So You Don't Want to Go to Church Anymore

  • View
    1.554

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

So You Don't Want to Go to Church Anymore

Transcript

  • 1. As que ya no quieres ir Dedicatoria A los Bendecidos - Los de hoy y aquellos que travs de a la iglesia? toda la historia que fueron insultados, excludos, y calumniados por simplemente seguir al Cordero ms all de las normas aceptadas de la tradicin y de la cultura. Mateo 5:11 Por Jacobo Colsen
  • 2. Contenido 1. Extrao y aun Ms que Extrao 2. Un Paseo en el Parque 3. Es esto Educacin Cristiana? 4. Por qu no Han Funcionado tus Promesas? 5. Amor con un "Anzuelo" 6. Dios Amoroso o Hada Madrina? 7. Cuando Cavas un Hoyo para Ti, Tienes que Echar la Tierra Sobre Alguien Ms 8. Mentiras Inadmisibles 9. El nombre puede cambiar, pero sigue siendo una caja. 10. Ganado para la Confianza 11. Alzando el Vuelo 12. La Gran Reunin 13. La Despedida Final Acerca de los Autores El original (en ingls) fue publicado por: Windblown Media 7228 University Dr Moorpark, CA 93021 (805) 529-1728 ISBN 978-0-9647292-2-3 Y tambin en la Internet en: http://www.jakecolsen.com Derechos del autor 2006 Lifestream Ministries Se permite copiar o reproducir este documento, bajo la condicin de que se reproduzca en su integridad, y que no sea vendido por ganancia econmica.
  • 3. -1- Extrao y aun Ms que Extrao En ese momento, era la ltima persona que yo hubiera querido ver. Mi da ya haba sido horrible, ahora de seguro se iba a poner peor. Pero all estaba l. Acababa de entrar a la cafetera. Pens en esconderme detrs de la mesa, pero vi que esto se hubiera visto bastante infantil. Baj la cabeza e intent esconder mi rostro entre mis manos. Entre mis dedos pude ver como l tomaba un vaso y lo llenaba de jugo de frutas. Ech una mirada al rea de las mesas. Despus se dio cuenta de que no estaba solo, y con una mirada sorprendida camin en mi direccin. Por qu aqu y por qu en esta noche? Este haba sido nuestro peor da en una batalla larga y agotadora. Desde las tres de la tarde, cuando el asma intent estrangular a Andrea, nuestra hija de doce aos, mi esposa y yo
  • 4. velbamos por su vida. La habamos llevado al hospital a toda odiado en la iglesia que ayud a fundar hace 15 aos, e incluso prisa, vindola luchar para poder respirar. Despus habamos tengo ms problemas en mi matrimonio que antes. visto como los mdicos y las enfermeras hacan esfuerzos para combatir su asma. Para que comprendas lo frustrado que estoy, tendras que volver conmigo al da cuando me encontr con Juan por primera vez. Aunque mi esposa y yo la habamos visto sufrir toda su vida, reconozco que yo no aguanto bien estos momentos. Me enojo Mi esposa y yo celebramos nuestro 17 aniversario de bodas con tanto al verla sufrir, y no importa cunto oramos por ella y otros un viaje de tres das a la playa Pismo en la costa central de han orado, el asma sigue empeorando. California. En el camino de regreso nos detuvimos para almorzar en el centro de la ciudad de San Luis Obispo. Finalmente, los medicamentos hicieron efecto y ella comenz a respirar con ms facilidad. Mi esposa se fue a casa para dormir Despus fuimos a hacer compras cada quien por separado. All y recuperarse del desvelo, y tambin para tomar el lugar de sus me encontr con un grupo de personas que discutan a viva voz padres que haban venido para cuidar a nuestra otra hija. Yo me en la calle. qued en el hospital durante la noche. Finalmente, Andrea se durmi y yo pude ir a la cafetera para tomar un caf y leer Cuatro alumnos de preparatoria y dos hombres de edad mediana tranquilamente. Estaba demasiado estresado para poder dormir. tenan unos volantes celestes en sus manos y vociferaban. Yo haba visto esos volantes antes. Era una invitacin a un drama Encontr una mesa para estar solo. Estaba tan enojado que ni acerca de las llamas del infierno, que iban a presentar en una siquiera poda pensar bien. Qu mal haba hecho yo para que iglesia local. mi hija tuviera que sufrir tanto? Por qu Dios ignoraba mis oraciones desesperadas por su sanidad? Otros padres se "Quin querra ir a esta produccin teatral de segunda desesperan por tener que llevar a sus hijos a todas sus categora. . .?" actividades. Pero yo ni siquiera s si Andrea sobrevivir su prximo ataque de asma, y me preocupo por los esteroides que "Yo nunca volver a pisar una iglesia. . ." tenga que tomar que pueden estropean su crecimiento. "Conozco de que se trata, aun tengo las cicatrices, y no En medio de mi enojo, l asomo su cabeza en mi espacio volver..." privado. Ahora mismo se acercaba a mi mesa, sinceramente pens en golpearle la boca si la abra. Sin embargo, yo saba que Se interrumpan unos a otros, por tanta presin de querer soltar no lo hara. Soy violento solo por dentro, pero no por fuera su veneno. donde todos lo pueden ver. "Cmo puede esa gente arrogante pensar que pueden juzgarme Jams haba conocido a una persona ms frustrante que Juan. y. . .?" Me entusiasme tanto cuando nos encontramos por primera vez, y sinceramente, nunca haba conocido a alguien tan sabio como "Me gustara ver que pensara Jess si l entrase a una de estas l. Pero l solo me trajo tristeza. Desde que l entro a mi vida, iglesias... perd mi empleo con el cual haba soado toda mi vida, soy "No creo que entrara en alguna. . ."
  • 5. "Y si lo hiciera, probablemente se dormira." intensidad de sus ojos. Su mirada era profunda e intensa. Yo no poda apartar la mirada. Pareca saber algo que nadie ms Los dems se rieron. conoca. "O quizs se matar de risa..." Mientras tanto, el debate entraba en calor, aquellos que "O de llanto", dijo otra voz, lo que hizo pensar a todos por un atacaban la iglesia, expresaron ahora su ira contra Jess mismo momento. y lo llamaban un impostor. Como era de esperarse, esto enoj aun ms a los que defendan a la iglesia: "No esperes "T crees que l se pondra un traje y. . .?" demasiado, hasta que tengas que mirar su cara mientras caigas al infierno!" Pareca que ya se iban a dar de puetazos, "Solo para esconder el ltigo con el cual quiere limpiar el cuando el extrao inserto su pregunta: templo." "Ustedes realmente no tienen ninguna idea de cmo era Jess, El volumen de sus voces atrajo a otras personas que estaban verdad?" pasando. Ahora la discusin se intensific, porque algunos de los nuevos desafiaban a aquellos que criticaban a la iglesia. Las palabras salan suavemente de los labios del hombre, en fuerte contraste con la algaraba previa. La fuerza de sus Todos se acusaban unos a otros. Yo haba escuchado antes palabras no se perdi. La bulla ces, mientras perplejos, todos muchas de estas acusaciones - acerca de los edificios se miraban de manera desconcertada. "Quin dijo esto?" todos extravagantes de las iglesias, los hipcritas, las predicaciones se parecan preguntar buscando a quien estuviera hablando. aburridas, lo agotado que la gente se siente por las abundantes reuniones a la que asisten. Aquellos que queran defender la Yo me re en silencio porque nadie miraba hacia el hombre que iglesia, reconocieron que algunas de estas debilidades existan, acababa de hablar. Era tan bajo de estatura que era fcil no pero intentaron sealar las muchas cosas buenas que hacan las notarlo. Pero yo haba estado observndolo a el y al grupo de iglesias. personas, intrigado por como se comportaba. Justo en ese momento le vi a l. Podra tener cualquier edad Entonces l volvi a hablar en medio del silencio: entre los 35 y los 55. Era de estatura promedio, con pelo oscuro ondulado y una barba despeinada, y con unas pocas canas. Traa "Tienen ustedes alguna idea de cmo era l?" su camiseta verde desteida, pantaln de mezclilla y sus zapatillas, su aspecto tosco me hizo pensar que era una reliquia Esta vez, todas las miradas se dirigieron hacia donde venia la de los aos 60; excepto que no deambulaba sin rumbo. voz, sorprendidos. De hecho, lo que ms me llamo la atencin, fue su manera "Tu qu sabes de l, abuelo vejarrn?" pregunt finalmente determinada de caminar. Se acercaba directamente al centro de uno de ellos, en tono de burla, hasta que las miradas la discusin acalorada, con la cara intensa como de un perro desaprobantes de los dems lo callaron. Pero el extrao no tena pastor alemn que escucha un sonido extrao en la noche. prisa de hablar. El silencio se prolong en el aire, hasta que e