarrollar una biblioteca, as como publicar y difundir boletines peridicos o pu-blicaciones especiales distribuidas por la Federacin. f) Adquirir los bienes muebles e inmuebles y equipos que se estimen necesarios para realizar los fines de la Asociacin. g) Efectuar todos los actos, operaciones y contratos relacionados directa o indirectamente con el objeto de la Asocia-cin; en la inteligencia de que en ninguno de ellos tendr finalidades lucrativas o prposito de especulacin. h) Emitir, girar, aceptar, endosar o avalar ttulos de crdito, y en general la rea-lizacin de toda clase de operaciones, actos, contratos, ya sean civiles, mercantiles y financieros, convenientes al objeto principal de la Asociacin.- El capital social ser de: $--- Insertndose en la escritura constitutiva de la sociedad, la siguiente clusula especificada en el artculo 2 del Reglamento de la Ley Orgnica de la Fraccin I, del Artculo 27 Constitucional, por medio de la cual se conviene con el Gobierno Mexicano ante la Secretara de Relaciones Exteriores, por los socios fundadores y los futuros que la Sociedad pudiera tener, en que: Todo extranjero que en el acto de la constitucin o en cualquier tiempo ulterior, adquiera un inters o participacin social en la Sociedad, se considerar por ese simple hecho como mexicano respecto de uno y otra, y se entender que conviene en no invocar la proteccin de su Gobierno, bajo la pena, en caso de faltar a su convenio, de perder dicho inters o participacin en beneficio de la Nacional Mexicana; CONCEDE al solicitante --- permiso para constituir la sociedad y para que la escritura constitutiva contenga la clusula mencionada, con las salvedades y restricciones establecidas por los artculos 1 y 3 de la mencionada Ley Orgnica de la Fraccin I, del Artculo 27 Constitucional, 7 de su citado Reglamento, Artculos 1 y 3 Fraccin II, 5, 6 y 7 del Decreto de 29 de junio de 1944, publicado en el Diario Oficial de 7 de julio del mismo ao; y artculo 6 del primero de octubre de 1945; en l