3
Cuando estas líneas salgan a la luz, ya se habrá ce- lebrado el XXI Congreso Nacional de Medicina Nu- clear, estaremos pensando en el XXII Congreso en Ciudad Real, y ya se habrá decidido la sede del XXIII Congreso, para el que se ha presentado la firme can- didatura de Sevilla. Y aunque todo hace presagiar que el Congreso de Tenerife va a ser un acontecimiento inolvidable como evento científico y social, dejare- mos su glosa para el próximo número de la Revista, por lo que la importancia del tema, requiere un tra- tamiento específico. *** La Sociedad Catalana de Medicina Nuclear, ha ce- lebrado sus XII Jornadas organizando el Tercer Sim- posium Europeo sobre Medicina Nuclear Pediátrica, con un programa excelente, en el que ha destacado la participación de los médicos nucleares españoles. El premio de la Sociedad Catalana al póster con ma- yor relevancia clínica, fue para Enrique Prats Rivera del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Uni- versitario de Zaragoza, y el que patrocinaba la So- ciedad Española de Medicina Nuclear al «funnier poster», fue concedido exaequo a los Dres. V. Ga- rriga del Hospital de Comarcal de Granollers y J. A. Vallejo del Hospital Reina Sofía de Córdoba. Que lo disfruten. *** Hay mucho que hablar del PET, y vamos a co- menzar con una breve referencia al Simposium que organizó en Madrid el Centro Pet Complutense los días 27 y 28 de marzo, porque ha sido una excelente ocasión para poder escuchar a varios de los mejores especialistas mundiales en este campo. Pudimos cons- tatar los enormes avances que se han producido en los últimos años y las expectativas inmediatas exis- tentes, ya que fueron brillantemente expuestas en una mesa redonda por el Dr. Ed. COLEMAN de la Uni- versidad de Duke, el Prof. BARRIO de UCLA y el Dr. P. Valk exPresidente del Institute for Clinical PET (ICP), de los Estados Unidos. Las aplicaciones clínicas del PET en Oncología fueron desarrolladas por los Drs. V. LOWE de la Clí- nica Mayo, W. ECKELMAN de Bethesda y el Prof. DÍAZ RUBIO del Hospital Clínico de Madrid. El grupo PET de la Sociedad Española de Medi- cina Nuclear, organizó una Mesa redonda presidida por el Presidente del grupo Dr. F. LOMEÑA y por el Presidente de la SEMN, Dr. FREIRE MACÍAS, que resultó del máximo interés y puso de manifiesto que nos encontramos en un momento crucial para el de- sarrollo de esta tecnología en España. A la reunión asistieron representantes de la FDA americana que expusieron las etapas seguidas en USA para la aceptación de este método de diagnóstico. Asistió también el Dr. CONDE OLASAGASTI Di- rector de la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del Instituto Carlos III, que expuso la pos- tura de la Agencia en relación con esta tecnología. Hay que felicitar a los organizadores ANTONIO MALDONADO y JOSÉ MIGUEL ALFONSO y ani- marles a que se repita. *** Continuando con la PET, hay que señalar que su implantación en nuestro país sigue progresando, aun- que con mayor lentitud de la que cabría esperar, pro- bablemente debido a las lógicas dificultades inver- soras de las administraciones sanitarias, así como que realmente es ahora cuándo comienza a estar claro el impacto de esta técnica de Medicina Nuclear. De to- Noticias Rev. Esp. Med. Nuclear, 2000;19:318-323 321 ÚLTIMA HORA II Simposium PET celebrado en Madrid.

Última hora

  • Upload
    dolien

  • View
    220

  • Download
    0

Embed Size (px)

Citation preview

Page 1: Última hora

Cuando estas líneas salgan a la luz, ya se habrá ce-lebrado el XXI Congreso Nacional de Medicina Nu-clear, estaremos pensando en el XXII Congreso enCiudad Real, y ya se habrá decidido la sede del XXIIICongreso, para el que se ha presentado la firme can-didatura de Sevilla. Y aunque todo hace presagiar queel Congreso de Tenerife va a ser un acontecimientoinolvidable como evento científico y social, dejare-mos su glosa para el próximo número de la Revista,por lo que la importancia del tema, requiere un tra-tamiento específico.

* * *

La Sociedad Catalana de Medicina Nuclear, ha ce-lebrado sus XII Jornadas organizando el Tercer Sim-posium Europeo sobre Medicina Nuclear Pediátrica,con un programa excelente, en el que ha destacadola participación de los médicos nucleares españoles.El premio de la Sociedad Catalana al póster con ma-yor relevancia clínica, fue para Enrique Prats Riveradel Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Uni-versitario de Zaragoza, y el que patrocinaba la So-ciedad Española de Medicina Nuclear al «funnierposter», fue concedido exaequo a los Dres. V. Ga-rriga del Hospital de Comarcal de Granollers y J. A.Vallejo del Hospital Reina Sofía de Córdoba. Que lodisfruten.

* * *

Hay mucho que hablar del PET, y vamos a co-menzar con una breve referencia al Simposium queorganizó en Madrid el Centro Pet Complutense losdías 27 y 28 de marzo, porque ha sido una excelenteocasión para poder escuchar a varios de los mejoresespecialistas mundiales en este campo. Pudimos cons-tatar los enormes avances que se han producido enlos últimos años y las expectativas inmediatas exis-tentes, ya que fueron brillantemente expuestas en unamesa redonda por el Dr. Ed. COLEMAN de la Uni-versidad de Duke, el Prof. BARRIO de UCLA y elDr. P. Valk exPresidente del Institute for Clinical PET(ICP), de los Estados Unidos.

Las aplicaciones clínicas del PET en Oncologíafueron desarrolladas por los Drs. V. LOWE de la Clí-

nica Mayo, W. ECKELMAN de Bethesda y el Prof.DÍAZ RUBIO del Hospital Clínico de Madrid.

El grupo PET de la Sociedad Española de Medi-cina Nuclear, organizó una Mesa redonda presididapor el Presidente del grupo Dr. F. LOMEÑA y por elPresidente de la SEMN, Dr. FREIRE MACÍAS, queresultó del máximo interés y puso de manifiesto quenos encontramos en un momento crucial para el de-sarrollo de esta tecnología en España.

A la reunión asistieron representantes de la FDAamericana que expusieron las etapas seguidas en USApara la aceptación de este método de diagnóstico.Asistió también el Dr. CONDE OLASAGASTI Di-rector de la Agencia de Evaluación de TecnologíasSanitarias del Instituto Carlos III, que expuso la pos-tura de la Agencia en relación con esta tecnología.Hay que felicitar a los organizadores ANTONIOMALDONADO y JOSÉ MIGUEL ALFONSO y ani-marles a que se repita.

* * *

Continuando con la PET, hay que señalar que suimplantación en nuestro país sigue progresando, aun-que con mayor lentitud de la que cabría esperar, pro-bablemente debido a las lógicas dificultades inver-soras de las administraciones sanitarias, así como querealmente es ahora cuándo comienza a estar claro elimpacto de esta técnica de Medicina Nuclear. De to-

Noticias

Rev. Esp. Med. Nuclear, 2000;19:318-323

321

ÚLTIMA HORA

II Simposium PET celebrado en Madrid.

Page 2: Última hora

das formas ahí van unas cuántas novedades que po-nen de manifiesto que esta tecnología es objeto delmáximo interés por la Medicina Nuclear española.

El grupo del Instituto PET Dr. Carreras, ha creadouna sociedad para la implantación y explotación deun nuevo ciclotrón en Madrid, que sin duda facilitaráel desarrollo de nuevas unidades de diagnóstico, yaque actualmente siguen existiendo dificultades parael suministro de la 18-FDG. Esta unidad de produc-ción completa y consolida la estructura y el funcio-namiento de este centro, que ya ha cumplido un año.Enhorabuena a JOSÉ LUIS CARRERAS y a suequipo.

Nos llegan noticias de que en estos días han em-pezado a funcionar dos nuevos centros de diagnós-tico, uno de ellos en Barcelona dirigido por el Dr. F.LOMEÑA y otro en Valencia dirigido por el Dr. R.SOPENA, que también está ultimando la puesta enmarcha de una cámara de coincidencia en el Hospi-tal. Con estos responsables al frente, estas unidadestienen asegurado el éxito. Desde estas líneas quere-mos felicitar a todos los integrantes de estos equiposy a toda la Medicina Nuclear española, porque em-pieza a configurarse una red de instalaciones PET ennuestro país, que era impensable hace solamente dosaños.

El mapa PET en España sigue completándose, por-que en Andalucía empezarán a funcionar dos nuevasinstalaciones de diagnóstico en un plazo muy breve,en Sevilla y Málaga, impulsadas por una sociedad de-nominada Centro Andaluz de Diagnóstico PET. Elcentro de Málaga se inaugurará oficialmente el pró-ximo 30 de junio, con un simposium sobre aplica-ciones del PET cuyo programa parece prometedor.En la unidad de Sevilla se está implantando un ci-clotrón, que según nos dicen puede estar funcionandoeste verano.

Otra noticia PET procedente de Andalucía, es lade que el Servicio Andaluz de Salud, ha sacado aConcurso Público la adquisición de un PET para elHospital Virgen del Rocío de Sevilla y una Gamma-cámara de coincidencia para el Hospital Virgen de lasNieves de Granada. Hay que darle la enhorabuena alos integrantes de estos servicios de Medicina Nu-clear, y también al Servicio Andaluz de Salud por suapuesta decidida por la incorporación de esta tecno-logía puntera al servicio público. A ver si cunde elejemplo en otras administraciones sanitarias. Es pro-

bable que el hecho de que la FDA americana hayaaprobado el uso generalizado de la FDG en Oncolo-gía, impulse el desarrollo de la tecnología PET entodo el mundo. Ojalá.

* * *

No tenemos noticias de nuevas instalaciones deMedicina Nuclear, ni de la creación de puestos de tra-bajo para especialistas en Medicina Nuclear. En estecampo, la ausencia de noticias, son malas noticias.A ver si para la próxima. Si sabemos que el INSA-LUD saca a Concurso Público 5 Gammacámaras.Aunque no tenemos confirmación oficial, nos han di-cho fuentes bien informadas que los candidatos paraestos nuevos equipos son los servicios del HospitalClínico de Madrid, y los de León, Burgos, Cáceresy Badajoz. Sabemos que otros Servicios Autonómi-cos de Salud, están preparando algunos Concursos.Ya informaremos.

* * *

El Comité de Neurociencias de la Asociación Eu-ropea de Medicina Nuclear (EANM), se ha reunidopor primera vez en Barcelona el pasado 5 de abril.Este es un Comité multidisciplinar formado por Mé-dicos Nucleares, un Neurólogo, un Psiquiatra y unRadioquímico, y está dirigido por nuestra compañerala Dra. ANA M. CATAFAU. Su meta principal es lade promover el desarrollo de la Neuroimagen Nuclearen Europa y tiene un programa de trabajo del máximointerés. De inmediato, está organizando un simposiopara el próximo Congreso Europeo de París. Enho-rabuena y mucha suerte.

* * *

Continuando con buenas noticias internacionales,fíjense en ésta: La Sociedad Norteamericana de Me-dicina Nuclear a través de su Presidente ha invitadooficialmente a la Sociedad Española de Medicina Nu-clear a asistir a su Congreso Anual, que este año eraen San Luis, para desarrollar una Agenda de trabajo.Allá ha ido en representación el Dr. J. M. CARRIL.Hay que señalar que los americanos como buenos an-fitriones, han corrido con los gastos correspondien-tes. Es un gesto de amistad que es preciso agradecer,

Noticias

Rev. Esp. Med. Nuclear, 2000;19:318-323

322

Page 3: Última hora

a la vez que debemos felicitarnos, porque todo lo quesea crear y estrechar vínculos con la pujante Socie-dad de Medicina Nuclear de USA, será siempre be-neficioso.

* * *

La transformación de la infraestructura de la Ra-diofarmacia en España, continúa desarrollándose a unritmo cada vez más acelerado: A las grandes instala-ciones de NYCOMED-AMERSHAM en Andalucíay de CADISA en Cataluña, hay que unir las que haabierto MOLYPHARMA en Madrid y Valencia y es-tán a punto de adjudicarse las del Servicio Vasco deSalud y la del Hospital Clínico de Zaragoza. MED-TEC en Galicia, parece que abrirá sus puertas despuésde este verano.

En relación con la FDG, hay que destacar que elCENTRO PET COMPLUTENSE, ha obtenido su re-gistro sanitario y está autorizado para la distribuciónde la FDG. Por otra parte MOLYPHARMA ha fir-mado un nuevo contrato con la sociedad CYCLO-PROJECT 3000 para la operación de un ciclotrón enMadrid, tras lo cuál tiene ya participación en tres ins-talaciones, ya que tenía contratos previos con los deBarcelona y Sevilla.

* * *

Y como todo no puede ser de color de rosa, tene-mos que reseñar con pesar, de que nuevamente la Me-dicina Nuclear ha sido objeto de «la atención», de larevista Interviú.

Nos resulta difícil comprender que a los lectoresde esta revista les puedan interesar tanto las cuestio-nes referentes a nuestra especialidad. Habrá que plan-tearse, si nuestro órgano de difusión, es decir, esta mo-desta Revista Española de Medicina Nuclear, se habráquedado algo anticuada y sería conveniente introdu-cir nuevas secciones más amenas, incluir concursos,pasatiempos y horóscopos, o dar cabida a entrevis-tas con los famosos de turno, y por supuesto reorientarla iconografía de la revista. Tanta gammagrafía puedellegar a resultar aburrida, y desde luego no puedecompetir con la riqueza de imágenes de revistas comoInterviú.

Podríamos pensar en aprovecharnos del interés sus-citado por la Medicina Nuclear, y empezar a remitircasos clínicos a las revistas de gran difusión. Cabepensar que tendrían al menos la misma aceptación quelas denuncias de algunos personajes cuya conductaes difícil comprender, sin recurrir a los textos de Psi-copatología.

Parece que lo más razonable es revestirse con unamezcla de sentido del humor y de estoicismo, y con-tinuar trabajando para solucionar los problemas denuestros pacientes, sin desviar la atención por estosdimes y diretes. En cualquier caso, parece que seestá analizando la posibilidad de actuar por la víajurídica en defensa de los derechos de los ciudada-nos que precisan los cuidados de la Medicina Nu-clear, y a los que se está atacando de forma cruel conla divulgación de infundios, que parecen especial-mente pensados para sembrar la alarma y el des-concierto.

A ver si tenemos suerte y en otra ocasión lo quetenemos que señalar desde estas líneas, es que una re-vista de gran difusión, se ha interesado por las apor-taciones de la Medicina Nuclear a la resolución de losproblemas clínicos de los pacientes. Eso sí que seríauna noticia.

* * *

Noticias

Rev. Esp. Med. Nuclear, 2000;19:318-323

323

Miembros del ENC, en el Hospital de Sant Pau, en Barcelona. Deizquierda a derecha: C. Halldin, A. Pupi, A. Catafau, S. Asenbaum,K. Tatsch, P. Bartenstein.