El Cantor de Boyacá

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Una historia fascinante de uno de los artistas más influyentes de Boyacá, el maestro Antonio María Benítez ha atravesado situaciones emocionantes que le han permitido consolidar su carrera artística.

Text of El Cantor de Boyacá

  • 2Karen Estupin / / El Cantor de Boyac

    Ah estaba el maestro, sentado entre las huellas indelebles del pasado, rememorando cada sonrisa, cada detalle, cada situacin y cada pincel, pero el que ms recuerda es el primero que tuvo en sus manos, los haca con cabello de nosotros, coga tubitos, les pona el pelito, ah los machacaba y esos eran sus pinceles, por lo mismo sus pinturas eran bastante burdas cuenta su hijo Bairon, quien fuere su sucesor.

    Antonio Mara Bentez es su nombre, testigo del tiempo, de la historia y de la cultura boyacense. Empez a pintar desde su infancia gracias a las enseanzas del profesor Diomedes Goyeneche, quin amaba la pintura y el dibujo, fue l quien me hizo guardar unas piezas indgenas de los indios los Boches, nosotros cuando pequeos cogamos esas piezas a piedra y las rompamos, nunca conservbamos eso, entonces el profesor dijo: esto hay que guardarlo y as creamos el museo en la escuela, eso fue aproximadamente en el 45 y desde entonces su inters por compilar objetos arqueolgicos se ha difundido hasta crear el Museo de los Andes, ubicado en el municipio de Socha al interior de su vivienda. En ste se encuentra desde la momia de un nio indgena, hasta una de las cartas de Bolvar y la recons-truccin sea de un mastodonte.

    Su niez fue diferente a la de muchos nios del municipio, empez a trabajar desde pequeo como cartero y en sus ratos libres asista a la escuela claro que cuando sonaba la campana me tocaba salir corriendo para la iglesia porque yo era monaguillo tambin, me tocaba ir a echar el agua bendita en la caldereta que llamaban, a veces a entregar correspondencia y algn entierro, nos tocaba responder en los entierros requinescantinpacher que en latn significaba descanse en paz. Mientras el maestro aprenda desde la ventana del aula de clase, observaba la pizarra donde escriban con ajs (piedra de otro color), y lo que ms relata con agrado, fue la clase de la letra i, recuerdo que el profesor les deca: iba para la iglesia el muchacho y lleg el viento y le quito el sombrero y l lo que hizo fue hacer iii cuenta Bentez al levantar su boina.

    Arte ItinerarioPor azar del destino el maestro se involucr en el sicariato, viaj a Ccuta para trabajar con un taxi pero luego se traslad a Bogot, all se relacion con La Gitana, una mujer de burdel que le aconsejaba volver a su pueblo para evi-tar inconvenientes con quienes lo perseguan, ya que tiempo atrs le haba disparado a un polica y desde entonces Guarn, la cabeza del sicariato rastreaba sus pasos. Un da su amiga la Gitana le dijo: no se meta con esa clase de gente. Ese indio es un asesino y aparte de eso le gustan los muchachos, es un homo-sexual; porque no se devuelve con su familia. Yo no tena dinero, pero ella me dio una

  • 3Karen Estupin / / El Cantor de Boyac

    Qu le pas maestro?El tiempo transcurri a pasos ligeros, se cas con la seora Gabriela, tambin de Socha; pero todo no fue tan fcil, tuvieron que casarse fuera del pueblo, en un municipio cercano llamado Paz de Ro, el cura se rehus porque tena que traer una autorizacin de los oficiales, el maestro Bentez exclam: si usted no me casa yo me voy con ella porque venimos volados, afortunadamente el alcalde de Socha en ese entonces Miguel Estupin era to de don Bentez y los acompa, siendo las 3:00 am el cura les dio la bendicin. Al da siguiente escaparon a Ccuta y empezaron una vida juntos. Pronto se devolvieron a su pueblo y la familia creci, 5 hermosos hijos llenaron su hogar de amor y felicidad, William, Hebert, Bairon, Seidy y Sonia.

    Una maana, su hija llegaba de la tienda con la mala noticia de que el vecino no les fiaba lo

    cadena y un reloj que le quito a un desgra-ciado que le quera amarrar conejo, me puse a pensar y esa misma noche me devolv a esconderme por lo del polica. Cuenta Bentez y aade que por ese tiempo, tuvo la oportuni-dad de pintar a Gaitn con la mano izquierda levantada diciendo a la carga!, era un movimiento que se llamaba CTC (Unin de trabajadores comunistas).

    Lleg a casa y sigui con el devenir diario, la ayuda constante a su madre y la pintura, en uno de sus oficios lo visit el capitn veneno Benigno Abril, quien le inform que el polica no haba muerto, pues los tiros eran recalza-dos, y que lo haban despedido por ser un pcaro, a m me llego la alegra porque me haba dicho mi mama abuela que el que mataba no tena perdn de Dios, me puse muy contento; entonces le dije a mi mam por fin voy a comulgar- porque ya se me haba quitado el pecado , relata Antonio Mara Bentez con un gesto de tranquilidad.

    Para la poca, Aceras Paz de Ro tomaba auge en la minera, y por recomendacin del General Gustavo Rojas Pinilla, le dieron trabajo al maestro, me gustaba pintar las caricaturas de los mineros, siempre acompaadas de frases graciosas que los diverta. Una vez se me ocurri pintar al capataz y eso fue suficiente para que me sancionaran porque, segn deca, eso era perder el tiempo afirma Bentez y reconoce que ningn trabajo fue mejor que el arte de plasmar personajes e historias a travs de la pintura, y aunque en ocasiones le propi-naba problemas, lo haca feliz.

  • 4Karen Estupin / / El Cantor de Boyac

    necesario para el desayuno, el dueo de un reloj que haba reparado hace poco le reclamaba por su mal funcionamiento, y la vida se le complicaba al maestro, entonces yo dije: mejor dicho hoy me levant con el alma untada de mierda, porque esta gevonada nunca me haba pasado!, cuando escuch una voz que me dijo: que le pas maestro que lo veo como mal; y yo ya habiendo soltado la geta, vena con la seora Gloria Moreno crtica de arte, me miraron y yo todo asustado y avergon-zado, me preguntaron qu me pasaba?, pero solo cuando le dijeron que venan de RT& Televisin, Bentez reconoci a Germn Castro Caicedo, quin le propuso ir a Bogot para hablar de sus cuadros que ya circulaban por la capital, el maestro se opuso con la angustia de no tener recursos para seguir pintando, a lo cual Germn le respondi, tome esta plata, termine ese cuadro y llvelo a Bogot, aqu hablamos con Gloria para ver cmo proveemos de caballete y leo a El Cantor de Boyac. El maestro emocionado, viaj con ellos al da siguiente.

    Cuando llegaron a RT&, Castro Caicedo le present a varias personalidades como lvaro Ruz que era un actor boyacense berraco y a

    Hugo Prez, y luego le indic donde poda ir a pedir todo lo que necesitara para sus pinturas, le entreg la cdula, recuerdo que deca que era de Cundinamarca, yo fui donde l me dijo y empec a pedir, cuando llegu con esa lista tan berraca, hasta caballete. l me dijo: ay maestro yo no tena presupuesto para todo eso pues yo no me fijaba en la marca porque todo era en ingls y quede corchado-, pero bueno hacemos una colecta para pagar. Yo no vea la hora de venirme con mis oleos. Comenta.

    Si usted no me casa yo me voy con ella

    porque venimos

    volados

  • 5Karen Estupin / / El Cantor de Boyac

    Hasta hoy el maestro Bentez siempre ha pintado con base en la tradicin oral y experiencias de las personas y de l mismo, su ltimo cuadro se titula Eclipse y es el resultado de una vivencia de su abuela, quien sentada en su cocina le cuenta que en plenas fiestas, siendo las tres de la tarde el mundo se oscureci y lo nico que se vea era un crculo blanco en el cielo, los habitantes de Socha-viejo quedaron muy sorprendidos y pensaron que era el juicio final, las devotas se arrodillaban y lloraban implorando la salvacin, por otro lado

    el alcalde borracho reparta velas; las gallinas dorman y los bhos revoloteaban. yo pongo ah la noche ms corta y el amanecer ms contento, a las cuatro de la tarde empez aclarar como ahorita y esa alegra que les dio de ver que no se haba acabado el mundo, empez con ese fiesto-non tan terrible. En ese tiempo no haba cmara fotogrfica pero me imaginaba en mi mente el cuadro o el dibujo que iba a pintar, todo lo que me contaban cuando joven me imaginaba y lo plasmaba. Evoca el maestro y seala detalles de su cuadro.

    Ttulo: CaudalAutor: Antonio Mara Bentez

    Tcnica: Mixta sobre telaAo: 1995

    Ttulo: Cermicas BoyacensesAutor: Antonio Mara Bentez

    Tcnica: MixtaAo: 1979

    Ttulo: Toreo en SochaAutor: Antonio Mara Bentez

    Tcnica: MixtaAo: 2002

  • 6Karen Estupin / / El Cantor de Boyac

    Esto parece mentira,Pero estamos en lo cierto.

    Los cuadros del buen pintor,Valen es despus de muerto.

    Adis paletas y pinceles,leos telas y linaza.

    Se me acabaron las fuerzas,Para plasmar ms mi raza.

    T ya viejo y repintado,Te echarn a la basura.

    Y yo en medio de cuatro tablas,Bajar a la sepultura.

    Antonio Mara Bentez.

    Todo lo que me contaban

    cuando joven, me imaginaba

    y lo plasmaba.

    Despedida a mi caballeteT, mi amigo compaero

    Siempre estuviste presente,Poniendo tu espalda plana,Para plasmar a la gente.

    Cuando t ests vacoMe miras con amor.

    Haces que descargue en ti,Las telas y el bastidor.

    T y yo somos conscientes,Hay que decorar la sala,De sabios inteligentes.

    Van Gogh perdi una oreja,Goya perdi la razn.No muri de hambre,

    en la Cueva de Obregn.

    En esta Colombia linda,Todo viene y todo va.

    Que ddivas haba dado,El cuadro de Chiquinquir.

    Los gringos no compran arte,Para decorar la sala.

    Para conocer un dlar,Hay que sembrar marihuana.