of 27/27
ANTENAS DE TELEFONIA MOVIL Y SALUD Nociones generales

Antenas de Telefonia Movil y Salud

  • View
    6.417

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of Antenas de Telefonia Movil y Salud

ANTENAS DE TELEFONIA MOVIL Y SALUDNociones generales

ndice

I.- CAMPOS ELECTROMAGNTICOS DE BAJA Y ALTA FRECUENCIA II.- MECANISMOS DE ACCIN CONOCIDOS DE LOS CAMPOS RADIACIONES ELECTROMAGNTICAS EN EL CUERPO HUMANO Y

III.- ARGUMENTOS CIENTFICOS QUE JUSTIFICAN LA APLICACIN DEL PRINCIPIO DE PRECAUCIN IV.- CONCLUSIN V - CASOS CONCRETOS VII.- ANEXOS

ANTENAS DE TELEFONIA MOVIL Y SALUD Nociones generalesI.- CAMPOS ELECTROMAGNTICOS DE BAJA Y ALTA FRECUENCIA Los campos elctricos y magnticos son formas de energa que existen en el medioambiente natural: fuerza gravitatoria del planeta, efecto piezoelctrico relativo a la tectnica de las placas de la corteza terrestre, intercambios biolgicos. Los seres vivos emiten tambin estos campos: clulas, msculos, sistema nervioso, etc. La gran diferencia entre campos electromagnticos naturales y artificiales es que los campos electromagnticos naturales tienen una frecuencia de 0Hz: son campos estticos. Al hablar de campos electromagnticos artificiales se suele hacer una distincin entre dos fuentes de contaminacin electromagntica: por un lado los campos de extremada baja frecuencia (ELF) presentes de manera permanente en nuestra vida diaria (las lneas de alta tensin, las redes rurales y urbanas, las instalaciones elctricas domsticas, los electrodomsticos, motores elctricos, transformadores, etc.) y la verdadera radiacin electromagntica, significativa a partir de cierta frecuencia, de cierta intensidad, y a partir de cierta distancia de la fuente, y que constituye el soporte de tcnicas de radio y telecomunicaciones. Figura 1: Espectro electromagntico.

La telefona mvil pertenece al grupo de las microondas artificiales. Los telfonos mviles GSM, por ejemplo, trabajan en la banda de 900 MHz (aproximadamente) y 1.800 MHz. El UMTS, por su lado, funciona en el rango de los 2,4GHz. El WiMax, por su parte, trabaja en una banda de frecuencia muy amplia, pudiendo ir desde 2 hasta 5,8GHz.

No hay que olvidar que no slo se trata aqu de telfonos celulares, sino tambin de las antenas repetidoras necesarias para su funcionamiento y estas no slo generan microondas (hiperfrecuencias) pulsadas sino tambin frecuencias extremadamente bajas. Otro punto que hay que destacar es que de acuerdo con las frecuencias consideradas aqu, no existe ninguna ionizacin (la cual slo existe para las UV de alta frecuencia y ms all). A pesar de ello, existen informes exhaustivos, realizados desde 1980, a partir de estudios cientficos y militares, referentes a los riesgos aferentes a las Radiaciones No Ionizantes (RNI) que han revelado efectos nocivos, sobre los bienes y las personas, provocados tanto por la exposicin a ondas de Extremadas bajas Frecuencias (ELF), as como a las ondas de Radio Frecuencia (RF) e Hper Frecuencia (HF).

II.- MECANISMOS DE ACCIN CONOCIDOS DE LOS CAMPOS Y RADIACIONES ELECTROMAGNTICAS EN EL CUERPO HUMANO Existen interacciones electromagnticas en todo nivel de nuestro organismo. Toda reaccin bioqumica viene acompaada de una re-organizacin de electrones libres. La funcin de numerosas molculas depende de su configuracin, relacionada, por su parte, a determinantes electroestticas (reparticin de cargas). Algunos elementos explican la sensibilidad del hombre a los campos electromagnticos: La dimensin de las partes del cuerpo humano que actan en la absorcin de la energa de la onda, La sensibilidad a los campos electromagnticos de los sistemas enzimticos que regulan el funcionamiento del organismo humano, La presencia, en el cuerpo humano, de cristales de magnetita (imanes naturales). Incidencias de las microondas en la salud Se han definido, bsicamente, dos mecanismos de interaccin entre salud y microondas. Primero, los efectos trmicos y posteriormente los efectos no-trmicos. Efectos trmicos: Hay que tener en cuenta que los tejidos son extremadamente sensibles a los incrementos de temperatura, y las clulas comienzan a morir a partir de los 42C. Sin embargo, es conocida la enorme capacidad reguladora del cuerpo humano, y es muy difcil conseguir un calentamiento de los tejidos a estas temperaturas. Si estos incrementos de temperatura no pueden ser compensados por los mecanismos de termorregulacin corporales, como son la vascularizacin interna y la evaporacin del sudor, se produce la hipertermia y el estrs trmico. Los efectos trmicos son representados por el DAS/SAR. El DAS/SAR es la potencia absorbida por unidad de masa de tejido vivo (W/Kg) sometido al aparato en funcionamiento (an en modo descanso).

Efectos no trmicos: Sin embargo lo anterior, ciertos trastornos se observan sin que medie un incremento significativo de temperatura y por ello se les atribuye un origen no trmico. Algunos de estos efectos no trmicos son: alteraciones celulares, cromosmicas y genticas; alteraciones del ritmo cardaco y de la tensin arterial; alteraciones del encefalograma, ruptura de la barrera hemato-enceflica, cambios de comportamiento en los individuos, etc. Lmites de exposicin a las radiaciones electromagnticas Numerosos mdicos y cientficos independientes recomiendan, desde hace algunos aos, mediante Resoluciones y Llamados (Anexos 1, 2 y 3), que se bajen las normas de exposiciones ya que, para ellos, los efectos no-trmicos producidos por la exposicin a las microondas (producidas principalmente por la telefona mvil) representan una grave amenaza para la salud de las personas. Recordemos que los lmites de exposicin han sido adoptados solamente en base a los efectos trmicos, dejando de lado los efectos no-trmicos asociados a la exposicin a fuentes de contaminacin electromagntica de alta frecuencia. As en Chile, desde el mes de abril del 2008, los valores lmites de densidad de flujo de potencia son de 100W/cm (equivalente a un campo elctrico de 19,50V/m), para pblico en general, y 10W/cm (6,3V/m) en la cercana de hospitales, colegios, sala cunas, etc. Sin embargo, para muchos investigadores, estos niveles recomendados son de varios rdenes de magnitud superiores a los que seran seguros para la salud. Desde febrero de 2002, y a raz de la Resolucin de Salzburgo (vase Anexo1), mdicos y cientficos recomendaron, a modo de proteccin preventiva de la salud pblica, una norma de exposicin mxima de 0,1W/cm o 0,614V/m, para las microondas pulsadas, en el exterior. En la actualidad, el proyecto internacional Bioinitiative (vase Anexo 2), que rene a mdicos y cientficos en torno a las interferencias entre contaminacin electromagntica y salud, ha realizado una peticin internacional para que los gobiernos dicten normas ms estrictas. Al igual que en la Resolucin de Salzburgo han determinado que el lmite de precaucin para las ondas pulsadas exteriores (antenas de telefona mvil, radares, antenas de televisiones, FM, antenas inalmbricas de Internet) sea de 0,1W/cm o 0,614V/m.

Valores lmites recomendados segn el Informe Bioinitiative. Umbral de precaucin para poblacin en general, en el exterior: Antenas de telefona mvil, antenas radar, 0,1W/cm equivalente a 0,614V/m antenas de emisin TV y FM, antenas inalmbricas Internet Umbral de precaucin para poblacin en general, en el interior: Telfonos mviles, equipos de Internet 0,01 Watt/cm equivalente a 0,194V/m inalmbricos y radiaciones que cruzan edificios desde fuentes exteriores Algunos pases ya han adoptado para su poblacin lmites de exposicin inferiores a los actualmente admitidos: Italia, en un Decreto de 1998, ha adoptado un umbral de exposicin de 10 W/cm2 (6,1V /m) en lugar de 450 y 900 W /cm2 (41 y 58 V/m.) recomendados por las instancias europeas para las frecuencias de 900 y 1800 MHz respectivamente. El Gran Ducado de Luxemburgo ha adoptado en Diciembre del 2000 un umbral de exposicin de 3 V/m. En Austria, la Declaracin de Salzburgo recomienda 0,6 V /m (ver Anexo 1).

III.- ARGUMENTOS CIENTFICOS QUE JUSTIFICAN LA APLICACIN DEL PRINCIPIO DE PRECAUCIN Pueden avanzarse varios argumentos cientficos para justificar una aplicacin inmediata del principio de precaucin en contra de las estaciones repetidoras de telefona mvil y del telfono celular, y particularmente: La exposicin crnica a las microondas es responsable de efectos biolgicos. El "sndrome de microondas" o enfermedad de las radiofrecuencias ha sido descrito en los aos 1960. Esta patologa est unida a la exposicin crnica de hiperfrecuencias pulsadas, parecidas a las generadas por la tecnologa de la telefona mvil celular. Esta patologa se caracteriza por: - un sndrome astnico (fatiga, irritabilidad, nauseas, cefaleas, anorexia, depresin), - un sndrome distnico cardiovascular (braquicardia, taquicardia, hiper o hipotensin) - un sndrome dienceflico (somnolencia, insomnio, dificultad de concentracin). - Igualmente se le asocia dermografismo (alergias cutneas, eczema, soriasis), modificaciones de la frmula sangunea, perturbaciones del electroencefalograma y de la reproduccin, dao en los rganos de los sentidos, y tumores. Para los vecinos de las estaciones repetidoras de telefona mvil El primer estudio que ha aparecido es francs. Publicado en el 2001 por Roger Santini en una revista cientfica francesa (La Presse Mdicale) sobre 530 vecinos de antenas. Pone en evidencia con relacin al grupo referente (personas situadas a ms de 300 m. o no

expuestas) un aumento significativo de la frecuencia de ciertas quejas hasta una distancia que puede llegar a: - 100 m. para la irritabilidad, la tendencia depresiva, la prdida de memoria, las dificultades de concentracin, los vrtigos, - 200m para los dolores de cabeza, las perturbaciones del sueo, el sentimiento de incomodidad, los problemas de piel, - 300 m. para la fatiga. Los resultados obtenidos muestran igualmente una mayor sensibilidad de las mujeres y de las personas mayores de 60 aos, y subrayan una mayor nocividad de la posicin frente a las antenas. Otras publicaciones sobre los vecinos de las antenas repetidoras Otros estudios, uno espaol de E. A. Navarro et coll. en el 2003 y otro austriaco de H. P. Hutter et coll. en el 2006, se han publicado despus de los de R. Santini et col. . Sus resultados, que confirman los obtenidos por R. Santini, alertan igualmente sobre los problemas de salud expresados por los vecinos de las estaciones repetidoras de telefona mvil. Se ha realizado, en laboratorio, con voluntarios, en "doble ciego," un estudio oficial del Gobierno holands aparecido en septiembre del 2003 (Rapport-TNO-FEL- Report-03148). Pone en evidencia, slo despus de 45 minutos de exposicin a 0,7 Volts/m, de exposicin a radiofrecuencias de tipo antenas repetidoras ( GSM 900 MHz- UMTS 2100 MHz), efectos sobre la memorizacin, la atencin visual, el sentimiento de bienestar,... Los resultados manifiestan igualmente diferencias significativas entre los sujetos calificados de "electrosensibles" y otros que no lo son. Antenas repetidoras de telefona mvil y riesgos de cncer Varias observaciones recientes manifiestan un lazo de unin entre la exposicin de los habitantes prximos a antenas repetidoras de telefona mvil y el aumento del riesgo de cnceres: En Francia, se ha hecho una encuesta en Saint Cyr lEcole que ha sido objeto de un informe del Institut de Veille Sanitaire (IVS) en octubre del 2004. Segn ese informe: "el nmero total de casos de cncer de nio observados en la comuna es dos veces superior al nmero de casos esperados,..." y " se observa una proporcin mayor de tumores del sistema nervioso central que en las poblaciones de referencia, con un SIR del orden de 4". A pesar de estas inquietantes conclusiones, los aumentos de casos de cncer en Saint Cyr lcole, el IVS les ha atribuido "al azar". En Israel, una encuesta realizada a los vecinos de antenas repetidoras y de radioemisores seala un nmero 9,3 veces ms alto de casos de cncer para una exposicin mxima a radiofrecuencias de 10 V/m. (27 mW/cm2) (S. Aburuken et col., A cancer cluster in Usfie (Israel).Preliminary notice. Janvier 2005.

En Alemania, en la ciudad de Naila, algunos mdicos han dirigido un estudio en ms de 900 personas de las que 302 vivan en un permetro de 400 m de las antenas repetidoras. Estos mdicos sealan el doble de riesgo de cncer en el grupo de los vecinos cercanos a las antenas, en relacin a las personas ms alejadas. (Electrosmog- Revue Raum et Zeit.2004. 132: 30-33). Una publicacin aparecida en el 2004 (D. Wolf et col., Increased incidence of cancer near a cellphone transmitter station. Int. J, Cancer.Prevencion. 2004. 1 : 123-128) pone en evidencia en la ciudad de Netanya (Israel) un aumento de 4,5 veces del riesgo relativo de cncer en los vecinos que viven en un radio de 350 m. de las antenas repetidoras de telefona mvil. Hace ms de 20 aos, R. Santini conclua un artculo sobre la peligrosidad de las microondas, con estas palabras: "... no se pueden descartar los riesgos mutgeno y (o) cancergeno que podran resultar de la exposicin humana a las microondas" (R. Santini et col., Potentialits mutagne et cancrigne des micro-ondes. La Presse Mdicale. 1984. 13 (3): 126). La sensibilidad a las hiperfrecuencias no es la misma para todos En 1995, el Instituto Nacional de Investigacin y Seguridad de Francia (INRS) concluy tras un estudio epidemiolgico en el seno del ejrcito del aire francs: "Indiscutiblemente existe una sensibilidad individual a la accin de las radiofrecuencias. Sometidas a una misma exposicin, algunas personas pueden presentar problemas clnicos, otras no". Segn el International Radiation Protection Association (IRPA), esta sensibilidad individual a las radiofrecuencias (electrosensibilidad) sera de orden gentico e igualmente dependiente de la edad y del sexo de las personas expuestas. Frecuencias extremadamente bajas (ELF) estn presentes en la seal de la telefona mvil Las ELF tienen efectos biolgicos (problemas de sueo, efectos depresivos, perturbacin de la glndula pineal y de la melatonina, aumento del riesgo cancergeno....) y esto para valores del campo magntico ELF, del orden de 0,2 a 0,4 microTesla (2 a 4 miliGauss). Se puede recordar que frecuencias extremadamente bajas en un nivel de campo magntico que puede alcanzar 18 miliGauss (1,8 micro tesla), aparecen evidentemente en la seal generada por los telfonos celulares. - El Centro Internacional de Investigacin para el Cncer (CIRC, por sus siglas en francs) ha clasificado finalmente en el 2002 las frecuencias extremadamente bajas dentro de los cancergenos posibles para el hombre desde que el campo magntico alcanza 0,4 microTesla (4 miliGauss). Este valor representa para el CIRC el umbral a partir del cual hay doble riesgo de leucemia

en el nio (IARC- Press. Non-ionising radiation, Part.I: static and extremely low frequency (ELF) Electric and Magnetic Fields. 2002.8o: 429 pages. ISBN 92-832-1280-0). - En 1993, en un artculo "Controverse" aparecido en la Revista de la MGEN, R. Santini ya sealaba, en una polmica oponindose al Doctor J. Lambrozo, el riesgo cancergeno de las frecuencias extremadamente bajas, desde 3 miliGauss (0,3 microTesla) - (R.Santini, Les lignes haute tension en question. Valeurs Mutualistes MGEN. 1993. 154: 40-41).

IV.- CONCLUSIN Respecto a lo que precede y a fin de proteger a las poblaciones prximas a las estaciones repetidoras (y a los usuarios de telfonos celulares) conviene, desde ya, aplicar el principio de precaucin y poner en prctica medidas de radioproteccin descritas en el libro de R. Santini desde 1998: Para las estaciones repetidoras de telefona mvil: - Se evitar colocarlas a menos de 300 m de los lugares habitados. - En ningn caso el lbulo principal del haz de microondas que sale de la antena estar orientado hacia las viviendas o lugares de vida. - En los alrededores de las antenas, los ciudadanos no debern estar expuestos a una densidad de potencia de las microondas pulsadas superior a 0,1 W / cm2 (0,61 V/m), - A fin de respetar a las personas "electrosensibles" y a las poblaciones ms frgiles (nios, personas mayores, enfermos, inmunodeprimidos,...) la regla en los alrededores de las antenas repetidoras de telefona mvil susceptibles de afectar a estas poblaciones particulares debera ser una densidad de potencia de las microondas pulsadas prxima al nivel cero.

V - CASOS CONCRETOS Argentina: 1. La justicia ordena desactivar una antena celular (26 de Octubre 2006) Una jueza acept un pedido de amparo que presentaron padres de una escuela privada que haba autorizado la antena en su sede. Se la encontraron sin previo aviso un da de marzo en que empezaban las clases: una gigantesca antena de telefona celular instalada en la terraza de la escuela. Padres y alumnos se desayunaron entonces con que las autoridades haban firmado un contrato con la empresa Telecom, similar al de muchos consorcios de Buenos Aires, segn el cual a cambio de la autorizacin para instalar la antena la escuela recibe unos 1500 pesos mensuales. Eso sucedi en el ao 2000 y desde entonces un grupo de padres del colegio San Jos de la Palabra de Dios, en Villa Crespo, empez a inquietarse por el efecto que pudiera tener esa torre tan cerca de sus hijos. Tras muchos trmites infructuosos, finalmente siete personas se decidieron a presentar un recurso de amparo contra del gobierno de la ciudad que acaba de recibir una respuesta favorable: la jueza Alejandra Petrella orden que se suspenda el funcionamiento de la antena hasta tanto se resuelva la cuestin de fondo. En un principio todo march lentamente: algunos padres fueron a la Defensora del Pueblo a presentar una denuncia y se realizaron varias gestiones. Pero dice Alejandro Aguirre, uno de los que lideraron la movida, que fue recin este ao cuando la inquietud moviliz a la gente, quizs por la noticia de que en esa escuela de 700 alumnos haba dos casos de leucemia. Nadie afirma, sin embargo, que eso sea consecuencia directa de la presencia de la antena. "Es muy difcil poder determinar si realmente las ondas electromagnticas incidieron en esa enfermedad -sostiene Aguirre-. Habra que hacer una investigacin mucho ms profunda. No estoy diciendo que antena sea igual a cncer. Pero si la presuncin de que puede hacer dao existe, entonces hay que sacarla". De hecho la polmica sobre si este tipo de antenas tiene un efecto nocivo sobre la salud de las personas es mundial y no tiene an una respuesta definitiva. Hasta ahora no hay evidencia firme que permita sostener que son perjudiciales, pero se trata de tecnologa relativamente nueva y hay numerosos estudios a largo plazo an en curso, como el de la Organizacin Mundial de la Salud. En muchos lugares se ha impuesto legislacin que establece lmites estrictos para los emplazamientos de esas antenas, a ms de cien metros de "zonas sensibles", como las escuelas. No hay que buscar muy lejos para encontrar un ejemplo: en varios municipios de la provincia de Buenos Aires no se admiten en hospitales, escuelas o geritricos. En la Capital, en cambio, las antenas pueden ser habilitadas si cumplen con ciertos requisitos, entre ellos la presentacin de un estudio de impacto ambiental. Y son muchas las instituciones o consorcios a quienes la oferta

de las empresas de telefona les resulta tentadora. Esta oferta no es siempre igual, ya que el monto vara segn el tipo de edificio y de su ubicacin, pero suele sumar entre diez y veinte mil pesos anuales, que se pagan de una sola vez. Segn cuentan los padres, en la escuela de Castillo 767 fueron receptivos a sus inquietudes. Leandro Peino, otro de los firmantes del amparo, sostiene que las autoridades "tuvieron siempre buena predisposicin, dijeron que nos entendan e iban a hacer gestiones para sacar la antena. Pero despus explicaron que el contrato que haban firmado era leonino y rescindirlo implicaba un prejuicio econmico que no podan afrontar". Aguirre lo ve con una ptica distinta: "Dicen que siguen atados de pies y manos por el contrato, pero ellos tambin podran haber presentado un amparo. El colegio hizo lo imposible por convencer desde los maestros que la antena no haca dao. Y hasta se dijo que si sacaban la antena no se iba a poder hablar por celular. Yo tengo nenas en primario y secundario y en ambos lados hubo intentos por mostrar que no generaba daos, que era una presuncin. Pero si hay una presuncin, hay que sacarla." Meses atrs, la inquietud de los padres se volc en la recoleccin de 250 firmas. Pero al fin fueron siete los que se acercaron a la red de abogados voluntarios de Poder Ciudadano y con la representacin de Osvaldo Sidoli y Alejandra Butti presentaron el pedido de amparo contra el gobierno porteo. El fallo firmado esta semana por la jueza en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la ciudad Alejandra Petrella se centra en las fallas de habilitacin de la antena, si bien menciona el riesgo potencial al ambiente y la salud. "Se desconoce por completo (y para ello debern instrumentarse las pruebas pertinentes) qu consecuencias disvaliosas sobre el ambiente puede generar la antena que se encuentra funcionando sobre un establecimiento escolar -sostiene-. Mxime, tratndose de efectos que podran afectar a nios." Pero el punto central es que la antena nunca estuvo correctamente habilitada. "Telecom Personal present un estudio de impacto ambiental insuficiente -sostiene el abogado Osvaldo Sidoli-. El gobierno porteo orden que se completara, no se hizo y mandaron desconectar la antena en 2005, pero eso no sucedi nunca. En este caso, intimado por la jueza, el gobierno present expedientes sueltos, una hoja sin fecha, todo muy irregular. Y dice que el expediente est en trmite, pero no hay un sistema de habilitacin provisoria. En base a esas irregularidades es que la jueza otorga la medida." En su escrito, la magistrada concluye que "prima facie, la antena estara instalada desde el ao 2000 sin que se hubiera expedido la pertinente

autorizacin ni categorizacin del proceso de instalacin de una antena de telefona celular, cuya nocividad no ha quedado an determinada". Si los plazos se cumplen, en pocos das la antena ya no deber estar funcionando. 2. Un fallo de la justicia correntina podra tumbar todas las antenas de telefona del pas. Fecha: 22/01/2007 Mediante un recurso de amparo presentado a la justicia, los vecinos de Esquina, localidad entrerriana que se encuentra a 324 kilmetros de la capital provincial y a 700 kilmetros de la ciudad de Buenos Aires, lograron detener las obras de construccin de una antena de telefona en el centro del casco urbano. El fallo orden que se detenga la construccin teniendo en cuenta que este pedido haba sido realizado por un grupo de vecinos, quienes argumentaban que el equipo quedara en pleno centro, pudiendo afectar la salud de un gran nmero de personas con sus ondas electromagnticas. A pesar del fallo, la empresa de telefona no par las obras, lo que determin que la Justicia allanara un local de la empresa. El mircoles pasado, la justicia allan das atrs la sede de la empresa de telefona en Esquina, secuestrando los equipos con que estaban instalando. La medida fue llevada adelante por la falta de obediencia de la empresa para con el fallo. Para poner fin a la preocupacin de los vecinos y al mismo tiempo ser equitativos con todas las empresas, los integrantes del cuerpo deliberativo de Esquina promulgaran una ordenanza para que sean trasladadas todas las antenas telefnicas. Tanto es as que una de las propuestas sera que cada empresa busque una nueva ubicacin para sus equipos que por lo menos este a 2.500 metros del sector donde existen casas. Sin dudas el precedente resulta peligroso para las empresas de telefona mvil, justo en el centro de la tormenta, cuando es ms fcil conseguir un celular que una lnea telefnica fija, comenzarn a verse los problemas para la instalacin de las antenas. Hay lugar entonces para la pregunta: si en una ciudad que tiene ms de 10 millones de habitantes en todo su conglomerado (Buenos Aires) se realizaran peticiones similares a los de los vecinos de Esquina, con los mismos argumentos y con el precedente del fallos de la Justicia entrerriana, cul sera la reaccin de la justicia portea? Tambin cabra preguntarse qu es lo que haran los legisladores con respecto al reclamo de millones de habitantes y qu medidas tomaran las empresas de telefona si tuvieran que trasladar todos sus equipos instalados por fuera del rea urbana.

Espaa 3. Los vecinos de Niembro piden que se retiren las antenas de telefona mvil (09.11.07) Ahora es cuando se est viendo el peligro, despus de que se hayan muerto varias personas y despus de que existan vecinos con enfermedades extraas que no se conocen. Era la advertencia, el 'ya te lo dije' de un vecino de la localidad llanisca de Niembro, Jos Ramn Bilbao. l, como otros muchos afectados, particip hace unos seis aos en un concejo pblico celebrado en su pueblo en el que se debati la instalacin de una nueva antena de telefona en la zona de La Cuesta, justo al lado de otra que fuera colocada all har unos 20 aos para dar servicio a otra compaa de telfono. Tuvieron que hacer siete votaciones, recuerda Jos Ramn. En todas ellas sala un 'no' a la instalacin, pero acabaron convenciendo a la gente, lamenta y, finalmente, la antena que da cobertura a los mviles de una empresa concreta de telefona fue instalada. Nos dijeron que el dinero que le supusiera a la compaa instalarse ah iba a repercutir en el pueblo, aade su hermano, Miguel ngel Bilbao, pero no vimos ni un duro, no hay ms que mirar cmo estn los caminos y ver que en el pueblo no se invirti nada de lo que se sac.Tanto Miguel ngel como Jos Ramn Bilbao usan el terreno comunal de la localidad llanisca donde se ubican las antenas como un secadero de ocle, algo para lo que sirvi esta zona toda la vida. All pasan al da unas doce horas. Mercedes Ruisnchez es la alcaldesa de Niembro. Asegura que apoya a sus vecinos para la retirada de las torres pero considera un tanto catastrofista su visin. No obstante, reconoce que si lo dicen ser por algo. Supongo que tendrn en qu basarse. Ruisnchez no era alcaldesa de Niembro en el momento de la instalacin de las antenas y ahora entiende que el tema est descuidado y que deberan venir cada cierto tiempo a hacer algn estudio de las consecuencias que estas antenas pueden generar. La solucin para salir de dudas, plantea la alcaldesa, sera encargar un estudio en donde los tcnicos nos digan cules son los perjuicios que nos estn causando. A 300 metros Y es que aunque no todos son tan explcitos como los hermanos Bilbao, son muchos los vecinos que consideran que esas antenas pueden ser perjudiciales para su salud. Los dos aparatos estn a unos 300 metros del pueblo y de las playas, consideradas en el BOPA de octubre de 1982 como naturales, recuerdan los hermanos Bilbao. Es decir, la distancia a guardar ante ellas debera ser bastante mayor. Toranda y Torimbia, las dos playas ms emblemticas de Niembro, se observan a la perfeccin desde las antenas telefnicas. Lo mismo ocurre con los arenales de Valles y Sovalles. Cncer de esfago, enfermedades que no han podido resolverse entre los hospitales de Oviedo ni Valdecilla (Cantabria), dolores de cabeza, muertes por infartos de gente relativamente joven..... Son muchos los motivos que esgrimen los vecinos para que reclamar que las quiten de aqu. Mara Gmez, una vecina de 84 aos, recuerda tambin aquel concejo pblico en el que se aprob la colocacin de las antenas. Nos dijeron que el dinero se iba a quedar en el pueblo, y as nos convencieron, seala. Yo no s si son

perjudiciales, pero s es verdad que desde hace algn tiempo a m me duele la cabeza todos los das, afirma. As que, si podemos demostrar que son perjudiciales lo conveniente sera que las quitaran, concluye. Una opinin apoyada por Ofelia Alonso, de 50 aos, quien asegura que todo lo que no es natural tiene alguna consecuencia negativa y mucho ms si son antenas que producen radiacin. Lo que no es normal es que haya habido muertes repentinas de gente joven, dice Milagros Ordieres, de 78 aos, que reconoce que en el momento de la instalacin no me pareci mal pero, a la larga, te das cuenta de que no era algo bueno. Todo calumnias Pero no todos piensan as. Hay vecinos que no vinculan en absoluto las muertes y algunas enfermedades con las antenas de telefona, si te da el mal te mueres, asegura Luciano Rivaz. Son todo calumnias, dice este vecino de 75 aos que lleva un desfibrilador en el pecho. Estn puestas a mucha altura y no afectan tanto como dicen, opina. Pero es que las antenas de telefona estn diseadas de tal manera que la radiacin electromagntica que producen se proyecta de forma horizontal y con una leve inclinacin hacia el suelo. Es por este motivo por el que el espacio situado inmediatamente debajo puede recibir ms radiacin procedente de otra antena que est situada a cientos de metros de distancia. Es lo que se denomina 'efecto paraguas'. Este hecho explica que haya vecinos que no saben que estn expuestos al peligro de unas antenas que ni siquiera ven, aunque las de Niembro s se ven desde la localidad. La preocupacin vecinal de Niembro fue trasladada el pasado martes al Pleno municipal. Los ediles del PP presentaron una mocin para crear una comisin que estudie el posible problema del que hablan los vecinos. El PSOE no la admiti.

4. Madrid - El juez avisa al abogado de Orange de que ordenar su captura si no comparece por una causa sobre antenas de mviles. El juez de Instruccin nmero 1 de Mstoles (Madrid) ha advertido a la representacin legal de Orange de que ordenar su busca y captura si no comparece el prximo 13 de noviembre ante l por presunto homicidio imprudente, delitos contra la salud pblica y actividad clandestina por la instalacin de una antena de telefona mvil en la azotea de una vivienda de la calle Pintor Zuloaga de la localidad madrilea, informaron hoy a Europa Press fuentes jurdicas. La causa que sigue este juzgado investiga tambin los efectos sobre la salud de la antena situada en la calle la Espaoleta. El procedimiento tiene su origen en la denuncia penal presentada por Antonio Gmez, uno de los vecinos afectados, contra lo que denomina el 'Triangulo de la muerte' en referencia a las instalaciones de las citadas estaciones de telefona, en las que se inclua la antena de Julio Romero, que ya ha sido retirada por la compaa Vodafone.

La advertencia del magistrado, segn las mismas fuentes, se produce despus de que el abogado que representa a esta empresa de telefona mvil no se presentara el pasado 16 de octubre a la toma de declaracin a la que haba sido citado. Pese a su ausencia, los representantes legales de Vodafone y Telefnica declararon por tercera ocasin ante el magistrado. Segn las fuentes consultadas, la antena de Pintor Zuloaga nmero 3 tiene decretado el cese de funcionamiento desde marzo de 2005, medida que fue ratificada este febrero por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Afectados por cncer En el escrito, Gmez denunci que en 500 metros cuadrados se han producido ms de 40 muertes y alrededor de 100 personas han sido afectadas por cncer, sobre todo melanomas, colon y leucemias. Asimismo, la denuncia va tambin dirigida contra las comunidades de vecinos 'consentidoras' de las instalaciones de las antenas, adems de contra el Ayuntamiento por permitirlo. En concreto, se les imputa varios delitos, entre ellos estragos a la salud y a la seguridad colectiva, actividad clandestina, emisin perjudicial al medio ambiente, homicidio y lesiones imprudentes. Vodafone retir el pasado abril la antena de telefona mvil situada en el nmero 1 de la calle Julio Romero de Mstoles despus de que se hubiera agotado el contrato que mantena con la comunidad de propietarios y de que los vecinos llevaran el caso a los tribunales en varias ocasiones por la aparicin de cncer en doce habitantes del edificio con resultado de muerte en cinco de ellos. Respaldo del TSJM. El TSJM ya se pronunci sobre esta cuestin, al desestimar el pasado diciembre el recurso de apelacin presentado por Vodafone contra la decisin del Ayuntamiento de Mstoles de diciembre de 2004 de suspender cautelarmente el funcionamiento de la antena. Sin embargo, la resolucin del Alto Tribunal sealaba que el Consistorio actu correctamente pues 'la mera solicitud de la licencia no faculta para el ejercicio de la actividad' y la ausencia de este permiso faculta a la Administracin para decretar la clausura para garantizar el 'superior principio de respeto a la seguridad de los ciudadanos'. Adems, recoga que se trata de una actividad calificada dentro del Reglamento de Actividades, Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, por lo que deba disponer de licencia y no podra comenzar a ejercer la actividad sin que antes se gire la oportuna visita de comprobacin por el funcionario tcnico competente.

Blgica 5. Moratoria de antenas de telefona en Bruselas? El vicepresidente del Parlamento de Bruselas y alcalde de Auderghem (uno de los 19 municipios de Bruselas) Didier Gosuin, ha solicitado una moratoria de instalaciones de antenas de telefona mvil en la regin de Bruselas hasta que entre en vigor en marzo de 2009 la nueva normativa medioambiental, ms restrictiva con el nivel permitido de emisiones. Durante una rueda de prensa celebrada en el Parlamento de Bruselas Didier Gosuin (MR), diputado por Bruselas y alcalde de Auderghem, reclam una moratoria en la instalacin de estaciones base de telefona mvil (EBTM) en la regin de Bruselas. Dicho Parlamento adopt en febrero de 2007 una normativa medioambiental que reduca drsticamente el nivel mximo de emisiones a 3 V/m, con el fin de aumentar el nivel de proteccin de los ciudadanos de Bruselas frente a las radiaciones no ionizantes. Mientras la nueva ordenanza pueda entrar en vigor en marzo de 2009, el Sr. Gosuin pide una moratoria en la concesin de licencias urbansticas necesarias para poder instalar sistemas que emitan radiaciones no ionizantes en los lugares en donde ya se haya alcanzado o superado el lmite legal de 3 V/m. La propuesta de moratoria ha sido depositada en el registro del Parlamento. "El hecho de que la ordenanza no haya entrado en vigor no significa que no haya que actuar. De hecho, un Estado Miembro no puede desconocer lo que ya se ha votado y seguir con la ineficaz directiva Europea", subray Didier Gosuin. El alcalde de Auderghem tambin escribi una nota al resto de los 19 municipios de Bruselas con el fin de reclamar una moratoria en el mbito regional. Segn esta propuesta, los municipios se comprometeran a dar sistemticamente informes desfavorables a la concesin de licencia urbanstica para los dispositivos con radiaciones no ionizantes con unas emisiones que superen los 3V/m, y si fuera necesario entablaran las acciones necesarias. El municipio de Auderghem muestra por ejemplo el recurso que interpuso contra el Departamento de Urbanismo, en contra de informe positivo emitido el 17 de agosto para la instalacin de una antena en un lugar en donde una medicin en 2002 del IBPT (Comisin Nacional de Blgica para el Control de las Telecomunicaciones) arrojaba un valor de 3,2 V/m. Tras la peticin del municipio de Auderghem, se ha establecido un censo de EBTM. Desde 2002, el IBPT ha realizado doce mediciones de diez lugares diferentes del municipio. Aunque se cumple la norma federal del mximo de 20,6 V/m en todas las mediciones llevadas a cabo, sin embargo, cinco de las doce mediciones (el 41,6%) superan la norma regional establecida para el futuro. Segn el IBPT, que hasta ahora ha realizado ms de 300 mediciones en el pas, slo el 8% de las mediciones superaran el nivel mximo de 3 V/m, indic el alcalde de Auderghem con cierta sorpresa. Rudy Demotte, entonces ministro federal de salud pblica, y las operadoras de telefona mvil, consideraron que la Regin de Bruselas haba interferido en las competencias federales relativas a la proteccin de la salud e interpusieron un recurso ante el Tribunal Constitucional entre julio y agosto de este ao. Segn el diputado, la ordenanza fue

aprobada por el Parlamento de Bruselas basndose en la proteccin medioambiental, que es una competencia regional. El Sr Gosuin reconoce que no existe un consenso mundial en relacin con los lmites mximos de emisin permitidos que podran adoptarse, pero aade que muchos pases establecen normas que son mucho ms estrictas que las adoptadas por Blgica. Por ejemplo, Suiza (4 V/m), Rusia (3 V/m) o Austria (0,6 V/m). Para el diputado regional del MR, las radiaciones no ionizantes son el amianto del siglo XXI. Francia 6. Tribunal de alta instancia de Carpentras Francia (tribunal de distrito) Extracto sentencia emitido el 16 de febrero 2009 Motivos de la decisin y la sentencia: Extracto de la pgina 10: "A la luz de la actual incertidumbre sobre la supuesta inocuidad de la exposicin a la radiacin emitida por las antenas repetidoras de telefona, las estructuras que emiten campos electromagnticos, como la antena instalada por SFR cerca de la casa del seor y la seora Xxxx en Chteauneuf-du-Pape , existe una bien fundada duda sobre el peligro potencial que presenta este tipo de instalacin, el riesgo de que se puede considerar totalmente plausible, incluso probable, aunque su manifestacin (que podra ser desastroso) an no se haya producido " . "Todo residente podr reclamar, en virtud de este principio, que la exposicin a la radiacin debe ser tan bajas como razonablemente sea posible. "En este caso el Sr. y la Sra. Xxxx han demostrado que la suspensin es totalmente pertinente y comprensible, aunque sin la responsabilidad de invertir la carga de la prueba. "En la actualidad no pueden ser garantizados por la compaa de telefona mvil, en materia de seguridad y proteccin, la ausencia de cualquier riesgo para la salud generados por la instalacin del bloque de antenas instaladas muy cerca de su casa." Extracto de la pgina 11: "Cualquiera que sea la compaa de telefona mvil puede decir, este es un claro ejemplo de una excepcional molestia para el prjimo, a fin que debe hacerse de inmediato. Con el fin de que las dos excepcionales molestias a su vecino detalladas a continuacin y observadas por el Tribunal hayan de ser subsanadas, la empresa debe proceder a la demolicin (es decir, el desmantelamiento) de la torre en cuestin, de conformidad con la peticin de los principales El Sr. y la Sra. XXXX. Extracto de la pgina 12: "Considerando el impacto negativo de mantener la instalacin del bloque de antenas en cuestin en su lugar en las cercanas de la vivienda del Sr. y la Sra. xxxx, es importante maximizar la efectividad de la obligacin de demoler la estructura impuesta a la empresa operadora de telefona mvil denominada Sociedad Francesa del radiotelfono (SFR), aadiendo a esta obligacin una sancin de 400 euros por da de retraso despus de que el

plazo de cuatro meses a contar desde el da en que esta obligacin est validado por una decisin que tiene fuerza de un asunto que ha sido sentenciado. " China 7. Taiwn: 1 500 antenas de telefona mvil desmanteladas ( 6 noviembre 2007). El pasado ao como consecuencia de numerosas demandas de personas y asociaciones que denunciaron un riesgo sanitario potencial, la Comisin Nacional de Comunicaciones (CNC) prometi que alrededor de 1500 antenas de telefona mvil situadas junto a establecimientos escolares o inmuebles residenciales seran retiradas antes de fin del ao 2007. A finales de octubre, bajo la presin de la CNC, los operadores procedieron a desmantelar 1472 de estas antenas controvertidas, precis, y en el futuro, la comisin se esforzar en convencer a todos para restringir el nmeros de antenas y colocarlas sobre los edificios pblicos en vez de en los privados. Segn una investigacin hecha por la comisin, en Taiwn haba en el ao pasado 26000 antenas de telefona mvil de la norma 2G, 6500 de la norma 3G, y 16000 para la norma PHS. La cobertura estara 5 veces por encima de las necesidades reales. Complemento al Comunicado ( Agencia de Prensa China Post). Los barrios residenciales y las escuelas no deben estar expuestos a los riesgos de las radiaciones emitidas por las antenas ya que estas pueden ocasionar cncer, insomnio, enfermedades del sistema nervioso, y podran provocar suicidios entre la gente, ha declarado el legislador gubernamental, haciendo valer que las estaciones base deben de estar desplazadas fuera de estas zonas, ya que los estudios demuestran que los niveles de irradiacin de estas instalaciones en el norte de Taipei, y al sur de Taiwn sobrepasan los niveles que son razonables.

VII.- ANEXOS ANEXO1: RESOLUCIN DE SALZBURGO SOBRE INSTALACIONES EMISORAS DE TELEFONA MVIL Ante el hecho que numerosos cientficos y mdicos encontraban las normas dictadas por la OMS insuficientes para la proteccin de la salud de las personas, se han reunido en una Conferencia internacional sobre Emplazamiento de Emisoras de Telefona Mvil, Ciencia & Salud Pblica, en Salzburgo (7y 8 de Junio del 2000). Y dictaron lo siguiente: 1. Se recomienda establecer un procedimiento de autorizacin administrativa previa para la instalacin y la actividad de funcionamiento de las instalaciones emisoras de telefona mvil, en el que tengan en cuenta los siguientes puntos: * Sometimiento a informacin previa, con intervencin activa de la poblacin residente * Anlisis de varias alternativas de instalacin posibles * Proteccin de la salud y del bienestar * Toma en consideracin del aspecto visual local y paisajstico. * Clculo y medicin de los valores de exposicin. * Toma en consideracin de las fuentes ya existentes que emiten campos de alta frecuencia. * Control de la instalacin, una vez realizada, as como seguimiento posterior. 2. Se recomienda crear un Banco de Datos a nivel estatal, con datos tcnicos de las estaciones repetidoras y sus emisiones. 3. Se recomienda que en la instalacin de emisoras de telefona mvil, tanto en la ya existentes, como en las futuras, se utilicen todas las posibilidades tcnicas existentes, de forma que se garantice a los residentes la mnima exposicin posible (principio ALATA = as low as thecnic allows). Las nuevas instalaciones deben planificarse de tal forma que la exposicin en las zonas en las que la poblacin permanezca un cierto tiempo sea lo ms baja posible y que se garantice estrictamente la salud de la poblacin afectada. 4. En la actualidad, es muy difcil evaluar los efectos biolgicos de las Estaciones emisoras de Telefona Mvil ante dosis bajas, y sin embargo ello es urgentemente necesario para proteger preventivamente la salud pblica. Hoy en da hay indicios de que no existe un lmite mnimo para determinar los efectos negativos para la salud. Por ello, la recomendacin de unos valores de inmisin concretos est ligada a las correspondientes incertezas y se tiene que contemplar como algo provisional. Para el conjunto de todas las inmisiones electromagnticas de alta frecuencia, se recomienda un valor mximo orientativo de 100mW/m (10W/cm). Para proteccin preventiva de la salud pblica ante la suma de inmisiones de alta frecuencia, moduladas con bajas frecuencias pulsantes, provenientes de las

instalaciones emisoras de telefona mvil, tal como puedan ser las Estaciones Base GSM, se recomienda un valor provisional mximo de 0,1W/cm (0,614V/m). Cientficos firmantes de la Resolucin de Salzburgo UNTERZEICHNER der SALZBURGER MOBILFUNKSENDEANLAGEN 9. DEKLARATION Juni zu 2000

Dr. Ekkehardt Alpeter, Inst. fr Social- and Preventive Medicine, University of Bern, CH Dr. Carl Blackmann, US Environmental Protection Agency, USA Dr. Neil Cherry, Lincoln University Christchurch, Neuseeland Prof. Dr. Huai Chiang, Zhejiang University School of Medicine Microwave Lab, Hangzhou, China Dr. Bill P. Curry, EMSci Tek Consulting Co, Illinois, USA Prof. Dr. Livio Giuliani, National Institute of Occupational Safety and Prevention, Roma, Italien Prof. Dr. Yuri Grigoriev, Centre of Electromagnetic Safety, Institute of Biophysics, Moscow, Russland Dr. Helene Irvine, Greater Glasgow Health Board, Dept. of Public Health, Glasgow, Scotland, UK Dr. Christoph Knig, Federal State of Salzburg, Public Health Dept., Environmental Health, Salzburg, sterreich Prof. Dr. Michael Kundi, University of Vienna, Inst. For Environmental Health, Wien, sterr.Ronald MacFarlane, Health Promotion and Environmental Protection Office, Toronto Public Health, Toronto, Canada Dr. Malcolm MacGarvin, modus vivendi, Consultant for the European Environment Agency, Glenlivet, Scotland, UK Dr. Fiorenzo Marinelli, Ist. Di Citomorfologia C.N.R., Bologna, Italien Dr. Wilhelm Mosgller, University of Vienna, Inst.for Cancer Research, Wien, sterr. Dr. Gerd Oberfeld, Federal State of Salzburg, Public Health Dept., Environmental Health, Salzburg, sterreich Dr. Collin Ramsay, Scottish Center for Infection and Environmental Health (SCIEH), Glasgow, Scotland, UK MA Cindy Sage, Sage Associates, California, USA Luis Slesin, Microwave News, New York, USA Prof. Dr. Stan Szmigielski, Dept. of Microwave Safety, Military Institute of Hygiene and Epidemiology, Warsaw, Polen ANEXO 2.- PROYECTO BIOINITIATIVE (www.bioinitiative.org) La peticin Protjase de los riesgos de las radiaciones electromagnticas (REM) apoyando las recomendaciones del informe BioInitiative (www.bioinitiative.org) que se refiere a lmites de exposicin de las REM (Radiaciones electromagnticas). El EMR Policy Institute (Instituto para la Poltica de REM) propone esta peticin para aprobar las recomendaciones del informe de Grupo de Trabajo BioInitiative. Buscamos el apoyo de otros organismos cuya misin sea reclamar una poltica de Salud Pblica

responsable para los nios, los trabajadores y la opinin pblica, tanto en el lugar de trabajo como en el lugar de residencia. Buscamos tambin la aprobacin de particulares para exigir una poltica global de seguridad ms severa frente a los REM tal como se define en el documento: Informe BioInitiative: Una justificacin para normas pblicas de exposicin a los campos electromagnticos (EBF y RF) basadas en los aspectos biolgicos. En apoyo a esta peticin, la declaracin de apoyo al informe BioInitiative publicado el 17 de septiembre de 2007 por la Agencia Medioambiental Europea (AEMA). ste recapitula la importancia del informe BioInitiative y de las acciones de seguridad frente a los REM recomendadas. Peticin Los abajo firmantes, constatamos que los lmites gubernamentales actuales no protegen al pblico de los efectos desfavorables sobre la salud de las radiaciones electromagnticas (REM) que emanan de dispositivos tales como lneas elctricas, telfonos mviles y de los dispositivos Internet sin cables y sus antenas asociadas, las antenas de difusin de TV y FM y las antenas radares. La mayora de los lmites existentes de esta forma de radiacin estn entre 1 a 4 mil de veces por encima para proteger prudentemente a las personas contra efectos desfavorables sobre la salud como: enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas, problemas de reproduccin, desordenes del sueo, el aprendizaje y la memoria, la capacidad de regeneracin celular disminuidas, interferencias con el sistema inmunitario, cnceres y electro- hipersensibilidad. Basado en la evidencia cientfica alegada en el Informe BioInitiative: Una justificacin para normas pblicas de exposicin a los campos electromagnticos (EBF de muy bajas frecuencias- y RF) basadas en los aspectos biolgicos y de numerosas publicaciones complementarias, recomendamos que se fijen los lmites siguientes de la radiacin electromagntica : I. Extremadamente-bajas frecuencias (EBF o ELF). Lneas elctricas, aparatos, cableado elctrico interior y de otros dispositivos que emiten EBF- extremadamente bajas frecuencias- : A. Casas, escuelas y lugares donde los nios pasan la mayor parte del tiempo: 1 milligauss* (1mG) para las nuevas construcciones; 1 milligauss (1mG) para todo el espacio existente ocupado a reinstalar. B. Cualquier otra construccin: 2 milligauss (2mG). * Un milligauss es una medida de fuerza de campo de EBF- extremadamente bajas frecuencias- empleada para describir los campos magnticos de los aparatos, de las lneas elctricas, del cableado elctrico interior, etc. (en resumen: mG). Al igual que la densidad de potencia de los campos RF de alta frecuencia puede describirse en W/cm o el campo elctrico correspondiente en V/m, el parmetro que es ms fcil de medir para las EBF (extremadamente bajas frecuencias) es el campo magntico.

II. Radiaciones a largo plazo (acumuladas) de las radiofrecuencias * (RF): A. Ondas pulsadas exteriores - como antenas de telefona mvil, antenas radar, antenas de emisin TV y FM, antenas inalmbricas Internet: un dcimo de un microvatio por centmetro cuadrado 0,614 voltio por metro. * (0.1 W/cm 0.614 V/m). * La densidad de potencia de la radiacin de radiofrecuencia (FR) es medida en microvatios por centmetro cuadrado o voltios por metro y se abrevia (W/cm) o (V/m). La radiacin de radiofrecuencia se emplea hablando de las emisiones de los equipos de difusin, radar y telecomunicacin inalmbricos, y describiendo la RF en el medio ambiente. En los Estados Unidos y el Canad, por ejemplo, la cantidad de RF permitida cerca de antena de telefona mvil es de mil de microvatios por centmetro cuadrado (1000 W/cm2) para algunas frecuencias utilizadas en telefona. B. Radiacin de radiofrecuencia (RF) interior como los telfonos mviles, los equipos de Internet inalmbrico y las radiaciones que cruzan edificios desde fuentes exteriores: una centsima de un microvatio por centmetro cuadrado o 0,194 voltio por metro (0,01 W/cm 0,194 V/m). Tpicamente, la densidad de potencia de RF de fuentes de alta frecuencia exteriores como las televisiones UHF o las antenas enlace radio enlaces- de telefona mvil disminuyen de un factor diez cuando cruzan edificios. Las Seales de ms baja frecuencia como las de la TV VHF y la FM no se reducen tanto como las altas frecuencias. Investigaciones futuras podran demostrar que estos niveles recomendados no protegen suficientemente; por lo tanto, el legislador debera seguir siendo abierto para que pudieran reducirse en funcin de nuevas evidencias cientficas. Declaracin de apoyo de la Agencia Medioambiental Europea: Evaluacin de los riesgos de radiaciones de los dispositivos de la vida diaria, 17 de sept. de 2007: www.eea.europa.eu/highlights/radiation-risk-from-everyday-devices-assessed Un nuevo informe que levanta inquietudes en referencia a los efectos de los campos electromagnticos (CEM) sobre la salud humana apelando a normas de seguridad ms severas para controlar las radiaciones de los telfonos mviles, de las lneas elctricas y de numerosas otras fuentes de exposicin de la vida diaria. El Informe BioInitiative: Una justificacin para normas pblicas de exposicin a los campos electromagnticos de muy bajas frecuencias (EBF y RF) basadas en los aspectos biolgicos. Se compil por el Grupo de Trabajo BioInitiative, un grupo internacional de cientficos, investigadores y profesionales de poltica para la Salud Pblica. La AEMA- Agencia Europea para el Medioambiente- contribuy a este nuevo informe con un captulo extrado del estudio de la AEMA, Lecciones tardas de detecciones precoces: el principio de cautela 1896-2000. El estudio de la AEMA examina los antecedentes de una seleccin de riesgos pblicos y medioambientales, como los del amianto, el benceno y los PCB, desde las primeras detecciones precoces basadas en la ciencia con respecto a molestias potenciales, hasta las medidas de precaucin y prevencin que se adoptaron. Los estudios de caso sobre el tabaquismo y el plomo en la gasolina estn en elaboracin.

Aunque la AEMA no tenga experiencia especfica sobre los CEM, los estudios de casos de riesgos pblicos analizados en esta publicacin ponen de manifiesto que las exposiciones nocivas podran extenderse antes de que existan las evidencias por las exposiciones a largo plazo, as como una comprensin biolgica del dao que puedan causar. Existen numerosos ejemplos en el pasado por no utilizar el principio de precaucin, que condujeron a perjuicios serios y ,a menudo ,irreversibles sobre la salud y sobre el medio ambiente. Medidas convenientes y proporcionadas de precaucin, sabias y prudentes deben adoptarse desde ahora para evitar amenazas plausibles y potencialmente serias en el futuro derivadas de los CEM sobre la salud. Debemos recordar que la precaucin es uno de los principios de la poltica medioambiental de la Unin Europea, apunta la profesora Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEMA. Segn el Grupo de Trabajo BioInitiative, las pruebas actuales, aunque limitadas, son suficientemente slidas para poner en entredicho la base cientfica de los lmites actuales de exposicin a las REM. ANEXO 3: RESOLUCIN DE BENEVENTO La Comisin Internacional para la Seguridad Electromagntica (ICEMS) organiz una conferencia internacional denominada Aproximacin al Principio de Precaucin y los Campos Electromagnticos: Racionalidad, legislacin y puesta en prctica, en la ciudad de Benevento, Italia, los das 22, 23 y 24 de febrero de 2006. 1. Nuevas evidencias acumuladas indican que hay efectos adversos para la salud como resultado de las exposiciones laboral y pblica a los campos elctricos, magnticos y electromagnticos, o CEM1, en los niveles de exposicin actuales. Es necesario, pero todava no se ha realizado, un examen comprensivo, independiente y transparente de las pruebas puntuales que sealan este riesgo potencial emergente para la salud pblica. 2. Los recursos y medios necesarios para esto son bastante inadecuados, a pesar del explosivo crecimiento de las tecnologas de telecomunicaciones as como la inversin enorme en el transporte elctrico. 3. Hay evidencias de que las fuentes actuales de financiacin sesgan y desvan los anlisis y la interpretacin de los resultados de las investigaciones hacia el rechazo de la evidencia de riesgos para la salud pblica. 4. Los argumentos segn los cuales los campos electromagnticos (CEM) de intensidad dbil no pueden afectar sistemas biolgicos no representan el conjunto actual de la opinin cientfica. 5. De acuerdo con nuestra revisin cientfica, los efectos biolgicos pueden ocurrir por exposiciones campos electromagnticos de baja frecuencia y los campos electromagnticos de radiofrecuencias y microondas. Los estudios epidemiolgicos as como los experimentos

in vivo e in vitro demuestran que la exposicin a ciertos campos electromagnticos de baja frecuencia puede aumentar el riesgo del cncer en nios e inducir otros problemas de salud en nios y adultos. Adems, hay una evidencia epidemiolgica acumulada que indica un riesgo creciente de tumor cerebral por el uso a largo plazo de telfonos mviles, los primeros campos electromagnticos de radiofrecuencias que han comenzado a ser estudiados comprensivamente. Los estudios epidemiolgicos y de laboratorio que demuestran los riesgos crecientes para los cnceres y otras enfermedades por exposiciones laborales a campos electromagnticos no pueden ser ignorados. Los estudios de laboratorio sobre cnceres y otras enfermedades han divulgado que la hipersensibilidad a campos electromagnticos puede ser debida en parte a una predisposicin gentica. 6. Animamos a los gobiernos a que adopten una normativa marco de pautas para la exposicin pblica y laboral a campos electromagnticos (CEM) que reflejen el Principio de Precaucin2, como algunos pases han hecho ya. Las estrategias preventivas deben basarse en el diseo de estndares de funcionamiento y pueden no definir necesariamente umbrales numricos porque tales umbrales se pueden interpretar errneamente como los niveles debajo de los cuales ningn efecto nocivo puede ocurrir. Estas estrategias deben incluir: 6.1. Promover las alternativas a los sistemas de comunicacin sin hilos, por ejemplo: uso de la fibra ptica y de los cables coaxiales; diseo de telfonos porttiles con especificaciones ms seguras de funcionamiento, incluyendo la radiacin lejos de la cabeza; preservar las lneas telefnicas terrestres existentes. Soterrar las lneas elctricas de reas pobladas, solamente instalarlas en zonas residenciales como ltimo recurso. 6.2. Informar a la poblacin los riesgos potenciales del uso de los telfonos mviles e inalmbricos. Aconsejar a los usuarios limitar llamadas por telfonos mviles y utilizar una lnea telefnica para las conversaciones largas. 6.3. Limitar el uso de los telfonos mviles e inalmbricos a nios, jvenes y adolescentes al nivel ms bajo posible y prohibir, de una manera urgente, a compaas de telecomunicacin de la comercializacin y publicidad dirigida a ellos. 6.4. Requerir a los fabricantes que provean dispositivos de manos libres (altavoz o auriculares), para cada telfono mvil e inalmbrico. 6.5. Proteger a los trabajadores de los equipo de generacin de CEM, con restricciones en los accesos y blindaje electromagntico de individuos y estructuras fsicas. 6.6. Planificar la instalacin de antenas estaciones base y otras infraestructuras de telecomunicaciones para reducir al mnimo la exposicin humana. Registro de las estaciones base de telefona con las entidades de planificacin locales y uso de cartografa digital para informar al pblico sobre las exposiciones potenciales posibles. Las propuestas para los sistemas inalmbricos urbanos (por ejemplo. Wi-Fi, WIMAX, sistemas de banda ancha por cable o lnea elctrica o tecnologas equivalentes) deben estar sometidas a una revisin pblica de la exposicin potencial a campos electromagnticos (CEM) y, en el

caso de estn instalados anteriormente, los municipios deben asegurar una informacin disponible para todos y actualizada regularmente. 6.7. Definir zonas urbanas libres de emisiones, en edificios pblicos (escuelas, hospitales, reas residenciales) y en los sistemas de transporte pblico, con el objetivo de permitir el acceso a las personas extremadamente sensibles a campos electromagnticos (CEM). 7. La ICEMS3 est dispuesta ayudar a las instituciones en el desarrollo de una agenda de la investigacin de campos electromagnticos. ICEMS anima el desarrollo de protocolos clnicos y epidemiolgicos para las investigaciones de conglomerados (clusters) geogrficos de personas con reacciones alrgicas y otras enfermedades o sensibilidades a campos electromagnticos (CEM), y documenta la eficacia de intervenciones preventivas. ICEMS anima la colaboracin cientfica y las revisiones de los resultados de las investigaciones. Nosotros, los cientficos abajo firmantes, estamos de acuerdo en la necesidad de ayudar a la promocin de la investigacin sobre campos electromagnticos y el desarrollo de estrategias de proteccin de la salud pblica con la aplicacin del principio de precaucin. Los campos electromagnticos (CEM) en esta resolucin comprenden desde cero a 300 GHz. 2 El Principio de Precaucin se aplica cuando hay indicaciones de efectos nocivos posibles, aunque estos riesgos no estn demostrados totalmente y exista una cierta incertidumbre, los riesgos de no hacer nada pueden ser mayores que los riesgos de tomar medidas para controlar estas exposiciones. El Principio de Precaucin plantea que la carga de la prueba no incumbe a los que sospechan un riesgo sino a los que lo descartan. 3 Comisin Internacional para la Seguridad Electromagntica. Cientficos firmantes de la Resolucin de Benevento Fiorella Belpoggi, Fundacin Europea de Oncologa y Ciencias Medioambientales , B.Ramazzini, Bolonia, Italia. Carl F. Blackman, Presidente de la Sociedad de Bioelectromagnetismo, (1990-91), Raleigh, NC, Estados Unidos. Martin Blank, Departamento de Fisiologa, Universidad de Columbia , Nueva York, Estados Unidos. Natalia Bobkova, Instituto de Biofsica Celular, Pushchino, Regin de Mosc Francesco Boella, Instituto Nacional de Prevencin y Seguridad en el Trabajo, Venecia, Italia Zhaojin Cao, Instituto Nacional de Salud Medioambiental, Centro Chino para el Control de Enfermedades, China Sandro D.Allessandro, Fsico, Alcalde de Benevento, Italia, (2001-2006). Enrico D.Emilia, Instituto Nacional para la Prevencin y Seguridad en el Trabajo, Monteporzio, Italia Emilio Del Giuduice, Instituto Nacional de Fsica Nuclear, Miln, Italia. Antonella De Ninno, Agencia Nacional para la Energa , Medio Ambiente y Tecnologa de Italia, Frascati, Italia Alvaro A. De Sallas, Universidad Federal de Rio Grande del Sur, Porto Alegre, Brasil1

Livio Giuliani, Veneto del Este y Sur del Tirol, Instituto Nacional para la Prevencin y la Seguridad en el Trabajo, Universidad de Camerino. Yury Grigoryev, Instituto de Biofsica; Presidente del Comit Nacional Ruso del NIERP. Settimo Grimaldi, Instituto de Neurobiologa y Medicina Molecular, Centro de Investigacin Nacional, Roma, Italia Lennart Hardell, Departamento de Oncologa, Hospital Universitario, Orebro, Suecia Magda Havas, Estudios sobre Recursos y Medio Ambiente, Universidad de Trent, Ontario, Canad Gerard Hyland, Universidad de Warwick, Reino Unido; Instituto Internacional de Biofsica, Alemania; EM Radiation Trust, Reino Unido Olle Johansson, Unidad de Dermatologa Experimental, Departamento de Neurociencias, Instituto Karolinska , Suecia. Michael Kundi, Jefe del Instituto de Salud Ambiental, Universidad Mdica de Viena, Austria. Henry C. Lai, Departamento de Bioingeniera, Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos Mario Ledda, Instituto de Neurobiologa y Medicina Molecular, Consejo Nacional para la Investigacin, Roma, Italia Yi-Ping Lin, Centro de Polticas y Anlisis de los Riesgos para la Salud, Universidad Nacional de Taiwan, Taiwn. Antonella Lisi, Instituto de Neurobiologa y Medicina Molecular, Consejo Nacional para la Investigacin, Roma, Italia. Fiorenzo Marinelli, Instituto de Inmunocitologa, Consejo Nacional para la Investigacin, Bolonia, Italia Elihu Richter, Jefe de Medicina Laboral y Medioambiental, Universidad Hebrea-Hadassah, Israel Emanuela Rosola, Instituto de Neurobiologa y Medicina Molecular. Consejo Nacional para la Investigacin, Roma, Italia Leif Salford, Jefe del Departamento de Neurociruga, Universidad de Lund, Suecia. Nesrin Seyhan, Jefe del Departamento de Biofsica, Director del Gazi NIRP Center, Ankara, Turqua. Morando Soffritti, Director cientfico de la Fundacin Europea de Oncologa y Ciencias Medioambientales, B. Ramazzini, Bolonia, Italia Stanislaw Szmigielski, Instituto Militar de Epidemiologa e Higiene, Varsovia, Polonia Mikhail Zhadin, Instituto de Biofsica Celular , Pushchino, Regin de Mosc