of 37 /37
1 XIV International Economic History Congress, Helsinki 2006 Session 78 Encadenamientos productivos entre el agro y la industria. La fábrica de cosechadoras Vassalli en el sur de Santa Fe, Argentina Marcelo Rougier (CEEED-CONICET) La historia de Vassalli SA, como suele ocurrir en general en el caso de las pequeñas y medianas empresas, se encuentra íntimamente vinculada a la vida de su fundador, “don Roque” como se lo conocía. Algunos sostienen que Vassalli es el verdadero Henry Ford de la Argentina, un título que también se le ha otorgado con cierta ligereza a Torcuato Di Tella, fundador del ya desaparecido emporio SIAM. 1 Hijo de inmigrantes, Roque Vassalli nació en 1915 cerca de Cañada del Ucle, una estación de ferrocarril de almacenaje cerealero en el sur de la provincia de Santa Fe. Su padre era un inmigrante proveniente de la zona de los Abruzzos italianos que había instalado una pequeña herrería de chacra. Roque desarrolló sus primeros conocimientos en ese lugar, luego pasó algún tiempo como aprendiz en el taller mecánico para camiones de un almacén de ramos generales, y a los 17 años abrió su propio local de reparación de vehículos. Poco después, luego de prestar servicio obligatorio en un taller de la Fuerza Aérea y ya casado, volvió a Venado Tuerto a trabajar con su padre. Con viejos motores Ford T fabricaba equipos electrógenos y otros artículos para los chacareros de la zona; también “picaba” (afilaba) rejas de arado para lo cual inventó un martinete mecánico. Pero su logro más importante en los años cuarenta fue la reforma de viejas trilladoras americanas, primero las Deering R 31 y luego las Mc Cornick 13. Básicamente Vassalli se encargaba de simplificar movimientos y quitarles peso a esas enormes máquinas dándoles mayor maniobrabilidad; a este proceso se le llamará tiempo después “Reforma Vassalli”. En 1949 la joven familia se radicó en Firmat una ciudad de cinco mil habitantes sin ningún tipo de actividad industrial pero que tenía la ventaja de disponer de estación de ferrocarril y de energía eléctrica durante todo el día. Vassalli compró un terreno de 1.000 m 2 sobre la ruta 33 y levantó allí un galpón de 600 m 2. El pequeño taller, denominado Establecimiento Metalúrgico Vassalli, se dedicó casi enteramente a la reforma de las máquinas extranjeras, una vez superados algunos problemas técnicos; sólo contaba con unos pocos empleados provenientes de Cañada del Ucle y algunos firmatenses que el propio Vassalli tuvo que capacitar. De allí en más, la pequeña fábrica crecería hasta tener una importancia decisiva en el mercado local hasta nuestros días. Presentamos a los fines analíticos cuatro grandes etapas en la trayectoria de medio siglo de esta empresa. Cada una de estas etapas destaca los cambios que se produjeron en el sector de 1 Poli y Peyrano (1994). Sobre Torcuato Di Tella y SIAM véase Cochran y Reyna (1965) y Rougier y Schvarzer (en prensa).

Encadenamientos productivos entre el agro y la industria. La fábrica

Embed Size (px)

Text of Encadenamientos productivos entre el agro y la industria. La fábrica

  • 1

    XIV International Economic History Congress, Helsinki 2006

    Session 78

    Encadenamientos productivos entre el agro y la industria.La fbrica de cosechadoras Vassalli en el sur de Santa Fe, Argentina

    Marcelo Rougier(CEEED-CONICET)

    La historia de Vassalli SA, como suele ocurrir en general en el caso de las pequeas y medianasempresas, se encuentra ntimamente vinculada a la vida de su fundador, don Roque como se loconoca. Algunos sostienen que Vassalli es el verdadero Henry Ford de la Argentina, un ttuloque tambin se le ha otorgado con cierta ligereza a Torcuato Di Tella, fundador del yadesaparecido emporio SIAM.1

    Hijo de inmigrantes, Roque Vassalli naci en 1915 cerca de Caada del Ucle, una estacin deferrocarril de almacenaje cerealero en el sur de la provincia de Santa Fe. Su padre era uninmigrante proveniente de la zona de los Abruzzos italianos que haba instalado una pequeaherrera de chacra. Roque desarroll sus primeros conocimientos en ese lugar, luego pas algntiempo como aprendiz en el taller mecnico para camiones de un almacn de ramos generales, ya los 17 aos abri su propio local de reparacin de vehculos. Poco despus, luego de prestarservicio obligatorio en un taller de la Fuerza Area y ya casado, volvi a Venado Tuerto atrabajar con su padre. Con viejos motores Ford T fabricaba equipos electrgenos y otros artculospara los chacareros de la zona; tambin picaba (afilaba) rejas de arado para lo cual invent unmartinete mecnico. Pero su logro ms importante en los aos cuarenta fue la reforma de viejastrilladoras americanas, primero las Deering R 31 y luego las Mc Cornick 13. BsicamenteVassalli se encargaba de simplificar movimientos y quitarles peso a esas enormes mquinasdndoles mayor maniobrabilidad; a este proceso se le llamar tiempo despus ReformaVassalli.

    En 1949 la joven familia se radic en Firmat una ciudad de cinco mil habitantes sin ningn tipode actividad industrial pero que tena la ventaja de disponer de estacin de ferrocarril y deenerga elctrica durante todo el da. Vassalli compr un terreno de 1.000 m2 sobre la ruta 33 ylevant all un galpn de 600 m2. El pequeo taller, denominado Establecimiento MetalrgicoVassalli, se dedic casi enteramente a la reforma de las mquinas extranjeras, una vez superadosalgunos problemas tcnicos; slo contaba con unos pocos empleados provenientes de Caada delUcle y algunos firmatenses que el propio Vassalli tuvo que capacitar. De all en ms, la pequeafbrica crecera hasta tener una importancia decisiva en el mercado local hasta nuestros das.

    Presentamos a los fines analticos cuatro grandes etapas en la trayectoria de medio siglo de estaempresa. Cada una de estas etapas destaca los cambios que se produjeron en el sector de

    1 Poli y Peyrano (1994). Sobre Torcuato Di Tella y SIAM vase Cochran y Reyna (1965) y Rougier y Schvarzer (enprensa).

  • 2

    maquinaria agrcola y enfatiza algn aspecto de la dinmica empresarial que consideramostrascendente para explicar su desempeo productivo y evolucin econmico-financiera. As, porejemplo, en una primera etapa se describe la disposicin innovadora del empresario fundador, suensamblaje con las polticas pblicas de promocin del sector y la fuerte apuesta a laconformacin de una red de distribuidores como factores claves para la consolidacin de laempresa en el mercado interno. En una segunda etapa se destacan los problemas que present elmercado de maquinarias agrcolas en la segunda mitad de los aos sesenta que terminaron porafectar su situacin financiera y los factores que permiten explicar la recuperacin de la empresa,principalmente la importante dinmica del mercado interno pero tambin las estrategias decomercializacin y la captura de mercados externos. Por su parte, el anlisis en la tercera etapadestaca los lmites estrechos que la coyuntura impuso a la gestin empresarial y que termin conla venta de la empresa a fines de los aos ochenta. Nuestro estudio se centra en estas dos ltimasetapas que abarcan los aos setenta y ochenta y permite rastrear los vnculos estrechos entre lasalternativas de la poltica econmica y los encadenamientos productivos del agro y la industria.

    Finalmente, se presenta un eplogo sobre la evolucin del sector en los aos noventa y lasalternativas que emprendi Roque Vassalli luego de la venta de su empresa. El desarrollotermina con un apartado (la revancha pstuma del empresario innovador) que bien puedeconsiderarse una nueva etapa, que se abre luego de la devaluacin de 2002, en la cual el nuevocontexto favorable a la actividad agrcola posibilit la (re)compra de la antigua firma familiar porparte de los herederos de Roque Vassalli.

    El caso presenta innumerables aristas de inters. Por un lado permite escudriar en las relacionesque se establecen entre agro e industria. En este sentido las polticas industriales debenconsiderarse en su especificidad en tanto impulsoras de la produccin de insumos destinados a laagricultura y no como alternativa a la produccin rural, como muchas veces se ha insistido en elanlisis de la trayectoria industrial latinoamericana. Por otro lado, el relato permite identificarempresarios y sectores productivos con capacidad para desarrollar tecnologas de avanzada enpleno proceso de industrializacin sustitutiva, y ms an lograr competitividad exportadoracuando contaron con polticas adecuadas; en consecuencia, tambin el estudio muestra como laausencia o incoherencia de las polticas industriales puede inhibir el desarrollo de econmico ancontando con empresarios innovadores o con rubros productivos de avanzado niveltecnolgico.

    La produccin de maquinaria agrcola en la Argentina hasta mediados del siglo XX

    La produccin de maquinaria agrcola en la Argentina se inici muy tempranamente, sin dudaalentada por las amplias posibilidades que la produccin de cereales tena en el pas. Los altoscostos de la maquinaria importada terminaron por impulsar la fabricacin local, ms an cuandolas restricciones en el sector externo imposibilitaron un abastecimiento fluido de implementosdestinados a las explotaciones rurales.

    Aun cuando resulte obvio, es conveniente remarcar que la incorporacin efectiva de maquinariaen el campo se encuentra ntimamente vinculada a los avatares de la produccin agrcola, a lasexpectativas de los productores respecto a esa oferta en el futuro y, paralelamente, a lasalternativas de colocacin de esos bienes en el mercado internacional. En consecuencia,

  • 3

    cualquier cambio en la produccin del agro (por cuestiones ambientales o climticas, pordefiniciones de la poltica econmica o por variaciones en los precios y el volumen de lademanda internacional) provoca, de un modo bastante directo y rpido, modificaciones en ladinmica de incorporacin de maquinaria a las unidades productivas. Por supuesto que,independientemente de la correlacin comentada, existen otras causas de carcter ms especficopero no menores que pueden afectar en un sentido positivo o negativo el desempeo del sectorcomo son las posibilidades de abastecimiento de insumos, los costos de produccin o laspolticas de promocin que desarrollen los gobiernos.

    La utilizacin de maquinaria agrcola en nuestro pas estuvo desde sus inicios a fines del sigloXIX en lo que podra considerarse la frontera tecnolgica internacional. La maquinaria eraimportada y se mova con traccin animal y con motor a vapor, especialmente en el caso detrilladoras y desgranadoras, una innovacin que se aplic en la agricultura argentina desde ladcada de 1880, casi al mismo tiempo que en otros pases, con el propsito de superar lasrestricciones en la dotacin de mano de obra.2 Aunque tambin es cierto que ms all decuestiones meramente econmicas existi una alta propensin a incorporar maquinaria porcuestiones de status social: si para el hombre criollo del medio rural fue una cuestin deprestigio tener un buen caballo y un buen apero -destac un especialista-, para el agricultorinmigrante y para sus hijos lo fue tener buenos elementos mecnicos de labranza.3 En unsentido o en otro, es indudable que las mquinas importadas tuvieron rpida acogida en el mbitolocal; de hecho la Argentina se constituy en uno de los principales mercados de los EstadosUnidos en la provisin de esos bienes.4

    De todos modos, el cambio ms profundo tendra lugar con la difusin de la cosechadora y deltractor que provoc gradualmente una serie de modificaciones no slo en la organizacin delproceso productivo sino tambin en el tamao de las explotaciones y el contexto socioeconmicode la agricultura pampeana. En los aos veinte se importaron gran cantidad de cosechadoras ocortatrillas, de arrastre, empleadas exclusivamente para granos finos (trigo, cebada, avena,lino y mijo) y tambin los primeros tractores.

    Pero los hombres de campo no solamente se limitaron a incorporar a su explotacin lasmaquinarias ms modernas, tuvieron adems la inclinacin de comprender su funcionamiento, yno lo hicieron solo para lograr un mejor uso sino tambin para introducirle adaptaciones einnovaciones. Las restricciones iniciales a la importacin derivadas de la crisis del treintaincentivaron una mayor bsqueda en ese sentido; contando en la mayora de los casos conalgunas herramientas precarias de herrera, decenas de chacras y talleres de campaa dedicados ala reparacin de mquinas hicieron, aunque en forma rudimentaria y emprica, las veces deverdaderos laboratorios de ingeniera rural. De este modo se desarrollara una incipienteindustria nacional de maquinaria agrcola, principalmente productora de repuestos o hacedorade pequeas reformas para perfeccionar el funcionamiento del parque existente.

    2 La cosecha manual de los granos, tanto de los cultivos de invierno como del maz era una tarea que exiga aprincipios del siglo XX una verdadera movilizacin humana (entre 600 y 800 mil personas en los aos de buenascosechas) cuando la Argentina tena en ese entonces poco ms de diez millones de habitantes.3 Conti (1942), Tomo V, pg. 13.4 Antes de los aos treinta del siglo XX se instalaron un nmero importante de empresas extranjeras destinadas a lacomercializacin y distribucin de maquinaria agrcola: Case Co. (1899), International Harvester (1925), EmersonBranthingham (1928), General Machina (1928); Vase Belini (2004).

  • 4

    Si bien los aos treinta marcan el comienzo de una nueva etapa, no debe descartarse laexistencia de una importante tradicin previa en innovacin tecnolgica local, sin duda alentadapor la naturaleza especfica de la produccin agrcola en nuestro pas que se acelerara con laimposibilidad de importar en los aos treinta y especialmente en el contexto de la segunda guerramundial.5 Repasemos rpidamente algunos de los momentos disruptivos en la produccin y eldesarrollo de la tecnologa nacional en el sector.

    Hacia 1878, Nicols Schneider comenz en Esperanza, una colonia agrcola al sur de laprovincia de Santa Fe la fabricacin de arados, dando inicio as a una serie de emprendimientosque terminaran por hacer de esa zona geogrfica uno de los mayores cluster productivos demaquinaria agrcola y agropartes de la Argentina hasta el presente. Ms tarde Berini enPergamino, Juan Istilart en Tres Arroyos y Primo Marchis en Baha Banca comenzaron aproducir diversos implementos agrcolas en la provincia de Buenos Aires.

    Hacia comienzos del siglo XX La Cantbrica una empresa de importantes dimensiones ubicadaen Barracas, ciudad de Buenos Aires, tambin orient su produccin a la demanda de lasacrecentadas explotaciones agrcolo-ganaderas; en una seccin especfica de Artculos Ruralesesta empresa produca varillas y torniquetes para alambradas, arados, rastras, sembradoras, etc. yelementos para la ganadera como bebederos, baaderos, tanques y bombas. Tambin sefabricaban all molinos de viento (que primero la empresa haba importado y comercializado enel mercado local).6

    En 1910 Juan Istilart fabric una trilladora movida a vapor y en 1920 Juan y Emilio Senor, quefabricaban carros desde comienzos de siglo, crearon la primera cosechadora nacional, deremolque para tiro animal, y comenzaron a fabricarla regularmente; una dcada ms tarde, segnlos datos que disponemos, Antonio Rotania en Sunchales (provincia de Santa Fe) patent laprimera cosechadora automotriz del mundo (1929).7 Poco despus, un productor de Totoras quehaba inventado aos antes un recolector especial para el lino, Miguel Druetta, fabric porprimera vez este tipo de cosechadora y la expuso en la Exposicin Rural de ese ao (luego unafbrica canadiense, Massey Harris, la comercializara en el resto del mundo). Como se advierte,estos talleres no se limitaron a reproducir los modelos importados sino que le introdujeronmodificaciones de trascendencia, adoptadas despus por los pases desarrollados y que an sonde uso universal.8

    5 Las importaciones de maquinaria proveniente de los Estados Unidos, ya mermadas por la crisis de los aos treinta,fueron prcticamente nulas desde que ese pas entr en guerra, con el agravante de que el parque local habasuperado su perodo normal de rendimiento. Segn un informe del Ministerio de Agricultura y Ganadera sobre unaexistencia de 27.000 tractores, casi 18.000 eran obsoletos, situacin que se repeta con cosechadoras, arados, rastrasy otros implementos.6 Vase al respecto, Rougier (2005).7 Honrosa trayectoria de una industria fecunda, La Nacin, 20 de noviembre de 1976.8 Coscia (1983), p. 66 y Belini (2004).

  • 5

    Los cambios del sector de maquinaria agrcola en los aos cincuenta

    Independientemente de los problemas que la segunda guerra mundial provoc en el normalabastecimiento de maquinaria agrcola a las explotaciones rurales, existan requerimientosespecficos vinculados a la diversidad productiva y geogrfica de la agricultura argentina y quedieron lugar a nuevas innovaciones. Por ejemplo, en San Franciso y en Bell Ville (provincia deCrdoba), Santiago Pussi fabric por primera vez cosechadoras con orugas para las arroceras yCarlos Mainero produjo uno de los primeros equipos del mundo para la cosecha de girasol.

    Pero la innovacin ms importante se vinculara a la mecanizacin de la cosecha del maz, unaactividad que requera gran cantidad de mano de obra. Las primeras mquinas utilizadas eran lasespigadoras, que recogan las mazorcas y las deschalaban, sustituyendo el juntado que serealizaba en forma manual. Estados Unidos comenz a producir en escala industrial estasmquinas en la dcada del treinta pero su difusin cobrara impulso all durante los aos de laguerra, dada la enorme escasez de trabajadores. En la Argentina, la empresa Berini de Pergaminofabric en los primeros aos de la posguerra una juntadora o espigadora que alcanz limitadadifusin puesto que la mquina tena algunos problemas tcnicos, adems de ser exclusiva paramaz: la eliminacin de la chala era parcial, el almacenamiento de la espiga era algo engorroso yexiga una tarea posterior de desgrane.

    La solucin a estas restricciones tcnicas llegara con la adaptacin de la cosechadora de granosfinos a la recoleccin y desgrane simultneo del maz. Ello se logr a travs de una plataformaespecial que introdujo algunos ajustes en el funcionamiento de la cosechadora, especialmente enel cilindro y en la limpieza. Esa fue la segunda innovacin importante lograda en la Argentina(despus de la cosechadora automotriz) adoptada ms tarde en Estados Unidos y otros pases. Elmtodo se presentaba como superior a las espigadoras porque ampliaba el uso de la cosechadoraa una mayor cantidad de das al ao (dado que poda ser utilizada para otros cultivos adems delmaz), porque la inversin adicional que requera (la plataforma maicera) era relativamentereducida y porque entregaba el maz ya desgranado evitando una segunda operacin y facilitandomediante el granel su manipuleo y almacenaje posterior.9

    Este logro tecnolgico pareciera no pertenecer a una nica persona. Casi a un mismo tiempoideas afines cobraron forma y se concretaron. Es que este cambio se daba en un momentoparticular para la produccin de maz en la Argentina: la falta de mano de obra en la reginplanteaba una disyuntiva de hierro: o se mecanizaba su recoleccin o el maz pasaba a unsegundo plano como cultivo. A comienzos de la dcada de 1950 pequeas empresas como

    9 Conti (1942), Tomo V, p. 13. Segn este autor, la primera cosechadora automotriz y las mejores espigadoras paramaz se construyeron aqu (en la Argentina); as como aparecieron antes los discos alveolares para la limpieza desemilla, tambin es nuestra la primera aplicacin de recolectores, etc.. Los constructores extranjeros, mejorequipados en su industria, supieron imitar, mejorar y, sobre todo, dada su organizacin comercial, supieron imponermejor sus artculos en la plaza desplazando a veces al primitivo constructor nacional.

  • 6

    Vassalli o Giubergia fabricaban plataformas recolectoras de maz muy similares; se trataba demodestas firmas prcticamente talleres de reacondicionamiento o dedicadas a la modificacinde mquinas agrcolas- ubicadas en su mayora en corazn maicero el sur de Santa Fe.

    Este proceso de constante innovacin se entroncara con las definiciones de poltica econmica.Despus de la crisis de 1949 el gobierno peronista otorg mayor apoyo a la produccinagropecuaria a travs de mltiples mecanismos. A fines de 1951 se lanz un ambicioso programapara incrementar la fabricacin de diversos tipos de maquinas agrcolas otorgndose permisos deimportacin de materias primas y crditos para la expansin de un centenar de establecimientosindustriales. Los planes de produccin del gobierno para esas empresas contemplaban lafabricacin de unas 1.700 cosechadoras, 50.000 implementos de traccin a sangre y otros 15.000para tractores.10

    Una serie de tempranas medidas permiti una mayor asignacin de divisas en el mercado decambios que se acompaaron con tratados comerciales internacionales para la compra demaquinaria agrcola. Tambin por intermedio de una generosa poltica crediticia, principalmentea travs del Banco Industrial se incentiv la produccin local. Desde mediados de 1950 una lneade prstamos especiales de fomento, a largo plazo (siete o diez aos) y con tasas de inters muybajas (del 4%) fue utilizada para el financiamiento de empresas destinadas a producir mquinaspara el agro. Muchas de ellas ya eran importantes en el mercado local, como La Cantbrica, otrasdedicadas a la produccin siderrgica o metalrgica fueron reconvertidas con el propsito desatisfacer las nuevas demandas y acogerse a los beneficios de la reglamentacin de promocin yfomento. Con su colaboracin (del crdito oficial) -deca un interesado artculo escrito por unindustrial metalrgico- se podran llegar a producir tractores y otras maquinarias importantes quean no se fabrican en el pas.11 Entre las destacadas se encontraron Rosati y Cristfaro(RyCSA), una empresa metalrgica que recibi un crdito por 25 millones de pesos (5 millonesde dlares al cambio oficial) a fines de 1952 para construir nuevas plantas en Ciudadela yArrecifes (provincia de Buenos Aires) destinadas a producir maquinaria agrcola, y TalleresCoghlan SA, ubicada en Munro, provincia de Buenos Aires, que recibi algo ms de 8 millonesde pesos tambin a fines de 1952 con el mismo propsito.

    La mayora de estos emprendimientos, profundamente vinculados a las demandas locales oregionales, comenzaron a desarrollarse a partir de los crditos oficiales y dieron lugar alestablecimiento de pequeas empresas familiares con caractersticas semejantes a las de los detalleres semiartesanales por su escala de produccin pero tambin por su atencin a problemasespecficos de mecanizacin y organizacin-. No obstante, algunas de ellas tendran grandinamismo y llegaran a capturar la mayor parte del mercado local en algunos rubros.12 Esa

    10 Coscia (1983), p. 76. La industria de maquinaria agrcola fue incluida al rgimen de promocin industrial en 1951;el tema se encuentra desarrollado en Belini (2004).11 Santo Rosati La mecanizacin del agro en la industria nacional, Accin industrial, 589, 6 de junio de 1950, p. 5.12 En algunos casos se trataba de firmas dedicadas a la transformacin de equipos o tractores (como Autoar, ubicadaen la localidad de Tigre); o a fabricar distintas mquinas o piezas para mquinas agrcolas, la mayora de ellasubicadas en las propias regiones cerealeras: Cosechadoras Bernardn SRL (en San Vicente, Santa Fe), GiubergiaSRL (Venado Tuerto, Santa Fe), Juan B. Istilart Ltda. (Tres Arroyos, Buenos Aires), TIMSA (que fabricaba arados),Sintemetal SRL (cojinetes para maquinaria agrcola), Fertimag SRL (en Concordia, Entre Ros), TalleresMetalrgicos Federal SRL (Tucumn), SIADA (repuestos para tractores), Juan y Emilio Senor e Hijos SRL, Massa eHijos, Faimberg y Ca (San Martn, Buenos Aires), Grandes Establecimientos Metalrgicos Argentinos SA (Santa

  • 7

    industria nacional se destac por un mix de produccin que cubri una amplia variedad de tipos,modelos y versiones con escala de produccin reducida (series cortas); la calidad de los bienesestuvo orientada hacia la fabricacin de modelos universales de complejidad media y demquinas para usos especficos adaptadas a las caractersticas de la explotacin agrariaargentina.

    La poltica econmica tambin promovi inversiones de capital extranjero en el sector,especialmente en la produccin de tractores. Esta iniciativa cobrara forma inicialmente duranteel transcurso de 1954 y 1955 con los acuerdos de instalacin de FIAT para la produccin detractores en la provincia de Crdoba.13 En la segunda mitad de los aos cincuenta el procesotom gran impulso fundamentalmente por la inversin de empresas extranjeras y en quince aosel tractor alcanz gran difusin en la agricultura pampeana.

    En los aos sesenta el Estado sigui impulsando la mecanizacin del agro mediante una serie demedidas de aliento a la demanda: crditos a mediano plazo con tasas de inters preferenciales, ydesgravacin impositiva de los montos asignados a la compra de maquinaria agrcola.14 Elimpacto de la mecanizacin en el requerimiento de mano de obra en el agro fue realmenteespectacular. No slo desapareci gradualmente esa enorme masa humana que ao tras ao semovilizaba para las cosechas sino tambin se redujo, primero el asalariado permanente y luego lafamilia agrcola, especialmente cuando en las dcadas del cincuenta y del sesenta entr el tractoren la explotacin media y ello afirm el proceso de emigracin y conjuntamente la urbanizacindel productor agrcola.15

    La feroz sustitucin de importaciones en el rubro de cosechadoras fue llevada a cabo por firmascomo Vassalli, Senor, Bernardn, Gema y Rycsa que desarrollaron mquinas similares en cuanto

    Fe), Establecimientos Metalrgicos Oncativo SRL (Crdoba), Forno y Ca. (Rosario), Enrique Gherardi e hijos(Casilda, Santa Fe), Daniele y Ca SRL (Crdoba), Boscheto SRL (Santa Fe), Puzzi y Ca (Santa Fe), FYTIMSA delParan, Hrcules SRL, FATASA (Tucumn), Fbrica Argentina de Maquinaria Agrcola SA (Baha Blanca, BuenosAires), Germor SRL (fbrica de sembradoras y repuestos, Santa Fe), Talleres Metalrgicos Fun-Cas SRL (Santa Fe),Jos Picasso y Ca., Bonelli Hnos. (Buenos Aires), Precimax SRL (cojinetes para motores de mquinas rurales, Mardel Plata), SER SRL (Elevadores de campaa, Santa Fe), Alejandro Roque Sartor, Fbrica Argentina de CojinetesSRL, Talleres Metalrgicos Filas SRL, Gardini SA (Santa Fe), Druett SA (enfardadoras en Ciudadela, BuenosAires), entre otras. Banco Industrial, Libros de Actas del Directorio (LAD), 1949-1955. A comienzos de los aossesenta se contabilizaban ms de 400 empresas fabricantes de maquinaria agrcola.13 Como parmetro de comparacin de la inversin de FIAT respecto a las pequeas y medianas empresasproductoras de maquinaria agrcola basta sealar que en este caso el prstamo del Banco Industrial fue de 256millones de pesos.14 En la posguerra, los precios de los granos en Argentina fueron en trminos relativos bastante ms bajos que losque rigieron en otros pases exportadores y consecuentemente tambin fue baja la rentabilidad agrcola. Dada estascircunstancias uno de los factores que explican la mecanizacin prcticamente total de la agricultura fue laexistencia de un amplio apoyo a los productores por parte del sistema bancario oficial. Los crditos de fomento demediano plazo para la compra de maquinaria tuvieron casi invariablemente una tasa real de inters negativa lo quepermiti que muchos productores rurales pudieran capitalizarse y que paralelamente cobrara desarrollo la industriade maquinaria agrcola local. De todos modos, no debe sobreestimarse la incorporacin de tecnologa en el campo.Se ha sealado que la persistencia y magnitud de los riesgos de mercado (variaciones de precios) y de produccin(fluctuaciones en los rendimientos) eran muy importantes y relegaban a un segundo plano la adopcin deinnovaciones tecnolgicas. Vase al respecto, Sbato (1981), p. 44 y ss.15 Conjuntamente con la cosechadora, el tractor result ser la innovacin mecnica que probablemente msrevolucion la agricultura puesto que como medio de traccin de uso general modific la casi totalidad de las tareasagrcolas.

  • 8

    a dimensiones y caractersticas. Esas mquinas fueron las que reemplazaron las viejas mquinasimportadas, completaron la total mecanizacin del agro en la segunda mitad de la dcada delcincuenta y sesenta y constituyeron la base de las unidades que se produciran en las dcadassiguientes.16

    Orgenes y primeros aos de Vassalli SA. El empresario innovador y la captura del mercadolocal (1949-1963)

    La historia del xito inicial del empresario Roque Vassalli reconoce deudas con la polticaindustrial que tuvo lugar en la Argentina y mucho ms con el apoyo a las actividades agrcolasque encar el gobierno peronista en los primeros aos de la dcada del cincuenta. La puesta enmarcha de su establecimiento prcticamente coincide con los problemas del sector externo y elcambio de rumbo de la poltica econmica hacia 1949-1952.

    Los problemas para los productores de maz se haban evidenciado crudamente en 1951; laescasez de braceros y juntadores para la cosecha se torn dramtica y el gobierno debi enviarconscriptos para recolectar el maz de los campos. Esa extrema necesidad motiv en Vassalli labsqueda de una mquina que fuera capaz de realizar esa tarea. As lo contara muchos aosdespus:

    Pens como siempre en algo prctico Tena dos problemas enfrente: el primero cmo aprovechaba latrilladora para hacerla juntar maz y el segundo su costo. El colono deba utilizar la misma mquina, conun sistema desmontable que adems fuera sencillo y que no requiriera un especialista en un par dehoras debera poder cambiar las plataformas.17

    El invento modificaba radicalmente las condiciones de la cosecha y el empleo de mano de obra yacortaba los tiempos de comercializacin. Los sindicatos rurales lo miraban con desconfianzapuesto que vean amenazada la fuente de trabajo. Tambin se resistan las acopiadoras de cerealque muchas veces oficiaban de agentes de crdito para los colonos y no tenan inters en acortarun proceso que empezaba en setiembre y conclua un ao despus; el equipo de Vassallimodificaba adems las condiciones de comercializacin del maz puesto que en poco ms de unmes el grano estaba listo para embarcar. De todos modos, el mayor problema era que los propioscolonos dudaban de su aplicacin; los primeros treinta equipos tuvieron que ser cambiados porlas quejas de los compradores. Los ajustes se sucedieron unos tras otros y finalmente Vassallilogr mquinas aptas para ofrecer al mercado a razn de treinta y cinco al ao.

    16 La sustitucin de importaciones de cosechadoras se complet en el transcurso de poco ms de una dcada. Segndatos de OECEI (1959) en 1938 se haba importado el rcord de 3.200 mquinas cosechadoras y desgranadorasmientras que en el trienio 1955-1957 slo se import una mquina (p. 147).17 Consciente entonces que yo deba fabricar una mquina que no fuera cara hice la plataforma compuesta por unaserie de puntones: 3, 4, 5, 6, 7, segn los surcos y los hice de manera flotantes. Se meten debajo de la gramilla ylevantan las espigas Estos puntones tienen resortes para ir adaptndose al terreno, es decir que es mvil y tieneuna cadena que atrae la mazorca de la planta y la saca de la gramilla y dos rolos puestos debajo, tiran de la planta ysacan dejando solo la espiga, sta con un acarreador es enviada a un cilindro que lo trilla y manda el grano a labolsa, la que cosida se deja caer por un tobogn y se recoge con un acopladito tirado por un tractor. Vassalli (1990),pp. 56-57.

  • 9

    Dado el amplio inters que el gobierno tuvo respecto a las empresas fabricantes de implementosy mquinas para el agro, no es de extraar que, ubicada en el contexto geogrfico del sur deSanta Fe, la recin fundada Vassalli consiguiese un crdito de la sucursal Rosario del BancoIndustrial. La solicitud inicial fue de 5 millones de pesos, pero al no obtener los permisosnecesarios para importar materias primas y mquinas, el prstamo se redujo a algo menos de 2millones (unos 400.000 dlares al tipo de cambio oficial del momento).18

    En 1953 Vassalli recibi una citacin del ministro de Agricultura: el gobierno le peda que seajustara al Segundo Plan Quinquenal y que elaborara unos doscientos cincuenta equiposmaiceros anuales. En octubre de ese ao el Banco Industrial le concedi un crdito de fomento alargo plazo por 7,5 millones de pesos (un milln y medio de dlares) para financiar laconstruccin de juntadoras de maz, su invento ms trascendente. El crdito superaba en 90%el capital de la empresa. No se trataba de una relacin personal sino una poltica estatal: esemismo da Giubergia recibi un crdito de similares caractersticas e importe con el mismopropsito.19

    Con ese apoyo financiero Vassalli agrand el galpn, compr tornos y otras herramientas eincorpor personal. A instancias del propio empresario el Ministerio de Agricultura unific pordecreto la distancia de los surcos en la siembra de maz para mantener la operatividad yeficiencia del invento.20 Al ao siguiente logr duplicar la produccin.

    A partir de entonces la innovacin sigui siendo un factor clave en el crecimiento de la firma yexplica el lugar que ocupara poco tiempo despus. Vassalli probaba personalmente losprototipos en un campo que haba adquirido para experimentacin; all las mquinas trabajaban yse ajustaban durante dos aos antes de ser colocadas en el mercado. En 1957 fabric un nuevomodelo de cosechadora totalmente creado por l, abandonando la tarea de reforma: la SperVassalli, que se entregaba con el plus del equipo para maz; ms tarde eliminar el chasis de lascosechadoras hacindolas ms livianas y manejables.21 En total lanzara veintids modelos msen los treinta aos siguientes, incluidos algunos pequeos, como el Pluma y el Mosquitopara explotaciones de pocas hectreas, caractersticas de la zona de colonias del sur santafecino.Prcticamente cada ao y medio Vassalli ofreci al productor agrcola una nueva alternativa, conmayores rendimientos y rapidez, menores costos operativos, menores prdidas y mayor limpiezadel cereal cosechado.

    Los sucesivos cambios que se introdujeron en sus modelos estuvieron siempre asociados a lasdemandas de los hombres de campo. Las mquinas de la marca se caracterizaron por ser muyprcticas, de gran rendimiento y muy fcil mantenimiento. Algunos modelos se destacaron porsu versatilidad, ya que podan transformarse en unidades especiales para terrenos muy pesados,inclusive para la cosecha de arroz, tal el caso de la "Vassalli 3-16 JMR".22

    18 Banco Industrial, LAD, Acta 665, 25 de Julio de 1952.19 Banco Industrial, LAD, Acta 772, 1de octubre de 1953.20 Hasta ese momento los surcos eran muy variables, dependiendo en su mayora de la nacionalidad de lassembradoras.21 Tambin llegara a fabricar las propias matrices de estampado en sus talleres.22 Vassalli (1990), p. 77. La cosechadora Super arrocera, de caractersticas nicas a nivel mundial, tena traccinen su cuatro ruedas para operar con eficacia en terrenos sumergidos o anegadizos.

  • 10

    Este proceso de renovacin tecnolgica constante se realiz inicialmente sin la incorporacin a laempresa de ingenieros ni departamentos de investigacin algunos. El ingenio, la experiencia, laobservacin y el fuerte pragmatismo de Vassalli, que no tena conocimientos tericos, seentrecruzaron de manera notable para responder a las necesidades y desafos que el mediopresentaba. Al igual que el desarrollo tecnolgico de la primera revolucin industrial europea, noexisti en el caso de los inventos vinculados al agro una estrecha conexin con el conocimientocientfico; esas innovaciones fueron llevadas a cabo por artesanos habilidosos y respondieron a lanecesidad de resolver problemas muy concretos luego de experimentar con mejoras a mquinasya existentes. De la adaptacin, la copia y la reforma hecha por Vassalli a la generacin denuevos productos slo transcurri algo ms de una dcada.

    Conjuntamente con esta constante renovacin en la oferta de productos, Vassalli emprendi unaagresiva estrategia de comercializacin, en particular de repuestos incluso de modelos viejos,clave para alcanzar y sostener una posicin predominante en el mercado. Tempranamente donRoque incorpor un pequeo avin con el que l mismo dejaba caer a travs de paracadas laspiezas en el campo cuando no era necesario el trabajo de un experto mecnico para colocarlas.Ms tarde compr dos aviones ms y contrat pilotos para realizar el servicio mecnico areo; elaudaz sistema slo sera abandonado tiempo despus cuando Vassalli logr armar una red derepuesteros con ms de cien concesionarios en todo el pas. Finalmente, integr ms laproduccin a travs de una nueva empresa subsidiaria en Firmat, destinada a la fabricacin derepuestos, accesorios y partes de maquinaria agrcola (Vassalli Fabril SA). A comienzos de losaos sesenta, la empresa cubra cerca del 60 % del mercado de cosechadoras.

    Estancamiento y recuperacin del mercado local de maquinaria agrcola. La alternativaexportadora (1963-1975)

    A partir de fines de la dcada del cincuenta, la maquinaria agrcola nacional fue sustituyendomasivamente al parque existente, integrado en su mayora por mquinas importadas yaobsoletas.23 La industria alcanz los ms altos niveles de produccin hacia 1961, con plenautilizacin de su capacidad instalada. La crisis econmica de 1962-1963 afect de manerarelativa al sector, menos que a otras ramas industriales por su vinculacin directa con laproduccin agropecuaria que result favorecida por las modificaciones cambiarias. Alentado porlas buenas perspectivas del campo, el sector tuvo una importante produccin en 1964; pero lasheladas tardas malograron las cosechas de la campaa 1964-1965. La crisis coyuntural de eseao dio comienzo a un perodo de cada de la produccin de maquinaria agrcola, y decosechadoras en particular, que se prolong hasta 1969, ao en que comenz a descargarse laacumulacin de existencias en un proceso inicial de reposicin del parque.

    La cada de la demanda provoc dificultades financieras a las empresas fabricantes de mquinase implementos agrcolas a fines de los aos sesenta. Muchas de ellas debieron acogerse a los

    23 Se ha sealado que el sector coloc en el mercado interno en el lapso 1961/1965 una cantidad equivalente alacumulado de 1960. Ello habra permitido dar de baja a la maquinaria ms deteriorada que representabaaproximadamente un tercio del parque existente en ese momento y lograr un incremento neto de unidades de 66%.Vase al respecto, Evaluacin de mercado del proyecto de rehabilitacin de Roque Vassalli SA, informeelaborado por Santiago Coscia, agosto de 1987, en ABND, BND, Expediente 2881, cpo. 17, fs. 5.752 y ss.

  • 11

    beneficios que otorgaba un denominado rgimen de rehabilitacin de empresas, destinado acondonar y refinanciar deudas impositivas y previsionales (en ocasiones a cambio de la caucinde acciones) y prestar ayuda financiera a las compaas con dificultades. Juan Massa, TalleresAdabor, Bernardn, Establecimiento Industrial Rector, Garca Hnos, GEMA, Genaro Minervinoe Industrias Agromecn fueron, junto con Vassalli SA, aquellas del sector que tuvieron querecurrir a este rgimen para sobrellevar su delicada situacin financiera.24

    La respuesta de Vassalli a los problemas de mercado: exportacin y transnacionalizacin

    La empresa de Vassalli sufri los mismos avatares que afectaron a la industria de maquinariaagrcola, dado que era una de las empresas ms importantes en ese rubro. A comienzos de losaos sesenta trabajaba al mximo de su capacidad instalada; sin embargo, los problemas que sepresentaron con la crisis econmica en 1962-1963 y con la cada del mercado despus de 1965terminaron por afectar sus finanzas.

    Una de las primeras alternativas que se disearon desde el poder poltico para sostener a lasempresas con problemas fue la toma por parte de entidades bancarias oficiales de debenturesemitidos por esas firmas. Vassalli emiti estas obligaciones a cinco aos, tomadas por el BancoIndustrial.25 Poco tiempo despus la firma se acogi al rgimen de rehabilitacin con elpropsito de obtener asistencia financiera blanda y capitalizar deudas provisionales y fiscales.Entre noviembre de 1969 y fines de 1970 Vassalli recibi 2,5 millones de pesos (ley)equivalentes a unos 700.000 dlares en concepto de crditos de rehabilitacin.26 Las accionescaucionadas como garanta de las deudas y prstamos quedaron en manos del Banco Nacional deDesarrollo (BND), sucesor del Banco Industrial, institucin que haba adquirido adems (juntocon la Caja Nacional de Ahorro Postal) acciones por intermedio del Sistema de CuentasEspeciales por valores que representaban cerca del 20 % del capital de la empresa.27

    La disminucin de la demanda local de maquinaria agrcola motiv la bsqueda de nuevosmercados como alternativa. En 1961 el sector en su conjunto slo exportaba por un valor de153.000 dlares, en 1964 la cifra alcanzaba 1.300.000 dlares. Un ao despus se realizaba laprimera muestra internacional de maquinaria agrcola para la Asociacin Latinoamericana deLibre Comercio. Segn los comentarios de la poca, la Argentina tena la industria demaquinaria ms completa de Amrica Latina y en ese mercado puede competir con los EstadosUnidos y otros pases europeos.28 En este sentido Vassalli fue tambin un precursor, ya que las

    24 Sobre el rgimen de rehabilitacin vase Rougier (2004); tambin Andrieu (1975).25 BIRA, LAD, Acta 1.658, enero de 1969. El monto acordado fue de 400.000 pesos (algo ms de 100.000 dlaresdel momento). El no pago de los intereses de esas obligaciones termin con la intervencin del fideicomisario en eldirectorio de la empresa. Hemos analizado el rgimen de debentures en Rougier (2004), p. 128 y ss.26 BIRA/BND, LAD, Acta 1.702, noviembre de 1969; Acta 1.712, enero 1970; Acta 1.747, octubre de 1970.27 Este sistema se haba diseado en los aos cincuenta y permita que los ahorristas abrieran cajas de ahorros enesas instituciones, las que a su vez invertan los fondos en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Una detalladadescripcin de este sistema se encuentra en Rougier (2004), cap. 7. La venta de esas acciones por licitacin amediados de 1979 oblig a Vassalli a adquirirlas para garantizarse el control de la firma, para ese entonces sumabanel 35 % del capital. Roque Vassalli, Carta al gerente de Operaciones Financieras del 13 de julio de 1979, en BND,Expediente 88.420, 3er. Cpo., p. 587.28 Efectase hoy el acto inaugural de la primera muestra de maquinaria agrcola, La Nacin, 26 de marzo de 1965.

  • 12

    ventas en el exterior tuvieron comienzo muy tempranamente: en 1955 haba colocado algunasmquinas en Uruguay y Brasil, pases que no producan cosechadoras. A comienzos de la dcadadel sesenta Vassalli concedi a la empresa Mecanizadora Agrcola de Porto Alegre la licenciapara la fabricacin y comercializacin de equipos maiceros. Una dcada ms tarde compr laempresa brasilea y fund Vassalli SA Mquinas Agrcolas destinada al armado de lascosechadoras que llegaban desde Firmat en piezas, dispuesto a capturar un mercado de ampliaspotencialidades.

    La instalacin de esa planta fue dificultosa e inicialmente se presentaron problemas operativosdada la escasa capacitacin de los operarios y tcnicos, pero pronto producira en condicionesaceptables y llegara a ocupar seiscientos obreros a fines de los aos sesenta. Para ese entonces laplanta de Brasil funcionaba como un reaseguro de la fbrica de Firmat y aliviaba sus problemasfinancieros.

    Pronto el gobierno de Brasil dispuso que las empresas industriales deban tener un 25% decontenido de valor local hasta alcanzar progresivamente el 100%. Vassalli decidi entoncesconvertir los galpones de depsito y armado en fbrica y comenzar a producir. La instalacin deuna fbrica en Brasil no fue un proyecto definido desde un comienzo, sino una alternativa que seprodujo de acuerdo a las distintas circunstancias que se presentaron.29

    La rehabilitacin exitosa y la expansin productiva de Vassalli (1971-1975)

    La produccin y venta de maquinaria agrcola continu relativamente deprimida hasta 1972,aunque la franja de las exportaciones se ensanch constantemente estimulada por los subsidiosdel gobierno. Pero a partir de ese ao se desarroll una importante recuperacin del sector hasta1975 como consecuencia del dinamismo de las ventas en el mercado local y tambin por elcrecimiento notable de las exportaciones.30

    A comienzos de los aos setenta la planta de Vassalli ocupaba cerca de 400 personas entreoperarios, tcnicos y administrativos, y tena capacidad para producir 500 cosechadoras anualesde distintos modelos y alrededor de 350 equipos maiceros. Los rendimientos de la empresa enesos aos fueron excepcionales.31 Segn Vassalli ello era fruto de la planificacin en todos losrdenes, del saneamiento financiero y de la mejor organizacin del trabajo que se habaencarado.32 Nuevos crditos tomados a travs de debentures haban permitido dejar atrs losproblemas financieros de la segunda mitad de los aos sesenta y las perspectivas del mercado

    29 As lo expresara aos despus el mismo empresario: A mi no me interesaba Brasil como proyecto para instalaruna fbrica. Cuando comienzo a colocar unidades all noto una gran avidez como para poder desarrollar unaindustria y adems ellos protegen mucho lo suyo.Vassalli (1990), p. 101.30 Asociacin Fbricas Argentinas de Cosechadoras, Resultado de una encuesta, Rafaela, noviembre de 1976.31 Las utilidades, distribuidas en acciones, del ejercicio cerrado en marzo de 1972 fueron del 35% sobre el capitalsuscrito y realizado y los directores tambin recibieron honorarios extraordinarios. La distribucin de las utilidadesse realiz en acciones debido a las restricciones que el convenio de rehabilitacin estableca.32 Roque Vassalli, Asamblea General Ordinaria nro. 14, Acta 20, 28 de julio de 1972. Con la racionalizacinproductiva encarada se prevea fabricar en el nuevo ejercicio 100 mquinas ms con 130 obreros menos.

  • 13

    interno y sobre todo del externo se presentaban inmejorables; situacin slo opacada por unhecho particular que afect las finanzas de la empresa.33

    Sin duda las ventas en el exterior constituyeron una parte importante del empuje que adquirieronlas actividades de Vassalli en el primer lustro de los aos setenta. A fines de la dcada anteriorVassalli SA haba iniciado un proceso creciente e ininterrumpido de conquista de mercadosexternos. En el transcurso de cinco ejercicios (entre 1968/69 y 1972/73) las exportaciones de laempresa pasaron de representar el 17 % del total de ventas al 37%; para sostener este ritmoexpansivo la empresa cont con abundante financiamiento oficial.34 El principal mercado eraBrasil (pas donde haba colocado en total ms de 1.300 mquinas) luego Chile (a travs de unaserie de contratos que se realizaron con la CORFO), seguidos por Per, Panam, Paraguay,Colombia y Costa Rica.35 La agresiva poltica exportadora se manifest con el envo de variasunidades de distintos modelos al Rand Easter Show, una importante exposicin agrcolainternacional que se realizaba anualmente en Johannesburgo. Pronto la estrategia de colocacinexterna super el marco previsional para apuntar decididamente a la conquista de mercadosextranjeros.36 En 1974 las exportaciones alcanzaban el rcord de casi 8 millones de dlares, apesar de existir una paridad cambiaria poco retributiva.37

    Los buenos rendimientos de las campaas agrcolas, la poltica de fomento del peronismo a lasexportaciones no tradicionales y las facilidades crediticias que se ofrecan al productoragropecuario determinaron una coyuntura muy favorable para la empresa, especialmente en1973-1974. En esos aos, Vassalli mantuvo una posicin de vanguardia en el mercado local conun 45 % del total de mquinas vendidas. Fue esa expansin notable de las ventas de la empresala que permiti absorber los incrementos de costos (por el aumento de la materia prima y de la

    33 En mayo de 1973, cuatro das antes de la asuncin de Hctor Cmpora como presidente y de la tercera gestin deVassalli como intendente de Firmat, el empresario fue secuestrado mientras cenaba en su casa junto a su esposa y unamigo de la familia. Luego de una negociacin, la empresa debi pagar a los raptores 6 millones de pesos (unos500.000 dlares). A los tres meses, la banda fue desarticulada en un operativo en la localidad bonaerense deItuzaing. All se comprob que se trataba de delincuentes comunes (en algn momento se teji la hiptesis de quefuera una operacin de la guerrilla). El hecho tuvo luego una derivacin particular y gener jurisprudencia. A finesde 1973 la empresa reclam que el monto del rescate fuera deducido del impuesto a las ganancias. La DGI rechazel pedido; el organismo sostena que el monto de un secuestro no era deducible, por varios motivos, entre ellosporque al beneficiario (o sea los secuestradores) no se les podan reclamar ganancias. Vassalli fue a la Justicia y enmayo de 1979 un juzgado federal de Rosario le dio la razn al empresario. La DGI apel pero la Corte determin, en1982, que el presidente de la empresa era un bien capaz de producir ganancias y confirm el dictamen inicial.Roque Vassalli, Actas del Directorio nros. 544, 545, 546 y 571, mayo y setiembre de 1973; BIRA, Departamento deInversiones, Expediente 105.605, 3er. cuerpo: Roque Vassalli Debentures; Como recuperar el rescate pagado atravs de un trmite en la AFIP, Pgina 12, 16 de febrero de 2004.34 Productos argentinos en el mercado mundial, La Nacin, 3 de mayo de 1971. En 1971 la empresa recibi elPrimero Premio Nacional a la Exportacin que otorgaba la Secretara de Comercio Exterior. En 1972, la firma seencontr entre las diez principales beneficiarias de crditos para exportacin provistos por el BND.35 Vassalli gan la licitacin internacional que abri la CORFO frente a empresas de Gran Bretaa, Rumania, Sueciay la Unin Sovitica. Los equipos debieron ser adaptados a las exigencias fsicas de un terreno accidentado(plataformas de menor capacidad de corte).36 Esa estrategia haba surgido tempranamente pero ahora tomaba mayor impulso como alternativa financiera a ladepresin y ciclos del mercado interno: una deliberada y previsora poltica operativa tendiente a paliar los efectosde eventuales y transitorias retracciones que era dable esperar en la plaza local, a travs de ndices ciertosproporcionados por el continuo y cuidadoso estudio del mercado; Roque Vassalli SA, Memoria y Balance, 1973.37 Desde 1969 hasta el ao 1974 las exportaciones de maquinaria agrcola pasaron de 5,6 millones de dlares a 15millones; ms de la mitad de esos valores corresponda a las ventas de Vassalli.

  • 14

    mano de obra) y la disminucin de los precios de venta y los congelamientos establecidos por lapoltica oficial. An el balance cerrado en marzo de 1975, unos meses antes del ajustemacroeconmico conocido como rodrigazo, las ventas en el mercado interno arrojaban cifrasalgo menores pero destacables, y las exportaciones alcanzaban niveles extraordinarios.

    De la crisis coyuntural a la crisis crnica del sector (1975-1989)

    La economa argentina sufri un fuerte sacudn a mediados de 1975. Una brutal devaluacindestinada a recomponer las cuentas externas trastoc los precios relativos y termin por impulsaruna estampida inflacionaria y una gran inestabilidad de las variables econmicas. Luego de undecenio de constante crecimiento, el PBI registr valores negativos.

    El cambio de poltica econmica se consolid en abril de 1976 con la gestin militar y actucomo muy fuerte estmulo para la rpida recuperacin del agro luego de la cada coyuntural de1975. En consecuencia, la produccin y venta de maquinaria agrcola mostr un momentoexcepcional dada la capacidad y voluntad de inversin del sector agropecuario; pero pronto laeuforia desapareci y a partir del ltimo trimestre de 1977 se registr una nueva retraccin en lasventas de maquinaria agrcola y una cada de la produccin que alcanz el 50% respecto al aoanterior.

    La baja rentabilidad de las explotaciones rurales y la eliminacin de los subsidios a laexportacin de maquinaria eran sealados como los principales factores que explicaban elretraimiento del sector:

    El estado actual de las empresas de la maquinaria agrcola es depresivo, en razn de la notoria recesin delmercado, por cuanto el hombre de campo, nico usuario de esos bienes de capital no invierte por insuficiencia deingresos netos, no obstante la fluida lnea de crditos que tiene en plena vigencia el Banco de la Nacin. Desde hacelargo tiempo no se exporta, debido a las sensible reduccin de condiciones de exportacin reintegros y otrosestmulos de inters- que posibilitan al empresariado argentino a intervenir, con cierta probabilidad en los concursosde precios de los mercados extranjeros, con valores competitivos.38

    En 1978 las fbricas de cosechadoras tenan una capacidad ociosa cercana al 60% segndeclaraciones de Enzo Rotania presidente de la Asociacin Fabricantes Cosechadoras. Ese ao sehaban producido slo un mil ochocientas mquinas cuando la capacidad global estimada erasuperior a las cuatro mil unidades. La causa principal de esta cada eran los bajos precios de laproduccin agrcola, pero poco despus se sumara un nuevo factor: la competencia extranjera.En efecto, la apertura econmica iniciada por el gobierno militar alcanz ribetes dramticos parala fabricacin local de maquinarias cuando el retraso del tipo de cambio se hizo evidente. Lacompetencia provena fundamentalmente de Brasil que tena menores costos indirectos ymecanismos de subsidio a la exportacin.39 Las importaciones de cosechadoras pasaron de nueveunidades en 1976 a doscientas cuarenta y seis en 1980 para mantenerse en valores cercanos alcentenar hasta 1983.

    38 Maquinaria Agrcola. Del rcord al receso, Redaccin Argentina Econmica, diciembre de 1978.39 Maquinaria agrcola. Difcil situacin de una industria, La Nacin, 19 de abril de 1980.

  • 15

    La continua disminucin del poder adquisitivo del productor agropecuario por el fuerte retrasocambiario junto a las altas tasas reales de inters coadyuvaron a una contraccin abrupta de lainversin en maquinaria agrcola, situacin que se mantendra con altibajos a lo largo de la nuevadcada.40

    Vassalli frente a los desafos de la apertura (1976-1982)

    El ejercicio cerrado en marzo de 1975 encontr a la empresa de Vassalli quizs en el mejormomento de su historia, con una capacidad de produccin de ms de ochocientas cosechadoras ycerca de quinientos equipos maiceros al ao. El modelo Vassalli 900 resultado de la recientessubgerencias de Ingeniera de Producto e Ingeniera de Planta y Produccin reuna condicionestcnicas que permitan augurar una an mayor penetracin en el mercado internacional.41 Perolas dificultades cambiarias, pese a las constantes y a veces drsticas devaluaciones, y las polticasproteccionistas adoptadas por pases compradores (en especial por parte del gobierno brasileo)provocaron una sensible mengua en las exportaciones, dando inicio a una inflexin de latendencia que se haba presentado en el primer lustro de los aos setenta.

    El cambio de gobierno y la poltica econmica frente al agro anunciada por Alfredo Martnez deHoz en 1976 permiti alentar esperanzas respecto a las posibilidades productivas de laempresa.42 No obstante, pronto los cambios en la poltica econmica habran de conducirla haciauna encrucijada poco promisoria. El optimismo empresario pronto se estrell con el pesimismode la realidad econmica. Si bien el agro inicialmente tuvo una respuesta favorable, el retrasocambiario y la poltica de apertura a partir de 1978 colocaron a la empresa en una situacinclaramente defensiva. Una ancdota contada por el propio Vassalli ilustra el lugar que la polticaeconmica reservaba al sector industrial:

    En una oportunidad el entonces ministro Martnez de Hoz me concede una audiencia donde le expongodetalladamente las dificultades del sector me contesta que yo tengo la solucin, ya que puedo importardirectamente de mi planta de Brasil, y dejar de fabricar en mi planta de Argentina. Ante esa propuesta, lepregunto con asombro: Usted me pide que yo le haga esto a mi pas? Y las divisas? Y las fuentes detrabajo? Yo me contest- le doy las pautas de lo que conviene a la Argentina de hoy.43

    Vassalli sostuvo la fbrica en Santa Fe y vendi la planta de Brasil, incapaz de enfrentar lacompetencia que sobrevendra con la poltica de apoyo a la radicacin de empresasmultinacionales que impulsaba el gobierno de ese pas. Esa decisin estratgica, envuelta en unmarco de justificacin moral, ser entendida por el empresario como la causa del inicio de la

    40 A comienzos de 1982 la produccin de cosechadoras representaba el 20 % del promedio de las unidadesproducidas en el quinquenio inmediato anterior.41 El nuevo modelo reemplazaba a la Vassalli 316 que tambin haba significado un cambio tecnolgico importantey dominado el mercado durante aos. La 900 estaba dotada de cabina con aire acondicionado, transmisin confrenos a discos blindados, direccin y comandos hidrulicos y una gran capacidad de trilla. Vassalli SA, Memoria yBalance, 1976 y Mercado, 20 de mayo de 1976. Como medida de desarrollo tecnolgico de este equipo vase lainformacin que se brinda en el Cuadro:42 Roque Vassalli SA, Memoria y Balance, XVIII ejercicio, marzo de 1976.43 Vassalli (1990), p. 102.

  • 16

    decadencia de su empresa.44 No obstante, tambin es cierto que su trayectoria y lugar en elmercado (50 % de los equipos maiceros y 34 % de las cosechadoras) y las capacidadestecnolgicas desarrolladas le permitan sobrellevar la negativa coyuntura, en tanto sta no seprolongase demasiado en el tiempo.45 Francisco Williams, gerente de Roque Vassalli, sealabaen 1978 Creo que tanto Vassalli como el resto del grupo empresario estn en condiciones decompetir con cualquier firma internacional que importe totalmente su produccin o que traigamodelos que luego fabrique en el pas.46

    La cada de los precios del agro constitua el principal factor que afectaba las ventas de laempresa (se calculaba que era necesario un 60 % ms de cereal para comprar una cosechadora enun ao). An as, el desempeo productivo y comercial de la firma fue satisfactorio,considerando que las ventas se realizaban en el mercado interno exclusivamente, contrastandocon la tendencia recesiva que se instal en el sector industrial en 1978. En ese ao, en el marcode la orientacin de la poltica econmica nacional, el BND y la Caja Nacional de Ahorrolicitaron el paquete de acciones de la empresa que haban adquirido aos antes y querepresentaba el 35% del capital. Roque Vassalli adquiri esas acciones reafirmando el control dela fbrica.47

    La baja abrupta de aranceles para la importacin de bienes de capital decretada a comienzos de1979 por las autoridades econmicas modific de cuajo el escenario en el cual se desenvolva lafirma. Dada su capacidad productiva y comercial, Vassalli poda mantenerse e inclusoexpandirse en un mercado cuya escala se haba reducido, pero era incapaz de enfrentarexitosamente el embate de la importacin en tanto no se expandiera la demanda efectiva.48

    Los siguientes tres ejercicios arrojaron prdidas considerables y la produccin de la planta deFirmat cay a sus mnimos histricos. Si bien durante 1979 la industria manufacturera registrun repunte importante, la produccin de maquinaria agrcola qued atada al proceso depresivo enel que se desarrollo la agricultura. Los precios de las cosechadoras subieron ms del 450% entremarzo de 1978 y marzo de 1980 mientras que el precio del trigo slo se haba incrementado260%. Frente a la retraccin del mercado cobr mayor importancia en el total de operaciones de

    44 Pese a todas las diferencias de costos y beneficios que se me da en Brasil yo decido hacer subsistir mi fbricafirmatense, a toda costa. Se podr decir que eleg una poltica equivocada. .. Aunque llovan propuestas para colocardinero en bicicletas financieras, yo, como siempre opto por una tica, no por la conveniencia y desde all entro enuna pendienteAll decae todo el aparato de mi empresa. Vassalli (1990), p. 104.45 Reportaje a Roque Vassalli en Competencia, nro. 173, julio de 1978.46 Tiempo de tecnificacin, Informacin Industrial, noviembre de 1978.47 La operacin se realiz en cuotas; las dificultades financieras de la empresa y consiguientemente la merma de losingresos impidieron cancelar esas cuotas por muchos aos, a pesar de constantes refinanciaciones. En consecuencia,las acciones formalmente continuaron en manos de las entidades oficiales, aunque no ejercan su derecho a votoexcepto para dar qurum en las asambleas. BND, Departamento de Inversiones, Expediente nro. 88.420, 6to. Cpo.,p. 1.140.48 En los aos setenta las grandes corporaciones haban dado un salto tecnolgico; a fines de esa dcada el retrasotecnolgico de los equipos locales respecto a los de los pases industrializados era ya importante. Huici seala queVassalli pudo haber tenido los recursos suficientes como para encarar un plan de desarrollo de productos, pero esposible que su condicin de lder indiscutido del sector se haya convertido en un factor que conspir contra laintroduccin de novedades sustanciales. Lo cierto es que, cuando se produjo la apertura indiscriminada deimportaciones a fines de la dcada de 1970, tcnicos y usuarios coincidan en sealar el atraso de la maquinarialocal. Huici (1988), p. 160. Aunque luego seala que los fabricantes nacionales reaccionaron introduciendoinnovaciones similares a las de los equipos importados que permiti cerrar la brecha tecnolgica. Vase Cuadro.

  • 17

    la firma la venta de repuestos, posible por la gran cantidad de mquinas Vassalli en el parqueexistente y la amplia red de concesionarios que se haba montado en le transcurso de dcadas.

    La situacin financiera de la empresa se resquebraj como consecuencia de la parlisisproductiva y los altos pasivos se agravaron por las inusitadas tasas reales de inters del perodo.Slo la cada de Martnez de Hoz alberg ciertas esperanzas: las devaluaciones permitanrecuperar los precios del agro y se diseaban planes de refinanciacin crediticia.49 Vassalliobtuvo un prstamo del BND por 25.000 millones de pesos (algo ms de dos millones dedlares) destinados a reequilibrar su posicin financiera, darle un nuevo empuje a su capacidadproductiva y enfrentar as a un ampliado mercado potencial.50 Resultaba evidente que lademanda de maquinarias no reflejaba las necesidades del sector agropecuario, tarde o tempranoel parque de cosechadoras deba ser reemplazado.

    Las buenas perspectivas se vieron cristalizadas en el transcurso de 1982.51 La planta comenz atrabajar a plena capacidad, slo limitada por algunos problemas de abastecimiento de insumos ypor el elevado endeudamiento; si bien se haban refinanciado los principales pasivos la delicadasituacin financiera impeda tomar nuevos crditos para ampliar la capacidad productiva.52

    Pero no slo la dinmica de la demanda y la ayuda financiera oficial explicaban la reactivacinde Vassalli. La debacle del sector la haba afectado sobremanera, pero mucho ms haban sufridolas empresas competidoras; si antes de la crisis Vassalli venda el 40% de las cosechadoras,ahora se encontraba virtualmente sola para abastecer a un mercado con tono comprador, aunquems no fuese por la necesidad de reposicin, signado por una drstica reduccin del precio endlares de las mquinas. La competencia en total puede fabricar 200 mquinas por ao destacaba el gerente Luis Carati- cuando nosotros estamos en condiciones de proveer 1.000 enlas actuales circunstancias, y tenemos capacidad para muchas ms.53

    A comienzos de 1983 Vassalli SA pareca haber sorteado (una vez ms) exitosamente la crisiseconmica. El incremento de las ventas, el cobro al contado de los productos y las tasas deinters negativas permitieron que el capital operativo de la empresa se reconstituyera y que se

    49 En agosto de 1981 el Poder Ejecutivo Nacional sancion el decreto 989 que instrumentaba un Fondo Especial deAyuda Crediticia para empresas con serias dificultades financieras y econmicas coyunturales, pero conposibilidades de recuperacin.50 BND, Departamento de Inversiones, Expediente nro. 88.420, 4to. Cpo., p. 782 y ss.51 Roque Vassalli sealaba que haban logrado superar la crisis con nuestro estilo: No cerramos aunque creo queno qued un zcalo en la fbrica por pintar. Llegamos a deber 20 quincenas, pero luego las pagamos con intereses ydurante ese lapso nos manejbamos con el personal dndole vales para que pudiera hacer frente a lo imprescindible,pero ahora la cosa parece sonrer. Trabajamos a pleno; Don Roque, industrial e intendente, La Nacin, 22 demarzo de 1982.52 La reactivacin no pudo ser aprovechada plenamente porque las empresas proveedoras estaban en muy malasituacin; muchos talleres que trabajaban para Vassalli no resistieron crisis y desaparecieron. As lo destacaba unfuncionario de la empresa: Nosotros pudimos vender cincuenta mquinas ms que las que vendimos este ao, no lohicimos por falta de existencia derivada de carencia de insumos para fabricarlas. Es decir que a nuestra propiasituacin desfavorable financiera debemos agregar la de nuestros proveedores. Por ejemplo, Good Year nos exigeque paguemos las cubiertas al contado.Firmat: la reactivacin de una industria para el agro, La Nacin, 22 demarzo de 1982.53 Don Roque, industrial e intendente, La Nacin, 22 de marzo de 1982.

  • 18

    recuperara la produccin.54 La presentacin de un nuevo modelo de gran porte (V 1200) y laampliacin de la red de concesionarios se combinaron favorablemente para producir unincremento de ventas y una an mayor presencia en el mercado de cosechadoras.

    Aos difciles (1983-1989). La venta de la empresa

    En la segunda mitad de la dcada del ochenta, la crisis internacional agrcola provoc unadisminucin sustancial en los precios de los granos, que unido a la poltica de retenciones y tipode cambio afect los ingresos de los agricultores y sus programas de inversin. La produccin decereales prcticamente se redujo a la mitad en esos aos. La baja rentabilidad de los productoresrurales acentu la descapitalizacin del agro, reflejada crudamente en la existencia de un parquede maquinarias agrcolas obsoleto. En 1987 el presidente de la Cmara Argentina de Fbricas deMaquinaria Agrcola calificaba el momento como catico: es la primera vez en la historia denuestro sector aseguraba- que las empresas lderes estn trabajando a un 15/20% de sucapacidad.55

    Mientras el campo trabajaba con maquinaria obsoleta, la industria consuma su capital, despedapersonal y acentuaba su retraso tecnolgico por la paralizacin productiva. Las posibilidades deexportacin a nuevos mercados de Centroamrica y frica se vedaban por la falta de crditos ylos viejos mercados latinoamericanos eran copados por las exportaciones de las empresastransnacionales instaladas en Brasil.56 Algunas fbricas locales tuvieron que ampliar su oferta,dando marcha atrs con la especializacin lograda durante dcadas; otras debieron cerrar suspuertas. La veintena de fabricantes de cosechadoras de comienzos de los aos setenta seredujeron a once en 1982 y a cinco un lustro despus. 57 Este proceso de concentracin a nivellocal acompaaba la dinmica del sector a nivel global.58

    Los deprimidos precios internacionales, los controles de precios internos y una demandadeclinante se hicieron notar en la rentabilidad de Vassalli en 1983. La auspiciosa perspectiva delciclo agrcola 1983/1984 impuls la decisin empresaria de aumentar la capacidad productiva. Elplan prevea producir el doble de cosechadoras en un lapso de cinco aos (unas 2.000 unidades

    54 Roque Vassalli SA, Memoria y Balance, junio de 1983.55 El productor no est en condiciones de invertir en bienes de capital, El Cronista Comercial, 28 de marzo de1987.56 Las fbricas tenan incluso promisorias perspectivas para colocar sus productos en frica y en Centroamrica peroeran mercados que requeran crditos de pas a pas. Las empresas concretaron ventas y el gobierno concedi esosprstamos pero luego se frustraron por la indisponibilidad de divisas en el BCRA; pronto los brasileos coparon esosmercados.57 Senor SA cerr en agosto de 1987 luego de 63 aos. Su capacidad instalada le permita producir 600 mquinaspero vendi slo 48 en 1986. San Vicente perdi el 50 de su fuente de trabajo. La otra firma de la localidad,Bernardn tena ms de la mitad de su personal suspendido. Jorge Urien Berri, La crisis podra generar pueblosfantasmas, La Nacin, 3 de agosto de 1987.58 En la dcada de 1980 se inici un proceso de reorganizacin de la industria de maquinaria agrcola y variosactores tradicionales se fusionaron o asociaron: la alemana Deutz compr la norteamericana Allis Chalmers en 1985.En 1990 se form AGCO que adquiri a Deutz Allis Corp. y progresivamente a otras numerosas empresas comoMassey Ferguson, Fendt y Valtra Co. Por su parte Fiatagri compr la americana Hesston y la alemana Braudt aprincipios de los aos ochenta y en 1991 adquiri Ford-New Holland. A fines de esa dcada, Fiat adquiri a Case Co(que era el resultado de la fusin de la norteamericana Case e International Harvester); CESPA (2006).

  • 19

    anuales) e incorporar nuevos modelos. Pero en la segunda mitad de 1984 cuando las ventas secontrajeron y la acumulacin de stocks era excesiva, Vassalli debi solicitar al Ministerio deEconoma apoyo crediticio para sobrellevar la situacin.

    La mayor estabilidad macroeconmica alcanzada con el Plan Austral en 1985 no fue suficientepara revertir la situacin deprimida e irregular del mercado. La empresa se vio obligada aflexibilizar al mximo su produccin para responder a la demanda no prevista o a la disminucinde las ventas. Tambin opt por una mayor terciarizacin del proceso productivo y paralelamentepor incorporar la lnea de productos que en otra coyuntura del mercado haba sido cedida aVassalli Fabril SA. Este proceso de racionalizacin supuso una reduccin importante de personal(150 personas), la venta de bienes de uso inactivos y la transformacin de la estructura interna dela empresa, que pas de un organigrama jerrquico a uno funcional-operativo.59

    La sociedad intent sortear las dificultades existentes para la comercializacin de sus productos atravs de distintas modalidades: se concretaron ventas con clusulas de ajuste de acuerdo al valordel cereal que significaron menor rentabilidad, se pactaron ventas a travs de un denominadoplan canje (por las cuales la empresa reciba cereales) y se constituy una sociedad de ahorro yprstamo Crculos Rurales Vassalli como alternativa para facilitar la financiacin y venta delos productos; finalmente, se desarroll un nuevo modelo (Vassalli 910Econmica) cuyoscostos eran ms acordes a los alicados ingresos de los productores rurales. Las operaciones conel exterior fueron reactivadas y se realizaron gestiones en Bolivia, Chile, Ecuador, Per e Irak.De todos modos, las perspectivas ms alentadoras provenan de los acuerdos oficiales deintegracin con Brasil, pas en el que exista un parque de 5.000 cosechadoras Vassalli, a lascuales se les poda ofrecer repuestos.60

    Estas alternativas y estrategias encaradas por la empresa en 1985 no dieron los resultadosesperados.61 Las exportaciones fueron nfimas y las negociaciones y acuerdos con Brasil sedilataron demasiado.62 En agosto de 1986 los empresarios suspendieron las actividades de laplanta por treinta das, justificando as la medida:

    A principios de este ao efectuamos adquisiciones de insumos y contrajimos compromisos con nuestrosproveedores que nos permiten disponer hoy de otras casi trescientas cosechadoras prcticamenteterminadas. Quinientas mquinas y cien equipos maiceros son un verdadero respaldo que nos permitirrevitalizar nuestra actividad empresaria. Pero el peso financiero es tremendo. Hasta aqu hemos llegadopor la comprensin de la banca oficial y privada que sensible a nuestra problemtica nos acompa eneste verdadero esfuerzo.63

    59 Roque Vassalli, Memoria y Balance, junio de 1985.60 La Memoria de la firma correspondiente a junio de 1986 destacaba que la sociedad se encontraba realizandogestiones en el mbito oficial y ante las cmaras representativas para que las cosechadoras fuesen incluidas en losbienes a intercambiar, y que la anterior red comercial en Brasil estaba solicitando nuevamente asumir la venta de losproductos marca Vassalli en ese pas.61 Balances: Vassalli SA. Se mantiene la prdida pese a la mayor rentabilidad, El Cronista Comercial, 28 deagosto de 1986.62 Ante la crtica situacin se realizaron contactos con Case para exportar productos Vassalli a los pases del tercermundo por intermedio de esa compaa.63 Solicitada Sobre la suspensin temporaria de actividades de Roque Vassalli SA, La Nacin, 5 de agosto de1986; A comienzos de 1985 la empresa consigui un crdito por 340 millones de pesos (algo ms de un milln dedlares) otorgado por un consorcio de entidades oficiales nacionales y provinciales destinado a superar la difcil

  • 20

    El deterioro macroeconmico luego de la estabilidad inicial alcanzada por el Plan Austral se hizomucho ms evidente en 1987, momento en que se produjo una drstica reduccin en laproduccin y ventas de la empresa (que cayeron un 70 % respecto a 1986). Los inconvenientespara las cobranzas y las dificultades financieras implicaron el retraso en el pago a proveedores yla consecuente dificultad en el aprovisionamiento de materiales, adems del incumplimiento conlas instituciones financieras (especialmente con el BND y el Banco de la Nacin, querepresentaban casi el 80% del total). La planta trabaj utilizando una proporcin muy baja de sucapacidad lo que incrementaba sus gastos; la proporcin de compromisos sobre patrimonio netopas de 0,6 en 1985 a 1,27 en 1986 y a 2,81 en 1987. La prensa reproduca versiones quehablaban del cierre definitivo de la firma.64

    A fines de 1987 Vassalli se vio obligado a realizar un acuerdo con el grupo empresario KonerSA, quien aportaba fondos para aumentar el capital de la empresa junto con Zancayl SA(fabricante de los tractores Zanello) y se haca cargo de la deuda financiera de la empresa. RoqueVassalli qued como presidente de la firma unos meses ms y en el directorio de incorporaronrepresentantes de los nuevos socios; en diciembre la planta se paraliz para reestructurar lasactividades, replantear la gestin empresaria y efectivizar el pasaje a los nuevos dueos.65

    La industria nacional de maquinaria agrcola se encontraba en una profunda crisis, cuyossntomas ms notorios eran la existencia de empresas con abultados pasivos financieros, lainsuficiente capacidad de recursos propios para generar un flujo regular de activos de trabajo,una tendencia declinante de las ventas y la necesidad de reestructurar las plantas y los procesosfabriles en funcin de lograr la racionalizacin de los costos y la reubicacin del punto deequilibrio de la produccin. Ello se combinaba con una retraccin generalizada de la demandapor el marcado deterioro de los precios de las cosechas y el acoso de la competencia brasilea.66No obstante, la demanda potencial de reposicin era importante dada la obsolescencia del parquede maquinarias. Un estudio del BND destacaba la continua disminucin de mquinas enactividad con un significativo aumento de la edad promedio, bastante ms all de los lmites derentabilidad crtica de los equipos, estimada en diez aos. Situacin que provoc en los ltimos

    coyuntura; Suplemento del Boletn de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, 15 de enero de 1985.respecto a lasmoras y esperas para el reembolso de los crditos otorgados por el BND vase Carta del veedor de R. Vassalli SAal gerente de Grandes Proyectos de Inversin, 5 de agosto de 1986, en BND, suc. Rosario, Expediente 2881, cpo.16.64 R. Vassalli: difcil momento de una tradicional firma, mbito Financiero, 9 de setiembre de 1987. En nuevemeses del ejercicio cerrado en junio de 1987, la firma acumulaba prdidas equivalentes al 41 % del patrimonio netoy al 2.328% del capital accionario. Suplemento del Boletn de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, lunes 21 denoviembre de 1988. A mediados de 1987, un informe elaborado por el veedor del BND en la empresa sealabaescuetamente: solidez: insuficiente; situacin patrimonial: deficientemente constituida; situacin financiera:insostenible; situacin econmica: nula; perspectivas inmediatas: desfavorables. En ABND, Expediente 2881, Cpo.17.65 El Acta de Directorio 1017 del 21 de enero de 1988 declara que Roque Vassalli en su carcter de accionistamayoritario de la sociedad haba concretado con empresas integrantes del grupo Koner SA y con Zancaylu SAacuerdos con el fin de consolidar la estructura econmica financiera as como recomponer la estructura del capital detrabajo y sustituir pasivos particularmente onerosos para la Sociedad. Esas firmas asumieron compromisos a cuentade futuras suscripciones que quedaran como capital social Luego Vassalli renunci y asumi como presidente LusiZanelo hasta la realizacin de la siguiente asamblea.66 Invasin a puro samba, Revista Dinero, nro. 7, diciembre de 1988.

  • 21

    aos una notable disminucin en la relacin entre los stocks de maquinaria y las toneladascosechadas, comprometiendo el nivel de productividad del agro.67

    Una de las alternativas que comenzaron a manejarse para superar la crtica coyuntura consista enla formacin de redes de proveedores de conjuntos, subconjuntos y partes dotados de latecnologa requerida por la industria terminal de la maquinaria agrcola. La idea era concentraren stas ltimas las etapas de ensamble, armado y montaje de las mquinas, racionalizando elarbol de componentes en cada firma, de manera que los productos finales respondiesen a una oa lo sumo dos familias de partes. Un informe tcnico recomendaba diferentes formas deagrupamientos empresariales para el logro de fines tales como superar las rigideces de oferta olas insuficiencias de escala y poder as realizar colocaciones en el exterior.68

    Precisamente el grupo Koner, nuevo dueo de la firma Vassalli encar un proceso de integracinindustrial con otras tres empresas de maquinaria agrcola, Marac, Migra y Zanello, a las culesse agreg Sideral, una metalmecnica.69 La integracin se concret a nivel estrictamenteindustrial ya que la operacin en comn permitira obtener beneficios en distintas reas talescomo la compra unificada de materias primas, el desarrollo de ingeniera y tecnologas encomn, el uso de un laboratorio de control de calidad, la constitucin de una trading para eldesarrollo de los negocios de exportacin y el intercambio de partes entre ellas. Vassalli, porejemplo, producira asientos y cabinas para tractores y el carenado para motores de Zanello, ytolvas para sembradoras de grano grueso para Migra. Los nuevos empresarios avanzaron en laracionalizacin de los procesos de economa de mano de obra y hacia una mayor eficienciaoperativa: se internizaron ms de cuatrocientos componentes (engranajes, ejes, plataformasflexibles, sacapajas, etc.) que permiti sustituir ms de cien proveedores externos y sereestructuraron los cuadros gerenciales para adecuarlos a los programas de diversificacin que secomenzaron a encarar.70

    La compra de Vassalli por el grupo Koner gener expectativas favorables. El departamento deingeniera sac un nuevo modelo (Vassalli 1200), y un plan de ventas agresivo con rebajas deprecios y pago en quintales de soja gener un xito de ventas. Ms an, despus de aos de noparticipar en los mercados externos, la firma pudo colocar un lote importante de cosechadoras en

    67 En 1988 se produjo un fugaz repunte del sector. La recuperacin de los precios de los granos influida en granmedida por la sequa norteamericana fue el motor para la reactivacin de un mercado hasta el momento diezmadopor las continuas crisis del agro. Por momentos se lleg a plena capacidad de las plantas.68 BND (1988), p. 7.69 El Grupo Koner era un holding de treinta y ocho empresas que encabezaba Hctor Salgado y que tena variascompaas constructoras y madereras; tambin posea a Talent, Zenith y Sudamtex El grupo era dueo del 99% deMarac, el 66% de Vassalli y el 50 % de Zanello, que a su vez participaba en las otras y se encargaba junto conKoner de la gestin empresaria. Construcciones metalrgicas Zanello SA era una empresa lder en la fabricacin detractores. Haba tenido un gran auge en los setenta con el proceso de renovacin del parque y con el lanzamiento delos tractores articulados. Industrias Marac SA fabricaba implementos de labranza y Migra SA sembradoras. Por suparte Sideral produca tornos y otras mquinas herramientas; Nueva Estrategia, Dinmica Rural, octubre de 1987.70 Nota del veedor en R. Vassalli, Ovidio Larraga al Ministerio de Economa, 16 de noviembre de 1989, enABND, BND, Expediente 88.420, Cpo. 20, f. 6.424. Los proyectos de diversificacin ms importantes incluanacuerdos de complementacin con Migra y Marac para la fabricacin de carrocera y montaje de un camin de 4,5toneladas de capacidad, un vehculo todo terreno y mnibus urbanos para media y larga distancia. Roque VassalliSA, Memoria y Balance, 1988.

  • 22

    la Repblica Popular de Benin.71 En mayo de 1990, a pesar de la crisis y los golpeshiperinflacionarios la fbrica produca el rcord de cinco cosechadoras por da; pero pronto lainestabilidad cambiaria y la inseguridad econmica desalentaron la produccin rural y lademanda de mquinas agrcolas cay raudamente.72 Los resultados de la firma fueron negativos apartir de 1991 y pronto se ventilaron denuncias de maniobras dolosas por parte de los nuevospropietarios: la DGI denunci una defraudacin por setenta y cinco millones de dlares en lo quesera el caso ms grande de evasin en la historia del fisco argentino.73 La planta de Firmat separaliz en 1992 mientras se buscaban nuevos aportes de capital. Reabrira sus puertasfugazmente en 1996 para cerrar nuevamente dos aos despus.74

    Los ltimos lustros. La nueva apuesta de Vassalli y su familia

    Con la llegada del plan de Convertibilidad surgieron nuevos problemas para los productores demaquinaria agrcola, principalmente derivados de la poltica de apertura y del retraso del tipo decambio.75 Como haba ocurrido durante la gestin de Martnez de Hoz, en los aos noventaingresaron numerosas mquinas extranjeras, especialmente cuando modificaciones tecnolgicaspermitieron un incremento importante de la produccin agrcola.76 Par estimular la produccin

    71 Cosechadoras argentinas para el mercado africano, El Cronista Comercial, 24 de marzo de 1988 y Vassalli, 40aniversario, mbito Financiero, 16 de agosto de 1989..72 Las ventas de tractores, por ejemplo, fueron en 1990 las ms bajas en tres dcadas.73 DGI denunci una evasin record al amparo de la promocin industrial, La Nacin, 13 de abril de 1988 y DGI:el personal denunci demoras con Koner-Salgado, mbito Financiero, 24 de octubre de 1988. En noviembre de1989 la DGI solicit un embargo por 1.050 millones de dlares. Salgado fue detenido un mes despus y permanecien esa condicin hasta 1996, con alguna espordica excarcelacin. El escndalo tambin arrastr a funcionarios deesas reparticin estatal.74 Ocuparon en Firmat la empresa Roque Vassalli, La Nacin, 29 de junio de 1992. La fbrica haba dejado deproducir. En febrero se haba anunciado un convenio con Volvo para ponerla en funcionamiento, pero segn laUOM, la familia Salgado traba(ba) las negociaciones con otros grupo de inversores interesados. De hecho Volvoretir su oferta cuando Salgado fue preso y su esposa, Marta Allegretti qued al frente de la empresa, denunciadams tarde por vaciamiento. Finalmente Vassalli SA se asoci con Rubi Crown SA con el fin de revertir elconcurso preventivo. La nueva empresa tendra la exclusividad para fabricar maquinas marca Vassalli; al terminodel contrato devolvera la planta a sus dueos. El nuevo socio exigi adems la firma de un Convenio de pazlaboral y social por el cual los trabajadores se comprometan a no realizar conflictos por 18 meses. Para atender elconcurso preventivo Vassalli se asoci con Rubi Crown, El Cronista Comercial, 22 de setiembre de 1994. En esecontexto, Salgado present acciones de Vassalli para pagar la fianza de un milln de dlares fijada para otorgarle lalibertad; el juez consider que esas acciones eran papel picado y la fianza fue denegada. Vaciamiento, LaNacin, 13 de septiembre de 1993 y Salvataje de Roque Vassalli. Coca Salgado se casa con Rubi Crown, Pgina12, 26 de setiembre de 1994.En 1996, luego de un saneamiento econmico y financiero y de la superacin de instancias judiciales con ayudacrediticia, Vassalli reabri sus puertas con slo ciento cincuenta empleados. La reapertura coincidi con ciertarecuperacin del agro luego de la crisis de 1995; no obstante la vieja empresa fue a la quiebra en febrero de 1998.Quiebra de Roque Vassalli. Las locales, fuera de juego, Pgina 12, 15 de febrero de 1998. Con la quiebra, lajusticia seleccion a IVANAR SA, una empresa fabricante de chapas laminadas y tubos, para arrendar la planta porseis meses y mantener una produccin mensual no inferior a las 20 cosechadoras.75 El parque de maquinarias tiene una antigedad de 15 a 20 aos (mas del 50%) Escasa reposicin decosechadoras, El Cronista Comercial, 2 de agosto de 1992.76 La incorporacin de tecnologa en el agro, ligada al uso ms intensivo de insumos y cambio en el manejo de loscultivos (como la expansin de la siembre directa) se reflej en un importante aumento de la produccin de granosdurante toda la dcada del noventa y la mitad de la siguiente. Vase Anexo, Cuadro.

  • 23

    local, en 1993 el gobierno puso en marcha un rgimen de reintegros (que si bien lo cobraba elfabricante tena por destinatario al productor a quien le era adelantado por una rebaja del preciodel 10%); la medida ms tarde derogada- tuvo un inmediato impacto positivo para la industriade maquinaria agrcola. Un ao despus la recuperacin de los precios internacionales consolidel avance que continu, con excepcin de 1995 por efecto de la crisis del tequila, en 1996.

    La oferta importada de maquinaria jaqueaba de todos modos a la produccin local. En 1995 tresde cada cuatro cosechadoras que se vendan en el pas provenan del exterior. La cosechadoralder era la fabricada por la estadounidense John Deere, que se importaba en su mayora desdeBrasil. Entre las locales sobreviva Arus que haba sido adquirida por Deutz y fabricaba un parde modelos competitivos y la nueva planta que arm Roque Vassalli en 1990.77 Ambas empresasproducan unas cuatrocientas cosechadoras al ao y capturaban el 30 % del mercado interno.78

    Paralelamente se produjo un cambio en la estrategia industrial de las firmas locales: tendieron aincrementar la participacin en el montaje de subconjuntos o partes crticas de origen importadolo que favoreci su actualizacin tecnolgica y su capacidad de competir con las mquinasimportadas.79 Estos cambios en los procesos productivos tambin fueron estimulados por lapoltica oficial; el reestablecimiento del reintegro a fines de 1996 permiti mejorar la capacidadcompetitiva del subsector.80

    En los ltimos aos de la dcada del noventa las ventas de maquinaria agrcola se vieronprofundamente afectadas por la cada de los precios de los granos y el elevado endeudamiento delos productores rurales. La devaluacin del real brasileo en 1998 tambin acentu la asimetrade los costos de produccin y el ingreso de implementos agrcolas desde ese pas fueprcticamente imposible de enfrentar.81

    just like starting over: el nuevo emprendimiento de Roque Vassalli (1990-1999)

    Roque Vassalli no abandon la actividad productiva cuando debi vender al grupo Koner lafbrica que haba fundado cuatro dcadas antes. El viejo empresario se refugi en la pequeasubsidiaria Vassalli Fabril SA ubicada en Firmat y pronto cre una nueva empresacomercializadora: Don Roque SA. Una solicitada de diciembre de 1989 daba cuenta del nuevoemprendimiento y del estratgico y amplio vnculo que haba construido con los proveedores:

    77 Un salto en la corta y trilla, Clarn, 13 de diciembre de 1994.78 Cosecharas tu siembra. Los fabricantes cordobeses de maquinaria agrcola ante la reconversin, Mercado,Crdoba, marzo de 1995.79 Las cosechadoras nacionales anteriores a la dcada del noventa tenan como desventajas tcnicas la ausencia devariador de cilindro, el inadecuado diseo de tolvas, la baja ergonoma del puesto de conduccin, el deficientediseo de los cabezales flexibles para la recoleccin de soja y el escaso desarrollo de elementos de regulacin paradisminuir prdidas. Con la aplicacin del PROPECO 1990/95, un plan par reducir las prdidas en ms de un 30% en5 aos, se logr la mejora de los equipos y fundamentalmente la concientizacin de los productores y contratistassobre la necesidad de evaluar prdidas y mejorar la regulacin de cabezales y cosechadoras, como tambin el controlde malezas y el adelantamiento de la fecha de cosecha; vase al respecto Bragachini, Mario, Andrs Mndez y JosMonchamp (2000).80 Ese ao slo el 20 % de las mquinas que se vendieron eran de origen importado. La industria de la maquinariaagrcola teme por su futuro, La Nacin, 22 de agosto de 1996.81 Un freno a la avalancha brasilea, La Nacin, 14 de febrero de 2000.

  • 24

    Hoy vuelvo a iniciar un nuevo emprendimiento con la misma fe de mis primeros tiempos. Desde la presidencia delos directorios de Vassalli Fabril SA y Don Roque SA envi a todos los productores agropecuarios, proveedores yconcesionarios que permanentemente lucharon y me brindaron su apoyo mi reconocimiento ms profundo. Deseoque mis nuevas cosechadoras Don Roque, que pronto estarn en el mercado nacional, sean en verdad mensajeras deun nuevo proyecto nacional de crecimiento.82

    La estrategia de Vassalli era muy clara: conservar sus lazos con proveedores y contratistas y laidentidad de sus mquinas. Roque Vassalli SA (en manos de Koner) poda tener la vieja planta,pero Vassalli Fabril SA era la empresa de don Roque. En 1993 vendi 78 mquinas y ya era elsegundo fabricante nacional detrs de la otra Vassalli; un ao despus duplic la cifra y ocup el40 % del mercado, detrs de Aras; finalmente en 1996 alcanz el primer puesto entre lasnacionales fabricando 18 unidades mensuales.83 Pero se enfrentaba desventajosamente frente alas importadas por John Deere desde Brasil.84

    Vassalli debi reestructurar su aparato productivo al igual que otras empresas del sector yperfeccionar su red de concesionarios para poder competir con las mquinas brasileas eincrementar sus ventas y penetracin en el mercado. A partir de 1994, la firma encar unconstante proceso de modernizacin con la incorporacin de mquinas de ltima generacin, lainstalacin de un nuevo proceso de pintado y la ampliacin de su pequea planta fabril.Paralelamente incorpor el personal tcnico que expulsaba su antigua planta ya en crisis.

    En slo seis aos la empresa ofreci cinco nuevos modelos de cosechadoras con diferentesdiseos; en 1995, cuando contaba ya con 80 aos, Vassalli present en un stand de la ExposicinRural de Palermo su trigsima creacin: la Don Roque 125.85 La firma creci a un ritmosostenido de casi el 20% anual acumulativo hasta 1998, ocupando el segundo puesto en elmercado (con un promedio de 220 cosechadoras anuales vendidas), para luego sufrir laretraccin general de ventas de los ltimos aos de la dcada del noventa y la devaluacin deBrasil que le quit competitividad frente a las cosechadoras importadas desde ese pas.

    La revancha pstuma del empresario innovador

    En 1998 la vieja planta de Vassalli era operada a travs de un contrato de locacin judicial por lafirma Fbrica de Elementos Agrcolas; dos aos despus, en medio de fuertes cuestionamientos yproblemas laborales, el contrato no fue renovado. A fines de 2002, la justicia dispuso la venta dela fbrica y de la marca Vassalli.86 Mariana Rossi Vassalli y su medio hermano Martn VismaraVassalli, nietos del ya legendario Don Roque, ofertaron 6 millones de pesos (unos dos

    82 El pas y el agro merecen este nuevo esfuerzo, mbito Financiero, 22 de diciembre de 1989.83 La planta de Vassalli Fabril tena 6.500 metros cuadrados cubiertos (en un terreno de 20.000 m2) y ocupaba en1996 122 personas y otras 90 en forma indirecta. Vasalli Fabril fue en sus comienzos una empresa fabricante debateas para plataformas, carritos, recolectores y accesorios cuya actividad industrial se redujo al mnimo en el trienio1987-1990. A partir de ese ao comenz a fabricar cosechadoras bajo la marca Don Roque, Vassalli Fabril SA:Eficiencia y diseo en cosechadoras, El Cronista Comercial, 10 de mayo de 1996.84 Vassalli se quejaba de que el MERCOSUR haba sido hecho para los brasileos. No digo que la idea del mercadoregional est mal, pero tambin es cierto que tiene que ser contemplado lo que representa la industria nacional a laque en nuestro caso la hemos construido a costa de mucho sacrificio, no puede ser que ahora se nos quiera destruirde un plumazo. La maquinaria agrcola pelea su futuro, La Nacin, 17