Mi Ambiente 942

  • View
    236

  • Download
    3

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Edicion impresa del periodico semanario Mi Ambiente numero 942

Text of Mi Ambiente 942

  • Precio

    ejemplar

    buzon@

    miambiente.com.mx

    $4.50

    Medio Ambiente Educacin Poltica Ciudadana Jvenes

    Mxico D.F., a 30 de marzo de 2014 Ao 23 Nmero 942 www.miambiente.com.mx Director General: Adolfo Montiel Talonia

    2 u

    Vida y Salud Naturales 10 u

    FO

    TO: J

    UA

    N C

    AR

    LO

    S M

    AC

    HO

    RR

    O - M

    I A

    MB

    IEN

    TE

    Desafos delagua en DFy EdomexFacebookcompra

    Oculus Rift

    Se avientan "el Metro"

    Propiedadesde la nuez

    Confeti 8 u

    El regreso ala guerra fra?

    Tech & Games 8 u

    Desastrenacional

    por minas

    3 u

    5 u

  • 2 30 de marzo de 2014 General

    El martes 25 en el emblemtico Club de Periodistas, A.C., fundado por AntonioSainz de Miera, el cual preside un grupo de reconocidos periodistas, encabezadospor Celeste Sainz de Miera, quien al dar la bienvenida, en su discurso destac unllamado al Gobierno para que garantice y proteja la libertad de prensa. Hizo unacrnica de la violencia, incluso de muerte, que crece en contra del periodismo.Muchos personajes, por aos, por calidad, de la comunicacin. Entre ellos RobertoCalleja quien llev la representacin del Presidente Enrique Pea Nieto. Comocada ao, el evento es una fiesta de los periodistas. r

    Hctor Villar Barranca

    Jorge Solari "El Indio", fue jugador defutbol, argentino. Despus fue directortcnico y como tal, en Mxico, dirigi alAmrica. En Colombia, al Junior deBarranquilla, al Millonarios de Bogot;en Espaa, al Tenerife; al Huachipato, deChile; al Barcelona SC, de Ecuador; alYokohama Marinos, de Japn. Fue directortcnico de la seleccin de Arabia Saudita,en la Copa Mundial de Futbol de 1994,celebrada en Estados Unidos.

    T iene una amplia visin de lo queocurre en el balompi en el mundo. Enforma directa por experiencia personal,de manera indirecta por informacin querecibe de gente del ambiente y por lo queconoce a travs de los medios.

    Hace algunos aos, en entrevistaen la Televisin argentina, le preguntaronsobre la actitud violenta de barras en elfutbol de su pas, apareci en l un gestode preocupacin. Las barras, o sus formasy mtodos, no son propios de su espritu,por supuesto. Espritu de un hombre queama al deporte, sentimiento compartidoen su familia, llena de futbolistas.

    El entrevistador le pregunt por lasituacin en Mxico. Su expresincambi. Con la ms expresiva sonrisaexclam: Oh no! En Mxico es otra cosa.Ah se ve en los estadios a la familia. Elfutbol es un evento familiar. En plenaaceptacin de una competencia leal elpap puede llevar la camiseta de unequipo y la mam o los hijos puedenvestir la del equipo contrario. No, enMxico no existe un ambiente deintolerancia.

    En ese Mxico del aprecio de Solarilas cosas han cambiado. Las barras concomportamientos distintos, importadosde Sudamrica, ms directamente deArgentina, han construido escenariosdiferentes. Habra que preguntar aAlberto Fassi, directivo de los Tuzos delPachuca, qu opina al respecto. Es unode los promotores de esas formas deorganizacin de los grupos de animacin,porras se les llamaba, en nuestro medio.

    La actuacin de barristas de lasChivas, en el Estadio Jalisco, da cuenta

    Fin de las barras?

    de lo que pueden ocasionar acciones quese inscriben en el terreno de lo criminal.Conducta ajena totalmente a la de unaverdadera aficin por el deporte quetiene el mayor nmero de seguidores ennuestro pas y en el mundo.

    Acontecimientos como los delsbado pasado en Guadalajara, alejarna las familias de esos escenarios que,como bien haba dicho Solari, debieranser propios para una sana recreacinfamil iar.

    Sern capaces los directivos delfutbol mexicano de poner fin a las causasde la violencia en algunos de losestadios? Estarn dispuestos a aceptarsus responsabilidades? Hay otrosactores? Desde luego, entre stosdesempean papeles protagnicos lasautoridades, los jugadores, los rbitros,medios, y dentro del pblico habr quedistinguir entre quienes van al encuentropara disfrutarlo, en compaa de sushijos, y los otros, los que va a desahogarfrustraciones, rencores, el mal que llevanen s con lo cual hacen dao a los dems.

    Por lo pronto, Jorge Vergara, dueodel Guadalajara, cerr las puertas delOmnilife a las barras de las Chivas y deAmrica. Dijo en entrevistas, que no seles permitir el acceso. Quienespertenezcan a estos grupos tampocopodrn entrar de forma individual. "Lasbarras no tienen acceso, ni las nuestras,ni las del Amrica ni las de ningnequipo. Estn eliminadas del estadioOmnilife. r

    Luis E. Velasco Ypez

    Efectivamente, la minera es la segundacausa ms importante de la desaparicinde superficie de cultivo de alimentos(solamente superada por sequasseveras). La situacin es grave, pues estaactividad causa la prdida de unos 7millones de hectreas al ao en elmundo, segn agencias de la ONU.

    An cuando en Mxico sedesconoce oficialmente el nmero dehectreas agrcolas perdidas al ao porla industria minera, no quiere decir queno exista el problema. Simplemente setrata de ocultar la informacin.

    Sin embargo, el poder destructivoy de transformacin de la minera a cieloabierto es tan grande que prcticamenteafecta todo aquello que se encuentre asu alcance en 170 kilmetros a la redonda.

    De acuerdo con estudiosos de laUNAM, una mina como Cerro de San Pedro(SLP), por cada gramo de oro que se extraese producen por lo menos, 4 millones degramos de desechos slidos con diversosgrados de toxicidad y 2 millones degramos de agua altamente txica. Estascifras habr que multiplicarlas por 2millones 834 mil 952.31 gramos del metalureo que produce al ao esa mina a cieloabierto.

    La Compaa de Fresnillo en elSaucillo, Zacatecas, reporta emisionestxicas anuales de 36 millones dekilogramos; en tanto que la CompaaMinera Nuevo Monte, en Zimapn,Hidalgo, utiliza 6.7 millones dekilogramos de arsnico.

    Claro que en el pas existen minasde menor importancia que la citada, perotambin existen otras que la superan conmucho. Adems, el nmero de minas enmanos de empresas extranjeras dicadasa la explotacin de metales preciososascienden, al menos, a 500 y unas 200 queestn en poder de menos; Carlos Slim esuno de ellos.

    Asimismo, los estudiososconsideran que la minera genera al aoen Mxico, algo as como 69 por ciento deemisiones txicas reportadas del sectorindustrial, excluyendo a Pemex y CFE.

    Tampoco hay que olvidar los milesy miles de millones de toneladas de jalesmineros que dejan abandonados, mismosque contaminan suelo, agua y aire.Adems, de los polvos o materialparticulado que daa gravemente a loshumanos.

    La devastacin que causa laminera es impresionante y su impactoinmediato, medio y largo plazo en lomedioambiental, salud, social yeconmico es demoledor.

    La minera, as como otros factores,influeyen en la degradacin del suelo,cuyo dao anual asciende a 74 mil 564millones de pesos; la contaminacin porresiduos slidos, en lo que la mineraparticipa activamente, tiene un costo de51 mil 569 millones de pesos.

    En lo que se refiere a lacontaminacin del agua, que esmultifactorial, la minera tambin tieneque ver mucho en ello, ese perjuiciorepresenta un costo de 64 mil 632millones de pesos.

    Por lo que hace al agotamiento derecursos forestales y agua subterrnea,la minera genera costos que asciendena 14 mil 174 millones de pesos y 29 mil478 millones de pesos, respectivamente.

    Desde luego que la industriaminera tambin participa en formaimportante en la contaminacin, del aireque se respira. Esa polucin representaun costo de 532 mil 679 millones de pesosanuales .

    Aunque algunas otras fuentesindican que los daos causadosdirectamente por la minera alcanzara219 mil 138.2 millones de pesos por ao.

    Despus de la anterior exposicin,lo peor de todo es que las minerassolamente pagan por la concesin decada hectrea, de 5.08 a 111.27 pesos porao, mientras que sus ganancias superanlos 15 mil millones de dlares anuales,datos de estudios elaborados para laCmara de Diputados.

    Asimismo, se establece que elgobierno mexicano concesion, hasta el2010, a las empresas nacionales ytrasnacionales, 56 millones de hectreas.Eso representa algo as como una cuarta

    Causa mineradesastre nacional

    Concesiones y asignaciones mineras Cuota por hectrea (pesos)

    I. Durante el primer y segundo ao de vigencia 5.08II. Durante el tercero y cuarto ao de vigencia 7.60III. Durante el quinto y sexto ao de vigencia 15.72IV. Durante el sptimo y octavo ao de vigencia 31.62V. Durante el noveno y dcimo ao de vigencia 63.22VI. A partir del dcimo primer ao de vigencia 111.27

    EXTRACCIN DE ORO EN MXICO*1521-1830 191,825 kilogramos2000-2010 419,097 kilogramos

    EXTRACCIN DE PLATA EN MXICO1521-1830 56144,0002000-2010 33465,000

    Pago de derechos sobreconcesiones mineras en Mxico

    parte del pas.Sin embargo, se

    sabe que para el 2012, lasuperficie concesionadaalcanzaba los 60millones de hectreas.

    Otras invest iga-c iones sea lan que deacuerdo con lasestad s t i cas de laSecretara de Economa,se es tab lece que de1993 a 2012 se d ieron43,675 concesiones querepresentan 95mi l lones 765 mi l 800hectreas . Eso qu ieredec i r que cas i mediopa s fue entregado alas mineras. r

  • 30 de marzo de 2014 3General

    Yolanda Gutirrez

    El Da Mundial del Agua se celebraanualmente cada 22 de marzo con el finde llamar la atencin sobre laimportancia del agua y promover sugestin sostenible. La primeracelebracin fue el 22 de marzo de 1993.Esta fecha se cre a partir de larecomendacin de la Conferencia de lasNaciones Unidas sobre el MedioAmbiente y el Desarrollo (CNUMAD), enRo de Janeiro, y fue promulgado por laAsamblea General de las NacionesUnidas en 1992. A partir de entoncesdiferentes pases participan a consagrareste da.

    En Mxico, el volumen promediode agua que se obtiene por precipitacincada ao es de 1 489 kilmetros cbicos;no