El Croto: Militancia trashumante

  • View
    273

  • Download
    14

Embed Size (px)

Text of El Croto: Militancia trashumante

  • El croto:militancia

    trashumante y otros textosSobre vagabundos cratas

    en el sur de Amrica

  • Estacin ConstitucinBuenos Aires

    2012

    Editado e impreso por Reconstruir Editorial, funcionando fuera del localde la FLA.

    Comentarios, insultos y consultas pueden dirigirse a:flaasambleapermanente@gmail.com

    Reconstruir Editorial forma parte de la Federacin Libertaria Argentinahttp://www.federacionlibertaria.org

    Mayo de 2012Cualquier reproduccin, por cualquier medio, est permitida y alentada.

    Diseo de tapa y edicin de fotos : LIX

  • 3

    Acerca de la siguiente reproduccin...

    Crotos, vagabundos, errantes, viajeros, exploradores naturales y socia-les, curiosos, aventureros, gente que se aburra en ciertas tierras y decidaconocer otras. Estas figuras siempre despertaron en m cierto entusiasmoque me llev, con el correr del tiempo, a verme envuelto en situacionespoco habituales para mi vida sedentaria y a encontrar nuevas e increblesexperiencias en diversos lugares.

    En la bsqueda, a veces involuntaria de comentarios, notas, registrossobre el mundo de los crotos, cierto da tropec en el archivo de la FLAcon una serie de revistas sobre cuestiones sociales en Amrica Latina. Enuna de ellas Alicia Maguid aborda de manera muy simple la militanciatrashumante de los crotos. Con los das y lecturas sobre el tema observque esta nota fue fuente de investigacin de otros trabajos y reconocida porquienes han tratado el tema en diferentes publicaciones, artculos y libros.

    La siguiente reproduccin de la revista Mundo Nuevo N 44 editada enPars en febrero de 1970, aborda las costumbres, cdigos y habla marginalde aquellos que, en los primeros 30 aos del siglo XX, fueron trabajadores"golondrinas" levantando cosechas de un campo y de otro. Retrata las his-torias de hombres condenados a ese vagar para escapar de la miseria y tam-bin las de aquellos que tomaron ese vagar como un estilo de vida, apro-pindose de su libertad, desprendindose de todo lo material, estable yseguro, llevando en su mono el espritu divulgador de las ideas libertariasa cualquier punto geogrfico donde el tren o sus piernas los alcanzara.

    A la reproduccin del trabajo de Maguid se le suman una serie de notas,fotos y fragmentos de otros libros que acompaan el tema.

    Por ltimo, queda agradecer a los compaeros / as que han compartidosu tiempo, sus impresiones y su entusiasmo en los momentos en que estese me escapaba.

    Edgardo

    n d i c e

    Los crotos: La militancia trashumante Alicia Maguid 4

    El Linghera Rodolfo Gonzales Pacheco 29

    La Busqueda (Relato Croto) Angel Borda 31

    Linyera y Carcajadas (Poemas) Pedro Godoy 37

    Defensa de los lingheras (documentos) 40

    Acerca de los colaboradores en este nmero 43

    Vocabulario Crotil 44

    El vagn I (Relato Croto) Angel Borda 46

    El Vagon II 49

    Carta de Angel Borda a Bepo 55

    El ltimo carguero Hugo Nario 56

    Lecturas relacionadas con el crotaje, vagabundeo... 61

  • 4

    El Croto: Mil i tancia trashumanteEn la primera dcada del siglo, y con mayor intensidad despus de

    1914, la Argentina fue escenario de un fenmeno que si bien puede encon-trar equivalencia en otros pases del globo, asumi caractersticas pecu-liares y nicas por su magnitud y trascendencia histrico-social.

    Centenares de hombres recorran el pas encaramados en los vagones delos trenes cargueros cuando el trazado de las vas coincida con su itine-rario, o cubriendo a pie los trechos que el progreso haba olvidado.Llevaban como nico equipaje un atado al hombro -lo llamaban elmono- y les alcanzaba para guardar consigo todos los recortes de su his-toria personal, que tomaba la forma de un mate, una cacerola, una manta ylibros, muchos libros y panfletos para hacer la propaganda.

    Buscaban trabajo y para encontrarlo los kilmetros argentinos lesresultaban cortos. Para sobrevivir contaban con una nica y poco cotizadaherencia: su fuerza de trabajo. La ofrecan donde se poda y para lo quefuera, la cosecha fina o la gruesa de acuerdo a la poca agrcola, la estibaen los puertos o en las estaciones ferroviarias, el hachado en los obrajes oel trabajo industrial en las ciudades.

    Se los vea solitarios o en pequeos grupos bajo los puentes, en lasalcantarillas, al borde de un arroyo o de un ro cuando el paisaje era gen-eroso con ellos o simplemente al costado de las vas, infinitas como susvidas. Pero siempre, cualquiera fuera la forma que asumiera la geografa,estos hombres se erigan como un smbolo de rebelda frente a la organi-zada sociedad establecida, que sustentaba sus pilares en la integracin fun-cional de los hombres y las instituciones al sistema.

    Se haban constitudo sin quererlo en un fornculo denunciante dedesigualdades, injusticias y subdesarrollo.

    Dejaban las ciudades, los pueblos, con todo lo que ellos significan,fami- lia, amigos, monotona, mediocridad, para recorrer libres caminosque cruzaban La Pampa, Santa Fe, Crdoba, Entre Ros, Corrientes,

    61

    Lecturas relacionadas con el crotaje, vagabundeo ...

    La Carta gaucha, Luis Woollands (Juan Crusao).Bepo, Vida secreta de un linyera, Hugo Nario. C.E.Am.Lat.Los desplazados, George Orwell. Editorial Kraft.Perfil de un Libertario, Angel Borda. Editorial Proyeccin.En Pampa y la Via, Osvaldo Baigorria. Editorial Perfil.Los Crotos, Todo es Historia. Julio 1980 n158, Hugo Nario.El atorrante, E.M: Suarez Danero (coleccin la historia popular).Que vivan los crotos, (Videoteca FLA), Ana Poliak. Todos los crotos van al paraiso,Hector Pavon Clarin 2 abril 1995, Bs.AsRecuerdos de un militante anarquista,Hector Woollands.On the Road, Jack Kerouac.El pan nuestro, Gaston gori.Los vagabundos, Mximo Gorki.Carteles, Gonzalez Pacheco.Impresiones de la intempierie, Revista El porteo abril 2002, Bs.As.El nomadismo, Vagabundeos iniciaticos, Michel Maffesoli.Goliardo, los intelectuales en la edad media, Le Goff.Diogenes Laertes, vida secreta de los filososfos, Libro sexto, Antstenes.Cinismos, Michel Onfray.Memorias de un luchador social,Lauriano Riera Diaz. 1979 Las ideas libertarias y la cuestin social en el tango, Javier Campo El vaso de leche, Cuento de Manuel RojasDocumental de Canal a (Bs.As), Navegantes de la Tierra; trenes, pueblos ylinyeras (Videoteca FLA)Los anarquistas expropiadores y otros, Osvaldo Bayer. Tierra del Surwww.crotoslibres.comEl errante del anarquismo, Victor Garcia, Nervinson Machado, (ElLibertario Ao 8 n 39, Caracas)Diogenes y el Linyera, Tabar y Guinzburg, (contratapa DiarioClarn, Bs.As.)

  • Santiago del Estero, Chaco, Tucumn y muchas veces hasta la Patagonia.Haba entre ellos diferencias marcadas en cuanto a las motivaciones que

    los haban empujado a hacer esa vida; all estaban desde los que tenancomo nico objetivo la ocupacin de su fuerza de trabajo, productos direc-tos de la desocupacin de la poca, hasta los que conscientes de su papelhistrico elegan la marginalidad como modo de vida, como filosofa exis-tencial. Ese automarginarse voluntario responda a una postura radical deoposicin al sistema, que se traduca no slo en la no integracin, en sobre-vivir con la mnima participacin necesaria en lo que consideraban -laexplotacin del hombre por el hombre-, sino tambin -y he aqu su valorcomo compromiso- en la oposicin activa y creadora al statu quo.

    Pero cualquiera fuera su carcter, unadenominacin comn los una: eran loscrotos.

    El apelativo de croto reemplaz alantiguo de Linyera - ste provena delitaliano linghera, que significabaatado - y comenz a popularizarse a par-tir del ao 1921. Existen distintas inter-pretaciones con respecto al origen deladjetivo para sealar a los trabajadores golondrinas o linyeras, pero entodas ellas se lo vincula a Jos Camilo Crotto, dirigente de la Unin CvicaRadical, que fue senador nacional por la provincia de Buenos Aires entre1912 y 1917 y gobernador de dicha provincia desde 1918 hasta 1921.

    Por un lado, se sostiene que la palabra crotos comenz a usarse a razde que el gobernador homnimo dio un permiso para que los linyeras via-jaran gratis en los ferrocarriles en la jurisdiccin de su provincia; por otrose adjudica su nacimiento a una caricatura aparecida en la popular revistaCaras y Caretas del 26 de febrero de 1921, en la que se muestra a un lin-yera detenido por la polica y al gobernador Crotto que lo mira y dice: Eseva como yo, entre dos ministros.

    Si el origen de la palabra croto es confuso. Su aplicacin en la actu-alidad trasunta, por su intencin peyorativa, un desconocimiento profundo,

    560

    Jos Americo Ghezzi, Bepo, fue un compa-ero nacido en Tandil en 1912, que milit en elanarquismo y entre 1929 y 1954, fue linyera ocroto en los trenes cargueros de la Repblica.El autor de este artculo escribi el libro Bepovida secreta de un linyera, que inspiro el filmQue vivan los crotos, dirigida por AnaPoliak, y fue protagonizada por el mismoBepo. Murio el 26 de febrero de 1999 en supueblo natal.

    Hugo Nario: Escritor Bonaerense y periodista por ms de 30 aos enTandil. Sus obras, resumen de la historia poltica social y poltica del sud-este bonaerense; Tata Dios, Bepo, vida secreta de un linyera.

    Bepo, presentando sulibro de croteadas, en laFLA

  • fruto seguramente de la escasez de informacin periodstica y literariasobre el fenmeno del crotaje.

    En esta nota nos proponemos contribuir a comprender en sus ver-daderas dimensiones, y para ello comenzaremos por ubicar al croto en eles