El Amor Es El Maestro

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Crecimiento

Text of El Amor Es El Maestro

  • 1

    LA MAESTRIA DEL AMOR

    CONSULTOR/A EN MINDFULNESS

    DOROTA JANASIK

  • 2

    NDICE

    1. AGRADECIMIENTOS 3

    2. PRLOGO 4

    3. SISTEMA DE CREENCIAS 5

    4. LA PRACTICA DE MINDFULNESS/LAS RELACIONES 6

    5. APEGO Y AMOR 7

    6. EL VERDADERO AMOR 8

    7. EGO Y EL AMOR 9

    8. CULTIVAR EL AMOR VERDADERO 10

    9. CRISIS DE PAREJA 11

    10. DUELO Y RUPTURA 12

    11 PLAN DE TRABAJO 13

    12 CONCLUSIONES 14

    12. BIBLIOGRAFIA 17

  • 3

    1. Agradecimientos

    Quiero agradecer de todo corazn a Pascale por guiarme en este viaje tan profundo; un laberinto del crecimiento y la autoconciencia.

    Tambin quiero agradecer a mis compaeros y compaeras del curso, las acompaantes del alma, por poder compartir todas estas experiencias .

    Agradezco a la Escuela Transpersonal y al Maestro Jos Mara por estar aqu y ahora.

    Gracias, Gracias, Gracias.

    Tres pasiones, simples, pero abrumadoramente intensas ha gobernado mi vida: el ansia de amor, la bsqueda de conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad. Estas tres pasiones como grandes vendavales me han llevado de ac para all, por una ruta cambiante, sobre un profundo ocano de angustia, hasta el borde mismo de la desesperacin.

    He buscado el amor; primero porque conduce al xtasis, un xtasis tan grande que a menudo hubiera sacrificado el resto de mi existencia por unas horas de este gozo. Lo he buscado, en segundo lugar, porque alivia la soledad en que una conciencia trmula se asoma al borde del mundo para otear el fro e insondable abismo sin vida. Lo he buscado finalmente porque con la unin del amor he visto, en una miniatura mstica, la visin anticipada del cielo que han imaginado santos y poetas. Esto era lo que buscaba y aunque pudiera ser demasiado bueno para esta vida humana, esto es lo que-al fin-he hallado.

    Con igual pasin he buscado el conocimiento. He deseado entender el corazn de los hombres. He deseado entender porque brillan las estrellas. Y he tratado de aprehender el poder pitagrico en virtud de cual el nmero domina al flujo. Algo de esto he logrado, aunque no mucho.

    Bertrand Russel, Autobiografia, 1967

  • 4

    2. PRLOGO

    Creo que no hay otra forma de conocer la vida que vivirla, fluyendo con ella. Tambin considerarla como un camino de maduracin y autoconocimiento. Este viaje ha sido un aprendizaje y una experiencia increble que marca cada instante y cada momento de mi vida. En este proceso de descubrir quien realmente soy tenia que dejar ir y abandonar todo aquello me impide ser.

    Solt observando mis pensamientos, los patrones de conducta y todo a lo que estaba apegada (tena que soltar el amor para saltar). Observando mis apegos una y otra vez fue como destruir los muros de mi ego. Soltar el ego y saltar al amor. Por eso mi necesidad de compartir el mensaje de este gran camino de Arte de Amor es muy grande.

    Mindfulness nos permite vivir en un estado de paz. Mindfulness para m es una libertad. Mindfulness es estar aqu en este preciso momento porque realmente lo que tenemos es AHORA.

    Entre las orillas del dolor y el placer fluye el ro de la vida. Solo cuando la mente se niega a fluir con la vida y se estanca en las orillas se convierte en problema.

    Fluir quiere decir aceptacin, dejar llegar lo que viene, dejar ir lo que se va.

    Sri Nisargadatta Majarji

  • 5

    3. Sistema de creencias

    Mi mitologa era muy compleja y llena de comportamientos y hbitos mecnicos creados por la sociedad por mi familia. Por eso, en momentos clave de mi vida, me deje llevar por el hbito de pensar automticamente. En estos momentos no pude soltar ni mirar bien, as como tampoco pude observar. Varias veces me he encontrado atrapada entre las ideas del pasado y del futuro, as como tambin del sufrimiento y del temor, hasta que entend que todo esto tiene su origen en la prctica, en nuestros hbitos y costumbres. Don Julio Ruiz (1999) habla precisamente sobre este acuerdo que tenemos con nosotros mismos y que lo ponemos en prctica hasta que se convierte en algo tan rutinario que dejamos de prestar atencin a lo que hacemos. Entonces nos comportamos en una forma determinada solo porque estamos acostumbrados a actuar y reaccionar as. Tambin he observado como un pensamiento torcido conlleva un refrendo somtico o emocional. En mi caso todo somatizado en el estmago, que es el centro de gravedad del cuerpo y la fuente de energa vital que se conecta con otros canales energticos. Por igual resulta que tambin mi cuerpo emocional estaba lleno de heridas infectadas por el veneno emocional (las sombras). Apareci entonces la incomodidad, cansancio mental y miedo. La capacidad destructiva del veneno emocional, voy a llamarlo la sombra (odio, resentimiento, tristeza, envidia) es muy poderosa y es una manifestacin del miedo, porque los seres humanos vivimos con un miedo continuo enfrentando o mas abrazando las sombras que originan grandes conflictos a donde quiera que vayamos. La forma en la que nos relacionamos con el mundo entero nos causa mucho dolor y sufrimiento. Sin ninguna razn nos enfadamos y sentimos celos, envidia o tristeza e incluso decir palabras de amor resulta imposible.

    Todos seguimos con este juego de la sombra tan peligroso y abrumante y seguimos iniciando relaciones, casndonos y teniendo una familia y en medio de este sistema de creencias llegamos al punto donde nos encontramos con otro gran sistema de negacin. Este sistema simplemente cierra las puertas del proceso de liberacin y transformacin el cual pareciera la mscara de la sociedad, porque resulta demasiado doloroso permitir que nos vean tal como somos o que nosotros por fin descubramos quien realmente somos. Cuando esto ocurre todo empieza a bloquearse y la confianza en nuestras capacidades reales muere, pero cuando llegas al nivel de maestro de la consciencia todo cambia y empiezas a ser lo que realmente eres. Todo empieza a fluir y a nacer, nace la energa positiva y creativa, la que ya convertida se puede manifestar en todos los niveles de la vida.

    Don Julio Ruiz (1999) habla de algo muy importante: dice que cuando un ser humano nace su mente y su cuerpo emocional estn completamente sanos. Cuando llegamos a los 4 aos de edad es donde nacen las primeras heridas en el cuerpo emocional y se infectan con el veneno emocional que viene de un adulto ya programado automticamente. Los nios son como esponjitas que captan cada detalle y se contiagan muy rpido. Es la domesticacin del ser humano. Es por eso

  • 6

    que cuando nos comportamos como nios todo nos resulta maravilloso y tan rico porque es el estado natural de la mente humana.

    4. La prctica de Mindfulness y las relaciones

    Jos Maria doria escribe en su libro que el hecho de relacionarse en pareja desde la desnuda intimidad emocional hace patentes los aspectos sumergidos de nuestra personalidad, aspectos a menudo forjados para situarnos en zonas de proteccin y defensa. La relacin de pareja asimismo presenta constantes retos para desarticular proyecciones y hacer nuestro lo que habitualmente vemos fuera. De esta forma mi relacin de pareja y mis relaciones interpersonales fueron un buen laboratorio para expresar y reconocer mis luces y sombras. Me siento privilegiada de caminar este camino de vivir en un espacio para desarrollar valores y virtudes que pueden motivar e impulsar la evolucin de quien soy.

    La prctica de Mindfulness ayudo a ver los patrones de comportamiento que me dificultan relacionarme. Me di cuenta que los problemas de relacin pueden movilizar emociones desagradables que reactivan recuerdos o sentimientos ligados a heridas pasadas asociadas a formas de relacin antiguas y disfuncionales. Encontrarme atrapada o amenazada por viejas pautas reactivaba automticamente las memorias de mi infancia. Gracias a la prctica de Mindfulness pude reconocer las barreras determinadas por la influencia de mis relaciones ms tempranas. Mi seguridad y estabilidad dependi de mis padres y de mis cuidadores cuando era nia, que no siempre fueron capaces de sintonizar con mis necesidades (aunque hicieron todo lo que pudieron). Hoy puedo saltar.

    Amor, si fueras aire y respirarte

    Y si fueras vino y beberte

    Si fueras sombra para no perderte

    O si fueras camino y caminarte

    Amor fueras cantar para cantarte

    Fueras hilos en mis manos y tejerte

    Que mi aliento fueras y comerte

    Si fueras tierra, Amor para labrarte

    Si fueras para mas que para amarte:

    Amor, Amor, Amor si fueras muerte

    Manuel de Lope

  • 7

    5. Apego y Amor

    John Bowly ( 1969) fue el primer psiquiatra en utilizar el termino apegoal firmar que es mucho mas probable que los nios se sientan seguros, conectados y amados si sus padres son capaces de permanecer sintonizados en el momento presente con el mundo de las emociones y necesidades internas del nio. Durante las dcadas siguientes los psiclogos que estudiaron este punto descubrieron que el estillo de apego puede variar de nio en nio y que algunos estilos puedan estar ligados a una sensacin de seguridad y confianza, mientras que otros pueden estar en la base de la inseguridad y la ansiedad. Actualmente los neurocientificos tambin descubrieron que los estilos de apego afectan al cerebro. Allan Schore describe en alguna de sus obras los cambios estructurales producidos por el apego en el cerebro durante los dos primeros aos de vida. Ms recientemente, Dan Siegel (2007) en su obra Mindfulness y Cerebro afirma que la conexin entre padre y nio provoca un estado de resonancia que permite que el nio se sienta sentido. Este estado de resonancia contribuye al establecimiento de circuitos reguladores en el cerebro que alientan la resiliencia y la capacidad