Texto: Miguel Ángel Mesa. Presentación: M.Asun Gutiérrez. Música: Amor algo maravilloso.

  • Published on
    11-Mar-2015

  • View
    9

  • Download
    5

Embed Size (px)

Transcript

<ul><li> Diapositiva 1 </li> <li> Diapositiva 2 </li> <li> Texto: Miguel ngel Mesa. Presentacin: M.Asun Gutirrez. Msica: Amor algo maravilloso </li> <li> Diapositiva 3 </li> <li> Lanzaste a tu madre una pregunta, a bocajarro: cmo puede el amor que os tenis durar tantos aos? </li> <li> Diapositiva 4 </li> <li> Y ella, despus de recibir su impacto, y unos breves instantes de reflexin, te respondi: </li> <li> Diapositiva 5 </li> <li> Participando en la cotidianidad, en la compra, la comida, los problemas, la serenidad. </li> <li> Diapositiva 6 </li> <li> Sanando las abiertas heridas, brindando una primera sonrisa, acrecentando la libertad compartida, abandonando la sombra y la prisa. </li> <li> Diapositiva 7 </li> <li> Perdonando las humillaciones, las palabras lacerantes, el reproche por las dainas emociones, el recuerdo de errores distantes. </li> <li> Diapositiva 8 </li> <li> Regalando una caricia, un beso, una flor, un poema, un abrazo, dedicando un momento de embeleso, dejndote llevar por la pasin y su zarpazo. </li> <li> Diapositiva 9 </li> <li> Sintiendo en el alma la sangre y la oscuridad, las lgrimas, la angustia, el lamento, comprometiendo toda tu humanidad en abrir brechas al muro del desaliento. </li> <li> Diapositiva 10 </li> <li> Descubriendo el universo de la ternura en un destello, una palabra, una mirada, y dejando que se consuma levemente la vida tras el amor y su sombra en la persona amada. </li> <li> Diapositiva 11 </li> <li> Lanzaste a tu madre una pregunta, a bocajarro: cmo puede el amor que os tenis durar tantos aos? Y ella, despus de recibir su impacto, y unos breves instantes de reflexin, te respondi: Participando en la cotidianidad, en la compra, la comida, los problemas, la serenidad. Sanando las abiertas heridas, brindando una primera sonrisa, acrecentando la libertad compartida, abandonando la sombra y la prisa. Perdonando las humillaciones, las palabras lacerantes, el reproche por las dainas emociones, el recuerdo de errores distantes. Regalando una caricia, un beso, una flor, un poema, un abrazo, dedicando un momento de embeleso, dejndote llevar por la pasin y su zarpazo. Sintiendo en el alma la sangre y la oscuridad, las lgrimas, la angustia, el lamento, comprometiendo toda tu humanidad en abrir brechas al muro del desaliento. Descubriendo el universo de la ternura en un destello, una palabra, una mirada, y dejando que se consuma levemente la vida tras el amor y su sombra en la persona amada. Miguel ngel Mesa </li> </ul>

Recommended

View more >