Click here to load reader

N” 4 Permanente Seccional NeuquØn - Aten · PDF fileExtender los límites de nuestro pensamiento, ... las grandes narrativas en el incómodo contexto de la política, ... aprendan

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of N” 4 Permanente Seccional NeuquØn - Aten · PDF fileExtender los límites...

  • CuadernosCuadernosCuadernosCuadernosCuadernosde formacinde formacinde formacinde formacinde formaciny debatey debatey debatey debatey debate

    Comisin deFormacinPermanente

    aaaaatententententenSeccional Neuqun

    N 4

    Espaciosescolares

    y relacionesde gnero

    (Visibilizando el sexismoy el androcentrismo

    cultural)

  • Espacios escolaresy relaciones de gnero

    (Visibilizando el sexismoy el androcentrismo cultural)

    Colectiva Feminista "La Revuelta"

    Nosotras, maestras, profesoras, educadoras, blancas,heterosexuales, lesbianas, bisexuales... damos valor a lo

    personal. Lo hacemos poltico. Y esto porque al compartircon otras mujeres las vivencias personales en nuestro paso

    por las instituciones educativas como estudiantes, comotrabajadoras de la educacin, no podamos aceptar que

    todo lo que tenamos en comn fuese simplecoincidencia. Entre las feministas las experiencias

    personales pueden ser materia prima, datos para lainvestigacin, para la reflexin, para la produccin de

    saberes y conocimiento. As, lo que proponemos en estecuaderno de formacin y debate

    est profundamente enraizado ennuestra propia experiencia vital

    con la educacin y nuestro deseode analizarla y ponerla en cuestin

    para poder transformarla.Desde aqu, la consigna de defensa

    de la escuela pblica a secas, nosresulta cuanto menos un slogan

    incmodo si no incluimos allalgunas adjetivaciones. Abogamospor una escuela pblica no sexista,no heterosexista, no androcntrica,

    anti-racista, anti-capitalista.Extender los lmites de nuestro

    pensamiento, para pensar loimpensable, tal nos propone la

    pedagoga queer DeborahBritzman.

    Las autoras:Colectiva Feminista La Revuelta, integrada por mujeres, en su mayora docentes, quetrabajan en distintos niveles del sistema educativo.Para no hacer una extensa presentacin del grupo, preferimos hacerlo con estapoesa:

    Mudanza: abrir y pujar

    -La prxima vez que salgalo voy a hacer de m misma- dijo.-La prxima vez que vuelvalo voy a hacer guacha- dijo.Y la guachita lleg,sali invertidapor eso aprende el a,b,c,desde la z;se pasea por las callescon un ovario en cada manoy pasa largas nochesmirndose la nuca.

    Vanessa Arroyo

    Ilustraciones: Natalia Soto

    Es una publicacin de la Comisin de Formacin Permanente de la Asociacin deTrabajadores de la Educacin de Neuqun (ATEN), Seccional Neuqun, PeritoMoreno 373, Neuqun (Capital).

    Agosto 2006

    ISBN en trmite

  • Espacios escolares y relaciones de gneroColectiva Feminista "La Revuelta"

    4 5

    A modo de introduccin

    Gloria Bonder1 (2003) nos explica que Los estudios basa-dos en la categora de gnero han recorrido un largo caminodesde las tempranas y decisivas investigaciones de Stoller yRubin. Surgidos a partir de la dcada del 60, recorrieron untrayecto epistemolgico en dos sentidos simultneos. Por unaparte, se abocaron a una crtica sistemtica de las nocionesconvencionales acerca de lo masculino y lo femenino que cir-culan no slo en los discursos de sentido comn, sino tam-bin en aquellos que se designan como cientficos y que, deuna u otra forma, han proporcionado las explicaciones queasumimos como legtimas y/o verdaderas acerca de las di-ferencias sexuales y sociales entre varones y mujeres.

    Prosigue la mencionada autora, en constante crecimientoy difusin mundial, estos anlisis se han ocupado de develar ycuestionar las premisas biologistas, esencialistas yuniversalistas con las que se han concebido estas diferen-cias, as como la lgica binaria y jerrquica en las que seapoyan; de problematizar la exclusin, silenciamiento o trata-miento sesgado de la condicin de la mujer en los principalescuerpos de teora y en la informacin que dice de lo social;de explicar y proponer cambios respecto de los diversos dis-positivos sociales que participan en la construccin de unajerarqua entre los gneros en la que las mujeres y lo femeninoocupan el lugar devaluado, discriminado, subordinado u omiti-do.

    La crtica feminista ha puntualizado el carcter situado delconocimiento, la parcialidad de todas las afirmaciones, la nti-ma relacin entre saber y poder, en definitiva ha colocado alas grandes narrativas en el incmodo contexto de la poltica,retirndolas del confortable dominio de la epistemologa, aldecir de Tomaz Tadeu da Silva. En este sentido, agrega Bonder,citando a Giroux el feminismo ha sostenido, en clave de g-nero, una pregunta fundamental frente al saber instituido:Quin habla en esa teora; bajo qu condiciones sociales,econmicas y polticas formula ese discurso; para quin ycmo ese conocimiento circula y es usado en el marco derelaciones asimtricas de poder?.

    Con este material pretendemos aportar algunas categorasy pistas que nos permitan develar cmo pese a los innegables

    avances que las luchas2 de lasmujeres a lo largo de la historianos han posibilitado, y cmopese a los discursos del tipode qu se quejan? o yahemos conseguido todo, elandrocentrismo cultural alamparo del sistema patriar-cal en el que vivimos siguediciendo presente en la so-ciedad, tambin en las au-las y en las institucioneseducativas. De manera mssutil, eso es evidente; perono por ello menos efectiva.

    Nos animamos a afirmarque an hoy las nias apren-den a perder en la escuelas; por-que lo que no ha cambiado en todoeste tiempo es el status social de lasmujeres; an no hemos construido suficienteautoridad para no ser evaluadas y pensadas -para no eva-luarnos ni pensarnos- en funcin de los parmetros mascu-linos.

    La escuela y la igualdad:otra de las ilusiones modernas...

    La escuela heredada de la moderna sociedad occidental-es un espacio en el que se producen subjetividades eidentidades, mediante un proceso complejo, plural ypermanente, en el cual las/os sujetas/os estn implicadas/os y son activas/os participantes. El espacio escolar fuedesde sus orgenes un campo instituidor de diferencias,aunque los discursos de los organismos y autoridadesgubernamentales, de los medios de comunicacin, de lasleyes educativas refieran con nfasis a la igualdad. Laescuela marca, mediante mecanismos de clasificacin,ordenamiento y jerarquizacin, las posibilidades o el destinode cada sujeta/o. Estos procesos de distincin (por ejemploentre adultas/os y nias/os, catlicas/os y evanglicas/os,

    Nos animamos aafirmar que an hoy

    las nias aprenden aperder en la escue-

    las; porque lo que noha cambiado en todo

    este tiempo es elstatus social de las

    mujeres; an nohemos construido

    suficiente autoridadpara no ser evaluadas

    y pensadas -para noevaluarnos ni

    pensarnos- en funcinde los parmetros

    masculinos.

  • Espacios escolares y relaciones de gneroColectiva Feminista "La Revuelta"

    6 7

    posibilidades e inestabilidades. Ellos y ellas son a su vez,sujetas/os de distintas clases, razas, nacionalidad, religin,edades, orientacin sexual, etnia, etc. Y la escuela, eneste sentido, aparece como un espacio neutro, que nohace diferenciacin entre nias y nios.

    Sin embargo, notemos algunas diferenciaciones, queaparecen como naturales y normales en la escuela:

    - Que los nios ocupen el espacio central del patio,la cancha de ftbol, que corran invadiendo el espaciode las nias en el recreo, que interrumpan sus juegos.- Que las nias sean calladas y prolijas, que losvarones jueguen a lo brusco; enseguida opinamosque es machona la que no se ajusta a lascualidades femeninas.- Que el profe de Educ. Fsica le diga a un varn:qu llors maricn?!. Es que a golpes se hacenlos hombres decan nuestras abuelas?- Que a todo nio le guste el ftbol casi por naturalezay cuando esto no ocurre sea objeto de chistes ycomentarios del estilo: se, es mueca quebrada...medio nenita.- Que siempre se salude buenos das chicos siendoque la escuela es mixta.- Que los varones se enojen y reclamen sernombrados si un da saludamos con un buen dachicas, mientras que no nos sorprende que las niasaprendan a perder sin quejas su identidad de mujeres,en aras de la llamada economa del lenguaje.- Que los chicos digan groseras y chistesvinculados al sexo y a la sexualidad, que sean msagresivos, que rechacen el color rosa para losboletines.- Que una nia se vista de varn para un acto escolar,pero ni se nos ocurre pedirle a un varn que se vistade nia (a no ser que sea para imitaciones al estiloTinelli).- Que a las maestras nos digan seoritas y a losmaestros los traten de profesores.- Que nada de lo que hemos hecho las mujeres enla historia de la humanidad sea digno de ser contado,

    ricas/os y pobres, nios y nias) estn inscriptos en lenguajes,teoras pedaggicas, reglamentos, lineamientos curriculares,y tambin en las prcticas diarias y ms cotidianas. Seinstituyen a travs de rituales, acciones y cdigos que se vannaturalizando. Por eso, las marcas ms permanentes queatribuimos a las escuelas no siempre se refieren a loscontenidos que ellas poseen y nos presentan, sino a lassituaciones del da a da, a las experiencias comunes yextraordinarias que vivimos en su interior. Las marcas quenos hacen recordar, todava hoy, a esas instituciones tienenque ver con las formas como construimos nuestras identidadessociales, especialmente nuestras identidades de gnero(s) ysexualidades.

    Entre esas divisiones que se instituyen en la escuela, laque aparece como ms natural es la que refiere a sujetos

    masculinos y femeninos.En la escuela se aprendea ser varn y a ser mujer;tambin diremos (aunqueno profundizaremos aquen esta cuestin) que seaprende ser heterosexual,a no ser bisexual, nihomosexual, ni lesbiana, nitravesti... Y junto con estose aprende a despreciar lasdiferencias.

    Al asociar esa divisin conlos cuerpos, pensamos enformas transhistricas de sermujer o de ser varn. En

    realidad, cada cultura, en cadamomento histrico, define de

    modo particular y propio, lasformas que considera adecuadas

    y legtimas para la mas

Search related