Click here to load reader

Download (5.93 MB)

  • View
    225

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of Download (5.93 MB)

  • Un vistazo

    sobre su estado

    1992 - 2003

    y tendencias

    futuras

    EN LAT INOAMRICA-DE CARACAS A DURBAN R E A S P R O T E G I D A S

  • EN LATINOAMRICA - DE CARACAS A DURBAN Un vistazo sobre su estado 1992 - 2003 y tendencias futuras

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    i

    R E A S P R O T E G I D A S

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    UICN Unin Mundial para la Naturaleza

    La Unin Mundial para la Naturaleza, fundada en 1948,agrupa a Estados soberanos, agencias gubernamentales yuna diversa gama de organizaciones no gubernamentales,en una alianza nica: cerca de 1000 miembros diseminadosen unos 140 pases.

    Como Unin, la UICN busca influenciar, alentar y ayudar alos pueblos de todo el mundo a conservar la integridad y ladiversidad de la naturaleza, y a asegurar que todo uso delos recursos naturales sea equitativo y ecolgicamentesustentable.

    Un secretariado central coordina el Programa de la UICN yofrece servicios a sus miembros, cuyos puntos de vistarepresenta en el escenario mundial y a quienesproporciona las estrategias, los servicios, los conocimientoscientficos y el apoyo tcnico necesarios para que puedanalcanzar sus objetivos. A travs de sus seis Comisiones, laUICN rene a ms de 10,000 expertos voluntarios, queintegran grupos de trabajo y equipos tcnicos centradosespecialmente en la conservacin de las especies y de labiodiversidad, y en el manejo de hbitats y recursos naturales.La Unin ha ayudado a muchos pases a preparar EstrategiasNacionales de Conservacin, y pone en prctica susconocimientos a travs de los proyectos de campo quesupervisa. Sus operaciones se descentralizan de maneracreciente, y las lleva a cabo una red de oficinas regionalesy nacionales en continua expansin, principalmente en lospases en vias de desarrollo.

    La Unin Mundial para la Naturaleza fortalece el trabajode sus miembros, redes y asociados, con el propsito derealzar sus capacidades y apoyar el establecimiento dealianzas globales para salvaguardar los recursos naturales anivel local, regional y global.

    ii

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    iii

    Los puntos de vista que se expresan en esta publicacin no reflejannecesariamente los de UICN-Sur.

    Producido ypublicado por:

    UICN Sur, Oficina Regional para Amrica del Sur.

    Derechos reservados: 2003. Unin Mundial para la Naturaleza,Oficina Regional para Amrica del Sur.

    Se autoriza la reproduccin de esta publicacin con fines educativos y otrosfines no comerciales con el permiso escrito previo por parte de quien detenta losderechos de autor, siempre y cuando se mencione la fuente.

    Elaborado por: Oficinas Regionales UICN- Sur y UICN-Mesoamrica.

    Redaccin final: Germn I. Andrade

    Textos bsicos: Rafael Reyna

    Contribuciones y Miguel Pellerano, Eduardo Guerrero,correcciones: Mara Fernanda Espinoza, Ronald McCarthy,

    Alberto Salas y Vernica Moreno.

    Fuentes de Informacin: Carmen Miranda (UICN - Comisin de reasProtegidas), Claudio Maretti (UICN - Comisin dereas Protegidas), Alberto Salas y Ronald McCarthy(UICN ORMA), Carlos Castao Uribe (FUPANAP),PNUMA, Primer Foro Sudamericano de ParquesNacionales y reas Protegidas (UICN), RedLatinoamericana de Parques Nacionales, Otrasreas Protegidas, Fauna y Flora Silvestres (Red FAO)y Red Iberoamericana de Parques Nacionales yreas Protegidas RIPANAP. ComisinCentroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD)Consejo Centroamericano de reas Protegidas(CCAP) I Congreso Mesoamericano de reasProtegidas

    Crditos Fotogrficos: Rafael Reyna, Ricardo Espinoza, ProyectoTambopata (CESVI, Fundacin Pronaturaleza)

    Traduccin: Sylvia Harcourt

    Diseo de la cubierta: Byron Alvarez

    Diagramado por: Byron Alvarez

    Impreso por: Editorial Fraga Ca. Ltda.

    Disponible en: Oficina Regional para Amrica del Sur, UICN SurAv. de los Shyris 2680 y Gaspar de VillarroelEdificio Mita Cobadelsa, PHQuito, EcuadorTel.: (593 2) 2 261 075Fax: (593 2) 2 261 075 ext. 230Correo electrnico: [email protected]

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    iv

    PRESENTACION

    EL CONTINENTE DE LA DIVERSIDAD

    I. ANTECEDENTES

    1.1. Expansin de las reas protegidas

    1.2. El Legado de Caracas

    1.3. Los avances regionales revisados en Santa Marta 1997

    1.4. Sntesis del estado de las reas protegidas en la regin

    II. ASUNTOS CLAVE HACIA EL FUTUROLOS GRANDES TEMAS DE LA REGIN

    2.1. Visin regional de las reas protegidas

    2.2. Financiacin

    2.3. Apoyo social

    2.4. Planificacin y gestin

    2.5. Instituciones y gobernabilidad

    2.6. Biodiversidad

    2.7. Ms all de la biodiversidad

    REFERENCIAS

    ANEXOS

    Anexo 1. Declaracin de Buenos Aires (UICN 2003).

    Anexo 2. Denominaciones y categoras de manejo de reas protegidasen la regin.

    1

    3

    4

    4

    7

    10

    12

    19

    19

    21

    24

    24

    25

    26

    27

    28

    30

    30

    31

    TABLA DE CONTENIDOTabla de Contenido

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    En la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (CMDS) celebrada en Johannesburgo, en Septiembre de 2002, se revisaron los avances en aspectos de biodiversidad, agua, bosques, ocanos, pesca, minera; a la luzde los temas transversales de pobreza, gestin de los asuntos pblicos, gnero, pueblos indgenas y comunidades locales, equidad y educacin. Se destaca el acuerdo para evitar la prdida de biodiversidad de manera sustantiva para el ao 2010 (Castao et al. 2003). De esta manera, la aparente contradiccin entre conservacin y desarrollo que algunos analistashan hecho notar, no parece real, pues ninguno de los derroteros trazados en la Cumbre de Johannesburgo y otros compromisos internacionales pueden ser alcanzados sin la existencia de reas protegidas y sistemas dereas protegidas establecidos que conserven, efectivamente, ecosistemas claves para el mantenimiento o restablecimiento de los servicios ambientalesde los cuales la sociedad deriva beneficios. En esta perspectiva, con el lema"Beneficios mas all de las Fronteras", la UICN convoc al V Congreso Mundial de Parques y reas Protegidas. Se trata de una ocasin nica paradar a conocer los avances que Latinoamrica ha realizado desde el anteriorCongreso de Caracas, en 1992; examinar los alcances y limitaciones que se han presentado en la implementacin del Plan de Accin de Caracas (en parte, ya revisados en el Primer Congreso Latinoamericano de Santa Marta en 1997) y discutir los temas claves en torno a los cuales se definir el futuro de las reas protegidas en el nuevo milenio. Con este fin, se puedeafirmar que la regin Latinoamericana llega a Durban bien preparada. En el perodo que va de Caracas a Durban se realizaron ejercicios subregionalescomo el Congreso Mesoamericano de reas Protegidas de Managua, celebrado en el 2003, evento que tuvo como actividad previa un pre-congreso convocado por los sectores indgena, campesino y negro de la regin, en donde participaron 70 organizaciones de base; el Primer ForoSudamericano de reas Protegidas, convocado por la UICN SUR y celebradoen Buenos Aires, en Marzo del 2003 (Anexo 1). El proceso regional se ha visto, adems, nutrido por ejercicios nacionales entre los cuales podemosdestacar el congreso de reas protegidas en Brasil (Fortaleza en el 2002); los congresos peruano y ecuatoriano de parques nacionales y reas protegidas, realizados en el 2003; los congresos realizados en Guatemala yHonduras en el 2001 y 2002, respectivamente; el Foro de reas Protegidasde Bolivia, en el 2002; as como la consulta nacional realizada en Paraguayen el mismo ao. As mismo, la perspectiva del V Congreso Mundial deParques convoc a varias reuniones de trabajo de la Red Latinoamericana deParques Nacionales, Otras reas Protegidas, Flora y Fauna Silvestres (RedFAO), de cuyo seno surge el documento de trabajo Diagnstico Regional de las reas Protegidas de Latinoamrica (FAO 2003). La Red Iberoamericanade Parques Nacionales y reas Protegidas (RIPANAP) tambin celebr variasreuniones de trabajo dirigidas a enriquecer una posicin regional en el

    1

    PRESENTACIN

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    congreso mundial. Con este mismo objetivo, Mxico y Centroamrica realizaron en junio de este ao una reunin en Cancn-Mxico. Estos eventos representan una reafirmacin de la importancia que las reas protegidas tienen para la regin y, junto con el Congreso de Durban, se sitan en la perspectiva de los acuerdos vinculantes a los que, sobre este tema, se deber llegar en la Conferencia de las Partes del 2004 del Conveniode Diversidad Biolgica. Otro punto de encuentro para debatir y consolidarlos temas tratados en Durban ser el Congreso Mundial de Conservacin dela UICN, a celebrarse en Tailandia durante el 2004.

    En este contexto, la UICN en sus oficinas de Centroamrica (ORMA) y Sudamrica (SUR) estuvieron de acuerdo con la produccin del presente documento, con el fin de contribuir a divulgar el estado y las tendencias de las reas protegidas en la regin. Si bien no se trata de un documento oficial de diagnstico exhaustivo, s pretende contribuir a mostrar, en especial, a actores extra-regionales y, mediante la informacin disponible y la referencia a algunos ejemplos seleccionados, el gran esfuerzo que la regin ha hecho en materia de reas protegidas; as como los enormes retos que permanecen pendientes, y con los que estamos profundamentecomprometidos.

    Miguel Pellerano Enrique Lahmann Director Regional Director RegionalUICN-Sur UICN-Centroamrica

    2

  • 3

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    EL CONTINENTE DE LA DIVERSIDAD

    Si fuese necesario escoger una sola palabrapara resumir la realidad Latinoamericana,sin duda, sera Diversidad. Ms all de la heterogeneidad geogrfica propia de unterritorio tan grande que se extiende casi a lo largo de toda la latitud del globo terrestre, el nuestro es, tambin, un subcontinente de superlativos. El mayorro del mundo, el desierto ms seco, el marms productivo, los campos de glaciarescontinentales ms extensos, el mayor lagode altura, la selva ms extensa, la montaacostera ms alta, la isla ocenica ms aislada, la catarata ms alta tienen algo en comn: son latinoamericanos.

    Latinoamrica es, adems, sobresaliente enel mbito mundial por sudiversidad biolgica. Con

    excepcin de los rptiles, lamayor riqueza de especies

    de todos los dems grupos de vertebrados

    se encuentra en Latinoamrica.

    La cordillera de los Andes, con un rea relativamente menor de extensin, alberga lamayor concentracin de especies de aves detodo el mundo. La mayor riqueza de mamferos se encuentra en las zonas ridas, sabanas tropicales y selvas de transicin del continente. Centroamrica, con tan solo el0.5% de las tierras emergidas, alberga el 7% de la biodiversidad del mundo; es poseedora, tambin, del segundo arrecife de mayor importancia (CCAD 1998). Igualmente, la mayor diversidad florstica del planeta se encuentra en la regin, disputada con valoresmximos por hectrea de selva tropical entre laMata Atlntica del Brasil, el sureste amaznicodel Per (Tambopata) y el occidente de Colombia (Choc); con la mayor riqueza de flora de alta montaa del mundo en los Andesdel norte, por solo citar algunos ejemplos. Pero no solo la naturaleza ha sido en extremo generosa en nuestro territorio. Es, tambin, uncrisol que alberga numerosos pueblos; que semanifiesta en una enorme riqueza cultural, cosmologas, formas de vida y adaptacin a diferentes ambientes y un gran legado material. La diversidad lingstica de la regin

    es en extremo grande. Por ejemplo, en Guatemala coexisten cuatro pueblos: Maya, Xinca, Garifuna y Ladinos oMestizos, quienes utilizan 24 idiomasdistintos (Secaria, 2000). Parte de estariqueza, representada en un conjunto,corresponde a la enorme diversidad depueblos y culturas. Latinoamricatambin sobresale en el mbito mundial

    por una gran diversidad de formas deorganizacin humana, incluyendo esquemas

    polticos e institucionales y pluralismo jurdico.En la gestin de reas protegidas la regin,

    adems de implementar los modelos que han llegadodel exterior, ha liderado la conceptualizacin y experimentacin denuevas formas de manejo, dirigidas a responder a los retos globales de la conservacin en su contexto y complejidad particulares, que la distinguen del mundo.

  • 4

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    1.1. Expansin de las reas Protegidas

    Frecuentemente se menciona la creacin en 1872 del parque nacional Yellowstone, en Estados Unidos, como el inicio del movimiento de los parques nacionales en el mundo. La tremenda influencia que tuvo para la conservacin en el mundo este importante acontecimiento ha tendido, sin embargo, a opacar el hecho de que muy temprano en Latinoamrica algunos gobiernos establecieron reas protegidas.El gobierno colonial portugus estableci, por ejemplo, en 1861 lo que actualmente es el Parque Nacional Tijuca; en Guatemala, en 1870, se declararon protegidos algunos bosques como Astilleros Municipales; y, en Argentina, los primeros pasos para la creacindel Parque Nacional Nahuel Huapi se remontan a 1903 siendo, despus de Estados Unidos y Canad, el tercer pas en Amrica en unirse al movimiento mundial de creacinde parques nacionales. Existe pues, en la regin, una larga tradicin de implementacinde reas protegidas de las categoras de ms proteccin, como resultado de un temprano desarrollo jurdico. La Convencin para la Proteccin de la Fauna, de la Flora y de las Bellezas Escnicas Naturales de los pases de Amrica, tambin conocida como laConvencin de Washington de 1940, representa el primer acuerdo jurdico internacionaldirigido a la conservacin, con alcance hemisfrico. Otro hecho que contribuy, en estesentido, fue la creacin de la Unin Internacional para la Conservacin de la Naturaleza,UICN, en 1948. Fue, sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX cuando la creacinde reas protegidas tuvo su mayor auge en la regin. Este proceso fue influenciado porlos primeros manuales que aparecieron, entre los cuales se destaca el de Kenton Miller(Miller 1980), que fue decisivo para la apropiacin del concepto de parque nacional en los pases en esta primera etapa. De particular importancia fue la creacin de la RedLatinoamericana de Cooperacin Tcnica de Parques Nacionales y otras reas Protegidas,Flora y Fauna Silvestres que, con el patrocinio de la Oficina Regional de la FAO para America Latina y el Caribe, inici acciones en 1983. Hoy, su boletn tcnico contieneparte importante de la historia del proceso en la regin.

    La expansin de reas protegidas llev a que, actualmente, solo en Sudamrica, porejemplo, los sistemas de reas protegidas cubrieran ya una superficie mayor al milln de kilmetros cuadrados, lo cual representa mas del 6% del rea territorial; cifra que aumentara en al menos 200 mil kilmetros cuadrados ms si tenemos en cuenta lasreas marinas en proceso ya de proteccin. Para el caso de Centroamrica, las reasprotegidas actualmente declaradas representan el 25% del territorio de la regin(129.640 km2), extensin que aumenta con alrededor de 200 reas que ya se hanidentificado y que se encuentran a nivel de reas propuestas. El nmero y extensin dereas protegidas de la regin por pas, se presenta en el Cuadro 1.

    I. ANTECEDENTES

  • De igual importancia en la regin son los esfuerzosde manejo especial de reas que tienen races que se

    remontan a los pueblos indgenas. La UICN (1994) define a las reas protegidas como:

    "Una superficie de tierra o mar especialmente dedicada ala proteccin y mantenimiento de la diversidad biolgica y

    de recursos naturales y culturales asociados; manejada atravs de medios legales, o de otros medios efectivos".

    Segn esta definicin, es claro que adems de las reasprotegidas formalmente adscritas a los sistemas nacionales,existen otras muchas que son manejadas por algn grupo

    humano buscando satisfacer alguno de esos objetivos. As, actualmente, a partir de los sistemas de parques

    nacionales originalmente compuestos de reas de conservacin estricta (Categoras I y II de la UICN),

    la tendencia en los pases es la creacin de sistemas nacionales de reas protegidas que incluyen una gama

    mayor de categoras de manejo (en especial de la IV a laVI) y diferentes actores institucionales y sociales

    (Recuadro 1).

    5

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Cuadro 1. Cambio en las reas protegidas en Latinoamrica entre 1992 y 2003-08-10(datos parciales-no oficiales, compilados de varias fuentes)

    CaribeCubaRepblica Dominicana CentroamricaCosta RicaEl SalvadorGuatemalaHondurasMxicoNicaraguaPanamSudamricaArgentinaBolivia Brasil ChileColombia EcuadorParaguayPerUruguayVenezuela

    No

    5718

    2551738602115

    1002621465791519228104

    Norea

    16,36810,495

    16,56019416,76117,764124,39618,16527,628

    132,224246,2081,430,167137,155818,346140,53614,830127,201466553,496

    %

    14.321.7

    32.50.915.415.85.612.335.2

    4.822.416.818.271.930.53.6100.361

    rea

    65,21712,147

    12,6605220,77718.842111,70621,61417,735

    146,223108,019324,841144,33897,891116,03914,86968,203509298,339

    %

    56.925

    24.80.219.116.85.714.622.6

    5.269.83.819.28.625.153.665.310.332.7

    No

    81

    1553120761487650

    32221700944932

    5637249

    rea

    57,572

    12,88571.131,92922,201173,03122,42229,413

    150,000175,000630,000140,00011,38947,505

    163,7742,382420,000

    %

    50.2

    25.20.329.419.78.81726

    6197.5191018.5

    131.646

    Pas Caracas 1992 Sta Marta 1997 2003

  • 6

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Entre stas se encuentran lossistemas de reas protegidas manejados por estados o provincias, reas protegidas municipales, y reas protegidas privadas y comunitarias. Un cuadroconsolidado de la totalidad de lasreas protegidas y manejadas legalmente y por otros medios, en una gama amplia de categoras,no est a la fecha disponible para la regin, pero sin duda aumentaraconsiderablemente las cifras actualmente disponibles. En Brasil,por ejemplo, mientras el sistema nacional (federal) tiene un cubrimiento de cerca del 7% del territorio, si se consideran las reasprotegidas de carcter estatal, esteporcentaje subira al menos a un 8% (Maretti 2001).

    Descripcin

    Reserva Natural Estricta. Un rea que es protegida principalmente para la ciencia.

    rea Silvestre. Protegidas principalmente para la conservacin delas reas naturales silvestres.

    Parque Nacional. rea manejada principalmente para la proteccin de ecosistemas y la recreacin.

    Monumento Natural. rea manejada para la conservacin de algunas caractersticas naturales especficas.

    rea de Manejo de Hbitat/Especies. rea administrada principalmente para la conservacin a travs de intervenciones demanejo.

    Paisaje terrestre/marino protegido. rea manejada principalmente para la conservacin de paisajes terrestres y marinos y la recreacin.

    rea Protegida de Recursos Manejados. rea protegida manejada principalmente para el uso sostenible de los ecosistemasnaturales.

    Categora

    I a

    I b

    I I

    III

    IV

    V

    VI

    Recuadro 1. Las seis categoras de manejo de reas Protegidas (segn IUCN 1994)

    Igualmente en pases como Colombia (Andrade 2003), Ecuador, Per y Bolivia, las extensas tierras y territorios asignados a grupos pueblos indgenas y comunidades localespresentan un enorme potencial deconservacin, y una oportunidadpara los sistemas nacionales dereas protegidas.

  • 7

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    1. 2. El Legado de Caracas

    Despus de varias dcadas de importantes avances en la creacin de las reas protegidas en los pases latinoamericanos, incluyendo el desarrollo de su substrato legal e institucional, y del inicio de su apoyo social, los conflictos entre las polticas deconservacin y las comunidades locales aparecen de una manera ms explcita en tornoal congreso de Caracas. El documento Amend y Amend (1995) en su mismo ttulo "Espacios sin habitantes?" refleja la naciente inquietud del momento. Si bien en anteriores congresos de parques nacionales stos ya haban sido considerados comocomponentes del desarrollo humano, el lema del congreso de Caracas "Parques para la vida" insinuaba la necesidad de construir un discurso que relacionara claramente losretos de la conservacin biolgica con los aspectos sociales y culturales. Entre los temasemergentes de Caracas, con proyeccin global, se pueden destacar los siguientes:

    La gente y las reas protegidas. Se reconoci que el establecimiento de reasprotegidas debe ser socialmente responsable. No solo que las comunidades localesdeben ser justamente compensadas cuando se crea un rea protegida, sino quems all del mismo conflicto de intereses las reas protegidas representan, adems,una oportunidad para el mantenimiento de las formas de vida de algunos gruposhumanos y el desarrollo de comunidades rurales adyacentes. El congreso ofreciuna aproximacin para la resolucin de conflictos, mediante la necesidad dereconocer los actores que estn afectados (positiva o negativamente) en laconservacin de reas protegidas. El congreso hizo un llamado a "la urgencia dealcanzar la participacin comunitaria y la equidad en los procesos de decisin,junto con el mutuo respecto entre culturas" (McNeely 1993).

    La conservacin de la biodiversidad. Con base en la Estrategia Global deConservacin (IUCN-UNEP-WWF 1980), y como respuesta a la crecienteinquietud global acerca de la prdida de biodiversidad y extincin de especies,el congreso recomend a los pases el reconocimiento urgente de subiodiversidad, con el fin de identificar reas adicionales crticas para sumantenimiento. Igualmente, puso nfasis en la diversidad marinay la representatividad de los sistemas nacionales.

  • 8

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Conservacin a escala regional. Para 1992 la literatura cientfica y la experienciade los pases ya haban demostrado que era urgente superar en las reas protegidasel "sndrome insular"; es decir las limitaciones que surgen desde el punto de vistabiolgico y ecolgico de considerar las reas protegidas de manera aislada de sucontexto. Gran parte de la "teora de la biogeografa de islas", que estaba yainfluenciando la naciente ciencia aplicada de la biologa de la conservacin, sebasaba en estudios realizados en Latinoamrica. Datos provenientes de sitios comoLos Tuxtlas en Mxico, La Selva en Costa Rica, Barro Colorado en Panam y losparches de selva fragmentada al norte de Manaos; entre otros, haban servido paraargumentar la necesidad de cambiar la escala de la conservacin, con el fin deprevenir la prdida de especies al interior de las reas protegidas fragmentadas.Pero, tambin el aislamiento de las reas protegidas de sus contextos sociales einstitucionales limitaba su efectividad. Para ello se propusieron los conceptos deconservacin en escala del paisaje, con numerosos ejemplos de experienciaslatinoamericanas en los que las reas protegidas se integraban como ncleo demosaicos ms amplios de categoras de uso y manejo de la tierra y los recursos;todo ello en una interesante convergencia hacia el modelo de Reservas de la Bisferapromovido aos atrs por la UNESCO en la regin.

    Financiamiento de las reas protegidas. Durante el congreso se revisaron tresimportantes aspectos. Primero, el hecho que los beneficios (incluyendo loseconmicos) de las reas protegidas rara vez eran reconocidos, de manera que noera posible hacer todava un balance adecuado entre la inversin y los beneficiosque de ellas se derivan. Un segundo aspecto fue el reconocimiento que losbeneficios de las reas protegidas no pueden capturarse de manera completa atravs de los indicadores econmicos y los circuitos de mercado. Un tercer aspectofue reconocer que difcilmente se lograrn mayores inversiones en reas protegidas,a menos que su conservacin sea vista como parte de estrategias ms amplias dedesarrollo. Estos temas alimentaron el debate en torno a la afirmacin segn lacual "los parques deben pagarse a s mismos", siendo evidente que el balance entrecostos y beneficios debe considerarse en el contexto amplio del desarrollo de lospases y no de las reas protegidas tomadas individualmente.

    Construccin de una base social amplia para la conservacin. Ms all de lajustificacin cientfica sobre el valor de las reas protegidas y del respaldo que yatienen de los grupos sociales directamente interesados, el congreso reconoci lanecesidad de ampliar la base social de respaldo a su conservacin. Para ello seranecesario reemplazar la imagen negativa de las reas protegidas como algo apartede las preocupaciones principales de la sociedad, por un reconocimiento mspositivo de la proteccin como parte del proceso de salvar reas que presentancontribuciones especiales a la comunidad humana (ver IUCN 1994).

    Los principales aportes de Caracas quedaron resumidos en la Declaracin de Caracasy el Plan de Accin de Caracas (UICN 1993, Parques para la Vida). Cuadro 2.

  • 9

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Cuadro 2. Objetivos y acciones propuestos en el Plan de Accin de Caracas.

    Objetivos

    Integrar las reas protegidas a grandesestructuras de planificacin

    Expandir el apoyo para las reas protegidas

    Fortalecer la capacidad para manejar lasreas protegidas

    Expandir la cooperacin internacionalpara el financiamiento, desarrollo ymanejo de las reas protegidas

    Acciones

    Desarrollar e implementar planes nacionales paralos sistemas de reas protegidas.Integrar los planes de los sistemas de reas protegidas dentro de las estructuras de planificacin del desarrollo econmico. Planificar las reas protegidas como parte de lospaisajes circundantes. Desarrollar tcnicas para estimar y cuantificar losbeneficios de las reas protegidas.

    Identificar las reas protegidas clave que son deinters para variados grupos. Reconocer las preocupaciones prioritarias de lascomunidades locales. Estimular el apoyo informado de las comunidades.

    Expandir las oportunidades de entrenamiento entodos los niveles. Mejorar el manejo de las reas protegidas. Desarrollar mecanismos para aumentar el financiamiento y la generacin de divisas. Mejorar la aplicacin de los resultados de lasinvestigaciones cientficas al manejo. Prestar atencin a los requerimientos especialespara manejar reas protegidas marinas.

    Clarificar los roles y funciones de las institucionesen todos los niveles. Desarrollar planes de accin internacionales yregionales para apoyar la implementacin de lasprioridades establecidas en los planes del sistemanacional de reas protegidas. Revitalizar las estructuras existentes para la cooperacin internacional.

  • 10

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    1.3. Los Avances Regionales Revisados en Santa Marta 1997

    Como un evento nico en el mbito global, el Sistema de Parques Nacionales Naturalesde Colombia, el Ministerio de Medio Ambiente de Colombia, la UICN, la FAO, la CMAP yla Red Latinoamericana de Cooperacin Tcnica en Parques Nacionales, Otras reasProtegidas, Flora y Fauna Silvestre convocaron al Primer Congreso Latinoamericano deParques Nacionales y reas Protegidas, con el fin de revisar el desarrollo del Plan deAccin de Caracas a medio camino entre ste y el siguiente congreso mundial. El eventofue realizado en la ciudad de Santa Marta, Colombia, en Mayo de 1997. El congresoregional constat el importante aumento de las reas protegidas declaradas por losgobiernos. Para la fecha casi todos los pases de la regin haban ya firmado acuerdosinternacionales como la Convencin de Washington, el Convenio de Diversidad BiolgicaCDB y la Convencin Ramsar. En algunos la inversin directa en reas protegidas habaaumentado considerablemente. Considerando datos parciales1, la superficie de las reasprotegidas haba aumentado de 1.200.335 Km2 a 1.505.912 km2. Tambin se not elavance en la formulacin de planes de manejo de los mismos y el aumento deoportunidades de entrenamiento. Especial relevancia tuvo el tema del desarrollo legale institucional de las reas protegidas en la regin. Algunos pases mostraban ya ciertogrado de integracin de la conservacin de reas protegidas con estrategias ambientaleso de manejo de recursos naturales; as como la identificacin de sitios prioritarios, anlisisde vacos de cobertura de los sistemas y relaciones con comunidades locales, ONGsambientalistas e instituciones de investigacin. Para 1997 en Centroamrica existan 68experiencias de co-manejo de reas protegidas en marcha (McCarthy et.al.1997). Los temas centrales de Santa Marta fueron:

    Sistemas nacionales de reas protegidas. Uno de los grandes avances constatadosen Santa Marta, fue la conceptualizacin y creacin de sistemas nacionales de reasprotegidas. El punto de base fue constatar que en la regin existan al menos 65denominaciones de manejo para las reas protegidas nacionales; en el caso dela regin de Sudamrica predominan los parques nacionales, y de equivalenciasdirectas con las categoras I y II de la UICN (recuadro 2). Para el caso deCentroamrica la situacin es contraria; alrededor del 70% de las reas protegidasdeclaradas tienen equivalencia con las categoras IV, V y VI de la UICN (anexo 2).Las reas de amortiguacin de las reas protegidas estrictas aparecen comoespacios de especial importancia, y la necesidad de promover esfuerzos en lascategoras de reas protegidas que permiten el uso sostenible de recursos(Categoras V y VI). Igualmente, los sistemas nacionales tendan a reconocer laexistencia y en algunos pasos iniciaban la integracin de sistemas de reasprotegidas de gobiernos regionales o estatales (en pases federales odescentralizados) y algunas gestionadas directamente por gobiernos locales.

    Representatividad y prioridades de accin. Algunos pases haban ya realizadoa la fecha ejercicios interesantes de planificacin de la cobertura biolgica de lossistemas de reas protegidas nacionales. Algunos anlisis de representatividad globalrealizados con base en el modelo biogeogrfico global de Udvardy permitieron, aalgunos pases, identificar reas prioritarias en su interior. Colombia tena un modelobiogeogrfico de referencia para identificar regiones an no cubiertas por elsistema. Los primeros anlisis formales permitan ya identificar grandes vacos decubrimiento entre los cuales, a pesar de algunos esfuerzos notorios, sobresalanlas reas marinas y costeras. Los anlisis formales de prioridades se basaban en laidentificacin de los sitios de acuerdo con sus valores naturales y la declaracinmisma de las reas obedeca a criterios de urgencia o responda a la oportunidadpoltica para su creacin.

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    1Datos de Cuba, Repblica Dominicana, Mxico, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Panam,Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Per, Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile.

  • Manejo efectivo de las reas protegidas. El congreso de SantaMarta constat importantes avances en la proteccin directa de lasreas protegidas, en especial debido a la extensin de la presenciainstitucional y el mejoramiento de las condiciones del personal decampo. Sin embargo, una gran proporcin de las reas adquirasolamente proteccin jurdica, la cual si bien en ocasiones erasuficiente para detener, desviar o aplazar algunas iniciativas dedesarrollo, no era suficiente para detener todas las amenazas.La presencia efectiva alcanzaba solo una parte de los parques y enalgunos de ellos, en todo caso, era menor al estndar mnimorequerido. Fue presentado un extenso recuento de las amenazas,entre las cuales sobresalan el cambio de uso de la tierra, ladeforestacin, el fuego y la extraccin de recursos.

    Contribucin de las reas protegidas al desarrollo sostenible.A la fecha, la valoracin social de las reas protegidas habaaumentado considerablemente en la regin. La conservacin dela biodiversidad haba adquirido ya un carcter central como valorprincipal de las reas protegidas y algunos pases las vinculaban ya,explcitamente, al desarrollo de los compromisos de conservacin insitu adquiridos en el marco del Convenio de Diversidad Biolgica.Sin embargo, las sociedades latinoamericanas, cada vez msurbanizadas, pero con importante poblacin rural, valoraban ya lasreas protegidas como conjunto amplio de valores ambientales yculturales. La valoracin de las reas protegidas se basa en susbeneficios directos de uso para comunidades locales; o el usorecreativo y la proteccin de recursos naturales estratgicos paracomunidades urbanas; o por sus valores culturales emblemticospara la sociedad en general, entre otros; A pesar de esta situacin,la integracin de las reas protegidas en los sistemas de cuentasnacionales o en el inventario de su patrimonio era todava incipiente,lo cual haca que en ocasiones todava se subestimaran sus valoresfrente a otras opciones de desarrollo.

    En sntesis, el nivel de implementacin de los lineamientos del Plan deAccin de Caracas es muy variado entre los diferentes pases. Entre lastendencias generales sobresale el desarrollo legal e institucional parala gestin de reas protegidas, que debera ser la base para suimplementacin y consolidacin futura. Durante el primer quinquenio(1992 - 1997) cuatro pases establecieron ministerios del medioambiente, con responsabilidades especficas asignadas para la gestinde las reas protegidas, y a partir de 1997 uno ms. En la actualidad,en Centroamrica los ocho pases cuentan con ministerio de Ambiente,los cuales son los entes rectores y polticos en materia de reasprotegidas (para el caso de Mxico como Secretara); en algunos casosson a la vez los ejecutores y administradores de las mismas. El futuro dela institucionalidad ambiental entre Caracas y Durban haba de entraren una nueva fase de incertidumbre, influenciada por las polticas deajuste estructurales y de reduccin del tamao del Estado.

    11

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

  • 1

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    12

    1. 4. Sntesis del Estado de lasreas Protegidas en la Regin2

    Un primer intento de balance del estadode las reas protegidas en Latinoamricase encuentra en el informe preparadopor la Red FAO (FAO 2003). Una visinms sistemtica del estado de las reasprotegidas se presenta, paraCentroamrica, en el Estado del SistemaCentroamericano de reas Protegidas:Sntesis Regional, informe preparado parael I Congreso Mesoamericano de reasProtegidas (CCAD 2003). Con baseprincipalmente en los dos documentosanteriores se presentan, a continuacin,algunas situaciones que sirven para calificary dimensionar la tendencia regional.

    2 Nota: El texto no pretende presentar el desarrollo deltema en los pases de manera exhaustiva. Con base enla informacin disponible y con fines de ilustracin, seresaltan los logros y limitaciones mayores en cada pas,lo cual no representa una postura oficial o institucional.

  • 13

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Argentina. En Santa Marta este pas reporta cambios en los enfoques respecto a lasreas protegidas que surgen de la reestructuracin del Estado y el replanteo del papeldel sector pblico, ratificando el rol central en relacin con la gestin de las reasprotegidas. Actualmente, contina mejorando su sistema de reas protegidas con laadicin de 222 reas desde 1992 llegando, hoy en da, a 322 reas protegidas quecubren 150.000 Km2, o sea el 6% de su territorio. Vacos notorios de su sistema dereas protegidas son todava los ecosistemas marino-costeros (recientemente se anuncila creacin del Parque Nacional Monte Len en la costa de la Patagonia), la pampahmeda y la selva subtropical.

    Belice. Es el pas de Centroamrica que mayor porcentaje de su territorio tiene bajoproteccin, 47.2%. Se han declarado, a la fecha, 74 reas protegidas de las cuales 20 seencuentran en co-manejo. En ellas se incluyen cinco reas protegidas privadas las cualesrepresentan el 5.7% del territorio del pas siendo tambin, en este aspecto, el pas deCentroamrica con mayor proporcin. En cuanto a denominaciones internacionalescuenta con un sitio Ramsar y un sitio de Patrimonio Mundial. Un 24% de su sistemacuenta con planes de manejo y un 14.9% con planes operativos anuales. Entre 1998y 2003, el nmero de reas protegidas declaradas aument un 37% (de 54 a 74 reasprotegidas) (CCAD 2003).

    Bolivia. Despus de varias dcadas sin administracin directa de las reas protegidas, apartir de 1993 la responsabilidad del Estado en esta materia se concentra en la SecretaraNacional del Medio Ambiente, cuyas funciones luego en 1994 se transfieren al Ministeriode Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente. En 1999 se institucionaliz el ServicioNacional de reas Protegidas (SERNAP), creado con base en la reconversin de laUnidad de reas Protegidas de la Direccin General de Biodiversidad. Sus polticas dereas protegidas forman parte del Plan Nacional de Desarrollo Econmico y Social,en el marco del concepto de Desarrollo Sostenible. Bolivia tiene el 19% de su territoriocubierto con 21 reas protegidas y una cobertura buena en relacin con las grandesecoregiones siendo, actualmente, 14 de las 16 definidas ya representadas en el sistemanacional de reas protegidas. Falta representacin de las punas y el cerrado. Los procesos de planificacin estn avanzados y la gestin en sitio presenta, todava, grandes contrastes.

    Brasil. Es un pas que tempranamente considera el papel de las comunidades humanasen el entorno de las reas protegidas. Actualmente tiene ms reas protegidas y conmayor extensin total; son 700 reas protegidas que cubren 630.000 km2, representando el 7.5% de su territorio. El aumento del nmero de reas protegidas pasde 214 a 700, incluyendo ya el 7.5% del pas, mientras en 1992 era de solo el 3.3%. El pas posea en 1997 ms un milln de hectreas en reservas particulares de patrimonionatural. A pesar de este nmero tan alto, todava se presentan importantes vacos de cubrimiento en reas ridas y marino-costeras. En general, a pesar de los grandes esfuerzos y de casos sobresalientes, la integracin de la gestin de las reas protegidascon las poblaciones locales todava tiene un gran camino por recorrer. Entre 1992 y 1997se realizaron 33 planes de accin de emergencia y otros 30 ejercicios de manejo endiversas fases de adelanto.

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

  • 1

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Colombia. Despus de una gestin de reas protegidas que se iniciahacia la dcada de 1960 (Inderena), en 1993 se crea el Ministeriodel Medio Ambiente y el Sistema Nacional Ambiental (SINA), quearticula entidades ambientales en el mbito nacional y regional.La planificacin del Sistema de Parques Nacionales se hace en elcontexto de las polticas ambientales integradas con las polticas dedesarrollo cuadrienales. Se promulga el Plan Nacional Director delSistema de Parques Nacionales y Otras reas Protegidas en 1996 yuna Poltica para el Sistema Nacional de reas Protegidas en 1998.Actualmente tiene 49 reas protegidas del sistema nacional, quecubren cerca del 10% del territorio. Se han realizado a la fecha 82ejercicios de planificacin que cubren un perodo de 10 aos. Tieneun sitio de Patrimonio Mundial Natural (Katos), varios sitios Ramsarque coinciden con el sistema de reas protegidas, e iniciativas deplanificacin internacionales, como el corredor de conservacinChoc-Manab. Los vacos de cubrimiento se refieren a bosques secosy sabanas tropicales, zonas ridas y costeras y ecosistemas marinos.Presenta algunos procesos importantes de administracin compartidacon grupos locales, y un sistema regional de reas protegidas,incluyendo reas privadas, en desarrollo. Notoria es la nueva polticade "parques con la gente", que integra de manera conceptual yprogramtica la dimensin social de la conservacin.

    Costa Rica. Es el pas con el mayor nmero de reas protegidas;sto es 155 que cubren cerca del 25% de su territorio. A la vez, es el pas de Centroamrica con mayor nmero de sitioscon denominaciones internacionales: 11 sitios Ramsar, tres sitios dePatrimonio Mundial y 32 Reservas de la Bisfera. El pas ya habareportado en Santa Marta un importante avance en su gestin,motivada por los beneficios econmicos provenientes del sector turstico. Sus polticas pblicas de reas Nacionales Protegidas se incorporan en el Plan Nacional de Desarrollo. El pas reporta planes demanejo generales o quinquenales para 32 de las 155 reas. Un 3.2% de las reas tiene planes de manejo vigentes y el 100% tiene planesoperativos en marcha. Se formulan 12 planes de manejo adicionales. Actualmente tiene el mayor nmero de reas protegidas privadas de la subregin y tiene notorios avances en la integracin del sistema en la planificacin nacional de su desarrollo, as como en laimplementacin de su manejo efectivo. Entre 1998 y 2003 el nmerode reas protegidas declaradas aument un 23% (de 126 a 155 reasprotegidas) (CCAD 2003).

    14

  • 15

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Cuba. Un enfoque original, que no desechaba el uso mltiple,permiti crear una base social de apoyo a las polticas de conservacin. La creacin del Ministerio de Ciencia, Tecnologa y Medio Ambiente y el Centro Nacional de reas Protegidas en 1995,abrieron un espacio institucional ms slido a la gestin de laconservacin, misma que integra procesos de planificacin nacionaly regional. Las tierras que tienen un manejo especial pasan del 14 al 50% del territorio en 2003, integradas con los Planes de Ordenamiento Territorial.

    Chile. La tradicin de varias dcadas en estos temas se consolidaen 1994 con la Ley del Medio Ambiente. Este pas tiene 94 reasprotegidas que cubren el 19% de su territorio, es decir 140.000 km2.Sin embargo, el sistema no ha cambiado mucho desde 1992. En 1997 se haban diseado planes de manejo para diez reasprotegidas y se esperaba concluir otros 27. Desde el 2000 existela participacin de la comunidad a travs de un Consejo Consultivoque se manifiesta respecto al manejo de las reas protegidas.

    Ecuador. Tiene actualmente 32 reas protegidas que cubren el18.2% de su territorio. Los parques nacionales Galpagos y Sangayhan sido declarados como de Patrimonio Mundial Natural. Se presentan interesantes avances en aspectos de co-manejo dereas protegidas y planificacin bioregional. Una alta proporcin desus reas ha pasado por procesos de planificacin, proceso que seacenta mediante el apoyo de una Unidad Tcnica de Planificacin.Tambin en la conservacin en escala de paisaje, mediante laintegracin de reas protegidas en la planificacin del corredorde conservacin Choc - Manab y la conectividad entre los parquesnacionales de Llanganates y Sangay.

    El Salvador. Notorias son las implicaciones que para las reasprotegidas tiene la Ley de Transferencia de Tierras, lo cual representaun avance legal que apoya la consolidacin de sus sistema (SISAP).Sin embargo, tambin se ha convertido en una dificultad pararealizar la declaratoria legal de las reas protegidas; de all que stesea el pas de Centroamrica con la mayor cantidad de reasprotegidas que se encuentran a nivel de propuestas, 114 reas entotal, lo que representa el 97.4% de las reas que conforman elSistema (reas declaradas y propuestas). Es importante remarcarque para el caso de El Salvador varias de las reas propuestascuentan con personal permanente, plan de manejo y planesoperativos anuales. A la vez hay 27 reas protegidas que seencuentran en co-manejo. Existen 12 reas protegidas privadas y seisreas protegidas municipales. El pas cuenta con un sitio Ramsar. Entre 1998 y 2003 el nmero de reas protegidas declaradas semantuvo en tres reas protegidas (CCAD 2003).

  • 16

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Guatemala. Cuenta hoy con la mayor superficie protegidapor pas en Centroamrica, con 31.939 Km2 (29.4% del territorio nacional), ha identificado 26 reas ms que estn anivel de propuestas. Adems, son parte del sistema 51 reasprotegidas privadas y seis reas protegidas municipales. Dentro de las reas declaradas encontramos cuatro sitios Ramsar,un sitio de Patrimonio Mundial y dos Reservas de la Bisfera. En la actualidad cuenta con 25 reas protegidas en co-manejo.Entre 1998 y 2003 el nmero de reas protegidas declaradasaument un 150% (de 48 a 120 reas protegidas). Presenta uncrecimiento del sector de turismo asociado con sus reas protegidas, llegando a 1.4 millones de visitantes en el ao2003). La planificacin del manejo de sus reas protegidas alcanza el 18% de las reas (CCAD 2003).

    Honduras. Es el pas de Centroamrica con ms experienciasde co-manejo en marcha: 31 experiencias. Este pas promulgen 1989 la Ley de reas Protegidas y cre el Consejo Nacionalde reas Protegidas. Actualmente tiene el 19.7% de su territorioen algn nivel de proteccin (31,929 Km2) y 39 reas protegidasestablecidas, con nfasis en sus bosques nublados. Se tienenidentificadas 23 reas que estn a nivel de propuestas.Entre las reas declaradas se cuenta con tres reas protegidasque tienen denominacin internacional, un sitio Ramsar, unsitio de Patrimonio Mundial y una Reserva de la Bisfera.Un 32% de las reas tienen plan de manejo y el 14% de lasmismas, planes operativos. La gestin est, en parte, orientadahacia el turismo. Actualmente ha integrado polticas de medioambiente en el marco de su Estrategia de Reduccin dePobreza. Entre 1998 y 2003 el nmero de reas protegidasdeclaradas aument un 81% (de 42 a 76 reas protegidas)(CCAD 2003).

    Mxico. Las reas protegidas se incorporan al Plan Nacionalde Desarrollo desde 1994. Antes de 1997 presentan un grandesarrollo, con algunos cambios y avances en la estructura deadministracin y manejo. Con la creacin del Consejo Nacionalde reas Protegidas (CONAP) y de la Secretara de MedioAmbiente, Recursos Naturales y Pesca (esta ltima a finales de1994) se fortalecieron la poltica y base legal ambiental. Seprepar un Programa Nacional de reas Protegidas (1995-2000).Hoy las reas protegidas presentan un aumento del 5% al 8%.Veintids de las 27 reas prioritarias tienen ya programas demanejo.

  • 17

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Nicaragua. Hoy tiene las reas protegidas a cargo del Ministerio delAmbiente; stas han superado ya el 17% del territorio, con 76 unidadesy se tienen identificadas 19 reas ms que al momento estn a nivel depropuestas. Dentro de las reas declaradas se incluyen seis sitios adscritosa la convencin Ramsar y un sitio que ha sido denominado como Reservade la Bisfera. Las reas protegidas privadas son consideradas parte delsistema y en la actualidad hay 23 reportadas. El 17% de las reas delsistema tiene planes de manejo vigentes y actualmente se formulan 16ms y el 21% de las mismas poseeplanes operativos. Tiene seisexperiencias de co-manejo en marcha. Entre 1998 y 2003 el nmero dereas protegidas declaradas ha variado en tan solo un rea protegida(CCAD 2003).

    Panam. Tiene 50 reas protegidas declaradas que cubren el 26% desu territorio y se han identificado 18 reas que estn a nivel de propuestas.Dentro de las reas protegidas declaradas se cuenta tres sitios Ramsar, dossitios de Patrimonio Mundial, y dos Reservas de la Bisfera. La planificacindel manejo de sus reas alcanza un 36% de las mismas y la planificacinoperativa el 72%. Tiene acuerdo de gestin de reas protegidas fronterizascon Colombia (Darin - Katos). Tambin tiene acuerdos de co-manejoen cuatro de sus reas protegidas, dentro de los cuales cabe resaltar elacuerdo que se tiene con la Comarca de Kuna Yala. Entre 1998 y 2003 elnmero de reas protegidas declaradas ha variado poco, de 42 a 50 reasprotegidas (CCAD, 2003).

    Paraguay. En 1997 el pas reporta la promulgacin de la Ley de reasSilvestres Protegidas y el trmino del Plan Estratgico del Sistema dereas Protegidas del Paraguay (SINASIP). El cambio institucional hacia laSubsecretara de Estado de Recursos Naturales y Medio Ambiente permitela formulacin de instrumentos de poltica y planificacin; a la vez laidentificacin reas principales a ser incorporados. Actualmente haaumentado su sistema de reas protegidas con cuatro nuevos parquesy dos reservas privadas, totalizando 940Km2. El principal vaco decubrimiento est en los ecosistemas de humedales, el suroriente delchaco y la selva subtropical. Se han adelantado planes operativos y demanejo para algunas reas protegidas.

    Per. Es un pas que ha venido trabajando en un enfoque integral parala gestin y manejo de las reas protegidas. Tiene un sistema nacional queha pasado de 22 reas en 1992 a 56 en 2003. Cuenta con una base legaly de planificacin bastante avanzada, el uso de las categoras de manejoes claro y hay avances notorios en la formulacin de sus Planes Maestros. No hay un anlisis explcito de cobertura del sistema en relacin con susecosistemas o biodiversidad. Tiene instrumentos legales importantes parala participacin ciudadana e institucional en la planificacin de las reasprotegidas; es pionero en el tema de las concesiones de conservacin aentidades privadas y, actualmente, inicia la aplicacin de contratos deadministracin para algunas reas. Las reas comunales son pocas, peroestn formalmente integradas en el sistema nacional. Hay un inicioimportante de gestin de reservas privadas.

  • 18

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Algunas de sus reas estn integradas formalmente enprocesos de planificacin de conservacin en al mbitointernacional, como el manejo por una autoridadbinacional (con Bolivia) del ecosistema del Lago Titicaca,el corredor Vilcabamba - Ambor, la red internacionalde las Reservas de la Bisfera y los sitios de PatrimonioMundial.

    Repblica Dominicana. A pesar que en Santa Marta elpas no reporta muchos avances al Plan de Accin deCaracas, actualmente la Repblica Dominicana presentaun sistema de parques nacionales y otras reservas concubrimiento de la mayora de los ecosistemas del pas,que protege algunas reas sobresalientes por subiodiversidad y belleza escnica.

    Uruguay. Hacia 1997 el Senado de la Repblicaconsideraba el anteproyecto de Ley para la creacin delSistema Nacional de reas Protegidas. El tema esta acargo del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorialy Medio Ambiente, entidad que ha identificado reasprioritarias para la conservacin en Punta del Diablo,Baado de los Indios, Cuenca del Lunarejo, Cerro deArequita y Sierra de Mahoma, las cuales complementanlos esfuerzos de conservacin anteriormente iniciados enlos Baados del Este y en el Parque Nacional San Miguel,con una superficie de 1598 has. al este del Departamentode Rocha. Durante el 2003 el Comit Uruguayo de laUICN estableci una ambiciosa agenda de trabajo para eldesarrollo de reas protegidas marinas en este pas.

    Venezuela. Si bien la mayora de las accionesrelacionadas con el Plan de Accin de Caracas ya eranprocesos iniciados en el pas antes del congreso regional,a partir de ste reciben un impulso mayor. El pas reconoce estas reas y recursos comoelementos estratgicos, tanto en lo poltico como en losocioeconmico. Tiene un extenso y complejosistema de reas de rgimen especial de administracinque cubre el 46% de su territorio, de las cuales sobresaleun sistema de parques nacionales cuyo desarrollo fuepionero en la regin; y tiene el sitio de PatrimonioMundial Parque Nacional Canaima.

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    19

    2.1. Visin de las reas Protegidas. De la gestin nacional a la construccin de una visin regional.

    Si bien se ha avanzado en el intercambio de experiencias y coordinacin de lagestin nacional de las reas protegidas en los pases de la regin y todava faltamucho camino por recorrer en el tema de una gestin a escala y con visinregional. Dos ejemplos, en este sentido, son las visiones enmarcadas en el CorredorBiolgico Mesoamericano, que involucra a ocho pases (Mxico y los siete pases deCentroamrica), y la iniciativa del Sistema Arrecifal Mesoamericano, que involucraa Mxico, Belice y Honduras. As mismo, en la regin Centroamericana existenmltiples ejemplos de manejos conjuntos de ecosistemas especficos entre dos ytres pases.

    El informe de Managua (CCAD 2003) menciona importantes avances en trminosde: i) cobertura de ecosistemas en los sistemas de reas protegidas, ii) marcoregulatorio y de accin estratgica, iii) procesos de gestin participativa, iv) avancesnotorios en la planificacin, y v) avances en la visin y misin de la gestin de reasprotegidas. Un aspecto sobresaliente de este acuerdo es que representa una visinterritorial de la conservacin en el mbito subregional, correlacionada con procesosconvergentes de planificacin integrada a los procesos del desarrollo.

    En Sudamrica se han dado ya pasos incipientes en esa direccin, en especial entorno al manejo de ecosistemas compartidos y de los corredores de conservacin.El manejo de ecosistemas compartidos tiene ya algunas experiencias de avanceen el marco del Tratado de Cooperacin Amaznica (TCA) y fue relevado, comotema central, en la elaboracin de la Estrategia Regional de Biodiversidad para losPases del Trpico Andino (CAN 20023). Tambin existen experiencias en el manejotransfronterizo o limtrofe entre dos pases de ecosistemas o reas protegidasfronterizas. Un caso notorio, que incluye algunas reas protegidas, es el manejodel ecosistema de la cuenca del lago Titicaca por una autoridad binacionalcompuesta por Per y Bolivia. La coordinacin del manejo de parques nacionalesfronterizos presenta importantes experiencias entre Brasil y Argentina en Iguaz,Darin y los Katos entre Panam y Colombia, la propuesta de manejo coordinadoentre la Cordillera del Cndor y el Cutuc entre Per y Ecuador en el marco de losacuerdos de paz; por solo citar algunos.

    Mas all de las reas fronterizas o los ecosistemas compartidos, los macro-corredoresde conservacin estn cobrando gran importancia en la regin. Existen propuestasde macro-corredores en la regin del Choc biogeogrfico (Choc - Manab) entreColombia y Ecuador; el Vilcabamba - Ambor en una de las reas con mayorconcentracin de biodiversidad del mundo entre Per y Bolivia; el corredor deconservacin de la selva paranaense o Mata Atlntica Interior entre Brasil, Argentinay Paraguay; el corredor de conservacin del Chaco entre Paraguay y Bolivia;corredores de conservacin en la Patagonia entre Argentina y Chile, etc. El temaincluso ha llegado al mbito marino, con la propuesta de un gran paisaje marino

    II. ASUNTOS CLAVE HACIA EL FUTURO.LOS GRANDES TEMAS DE LA REGIN

    3Aprobada mediante decisin 523 del 7 de julio de 2002, de los presidentes de los pases integrantes de laComunidad Andina de Naciones CAN.

  • 20

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    protegido, incluyendo las islas de El Coco de Costa Rica, Coiba en Panam, Malpelo yGorgona en Colombia, y el archipilago de las Islas Galpagos en Ecuador. Hasta lafecha, los grandes corredores de conservacin y grandes paisajes protegidos estn yainfluenciando las polticas regionales de planificacin y ordenamiento del territorio, lascuales son de suma importancia frente a la tendencia regional de integracineconmica. Se espera, en el futuro prximo, avanzar ms sustancialmente en laimplementacin de los mismos mediante consolidacin de acciones en la escala de sitio.En este sentido, sobresalen los acuerdos logrados para mantener la conectividad entre losparques nacionales de Sangay y Llanganates.

    Ms all de las redes de reas protegidas, un reto regional es contribuir a la creaciny consolidacin de agroecosistemas y paisajes protegidos (Categora V, Phillips 2002),de los cuales hay notorios ejemplos en la zona Andina (Sarmiento et al. 2000). Para ello,una mayor interaccin entre las reas protegidas y sus entornos productivos podraalcanzarse mediante la aplicacin del concepto de conservacin en escala "bioregional"(Miller 1996). Un paso para ello sera lograr una mayor sinergia entre los diferentesacuerdos internacionales que involucran reas protegidas, tales como sitios de PatrimonioMundial y Reservas de la Bisfera (UNESCO), Humedales de Importancia Internacional(Ramsar) y reas protegidas (CDB).

    Una visin regional de la conservacin deber, pues, consolidarse en el futuro medianteel avance de acciones de planificacin y accin en diferentes escalas, con productosdiversos como parques transfronterizos (entre dos o tres pases), grandes paisajesterrestres y marinos protegidos, macro-corredores de conservacin, corredores biolgicos;paisajes protegidos ligados con agroecosistemas productivos sostenibles.

    Recuadro 2: Prioridades regionales para avanzar en la representatividad del sistema global, vnculos en elpaisaje y efectividad de manejo (segn taller RIPANAP Baiona 2003).

    Realizar en forma conjunta entre los pases los planes de manejo de las reas transfronterizas.

    Promover planes regionales de accin, como medio para avanzar en la integracin, siguiendo elejemplo de Centroamrica.

    Fomentar la integracin y consolidacin entre redes y la creacin de sinergia en las mismas, conbase en un diagnstico previo.

    Fomentar la cooperacin sur - sur, segn tipo de experiencias y fortalezas; lo cual permitira unmismo resultado a menor costo.

    Si bien el concepto de rea protegida se ha venido ampliando para cubrir otro tipo de reas(indgenas, comunitarias, privadas), es necesario mantener un equilibrio entre el uso de lascategoras (de manejo segn UICN) y su complementariedad, y no olvidar a los sistemaspblicos de conservacin.

    Enfatizar las acciones de conservacin en el terreno.

    Actualizar la informacin bsica sobre reas protegidas en la regin y contar con una sntesisregional del estado y gestin de las mismas.

    Fomentar la capacitacin en todos los niveles.

    Fortalecer la institucionalidad de las reas protegidas a travs de la cooperacin internacional.

  • 21

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    2.2. Financiacin. De lasubvencin, al pago de losservicios ambientales.

    Tanto en el Foro de Buenos Aires (UICNSUR 2003) como en los diversos forosnacionales y redes, es comn lainquietud de la disminucin de losfondos que son asignados directamentepor el Estado a las reas protegidas.Entre ellos, cabe destacar la necesidad deinsistir en que es obligacin directa de losEstados proveer el financiamiento, almenos bsico, de las reas protegidas.Durante el quinquenio posterior a laCumbre de Ro 92, los presupuestos deorigen central fueron ampliamentereforzados en algunos pases.Sin embargo, la tendencia parece serahora hacia la disminucin, al menosen relacin con el nmero, extensin yproblemtica de las reas protegidas.Segn el PNUMA, el monto fiscal totalanual para los ltimos cinco aos en laregin es de ms de 84 millones dedlares. El promedio por pas de recursosfiscales anuales destinados a las reasprotegidas es de 4.4. millones de dlaresy solamente el 26% de los pases estpor encima del promedio. Igualmente, laproporcin del presupuesto ambiental delos pases que se destina directamentevara en extremos desde el 0.01-10% enCuba, Brasil, Mxico, Nicaragua, Panam

    y Repblica Dominicana; pasando por el10.1-20%, rango en que estn Costa Ricay Ecuador, a ms del 20% en el caso deColombia y Uruguay (datos del PNUMA,en FAO 2003). Adems, solo en el 50%de los pases existe algn incentivo fiscala favor de las reas protegidas.

    Existen propuestas para canalizar recursoshacia la conservacin de reas sensibles, atravs del pago de servicios ambientales.La regin cuenta con algunos ejemplosinteresantes, como son el caso de laBioreserva el Cndor cuyo conjuntode reas protegidas provee agua a Quito(Ecuador), y que recibe transferenciasdel pago de suministro del agua.En Colombia un sistema de transferenciasde sector minero y energtico permite alas Corporaciones Autnomas Regionalesla gestin de las cuencas hidrogrficas y,actualmente, el inicio de sistemasregionales de reas protegidas enalgunas de ellas. Con todo, el pagode los servicios ambientales y lastransferencias de recursos a los sistemasnacionales de reas protegidas es,apenas, incipiente en la regin, (conexcepcin de Costa Rica, donde desde1998 existe un programa establecidopara el pago de servicios ambientales)pero es un tema prioritario para laconstruccin de sistemas deconservacin financieramente sostenibles.

  • 22

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    La regin ha avanzado tambin en mejorar sus polticas de cobro de tarifas para elingreso a las reas protegidas, como una forma de generar recursos propios. El tematiene gran potencial en la regin. Solo en Costa Rica, desde 1992 hasta el 2000,entre un 40% y 70% de los turistas extranjeros que llegaron a los pases visitaronreas protegidas. Los recursos obtenidos, en algunos casos, todava se transfieren altesoro nacional, aunque en otros ya alimentan los sistemas de reas protegidas, o lamisma rea en que se producen. Las polticas tarifarias han sido revisadas en variospases, en especial en relacin con el cobro a extranjeros y se presentan importantesexperiencias en Per (caso del Santuario de Machu Picchu), Ecuador (Galpagos),Argentina (Glaciares e Iguaz); por solo mencionar algunos casos sobresalientes.As mismo, es relevante mencionar el ejemplo de Belice donde a cada visitante se lecobra a la salida del pas un impuesto para la conservacin (PACT), el cual equivalea 3.5 dlares americanos. Compartir experiencias, y unificar criterios en esta materiaentre los pases de la regin, sin duda, contribuira a aumentar los ingresos corrientesde las reas protegidas (RIPANAP 2003, Recuadro 2). Notorio es el caso de Brasil,pas que cuenta con un Impuesto a la Circulacin de Mercanca y ServicioEcolgicos (ICMS), cuyo objetivo es ofrecer mejora en las condiciones de vida ydel medio ambiente mediante compensacin financiera a municipios que tienenrestricciones de uso u ocupaciones afectadas por reas de conservacin.

    Estimular el desarrollo y aplicacin de instrumentos econmicos que permitan la valoracin depago por servicios ambientales.

    Promover valoraciones econmicas de los bienes y servicios generados por las reas protegidas.

    Impulsar que los estados cubran las necesidades bsicas de los sistemas nacionales de reasprotegidas en el marco de sus compromisos internacionales, principalmente el vinculado a laConvencin de Diversidad Biolgica (CDB).

    Se requiere que el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM, ms conocido como GEFpor su sigla en ingls) reconsidere sus polticas, para que permita canalizar fondos de manerams directa a las reas protegidas, as como para que se destinen fondos a la compra de tierrasque permitan consolidar los sistemas nacionales.

    Desarrollar planes financieros o estrategias de financiamiento de los sistemas nacionales de reasprotegidas y planes de negocios para las reas protegidas individuales.

    Desarrollar y poner en prctica marcos legales e institucionales que faciliten y promuevan lagestin privada en reas protegidas.

    Desarrollar y poner en prctica marcos legales e institucionales que promuevan el repartoequitativo de beneficios generados por las reas protegidas en sus administradores, lascomunidades locales, pueblos indgenas y otros actores clave.

    Desarrollar una estrategia iberoamericana de financiamiento de los sistemas nacionales dereas protegidas, tal como se viene promoviendo para el caso de Centroamrica (CCDS).

    Promover procesos nacionales e internacionales que permitan posicionar de nuevo las reasprotegidas en las prioridades de cooperacin internacional vinculadas a la lucha contra lapobreza y la ejecucin de los objetivos de desarrollo para el milenio (Cumbre Mundial deDesarrollo Sostenible.

    Recuadro 3: Prioridades regionales para el financiamiento de reas y sistemas de reas protegidas (segn taller RIPANAP Baiona 2003).

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    23

    En todos los pases de Sudamrica se mencionatambin el aumento de la cooperacin internacionalpara la conservacin, aunque hay visiones divergentesen relacin con las prioridades de accin. Algunosadministradores de reas protegidas notan que elaumento en los dineros para la conservacin, departe de la cooperacin internacional, no se reflejadirectamente en fondos para la gestin directa de lasreas. En muchos casos se asume, todava, que lafinanciacin con fuentes internacionales es uncomplemento de la inversin nacional (lo cual entrminos tericos est bien); mientras, de hecho,las inversiones directas provenientes del presupuestonacional central estn decayendo. La cooperacininternacional, especialmente en el marco de proyectos,ha suplido la conservacin de reas protegidas; sinembargo su sostenibilidad no est asegurada. De hecho algunos recortes originados por lacontraccin de recursos de cooperacin de Europay Estados Unidos, durante el 2002, estn causandoefectos negativos en la gestin directa de los sitios.

    En la mayora de los pases los recursos internacionalesse usan como fondos extinguibles, aunque tambinse han creado fondos patrimoniales para las reasprotegidas. Caso notorio en la regin es elPROFONANPE del Per, el cual se ha dedicadoa crear fondos patrimoniales para las reas protegidas.Adems, la regin cuenta con una Red de FondosAmbientales establecida a finales de 1999, la cualagrupa a 23 fondos ambientales nacionales que,en conjunto manejan ms de 500 millones de dlares(extinguibles y patrimoniales), muchos de los cualesdirigen su gestin total o parcialmente a la gestinde reas protegidas. En el taller RIPANAP de Sevilla,Junio del 2003, los directores de los sistemas nacionales de reas protegidas y representantes de sectores de la conservacin propusieron considerar un conjunto amplio de fuentes posibles en el marcode una estrategia de financiamiento de los sistemas nacionales (RIPANAP 2003). Su formulacin e implementacin es uno de los retos de corto plazoque deben enfrentar las reas protegidas y los sistemasde la regin.

  • 24

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    2.3. Apoyo social. Del conflicto a la consolidacin de una base amplia deapoyo para la conservacin de las reas protegidas.

    El apoyo social en las reas protegidas de Latinoamrica ha aumentado considerablemente. En particular para Sudamrica, donde este apoyo posiblemente est relacionado con los procesos de urbanizacin que llevan a que una parte importante dela poblacin demanda la existencia de sitios para la recreacin y para el mantenimientode valores naturales de los cuales son cada vez ms conscientes. De hecho, el tema de la relacin entre reas protegidas y sistemas urbanos est adquiriendo cada vez mayor relevancia en la regin. Sin embargo, en al mbito local rural persisten todava conflictoscon los pobladores, debido al desbalance de la distribucin de los costos y beneficios dela conservacin, manifiestos usualmente en las restricciones de acceso y uso de los recursos introducidas por la existencia de las reas protegidas.

    En el caso de Centroamrica, el apoyo social se ha generado ms a los intensos programas de concientizacin que se han ejecutado, a la vez que se ha avanzado en losprocesos de integracin y de participacin de los sectores civiles; ejemplos de los anteriores la participacin de los sectores campesinos, indgenas, empresariales, en las estructurasambientalistas del proceso de integracin Centroamericana (CCAD y sus comits tcnicos),as como la gran amplitud y variedad de acuerdos de co-manejo que existen.

    Con todo, es interesante notar ya un punto de inflexin en relacin con el apoyo local de las reas protegidas. En la mayora de los pases de la regin, los grupos sociales urbanos, campesinos, indgenas; adems de ONGs ambientalistas y la comunidad cientfica; operarios del turismo y empresarios ya se cuentan entre sus aliados. El avance de las experiencias de co-manejo ha permitido en la regin hacer efectivosa la poblacin local los beneficios y legitimar, as, las acciones de conservacin. Tambin,cada vez son ms las comunidades locales que apoyan la creacin y gestin de reasprotegidas, an cuando sean de carcter estatal como el Parque Nacional Indiwasi enColombia; o la Reserva Comunal Amarakaeri, integrada al Sistema de reas Protegidaspor el Estado del Per.

    El tema emergente de las reas de Conservacin Comunitarias presenta gran potencialpara Sudamrica (hay que aclarar que para Centroamrica es un tema que an no se discute y es poco conocido, sin apoyo an), como complemento de los sistemas estatales, y como medio para la resolucin de conflictos de conservacin en las reas protegidas anteriormente establecidas. As mismo, la resolucin de conflictos sobre tenencia y regmenes de propiedad de la tierra y los procesos de reconocimiento delos derechos de los pueblos indgenas y las comunidades locales son retos claves para el manejo efectivo de las reas protegidas en Amrica Latina.

    2.4. Planificacin y gestin.

    A pesar del avance en todos los procesos de planificacin, sobresale todava un hechocontundente: En Amrica del Sur solo el 7.3% de las reas protegidas cuenta con planesde manejo o planes operativos en ejecucin. La desproporcin sera an mucho mayor si consideramos la gestin efectiva en funcin no solo del nmero de reas, sino su

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    tamao; siendo el dficit an mayor en las mayores. Los indicadores degestin en trminos de personal asignados a las reas varan muchoentre los pases pero, en general, no superan los 11 mil funcionarios entoda la regin, con un amplio rango como el caso de 4.837 en Cuba y700 en Brasil. La distribucin de personal en campo por rea protegida,o por superficie de las mismas, es an mucho ms desbalanceada.En Honduras, Nicaragua y Panam, por ejemplo, a cada guardaparquele corresponden, en promedio, 22.201, 12.526 y 11.184 hectreas,respectivamente.

    En un contexto todava generalizado de dficit de gestin en el campo,los pases han desarrollado, o estn aplicando, metodologas deplanificacin con importantes ejemplos (ver Amend et al. 2002). Tambin ha avanzado la aplicacin de metodologas para medir la efectividad de manejo en las reas, algunas de ellas promovidas por organizaciones de conservacin como el WWF (Guatemala), WWF-IBAMA(Brasil), WWF-CATIE (Costa Rica, Ecuador), WWF (Colombia). GTZ-IBAMApara la biodiversidad (Brasil), varias fuentes (Per), The Nature Conservancy (Bolivia), el GEF (Mxico y UICN y UNESCO (Sitios de Patrimonio Mundial). En el contexto de Centroamrica, los siete paseshan adoptado y modificado una metodologa elaborada porPROARCA/AID, misma que se emplea en una gran parte de las reasprotegidas de la regin. En el corto plazo, el reto de los ejercicios deplanificacin y evaluacin del manejo es integrar indicadores de impactoque liguen la gestin directamente con los procesos que afectan losvalores de las reas protegidas.

    Un reto importante para la regin consiste en reflexionar sobre las relaciones entre las polticas nacionales sectoriales y las de reas protegidas. De hecho, muchas de las carencias observadas en la reginno surgen tanto de la falta de polticas de conservacin como tal, sinode su limitada integracin y armonizacin con el resto de las polticaspblicas; en especial de finanzas, agricultura, transporte, energa yminas.

    Otro de los retos importantes es la necesidad de adaptar las estrategiasy metodologas de manejo de reas protegidas a los constantes cambiosen el escenario regional, tanto en los aspectos poltico - institucionales,como a las condiciones socioeconmicas. Finalmente, la regin requierepromover mecanismos permanentes de formacin y creacin de capacidades para optimizar el manejo de las reas de conservacin.

    25

  • 26

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    2.5. Instituciones y Gobernabilidad. Fortalecimiento institucional, tipos ycapacidad de gobierno.

    Uno de los grandes avances de la regin, entre Caracas y Santa Marta, fue la creacin oconsolidacin de una institucionalidad ambiental para el manejo de reas protegidas.Al inicio del siglo XXI el panorama institucional presenta dudas, debido a las polticas deajuste estructural y reduccin del tamao del Estado las cuales, combinadas, representanuna amenaza a la naciente institucionalidad ambiental. Un aspecto importante es elseguimiento a las actuales tendencias de descentralizacin que, si bien en algunoscasos abren oportunidades innegables para la conservacin, tambin generan granincertidumbre sobre la integridad de los sistemas nacionales de reas protegidas y sobrelas capacidades de gestin y los recursos disponibles en el mbito local.

    Por otra parte, en numerosos pases de la regin, la aplicacin de las polticas deconservacin de reas protegidas ha enfrentado complejos retos, derivados de laausencia o debilidad del Estado, diversidad cultural y jurdica, la presencia de economasilegales, informalidad y, en algunos casos, el conflicto armado. Actualmente, en granparte de la regin el futuro de las reas protegidas se define en escenarios muycomplejos en cuanto a tipos de gobierno y gobernabilidad4. Igualmente, elreconocimiento del pluralismo jurdico, la diversidad cultural y la participacin ciudadanaen diferentes niveles de organizacin del Estado, abre una gran oportunidad a ampliarlos tipos de gobierno de las reas protegidas y mejorar su manejo a travs de laconsolidacin de estructuras y arreglos institucionales; as como mecanismos departicipacin que conduzcan a democratizar el manejo de las reas protegidas. Para ello, la contribucin efectiva de las reas protegidas en asuntos como la lucha contra la pobreza, disminucin de vulnerabilidad ambiental y el trabajo a favor de laequidad social son ineludibles en la regin.

    2.6. Biodiversidad.

    Las reas protegidas son el elemento central de las polticas de conservacin de labiodiversidad. De esta manera, la gestin de las reas protegidas actualmente estcentrada en mantener sus valores de biodiversidad. La construccin de sistemas de reasprotegidas que garanticen el mantenimiento de todos los valores de la biodiversidad(esto es que sean representativos y viables), es todava un reto pendiente en la regin.Casi todos los pases conocen la estructura espacial de sus ecosistemas y algo de subiodiversidad especfica; de tal suerte que algunos han evaluado la representatividadde los sistemas de reas protegidas. Sin embargo, no se cuenta con una visin regionallatinoamericana acerca del grado de cobertura y representatividad ecolgica de las reasprotegidas, en relacin con un modelo unificado de los ecosistemas y la biodiversidadde la regin.

    La regin deber hacer un esfuerzo notorio en el establecimiento de reas protegidas decategora IV; sto, es aquellas con objetivos especficos de manejo de hbitats y especies.Todos estos temas adquieren mayor vigencia ante la amenaza de las especies invasoras ylos escenarios de cambio climtico global.

    4Referidos en ocasiones como "gobernancia" o "gobernanza", neologismos con base en el ingls governance, que incluyen

    el tema de los diferentes tipos de gobierno y la capacidad de gobierno o gobernabilidad.

  • 27

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    2.7. Ms all de labiodiversidad. Valores totalesde las reas protegidas.

    Sin embargo, a pesar de la importancia central que representala biodiversidad para los sistemasde reas protegidas, es justoreconocer que las sociedadesconservan las reas por unconjunto ms amplio de valores yfunciones sociales los cuales nodeben entrar en contradiccin conla conservacin de la biodiversidad,sino ser un complemento. En particular, es importanteavanzar en la evaluacineconmica integral de las reasprotegidas como proveedorasde servicios ambientales y cuya reposicin, en trminoseconmicos, rebasa la capacidadde las sociedades en la regin. Especialmente en el caso de poblacione rurales se hace necesario cuantificar el aporte queestas reas estn brindando para elmantenimiento de sus formas de vida, el alivio de la pobreza, disminucin de la vulnerabilidadambiental y como opciones para sudesarrollo.

    La regin podra ampliar la basesocial de apoyo mediante elreconocimiento de un conjuntoamplio de valores asociados conlas reas protegidas, tales como:aspectos cientficos, educativos, recreativos, culturales, histricos,emblemticos, simblicos,religiosos y espirituales; en ocasiones llamados valores no materiales, para llegar a unavaloracin total (ver Harmon yPutney 2003).

    Gran parte de los grandes temas mencionados se recogen en el enfoque ecosistmico, marco conceptual aprobado en el marco del Convenio de DiversidadBiolgica y cuya aplicacin a lagestin de las reas protegidas representa un reto y una oportunidad para la regin y sobre el cual se debera hacerun trabajo riguroso de desarrollode metodologas y experiencias de aplicacin de principios, con miras al VI Congreso Mundial de Parques Nacionalesy reas Protegidas.

  • R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    28

    Amend, S. and T. Amend. (eds.). 1995. National Parks without people? The SouthAmerican Experience. IUCN - Parques Nacionales y Conservacin Ambiental No. 5. QuitoEcuador.

    Amend, S., A. Giraldo, J. Oltremari, R. Snchez, V. Valerezo y E. Yerena.2002. Planes de Manejo - Conceptos y Propuetas. En. Parques Nacionales y Conservacin Ambiental Numero 10. Panam. UICN y GTZ.

    Andrade, G.I. 2003. Parks versus Protected Landscapes? Legitimacy, Values and theManagement of Colombian Tropical Wildlands. Chap. 13 In. Harmon, D. and A. Putney.(eds.) 2003. The Full Value of Parks. From Economics to the Intangible. Rowman andLittlefield Publishers Inc. USA.

    CAN. Comunidad Andina de Naciones. 2003. Estrategia Regional de Biodiversidad para los Pases del Trpico Andino. Lima. www.comunidadandina.org/desarrollo/estrategia.htm

    Castao, J. W. Jackson y A. Deutz. 2003. Escalando la Cumbre: UICN en la Cumbre de Desarrollo Sostenible. UICN, Gland Suiza.

    CCAD. Comisin Centroamericana de Ambiente y Desarrollo. 1998. Estadodel ambiente y los recursos naturales en Centroamrica. 179P.

    CCAD. Comisin Centroamericana de Ambiente y Desarrollo. 2002.Estado del Sistema Centroamericano de reas Protegidas: Sntesis Regional. Congreso Mesoamericano de reas Protegidas, Managua, Nicaragua, 10 14 de marzo 2003. 33p.

    FAO 2003. Diagnstico Regional de las reas protegidas de Amrica Latina 1992 - 2003. Documento de Trabajo. Red Latinoamericana de Parques Nacionales y Otras reas Protegidas, Flora y Fauna Silvestres. Santiago de Chile.

    Harmon, D. and A. Putney. (eds.) 2003. The Full Value of Parks. From Economicsto the Intangible. Rowman and Littlefield Publishers Inc. USA.

    IUCN. 1994. Guidelines for Protected rea Managment Categories. IUCN, Cambridge,UK and Gland, Switzerland.

    IUCN-UNEP and WWF. 1980. World Conservation Strategy. Living Resources, Conservation for Suystainable Developlemnt. IUCN Morges, Switzerland.

    Maretti, C.C. 2001. Comentrios sobre a Situao das Unidades de Conservao no Brasil. Em. Florestas e Unidades de Conservao. Revista de Direitos Difusos 1 (5) 633-674.

    REFERENCIAS

  • 29

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    McCarthy, R.; Godoy, J.C.; Salas, A.; Cruz, J.C.. 1997.Buscando respuestas: Nuevos arreglos para la gestin de reas protegidas y del corredor biolgico en Centroamrica. CCAD/CCAP-CCAB,; UICN/ORMA; CMAP; CCAD/UE/PFA. 62P.

    McNeely, J. (ed.). 1993. Parks for Life- Report of the Fourth WorldCongress on National Parks and Protected Areas. IUCN, Cambridge UKand Gland, Switzerland.

    Miller, K. 1980. Planificacin de parques nacionales para el ecodesarrollo en Latinoamrica. Fundacin para la Ecologa y el Medio Ambiente. Madrid.

    Miller, K.R. 1996. Balancing the Scales- Guidelines for Increasing Biodiversitys Chances through BioRegional Management. World Resources institute, Washington.

    Phillips, A. 2000. Management Guidelines for IUCN Category V.Protected Areas: Protected Landscapes/Seascapes. IUCN Gland,Switzerland and Cambridge, UK.

    RIPANAP. Red Iberoamericana de Parques Nacionales y reasProtegidas. 2003. Memorias del taller de Sevilla. Sin publicar.

    Sarmiento, F.O., G. Rodrguez, M. Torres, A. Argumedo, M.Muoz and J. Rodrguez. 2000. Andean Stewardship: TraditionLinking Nature and Culture in Protected Landscapes of the Andes.The George Wright Forum 2000, 17:1.

    Secaria, E. 2000. La conservacin de la naturaleza, el pueblo ymovimiento Maya, y la espiritualidad en Guatemala: Implicaciones paraconservacionistas. PROARCA/CAPAS/AID, SUI/UICN, Fideicomiso para laConservacin de Guatemala, The Nature Conservancy. 101p.

    UICN SUR. 2003. Memorias del Primer Foro Latinoamericano deParques Nacionales y reas Protegidas. Sin publicar.

  • 30

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Anexo 1. Declaracin de Buenos Aires (Foro De Parques Nacionales y reas ProtegidasUICN 2003).

    Los participantes del Foro Sudamericano de reas Protegidas, reunidos enBuenos Aires entre el 26 y 28 de Marzo de 2003, se permiten hacer las siguientesconsideraciones pblicas y compartir sus conclusiones generales.

    Los Parques y otras reas protegidas mantienen su vigencia como elemento esencialpara la conservacin del patrimonio natural de Amrica del Sur y el logro de undesarrollo sostenible a escala humana en el siglo XXI.

    Se reconoce que en la regin se presenta un importante incremento de la coberturade reas protegidas, tanto en nmero y superficie, con una notoria cobertura deproteccin de ambientes naturales y de la riqueza cultural.

    Igualmente, Amrica del Sur presenta importantes avances y propuestas novedosas departicipacin ciudadana y comunitaria.

    Los participantes reiteran el papel central que deben jugar los sistemas pblicos deconservacin de reas protegidas en los pases. Adems, reconocen los avances y lascontribuciones de las reas de conservacin comunitarias y privadas.

    Se releva el hecho que las reas naturales protegidas ofrecen beneficios mltiples aldesarrollo de Amrica del Sur, no slo en cuanto a la proteccin de valores naturalessino tambin en el rescate de valores culturales y sociales, con aportes evidentes a laseconomas nacionales y locales.

    La regin reconoce adems la necesidad de una visin amplia e integradora de lasreas naturales protegidas en el marco del enfoque ecosistmico y del ordenamientoterritorial. Esto es, que las reas protegidas son elementos esenciales en la planeaciny gestin del territorio y por tanto, es necesaria su mejor integracin en planes dedesarrollo a escala nacional, local y sectorial.

    Amrica del Sur ha acumulado valiosas experiencias de campo en la ltima dcada,a partir de las cuales se alimenta un proceso que tiene como referentes el anteriorCongreso Mundial de Parques (Caracas, 1992) y el Congreso Latinoamericano deParques (1997) y que se nutre de dinmicos procesos nacionales.

    De manera particular, la regin ofrece al mundo avances y lecciones aprendidas entemas como tipos de gobierno y gestin comunitaria de reas protegidas, reasprotegidas privadas, planeacin bioregional del territorio y mecanismos para lafinanciacin de reas protegidas.

    Este Foro reconoce la importancia del Congreso Mundial de Parques (Durban,septiembre de 2003) como un sobresaliente hito global en el desarrollo deconceptos y metodologas en el tema.

    El Congreso de Durban tiene adems la funcin de recoger, a travs de las lneastemticas de su agenda, las experiencias Regionales para asegurar que el desarrollode los nuevos conceptos y metodologas sobre reas protegidas en el mundo senutran de las visiones locales, nacionales y Regionales adems de las visiones de losactores globales.

    ANEXOS

  • 31

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Anexo 2. Denominaciones y correspondencia categoras de manejo de reasprotegidas en la regin. Tomado de FAO 2003.

    I. Reserva Natural Estricta/rea Natural SilvestreII. Parque NacionalIII. Monumento NaturalIV. rea de Manejo de Hbitat/EspeciesV. Paisaje Terrestre y Marino ProtegidoVI.rea Protegida con Recursos Manejados

    REGIN

    PAS

    CATEGORA DE MANEJO DEL ANP

    CENTROMERICAEL

    CARIBE SUDAMRICA

    Cost

    a Ri

    ca

    El S

    alva

    dor

    Gua

    tem

    ala

    Hon

    dura

    s

    Mx

    ico

    Nic

    arag

    ua

    Pana

    m

    Cuba

    Rep

    blic

    a D

    omin

    ican

    a

    Arge

    ntin

    a

    Boliv

    ia

    Bras

    il

    Colo

    mbi

    a

    Chile

    Ecua

    dor

    Para

    guay

    Per

    Uru

    guay

    Vene

    zuel

    a

    rea Boscosa Bajo Proteccinrea de Manejo de Hbitat/Especiesrea de Manejo Integral de Recursos Naturalesrea de Produccin de Aguarea de Proteccin Ambientalrea de Proteccin de Flora y Faunarea de Proteccin de Recursos Naturalesrea de Proteccin y Recuperacin Ambientalrea de Proteccin y Restauracinrea de Usos Mltiplesrea Naturalrea Natural de Manejo Integradorea Natural nicarea Protegidarea Protegida con Recursos ManejadosArea Recreativarea Recreativa Naturalrea Relevante de Inters Ecolgicorea SilvestreBiotipo ProtegidoBosque NacionalBosque ProtectorCorredor BiolgicoCoto de CazaElemento Natural DestacadoEstacin EcolgicaHumedalMonumento CulturalMonumento Histrico y Monumento NacionalMonumento NaturalPaisaje ProtegidoPaisaje Terrestre y Marino ProtegidoParque HistricoParque NacionalParque Nacional MarinoParque Natural MetropolitanoParque RegionalRefugio Biolgico

    IV

    III

    II

    VI

    V

    Ib

    IV

    III

    IVII

    V

    IV

    VI

    III

    V

    II

    IV

    VI

    VI

    IV

    III

    IIII

    III

    VI

    II

    III

    II

    II

    III

    II

    III

    II

    IV

    V

    VI

    VI

    III

    II

    VI

    II

    IIIV

    II

    III

    V

    II

    VIII

    II

    IV

    VIVI

    IV

    IIIV

    II

    VI

    III

    II

    VI

    III

    V

    II

    IV

    VI

    III

    V

    II

    III

    II

    V

    III

    VI

    la

    II

    IVVI

    III

    II

    Fuente: Informe PNUMA-Mayo 2003; ajustado Autores

    Se conoce de la existencia de esta categora, pero no su equivalente

  • 32

    R E A S P R O T E G I D A S E N L A T I N O A M E R I C A - D E C A R A C A S A D U R B A N

    Continuacin cuadro de correspondencia de las categoras de reas naturales protegidasde Amrica Latina con la clasificacin de categoras de manejo adoptadas por UICN

    I. Reserva Natural Estricta/rea Natural SilvestreII. Parque NacionalIII. Monumento NaturalIV. rea de Manejo de Hbitat/EspeciesV. Paisaje Terrestre y Marino ProtegidoVI.rea Protegida con Recursos Manejados

    REGIN

    PAS

    CATEGORA DE MANEJO DEL ANP

    CENTROMERICAEL

    CARIBE SUDAMRICA

    Cost

    a Ri

    ca

    El S

    alva

    dor

    Gua

    tem

    ala

    Hon

    dura

    s

    Mx