Triste Cipres (1940)

  • Published on
    09-Dec-2014

  • View
    111

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

<p>UN TRISTE CIPRS Agatha Christie</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>DRAMATIS PERSONAE</p> <p>LAURA WELMAN: Anciana</p> <p>y</p> <p>acaudalada</p> <p>dama; enferma.</p> <p>ELINOR KATHERINE CARLISLE: Linda joven, sobrina de la anterior. RODDY WELMAN: Sobrino tambin de Laura y prometido de Elinor. EILEEN O'BRIEN: Enfermera de la seora Welman. JESSIE HOPKINS: Compaera de la anterior y a su vez al cuidado de la citada seora. PETER LORD: Mdico de Laura Welman. EFRAIM GERRARD: Portero de la finca de la seora Welman. MARY GERRARD: Hija del anterior y protegida de la mencionada dama. EMMA BISHOP: Ama de llaves de Laura. HORLICK: Jardinero de la mansin Welman. TED BIGLAND: Granjero, pretendiente de Mary Gerrard. HERCULES POIROT: Famoso detective belga, eje de esta novela. EDMUND SEDDON: Abogado de Laura Welman. SIR EDWIN BULMER: Hbil abogado, defensor de Elinor Carlisle. SIR SAMUEL ATTENBURY: Fiscal. MARDENS: Inspector jefe de Scotland Yard. ALFRED JAMES WARGRAVE: Cultivador de rosas. JAMES ARTHUR LITTLEDALE: Perito qumico.</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>EDWARD JOHN MARSHALL: Antiguo conocido de la enfermera Hopkins. MARY RILEY: Ta de Mary Gerrard, domiciliada en Nueva Zelanda. SIR LEWIS RYCROFT: Antiguo amor de Laura Welman. EL MAYOR SOMERVELL: Comprador de la finca Welman.</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>A PETER Y PEGGY McLEOD</p> <p>UN TRISTE CIPRSVen ac, ven ac, muerte, y que me entierren bajo un triste ciprs. chate a volar, chate a volar, aliento; me ha matado una nia cruel y hermosa. Haced de follaje mi sudario blanco. Oh, preparadlo! Mi figura de muerte, nadie tan fielmente representar.</p> <p>SHAKESPEARE.</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>PRLOGO CULPABLE O INOCENTE?Elinor Katherine Carlisle: est usted acusada de haber asesinado a Mary Gerrard el veintisiete de julio pasado. Se confiesa usted culpable o inocente? Elinor Carlisle estaba de pie, con la cabeza erguida. Tena una cabecita graciosa; el rostro algo anguloso, pero bien definido y agradable. Sus ojos eran de un azul profundo, y el cabello, negrsimo. Las cejas las llevaba depiladas y formaban una lnea estrecha, casi imperceptible. Hubo un silencio expectante. Sir Edwin Bulmer, el abogado defensor, tuvo una sensacin de desnimo. Pens: Dios mo! Va a declararse culpable... Ha perdido la serenidad... Los labios de Elinor Carlisle se entreabrieron. Dijo: Inocente! El abogado defensor se desplom en su asiento. Sac un pauelo y se enjug el sudor que le corra por la frente. Sir Samuel Attenbury se levant y se dispuso a pronunciar su discurso. Era el Ministerio fiscal. Comenz: Con la venia de sus seoras, seores del Jurado... el veintisiete de julio prximo pasado, a las tres y media de la tarde, Mary Gerrard falleci en Hunterbury, Maidensford... Su voz prosigui, sonora y agradable, adormeciendo a Elinor y ponindola en un estado casi inconsciente. De la narracin, simple y concisa, slo frases sueltas impresionaban el cerebro de la acusada. ...Un caso simple y clarsimo... ...es un deber de este Ministerio... demostrar el motivo y la oportunidad... ...nadie, que se sepa, tena motivo para asesinar a la infortunada Mary Gerrard, excepto la acusada. Una joven encantadora, afable, amada por todo el mundo, a quien no se le conoca un enemigo, o, por lo menos, no se crea que lo tuviese... Mary, Mary Gerrard! Cuan lejos estaba todo aquello!... No pareca real! ...suplico a vuestras seoras que presten atencin a las siguientes consideraciones: Primera: Qu oportunidad y medios tuvo la acusada para administrar el veneno? Segunda: Qu motivos la indujeron a hacerlo? Mi deber es presentarles algunos testigos que los ayudarn con sus deposiciones al pronunciamiento justo de su fallo... En cuanto al acto de envenenamiento de Mary Gerrard, voy a intentar demostrar que nadie, absolutamente nadie, tuvo la menor</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>oportunidad de cometer este crimen, excepto la acusada... Elinor tena la sensacin de encontrarse rodeada por una niebla espessima. A travs de ella le llegaban las palabras ...emparedados..., ...pasta de pescado..., ...la casa vaca... Las palabras horadaban la densa capa que cubra los pensamientos de Elinor... Eran como alfilerazos a travs de un velo de algodn grueso. El tribunal. Rostros. Filas y filas de rostros. Una faz, en particular, con gran bigote negro y ojos sagaces. Hrcules Poirot, con su cabeza un tanto reclinada y los ojos semicerrados en actitud meditativa, la contemplaba. Ella pens: Quiere adivinar por qu lo hice... Intenta leer en mi cerebro para ver lo que pens... Lo que sent. Sent...? Como si el cielo se hubiese desplomado sobre m... Cerr los ojos, para volver a abrirlos un segundo despus. ...El rostro de Roddy pens ahora . Su rostro querido, con su larga nariz..., su boca sensitiva... Roddy! Siempre Roddy, siempre, desde que ella poda recordar..., desde aquellos das en Hunterbury entre las frambuesas..., y all arriba, en los viveros..., y abajo, junto al puente, Roddy... Roddy... Roddy... Otros rostros! La enfermera O'Brien con su boca ligeramente abierta, su rostro fresco y pecoso proyectado hacia adelante. La enfermera Hopkins, presumida e implacable. El rostro de Peter Lord... Peter Lord, tan bondadoso, tan sensible..., tan confortante! Y pareca terriblemente preocupado por ella!... Ella, sin embargo, la figura principal de esta escena horrible, no pareca interesarse por su suerte. Hla aqu, calmosa y fra, apoyada en la barra, sentada en el banquillo, con una tremenda acusacin de asesinato. Se hallaba ante el tribunal. Algo se agit; el velo que oscureca su cerebro se iba disipando poco a poco. Ante el tribunal!... La gente! La gente se inclinaba hacia adelante, con los labios entreabiertos, la mirada vida, los ojos fijos en ella. Elinor, con la fruicin horrible del vampiro..., escuchando con una especie de delectacin cruel lo que aquel individuo alto, de nariz hebrea, estaba diciendo de ella. Los hechos, en este caso, son facilsimos de seguir, y no existen contradicciones de ninguna clase. Desde el mismo principio. Elinor pensaba, entre tanto: El principio..., el principio...? El da en que recib aquella carta annima... Aqul fue el principio de todo!</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>PARTE PRIMERA</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>1 LA CARTA ANNIMA IUna carta annima! Elinor Carlisle contempl estupefacta la hoja de papel que tena en sus manos. Era la primera vez que reciba una cosa semejante. Le produca una sensacin desagradable. Mal escrita, con psima ortografa y en un papel rosado de nfima calidad, la carta deca as: Lapre Sent es p'arbertirle c'ai arguien quest yenando darrumacos aSu ta isust no ti cuidado norre Cibir niun sntimo kuando estie la Pata. Ust Ha save que las Biejas se deRiten kuando las Jbenes le dan coba con arte ila keti a su lado es ms fina kel koral. Benga a berlo ust misma. Eso es lo mejn. Sino loace asn ust i el Joben cavayero perdern todos sus Derechos y Ha ber como toes paella. Uno ke la quiere vien. Elinor estaba mirando con fijeza la extraa misiva, con las depiladas cejas enarcadas, mostrando su profundo desprecio por el contenido de la misma, cuando la puerta se abri y la doncella anunci: Mister Welman. Y Roddy hizo su aparicin. Roddy! Como siempre que lo vea, Elinor tuvo conciencia de un sentimiento ligeramente frvolo, una palpitacin de placer repentino, una sensacin extraa en ella que pretenda ser positiva y poco emotiva. Era indudable que, aunque Roddy la amaba, no era aquella pasin la que ella pareca experimentar. Cuando le vio aparecer, su corazn empez a latir con tanta fuerza, que casi le haca dao. Era absurdo que un hombre ordinario..., s, s, un joven completamente ordinario y vulgar, fuese capaz de producirle un sentimiento as. El amor era, indudablemente, una emocin agradable...; no aquello que dola por su intensidad. Una cosa era cierta: haba que tener mucho cuidado con exteriorizar sus sentimientos. A los hombres no les gustan la devocin ni la adoracin. Por lo menos, a Roddy...</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>Elinor exclam con indiferencia: Hola, Roddy! Roddy repuso con el mismo tono: Hola, Elinor!... Ests trgica, querida. Es una factura? Elinor movi la cabeza negativamente. Roddy dijo: Pens que tal vez... Ya sabes que a mediados del verano es cuando empiezan los bailes y las fiestas y... hay que liquidar las cuentas con las modistas... Elinor le interrumpi en sus divagaciones: Es algo horrible, Roddy. Una carta annima. Las cejas de Roddy salieron disparadas hacia arriba. Su rostro indiferente se torn duro. Repuso con una exclamacin de disgusto: No! Es algo horrible... repiti Elinor, y se aproxim a su mesita de escritorio. Es preferible que la rompa. Deba haberlo hecho... Estuvo a punto de hacerlo, porque Roddy y las cartas annimas eran dos cosas que no deban reunirse... l, por su parte, no lo habra evitado. El aburrimiento era en l mucho ms fuerte que la curiosidad. Pero, impulsivamente, Elinor decidi lo contrario. Dijo: Ser mejor que la leas antes. Luego la quemaremos. Se trata de ta Laura. Roddy abri los ojos, sorprendido. De ta Laura? Cogi la carta, la ley frunciendo el entrecejo con expresin de disgusto, y se la devolvi. S dijo. Hay que quemarla. Qu gente ms extraordinaria! Elinor sugiri: Debe de haber sido uno de los criados. No te parece? As lo supongo titube un instante. Me estoy preguntando quin ser esa joven tan fina como el coral de que hablan en la carta. Elinor replic, pensativa: Creo que debe de ser Mary Gerrard. Roddy contrajo la frente en un esfuerzo mental para recordar. Mary Gerrard?... Quin es? La hija del guarda. No te acuerdas de cuando era una chiquilla? La ta le tom cario y se interes extraordinariamente por ella. Le pag el colegio y varas enseanzas fuera del programa: piano, francs y... Roddy la interrumpi: S, s, ahora me acuerdo. Una chiquilla flaca, que no era ms que piernas y brazos y un mechn de cabellos rubios y enmaraados. Elinor asinti: S, pero se ve que no has estado all desde aquellas vacaciones de esto en que pap y mam estuvieron en el extranjero. Si hubieses</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>estado all tan frecuentemente como yo, te habras enterado de que ella ha estado estudiando en Alemania recientemente y que... Qu aspecto tiene ahora? inquiri Roddy, distrado. Elinor repuso: Ahora est bastante guapa; adems, tiene modales encantadores, como resultado de su excelente educacin, y nadie dira que es hija del viejo Gerrard. En resumen, que es toda una seorita en la actualidad, verdad? En efecto, y, naturalmente, ahora no se encuentra a gusto en el pabelln del guarda. Mistress Gerrard muri hace algunos aos, y Mary no congenia con su padre. l se burla continuamente de su cuidada pronunciacin y de sus maneras delicadas. Roddy estall, irritado: La gente no quiere darse cuenta del dao que causan con la educacin. A veces, eso no tiene nada de bondadoso; es realmente una crueldad. Elinor prosigui: Creo que se pasa casi todo el da arriba, en la casa. Ella es la que lee en voz alta los peridicos a ta Laura, desde que tuvo el primer ataque. Roddy pregunt: Por qu no se los lee la enfermera? Elinor respondi, con una sonrisa: Miss O'Brien, la enfermera, tiene un acento que hara necesario un intrprete para comprenderla. No me extraa que ta Laura prefiera a Mary. Roddy pase nerviosamente a lo largo de la habitacin durante varios minutos. Luego exclam: Tenemos que ir all, Elinor! Por eso...? No, no, qu va!... Pero, despus de todo, debemos ser sinceros. S! A pesar de lo inmundo de esa comunicacin, puede ser que haya algo de verdad en ella. Tal vez la vieja est gravemente enferma... Est bien, Roddy. l la mir y entreabri los labios en su atractiva sonrisa, admitiendo la falibilidad de la naturaleza humana. Y el dinero nos interesa a ti y a m, Elinor dijo. La muchacha asinti rpidamente: Oh, es natural! Roddy aadi, con repentina ansiedad: No es que yo sea un mercenario; pero t sabes que ta Laura ha dicho innumerables veces que t y yo somos sus nicos familiares. T eres su sobrina carnal, la hija de su hermano, y yo soy sobrino de su esposo. Siempre nos ha dado a entender que, a su fallecimiento, todo lo que tiene ira a parar a uno de nosotros o a los dos a la vez. Y es</p> <p>Digitalizado por kamparina para Biblioteca-irc en Enero de 2.004 http://biblioteca.d2g.com</p> <p>una herencia que vale la pena, Elinor. S respondi Elinor pensativamente; debe de tener bastante dinero. El sostenimiento de Hunterbury, por ejemplo, no es ninguna bicoca... El to Henry estaba casi arruinado cuando tropez con ta Laura. Pero ella estaba a punto de heredar. Ella y tu padre recibieron una fortuna importante a la muerte de sus viejos. Lstima que tu padre se dedicara a especular y perder casi todo lo que le correspondi! Elinor suspir: El pobre pap no era un guila para los negocios. Dej sus asuntos bastante enredados cuando muri. S, ta Laura tena ms cabeza que tu padre. Cuando se cas con to Henry compr Hunterbury y, no hace mucho, me dijo que ha tenido siempre mucha suerte en las inversiones de dinero que ha hecho. Prcticamente, no ha fracasado jams. El to Henry le dej, al morir, todo lo que tena, verdad? Roddy asinti: S. Fue una tragedia que muriera tan pronto. Y ella no ha querido volver a casarse. Ha sido fiel como un mastn. Y excesivamente buena para nosotros. Siempre me ha tratado como si hubiera sido su sobrino carnal. Me ha ayudado cada vez que me he encontrado en un apuro. Felizmente, estas situaciones no han sido muy frecuentes. Para m tambin ha sido muy generosa dijo Elinor, reconocida. Roddy asinti: Ta Laura es la simpata personificada. Sabes, Elinor, que vivimos con bastante extravagancia, teniendo en cuenta cules son nuestros bienes de fortuna? Ella respondi tristemente: Creo que tienes razn. Todo esto cuesta tan caro!... Los vestidos..., el peinado, el maquillaje... y todas las tonteras, como el cine, los combinados... y los discos de gramfono. Roddy repuso: Querida, eres como las lilas del campo. Ni trabajas ni te mueves. Elinor dijo, mirndole de reojo: Crees que debera hacerlo? l movi la cabeza. Me gustas tal como eres: delicada, inaccesible e irnica. Me fastidiara verte formal. Quiero decir que si no hubiese sido por ta Laura, ahora estaras empleada en alguna oficina lbrega o en cualquier taller desapacible se interrumpi y prosigui inmediatamente: Lo mismo que yo. Tengo un empleo de suerte. En casa de Lewis y Hume no se trabaja demasiado y me va perfectamente. Con mi empleo pongo a salvo mi honorabilidad; pero ten en cuenta que si no me preocupo por el futuro, se debe a q...</p>