Handke Peter Kaspar

  • View
    46

  • Download
    5

Embed Size (px)

DESCRIPTION

dramaturgua

Text of Handke Peter Kaspar

KASPAR

PAGE 1

KasparPeter Handke

Traduccin Gustavo Enrique Bhm

KASPAR: LO QUE ES POSIBLE HACER CON ALGUIEN

Dice Handke: La obra Kaspar no muestra LO QUE REALMENTE SUCEDE o REALMENTE SUCEDIO con Kaspar Hauser. Muestra LO QUE ES POSIBLE HACER con alguien. Muestra como se puede hacer hablar a alguien hablndole. La obra podra tambin llamarse Investigacin Verbal.

El Kaspar de Handke no es Kaspar Hauser; no se trata de un individuo, ni de un personaje en el ms estricto sentido de la palabra. Este Kaspar es alguien, alguno, uno, cualquiera de nosotros. Pero el ttulo de la obra nos remite, indudablemente, a aqul joven que apareci en Nuremberg una tarde, el 26 de mayo de 1828. Quin fue Kaspar Hauser? Tendra alrededor de 16 aos, de aspecto extrao pero agradable, portaba consigo un sobre con una direccin. Un zapatero de nombre Wickmann se convirti en su primer gua. Caminaron con suma lentitud, dada las dificultades del joven para desplazarse. El zapatero le pregunt de dnde vena. "Regensburg", contest Kaspar. "Qu hay de nuevo por Regensburg?, pregunt el zapatero: Qu se dice de la guerra?". El joven repiti: "Guerra, guerra", y Wickmann se dio cuenta entonces de que su interlocutor no tena la menor idea de lo que esa palabra significaba. "Quiero ser un jinete como fue mi padre", manifest el muchacho al llegar a la direccin anotada en el sobre. El dueo de casa, un comandante en el Sexto Regimiento de Caballera neg conocerlo.

El caso pas a la esfera policial: Fue encerrado en la torre. "Quiero ser un jinete, un soldado como fue mi padre" repeta, pero estaba claro que no tena la idea de lo que deca. El mdico que lo auscult no encontr, rasgo alguno de locura ni idiotez, ms bien la evidencia de ser una persona que haba sido separada de sus semejantes y criada fuera de contacto con la sociedad. El propio alcalde tom el caso bajo su responsabilidad y el muchacho fue entregado a un maestro que se encargara de su educacin. Al poco tiempo, pudieron desentraar parcialmente el enigma: Kaspar afirmaba haber estado siempre completamente solo y encerrado y no haber odo ni visto a ninguna otra persona, con excepcin de quien lo mantena all y le alcanzaba el pan y el agua con que se alimentaba. Era una pequea y angosta habitacin de techo muy bajo y piso de tierra sobre el cual yaca una manta ajustada sobre tablas. A travs de dos pequeas ventanas clausuradas con maderas entraba algo de luz. Nunca haba visto el sol. Permaneca sin ms ropa que una camisa y pantalones recortados en las asentaderas para facilitar sus necesidades biolgicas, las cuales llevaba a cabo dentro de un recipiente puesto en el piso, que tena una tapa para cubrirlo, ubicado no lejos del saco de paja donde dorma. Jugaba con dos caballitos de madera blancos, y con un perro de madera, tambin blanco. El juego consista en colgarles otros pequeos objetos alrededor del cuello y "dialogar" con ellos hasta cansarse. Como estaba encadenado, se desplazaba arrastrndose sobre el suelo, desde sus caballitos hasta el recipiente y desde all hasta el saco de paja donde dorma. Cuando despertaba encontraba a su lado pan negro y agua fresca y el recipiente vaco. A veces despertaba tambin con la camisa cambiada y el pelo y las uas recortados. El pan le alcanzaba para satisfacer su hambre, pero no as el agua para calmar su sed. Siempre senta sed. Nunca haba escuchado el canto de un pjaro, una voz humana, ni ningn otro sonido hasta que cierta vez se abri la puerta y entr la persona que lo trasladara luego hasta Nuremberg. Le ense a leer y a escribir el nombre "Kaspar Hauser". Kaspar se acostumbr a escuchar sus pasos cuando se acercaba, antes de abrir la puerta y comenz a esperarlo para cada leccin. Cuando Kaspar lloraba o se quejaba el desconocido le pegaba con algo contundente, golpes de los cuales todava se vean rastros sobre el hombro derecho del chico tras su aparicin en Nuremberg. Una noche fue despertado y acarreado fuera de ese lugar. Luego, en la intemperie, se le ense a caminar, tarea difcil y dolorosa, a causa de sus pies descalzos y desacostumbrados. Finalmente el desconocido sac de su bolso una carta y se la entreg dicindole que deba ir con ella al pueblo grande. Le seal el camino, prometindole regresar enseguida. Kaspar camin hacia adelante, como se le haba indicado y probablemente muy pronto dio con el zapatero Wickmann.

Los cronistas pintan a Kaspar diversamente como un noble salvaje, un redentor, una metfora ambulante de la condicin humana. Su historia intriga a cualquiera. Pero Kaspar Hauser ha fascinado a las personas sobre todo debido a la brutalidad de los crmenes cometidos contra l y al irresuelto misterio de su motivacin. Anselm Ritter von Feuerbach, el jurista alemn (y padre del filsofo Ludwig), quin fue el primero que escribi sobre Kaspar Hauser, y decidi que su historia era tan grave que constitua una nueva categora de crimen: "el asesinato del alma."

Al tiempo, Kaspar desarroll tal habilidad que empez a escribir su autobiografa. Por esa poca, ya corran rumores de que podra tratarse del heredero al trono de Baden. Todos los descendientes masculinos haban muerto en la infancia, y el ms antiguo de estos prncipes habra tenido la edad de Kaspar. La especulacin creci y se dijo que el prncipe haba sido intercambiado con un infante agonizante y entonces encarcelado.

En 1829 Kaspar sobrevivi a un primer intento de asesinado a manos de un extrao pero en la tarde del 14 de diciembre de 1832, fue atrado con engaos a un jardn abandonado y apualado en el pecho. Falleci luego de tres das de agona.

La fama de Kaspar Hauser fue tan grande durante su vida que se lo conoci como "el nio de Europa. La primer obra de teatro basada en su historia se represent antes de su muerte. Ms de un siglo y medio despus, Hauser sigue siendo la inspiracin de miles de artculos y libros eruditos, as como lo fue de los trabajos de Verlaine, Rilke y Melville, de las pelculas de Werner Herzog y Peter Sehr, y de esta obra de Peter Handke, donde el autor arranca usando de la memoria colectiva al recurrir al nombre de Kaspar, para sostenerlo luego slo como referencia y llevarnos a contemplar eso que l define como LO QUE ES POSIBLE HACER con alguien.

KASPAR no ha sido para m un texto, una obra de teatro, algo para representar sobre un escenario. Ha sido y lo es an una experiencia conmocionante. Conoc la obra en 1993 gracias al inters que sta haba despertado en Roberto Aguirre, director de teatro. Mi primera reaccin fue de un profundo rechazo. Luego, el rechazo vir en fascinacin, y ms tarde en obsesin. Para ponerlo en palabras de Kaspar, supe que haba cado en la trampa. A partir de all KASPAR ya no me solt, ya no me suelta ms.

Durante meses, y con el objetivo de arribar a una escenificacin del texto, donde yo asumira el papel de Kaspar, intent dejar que las palabras de Handke viajaran de un idioma al otro sin olvidar la forma, la estructura que las contena. El resultado est ahora a la vista, gracias al inters manifestado por Edgardo Russo y Fabin Lebenglik de dar a conocer esta traduccin. Quiz lo ms valioso de ella sea que naci por la necesidad de ser actuada, no con el objetivo de ser traducida. Por eso en la bsqueda de encontrar las palabras adecuadas, siempre estuvo puesta la atencin no slo en el significado, lo ms literal posible, sino en el sonido, en la musicalidad que el texto contiene. Porque no se trata aqu solamente de comprender lo que est puesto en palabras, sino de quedarse en las palabras, detenerse all, rodearlas, escucharlas, dejarlas entrar en nuestra conciencia sintindolas cortantes como cuchillos o suaves como caricias. En el texto de Handke la forma da lugar al contenido y la palabra emerge del juego propuesto por el autor como protagonista absoluta de lo que l denomina investigacin verbal y que en la prctica resulta en tortura.

El 11 de mayo de 1968 fue representada por primera vez por el equipo teatral TAT en Frankfurt bajo la direccin de Klaus Peymann. Paralelamente, Gnther Bch la escenificaba en el teatro estatal de Oberhausen. Desde aquellos das de ideales del 68 hasta la actualidad, ha transcurrido un tiempo en el que el mundo parece haber decidido desnudar el horror en el que vivimos sumergidos, mostrando, obscenamente, lo que es posible hacer con alguien. Sin el menor respeto a la dignidad de la vida y hundindonos irreflexivamente en un mundo voraz y cruel, dejamos que se nos construya, como a Kaspar, para ser funcionales. Confundimos la ilusin creada por la palabra con la realidad y as, tranquilamente, vamos cediendo nuestra identidad al sistema hasta que este nos hace desaparecer. Slo entonces funcionamos, cuando dejamos de ser.

KASPAR contiene una profunda crtica social, que no se detiene, sin embargo, en discutir sobre la superficie, sino que llega al fondo del asunto al cuestionar la estructuracin de la realidad por medio de la palabra, de la que somos responsables. No podemos rehuir el modo de conformar la realidad que habitamos, pero s podemos elegir cmo usar de las estructuras para conformar un contenido ms adecuado con el fin de generar una sociedad fundada en valores diferentes de los que hoy nos constituyen. Este texto es mucho ms que una obra de teatro que no pretende contar una historia. Para m, y para todo el grupo que asumi la tarea de ponerla en escena, signific la oportunidad de volver a pensarnos, tomando conciencia de que todos somos hablados y pensados por otros, como Kaspar; pero que tambin contribuimos, como apuntadores, a que el crculo vicioso no se rompa nunca, escapando de las preguntas fundamentales del ser y negndole un sentido a la vida.

Gustavo Enrique Bhm

KASPAR fue estrenada con la actual traduccin el 27 de mayo de 1994 en la sala "Olga Berg" de la Asociacin Argentina de Actores. La direccin estuvo a cargo de Roberto AGUIRRE, y el elenco estuvo integrado por Gustavo Bhm como KASPAR; Sergio Aguirre, Sonia B