Click here to load reader

REVISTA NÚMERO 241

  • View
    232

  • Download
    6

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Zonas Francas: 6 Locomotoras contra el desempleo

Text of REVISTA NÚMERO 241

  • 42013

    Octubre 17 y 18 Medelln

  • 1EDITORIALPereira: sede de la Asamblea 2013

    COYUNTURA15 aos luchando contra la falsificacin de productos

    INDUSTRIAEl papel, una historia positiva

    SECTORIALLa industria arrocera tras un ao del TLC

    LOGSTICALa recuperacin de la navegacin fluvial, una oportunidad para impulsar el transporte de carga intermodal en Colombia

    PORTADAZonas Francas: 6 locomotoras contra el desempleo

    JURDICOConferencia Internacional del Trabajo 2013

    LEGALESLa permanente formacin profesional, un propsito de la Cmara de Servicios Legales

    RESPONSABILIDAD SOCIALUn apoyo para a crecer y generar ms y mejores empleos

    MEDIO AMBIENTELa gestin internacional de los productos qumicos, un reto de diferentes actores

    INNOVACINANDI del Futuro: La nueva generacin de empresarios

    TRADICINCrnica de un sueo: la Empresa Colombiana de Petrleos

    INDICADORES

    LTIMAS Y SOCIALES

    2

    4

    8

    14

    20

    26

    34

    40

    44

    50

    58

    62

    70

    72

    DIRECTORLuis Carlos Villegas Echeverri

    Presidente ANDI

    EDITORLuz Adriana Pico Mafold

    Gerente de Comunicaciones y RR.PP.

    COORDINADOR PERIODSTICOJuan Pablo Len Snchez

    CONSEJO EDITORIALJuan Camilo NarioJuan Carlos BeltrnAlberto EchavarraImelda Restrepo

    Carlos Manuel HerreraSantiago ngel Urdinola

    Gilberto Salcedo

    COLABORADORESSilvia Helena Montoya

    Ivonne CuelloAlberto Echavarra Saldarriaga

    Alejandro Muoz TorresIsabel Cristina Riveros Pineda

    Jeffrey Fajardo Lpezdgar Higuera Gmez

    Ana Elvia PardoEdgar Orlando Martinez MendozaJuan David Piedrahta Cardona

    COLABORACIN ESPECIALAna Elvira PardoCarolina Trevisi

    DIRECCIN DE ARTEGloria Contreras Barreto

    DISEO Y DIAGRAMACINSergio Martnez Acosta

    CORRECCIN DE ESTILORocio Celemn

    FOTOS CORTESA:Smurft Cartn de Colombia, Ecopetrol

    IMPRESINHOGRAPHICS IMPRESORES

    PUBLICIDADGerencia de Comunicaciones ANDI

    326 8500 Ext. 2348Marixa Ariza Triana

    [email protected]

    Permiso Tarifa Postal ReducidaNo. 2012-294 de Adpostal

    Revista ANDI No. 241Bogot - Colombia

    CK ISSN 0120 9515

  • EDITORIAL

    JUL - AGO 20132

    Luis Carlos Villegas EcheverriPresidente ANDI

    Como Presidente de la Asociacin y ciudadano oriundo de la capital risaraldense me enorgullece comunicar que la reunin anual ms im-portante de los empresarios colombianos se desarrollar este ao en la ciudad de Pereira, los das 15 y 16 de agosto de 2013, en el marco del sesquicentenario de la ciudad.

    Pereira:Asamblea 2013

    Sede de la

    En la versin nmero 69 de la Asamblea

    Nacional General de Afiliados a la ANDI abor-

    daremos una serie de discusiones en torno al

    auge de la clase media en Colombia desde las

    perspectivas empresarial, econmica, polti-

    ca, del sector social, de la seguridad y de la

    infraestructura, entre otras. La coyuntura del

    pas hace que esta discusin, sobre qu tan

    preparada est la Nacin frente a la irrupcin

    de millones de colombianos en la clase media

    en los prximos aos, sea pertinente y nece-

    saria.

    Colombia ha pasado de niveles de pobreza

    del 60% a una cifra cercana al 30% en la lti-

    ma dcada, lo cual significa que se han llevado

    ms de 9 millones de personas de las clases

    menos favorecidas hacia la clase media. As

    mismo, el ingreso promedio por persona ha

    pasado de 2 mil dlares a aproximadamente 9

    mil en el mencionado perodo. Este nuevo pas

    requiere una reflexin profunda y deben fijar-

    se unas metas de preparacin institucional y

    de polticas pblicas dirigidas hacia esta nueva

    sociedad.

    En esta oportunidad traemos como confe-

    rencistas internacionales a expertos en temas

    de desarrollo que compartirn con nosotros su

    conocimiento sobre clase media a nivel global

  • JUL - AGO 2013 3

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    y regional. Se trata de los doctores Ricardo

    Haussman, Director del Centro Internacional

    de Desarrollo de la Universidad de Harvard; Fa-

    reed Zakaria, Presentador del programa GPS de

    CNN, Editor At-large de la Revista Time y co-

    lumnista del Washington Post; y Francisco H.G.

    Ferreira, Economista Principal del Grupo de In-

    vestigaciones del Banco Mundial.

    Adems de contar con expertos internacio-

    nales en la materia, la ANDI enfocar la tradi-

    cional discusin sobre los temas de inters de

    los empresarios tales como economa, indus-

    tria, justicia, infraestructura, seguridad, pol-

    tica social, comercio exterior y paz, en este

    fenmeno que, en buena hora, vive la Nacin.

    La Asamblea Nacional de la ANDI es un es-

    cenario tradicional que durante casi 7 dcadas

    ha reunido a los ms importantes personajes

    de la vida empresarial, poltica, econmica y

    acadmica del pas y en un escenario que cuen-

    ta con unas caractersticas de madurez gremial

    y tratamiento de los temas de inters nacional

    que nos hace distintos.

  • JUL - AGO 20134

    La falsificacin de medicamentos, productos de consumo masivo y adulteracin de licores: un problema de salud y seguridad ciudadana.

    Por: Silvia Helena Montoya,Gerente del Proyecto Contra la Falsificacin de Productos y la Usurpacin de Marcas de la ANDI

    aos luchandocontra la falsificacin

    de productos15

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 5

    En junio de 1998, un grupo de empresas nacio-nales y multinacionales, conscientes de la ne-cesidad de participar y aportar en la defensa de la salud pblica del pas, dieron origen al Proyecto contra la falsificacin de productos y usurpa-cin de marcas de la ANDI.

    Hoy, 15 aos despus, el proyecto se consolida como el programa ms relevante en temas de lucha contra la falsificacin y adulteracin de productos que afectan la vida y la salud de los ciudadanos.

    Lo anterior fue ratificado con la masiva asistencia que tuvimos durante el desarrollo de nuestro Primer

    Hoy, 15 aos despus, el proyecto se consolida como el programa ms relevante en temas de lucha contra la falsificacin y adultera-cin de productos que afectan la vida y la salud de los ciudadanos.

    congreso internacional sobre falsificacin de medica-mentos, productos de consumo masivo y adulteracin de licores, que se llev a cabo con el apoyo de la Dijin, durante el 20 y 21 de junio del presente ao.

    De esta manera, dimos cumplimiento a uno de nuestros objetivos principales, la capacitacin a auto-ridades de todos nivel (jueces; fiscales; funcionarios de polica judicial de la Dijin, Sijin, CTI y Polfa; funcio-narios del Invima; secretaras de salud y secretaras de hacienda, entre otros), quienes tuvieron la oportu-nidad de escuchar a expertos nacionales e internacio-nales, que les brindaron herramientas tiles para en-frentar a los responsables de conductas que atentan contra la salud pblica. A la fecha, se han capacitado ms de 10.000 funcionarios.

    Han sido muchos otros los logros obtenidos por parte del proyecto a los largo de estos aos; hemos conseguido agrupar 24 empresas de primer nivel de los sectores farmacutico, licores y productos de con-sumo masivo, que tienen como fin comn proteger la salud y la vida de los colombianos.

    Tambin, hemos liderado importantes reformas al Cdigo Penal, sobre delitos que atentan contra la salud pblica, lo que qued plasmado en la Ley 1220 de 2008, que increment las penas para estas infrac-ciones, haciendo procedente la imposicin de medida de aseguramiento de detencin preventiva.

    Esta ley que hoy se constituye en una normativi-dad efectiva en la lucha contra estas conductas, ha servido de modelo para otros pases de la regin. De igual forma, el proyecto ha suscrito un convenio inte-rinstitucional con la Fiscala General de la Nacin, con el fin de optimizar resultados.

  • JUL - AGO 20136

    En este sector, tan solo en 2012 se logra-ron 57 condenas de este tipo por delitos como: corrupcin de alimento, producto mdico o material profilctico ( Art 372 C.P), imitacin o simu-lacin de productos o sustancias ( Art 373 C.P), usurpacin de derechos de propiedad industrial ( Art 306 C.P ) y concierto para delinquir ( Art 340 C.P) entre otros.

    Con respecto a la judicializacin de responsables de conductas que atentan contra la salud y la vida, hemos logrado resultados concretos. Desde el ao 2000 a 2012, las empresas del sector farmacutico vinculadas al proyecto han logrado, a travs de un tra-

    bajo articulado con las autoridades, un total de 812 condenas, varias de ellas con penas que oscilan entre 42 y 84 meses de prisin, la mayora producto de pre-acuerdos y aceptacin de cargos.

    En este sector, tan solo en 2012 se lograron 57 condenas de este tipo por delitos como: co-

    rrupcin de alimento, producto mdico o material profilctico ( Art 372 C.P), imitacin o simulacin de productos o sustancias ( Art 373 C.P), usurpa-cin de derechos de propiedad industrial ( Art 306 C.P ) y concierto para delinquir ( Art 340 C.P) entre otros.

    Igualmente, entre 2006 y 2012 las empresas del sector de licores vin-culadas al proyecto, han conseguido, a travs de un trabajo articulado con las autoridades, un total de 354 con-denas con penas que tambin estn alrededor de los 42 meses de prisin, producto de preacuerdo y aceptacin de cargos.

    Durante 2012, se lograron 48 condenas de este tipo, por delitos como corrupcin de alimento, pro-ducto mdico o material profilctico (Art. 372 C.P), ejercicio ilcito de ac-tividad monopolstica de arbitrio ren-

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 7

    Igualmente, entre 2006 y 2012 las empresas del sector de licores vinculadas al pro-yecto, han conseguido, a tra-vs de un trabajo articulado con las autoridades, un total de 354 condenas con penas que tambin estn alrededor de los 42 meses de prisin, producto de preacuerdo y aceptacin de cargos.

    tstico (Art. 312 C.P ) y usurpacin de derechos de propiedad industrial (Art. 306 C.P), entre otros.

    Atacar el flagelo de la falsifica-cin de productos solo ser posible con el trabajo articulado entre el sector pblico y el privado, por esta razn tenemos la tarea de buscar cada da ms espacios de interlocu-cin entre las empresas afiliadas al proyecto y las autoridades a nivel local, nacional y regional, para que de manera conjunta luchemos en la prevencin y combate de conductas que atentan contra la salud y la vida.

  • JUL - AGO 20138

    INDUSTRIA

    papel, Eluna historia positiva

    El papel, una herramienta que ha acompaado el desarrollo cultural e intelectual de la hu-manidad, sufre actualmente estigmatizaciones innecesa-rias. Conozca por qu es un recurso renovable, reciclable, biodegradable y amigable con el medio ambiente.

    Por: Isabel Cristina Riveros Pineda,Directora Cmara de la Industria de Pulpa,

    Papel y Cartn de la ANDI

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL- AGO 2013 9

    En Colombia, el papel es producido a partir de -nidas del bagazo de la caa de azcar -residuo resultado de un proceso agroindustrial- o de made-ra proveniente de planta-

    -cadas de pino y eucalipto, que son cosechadas y

    -merciales.

    Por su antigedad, la industria del papel ha estado estrechamente vinculada con el de-sarrollo humano, como fuente de almacena-miento de informacin y diseminacin del co-nocimiento y la cultura. El papel, tambin ha venido desempeado un rol protagnico en los procesos de preservacin, almacenamiento y transporte de mer-cancas, as como en campos asociados a la higiene y la sanidad.

    A pesar de ser una industria que se ha mantenido vigente a travs de los siglos, en torno a este produc-to se han creado una serie de mitos que desconocen el proceso sostenible que est detrs de su produc-cin. A partir de la presentacin del ciclo de vida del papel, se develarn algunos mitos que hacen parte del imaginario colectivo en torno a este.

    La produccin del papel es parte del ciclo de la naturaleza. Comienza con la fotosntesis, a travs de la captura de CO2 de las plantas y rboles productores de fibra, que almacenan toneladas de carbono da tras da. El carbono es entonces reservado en los productos hechos a base de celulosa, como el papel, y su almacenamiento se prolonga mediante el reciclaje Este, como etapa que cierra el ciclo, optimiza el aprovechamiento de este recurso natural, a travs de la prolongacin de la vida til de las fibras de celulosa.

    En Colombia, el papel es producido a partir de fibras de celulosa obtenidas del bagazo de la caa de azcar -residuo resultado de un proceso agroindus-trial- o de madera proveniente de plantaciones fores-tales certificadas de pino y eucalipto, que son cose-chadas y renovadas con fines comerciales, tal como se hace con otros cultivos agrcolas. Estas dos fuentes de celulosa tienen la gran virtud de provenir de un recurso renovable, que tambin es reciclable y bio-degradable. Ventaja que diferencia al papel de otros productos industriales.

    La fibra proveneinte del bagazo, se obtienen de la trituracin de las caas en la produccin de az-car. Con el aprovechamiento de este desecho agroin-dustrial como insumo en la industria papelera, se ha reducido la quema de este residuo como una forma de limitar su disposicin final y adems se ha contri-buido en la prolongacin de la vida til de los rellenos sanitarios en los que iba a ser dispuesto.

    Los cultivos proveedores de la fibra celulosa con-tribuyen, a travs de la fotosntesis, a fijar el carbono de la atmsfera, mitigando de esta manera el efecto del calentamiento global. Dicho efecto es permanen-te, ya que toda cosecha es precedida por la siembra de nuevos plantas. Por otra parte, las plantaciones productivas son una oportunidad medioambiental, puesto que estudios recientes demuestran que una vez que el bosque alcanza su madurez, deja de fijar carbono.

  • JUL - AGO 201310

    INDUSTRIA

    Al contrario de lo que muchos piensan, las plan-taciones forestales no son perjudiciales para el medio ambiente, pues adems de contribuir con la dismunu-cin del efecto invernadero, ayudan a regular y me-jorar la calidad de las fuentes de agua, y contribuyen en la preservacin la biodiversidad de flora y fauna, al convertirse en el hogar de diferentes especies.

    Segn la FAO (Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura): Las plantaciones forestales son reconocidas como uno de los mejores mecanismos para disminuir el efecto in-vernadero causado por los gases contaminantes en la atmosfera como CO2, metano y otros.

    Una de las noticias positivas que se desprenden de FAO 2010 (Evaluacin de los recursos forestales mundiales), est relacionada con la disminucin en los ltimos aos de las emisiones de carbono proce-dentes de los bosques, como consecuencia de la cada en la tasa de deforestacin y la plantacin a gran es-cala de nuevos bosques.

    Un kilo de papel almacena 1,3 kilos de CO2

    Las plantaciones forestales se encuentran ubica-das en terrenos que en el pasado fueron dedicados a la ganadera u otra clase de cultivos agrcolas. Dichas plantaciones son manejadas de forma sostenible con certificacin FSCTM (Forest Stewardship Council), con-dicin que genera para los reforestadores comercia-les el compromiso ambiental de proteger, estudiar y promover el cuidado de los bosques naturales dentro

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL- AGO 2013 11

    Recientes estudios indican que si en el mundo nos dedicramos nicamen-te al reciclaje sin la incorporacin reciclar.

    de su patrimonio. En Colombia, la industria papelera protege 21.000 hectreas de bosques naturales, con lo cual queda demostrado que la produccin de papel no est acabando con estos.

    El proceso que cierra el ciclo del papel es el reci-claje y su ejercicio prolonga la vida de los rellenos sa-nitarios. Esta actividad, adems de ser una importante

    Bosque Nativo y Plantacin Flores

  • JUL - AGO 201312

    INDUSTRIA

    En 2012 se recuperaron en Colombia 719.000 toneladas de desechos de papel y cartn para reciclar, cifra que repre-senta el 47% de estos dos productos consumi-dos durante el mismo ao

    generadora de empleos en Colombia, es otra fuente de celulosa para la industria. Con ella, se alarga su vida til y as se promueve el uso responsable del pa-pel. Sin embargo, se requiere la incorporacin de fi-bras vrgenes porque un papel o cartn no puede ser reciclado ad infinitum, ya que esta despus de siete usos se deteriora.

    Recientes estudios indican que si en el mundo nos dedicramos nicamente al reciclaje sin la incor-poracin de fibras vrgenes, en tres meses no tendra-mos material disponible para reciclar. De manera que la asociacin de esta actividad con el hecho de estar salvando bosques es falsa. El reciclaje depende direc-tamente de la existencia de las fuentes proveedoras de fibra como las plantaciones forestales comerciales y el bagazo de caa.

    En 2012 se recuperaron en Colombia 719.000 to-neladas de desechos de papel y cartn para reciclar,

    cifra que representa el 47% de estos dos productos consumidos durante el mismo ao. La tasa de recupe-racin de papeles y cartones ha tenido una tendencia creciente al pasar del 30% en 1999 al 48% en 2011. A pesar de la tendencia creciente, es necesario con-tar con mecanismos administrativos de Gobierno que mejoren la recoleccin en hogares y comercio de me-nor tamao para potencializar el crecimiento de esta tasa.

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL- AGO 2013 13

    En referencia a la utilizacin de residuos de papel y cartn en la produccin colombiana de estos dos bienes, la tasa de utilizacin asciende al 70% en 2012. Esta tasa tambin ha mostrado una tenden-cia creciente a travs del tiempo, al partir en el 1999 del 46% y lle-gando en 2011 al 74%.

    En referencia a la utilizacin de residuos de papel y cartn en la produccin colombiana de estos dos bienes, la tasa de utilizacin asciende al 70% en 2012. Esta tasa tambin ha mostrado una tenden-cia creciente a travs del tiempo, al partir en el 1999 del 46% y llegando en 2011 al 74%.

    Detrs de la produccin de papel hay una gran historia positiva. Podemos con toda tranquilidad co-municar que es bueno, creemos que su existencia ha estado y seguir ligada al desarrollo del ser humano y frente a otros productos industriales tiene la gran ventaja de provenir de fuentes renovables, es recicla-ble y biodegradable. As que, a usar papel con tran-quilidad y de manera responsable.

    *Fotografas cortesa Smurffit Cartn de Colombia

  • JUL - AGO 201314

    Despus de poco ms de un ao de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, el sector arrocero ha empezado a recibir los primeros impactos propios del proceso de internacionalizacin de la economa colombiana. A continuacin un anlisis frente al tema.

    Por: Jeffrey Fajardo Lpez,Director Cmara Induarroz de la ANDI

    TLCLa

    delindustria arroceratras un ao

  • JUL - AGO 2013 15

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    El TLC con este pas norteamericano estipula la entrada de un contingen-te anual libre de aranceles, que para el ao 2012 fue de 79.000 toneladas de arroz blanco, cantidad que crece a una tasa del 4,5% anual hasta el ao 19 luego de la entrada en vigencia del acuerdo.

    Como sucede en la mayora de sectores, la en-trada al mercado de un jugador tan impor-tante como Estados Unidos ha tenido conse-cuencias de diversa ndole, implica enormes retos para los empresarios nacionales y sobre todo representa un desafo para la poltica pblica del sec-tor agropecuario de nuestro pas.

    El TLC con este pas norteamericano estipula la entrada de un contingente anual libre de aranceles, que para el ao 2012 fue de 79.000 toneladas de arroz blanco, cantidad que crece a una tasa del 4,5% anual hasta el ao 19 luego de la entrada en vigencia del acuerdo, es decir hasta 2030, cuando las impor-taciones de arroz proveniente de Estados Unidos que-darn completamente libre de aranceles y sin limita-ciones cuantitativas.

    Este contingente es administrado bajo un me-

    canismo de subasta, a travs de una Export Trading Company (ETC), empresa conformada por represen-tantes del sector arrocero de Estados Unidos y Colom-bia, y en cuya junta directiva cuenta con un asiento el director ejecutivo de la Cmara Induarroz de la ANDI.

    Bajo este mecanismo se somete a subasta el de-recho a exportar el contingente libre de aranceles ha-cia Colombia, con lo cual el precio que se paga por

    este derecho se constituye en un pseudo-arancel, en cuanto se convierte en un sobre precio que paga el importador pero que, a diferencia de un arancel, no se constituye en ingresos fiscales, sino en recursos que van directamente a los productores primarios en Colombia y a la cadena arrocera estadounidense en partes iguales.

    Hasta el momento se han realizado tres subastas, una por el total del contingente de 79.000 toneladas en 2012, y dos subastas en 2013 por 53.000 y 12.000 toneladas.

    De esta manera, queda por realizar para este ao una ltima subasta por 17.555 toneladas en octubre. Como resultado de las mismas, se han generado uti-lidades por cerca de 13 millones de dlares que, del lado de Colombia sern destinados al fortalecimiento

    de la competitividad del agricultor, a travs de la masificacin del pro-yecto AMTEC liderado por Fedea-rroz.

    Para las industrias arroceras, el TLC con Estados Unidos representa una oportunidad para cubrir parte del dficit anual que registra nues-tro pas de alrededor de 350.000 toneladas de arroz blanco, y que desafortunadamente ha sido su-plido principal y progresivamente por contrabando. A todas luces es preferible devolverles a los actores legales y formales el mercado, que les est siendo arrebatado por con-trabandistas y actores informales.

  • JUL - AGO 201316

    Este contingente es administrado bajo un mecanismo de subasta, a travs de una Export Trading Company (ETC), em-presa conformada por representantes del sector arrocero de Estados Unidos y Colombia, y en cuya junta directiva cuenta con un asiento el director ejecu-tivo de la Cmara Induarroz de la ANDI.

    Para las industrias arroceras, el TLC con Estados Unidos representa una oportu-nidad para cubrir parte del dficit anual que registra nuestro pas de alrededor de 350.000 toneladas de arroz blanco, y que desafortunadamente ha sido suplido prin-cipal y progresivamente por contrabando.

    Sin embargo, las industrias tienen hoy dos gran-des preocupaciones derivadas del acuerdo. Por un lado, debido a que al mecanismo de subastas puede presentarse cualquier empresa constituida legalmen-te en Estados Unidos, en las ltimas oportunidades han sido ganadas por grandes molinos estadouniden-ses que al no estar en obligacin de comprar materia prima en Colombia y nivelar inventarios caros, como si sucede en el caso de las industrias molineras nacio-nales, pueden pagar valores ms altos para obtener certificados de exportacin en las subastas, despla-zan por ende a molinos colombianos y lo que es ms preocupante an, ingresan a este mercado, vendien-do a canales mayoristas y minoristas, a precios que los molinos colombianos no pueden ofrecer.

    Por otro lado, y como agravante de lo anterior, la nica alternativa para resistir la competencia de estos nuevos actores en el mercado colombiano sera que se le permitiera a los molinos nacionales importar la materia prima, es decir, el arroz paddy o en cascara de Estados Unidos para que, con base en los menores costos de trilla en Colombia, las industrias estuvieran en capacidad de competir y mantenerse en el merca-do.

    Sin embargo, debido a las presiones ejercidas por los productores primarios en Colombia el gobierno nacional, a travs del ICA, estableci un protocolo fi-tosanitario que limita la importacin del arroz paddy norteamericano para que este solo pueda ser trillado en la ciudad de Barranquilla.

    Con esto, ms del 95% de la industria molinera colombiana queda completamente inhabilitada para

    competir frente a los nuevos jugadores que estn in-gresando al pas, poniendo en grave riesgo la sosteni-bilidad de la industria y por ende del sector arrocero.

  • JUL - AGO 2013 17

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    Protocolo fitosanitario para las importaciones de arroz paddy seco originarias de Estados Uni-dos

    El arroz paddy debe ser fumigado con Bromuro de Metilo, e inspeccionado para verificar que se en-cuentra libre de los insectos Crisptolestes Pusillos, Oryzaephilus Mercator, y Trogoderm Varibile.

    El certificado de exportacin debe incluir ade-ms una declaracin que indique Alternariapadwickii como no conocida oficialmente que ocurra en Esta-dos Unidos

    El arroz debe ser fumigado con un contenido de humedad superior al 12,5%, la dosis, temperatura y duracin del tratamiento con bromuro deben ser la siguientes:

    El ingreso de arroz paddy solo es autorizado por el puerto de Barranquilla y su proceso de industriali-zacin ser realizado en los molinos ubicados en la ciudad del mismo nombre.

    El envo debe venir libre de suelos, materia org-nica, impurezas y otras semillas de preocupacin para cuarentena.

    El ICA realiza inspeccin fitosanitaria en el puerto de Barranquilla.

    La cascarilla del pro-ceso industrial no ser utilizada con fines co-merciales y ser destrui-da mediante incineracin en el molino.

    El importador debe efectuar la limpieza y desinfeccin de los equi-pos, herramientas e in-

  • JUL - AGO 201318

    fraestructura fsica utilizada en el proceso de desem-barque y de la recoleccin y posterior destruccin de desechos resultantes del proceso de descarga en el puerto de Barranquilla y cargue para su procesamien-to en los molinos de su rea metropolitana.

    Los vehculos en los que se transporta el arroz paddy desde el puerto hasta el molino no pueden pre-sentar fugas de granos y debern ser precintados por el ICA, quien solo los levantar en el lugar de proce-samiento.

    Antes de movilizar el arroz paddy, el importador deber obtener la Licencia Fitosanitaria para Moviliza-cin de material vegetal expedida por el ICA, especi-

    Con esto, ms del 95% de la industria mo-linera colombiana queda completamente inhabilitada para competir frente a los nuevos jugadores que estn ingresando al pas, poniendo en grave riesgo la sos-tenibilidad de la industria y por ende del sector arrocero.

    ficando el nmero de identificacin de los precintos utilizados y el nmero de la placa del vehculo.

    Los molinos a los que se transporte el arroz de-bern ser pre inspeccionados por el ICA, a fin de miti-gar el riesgo de ingreso, dispersin y establecimiento de plagas de inters cuarentenario.

  • JUL - AGO 2013 19

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

  • JUL - AGO 201320

    Los acuerdos comerciales que ha suscri-to Colombia, le han aportado un mercado potencial de 1.500 millones de consumido-res, lo que significa un reto para el pas, puesto que para aprovechar las nuevas oportunidades, generar riqueza y bienes-tar se requiere aumentar la competitivi-dad.

    Por: dgar Higuera Gmez,Gerente de Logstica,Transporte e Infraestructura de la ANDI

    La recuperacin de la navegacin,

    carga intermodal en Colombiauna oportunidad para impulsar el transporte de

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 21

    Dada esta realidad, es importante contar con diferentes modos de transportes alternos y complementarios que integren la red nacional con la internacional, en el marco de un sistema logstico que impulse las capacidades producti-vas del pas.

    En este sentido, la mejora en los servicios logs-ticos y la modernizacin de la infraestructura de transporte emergen como factores deter-minantes, en la medida que garantizan la dis-tribucin y aprovisionamiento de la carga.

    Dada esta realidad, es importante contar con dife-rentes modos de transportes alternos y complementa-rios que integren la red nacional con la internacional, en el marco de un sistema logstico que impulse las capacidades productivas del pas.

    El intermodalismo, entendido como el uso de diferentes medios de manera continua, podra parti-cipar en la optimizacin de los costos en cerca del 30% y disminuira la dependencia del modo carretero y participara en la racionalizacin de las distintas for-mas de movilizacin de mercancas.

    Esta necesidad contrasta con un brecha histrica en la dotacin de infraestructura que precisa de un inversin del 3,1% del PIB anual durante diez aos1.

    Inversiones estimadas en Infraestructura de Transporte

  • JUL - AGO 201322

    La inversin en otros mo-dos de transporte diferentes al carretero, que antes no contaba con un plan de largo plazo gana participacin y contribuye a la competitividad que se reflejara en el desarrollo del servicio in-termodal.

    Cabe destacar que la ley 105 de 1991, establece como un criterio de planeacin, el for-talecimiento del transporte de carga masiva apoyado con la in-termodalidad, por lo cual el ro Magdalena y el ferrocarril en el marco de la geografa colombiana constituira un punto de ruptura modal fundamental, que cumplira una funcin de interco-nexin con otros modos y facilitara la conexin a costos competitivos de diferentes zonas del pas y de igual manera permitira afrontar los retos medioam-bientales y sociales, haciendo uso de modos de trans-porte respetuosos con el medioambiente, como es el caso del transporte ferroviario y la utilizacin de las vas navegables interiores2.

    De acuerdo a informacin del Ministerio de Trans-porte, actualizada a 2011, el movimiento de carga en el ro Magdalena representa solo el 0,6% de la car-ga movilizada en el pas, lo que evidencia que no se est aprovechando el potencial de esta hidrova. En conjunto, el transporte intermodal en Colombia repre-senta solo el 1,5%, mientras que en Europa alcanza el 65%.

    En la actualidad, los hidrocarburos constituyen, en volumen, la principal carga transportada en el ro Magdalena, esta sale de Barrancabermeja con destino

    La inversin en otros modos de transporte diferentes al carretero, que antes no contaba con un plan de largo plazo gana participacin y contribuye a la competitividad que -vicio intermodal. 1 FEDESARROLLO. 2013

    2 Libro Blanco sobre el Futuro del Transporte. Unin Europea deNavegacin Fluvial. Barcelona, 18 de Marzo de 2010.

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 23

    3 Un corredor involucra: Infraestructura de Transporte, Infraestructura logstica, Aduanas, Telemtica y Servicios Logsticos.

    a la planta de refinacin en Cartagena o a los puer-tos martimos, segn informacin del Ministerio de Transporte.

    Recuperacin de la navegabilidad del ro Mag-dalena.

    La navegacin a travs del rio Magdalena se con-vierte en una estrategia del Plan de Desarrollo, para mejorar la competitividad e impulsar el transporte in-termodal.

    En el caso de navegabilidad y canal navegable, las lneas estratgicas se centran en mejorar y mantener la navegacin en el ro Magdalena con una profundi-dad estable y continua durante el mayor periodo del ao que beneficie la competitividad en el transporte de carga.

    De acuerdo con el cronograma, se adelanta el proceso de licitacin de las obras de encauzamien-to, que cerrar en septiembre del presente ao y a

    partir del 1 de enero de 2014 iniciaran los trabajos, con lo cual en el trmino de 3 aos se podra contar con un canal navegable con una profundidad supe-rior a 9 pies de Barranquilla a Puerto Capulco y de siete pies aguas arriba del Magdalena, con lo cual se podrn movilizar convoyes de hasta 7.200 toneladas,

    aprovechando este tipo de embarcaciones modernas, en trminos econmicos y de seguridad.

    Gestin comercial

    Si se tiene en cuenta la inversin que se pre-v para aumentar la capacidad de movimiento de carga por el ro y las necesidades crecientes de transporte para productos de grandes volmenes como granos, carbn, combustibles y materiales de construccin, se deben definir estrategias para

    buscar y asegurar usuarios del medio de transporte fluvial, en especial aquellos orientados a inversiones y proyectos de im-pacto para el comercio interior y exterior con visin de co-rredor logstico multimodal3. quede esta manera se integra al corredor fluvial un conjun-to de instalaciones fsicas y de servicios competitivos en tecnologa de comunicaciones e informacin, que se combi-na con la infraestructura de otros modos de transporte y la logstica especializada en las ciudades con una correcta in-teroperabilidad, lo que permi-tir generar una capacidad de servicios aumentada y perfec-cionada.

  • JUL - AGO 201324

    Este tema tiene repercusiones directas en la gestin comercial, aduanera y operativa que per-mita a los operadores de transporte integral o logsticos y empresas de transporte, conformar servicios integrales con caractersticas de con-tratos de transporte multimodal que atiendan la carga origen y destino de las zonas productoras al interior del pas, la transporten al puerto flu-vial, y la lleven al puerto martimo para el embar-que internacional o viceversa.

    Con reglamentacin aduanera que permita las operaciones de transbordos martimos por-tuarios, esta consideracin es de especial inte-rs para el sector de usuarios y generadores de carga, a fin de impulsar la masificacin de los servicios.

    Actividad operativa

    Para atender el dficit de zonas de transfe-rencia de carga es importante promover la parti-cipacin de asociaciones pblico-privadas para la construccin y operacin de terminales portuarias bajo la figura de concesin mixta e igualmente la intervencin de empresas de transporte fluvial.

    Con reglamenta-cin aduanera que permita las ope-raciones de trans-bordos martimos portuarios, esta consideracin es de especial inters para el sector de usuarios y genera-dores de carga, a servicios.

    Fuente: Asoportuaria

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 25

    Generar claridad para las inversiones de las empresas de transporte fluvial, la disponibilidad del suelo y facilitar la viabilidad financiera, ana-lizando la pertinencia de herramientas de promo-cin de inversin, tales como como la exencin de impuesto a la renta a todo tipo de embarcaciones, a la importacin de equipos fluviales y de la so-bretasa al ACPM, crditos de fomento para cons-truccin y reposicin de equipos fluviales, entre otras.

    Un plan integral de transporte intermodal debe prever la conectividad y complementarie-dad con otros modos de transporte, as como el desarrollo de la infraestructura adecuada de las vas de acceso a los puertos fluviales. De igual forma, tendr que incentivar la construccin de vas transversales que conecten los terminales flu-viales con los centros de consumo y produccin, y las zonas primarias de comercio exterior.

    La capacitacin a las tripulaciones fluviales, reglamentacin, entrenamiento de pilotos prcti-cos, sistemas de informacin y seguimiento, y as-pectos aduaneros, entre otros, permitirn avan-zar en la competitividad.

    Sin el 100% de compromiso de cada uno de

    los actores de la cadena logstica el resultado

    esperado no se logra.

    Empresas operadoras intermodales de ser-

    vicio Origen Destino y alto valor agregado y a

    costo competitivo es la meta.

    El Consejo Nacional de Poltica Econmica

    y Social (Conpes), en unos de sus apartes men-

    ciona:

    Contar con corredores logsticos articula-

    dos. El reto es llegar a una complementariedad

    modal que estimule

    una mayor oferta

    de transporte, per-

    mita un aumento

    del flujo de bienes

    y servicios, y pro-

    duzca una reduc-

    cin en los costos

    de distribucin fsi-

    ca de nuestros pro-

    ductos.

  • JUL - AGO 201326

    contra el desempleo6 locomotoras

    Las Zonas Francas son un motor de em-pleo en Colombia, que generan ocupa-cin a ms de 125.000 colombianos, pero se necesitan ajustes que impulsen y fortalezcan este mecanismo y facili-ten su uso por el aparato industrial.

    Por: Edgar Orlando Martnez Mendoza,Director Cmara Zonas Francas de la ANDI

    Zonas Francas:

    Por: Edgar Orlando Martnez Mendoza,Director Cmara Zonas Francas de la ANDI

    Las Zonas Francas son un motor de em-pleo en Colombia, que generan ocupa-cin a ms de 125.000 colombianos, pero se necesitan ajustes que impulsen y fortalezcan este mecanismo y facili-ten su uso por el aparato industrial.

  • JUL - AGO 2013 27

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    Las 106 Zonas Francas au-torizadas en Colombia, con cerca de 800 empresas instaladas en ellas, generan ms de 125.000 empleos, de los cuales 42.000 son directos y 83.000, indirectos, movilizan en la actualidad cerca de 6 mil millones de dlares en mercancas de importacin y exportacin.

    Colombia tiene como uno de sus objetivos re-ducir la tasa de desempleo para buscar un mejor nivel de vida de los ciudadanos. Si bien se han ensayado muchas opciones para lograr esta meta, sin lugar a dudas, como lo veremos ms adelante, las Zonas Francas han demostrado que tienen la capacidad de generar empleo a corto plazo.

    El empleo est ntimamente ligado a los mayores niveles de inversin y tambin a los incrementos de los volmenes de intercambio, pues ambas variables son fuente de trabajo y el desarrollo del comercio ex-terior est directamente relacionado con la poltica de exportaciones.

    Por lo tanto, no es equivocado afirmar que a ma-yores inversiones y operaciones de exportacin y de importacin se genera un mayor empleo. En Colombia uno de los instrumentos que ha sido actor fundamen-tal de este encadenamiento son las Zonas Francas.

    Las 106 Zonas Francas autorizadas en Colombia, con cerca de 800 empresas instaladas en ellas, gene-ran ms de 125.000 empleos, de los cuales 42.000 son directos y 83.000, indirectos, movilizan en la ac-tualidad cerca de 6 mil millones de dlares en mer-cancas de importacin y exportacin.

    Por otra parte, el monto de inversin ejecu-tado en las Zonas Francas al mes de abril es de $12.237220.000 de pesos, lo que representa un cumplimiento del 91% de las inversiones a las que se comprometieron

    El crecimiento del comercio exterior y de sus ope-

    raciones es constante y dinmico. Segn el ltimo

    informe del Departamento Administrativo Nacional

    de Estadstica (DANE), las exportaciones desde las Zo-

    nas Francas registraron un crecimiento del 2,6%, al

    pasar de US$3.239,8 millones FOB en el ao 2011 a

    US$3.324,1 millones FOB en 2012. Por otro lado, las

    importaciones totales de mercancas hacia las Zonas

    Francas se incrementaron en un 31,7%, al pasar de

    US$2.403,8 millones CIF en 2011 a US$3.164,8 millo-

    nes CIF en 2012.

    Pero para que las Zonas Francas puedan seguir generando empleo y mayores operaciones de comer-cio exterior, es fundamental tener las reglas de juego claras y no estar sometidos a los diferentes cambios de poltica en esta materia. Se debe tener un rumbo claro y ajustar su legislacin hacindola ms compe-titiva frente a las legislaciones de sus pases compe-tidores, quienes han reorientado sus polticas en esta materia y hoy muestran un importante crecimiento de las exportaciones, como es el caso de Repblica Do-minicana, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos y Brasil, entre otros.

  • JUL - AGO 201328

    Uno de los llamados que ha hecho la ANDI al Go-bierno es el de realizar ciertos ajustes al rgimen de Zonas Francas, para que no se ponga a la industria de zona franca en una situacin de desventaja frente a la industria de la regin latinoamericana. Si no hacemos los ajustes adecuados no aprovecharemos las venta-jas que nos ofrecen los TLC que ha firmado nuestro pas. Entre los aspectos que la Cmara de Zonas Fran-cas ha alertado y que se deben revisar, tenemos:

    1. No limitar la creacin de Zonas Francas en los departamentos mediante el establecimiento de un Cupo Fiscal. (Artculo 3, proyecto decreto Mincomercio). Establecer un cupo fiscal es ce-rrar la llave a la posibilidad de nuevas inversio-nes nacionales, pues genera total incertidumbre y desconfianza, lo que en estos momentos resulta inconveniente, ya que impide fortalecer la compe-titividad y la aceleracin esperada de la economa. La herramienta de las zonas francas no puede ser aplicada con criterios de excepcionalidad o restrin-gida con criterios fiscales, por su condicin de ser el instrumento de promocin por excelencia del pas. No hay antecedentes de este tipo de medidas en las legislaciones hemisfricas.

    2. Incongruencia en la poltica al permitir la creacin de mini Zonas Francas. Mientras que por un lado se eliminan las Zonas Francas Uniempresa-riales manufactureras, por otro lado se pretende supri-mir las exigencias de rea mnima de 20 hectreas a las zonas francas permanentes, abrindo la posibilidad de crear mini Zonas Francas. La Direccin de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) no tiene la capacidad ope-rativa para atender las necesidades de las zonas actua-les, mucho menos lo podr hacer cuando se realizaron recortes presupuestales.

    Por otra parte, el monto de inversin ejecutado en las Zonas Francas al mes de abril es de $ 12.237220.000 de pesos, lo que representa un cum-plimiento del 91% de las inversiones a las que se comprometieron.

    En igual sentido es incongruente la orientacin que le quiere dar la DIAN al tema de los depsitos. Histricamente la DIAN ha visto como un problema la proliferacin de depsitos pblicos, por deficiencias de control, pero ahora la legislacin facilita la crea-cin de depsitos en lugares lejos de la zona prima-ria. En no mucho tiempo veremos los efectos negati-vos de esta medida.

  • JUL - AGO 2013 29

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    3. Se deben permitir las prrrogas a las Zonas Francas. (Artculo 78 proyecto decreto Minco-mercio). Las Zonas Francas Permanentes y espe-ciales se aprobaron bajo unas condiciones legales en las cuales estaba contemplada la posibilidad de prrroga, adquiriendo unos derechos bajo la le-gislacin existente. Despus de haber incentivado nuevos proyectos y aprobado nuevas zonas fran-cas; cambiar las reglas de juego por el camino ge-

    nera desequilibrios econmicos y afectar las inversiones proyectadas.

    4. Incentivar el encadenamiento produc-tivo con la industria local. (Artculo 55 proyecto decreto Mincomercio). Bajo el con-cepto de exclusividad, no se puede limitar la actividad empresarial de los usuarios de las Zonas Francas. Si ello se hace as, sera limitar las ventas en consignacin, la entre-ga de mercancas a los clientes en el terri-torio nacional y la realizacin de servicios postventa. Esto frena el encadenamiento productivo de las empresas de zona fran-ca con las compaas de Colombia. Es im-portante que la legislacin establezca que la actividad productiva y de prestacin de servicios deben realizarse dentro del rea de rgimen franco, pero no necesariamente todas las actividades conexas o adyacentes a la misma.

    5. Respeto de los derechos adquiridos. (Artculo 80 proyecto de decreto retroac-tividad de compromisos). El inciso segun-do de este artculo establece que todas las obligaciones y requisitos relacionados con el control aduanero se aplicarn a las Zonas Francas ya declaradas. Es importante preci-sar a qu tipo de obligaciones y requisitos se refiere, porque va interpretacin de los funcionarios de la DIAN seguramente exigi-rn se cumpla con nuevos compromisos de inversin que afectaran los Planes de Desa-rrollo ya aprobados, desconociendo as los derechos adquiridos y cambiando las reglas de juego y sus proyecciones econmicas y financieras.

    Segn el ltimo informe del Depar-tamento Administrativo Nacional de Estadstica (DANE), las exporta-ciones desde las Zonas Francas re-gistraron un crecimiento del 2,6%, al pasar de US$3.239,8 millones FOB en el ao 2011 a US$3.324,1 millones FOB en 2012.

  • JUL - AGO 201330

    En la que respecta con el proyecto de Reforma Aduanera propuesta por la DIAN:

    1. Freno a las compras de los usuarios de zona franca, favoreciendo las importaciones de ter-ceros pases. (artculo 268 inciso 5 y artculo 470 inciso tercero proyecto decreto). Modificar la base para la liquidacin de los derechos de aduana en las importaciones desde Zona Franca, incluyendo dentro de esta los costos de mano de obra y los in-directos de produccin (servicios pblicos y otros), desarticula la produccin de las Zonas Francas co-lombianas con la produccin nacional, ya que en-carece las importaciones de zona franca e incen-tiva la compra de mercancas de terceros pases.

    No reconocer, la mano de obra y los costos de pro-duccin nacionales, es desconocer el Origen de las mercancas elaboradas en Zonas Francas dando al traste las negociaciones realizadas en los acuerdos internacionales.

    2. Las Zonas Francas deben ser por excelencia, las plataformas de distribucin y logstica inter-nacional para el aprovechamiento de los TLC. Mientras el pas est firmando acuerdos interna-cionales para incrementar el comercio exterior, el proyecto de decreto elimina la posibilidad que los usuarios comerciales realicen trnsitos aduaneros, lo que le quita al rgimen su naturaleza como cen-tro de consolidacin y de distribucin internacio-nal. Los riesgos que ve la aduana en los trnsitos aduaneros ya sea a depsitos o zonas francas, no se solucionan eliminando la posibilidad de real-izarlos, sino estableciendo controles entre la ad-uana y los lugares de destino, controles que hoy no existen. En contrario lo que se debe realizar, es eliminar la restriccin del 5% que tienen hoy las Zo-nas Francas para el almacenamiento y distribucin internacional potencializando la vocacin del pas como hub de distribucin de mercancas. Adems el proyecto de decreto crea un tratamiento ineq-uitativo de los usuarios comerciales frente a los depsitos, cuando su naturaleza y actividades son idnticas, ya que adems los usuarios comerciales no tienen beneficios tributarios.

    3. Mantener el criterio que el Formulario de Movimiento de Mercancas hace las veces de doc-umento de importacin y exportacin. (Artculos 382, 391, 395 y 472). La determinacin de que a partir del decreto todo ingreso a zona franca es una exportacin y debe diligenciarse el documento de exportacin, incrementar los trmites y costos que obstaculizan el encadenamiento industrial con las zonas francas. En la actualidad existe la posibi-

  • JUL - AGO 2013 31

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    lidad de ingresar mercancas con un DEX o como una venta local sin DEX; en ambos casos con el formulario de movimiento de mercancas de zona franca. No hacerlo as lo que suceder es que se in-crementarn los trmites y costos administrativos.

    Ciento veinticinco mil empleos no se generan de la noche a la maana, las empresas que se ubi-can en estas zonas requieren fundamentalmente de

    normas estables y apoyo de las autoridades compe-tentes para que la respec-tiva inversin cumpla con sus metas de generacin de empleo y desarrollo en las regiones. Nuestras enti-dades y gobernantes deben tener claro que estos me-canismos son vitales, para mantener la competitividad y fomentar el empleo.

    El rgimen de Zonas Francas ha sido disea-do bajo un esquema muy fuerte de controles para im-

    pedir prcticas al margen de la ley y adems se han establecido garantas y revisiones que aseguran el de-bido control. En casi 20 aos del rgimen privado, el porcentaje de aprensiones ha sido muy bajo, por las polticas de Buen Gobierno y de seguridad que ofre-cen las Zonas Francas. Es imperativo que la Aduana se concientice que trabaja en la misma direccin que las zonas del Rgimen Franco.

    La Direccin de Im-puestos y Aduanas Nacionales (DIAN) no tiene la capaci-dad operativa para atender las necesi-dades de las zonas actuales, mucho me-nos lo podr hacer cuando se realizaron recortes presupues-tales.

  • JUL - AGO 201332

    Colombia ha desarrollado en las Zonas Francas una infraestructura moderna y adecuada para ello y para seguir en esta misma lnea, se debe conservar y -si es el caso- mejorar el marco normativo, pero no lesionarlo con decisiones que puedan ir en contrava de las polticas sociales y econmicas de quienes rea-lizan los esfuerzos de inversin.

    La aduana ha escuchado atentamente las suge-rencias de las Zonas Francas para hacer de este ins-

    trumento un mecanismo competitivo y trabajan de la mano por fortalecer y mejorar los controles; pero no sera coherente sacrificar la competitividad de las em-presas, cuando conjuntamente se pueden aplicar me-canismos de control para asegurar los intereses del estado. Confiamos en el buen criterio que siempre he-mos visto en las autoridades para seguir construyen-do mecanismos que ayuden a la industria nacional.

  • JUL - AGO 2013 33

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    Ciento veinticinco mil empleos no se generan de la noche a la ma-ana, las empresas que se ubican en estas zonas requieren funda-mentalmente de normas estables y apoyo de las autoridades com-petentes para que la respectiva inversin cumpla con sus metas de generacin de empleo y desa-rrollo en las regiones.

  • JUL - AGO 201334

    El pasado mes de junio, se llev a cabo la 102 Conferencia Internacional del Trabajo, en Gi-nebra, Suiza. Como delegado empleador de Colombia asisti la Vicepresidencia de Asuntos Jurdicos y Sociales de la ANDI, acompaando empresarios y abogados laboralistas naciona-les, como consejeros tcnicos de las comisiones.

    Por: Alberto Echavarra Saldarriaga,Vicepresidente de Asuntos Jurdicos y Sociales de la ANDI

    delConferencia Internacional

    Trabajo 2013

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 35

    La 102 Conferencia Internacional del Trabajo, tiene estructura tripar-tita, adopta normas internacionales del trabajo y discute temas socia-les y laborales de trascendencia mundial.

    La 102 Conferencia Internacional del Trabajo, tiene estructura tripartita, adopta normas inter-nacionales del trabajo y discute temas sociales y laborales de trascendencia mundial. A conti-nuacin algunos aspectos destacados de la conferen-cia.

    Discusin sobre el empleo y la proteccin social en el nuevo contexto demogrfico

    Se enfoc principalmente en los efectos severos que el cambio demogrfico de la estructura de la po-blacin ha generado en las dinmicas del mercado la-boral, los sistemas de seguridad social, el empleo y el desarrollo econmico global.

    El Grupo de Empleadores reiter que el trabajo es la mejor proteccin social y, por lo tanto, se acord que las polticas econmicas centradas en el empleo son necesarias y deben incluir, entre otras, un am-biente que favorezca las empresas sostenibles, el de-sarrollo de capacidades, la flexibilizacin y el espritu empresarial con visin competitiva e innovadora.

    As mismo, se hizo referencia a la necesidad de una transicin gradual de la vida activa del trabajo a la jubilacin, a travs de medidas tales como un retiro en fases, la labor de media jornada y el compartido.

    Desarrollo sostenible, trabajo decente y em-pleos verdes

    Se discutieron los efectos y los desafos ambien-tales en el mundo del trabajo. Las conclusiones iden-tificaron reas clave de poltica para realizar ajustes institucionales que ofrezcan una transicin justa ha-cia un futuro sostenible, considerando el equilibrio de las necesidades ambientales, econmicas y sociales. Para los Empleadores, esto es posible bajo gobiernos

    que ofrezcan el marco adecuado para el desarrollo de empresas sostenibles y la promocin del espritu em-presarial.

    Discusin peridica sobre el objetivo estratgico del dilogo social, bajo el seguimiento de la decla-racin de la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT) sobre la justicia social para una globalizacin equitativa de 2008

  • JUL - AGO 201336

    Las conclusiones de las discusiones peridicas enfatizan que el dilogo social tiene varias formas, al reconocer que los sistemas de relaciones industria-les alrededor del mundo son muy diversos. El trmino dilogo social es extenso y abarca clases muy dis-tintas de negociaciones, consultas y procedimientos para el intercambio de informacin.

    De igual forma, se destac que la OIT debe for-talecer las organizaciones de interlocutores sociales para permitirles desempear mejor su papel dentro del rgano tripartito.

    De igual forma, se destac que la OIT debe fortalecer las organizaciones de interlocutores sociales para permitir-les desempear mejor su papel dentro del rgano tripartito.

    Este debate revel la existencia de una crisis real en el sistema de control de la OIT, que debe resolverse paso a paso.

    El trabajo de la Comisin de Aplicacin de Nor-mas (CAN)

    El trabajo de la CAN fue de nuevo determinante este ao. A diferencia de la conferencia anterior, se adopt la lista de casos de los pases que no cumplen con las recomendaciones de los Convenios de la OIT. Gracias al trabajo continuo que se ha hecho en este campo, Colombia qued otra vez por fuera de la lista.

    El Grupo Empleador persisti en su posicin se-gn la cual, la Comisin de Expertos en la Aplicacin de Convenios y Recomendaciones (CEACR), debe acla-rar la naturaleza de su informe y abstenerse de inter-pretar de manera extensiva las normas internaciona-les del trabajo; en particular, al incorporar el derecho a huelga en el Convenio 87 sobre Libertad Sindical.

    Este debate revel la existencia de una crisis real en el sistema de control de la OIT, que debe resolver-se paso a paso. En este sentido, qued claro que la posicin de los empleadores est siendo seriamente considerada por los rganos de control y por los dis-tintos gobiernos.

    Colombia sigue mostrando avances en materia laboral y afianzando su posicionamiento dentro de la OIT

    As me refer como, delegado empleador de Colombia, sobre los avances del pas en la ltima dcada:

    Nuestro pas ha dado pasos en la direccin co-rrecta: En lo econmico, el crecimiento en promedio en el 4% en la ltima dcada, la reduccin del des-

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 37

    En los ltimos 14 meses, se han conocido 53 casos tratados, de los cuales 29 han obtenido un acuerdo de solucin.

    empleo a casi un dgito, las tasas de inters a niveles que dan acceso a la poblacin a bienes y servicios que antes no era posible adquirir, la mayor inversin ex-tranjera directa diversificada en todos los sectores de la produccin, la inflacin controlada al 2% y la tasa de cambio ajustada para la competitividad del sector productivo. En lo social, la reduccin de la pobreza del 54% al 32% en la ltima dcada, la ampliacin de la cobertura del sistema de proteccin social (es-pecialmente en salud a prcticamente toda la pobla-cin), la mejor distribucin social de los impuestos y

    las regalas y el incremento del salario mnimo por encima de la inflacin en la ltima dcada. En lo poltico, el respeto a la diversi-dad de opinin poltica expresado en elecciones democrticas con dirigentes locales, regionales y nacionales orientado las polticas pblicas; interlocutores sociales que pueden actuar con libertad de expresin, y clara divisin de las ramas del poder pblico y r-ganos de control actuantes en de-fensa del inters colectivo.

    Todo ello ha generado con-fianza nacional e internacional, lo que proyecta al pas entre los pases de la OCDE, es decir dentro del grupo de pases con mejor ni-vel de desarrollo y cumplimiento de las mejores prcticas de go-bierno institucional. Los acuerdos de integracin comercial se han convertido en un excelente veh-culo para ese propsito.

    Los empleadores destacaron adems el trabajo del pas en el cumplimiento y promocin de las normas y estndares laborales.

    La directora del Departamento de Normas, Cleo-patra Doumbia-Henry resalt, en materia de dilogo social, el papel que ha prestado la Comisin Especial de Tratamiento de Conflictos (Cetcoit) en la solucin de casos que estn pendientes ante el Comit de Li-bertad Sindical o que podran ser presentados ante este organismo internacional. En los ltimos 14 me-ses, se han conocido 53 casos tratados, de los cuales 29 han obtenido un acuerdo de solucin.

  • JUL - AGO 201338

    De otro lado, se reconoci el proceso de nego-ciacin colectiva realizado con las Centrales Obreras en el que se beneficiaron los trabajadores del sector pblico, a travs del decreto 1092 de 2012.

    Finalmente, se hizo mencin de los avances del proyecto de cooperacin tcnica que se viene adelan-tando con la OIT, para consolidar las recomendacio-nes formuladas por la Misin de Alto Nivel que visit al pas en 2011. Dicho programa ha permitido fortalecer la capacidad de accin de la Inspeccin del Trabajo, mejorar el dilogo social tripartito tanto a nivel nacio-nal como local y articular las instituciones pblicas en su responsabilidad ante este organismo internacional, mediante la ejecucin de actividades que persiguen tres grandes objetivos de la mayor importancia para el pas:

    1 Fortalecimiento de las capacidades instituciona-les del Ministerio del Trabajo, especialmente de la inspeccin del trabajo, para aplicar eficazmente las leyes laborales colombianas y garantizar los dere-chos fundamentales en el trabajo, en particular los relativos a la libertad sindical y a la negociacin colectiva, de conformidad con las normas interna-cionales.

    2 Fortalecimiento de las instancias del dilogo so-cial existentes y de los interlocutores sociales que participan en ellas, en particular a nivel departa-mental y local.

    3 Fortalecimiento de la capacidad institucional del Gobierno colombiano para mejorar las medidas de proteccin de los dirigentes, miembros, activistas y organizadores sindicales, y combatir la impunidad de los autores de actos de violencia contra ellos.

    Con miras a la consecucin de estos objetivos la OIT y el Ministerio del Trabajo, desarrollan un Progra-ma de capacitacin para el fortalecimiento de la ins-peccin del trabajo en Colombia, junto con el diseo de cuatro guas prcticas que permitirn facilitar el desarrollo de esta actividad, estandarizar los procesos a su cargo y unificar criterios sobre la graduacin de las sanciones en procesos sancionatorios de carcter

    Fortalecimiento de las instancias del dilogo social existentes y de los interlocutores sociales que participan en ellas, en particular a nivel departa-mental y local.

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 39

    As mismo, se destaca el desarrollo de un sis-tema informtico para el registro y anlisis de datos sobre inspeccin del trabajo.

    administrativo-laboral que ver-sen sobre conductas atentatorias contra el derecho de asociacin.

    As mismo, se destaca el de-sarrollo de un sistema informti-co para el registro y anlisis de datos sobre inspeccin del tra-bajo.

    De otro lado, queremos re-saltar que en conjunto con la Unidad Nacional de Proteccin, se ha elaborado el Programa de difusin de la Ruta de Proteccin a lderes sindicales que se tradu-cir en la realizacin de encuen-tros en 12 regiones, en las que participarn sindicatos, empre-sarios y representantes de la Fis-cala General de la Nacin, para dialogar sobre casos de amena-zas y homicidios con una moti-vacin antisindical.

    Finalmente, ante un panora-ma como el descrito y ante los innegables avances en el campo laboral nacional e internacional, resulta oportuno hacer un lla-mado a los empresarios colom-bianos para que mantengan su compromiso con la realizacin de buenas prcticas, el cumpli-mento de las normas del trabajo y la utilizacin correcta de las di-ferentes figuras de contratacin que prev la legislacin laboral en nuestro pas.

  • JUL - AGO 201340

    La Cmara de Servicios Legales de la ANDI representa gremialmente a 22 firmas de abogados afiliadas, que renen cerca de 1.000 abogados del pas, en su gran mayora bilinges y con edu-cacin superior en las principales universidades del mundo.

    Por: Alejandro Muoz Torres,Director Cmara de Servicios Legales de la ANDI

    Cmara de Servicios Legales

    Lapermanente formacin profesional, un propsito de la

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 41

    La Cmara est afiliada al International Bar As-sociation (IBA) y a la International LegalTechno-logyAssociation (ILTA) y cultivamos relaciones con varias asociaciones y colegios de abogados alrededor del mundo. De otra parte, las firmas afilia-das hacen parte de redes profesionales internaciona-les tan importantes como Lex Mundi, Affinitas o ALFA, solo por sealar algunas.

    As mismo, las firmas que agrupa la Cmara de Servicios Legales tienen un alto nivel de participacin en las diferentes operaciones de fusiones y adquisi-ciones, de integraciones empresariales, de crditos internacionales desembolsados y de negocios con in-versin extranjera que se realizan en nuestro pas.

    Estas son situaciones que presentan diferentes re-tos para las firmas y los abogados que las componen, pues no solo deben permanecer totalmente actualiza-dos y responder al constante cambio normativo, sino tambin dominar diferentes idiomas que permitan un intercambio certero y claro con los clientes interesa-dos en emprender operaciones jurdicas de alto im-pacto econmico en Colombia.

    En ese sentido, no hay duda que tal como lo se-alan los profesores de los primeros semestres de de-recho, en esta profesin hay que actualizarse y estu-diar permanentemente. Conscientes de ello, tanto las firmas afiliadas como la Cmara de Servicios Legales hemos desarrollado una serie de herramientas que permiten cumplir con este requisito, para una pres-tacin adecuada de los servicios profesionales, en los idiomas de los clientes y con una calidad de primer nivel.

    La Cmara est afilia-da al International Bar Association (IBA) y a la International LegalTech-nologyAssociation (ILTA) y cultivamos relaciones con varias asociaciones y colegios de abogados alrededor del mundo.

    Estas herramientas, entre muchas otras, son las siguientes:

    1.Bilingismo

    El relacionamiento internacional de las firmas y la creciente inclusin de Colombia en el comercio glo-bal, favorecen la llegada de inversionistas extranjeros a nuestro pas y obliga a que los abogados locales, que son aliados estratgicos para esos inversionistas, sean cuando menos bilinges. Ese bilingismo no es solamente el dominio corriente de otro idioma, sino su uso en el contexto legal y contractual.

    a. Ingls

    Sin duda, tal como sucede en otros sectores, el dominio del ingls de los abogados es sustancial, a nivel oral y escrito y tanto el uso coloquial como el tcnico. Por lo anterior, en la Cmara de Servicios Le-gales hemos diseado y desarrollado cursos de ingls legal para los abogados de las firmas afiliadas.

    Estos cursos trascienden la expresin oral y escri-ta y se concentran en el desarrollo de habilidades es-pecficas y prcticas del ingls legal de los negocios y de los contratos en particular, con profesores del ms alto nivel, certificados internacionalmente e incluso aceptados para ejercer la profesin de abogados en pases de habla inglesa y en Colombia.

  • JUL - AGO 201342

    Desde 2011, se han venido desarrollando con xito estos cursos, que permiten una certificacin en ingls legal de las ms importantes universidades del mundo. Durante 2013 esperamos realizarlos en el se-gundo semestre, con la compaa y acreditacin de alguna de las universidades colombianas con las que la Cmara tiene suscritos convenios, de los que nos ocuparemos ms adelante.

    b. Otros idiomas

    Con todo, la actual dinmica de la globalizacin comercial obliga a los prestadores de servicios lega-les a conocer y dominar otros idiomas, adems del ingls. No hay duda que para cualquier persona que va a emprender una operacin de alto impacto es mu-cho ms interesante y seguro recibir asesora en su idioma, con palabras tcnicas e incluso expresiones coloquiales que le generen la facilidad necesaria para desarrollar cualquier tipo de proyecto.

    Muchos de los abogados, por su formacin es-colar ya cuentan con el dominio de idiomas como el francs, el alemn, el italiano, entre otros. No obstan-te, es sustancial fomentar el aprendizaje de lenguas que respondan a los intereses y realidades comercia-les de nuestro pas.

    Este ao, por solicitud del Consejo Directivo de la Cmara de Servicios Legales, estamos trabajando en la estructuracin de planes de formacin en otros idiomas, tales como portugus o chino mandarn, que permitan a los abogados contar con valores agrega-dos que no solo faciliten su desarrollo profesional, sino que sean un factor adicional para favorecer la atraccin de clientes de todas partes del mundo.

    Desde 2011, se han venido desarrollan-do con xito estos cursos, que permi-ten una certificacin en ingls legal de las ms importantes universidades del mundo.

    c. Espaol

    No obstante la importancia de dominar otros idio-mas, no hay duda de que la adecuada expresin oral y escrita en nuestro idioma es la base para la presta-cin de un servicio claro y concreto, ms en nuestra profesin, en donde cada palabra tiene importancia y puede prestarse a diferentes interpretaciones. Para algunos, sin faltarles razn, los abogados nos carac-terizamos por escribir prrafos enteros en algo que se puede expresar en una frase. Lo mismo desde el punto de vista de la expresin verbal.

    Por lo anterior, y por solicitud tambin de las fir-mas afiliadas de la Cmara, hemos iniciado las labo-res necesarias para capacitar a los abogados en el ma-nejo sencillo y preciso del idioma. Mediante un curso especfico que esperamos contratar en los prximos das, queremos mejorar el uso del espaol tanto escri-to como oral, para ser efectivos en nuestros mensajes y asertivos en nuestras asesoras.

    Las universidades nacio-nales e internacionales se han convertido en aliados estratgicos de la Cmara, ofrecindonos innumera-bles posibilidades de for-macin profesional.

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 43

    Este ao, por solicitud del Consejo Directivo de la Cmara de Servicios Legales, estamos trabajando en la estructuracin de planes de forma-cin en otros idiomas, tales como portugus o chino mandarn, que permitan a los abogados contar con valores agregados que no solo faci-liten su desarrollo profesional, sino que sean un factor adicional para favorecer la atraccin de clientes de todas partes del mundo.

    2. Convenios con universidades

    Las universidades nacionales e internacionales se han convertido en aliados estratgicos de la Cmara, ofrecindonos innumerables posibilidades de forma-cin profesional.

    En ese sentido, y entendiendo las necesidades de actualizacin y educacin de los abogados de nues-tras firmas, hemos encontrado intereses comunes con universidades tales como Los Andes y la Javeriana, a nivel nacional, y con el Instituto de Empresa de Ma-drid, por ejemplo, a nivel internacional. Con estas ins-tituciones hemos diseado cursos multidisciplinarios, con el fin no solo de prepararnos en temas legales, sino tambin en aquellas reas afines a la actividad diaria de las firmas.

    Ya hemos desarrollado con xito el curso de Ges-tin y Liderazgo en Firmas de Abogados con la Uni-versidad de los Andes y estamos estudiando posibili-dades para realizar cursos similares en temas como la oralidad en los procesos con la Universidad Javeriana.

    As las cosas, es evidente que la inquietud y la curiosidad intelectual de los abogados nos conducen a generar dinmicas que les permitan responder a las exigencias de la profesin, mantenindonos actuali-zados y en permanente formacin.

    Sin duda, la promocin del derecho como instru-mento de competitividad para Colombia es uno de nuestros objetivos fundamentales. A travs de la for-macin continuada, sea en idiomas o en otras reas afines a la profesin para los abogados de las firmas que componen la Cmara de Servicios Legales, segui-mos contribuyendo para que ese objetivo contine materializndose en hechos concretos de la realidad colombiana.

    Ya hemos desarrollado con xito el curso de Gestin y Liderazgo en Firmas de Abogados con la Universidad de los Andes y estamos estudiando posibili-dades para realizar cursos similares en temas como la oralidad en los procesos con la Universidad Javeriana.

  • JUL - AGO 201344

    Por: Carolina Trevisi, Coordinadora del programa Score

    Fundacion ANDI - OIT

    Un apoyo paracrecer y generar

    empleosms y mejores

    El proyecto Score, como fue mencionado en el artculo de la Gerencia de Respon-sabilidad Social y la Funda-cin ANDI en la pasada edi-cin de esta misma revista, hace parte de la lnea de valor compartido de la Fun-dacin. Dada la relevancia estratgica de Score, ofre-cemos a los lectores una descripcin ms detallada.

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 45

    Esta idea reafirma el convencimiento de la ANDI de que la responsabilidad social empresarial, como modelo integral de gestin en la organizacin, es una fuente de ventaja competitiva sostenible.

    Sustaining Competitive and Responsable En-terprises (Score, por su sigla en ingls) es una metodologa creada por la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT), con el fin de

    promover el desarrollo de empresas sostenibles, es-pecialmente de las Pymes, que puedan competir, cre-cer y crear trabajo decente.

    La metodologa recoge ms de 20 aos de expe-riencia en la implementacin de programas diseados para el mejoramiento de las condiciones del trabajo y de la productividad (ver Figura 1). Score le apuesta, y comprueba de manera emprica, que el mejoramiento de las condiciones del trabajo (y por ende del traba-jador) no es un costo, sino una inversin con claros retornos en la productividad y la competitividad.

    El programa se centra en el desarrollo de capaci-dades y buenas prcticas de cooperacin en el lugar del trabajo como estrategia para construir una situa-cin gana gana para la gerencia y sus colaboradores (ver Figura 2). Esta idea reafirma el convencimiento de la ANDI de que la responsabilidad social empresarial, como modelo integral de gestin en la organizacin, es una fuente de ventaja competitiva sostenible.

    Gracias a la Agencia Noruega para la Cooperacin al Desarrollo (Norad) y la Secretara de Estado para Asuntos Econmicos de Suiza (SECO), Score se est implementando en 8 pases, en donde Colombia es el nico de Amrica Latina y El Caribe (ver Figura 3).

    A la fecha, a nivel global, Score se ha implementado en ms de 200 Pyme, representando a ms de 12.000 colaboradores. Dentro de los logros de Score se des-tacan:

    Ahorro: ms del 50% de las compaas reportaron ahorros entre US$300 y US$15.000, durante los primeros meses del programa.

    Reduccin de defectos: el 80% de las empresas afir-maron que los defectos disminuyeron en un 10%.

    Reduccin en el consumo de energa: el 42% de las empresas reportaron una disminucin promedio de 2KwH por unidad producida.

    Reduccin de ausentismo: disminuy en un 3,6%.

  • JUL - AGO 201346

    En Colombia, Score se ha implementado en un total de 30 empresas: 9 del sector floricultor, en Cundinamarca, y 21 del textil, en Antioquia. El 100% de las organizacio-nes han completado el m-dulo 1 y reportan ahorros de costos y reduccin en la tasa de defectos en ms de un 55%.

    Score es una solucin empresarial estructurada, a travs de 5 mdulos temticos a saber: cooperacin en el lugar de trabajo, calidad, produccin ms limpia, gestin del talento humano y seguridad y salud en el trabajo (ver Figura 4). Cada mdulo tiene una dura-cin estimada de 2 meses y medio y est estructurado en talleres (2 das de duracin) y en visitas de segui-miento en la empresa (3 visitas, aproximadamente un da y medio), liderados por formadores expertos en las distintas reas y sectores.

    El primer mdulo es obligatorio para todos los participantes. Una vez completado exitosamente, la organizacin puede escoger el mdulo a seguir, de

    acuerdo con sus necesidades y contexto. En Colombia, Score se ha implementado en un

    total de 30 empresas: 9 del sector floricultor, en Cun-dinamarca, y 21 del textil, en Antioquia. El 100% de las organizaciones han completado el mdulo 1 y re-portan ahorros de costos y reduccin en la tasa de defectos en ms de un 55%.

    Adicionalmente, las empresas tambin reportan una reduccin en la tasa de rotacin del personal, las quejas por parte del personal y en el consumo de energa (ver Figura 5). La aplicacin de Score ha sido posible gracias a aliados comprometidos como el Cen-tro de Ciencia y Tecnologa de Antioquia (CTA);, SENA;

    Asocolflores; Comfama; Clster Textil, Confeccin, Diseo y Moda; Corpora-cin Calidad; Centro Nacio-nal de Produccin Ms Lim-pia, y ms recientemente la Fundacin ANDI, que lidera la Fase II de Score.

    El rol principal de la Fundacin ANDI es articu-lar la demanda y la oferta de Score y facilitar el cum-plimiento de los objetivos de la Fase II, en estrecha colaboracin con todos los socios. Esta etapa se centrar en ampliar la co-bertura del programa y en

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 47

    construir un modelo de soste-nibilidad, basado en una red de alianzas pblico privadas que respondan a las necesidades sectoriales y regionales.Una pie-za clave en la ampliacin de la cobertura es el convenio suscrito entre el SENA y la OIT, que bus-ca aunar esfuerzos para incluir a Score como parte del portafolio de servicios de la plataforma So-fiaPlus (formacin complemen-taria), apoyando as el fortaleci-miento del aparato productivo y la promocin del trabajo decente y los derechos laborales.

    El foco de Score seguir siendo las Pyme, que podrn ac-

  • JUL - AGO 201348

    Score est disponible para todos los secto-res y empresas colom-bianas. Los aliados de la ANDI y los miem-bros de la Fundacin podrn encontrar en este proyecto una valiosa oportunidad para fortalecer su ventaja competitiva.

  • LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    JUL - AGO 2013 49

    ceder a la metodologa a travs de sus agremiaciones y/o de empre-sas ancla que estn comprometidas con la sostenibilidad de su cadena de valor.

    Score est disponible para todos los sectores y empresas colombianas. Los aliados de la ANDI y los miembros de la Fundacin podrn encontrar en este proyecto una valiosa oportunidad para fortalecer su ventaja competitiva.

    El rol principal de la Funda-cin ANDI es articular la de-manda y la oferta de Score y facilitar el cumplimiento de los objetivos de la Fase II, en estrecha colaboracin con todos los socios.

    Conozca las soluciones empresariales que le permitirn aumentar su productividad y optimizar costos

    Pregunte por nuestro portafolio de publicaciones:

    PYME BSICO FULL PREMIUM

    O por las soluciones para cada rea de su empresa:

    Laboral t Comercial t Tributario t Comercio Exterior

    Adquiralos a precio especial por tiempo limitado.

    Para mayor informacin sobre esta campaa escrbanos a [email protected]

  • JUL - AGO 201350

    gestin internacionalde los productos qumicos,

    La

    La responsabilidad de generar y ofrecer al mundo productos qumi-cos seguros en todo su ciclo de vida es un reto de los principales actores que se relacionan con los qumicos: Industria, Gobierno y Sociedad Civil.

    Por: Ana Elvia Pardo,Gerente de Responsabilidad Integral Colombia

    un reto de diferentes actores

  • JUL - AGO 2013 51

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    La industria qumica de Canad lanz en 1985 la iniciativa de desempeo ms importante para este sector denominada ResponsibleCare, la cual a finales de 2012 estaba siendo implementada por cerca de 60 asociaciones qumicas de todo el mundo. Colombia viene ha-cindolo desde 1994, cuando la adopt bajo el nombre de Res-ponsabilidad Integral, con el respaldo de la ANDI, Acopls-ticos y el Consejo Colombiano de Seguridad (CCS).

    La industria qumica de Canad lanz en 1985 la iniciativa de desempeo ms importante para este sector denominada ResponsibleCare, la cual a finales de 2012 estaba siendo implemen-tada por cerca de 60 asociaciones qumicas de todo el mundo. Colombia viene hacindolo desde 1994, cuando la adopt bajo el nombre de Responsabilidad Integral, con el respaldo de la ANDI, Acoplasticos y el Consejo Colombiano de Seguridad CCS.

    Responsabilidad Integral es el compromiso ti-co de la industria qumica global y componente clave de los programas de Responsabilidad Corporativa. Su objetivo es promover el desarrollo y aplicacin de la qumica sostenible y apoyar a la industria para que satisfaga las necesidades crecientes que tiene el mun-do de contar con productos qumicos esenciales que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida y al desarrollo sostenible.

    Esta iniciativa incorpora el compromiso de la in-dustria qumica con el desarrollo sostenible, a travs del desarrollo de tecnologas innovadoras y otras so-luciones a los problemas de la sociedad, as como de la gestin integral del riesgo, el mejoramiento conti-nuo del desempeo en materia ambiental, de salud y seguridad, el dilogo e interaccin con los terceros

    interesados, el acompaamiento del producto y la ex-tensin de sus principios a lo largo de la cadena de valor, y de mayores oportunidades econmicas.Logra su objetivo cumpliendo y rebasando las obligaciones legislativas y reglamentarias; tambin, adoptando ini-ciativas voluntarias de cooperacin con el Gobierno y otros interesados.

  • JUL - AGO 201352

    Su objetivo es promover el desa-rrollo y aplicacin de la qumica sostenible y apoyar a la industria para que satisfaga las necesida-des crecientes que tiene el mundo de contar con productos qumicos esenciales que contribuyan al mejo-ramiento de la calidad de vida y al desarrollo sostenible.

    Responsabilidad Integral aporta a las compaas en Colombia, un conjunto de instrumentos para ad-ministrar, con un enfoque ms sistemtico, todos los esfuerzos necesarios para afrontar con xito los retos del sector, de los cuales el ms importante es el Sis-tema de Gestin de Responsabilidad Integral (SGRI). Para asegurar que las empresas gestionen sus riesgos de manera integral, el SGRI incluye dos elementos que requieren lo siguiente:

    1. La organizacin debe establecer, implementar y mantener uno o varios procedimientos para la identificacin continua de los peligros, evaluacin de los riesgos y la determinacin de los controles necesarios asociados a productos y procesos nue-vos y existentes, y cambios a productos y procesos existentes, que incluyen la distribucin, el trans-porte y el uso de materias primas y productos, y las actividades asociadas con estas operaciones.

    2. La organizacin debe monitorear y mantener ac-tualizada la informacin relacionada con los ries-gos y peligros propios del negocio que implican los productos, procesos y actividades asociadas con las operaciones.

    Por su parte, los gobiernos de muchos pases adoptaron en 2006 la iniciativa de cooperacin in-ternacional denominada Enfoque Estratgico para la Gestin Internacional de Productos Qumicos (Saimc), que plantea un marco de poltica para promover la seguridad qumica en todo el mundo, la proteccin de la salud humana y del medio ambiente, establece directrices para orientar los esfuerzos encaminados a la consecucin del objetivo y, a la vez, reconoce la

    contribucin fundamental de los productos qumicos a la sociedad y a las economas modernas.

    Con el propsito de apoyar esta iniciativa a nivel mundial, el Consejo Internacional de Asociaciones Qumicas (ICCA), ente rector de Responsabilidad Inte-gral, defini la Estrategia Global de Producto (GPS), que constituye la piedra angular de la contribucin de ICCA para la aplicacin del Saicm. Esta estrategia est diseada para conducir a las empresas a mejo-rar la gestin del acompaamiento de los productos qumicos, facilitar herramientas prcticas e informar sobre los esfuerzos para mejorar internacionalmente

  • JUL - AGO 2013 53

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    La organizacin debe monitorear y mantener actualizada la informa-cin relacionada con los riesgos y peligros propios del negocio que implican los productos, procesos y actividades asociadas con las opera-ciones.

    la seguridad en la produccin, uso y eliminacin de los qumicos, acciones esenciales para lograr el reco-nocimiento del sector productivo.

    La gestin internacional de los productos qumicos siempre ha sido necesaria, debido a su comercio transfronterizo, la naturaleza multina-cional de la industria qumica, el transporte de estos alrededor del mundo, la aplicabilidad uni-versal de informacin sobre peligros, la eficien-cia de los acuerdos de reconocimiento mutuo y el trabajo para compartir y minimizar las barreras comerciales.

    Por esta razn, Naciones Unidas ha liderado la realizacin de numerosas convenciones tendientes a promover la seguridad qumica, tales como la Con-vencin de Viena / Protocolo de Montreal sobre las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (ODS, por su sigla en ingls); el Convenio de Rotterdam, relacionado con la importacin y exportacin de 43 productos qumicos; el Convenio de Estocolmo, que incluye 18 Compuestos Orgnicos Persistentes (COP); el Convenio de Minamata (que est prximo a firmar-se) sobre Mercurio; el Convenio de la OIT sobre los Qumicos en el Trabajo, y la Convencin de Proteccin Fitosanitaria de la FAO sobre Pesticidas. De otro lado, otras organizaciones como la Organizacin Mundial para la Prohibicin de Armas Qumicas (OPAQ, por su sigla en ingls) ha efectuado la Convencin sobre Ar-mas Qumicas referente a los Precursores.

    La gestin Internacional de los productos qumi-cos requiere de una mayor cooperacin y esfuerzo conjunto entre los diferentes actores, debido a los cambios en los patrones de produccin de los pases en el mundo en desarrollo, el uso globalizado de los qumicos en los productos que se exportan (incluidos sus posibles riesgos), el desarrollo de nuevas herra-mientas de comunicacin, la necesidad de garantizar la seguridad qumica mundial, las limitaciones presu-puestales de los pases (ahorro para los gobiernos y la industria), la necesidad de optimizar los recursos utilizando todos los conocimientos disponibles, la aceptacin de normativas para nuevos mtodos y la promocin de una mayor comprensin mutua sobre la seguridad qumica.

  • JUL - AGO 201354

    A nivel nacional, el Ministerio de Ambiente y De-sarrollo Sostenible viene liderando los esfuerzos para la implementacin del Saicm en el pas, con el fin de alcanzar la meta de Johannesburgo para 2020, orien-tada a la produccin y utilizacin de los productos qumicos de manera que reduzcan al mnimo los efec-tos adversos sobre la salud humana y el medio am-biente.

    Para lograrlo, cre la Mesa de Seguridad Qumica, a travs de la cual se coordinan y articulan los es-fuerzos de las dems entidades competentes del sec-tor pblico, del privado y de las organizaciones de la sociedad civil relacionadas con el manejo de los pro-ductos qumicos, con el fin de formular y ejecutar el Plan de Accin Nacional para la Gestin Integrada de Sustancias Qumicas en Colombia, durante el periodo 2013-2017. Responsabilidad Integral ha venido par-ticipando en dicha mesa desde su creacin en 2010.

    A nivel nacional, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sos-tenible viene liderando los es-fuerzos para la implementacin del Saicm en el pas, con el fin de alcanzar la meta de Johan-nesburgo para 2020, orientada a la produccin y utilizacin de los productos qumicos de ma-nera que reduzcan al mnimo los efectos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente.

    Hacia un crecimiento verde

    El papel dela industria es orientar sus acciones hacia un crecimiento verde (estrategia propuesta por la OCDE), en donde se considere que el crecimiento econmico se pone en riesgo por los desequilibrios en los sistemas ambientales, que el capital natural (las reservas de recursos, la tierra y los ecosistemas) est subvalorado y mal administrado, y que la incertidum-bre sobre dicho crecimiento inhibe las inversiones y la innovacin.

    Frente a la necesidad de un crecimiento verde, Responsabilidad Integral incluye en su Carta Global (directrices) el mejoramiento del conocimiento y des-empeo en actividades relacionadas con salud, segu-ridad y ambiente, en el uso eficiente de los recursos, la minimizacin de residuos, el avance en el desarro-llo sostenible, el acompaamiento de los productos durante todo su ciclo de vida (Product Stewardship -PS), la gestin integral del riesgo de los productos a lo largo de la cadena de valor (Global Product Strategy -GPS), el apoyo para pruebas de productos qumicos de alto volumen de produccin (HPV), la comunica-cin de los riesgos y la transparencia.

  • JUL - AGO 2013 55

    LA REVISTA DE LOS EMPRESARIOS DE COLOMBIA

    El papel dela in-dustria es orientar sus acciones hacia un crecimiento verde (estrategia propuesta por la OCDE).

    Las empresas miembros de Responsabilidad Inte-gral a nivel global, vienen refinando la informacin sobre los riesgos de los qumicos y actualizando el portal de informacin de ICCA, que a la fecha dispone de los resmenes de seguridad de cerca de 2.000 qumicos y est abierto al pblico en general (www.icca-chem.org). Adicionalmente, trabaja en la susti-tucin de qumicos, la gestin de materiales sosteni-bles, la eficiencia energtica y la mitigacin del cam-bio climtico.

    Estas organizaciones tambin estn trabajando para extender su responsabilidad como productores,

    mejorar la provisin de informa-cin al pblico y la transparencia sobre las sustancias qumicas en los productos, el suministro de informacin a las pequeas y me-dianas empresas (PYME) y su for-macin, el apoyo a las actividades de seguridad qumica en los pa-ses en desarrollo y el soporte a las actividades de Saicm.

    El enfoque futuro de las em-presas en general puede ser la in-novacin ms verde (por ejemplo: envases biodegradables, disol-ventes base agua, plsticos ver-des, celdas de combustibles bio-qumicos, entre otros), una mejor aplicacin de las tecnologas emergentes y convergentes (TIC, biotecnologa, nanotecnologa,

    ciencia cognitiva), y la promocin de la transferencia de tecnologa verde.

    Para un crecimiento verde, las compaas re-quieren de estrategias tales como la eliminacin de las ineficiencias en el uso del capital natural, con el fin de sostener el crecimiento, la adaptacin a la apa-ricin de nuevos mercados verdes y nuevas fuentes de crecimiento en la economa, la proactividad que confiere ventajas competitivas y la asociacin con en-tidades gubernamentales y otras partes interesadas, a nivel nacional e internacional.

  • JUL - AGO 201356

    Los retos para Colombia

    La evaluacin del desempeo ambiental del pas en el manejo de las sustancias qumicas, realizada por la Organizacin para la Cooperacin y Desarro-llo (OCDE), permiti identificar los siguientes logros institucionales: conocimiento en el manejo de los pla-guicidas, productos farmacuticos y aditivos alimen-tarios centrados en los aspectos de salud; estructuras de coordinacin establecidas; desarrollo del Progra-ma de Seguridad Qumica; identificacin de 772 sus-tancias qumicas prioritarias, y la implementacin de la iniciativa Responsabilidad Integral.

    En cuanto a la implementacin, los logros inclu-yen la aplicacin de acuerdos ambientales multilate-rales sobre qumicos, el avance en la implementacin del Protocolo de Montreal, el desarrollo de la poltica de Produccin ms Limpia, el inicio de las actividades de Chemical Leasing y la informacin a los trabajado-res, a travs de las Administradoras de Riesgos Labo-rales.

    Entre los retos ms significativos para el pas, es-tn los relacionados con el manejo del mercurio: la aplicacin de mtodos y alternativas disponibles para el uso ms seguro de este metal; la aplicacin tem-prana de la Convencin de Minamata, que conducir rpidamente a beneficios para la salud y el medio am-biente.

    El manejo seguro de los qumicos implica desa-fos tales como el desarrollo de un marco institucio-nal general; acciones y recursos para la implementa-cin; fortalecimiento de las capacidades nacionales, para realizar pruebas y evaluaciones de los productos qumicos industriales; plena aplicacin del Sistema Globalmente Armonizado de Clasificacin y Etiqueta-do (GHS, por su sigla en ingls); implementacin del registro de Emisiones y Transferencias de Contami-nantes, de acuerdo con las buenas pr