of 172 /172
Desafíos para la Implementación de las Políticas Forestales en el Istmo CENTROAMÉRICA EN EL LÍMITE FORESTAL Centroamérica, 2005 Programa Regional Ambiental para Centroamérica

Download (1.28 MB)

  • Author
    buidung

  • View
    257

  • Download
    2

Embed Size (px)

Text of Download (1.28 MB)

  • Desafos para la Implementacin de las Polticas Forestales en el Istmo

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

    Centroamrica, 2005

    Programa Regional Ambiental para Centroamrica

  • 2005 PROARCA/APM, Programa Ambiental Regional para Centroamrica, Componente de reasProtegidas y Mercadeo Ambiental, Proyecto USAID-CCAD, The Nature Conservancy (TNC). 12Avenida 14-41, Zona 10 Colonia Oakland Guatemala 01010, Guatemala.

    Programa Ambiental Regional para Centroamrica, Componente de reas Protegidas y MercadeoAmbiental. Centroamrica en el Lmite Forestal /PROARCA/APM - UICN, Rodrguez Quirs, Jorge,San Jos, Costa Rica, 2005. Nmero de pginas p. 204; 8 X 10.5 c.m.

    Las denominaciones empleadas en esta publicacin y la forma en que aparecen presentados losdatos que contiene no implican, de parte de los miembros del Consorcio de PROARCA/APM, USAIDy CCAD juicio alguno sobre la condicin jurdica de pases, territorios, ciudades o zonas, o de susautoridades, ni respecto de la delimitacin de sus fronteras o lmites.

    Esta publicacin fue posible a travs del apoyo de la Oficina Regional para el Desarrollo Sosteniblede la Misin E-CAM de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos y TheNature Conservancy, bajo los trminos del Acuerdo de Donacin No. 596-A-00-01-00116-00. Laopinin expresada aqu es la de sus autores y no necesariamente refleja el punto de vista de laAgencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos.

    Recopilacin tcnica: Jorge Rodrguez Quirs

    Fotografas: Yamil Senz y otros

    Edicin: Gabriela Hernndez

    Diseo e impresin: INFOTERRA Editores

  • Desafos para la Implementacin de las Polticas Forestales en el Istmo

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

    Programa Regional Ambiental paraCentroamrica PROARCA

    UICN Unin Mundial para la Naturaleza

    Programa Regional Ambiental para Centroamrica

  • 2

    El Componente de reas Protegidas y Mercadeo Ambiental del Programa Regional para Centroamrica(PROARCA/APM) es una iniciativa de la Comisin Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) asistidofinancieramente por la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID). Esta iniciativade cinco aos (2001-2006) est siendo ejecutada por The Nature Conservancy (TNC). Su objetivo general escontribuir al manejo ambiental mejorado en el Corredor Biolgico Mesoamericano (CBM), para lo cual seenfoca en dos componentes:

    Resultado Intermedio 1 (IR1): Mejoramiento de la gestin en reas protegidas comprende tres campos deaccin para mejorar o asegurar la viabilidad de la biodiversidad en los paisajes funcionales clave. 1) El desarrollode alianzas efectivas para la gestin en reas protegidas que impulsa el apoyo a un marco legal y de polticasorientadas al manejo mejorado (servicios ambientales, conservacin en tierras privadas y co-manejo) y elfortalecimiento de instituciones y organizaciones (gobiernos, ONGs, comunidades). 2) Para lograr elmejoramiento de la gestin financiera en reas protegidas, se trabaja en la planificacin, la gestin financieray en el aumento de la inversin complementaria. 3) La aplicacin de mejores prcticas de manejo se promuevea travs de la adopcin y aplicacin de metodologas para la planificacin ecoregional, la planificacin para laconservacin de sitios, la metodologa de efectividad de manejo, y la definicin de indicadores para elmonitoreo biolgico y el Sistema Centroamericano de reas Protegidas (SICAP), entre otros.

    Resultado Intermedio 2 (IR2): Mercadeo ambiental de productos y servicios amigables con el medio ambienteTrabaja en dos campos de accin dentro de los sectores productivos de forestera y turismo sostenible parareducir las amenazas sobre la biodiversidad en los paisajes funcionales clave. 1) El incremento de ladisponibilidad de productos amigables se promueve a travs de la divulgacin de los requerimientos, opcionesy beneficios de la adopcin de mejores prcticas de produccin. 2) Se trabaja en desarrollar alianzas efectivaspara la comercializacin de productos y servicios amigables, a travs de la divulgacin de informacin sobre laoferta y demanda de productos y el fortalecimiento de las capacidades de los productores para participar enmercados innovadores.

    El proyecto da nfasis en dos reas consideradas como paisajes funcionales clave dentro del Corredor BiolgicoMesoamericano, y que a la vez representan cuatro reas prioritarias del Convenio de Biodiversidad deCentroamrica:

    1. Golfo de Honduras (Belice, Guatemala, Honduras)4. AmistadCahuitaRo Caas (Costa Rica, Panam)

    Los trabajos a nivel de los paisajes funcionales desarrollados por PROARCA/APM servirn de casos parasistematizar mtodos y experiencias y as contribuir al desarrollo de polticas regionales

  • 3

    C O N T E N I D O S

    En un lmite peligroso 5

    Antecedentes y justificacin 7

    I. Centroamrica en el Lmite Forestal 9II. Desafos para la implementacin de la

    Poltica Forestal en Guatemala 37III. Desafos para la implementacin de la

    Poltica Forestal en Belice 67IV. Desafos para la implementacin de la

    Poltica Forestal en Honduras 81V. Desafos para la implementacin de la

    Poltica Forestal en El Salvador 95VI. Desafos para la implementacin de la

    Poltica Forestal en Nicaragua 113VII. Desafos para la implementacin de la

    Poltica Forestal en Costa Rica 135VIII. Desafos para la implementacin de la

    Poltica Forestal en Panam 153

  • N O M B R E D E L C A P I T U L O

  • entroamrica contina deforestando a unritmo de 48 hectreas por hora, lo que equivalea entre 375,000 y 400,000 hectreas por ao.

    Esta cifra alarmante no ha cambiado en los ltimos diezaos. A este paso, la regin apenas cuenta ya con un36.5% de cobertura forestal y se acerca peligrosamente aun lmite de destruccin de los recursos naturales en quese toque fondo. Es momento, por lo tanto, de poner frenoa esta situacin y tomar medidas urgentes para detener yrevertir esta debacle forestal.

    Una regin que posee el 7% de todas las especies delplaneta, muchas de las cuales no se encuentran enninguna otra parte del mundo, no debera cometer lainsensatez de seguir destruyendo sus bosques. Losgobiernos centroamericanos han hecho esfuerzos poraumentar las reas protegidas, por generar polticas yestrategias para fomentar la conservacin y lareforestacin, entre otras iniciativas, pero en la prcticaestos compromisos no estn deteniendo ladeforestacin.

    Ha habido avances importantes en diferentes aspectosde la legislacin y la institucionalidad ambientalregional, pero queda el sinsabor de no poder reconocerlos mismos avances en el terreno. Las condicionesmacroeconmicas, sociales y ambientales en general ycon excepciones muy puntuales, indican que los anhelosy las metas de la agenda regional de desarrollosostenible expresadas en la ALIDES estn an lejos deser logradas.

    Ante esta situacin y con el genuino inters decontribuir a un dilogo abierto, transparente yproductivo, a travs de la Estrategia Forestal

    Centroamericana (EFCA), se ha generado la oportunidadde realizar una reflexin sobre el estado de situacin enmateria de poltica forestal, pero ubicndonos dentrodel contexto mayor del desarrollo sostenible; nosimplemente para concluir que los avances han sidoescasos, sino para tratar de identificar acciones quelleven a resolver los obstculos ms importantes queimpiden un avance significativo de la agenda regionalen este campo.

    El presente documento, presenta esas reflexiones sobrela poltica forestal a nivel regional y nacional, perotambin contiene una serie de propuestas y accionesprcticas para trabajar en el gran desafo de asegurar lasostenibilidad ambiental en los pasescentroamericanos, mediante la preservacin ycrecimiento de su base de recursos naturales y, a la vez,la mejora de su competitividad con el aprovechamientode esta misma base de recursos.

    Este trabajo se ha realizado bajo la direccin de laEstrategia Forestal Centroamericana (EFCA), apoyadapor el Comit Tcnico de Bosques de la ComisinCentroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) ycon el respaldo financiero y tcnico de la UICN-Mesoamrica y de PROARCA/APM.

    Este informe regional se basa en los estudiosindividuales realizados en los siete pases del rea y serpresentado en una reunin intersectorial de Ministrosde Agricultura y de Ambiente de la regin. El objetivo esque las autoridades polticas respalden e impulsen laagenda forestal que ac se propone, para superar losdesafos existentes y hacer del recurso forestal un factorcompetitivo para el desarrollo de Centroamrica. 5

    PRESENTACIN

    En un lmite

    peligroso

    C

  • N O M B R E D E L C A P I T U L O

  • 7

    ANTECEDENTES

    no de los grandes hitos de la ltima dcadaen Centroamrica fue el Plan de AccinForestal Centroamericano (PAFT-CA), el cual

    permiti alcanzar un consenso en la regin y unaagenda comn en los temas forestales. Bajo elauspicio de la Comisin Centroamericana deAmbiente y Desarrollo (CCAD), este fue un procesoque se desarroll en la primera mitad de los noventa,y sirvi de plataforma metodolgica para el anlisisde otras iniciativas relacionadas con los bosques quese iban articulando en el tiempo y en el espacio.

    Producto de este esfuerzo, entre 1995 y 1997 se realizuna investigacin y consulta en los siete pases de laregin sobre polticas forestales, con el respaldo polticode la CCAD, bajo la Direccin del ConsejoCentroamericano de Bosques y reas Protegidas (CCAB-AP) y con el apoyo de los Servicios Forestales. Asimismo,se public el documento de Polticas Forestales enCentro Amrica: Anlisis de las Restricciones para eldesarrollo del Sector Forestal.

    Pese a estos avances, Centroamrica ha centrado suatencin en otras prioridades de orden socioeconmico,lo cual ha hecho que la prioridad poltica y econmicase enfoque en reas cuya accin no est del todocompatibilizada con el sector ambiental, y sobre todo elsector forestal. Como consecuencia de ste viraje, sehan perdido los espacios logrados anteriormente y estoha trado un incremento de la deforestacin en laregin, similar a los niveles existentes a principios de ladcada de los 90, cuando la deforestacin alcanz lasuma de 416,000 hectreas por ao.

    Por otro lado, la agenda poltica en cada uno denuestros pases ha venido restando importancia a los

    bosques y el rol que stos juegan en la contribucinpara elevar la calidad de vida de las poblacionesrurales en Centroamrica. Por ello, es urgente retomarel tema forestal como un elemento estratgico paracontrarrestar la vulnerabilidad econmica, social yambiental de la regin. Las condiciones creadas por elPlan de Accin Forestal de los Trpicos paraCentroamrica y por la Estrategia ForestalCentroamericana (EFCA), indican que sera muyconveniente realizar un anlisis de las polticasforestales, a la luz de los avances existentes. Esto, conel fin de identificar las nuevas barreras que hacen queel sector forestal no despegue y proponer accionesque permitan convertir rpidamente el manejo,conservacin y desarrollo del recurso bosque en unaherramienta de desarrollo sostenible en la regin y enun elemento fundamental para el combate a lapobreza en las zonas rurales.

    En tal sentido, la Estrategia Forestal Centroamericana(EFCA), apoyada por el Comit Tcnico de Bosques de laCCAD y con el respaldo financiero y tcnico de la UICN-Mesoamrica y de PROARCA/APM, se ha propuestorealizar un anlisis de las polticas forestales existentesen los siete pases de la regin. El objetivo de esteanlisis es identificar las barreras existentes,principalmente aquellas que impiden la adopcin demejores prcticas de manejo y la certificacin forestal,as como la participacin indgena y campesina; paralograr de esta manera un mayor apoyo poltico y buscarlas estrategias y planes que permitan remover lasrestricciones identificadas.

    El organismo responsable de la ejecucin de losacuerdos que se logren bajo el presente proyecto es elComit Tcnico de Bosques de la CCAD.

    Antecedentes y

    justificacin

    U

  • N O M B R E D E L C A P I T U L O

  • 9

    C A P I T U L O I

    l recurso naturalEl istmo centroamericano es un puente delgadoentre ocanos y un embudo para el flujo de

    especies entre Amrica del Norte y Sudamrica. Suhistoria geolgica es relativamente reciente y se hacaracterizado por una intensa actividad tectnica yvolcnica. Se ubica en la franja de tierras afectadas porel paso de ciclones y huracanes. As, sequas einundaciones han marcado su historia.

    Esta regin se caracteriza por su gran biodiversidad eimportantes reductos de bosque tropical hmedo. Seestima que su cobertura forestal es en el 2005 de 20,064millones de hectreas (36.5% del territorio). EnCentroamrica se encuentra el 8% de la superficie de losmanglares del mundo, y la segunda barrera de arrecifesdel planeta; tambin posee cerca del 12% de las costasde Latinoamrica y del Caribe. Estas costas albergan casiel 22% de la poblacin de la regin, y producen almenos US$750 millones por concepto de actividadespesqueras, dan trabajo directo a ms de 200,000personas y son habitadas por al menos 250,000indgenas que dependen directamente de sus recursos.

    El recurso hdricoDebido a sus climas tropicales clidos, el istmo disponede una riqueza hdrica superior a la de muchos pases endesarrollo. Los niveles de precipitacin promedio anualson relativamente altos, llegando en algunas parteshasta los 7,500 mm. Aparentemente, no se justifica unapresin sobre la disponibilidad de agua para la

    poblacin existente. Sin embargo, el agua de lluvia sedistribuye desigualmente a lo largo de la regin, losasentamientos humanos han afectado los mantosacuferos y las prcticas agrcolas insostenibles handisminuido la capacidad de cosechar agua.

    En general, las partes altas de las cuencas hidrogrficasestn formadas por acuferos volcnicos, los cuales porsu ubicacin geogrfica y extensin, representan laprincipal fuente de agua potable, riego, y aguasubterrnea de la regin. Estos acuferos son tambin losms vulnerables, por ser suelos muy porosos y estarexpuestos a la influencia humana. Su ubicacin coincidecon las zonas ms densamente pobladas, lo queincrementa el riesgo de contaminacin por elcrecimiento urbano en sus reas de recarga. Se calculaque estos acuferos volcnicos abastecen de agua potableal 75% de la poblacin centroamericana, en particular lasreas metropolitanas de Ciudad de Guatemala,Tegucigalpa, San Salvador, Managua y San Jos.

    La deforestacinSegn los ltimos informes recabados en los pases dela regin, la deforestacin ha alcanzado entre 375,158Has y 416,158 Has. por ao en el primer quinquenio dela presente dcada. Esto indica que en los ltimos diezaos no hemos sido capaces de superar este mal, ya quepara la dcada de los 90 la tasa de deforestacinidentificada para la regin registr la cantidad de 48Has. por hora, lo que es igual a una tasa de destruccinde 416,000 Has. anuales (ver Cuadro No.1).

    E

    Centroamrica

    en el lmite forestal

    1. Centroamrica Forestal

  • La reforestacinEl desarrollo de plantaciones sigue siendo bastante dbil enla regin. Los nicos pases que han logrado mantener unprograma de reforestacin en forma permanente sonGuatemala y Costa Rica, por lo que el resto de pasespodran retomar estas experiencias para la implementacinde programas ms sostenibles (ver Cuadro No.1).

    La tala ilegal Por ser una actividad ilegal, la tala se vuelve difcil decuantificar; sin embargo, existe informacin que sugiereque en la regin esta actividad supera en mucho elvolumen autorizado oficialmente (un promedio de 3,0millones de metros cbicos anuales).

    En Costa Rica, por ejemplo, el Plan Nacional de DesarrolloForestal estim que el 25% de la madera que el pasconsume provena de la tala ilegal, y segn lasestadsticas forestales suministradas por la OficinaNacional Forestal (ONF) sta alcanz el 15% en el perodo2004-2005. En Guatemala, estimaciones realizadas en el2003 sealan que la tala ilegal con fines de produccinmaderable representa del 30% al 50% del volumen demadera comercial cosechado por ao. En Honduras,segn algunos estudios, sobrepasa el 60% de losaprovechamientos forestales legales, principalmente en elbosque latifoliado. Sin embargo, es criterio de la ComisinInterventora de la COHDEFOR que sta supera el 80% dedicha corta. En Nicaragua, algunos estudios indican quela tala ilegal supera el 100% del volumen deaprovechamiento autorizado legalmente.

    Estado de la conservacin de los recursos naturales y las reas protegidas En Centroamrica se han declarado legalmente ms de557 reas protegidas (AP), que ocupanaproximadamente un 22.5% de la superficie terrestre yacutica de Centroamrica (Fuente: Memorias delPrimer Congreso Centroamericano de AP, CCAD,Managua, Nic. 2003, 2004). Entre stas, existen 43 sitiosestablecidos utilizando categoras de manejo odenominaciones reconocidas internacionalmente.Adems, existen otras 38 categoras propias de lospases, en las que predominan: Parque Nacional (99). Refugio de Vida Silvestre (98). Reserva Natural (66).

    Desde hace algunos aos, se han diseado SistemasNacionales de reas Protegidas (SINAP), con diferentes10

    estructuras institucionales, marcos legales, polticas ymecanismos de operacin y manejo.

    La realizacin de actividades extractivas inapropiadas, lainvasin de tierras, la deforestacin asociada, losincendios forestales, el avance de la frontera agrcola yla falta de recursos humanos y medios materiales parasu efectivo manejo, son los factores que mayoramenaza representan para la estabilidad y existencia delas APs. Los procesos que ponen en peligro labiodiversidad a largo plazo, como consecuencia directae indirecta de los factores anteriormente mencionados,son la prdida y fragmentacin de los hbitats,incrementando los procesos de deterioro ambiental, ladegradacin de los ecosistemas y mayores niveles devulnerabilidad ambiental y social.

    Las prdidas de cobertura vegetal de los bosques,estimadas en alrededor del 2.1% anual, contribuyen aprofundizar las condiciones de pobreza y vulnerabilidadde los habitantes de la regin.

    A pesar de las amenazas antes descritas, las reasprotegidas siguen siendo un recurso natural de enormespotencialidades para el desarrollo sostenible deCentroamrica. El conjunto de bienes y serviciosambientales que generan las APs, incluyendo agua paradistintos usos, biomasa forestal, productos nomaderables, recursos genticos, estabilizacin microclimtica, prevencin de riesgos naturales, pormencionar algunos, pueden traducirse en beneficioseconmicos concretos que distribuidos equitativamentepueden contribuir a mejorar el bienestar y el ingreso dela poblacin, especialmente a nivel rural.

    Las APs ofrecen, adems, otros potenciales de gransignificacin para otros sectores econmicos como elturismo en sus diferentes modalidades e intensidades, eldesarrollo cientfico-tcnico, especialmentebiotecnolgico, as como oportunidades recreativas yeducativas para la poblacin, entre otras.

    El total de reas protegidas en Centroamrica que seencuentran bajo rgimen de propiedad privada son 257unidades, con una superficie de 317,232 hectreas,como se muestra en el cuadro adjunto. Esto muestraque el 46% de las reas protegidas de la regin est enmanos privadas, pero nicamente ocupa el 2.5% deltotal de superficie bajo el sistema de reas protegidas anivel regional que es de 12,968.608 has.

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

  • Analizando la informacin de los Cuadros 4 y 5 de estecaptulo, podemos observar que en Centroamrica existeuna tendencia hacia el uso y consumo de la lea, aspectofundamental en estos momentos, cuando el precio delpetrleo ya alcanz la suma de US$63 por barril (agosto2005), con una tendencia a seguir subiendo. Esto haceprever que continuar la presin por el uso de lea y esnecesario implementar sistemas que permitancontrarrestar y reducir este consumo.

    En la regin existen suficientes investi-gaciones, talescomo la realizada por el Ing. Ren Nez Surez,inventor salvadoreo que desarroll la Turbo Cocina,que hace posible que una estufa utilice slo el 10% demadera comparado con las estufas tradicionales. Coneste tipo de mecanismos sera posible bajar la demandade lea para consumo familiar. Pero tambin podramospensar en ir mucho ms all, aprovechando elMecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto,para desarrollar en cada uno de los pases de la reginproyectos dentro-energticos que propicien lacogeneracin de energa elctrica renovable.

    Incendios forestalesEn la regin se reportan incendios forestales de distintamagnitud todos los aos, pero existen condiciones quetienden a reforzar su aparicin y agravar sus efectos.Entre 1996 y 2001, Honduras y Nicaragua fueron los msafectados por incendios, sin que ello signifique que losdems pases han estado exentos de sus consecuencias,pues acumularon en ese perodo 104,900 episodios deeste tipo. Slo entre 2000 y 2001, se reportaron casi34,000 incendios, de los cuales Honduras y Nicaraguaconcentraron ms de 9,000 (CCAD, 2002).

    Entre las principales causas de los incendios seencuentran: a)Las quemas agrcolas y de potreros, especialmente

    durante la poca seca o verano.b)Las actividades de los cazadores.c) Los pirmanos.d)Los rayos.

    Independientemente de su origen, estos eventosafectan tanto a bosques abiertos como a reasprotegidas, y lo ms usual es que se deban a una de lastres primeras causas mencionadas.

    Desde una perspectiva ms estructurada, la CCAD(1998, 2001) establece causas institucionales, polticas, 11

    C A P I T U L O I

    Cuadro No.1reas Protegidas Privadas en Centroamrica

    Pas Unidades Extensin HaBelice 5 122,538Costa Rica 77 54,480El Salvador 12 8,743Guatemala 51 21,607Honduras 40 48,000Nicaragua 23 5,864Panam 49 56,000TOTAL 257 317,232

    Por otro lado, alrededor de 200 reas protegidas deCentroamrica se encuentran bajo gestin compartida,de las casi 600 que existen en la regin. Esto indica queprcticamente la tercera parte de las reas enproteccin del istmo se estn administrando con ayudade la sociedad civil.

    En Belice existen 35 reas protegidas bajo la modalidadde gestin compartida, en Costa Rica 10, en El Salvador36, en Guatemala 42, en Honduras 28, en Nicaragua 9 yen Panam 14, segn los ltimos datos suministradospor los Directores de reas Protegidas de cada pas. Estosuma un total de 174 reas protegidas en todaCentroamrica que son administradas pormancomunidades, ONGs, municipalidades, gruposcientficos, grupos tnicos o la empresa privada, entreotros actores distintos al gobierno.

    El consumo de leaEn Centroamrica se consumen alrededor de 39millones de metros cbicos de madera para lea ycarbn. Esto es 13 veces ms que el volumen autorizadooficialmente para abastecer la industria forestalexistente en la regin (Ver Cuadros 2 y 4), lo cual noshace pensar que en la regin existe un promedio deconsumo de carbn y lea de aproximadamente unmetro cbico per cpita. Un porcentaje variable esutilizado por la poblacin como fuente de energa parala preparacin de sus alimentos. Sin embargo, otroporcentaje nada despreciable se orienta a la produccinde energa, contribuyendo fuertemente a la balanzaenergtica de los pases de la regin. En casos como elde Honduras, se indica que del 65% al 70% de la energaconsumida en el pas viene de la lea. Adems, dada lacrisis existente del caf, se puede asumir que un granporcentaje de esta lea proviene del bosque natural obien de reas en donde la vegetacin se encuentra enalgn grado de recuperacin.

  • 12

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

    Cuadro No. 2Situacin del Recurso Forestal en Centroamrica

    Belice Guatemala El Salvador Honduras Nicaragua Costa Rica PanamSuperficie (Km2) 22,966 108,798 21,040 112,492 130,642 50,100 75,516

    Poblacin (Miles) 266.4 12,000 6,500 6,900 5,484 4,262 3,253

    Cobertura Forestal 1,721 4,046 202 5,400 3,200 2,131 3,364Miles Has 79% 37.2% 9.6% 48.0% 24.5% 46% 45%

    Deforestacin 36,000 50,000 a 4000 a 80,000 a 150,000 8,000 a 47,158(Has) 60,000 7,000 100,000 16,000

    Volumen Autorizado M3/ao 60,145 800,000 300,000 759,000 210,720 446,363 95,000

    Plantaciones Forestales (Total Has) 3,000 133,000 3,000 37,112 5,513 52,038 42,124

    Consumo de Carbn y Lea Per Cpita 0.47 1.00 1.26 0.65 1.06 0.81 0.38

    Cuadro No. 3Situacin de las reas Protegidas en Centroamrica

    Pas Nmero de Porcentaje Extensin Porcentaje Porcentaje reas protegidas del nmero Has de superficie del Territorio

    de reas SICAP SICAPBelice 74 13.3 1,071,664 8.3 47.2Guatemala 123 21.7 3,197,579 24.6 29.4Honduras 76 13.6 2,220.111 17.1 19.7El Salvador 3 0.5 7,110 0.05 0.33Nicaragua 76 13.6 2,242,193 17.3 17.0Costa Rica 155 27.8 1,288,834 9.9 25.2Panam 50 9.0 2,941,386 22.7 26.0Total 557 100 12,968,608 100 25.4

    Fuente: Programa Estratgico Regional de reas Protegidas PERCAP. CCAD 2005

    Fuente: Situacin de los Bosques del Mundo 2005. FAO Informes Nacionales CCAD-EFCA-UICN.

    agropecuarias y forestales, detrs de este problema. Entrelas causas institucionales y polticas se alude al uso desistemas de deteccin inapropiadas, dbiles estructurasorganizativas para la prevencin y el combate de losincendios, marcos legales desactualizados o del todoinadecuados y serias deficiencias en la coordinacin entreinstituciones y entre las polticas sectoriales yextrasectoriales. A ello se agrega la escasez o carencia depersonal capacitado y equipo.

    Por otro lado, entre las causas agropecuarias se mencionael cambio de uso de la tierra y la agricultura desubsistencia, actividades que se realizan en formaespontnea y que se caracterizan por la ausencia decontrol por parte de las instancias del Estado. Tambin lasprcticas de cosecha de los cultivos industriales, en los quela quema es parte del proceso tradicional de produccin, yla ganadera extensiva, cuya demanda por tierras tiene enel fuego una de sus principales herramientas para la tomay resguardo de los pastos sobre la ocupacin forestalnatural o controlada de los terrenos. Pero finalmente, la

    falta de un buen manejo sostenible de los bosques y lasdebilidades en las regulaciones y en el control de susrecursos juegan un papel definitivo.

    La certificacin forestalLa regin ha manifestado una tendencia creciente enmateria de certificacin forestal. En febrero de 1999, seencontraban solamente 90,000 hectreas de bosquecertificados, cifra que se increment en octubre del 2000a 160,078 hectreas y en noviembre del 2001 a 398,971hectreas. Segn el ltimo corte, en agosto del 2003 setenan 537,781 hectreas de bosque certificadas enCentroamrica; es decir, cinco veces ms que en 1999.Guatemala se ubica como el pas con el mayor nmero desitios certificados, con un total de 16 sitios y con la mayorcantidad de hectreas certificadas con 435,090 hectreas.

    En lo que respecta al tipo de bosque que ha sidocertificado, el bosque natural encabeza con el 85% deltotal de hectreas certificadas. Le siguen las plantacionesforestales y los bosques con plantaciones mixtas.

  • 13

    C A P I T U L O I

    La preocupacin por el ambiente como objetivo regionales bastante tarda en Centroamrica, pese a que ya en ladcada de los aos sesenta se esbozan los primerosintentos por concretar iniciativas centroamericanasdedicadas a la gestin de asuntos ambientales (como elComit de Regional de Recursos Hdricos CRRH- o elComit Coordinador de Instituciones de Agua Potablede Centroamrica, Panam y la Repblica DominicanaCAPRE-). Antes de 1989, ao en que se funda laComisin Centroamericana de Ambiente y Desarrollo(CCAD), fueron principalmente las agencias decooperacin internacional las que tomaron lasiniciativas en esta materia, y casi siempre como parte deun esfuerzo por mejorar las prcticas productivas en elmbito agropecuario. Tal es el caso de las polticasrecomendadas por la Comisin Kissinger y, casisimultneamente, por el Instituto para el Ambiente yDesarrollo (IIED) (Leonard, 1987).

    La dcada de los noventa, terminada la fase ms agudade los conflictos armados, fue mucho ms fructfera en

    materia ambiental debido a tres factores principales. Elprimero fue el fin de la Guerra Fra, que permiti laadopcin de una agenda inclusiva, cada vez menoscondicionada por los temas de seguridad. El segundo fuela promulgacin en 1991 del Protocolo de Tegucigalpaque cre el Sistema de la Integracin Centroamericana(SICA), lo cual permiti la recuperacin del espacioregional como objeto de polticas pblicas de todos losEstados del rea; y el tercero la convocatoria de laCumbre de Ro (1992) y su seguimiento.

    Estas circunstancias permitieron en pocos aos la entradaen funcionamiento, entre otras instancias, de la CCAD(fundada en 1989 pero activa desde 1990); la aprobacindel Convenio para la Conservacin de la Biodiversidad yProteccin de reas Silvestres en Amrica Central (1992)y su principal instrumento, el Sistema Centroamericanode reas Protegidas (CICAP); la creacin del Centro deCoordinacin para la Prevencin de Desastres Naturalesen Centroamrica (CEPREDENAC); la formacin deComisiones Nacionales de Desarrollo Sostenible; la

    Cuadro No.5Importancia de la lea y su consideracin en las polticas energticas

    Participacin de la lea en la oferta energtica total (2002)Pas Energas renovables relacionadas con lea dentro de la OTE

    Lea Lea Lea Lea Carbn Total Lea Total no Sostenible Residencial Agropecuaria Industrial Vegetal Sostenible Lea

    Costa Rica 0.2% 1.1% ----- 0.1% 0.2% 1.4% 1.6%El Salvador 3.7% 23.5% ----- 1.2% 0.4% 25.1% 28.8%Guatemala 39.3% 1.6% ----- 0.4% 0.3% 2.3% 41.6%Honduras 4.3% 30.1% ------ 1.2% ------ 31.3 35.8%Nicaragua 5.0% 37.9% ------ 0.3% 1.4% 39.6% 44.6%Panam 2.3% 16.0% ------ 0.6 0.2% 16.8% 19.1%

    Fuente: Ana Mara Majano, Programa de Polticas Energticas para el Desarrollo Sostenible. INCAE. 2005

    2. La agenda ambiental centroamericana

    Cuadro No.4Consumo de Lea y Carbn en Centroamrica (En miles de metros cbicos)

    PAIS Consumo de Consumo per cpita - M3 Poblacin que utilizaLea y Carbn lea (%)

    2001 2002 2003Belice 126 126 126 0.47 ---Guatemala 14,540 14,870 15,207 1.0 60Honduras 8,732 8,720 8,710 1.26 29 (urbano)

    100 (rural)El Salvador 4,518 4,518 4,518 0.65 38.6Nicaragua 5,756 5,791 5,827 1.06 64.3Costa Rica 3,486 3,474 3,463 0.81 11.8Panam 1,280 1,264 1,248 0.38 20.7

    TOTALES 38,438 38,763 39,099Fuente: GEO Centro Amrica 2004: Segundo Informe sobre Desarrollo Humano 2003. PNUD

  • suscripcin del Convenio para el manejo y conservacinde los ecosistemas naturales forestales y el desarrollo deplantaciones (1993) y la firma de la que llegara a ser elmarco estratgico del SICA: la Alianza para el DesarrolloSostenible (ALIDES), constituida en Managua, Nicaraguaen 1994.

    La ALIDES ha sido paradigmtica en varios sentidos. Poruna parte, fue la primera iniciativa en el mundo querecogi y articul en una propuesta admitida por losEstados Partes, la visin emanada de la Conferencia deRo sobre ambiente y desarrollo. Por otra, se constituy enlo que en algn momento se denomin la plataformaprincipal para el desarrollo de Centroamrica, unaestrategia para lograr en la regin stmica un modelo decrecimiento balanceado y armonioso, capaz deconcentrar los esfuerzos de los pases miembros del SICAen la bsqueda de respuestas integrales y creativas a losproblemas histricos del rea (Leal, 1998).

    En 1999 se dio a conocer el Plan Ambiental para laRegin Centroamericana (PARCA), cuyo objetivoprincipal era el de facilitar una articulacin estratgicaentre desarrollo y conservacin del patrimonioambiental centroamericano. El aporte ms significativodel PARCA fue la bsqueda de estndares ambientalesque permitiesen una gestin ambiental ms efectiva yactualizada; enfoque que permita superar el estrechombito de la creacin de leyes ambientales quepredomin durante los primeros aos de ALIDES.

    Este nuevo espritu ambientalista, ms sofisticado yflexible, tambin se vi reforzado por el establecimientode la propuesta del Corredor Biolgico Mesoamericano(CBM) entre 1977 y 2000. Esta iniciativa fueoriginalmente financiada con recursos del GlobalEnvironmental Facility (GEF), pero logr el apoyoposterior de donantes interesados en dotar las reasprotegidas centroamericanas de mayor viabilidad pormedio de su articulacin territorial. Tambin se propusoatender las necesidades de las poblaciones ms pobres yexcluidas de Centroamrica, ubicadas precisamente enlos alrededores de dichas reas.

    Algunas iniciativas regionalesEl ncleo de las iniciativas ambientales en Centroamricalo constituyen las actividades y esfuerzos por mejorar lagestin ambiental que han tenido lugar en el proceso deintegracin centroamericana. En dicho proceso laDireccin General del Medio Ambiente del Sistema de14

    Integracin Centroamericana (SICA) y particularmente laComisin Centroamericana de Ambiente y Desarrollo(CCAD), como entes oficiales de la poltica ambientalcentroamericana, han desempeado un papelpreponderante.

    1. El Plan Ambiental de la Regin Centroamericana (PARCA)

    Con el fin de afrontar los principales retos ambientalesde la regin, la Direccin General del Medio Ambientedel Sistema para la Integracin Centroamericana(DGMA-SICA) se propuso la elaboracin de un conjuntode objetivos y una estrategia de largo y mediano plazo,que permitiera aunar esfuerzos en la difusin eimplementacin de un modelo de sostenibilidad enCentroamrica.

    Es as como, desde 1998, se desarroll un amplio procesode consulta que involucr profesionales de la DireccinGeneral, expertos regionales en recursos naturales y medioambiente, consultores externos y profesionales de laCCAD. Las propuestas que se generaron a travs de dichoproceso fueron presentadas a los Ministros responsablesdel ambiente y del manejo de los recursos naturales paraconocer as sus posiciones respecto a la misma y analizarsus posibilidades reales de ser incorporadas a la agendapoltica centroamericana. Todo este proceso dio comoresultado la promulgacin del Plan Ambiental de laRegin Centroamericana (PARCA) en 1999.

    El PARCA est conformado por un conjunto de principios ylineamientos que orientan las acciones concebidas a travsde reas estratgicas. Asimismo, el documento indica losinstrumentos requeridos para la ejecucin de la agendapropuesta. Se han dispuesto dos tipos de reas estratgicas:la de carcter regional (bosque y biodiversidad, agua,produccin limpia y desarrollo institucional para la gestinambiental) y las de naturaleza internacional referente a laincidencia de la poltica ambiental centroamericana en elescenario mundial (cambio climtico, comercio y medioambiente, biodiversidad y cooperacin internacional). Lasreas estratgicas fueron concebidas como instrumento detrabajo, cuestin por la cual no se bastan por si mismas, sino ms bien deben ser complementadas con instrumentosde planificacin de corto plazo y con un trabajo decoordinacin adecuado.

    2. Corredor Biolgico Mesoamericano (CBM)El CBM constituye un concepto de desarrollo para las zonasde conectividad y reas protegidas entre el sur de Mxico y

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

  • normas y procedimientos ambientales y reduccin deriesgos ante fenmenos naturales.

    Promover el desarrollo sostenible de las reas naturalesterrestres y costero marinas multinacionales de laregin mesoamericana.

    La IMDS se basa en los principios del CBM y lasprioridades ambientales establecidas a nivel regional atravs del Plan Ambiental de la Regin Centroamericana(PARCA) y la sostenibilidad ambiental del PPP.

    4. La Estrategia Forestal Centroamericana (CCAD/EFCA)La CCAD/EFCA fue aprobada durante la XXXIV Reunin deMinistros de la Comisin Centroamericana de Ambiente yDesarrollo (CCAD), celebrada en octubre del 2002. Lamisin de la CCAD/EFCA es la de constituirse en un foropermanente de reflexin y accin para impulsar eldesarrollo forestal sostenible en Centroamrica. Suobjetivo estratgico es apoyar a los pases del rea aimplementar los principios, acciones y acuerdos del Foroy Panel Intergubernamental de Bosques (IPF/IFF), ascomo posicionar al sector forestal como agenteimportante para contribuir al desarrollo econmico,social y ambiental de los pases de la regin, aportandosignificativamente a la reduccin de la vulnerabilidad y elalivio a la pobreza.

    La CCAD/EFCA persigue que para el ao 2005 todos lospases centroamericanos hayan revisado o actualizadosus polticas forestales y sus Programas Nacionales deDesarrollo Forestal, que permitan a mediano plazo (10aos) sentar las bases econmicas, sociales y biofsicaspara el uso, manejo y conservacin de los bosques de laregin, y que para el 2025 el Istmo cuente con un 45 a50% de cobertura forestal.

    Los propsitos de la CCAD/EFCA son: Retomar la agenda poltica forestal en Centroamrica. Aumentar la cobertura forestal de la regin. Restaurar los bosques degradados. Fortalecer el Sistema Centroamericano de reas

    Protegidas (SICAP). Impulsar al sector forestal centroamericano hacia una

    mayor competitividad y proyeccin como estrategia dereduccin de la vulnerabilidad y combate a la pobreza.

    La Secretara Ejecutiva de la Comisin Centroamericanade Ambiente y Desarrollo (CCAD), a travs de losproyectos regionales como el Proyecto de Consolidacindel Corredor Biolgico Mesoamericano (PCCBM), viene 15

    C A P I T U L O I

    la pennsula del Darin en Panam, albergando una enormediversidad biolgica en la regin definida comoMesoamrica, formada por los ocho pases (Mxico, Belice,Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica yPanam) y con una poblacin de ms de 35 millones. Elconcepto del CBM integra conservacin y uso sostenible dela biodiversidad, en un marco general de desarrollo.

    La iniciativa regional del Corredor BiolgicoMesoamericano, despus de seis aos de gestin (1998-2004), est en una etapa de consolidacin. La CCAD hapreparado un Programa Estratgico Regional, el cual fueaprobado en la Reunin de Ministros realizada enManagua, Nicaragua, en julio del 2005. Este Programaarticula los esfuerzos de la cooperacin existentes y lospotenciales. El proceso de formulacin del Programatom en cuenta las experiencias de la primera etapa de lainiciativa, siendo de especial consideracin lascondiciones institucionales de cada pas. Para ello, elComit de Enlaces Ministeriales de la CCAD aprob unplan de trabajo que incluy la participacin de losComits Tcnicos en diferentes actividades desistematizacin, anlisis y planificacin estratgica,complementadas con consultas a actores del sectorpblico y privado que estn involucrados en laconcrecin de esta importante iniciativa.

    3. Plan Puebla PanamEn el ao 2001, se lanz el Plan Puebla Panam (PPP)como un marco regional programtico para potenciar eldesarrollo econmico, reducir la pobreza y acrecentar lariqueza del capital humano y el capital natural de laregin mesoamericana, dentro de un contexto de respetoa la diversidad cultural y tnica. El PPP est enmarcadodentro de ocho iniciativas, siendo una de ellas la IniciativaMesoamericana de Desarrollo Sustentable (IMDS).

    Esta iniciativa tiene los siguientes objetivos generales: Establecer un acuerdo regional sobre gestin ambiental

    regional y desarrollo sustentable, que comprenda metas,acciones nacionales y regionales, as como un portafoliode proyectos de inversin y cooperacin tcnica.

    Apoyar el desarrollo e implementacin de un marcoinstitucional moderno que garantice la calidadambiental y la sostenibilidad de bienes regionalesambientales pblicos, mediante el fortalecimiento delas capacidades de gestin de las autoridadesnacionales y regionales.

    Asegurar la calidad de las inversiones de todas lasiniciativas del PPP mediante la homologacin de

  • desarrollando un proceso para reordenar los diferentescomits tcnicos y los diferentes programas estratgicosregionales dentro del Plan Ambiental Regional paraCentroamrica (PARCA). Entre esos comits y programasfiguran: el Programa Estratgico Regional de Trabajo enreas Protegidas (PERTAP), el Programa EstratgicoRegional para la Conectividad del Corredor BiolgicoMesoamericano (PERCON-CBM) y la EstrategiaForestal Centroamericana (CCAD/EFCA), todos elloscontenidos en el PARCA dentro del Eje de PatrimonioNatural de Centroamrica y ms directamente, dentrode la Estrategia Regional de Biodiversidad. En talsentido, se hace necesario armonizar la CCAD/EFCA

    16

    3. La participacin social en el manejo sostenible del bosque

    El 11% de los bosques del mundo (420 millones dehectreas) son manejadas por comunidades. En pases endesarrollo, esa cifra corresponde al 22% de los bosques.

    El promedio de cobertura forestal en Centroamrica es de36.5% del territorio, pero a pesar de estos recursos, 3 decada 5 centroamericanos viven en condiciones de pobreza,y dos de cada cinco en indigencia o pobreza extrema. Lasreas rurales concentran el 71% de la pobreza.

    El bosque es visto por las comunidades como unaalternativa viable para mejorar sus condiciones de vida.Por lo tanto, el tema de la participacin comunitaria en laformulacin y revisin de las polticas y la legislacinforestal se ha venido tratando en la regin desde hacems de dos dcadas con buenos resultados. No obstante,es necesario seguir trabajando en estos temas.

    En algunos pases romper los mitos de que lasorganizaciones comunitarias no tienen capacidad denegociacin, o en el peor de los casos derecho aparticipar de los beneficios que otorgan los bosques a sususuarios, se ha venido rompiendo gracias al esfuerzo delas comunidades organizadas que han mostrado con susexperiencias su capacidad no solo de generar desarrollosino tambin capacidades locales que tienen un impactodirecto en mejoras en sus comunidades. Tambin esimportante reconocer los aportes de diferentesorganismos internacionales, agencias de cooperacininternacional y funcionarios de las instituciones delEstado que han credo y apostado por estos procesos.

    Centroamrica es quizs una de las subregiones que msha avanzado en el manejo comunitario de los recursosforestales por diferentes coyunturas que se han dado enlos pases. An as, si bien se han establecido espaciosdonde se toman las decisiones que inciden directamentesobre las polticas relacionadas con los bosques, todavafalta mejorar los mecanismos de participacin de lasorganizaciones comunitarias. Estos mecanismos debenfuncionar en dos vas: la primera hacia las estructuras delas instituciones de los Estados y la otra mejorando lascapacidades locales para insertarse en estos espacios.

    El terreno para avanzar en este campo en Centroamrica esmuy frtil. Hay buena voluntad por parte de las direccionesde las instituciones responsables de garantizar el buenmanejo de los bosques. Tambin los organismosinternacionales han venido cambiando su relacin decooperacin hacia los pases de manera que se puedencanalizar los recursos de manera ms equitativa y adecuadapara las comunidades, y en las comunidades se hangenerado una serie de capacidades que les permite mejorarsu participacin, con una base propositiva y gestionaria.

    Pero quizs lo ms importante es que la relacin verticalque se daba entre todos los sectores ha ido cambiandohacia una relacin ms equitativa y respetuosa,convirtiendo a los diferentes actores en socios y no encompetidores por recursos o por poder.

    La idea de que el bosque da para todos se ha venidoconsolidando, y esto es muy valioso para comunidades

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

    Imagen de la 40 ReuninOrdinaria del Consejo deMinistros de la ComisinCentroamericana de Ambiente yDesarrollo (CCAD), celebrada el28 de julio en la ciudad deGranada, Nicaragua.

    como Programa Regional Estratgico (PERFOR), alPERCON-CBM y al PERTAP, e integrarla a la EstrategiaRegional de Biodiversidad contenida en el PARCA.

  • La segunda dimensin corresponde a asuntos internos delas organizaciones campesinas e indgenas: La mayora de los grupos se encuentran en zonas

    alejadas, con difcil acceso, por lo que su capacidad demovilidad es muy limitada.

    Las organizaciones en la mayora de los casos estnatravesando serias crisis, principalmente por las trabaspara las operaciones forestales o la falta de acceso acapital para financiarlas.

    Se ha perdido liderazgo y la buena imagen de susprincipales dirigentes.

    La incidencia poltica no es servicio reconocido, por loque la gente debe dedicarse a trabajar para sobrevivir ydejar de lado las luchas.

    Los espacios que se han ganado en las instancias detoma de decisin no se han capitalizado en beneficiosconcretos para los grupos de base.

    En la mayora de los casos el trabajo tanto de direccinde las organizaciones como de incidencia poltica estrecargado en una sola persona.

    Existe un alto nivel de desinformacin de lasorganizaciones con respecto a la legislacin y laspolticas sobre bosques, generalmente solo se conocelas responsabilidades y no los derechos.

    La tercera dimensin identificada corresponde a lasAgencias de Cooperacin Internacional y OrganismosInternacionales: En la historia de cooperacin de Centroamrica, y an

    hoy da, no se ha podido lograr una coordinacininterinstitucional que empuje hacia un solo proceso dedesarrollo, por lo que existen duplicidad de esfuerzos ycontradicciones en muchos casos.

    Los procesos de los pases se han inclinado por losintereses de la cooperacin y no por las necesidadesreales de los mismos.

    Apuntan a la innovacin en nuevos temas sin resolvercuellos de botella, que impiden el avance.

    Se ha gastado mucho dinero en proyectos pero no seha logrado fortalecer realmente la capacidad localhacia la auto sostenibilidad, sino ms bien se hagenerado una alta dependencia.

    17

    C A P I T U L O I

    cuyo nico medio de vida es este recurso y es a partir del que pueden desarrollarse y mejorar sus condiciones devida, sin daar su entorno.

    Hoy da son ms los que creen que los bosquesmanejados por comunidades organizadas y responsables,mantienen su biodiversidad y potencial productivo altiempo que son una herramienta eficaz para combatir lapobreza de las zonas rurales de Centroamrica.

    Las luchas por incluir en los discursos polticos el manejoforestal comunitario se gan hace ms de una dcada yste concepto se puede encontrar en los planesnacionales forestales de todos los pases o en susestrategias. La nueva lucha tiene que ver ahora con lacapitalizacin del acceso de las comunidades a losbosques en verdaderas mejoras para sus vidas.

    Las barreras de participacin de las comunidades en lasinstancias donde se formulan las polticas y legislacinrelacionada con los bosques se puede analizar en tresdimensiones: el Estado, las propias organizacionescomunitarias y la cooperacin internacional.

    La primera dimensin tiene que ver con elementosexternos a las organizaciones campesinas e indgenas ydirectamente relacionados con el Estado: Las estructuras de coordinacin y toma de decisin de

    las instituciones rectoras de los recursos naturalesestn centralizadas en las capitales de los pases, lejosde donde estn los bosques.

    No se reconoce el verdadero aporte de lasorganizaciones campesinas en trminos de desarrollosocial, humano, econmico y ambiental a los procesosde cada pas.

    Existen demasiadas trabas en los procesos legalesrelacionados al manejo de bosques, lo que hace que lasorganizaciones se desgasten en luchar con el Estado,sus productos sean menos competitivos y se fomentela tala ilegal.

    Las polticas relacionadas al manejo de los bosques sonmuy cambiantes.

    Las instituciones rectoras de los recursos naturales noson vistas como un ente articulador de los diferentessubsectores relacionados sino ms bien una barrera ens mismas para el desarrollo local.

    Las instituciones rectoras de los recursos naturales notienen capacidad para asumir todas lasresponsabilidades que por ley les corresponde lo quelas hace lentas y poco equitativas.

    Existe poca credibilidad de la sociedad civil en lasinstituciones rectoras de los recursos naturales.

    Campesinoshondureosreunidos paraanalizar aspectosrelacionados con suparticipacin enactividadesforestales y demanejo de recursosnaturales.

  • Centroamrica ha experimentado en los ltimos 50aos diferentes modelos de desarrollo. Las polticas desustitucin de importaciones y de fomento a lasexportaciones, al igual que los programas de ajusteestructural, marcaron el perodo de transicin hacia unamayor apertura econmica. La entrada en vigencia delTratado de Libre Comercio con los Estados Unidos(CAFTA) podra representar la consolidacin del procesode apertura comercial.

    A partir de los aportes de la Agenda para laCompetitividad del Siglo XXI y los esfuerzos, todavaincipientes, que se han venido perfilando en cada paspor formular e implementar agendas nacionales parael fortalecimiento de la competitividad de suseconomas, se pueden identificar algunas ventajascomparativas que presentan la regin, las cuales sedebern transformar en competitivas si es que sedesea aprovechar las oportunidades existentes comoel CAFT. A continuacin se comentan algunas de estasventajas.

    Ventajas Comparativas de la Regin

    La ubicacin geogrfica La proximidad de la regin a los Estados Unidos, suprincipal socio comercial, le brinda a los pasescentroamericanos una ventaja. Es necesario invertir msrecursos en el mejoramiento y expansin de la red vial,aeropuertos, puertos, energa, telecomunicaciones, y lasdiferentes formas de transporte.

    El Proyecto del Corredor Logstico, contemplado en elPlan Puebla Panam, se constituye en una iniciativaque bien podra convertir la proximidad de la regincon Estados Unidos en una ventaja competitiva. Laarticulacin de cooperacin y financiamientointernacional alrededor de ese proyecto, as como laasignacin de mayores recursos pblicos y privados encada pas, ayudar en ese sentido. Con respecto a lainversin privada, sta podr fomentarse en tantoexista un marco regulatorio y concesionario, conreglas claras que le permitan a los inversionistas

    18

    privados participar en la construccin yadministracin de obras de infraestructura fsica.

    Recursos naturalesLa presencia del 7% por ciento de la biodiversidadmundial en Centroamrica as como importantesrecursos hdricos, minerales, geotrmicos y martimosrepresentan una ventaja comparativa.

    Para aprovechar esas ventajas se necesita contar con unmarco legal adecuado. Esquemas como los parquesnacionales y el establecimiento de reas protegidas sonfundamentales para la conservacin y buen uso de losrecursos naturales. La participacin de la empresaprivada, a travs de los mecanismos de comanejo,representan esquemas en donde ya existe una buenaexperiencia en la regin, lo cual facilita suimplementacin. Por otro lado, el CAFTA tambin sevuelve una buena oportunidad para revisar y modificar,si fuese necesario, la normativa ambiental existente yestablecer mecanismos regulatorios para lapreservacin de la riqueza natural de los pases, a la vezque se vuelven una fuente de ingresos importantes porel turismo que atraen y el desarrollo de productosfarmacolgicos.

    La diversidad culturalPases como Guatemala tienen una poblacinmulticultural que se traduce en una ventajacomparativa para el desarrollo del turismo y laproduccin para los mercados tnicos, entre otrosaspectos. Los pases de la regin pueden aprovechar esaventaja comparativa en el tanto se respete y se protejala diversidad cultural, permitindole a los diferentesgrupos gozar de sus derechos constitucionales y contarcon los espacios y las oportunidades para ejercer susresponsabilidades sociales y participar en el quehacernacional.

    Estabilidad democrticaPara una mayor atraccin de inversin, entre otrosaspectos, los pases deben contar con un sistemapoltico democrtico y estable, y hacer un mayor

    4. Aspectos macroeconmicos en Centroamrica1

    1 Tomado de CAFTA/TLC Potencial competitivo de los sectores productivos de Centroamrica. Jorge Nowalski y Doris Osterlof.

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

  • Competencia y empleabilidadEl desarrollo de un recurso humano competente ypolivalente, con capacidad para aprender, paratransformar la informacin y el conocimiento, parainnovar y para interactuar y trabajar en equipo es clavepara el desarrollo de ventajas competitivas. Laformacin del recurso humano es de capitalimportancia para que sectores productivoscentroamericanos puedan competir contra suscontrapartes, para lo cual entre otros aspectos, debernaprovechar las holguras negociadas en el TLC parainvertir en la formacin del recurso humano.

    Eso sin ignorar los rezagos educativos que presentanlos pases de la regin, por lo que los pases deberninvertir ms recursos del presupuesto nacional para laeducacin. Los esfuerzos deben complementarse conuna adecuacin curricular que acerque la educacin almundo del trabajo. Desde muy temprana edad, losnios debern iniciar con el desarrollo de suscapacidades analticas y cognitivas, aprender unasegunda lengua, informtica, matemticas, yconforme progresen, desarrollar sus destrezasvocacionales.

    Las negociaciones que se realizan y cualquier otroinstrumento que se adopte para profundizar losprocesos de apertura comercial, obligar al desarrollo denuevas competencias, para que los trabajadores de lossectores en obsolescencia puedan mejorar suempleabilidad y obtener empleos en otras actividades.

    Modernizacin y el aparato productivoCon el objeto de ampliar las oportunidades econmicasa lo largo y ancho de los territorios nacionales, sepodrn establecer agencias de fomento productivo anivel local, que apoyen en la creacin y funcionamientode centros de conocimiento para el mejoramientoproductivo.

    Estos centros podran brindar servicios de asesora y decapacitacin para las PyMes, por ejemplo en tcnicasde gestin, esquemas de gestin productivas, seguridadocupacional, control de calidad, informtica, innovacintecnolgica, produccin limpia, diseo de productos,gestin de exportaciones, informacin de mercados yesquemas de asociatividad. Los programas de acceso alcrdito y la tecnologa son tambin fundamentales parael mejoramiento de la capacidad productiva y lacompetitividad de las PyMes. 19

    C A P I T U L O I

    esfuerzo para controlar y erradicar la corrupcin. Elestablecimiento de reglas comerciales y posiblementede cdigos de conducta en algunos sectoresproductivos, con sus respectivas certificaciones, obliga alos pases a luchar contra la corrupcin, promover latransparencia y la rendicin de cuentas en la gestinpblica as como al fortalecimiento de las diferentesinstancias de control poltico y financiero.

    Elementos para una agenda de desarrollo humano sostenibleLos lineamientos antes citados, estn orientados a latransformacin de ventajas comparativas encompetitivas. Adicionalmente, los pases de la regintienen la oportunidad y la obligacin de fortalecer lacompetitividad de sus economas de forma tal que elesfuerzo sea sostenible e incluyente. A continuacin sepresentan algunos lineamientos que se enmarcan en elcontexto de lo que podra ser una agenda para eldesarrollo humano sostenible de los pasescentroamericanos y que fueran presentados por J.Nowalski y D. Osterlof en el Potencial competitivo de lossectores de Centroamrica y por la misma Agenda paraLa Competitividad del Siglo XXI.

    Estabilidad macroeconmicaEl anlisis por pas muestra que el crecimientoeconmico ha sido modesto y no sostenido; persistendficit pblicos que atentan contra la estabilidadeconmica y que emiten seales poco claras para losinversionistas nacionales y extranjeros. Ello obliga auna reforma estructural que transforme el carcterregresivo del sistema tributario en uno progresivo, amejorar los sistemas de recaudacin y resolver losproblemas de evasin con el apoyo de un marco legalexpedito, y a la reorientacin del gasto pblico, haciaaquellos rubros y programas que tienen mayorincidencia en la generacin de oportunidadeseconmicas, el desarrollo de capacidades ycompetencias y consecuentemente, en lacompetitividad de la economa. Las polticasmonetarias debern tener un carcter anti-inflacionario y las cambiarias ser flexibles para nopresentar un sesgo anti-exportador. Los sistemasfinancieros debern modernizarse para apoyar losesfuerzos empresariales en forma eficiente, bajandolos costos de intermediacin financiera y con ellosfacilitando el acceso del crdito para la inversinproductiva, en donde la actividad forestal deber jugarun rol de importancia.

  • Desarrollo cientfico-tecnolgicoLos pases debern invertir ms recursos y en formaparalela, crear condiciones para incentivar la inversinprivada; por ejemplo, mediante el establecimiento deparques tecnolgicos en diferentes partes de los pases.Estos esfuerzos se deben dar en el marco de un sistemanacional para la innovacin productiva que articule losesfuerzos investigativos del sector acadmico y delprivado, as como la formacin de una base tcnico-profesional que facilite el establecimiento deempresarios de alta tecnologa. Deber contarse conservicios modernos de telecomunicaciones (fibraptica y banda ancha) que faciliten la inversin quecontribuya al desarrollo de la ciencia y la tecnologa yla transferencia de tecnologa de punta.

    ndice de Atraccin de la Inversin ForestalLos ndices, clasificaciones o puntuaciones financierasjuegan un papel determinante para las decisiones deinversin en un sector o producto determinado. En elsector forestal, un ndice de inversin permite contarcon un anlisis de la competitividad internacionalpara mejorar las decisiones de inversin del capital.Un estudio realizado en el 2005 por el BancoInteramericano para el Desarrollo (BID), elabor unndice para medir la inversin forestal sostenible2 enalgunos pases latinoamericanos (actualmente estendice est siendo actualizado a solicitud del BID). Losresultados son importantes en el marco del presentedocumento.

    El ndice de Atraccin a la Inversin Forestal (IAIF) , tienecomo objetivo general medir los factores del clima denegocios que determinan la atraccin del sector forestala las inversiones directas (BID, 2005). La construccindel IAIF est basada en un modelo que agrega ndicesexistentes, indicadores especficos y datos relevados atravs de encuestas. El modelo est fundamentado en lahiptesis que el nivel de ID en negocios forestalessostenibles es afectado proporcional y directamente porla atraccin de la inversin en tales negocios. As, laatraccin de la inversin depende de la rentabilidad delos negocios forestales sostenibles; es decir, que cuantoms rentable el negocio, ms atractivo ser. A su vez, larentabilidad de los negocios foresto-industriales esafectada por una serie de factores, que pueden limitar omaximizar sus niveles de ingresos o costos. Conocer los

    20

    2 Con base en el anlisis de los factores que afectan las ID en el sector forestal y en el examen de los principales ndices de competitividad existentes a escala mundial, fuedesarrollada una metodologa para elaboracin de un ndice de Atraccin a la Inversin Forestal (IAIF).3 Procura incorporar los factores que afectan los negocios foresto-industriales ms relevantes, mensurarlos y calcular una puntuacin final que represente el clima de inversinen negocios forestales sostenibles para cualquier pas del mundo.

    diversos factores y tener clara la influencia eimportancia de ellos sobre los negocios foresto-industriales es punto imprescindible para cualquierinversionista.

    Adems, el IAIF est compuesto por tres subndicespara analizar la atraccin de un determinado pas a lainversin en el sector forestal: a. Subndice SUPRA Sectorial: se refiere a los factores

    macroeconmicos y otros que afectan larentabilidad de los negocios en todos los sectoresproductivos de un pas.

    b. Subndice INTER Sectorial: relacionado con aquellosfactores generados en otros sectores econmicos yque afectan la rentabilidad de los negocios foresto-industriales.

    c. Subndice INTRA Sectorial: factores intrnsecos alsector forestal que afectan la rentabilidad de losnegocios foresto-industriales.

    En el cuadro No.6 se resumen los principalesresultados de los tres ndices calculados para el casode los pases centroamericanos. En el ndice SUPRAsectorial los pases de la regin se ubican en unasituacin ms o menos estable en cuanto aindicadores PIB, tasa de inters, tasa de cambio ycarga tributaria. Podramos decir que, con algunasexcepciones, la regin no enfrenta grandesinestabilidades macroeconmicas, lo cual crea unambiente macroeconmico sano con potencial para laatraccin de las inversiones forestales.

    En cuanto al ndice INTER sectorial la condicin cambiaun poco, ya que nuestros pases se ubican en una escalaintermedia, respecto al resto de paseslatinoamericanos. Puede decirse que la regin seencuentra en una situacin en donde no existe una altaintegracin con el resto de sectores de manera queincentive la rentabilidad de los negocios forestales,pero tampoco existen relaciones que tiendan a sudeterioro, ms bien puede pensarse que existe elpotencial para lograr mejores encadenamientos.Finalmente, en el ndice INTRA sectorial, los pases de laregin ocupan un ndice relativamente bajo respecto apases como Argentina, Brasil y Chile, reflejando la bajaproductividad y por ende la baja competitividad delsector en nuestra regin.

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

  • para ese fin. Los pases han utilizado esquemas deincentivos fiscales para atraer inversin extranjeradirecta, han establecido zonas francas, han adoptadoregmenes especiales para las exportaciones y hanpromovido campaas de promocin de exportaciones.Tambin han promovido la imagen de los pases, sobretodo en funcin de sus ventajas comparativas.

    Ahora bien, para aprovechar las oportunidades queofrecen tratados como los firmados o por firmar por laregin, ser necesario redoblar esfuerzos para generar unclima de negocios atractivo para el inversionistaextranjero, regional y nacional. Los incentivos fiscalesorientados a la exportacin incluidos en regmenes comolas zonas francas, tendern a desaparecer (de acuerdo conla OMC), por lo que los pases de la regin tendrn quetransformar sus ventajas comparativas en competitivas,en desarrollar su infraestructura fsica y social, adesarrollar la competencia de su recurso humano, ainvertir en ciencia y tecnologa, y a contar con unainstitucionalidad eficiente, con un marco regulatorio gily con una gama de incentivos nuevos y orientados a laproduccin, que haga a los pases del istmo atractivospara la inversin extranjera o nacional.

    21

    C A P I T U L O I

    ASPECTOS SOCIOECONMICOS EN CENTROAMRICA 2005Guatemala Honduras El Salvador Nicaragua Costa Rica Panam Belice

    Poblacin (miles) 12,700 7,347 6,875 5,483 4,322 3,228 266Extensin (Km2) 108,890 112,090 21,040 129,494 51,100 78,200 22,960Densidad de poblacin 116 62 318 43 71.4 42 13ndice de Desarrollo Humano 0.649 0.672 0.72 0.667 0.834 0.791 0.737ndice de Competitividad 80 97 53 95 50 58ndice de Libertad Econmica 87 121 24 67 50 58PIB 2005 (Millones de US%) 26,978 7,864 16,602 4,740 19,558 14,531 1,104PIB per cpita (US$) 2005 1966 1,069 2,410 821 4526 4,689 4,120Tasa de Crecimiento PIB 2005 3.1 4.0 2.5 3.5 3.2 3.5 3.3Dficit Pblico -1.9 - 2.7 - 2.8 - 3.5 - 5 - 2.7Inflacin 2005 7.0 8.7 4.0 7.0 11.0 2.5Tipo de Cambio 2005 8.6 18.9 8.8 16.6 468.1 ----Gasto en educacin como 1.7 -- 2.5 3.1 5.1 4.5 5.2% del PIB (2002-03)Aos promedio de escolaridad 3.5 4.8 5.2 4.6 6.0 8.6 ---de adultos (2000)Tasa de alfabetismo en 69.9 80 79.7 76.7 95.8 92.3 76.9mayores de 15 aos (%)Tasa de alfabetismo en el grupo 80.1 88.9 88.9 86.2 98.4 96.1 84.2de 15 a 24 aos (%) 2004Esperanza de vida al nacer (aos) 67.1 70.4 70 68.8 77.7 74.3 72Tasa Bruta de mortalidad Infantil 42.1 33.1 29.2 32.6 11.2 22.2 32.22001 (X1000 nac.)Pobreza total (PNUD 2003) 56.2 71.6 45.5 45.8 22.9Pobreza Extrema (PNUD 2003) 15.7 53.0 19.8 15.1 6.8Exportaciones US$ mill (2002) 2,744.7 1,178.6 2,992.0 596.3 5,252.9Importaciones US$ mill (2002) 6,078.0 2,685.4 5,190.2 1,636.4 6,961.8

    Cuadro No.6Resultados de los Subndices

    SUPRA, INTER e INTRA SectorialPAIS Clasificacin Clasificacin Clasificacin

    SUPRA INTER INTRABelice 65 53 12Guatemala 75 38 15El Salvador 77 61 9Honduras 69 41 16Nicaragua 71 41 21Costa Rica 77 51 27Panam 71 54 20

    Los clculos de estos Subndices ubican a los pases deCentroamrica en las siguientes posiciones a nivellatinoamericano: Costa Rica en un quinto lugar, le siguePanam con un octavo lugar, luego Nicaragua con elonceavo, El Salvador con un dcimo sptimo lugar,Honduras con el vigsimo primero, Belice con elvigsimo tercero y por ltimo Guatemala con el lugarvigsimo cuarto.

    Facilitacin del comercio internacionalEl proceso de apertura comercial se ha apoyado, enparte, en la gestin de instituciones pblicas creadas

  • 22

    Pago por servicios ambientalesAl igual que los convenios para evitar la dobleimposicin, podra resultar provechoso para el reanegociar en los tratados de libre comercio (sobre todocon los Estados Unidos) acuerdos sobre pago deservicios ambientales. La formulacin y puesta enprctica de programas de esta ndole no slobeneficiara a todos los pases, sino que representarauna opcin viable de desarrollo rural, tanto en lossectores agrcolas, como en los no agrcolas.

    Fondos de inversin socialLas naciones centroamericanas, al igual que muchas otrasdentro y fuera de la regin latinoamericana, hanemprendido diversas iniciativas para combatir la pobrezay mejorar la distribucin del ingreso. Al inicio de la dcadade los noventa se crearon los fondos de inversin social,como una medida para compensar el efecto de las

    polticas de ajuste estructural sobre las condiciones devida de la poblacin. Aunque todos fueron concebidoscomo programas temporales, continan vigentes unadcada despus y no existe una evaluacin de resultadosque permita emitir un juicio sobre su impacto en lareduccin de la pobreza.

    Otros recursos de cooperacin internacional para laatencin de los grupos ms desprotegidos provienen delFondo Especial para la Transformacin Social deCentroamrica (FETS), un instrumento independiente yseparado del patrimonio del BCIE para financiar losesfuerzos de reduccin de la pobreza que lleva a cabo lospases. El FETS canaliza recursos de distintas fuentes haciaprogramas y proyectos dirigidas a la poblacindesprotegida. Los fondos se distribuyen a travs dediversos canales, como gobiernos, organismos regionales,cooperativas y otras instancias pblicas y privadas.

    5. Los retos de la agenda regional dedesarrollo sostenible

    Al llegar al ao 2005, Centroamrica ha transcurridopor una dcada cuyos esfuerzos han estado marcadospor un fuerte discurso orientado a resaltar lasbondades y a asumir compromisos con el desarrollosostenible. En efecto, luego de la Cumbre de la Tierrade 1992, la regin entr en un proceso de dilogopoltico que condujo a la firma de la Alianza para elDesarrollo Sostenible, a la puesta en vigencia de unaserie de instrumentos jurdicos de carcter vinculanteen diversas materias (biodiversidad, reas protegidas,bosques, cambio climtico, ozono, etc.) y al desarrollode un nmero an ms abundante de documentos depolticas y estrategias en estas reas.

    A pesar de lo anterior, y sin dudar en momento algunoque ha habido avances importantes en diferentesaspectos de la legislacin y la institucionalidadregional, queda el sinsabor de no poder reconocer losmismos avances en el terreno. Las condicionesmacroeconmicas, sociales y ambientales en general ycon excepciones muy puntuales, indican que losanhelos y las metas de la agenda regional dedesarrollo sostenible expresadas en la ALIDES estnan lejos de ser logradas.

    Ante esta situacin y con el genuino inters decontribuir a un dilogo abierto, transparente yproductivo, a travs de la Estrategia ForestalCentroamericana se genera la oportunidad de realizaruna reflexin sobre el estado de situacin en materia depoltica forestal, pero ubicndonos dentro del contextomayor del desarrollo sostenible; no simplemente paraconcluir que los avances han sido escasos, sino paratratar de identificar acciones que lleven a resolver losobstculos ms importantes que impiden un avancems significativo de la agenda regional en este campo.

    Los retos regionales en la actualidad nos deben llevara responder a la inquietud de si es prudentecontinuar fortaleciendo los marcos jurdicos vigentes(Acuerdos Regionales y Globales de medio ambientey recursos naturales) que de por s incorporandisposiciones en diferentes materias del mbitoambiental que suponen compromisos de ejecucinpor parte de nuestros pases, o ms bien debemosconcentrar los esfuerzos polticos de los prximosaos en encontrar mecanismos para convertir enacciones de gobierno los lineamientos de poltica queacertadamente han sido emitidos en diferentes

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

  • La dinmica de la comprensin de los problemasregionales ms relevantes, como es el caso de la pobrezarural, han llevado de alguna manera a la necesidad deponer ms atencin al tema desde diversas perspectivas.Algunas autoridades de la regin han manifestado enforma reiterada la realidad de que los lmites entre lasagendas sectoriales son cada vez ms difciles deidentificar, particularmente cuando se enfoca elproblema de la pobreza; y cuando se dialoga sobrerecursos naturales, ambiente y agricultura, en muchasocasiones se cae en puntos comunes. No en balde elsector ambiental surgi, jurdica e institucionalmente dela institucionalidad agrcola. La discusin en el futuroparece que debe dirigirse a la necesidad de ir definiendoel marco para una poltica agroambiental regional, quepotencie esa experiencia histrica y jurdica y la pongaa disposicin del los anhelos de bsqueda del desarrollosostenible, y no de un sector.

    Pero por supuesto todo depender de la comprensinque se vaya teniendo del papel de lo ambiental en lasestrategias nacionales y regionales de desarrollo, y secomprenda de una vez por todas que esta materia nopuede ser sectorizada o fragmentada, sino incorporadatransversalmente en el accionar jurdico, poltico yoperativo de las instituciones.

    Con fundamento en lo anterior, es nuestro criterio quela accin regional de los prximos aos debe atenderfundamentalmente los siguientes retos en la agenda deldesarrollo sostenible:

    Necesidad de un replanteamiento del desarrollosostenible y lo ambiental dentro de la agenda y lainstitucionalidad regionalAl igual que sucede en muchos pases, al interior delSistema de Integracin Centroamericana elposicionamiento de los temas ambientales y dedesarrollo sostenible dentro de la agenda polticanacional est en estado embrionario. A pesar de losgrandes avances que se observan en el discurso poltico(muchos pases han emitido polticas y estrategias,incluso en los Planes Nacionales de Desarrollo)construido sobre la base de los lineamientos de laCumbre de Ro (1992) y que se reflejan en formabastante coherente y comprensiva en la Alianza para elDesarrollo Sostenible, no sucede lo mismo con la

    23

    C A P I T U L O I

    4 El lema de Johannesburgo 2002 (II Cumbre de Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible) fue precisamente Haciendo realidad el desarrollo sostenible. La II Cumbreclaramente estableci que la Agenda XXI y las dems orientaciones derivadas de Ro estn en plena vigencia, y que el problema central radica en la ausencia de acciones claraspara convertirlas en realidad.

    esfuerzos previos y que en muchos casos coincidencon los compromisos jurdicos asumidos, y que estnplenamente en vigencia.

    A este respecto, nuestra posicin se inclina hacia lasegunda opcin fundamentalmente por dos razones: a) El problema de la agenda de desarrollo sostenible

    consiste fundamentalmente en la falta de accinconcreta4.

    b) Nuestra regin ha iniciado procesos de negociacinde tratados internacionales de libre comercio dentrode los cuales ha asumido o asumir responsabilidadesclaras de aplicacin de la legislacin ambientalvigente, para lo cual no est debidamente preparada.

    La institucionalidad regional tiene por delante un retofundamental en el corto plazo, que se refiere alestablecimiento de condiciones polticas adecuadaspara avanzar en la bsqueda de los principios yobjetivos comunes en los mbitos poltico, y jurdico. Laindefinicin en estas dos dimensiones lgicamente pesamucho sobre los alcances del accionar regional en otrasmaterias como la social, cultural y ambiental.

    Pero los compromisos ambientales y en cualquier otrombito de la accin regional, no dejarn de ser ms queuna lista de buenas intenciones mientras no se defina,de una vez por todas, el inters de los diferentes pasesy gobiernos por constituir un verdadero sistema deintegracin, y stos revelen claramente su compromisocon la posibilidad de delegar parte de su soberana enlos rganos de la integracin, a efecto de que puedanactuar realmente como entes legislativos y ejecutivos, yeso se plasme en las normas jurdicas regionales deforma clara. Tambin es necesario que se fortalezcan losmecanismos jurisdiccionales, de implementacin y desolucin de controversias.

    El problema estratgico que sigue sin resolverse anivel regional es la transformacin de lasorientaciones polticas y jurdicas acordadas enacciones concretas de gobierno, a nivel nacional encada uno de los Estados Miembros, que permitanfinalmente brindar los servicios esperados por elciudadano. Y este no es un problema particular de laagenda ambiental o de desarrollo sostenible, sino delSistema de la Integracin como un todo.

  • incorporacin de las decisiones regionales en losprocesos de planificacin nacional de los pases; nitampoco de manera transversal en el accionar de losrestantes rganos de la integracin centroamericana.

    En efecto, la accin regional se ha caracterizado por unenfoque fragmentado y no por una visin unitaria quedefina un rol claro para la poltica ambiental dentro delas estrategias regionales de desarrollo, y mecanismosclaros de incorporacin de acciones dentro de lossistemas formales de planificacin de la poltica pblicaen cada uno de los Estados miembros.

    La delimitacin de lo ambiental es sumamente relevantepara efectos de implementacin, tanto a nivel nacionalcomo regional, ya que no es lo mismo pensar en unapoltica ambiental cubriendo una amplitud de temas(agendas verde, azul, caf o marrn, amarilla, gris) queuna centrada nicamente en algunos de estos temas.Una de las grandes dificultades para avanzar, porejemplo en la agenda verde, se refiere a la dicotoma decompetencias existentes a nivel formal entre ministerioso agencias de gobierno sobre temas tradicionalmenteconsiderados dentro de lo ambiental: bosques, reasprotegidas, poltica forestal, que en algunos casos estndentro del mbito de los Ministerios de Agricultura, loscuales formalmente no participan de la CCAD sino delCAC. Por otra parte, desde la perspectiva de lanaturaleza de la institucionalidad desarrollada paraimpulsar la agenda ambiental, hay diferencias notables:mientras unos pases han optado por esquemas deplanificacin y coordinacin estratgica donde losprocesos de poltica son centrales, otros combinan esalabor con competencias en la prestacin de servicios oadministracin de recursos naturales.

    Mecanismos para incorporar las decisionesregionales en la poltica ambiental y lainstitucionalidad nacionalHasta ahora, a pesar de que los Presidentescentroamericanos han emitido instrucciones precisastanto a la CCAD como a las autoridades de los pasespara que adopten medidas de diferente naturaleza enuna variada gama de temas ambientales5, lo cierto esque la ansiada armonizacin no ha pasado de ser unsimple formalismo.

    El procedimiento genrico que se ha seguido parapromover la incorporacin de los lineamientos de

    24 5 En este sentido, por ejemplo, ALIDES contiene una serie de disposiciones que implican accin tanto a nivel regional como nacional.

    poltica aprobados por el Consejo de Ministros de laCCAD, consiste en una invitacin a los gobiernos de lospases de la regin a tomar nota de los mismos y velarpor su implementacin a nivel nacional, que es unaespecie de consideracin estndar que se incorporageneralmente en las resoluciones de aprobacin de taleslineamientos. Pero no existe un mecanismo deseguimiento, rendicin de cuentas y mucho menos decoercin para garantizar lo anterior. Esta es una de lasimperfecciones que resultan de un proceso deintegracin regional que no termina de alcanzar elgrado de voluntad y madurez poltica requerida para serconsiderado como tal y asumir plenamente lasconsecuencias polticas y jurdicas de la empresa en quese ha involucrado.

    Aunque la premisa anterior es consistente con lasorientaciones de la planificacin estratgica y con losprincipios de los sistemas de planificacin pblica, unavez ms, el reto fundamental con que se enfrentan lasacciones regionales es con el nivel de voluntad polticapara incursionar en los temas ambientales desde unaperspectiva integral y unitaria, lo cual tiene a su vezcomo punto de partida la clarificacin de las relacionesde autoridad, direccin y coordinacin poltica enmateria ambiental.

    Como consideracin final sobre este particular,debemos indicar que si bien es cierto la CCAD y sumarco normativo son relativamente novedosos en sucreacin, tambin lo es el hecho de que la agendainternacional relacionada con los temas ambientales yde desarrollo sostenible ha evolucionadoconsiderablemente en los ltimos 12 aos: se hanfirmado una gran cantidad de instrumentosinternacionales ambientales en diversas reas yrecientemente se efectu la II Cumbre de la Tierra(Johannesburgo, 2002). La alianza para el desarrollosostenible recoge una serie de principios contenidosen estos procesos, pero no ha sucedido lo mismo conel marco jurdico de la CCAD, que requiere as unremozamiento, el cual debe necesariamente incluir unproceso de reglamentacin a profundidad de susactuaciones polticas, tcnicas y administrativas.

    Una agenda ambiental focalizada en prioridadesDel encuadre estratgico del Plan de Negocios delCBM se derivan directamente las reas prioritariasque fueron definidas a efecto de focalizar el trabajo

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

  • en la base para garantizar la sostenibilidad financiera dela agenda de desarrollo sostenible en general y de laagenda ambiental en particular, tanto a nivel regionalcomo nacional. En materia de poltica forestal, el temaes particularmente relevante, puesto que todo indicaque las corrientes de cooperacin internacional estndejando claramente de lado las formas tradicionales decooperacin para dar paso a un nuevo enfoque en elque los mecanismos financieros novedosos debenasumir un papel preponderante, tanto a nivelinternacional como nacional. Este tema ha sidoampliamente discutido en el marco del Foro de Bosquesde las Naciones Unidas, incluyendo una ReuninInternacional de Expertos efectuada en Costa Rica enmarzo del 2005.

    Algunos pases de la regin ya han desarrolladoexperiencias concretas en este campo, que deben serdebidamente aquilatadas, para favorecer la definicinde polticas regionales en esta materia. Por otra parte,este conocimiento es bsico para desarrollar capacidadadecuada para aprovechar eficientemente lasoportunidades que se abren a nivel internacional detener acceso a recursos financieros y tecnolgicos, enparticular dentro del marco del Mecanismo deDesarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto. La EstrategiaForestal Centroamericana y las actividades conexas quese desarrollan con el apoyo de FAO-Holanda-UICN hantomado desde ya una iniciativa concreta en estesentido. Pero sin duda alguna, el futuro de la agenda dedesarrollo sostenible de la regin, al igual que en otraspartes del mundo, depender en gran medida de lacapacidad que pueda generarse para la movilizacin derecursos financieros internos y externos para eldesarrollo de las acciones requeridas.

    Se requiere asimismo un esfuerzo regional en el campode la comunicacin social, que ayude a desarrollar yfortalecer la imagen del CBM como fuente de riqueza yde mejoramiento de la calidad de vida para loshabitantes de la regin y aumentar el sentido depertenencia y responsabilidad colectiva de su manejo,conservacin y desarrollo sostenible. Niveles elevadosde conciencia sobre el CBM permitirn dar mayorfortaleza poltica y de negociacin a la CCAD paraacometer con xito los retos de este plan,particularmente en las relaciones intersectoriales que serequieren para mejorar el posicionamiento de la agendaambiental dentro del ms amplio contexto deldesarrollo sostenible. 25

    C A P I T U L O I

    futuro a nivel regional: armonizacin de polticas,valorizacin de los recursos naturales e instrumentoseconmicos, comunicaciones, produccinecoeficiente, informacin estratgica y gestin dereas naturales. Las acciones en materia dearmonizacin de polticas deben enfocarse en unaspocas reas prioritarias para maximizar su avance ydotar a las autoridades y a miembros de lacomunidad regional e internacional de mecanismosde seguimiento del avance. Fundamentalmente, setrata de crear espacios de reflexin a los diferentesniveles de la planificacin estratgica, para lareafirmacin de los compromisos polticos, garantizarla comprensin de las polticas por parte de todos losactores y crear condiciones que faciliten la posteriorimplementacin de las mismas a travs de accionesconcretas a nivel regional y nacional. Laintersectorialidad de los dilogos ser una de laspremisas orientadoras, de manera que se vayancreando condiciones para mejorar el posicionamientode los temas ambientales y de desarrollo sostenibleen las agendas polticas regionales y nacionales, queproporcionen mejores condiciones de viabilidad a laspropuestas.

    Con respecto al tema de valoracin de recursosnaturales e instrumentos econmicos, se parte delreconocimiento de que el posicionamiento poltico delos temas ambientales en la agenda regional y nacionaldepende, en gran medida, de las demostraciones quepodamos hacer respecto de la contribucin de losbienes y servicios originados directa o indirectamenteen el CBM a la economa nacional y regional. Para llegara lo anterior se deben fortalecer las actividades deinvestigacin y formacin de tomadores de decisiones,profesionales y personal clave, en la utilizacin de lasherramientas metodolgicas que brindan los anlisis delos diversos instrumentos econmicos, en particular lavaloracin de los recursos naturales; de manera tal quese vaya creando una cultura de valoracin, que prontose vea reflejada en una nueva manera de preparar yanalizar los sistemas de cuentas nacionales.

    El conocimiento riguroso y amplio de la valoracin derecursos naturales es una pieza fundamental parafortalecer la capacidad de regulacin, supervisin yaplicacin de normas ambientales, tal y como loestablece el objetivo ambiental nmero cuatro deALIDES. Los instrumentos econmicos, y en particular lavaloracin de los recursos naturales, deben constituirse

  • La transparencia que una poltica adecuada decomunicaciones brinda a la accin institucional regionaly nacional es una condicin para mejorar lagobernabilidad y generar actitudes positivas de lapoblacin en general hacia la ICBM, siendo adems unaherramienta bsica para mejorar la participacinciudadana en las acciones orientadas a la consolidacinde la agenda regional.

    Por otra parte, las acciones regionales de poltica debentender a fortalecer los vnculos entre las actividades deconservacin y de desarrollo, a travs de una adecuadapromocin de la produccin ecoeficiente, que permita ala poblacin una oportunidad de mejorar su calidad devida no pensando nicamente en el enfoque tradicionaldel no uso de los recursos naturales, sino ms bienfomentando su desarrollo y aprovechamientosostenibles. Desarrollar esta rea estratgica permiteaumentar la conciencia de que producir en formaamigable con el corredor es buen negocio y contribuyecon el aumento de la oferta exportable en calidad yvalor, as como con la generacin de riqueza y elcombate de la desigualdad.

    Para lo anterior se requieren acciones orientadas aaumentar el conocimiento y la capacitacin enproduccin sostenible y comercializacin deproductos y servicios ambientales, con especialnfasis en los medianos y pequeos productores.Tambin se necesita desarrollar instrumentosnovedosos que optimicen y faciliten los esfuerzos dedistintas organizaciones que apoyan a los medianos ypequeos productores en sus esfuerzos por lograrformas de produccin consistentes con el desarrollosostenible y que a la vez exploten las riquezas de labase de recursos naturales de la regin. Un sistemaregional de acreditacin y certificacin de produccinecoeficiente que facilite la identificacin y promocinde la oferta exportable de productos ecoeficientes,mecanismos para la promocin de formas deproduccin amigables con la naturaleza y la inserciny el desarrollo de nuevos mercados para productos yservicios producidos sosteniblemente, son otros de losrequerimientos.

    El Plan de Negocios del CBM, adems, elabora sobrela pertinencia de continuar los esfuerzos paraconsolidar un sistema de informacin que utilice lamejor tecnologa disponible y se convierta en un

    26 6 Lo que incorporamos aqu es nicamente una referencia sucinta de la propuesta.

    elemento estratgico para la toma de decisiones, sindejar de lado por supuesto la consolidacin delsistema regional de reas protegidas.

    Como se deriva de lo anterior, es evidente que hay unviraje reciente en la perspectiva de anlisis de los temasambientales de la regin. De un enfoque muy orientadopor las agendas temticas sustantivas se pasa a unacombinacin entre sta y los temas de gerencia(armonizacin, comunicacin, informacin),evidenciando una preocupacin por impactar no slo enel recurso mismo sino en las capacidades para mejorarla efectividad de las polticas.

    Pero lo cierto tambin es que, a ms de dos aos deacuado el Plan de Negocios, son pocas las acciones quese han forjado en la direccin prevista. Sin duda lostemas de administracin interna de la CCAD y surelacin con el SICA, los procesos de negociacin delibre comercio y la atencin requerida por el Plan PueblaPanam han tenido ms incidencia que el marcopoltico superior.

    Avances en la construccin de la transversalidad:agendas conjuntas en ambiente, salud y agriculturaDentro de este marco de bsqueda de respuestas a unagestin ms ordenada, vale la pena resaltar al menosdos iniciativas que abrigamos la esperanza de que, conlas debidas correcciones, se vayan constituyendo en elgermen de la transversalidad que se pretende dar a lavariable ambiental dentro de la agenda regional. Nosreferimos a las iniciativas por construir agendasconjuntas entre los entes regionales encargados de lostemas de salud y agricultura, con los de ambiente.

    Pero antes conviene tener como marco referencial elplanteamiento sobre la transversalidad que el INCAE-CLACDS ha presentado a consideracin de la CCAD.Bsicamente se trata de que en cada proyecto o iniciativase identifiquen y consideren los elementos de prevencin,mitigacin o compensacin de los impactos ambientales,as como el aprovechamiento de las oportunidades paraincluir la variable ambiental como un elemento decompetitividad, mediante un proceso de tres fases:

    1)Caracterizacin de las acciones ambientales aincorporar.

    2)Identificacin y evaluacin de las acciones incluidasen los proyectos, de manera que se permita

    CENTROAMRICA EN EL LMITE FORESTAL

  • involucrar autoridades provenientes de diversossectores: agua y saneamiento, recursos hdricos,asentamientos humanos, etc.

    Por otra parte, iniciativas como la Cumbre del Milenio7,de la cual se han derivado una serie de Objetivos yMetas con las cuales muchos de nuestros pases hanasumido compromisos de cumplimiento, y que tienencomo objetivo central reactivar la accin internacionalcontra la pobreza, sirven hoy en da como marco dereferencia para la orientacin de las acciones de apoyollevadas a cabo por el Sistema de las Naciones Unidas, yen gran medida estn tambin orientando las corrientesde cooperacin internacional bilateral.

    Reviste especial importancia, en este sentido, laorientacin que ha seguido la agenda conjunta entre losConsejos de Ministros de Agricultura (CAC) y Ambiente(CCAD). La revisin de la temtica analizada en lasreuniones intersectoriales sostenidas deja entrever algomuy relevante: la naturaleza transversal de los temas dediscusin. Si bien resulta difcil entresacar de una acta lariqueza de los anlisis y la discusin circundante, esclaro que el concepto que se maneja no es el de unaagenda agregada, donde a los temas de ambiente se lesuman los de agricultura, sino que se ha hecho unesfuerzo por identificar reas en las cuales haypreocupaciones comunes, para intentar encontrarsoluciones de la misma naturaleza, incluso pensando en

    27

    C A P I T U L O I

    7 OBJETIVOS Y METAS DEL MILENIO OBJETIVO 1: ERRADICAR LA POBREZA EXTREMA Y EL HAMBRE

    - Meta 1: Reducir a la mitad el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a un dlar por da.- Meta 2: Reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen de hambre.

    OBJETIVO 2: LOGRAR LA ENSEANZA PRIMARIA UNIVERSAL- Meta 3: Velar por que, para el ao 2015, los nios y nias de todo el mundo puedan terminar el ciclo completo de enseanza primaria.

    OBJETIVO 3: PROMOVER LA IGUALDAD ENTRE LOS SEXOS Y LA AUTONOMA DE LA MUJER- Meta 4: Eliminar las desigualdades entre los gneros en la enseanza primaria y secundaria, preferentemente para el ao 2005, y en todos los niveles de enseanza antes

    del fin