El Vino de la Sombra - .Querr­amos so±ar an no so±ados sue±os^ querr­amos vivir an no ensayadas

  • View
    219

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of El Vino de la Sombra - .Querr­amos so±ar an no so±ados sue±os^...

  • BIBLIOTECA ATOBS BELLO

    M S y ALVARO ARMANDO VASSEJJR

    D O C A C I O H

    El Vino de la Sombra

    3 3 5 3 5 . : ! --------__ ,'S O , js .U'iwA ti>LffSAi

    V-

    EDITORIAL-AMRICAMADRID

    C O N C E S IO N A R IA E X C L U S IV A P A R A L A V E N T A :

    S O C I E D A D E S P A O L A DE L I B R E R Aferraz, 25

  • _____

  • ' 2 * ' !

    \ X

  • NOCTURNOS

    Si Beethoven nous fait, la plupart du temps, l'impression dun homme qui a quelque chose nous dire, mais qui ne peut lexprimer toujours clairement, ses successeurs modernes, au contraire, apparaissent comme des hommes qui nous fon t savoir d une manire prolixe, souvent charmante, quils n ont rien nous dire.

    R. Wagner.

    PROPIEDAD D E L A

    BIBLIOTECA PEDAGOGICA CENTRAL M. S. MORE? STESO

  • A los cerdosvelludos y cuerdos de aquende y allende el mar que gruenpor bellotas de sabor regional digo:Proceres sois y autctonos, idos... al gran Mistral!

  • 10 ALVARO ARMANDO VASSEURComo las nubes

    errantes todos vientos, yo amo lo universal.

    1911.

  • A MI HIJO

    El gran sollozo: mi historia, hecha disco, aqu te canta monotonas de noria: pueda amarla tu memoria sin sufrirla tu garganta.

  • 12 ALVARO ARMANDO VASSEURConserve como un blasn

    tu alma, prez de la ma, la mgica exaltacin, la nostalgia y la visin, que es toda mi poesa.

    Seatu esperanza como la lanza de Palas Atenea: y tu destino, la lmpara de Aladino!

  • PARTIR!

    CUANDO part de nio llevado en la marea inmensa del destino, adis! dije la aldea, adis! las sonrisas de las nias beatas, adis! los amigos de alegres serenatas, adis! los caminos desiertos, polvorientos, adis! a! prado, al ro, los das sedientos pasados fantaseando el mago porvenir...

    Ah! cmo me obsedias, partir! partir! partir!

  • TRES NIAS

    TRES nias conversaban junto al mar;las vi gentiles y me detuve escuchar; una deca:Si tuviera un jardn grande como la playa..."Mirando sus ojos pens: Lo tienes y no sabes.Otra como en sueos dijo:Yo querra ver de cerca una sirena...Su voz tena el hechizo canoro, y me dije:Ya te cansars de verla en los espejos.La tercera exclam:La maestra ha dicho que el mar est lleno de perlas.

  • 16 ALVARO ARMANDO VASSEURY luego: Si cada una encontrara un collar..."Y mordisqueaban los labios sus dientecillos. Yo soaba: eterno afn, ilusintantas veces trocada en ley del talicn...

    Un jardn!... una sirena!... un collar!... Tres nias conversaban frente al mar.

    1910.

  • f^ * O M O el Discbolo que arroja la Luna llena por la interminable inmensidad,

    nosotros querramos arrojar nuestra pena en la interminable fatalidad.

    Querramos soar an no soados sueos^ querramos vivir an no ensayadas vidas, sentirnos ms divinos que nuestros propios Dueos, abrir, en cumbres vrgenes, alas desconocidas.

  • 18 LVARO ARMANDO VASSEURMas el azar nos lleva junto con los rebaos

    que rumian sus fatigas por los viejos caminos; y las prosmicuidades nos tornan ms huraos, y los malos pastores nos vuelven ms felinos.

    Crter de furias gneas como la madre Tierra el corazn, aguarda el goalkeepper tenaz cuya pezua csmica aviente cuanto encierra la Tierra ms all de las puertas secretas del impasse.

  • EN LA TORRE NOCTURNA

    r " p O D O S los horizontes le parecen iguales. Slo * la inmensidad del soar riela su desconsuelo.

    Huir de s quisier por no sentirse solo, y la fuga congela las alas de su anhelo.

    Harto de la Quimera, sin ella el propio cielo de Mahoma resultarale un Polo.Acodado en la torre nocturna del desvelomira, sin ver, los astros y mugir las trompetas de Eolo.

  • 20 Alvaro armando vasseurCie sus sienes la fnebre corona del fracaso,

    corona de sol de eclipse, grave como ninguna; alguien iras l recubre las huellas de su paso, de las sagradas sombras no le acompaa una.

    Su reino de entusiasmo se hundi bajo las olas, ya no estalla en guerreras fanfarrias su pasin, qudale el tedio mgico de recordar, solas, el mundo submarino de aquella inspiracin...

    Siente el tesoro hundido en los frreos galeones? Las rimas cabrilleantes en sus juegos de luz?El vrtigo hecho verbo? Las constelaciones de imgenes, sangrientas como los clavos de la Cruz?.

    (La Cruz, no la del Hombre, la eterna del Linaje cuyos mstiles csmicos de billonarios brazos giran al par del Orbe sus molinos salvajes...; la Cruz que sangra auroras cada noche del viaje... la cruz de cada da que cuaja en los ocasos...)

  • EL VINO DE LA SOMBRA 21Todos los horizontes le parecen iguales. Vierte

    en todos la misma melancola su corazn.Antao aun aguardaba sorpresas de la muerte,

    mas la vida es montona y tambin la ilusin.

  • LA GUITARRA

    UITARRA de los montes y de los llanos americanos,

    guitarra de las primas y las bordonas que los paisanos cuelgan de las caronas, musa nativa, qu te desgarra bajo mis manos?

    Qu ignotasy elementales desolaciones

  • 24 LVARO ARMANDO VASSEURplaen tus notas, crispan tus sones, oh compaera de los ilotas, en los azares de sus vagarescabe el rescoldo de los fogares y en el sagrado de los hogares?

    Eres sencilla como gramilla que entre las grietas silvestres brilla; grcil y errante como la quilla de las goletas.

    A los azares de amor te entregas; tambin navegas por mares verdes,rojos y negros,

  • EL VINO DE LA SOMBRA 2 5

    ora te alegras, ora te pierdessobre tus tristes y tus allegros.

    Monotona de las guajiras, melancola de los estilos;antes las diosas de Chipre Milos nunca lloraron sistros ni liras como las Criollas quien admiras lloran tus hilos.

    Vagos cantares, vagos soares, gestas, halagos, intimidades:eres la quena" de las saudades y la varilla de nuestros magos...

  • 26 Alvaro armando vasseurMter

    que encierrasdentro tu crterselvas, ciudades, rios y sierras;urna sonora,pendn de guerras,verbo y aurorade nuestras tierras;

    T me recuerdas grandes empeos, todos los sueos de la pasin; jams olvido que entre tus cuerdas hizo su nido mi corazn.

  • BEATA SENCILLEZ

    T T uelladel numen, abracadabra,

    dinos sin palabra lo que no, otros con ella...

    Honda ciencia en gracia leve capaz de trocar la nieve en mrmol de eternidad;

  • 28 LVARO ARMANDO VASSKURDinos

    los sortilegios divinos de tu intensidad.

    Beata sencillez:En ti se transfigura la hezde lo vividorictus, jadear, rugido en mxima hermosura; siempre viva, lnea pura.

  • EL AFILADOR

    El afilador, seora, soy,de aurora en aurora voyhumilde en mi decoro.Laborodonde llegocon mi Rueda que lloraoroy fuego.

  • 30 LVARO ARMANDO VASSEURSilbo que crispas

    almas y aceros, mientras mis chispas de Marte Eros... van como avispas...

    Si sufro anemia no soy burgus, Santa Bohemia mi musa es; cual la Academia doy lustre y prez...

    Mi alma seria, mi aspecto magro dicen: la miseria mi afn consagro.

    Calles y plazas oyen las notas

  • EL VINO DE LA SOMBRA

    de mi milagro,cuando entre ilotascomo ios magos de antiguas razasdoy nuevas trazas cosas viejas, sucias y rotas.

    Como una Lirami Rueda canta, mientras que gira:labor os libre,siempre aguerridade aquella vidaque al aire libreno torne y vibre,labor os libre.

    Puro tesoro de chispas de oro vierto de m, patente muestra toda mente,

  • Alvaro armando vasseur toda diestra: chispear as.

    Caricias de hilo sobre la herrumbre, que sacan filo, que siembran lumbre.

    Mgicas huellas del laborar;chispas estrellas, todo es sembrar!...

    El afilador, seora, soy,pobre entre pobres voy.Laboro, donde llego, por unos cobres;

  • EL VINO D LA SOMBRA 33mi Rueda es mi tesoro, mi arte un juego: si afilo, enfloro; si templo, riego fuego y oro, sangre y fuego.

    33 5 95f> R O P : O A O

    SUftO lWk3

  • L* SCLAV'ITUD, yo soy un beduino de tus desiertos, un beduino cado de su corcel de guerra

    que agoniza en medio de tus muertos...

    En la inmensidad callada morir sin un eco mi clamor?Dnde ests que no vienes, Scherezada?

  • WM

    '

    p

    g

  • EL PJARO AZUL

  • to; sonrisa de los cielosl Deslumbrador indulto. Oh pjaro divino, salvajemente, gloriosamente azul!

    38 ALVARO ARMANDO VASSEUR

    Oh alegra de mi convalescencia! Oh bulbul silencioso, misterioso, maravilloso, azul!

  • ]V ^ S que la que te viste A con gracia y la que te peina bruna, blonda, gaya triste yo har que parezcas Reina.

    Nada mi magia resiste, mi mirar dora y redime; sobre todo lo que existe vierte su elixir sublime.

  • 40 LVARO ARMANDO VASSEURVana, muda, simple, enjuta

    yo sabr transfigurarte:"Dame la materia bruta, me encargo de la obra de Arte.

    1912.

  • C 1 N la noche sin fin de mi Odisearesplandeci la luz de tus primores,

    oh Sombra de los ltimos amores de labios dulces como miel hiblea!

    De la divina madre Citerea heredaste los flancos tentadores, la curva omnipotente, los rubores, el gesto y la sonrisa de la Dea,

  • 42 ALVARO ARMANDO VASSEURTe juro por lo manes de Platea

    que la lanza de Palas Atenea coronando la Acrpolis sagrada jams resplandeci cual tu mirada en la noche sin fin de mi Odisea.

    1904.

  • IV yA RlPO SA S vesperales atradas por ia luz

    artificial, que chocis en los cristales traslcidos del balcn.

    Mariposas ideales, vuestra ciega caravana es toda la historia humana: imagen de la intuicin.

  • LEGIDA misteriosa, la ms ma de las mas,

    aun soabas fantasas con un pie dentro la fosa, elegida misteriosa.

    La ms ma de las mas, de mejilla nieve y rosa, toda en lgrimas reas

  • 46 Alvaro arman