Recuerdos de Franz Bardon

  • Published on
    06-Aug-2015

  • View
    35

  • Download
    7

Transcript

Recuerdos de Franz Bardon(Dr. Lumir Bardon y Dr. M.K.)INDICELumir Bardon: recuerdos de mi padre Dr. M.K.: recuerdos del maestro Frabato Dr. M.K.: notas explicativas sobre el hermetismoIntroduccin Curriculum Vitae El maestro: costumbres y deberes relacionados con la reencarnacin Perseverancia, paciencia, paz espiritual Consciencia Prisa Curiosidad Introspeccin y autoconocimiento Concentracin Yoga El espritu. El desarrollo del espritu Deseos Dios personal El cuerpo fsico. Ascetismo y deporte Destino y KarmaDoctor Lumir Bardon Recuerdos de mi padre Parte I Una cancin popular alemana sobre un payaso, empieza con las siguientes palabras: Oh, mi pap. A mi padre le gustaba mucho esta cancin y la pona con frecuencia en su tocadiscos. Mi padre, Franz Bardon, naci el 1 de diciembre de 1909 en Troppau/Opava, Checoslovaquia, hijo primognito de Viktor Bardon y su esposa Hedwika, de soltera Herodkova. Mi abuelo trabajaba en una fbrica textil en Troppau/Opava preparando telares para una compaa llamada Juta. Aunque no recuerdo nada de mi abuelo s que dedicaba su tiempo libre al estudio del hermetismo. Se cay de un rbol mientras recoga flores de tilo y muri cuando yo tena seis aos. Si recuerdo su funeral porque asist y se celebr durante la Segunda Guerra Mundial. Mi padre era el primognito y como tal tuvo que encargarse del cuidado de sus hermanos. Sus padres tuvieron en total doce hijos, aunque la mayora murieron durante la infancia. Slo alcanzaron la madurez cuatro de sus hermanas, Stefanie, Anna, Marie y Beatrix. Cuando termin el bachillerato, mi padre entr como aprendiz de mecnico de telares en una compaa llamada Minerva y durante su aprendizaje experiment un gran cambio que describe en su autobiografa Frabato el Mago. Todos sus maestros quedaron enormemente sorprendidos al constatar los tremendos cambios que se produjeron tanto en su carcter como en su letra. Sin embargo, mi abuelo Viktor le reconoci como su gur, creyendo que le haba enviado la providencia. Mi padre no tard mucho en mostrar su capacidad de clarividencia. Se hizo famoso en nuestra regin y pronto la noticia de sus poderes empez a difundirse. En consecuencia, conquist un gran crculo de amigos y conocidos. Pronunciaba conferencias pblicas sobre poderes sobrenaturales con el nombre de Frabato, que es una abreviatura de Franz (Fra), Bardon (Ba) y Troppau (To) en alemn, Opava en checoslovaco. Me gustara aadir los siguientes recuerdos del discpulo de mi padre, el doctor M.K., relativos a como se conocieron mi padre y mi madre. Ella haba odo hablar de los poderes de mi padre y en aquel momento haba dos hombres que la cortejaban, as que fue a verlo para averiguar cul de los dos se convertira en su marido. El doctor M.K. narra cmo se desarrollaron los acontecimientos. Mi padre no quera tener hijos debido a las difciles tareas espirituales que tena por delante, pero mi madre no quera vivir sin ellos, as que llegaron a un acuerdo para tenerlos con la condicin de que ella sola se encargara de cuidarlos y mi madre acept. Segn el clculo de un famoso astrlogo alemn, yo debera haber nacido el 4 de febrero de 1937, pero lo hice prematuramente el 4 de enero de aquel ao. La esposa de un conocido de mi padre se qued embarazada al mismo tiempo que mi madre, y su hijo, que despus tendra un talento especial para los lenguajes, naci el 4 de febrero de 1937. Cuando mi padre lleg a la maternidad del hospital de Troppau, la comadrona trat de burlarse de l anuncindole que acababa de tener una nia, aunque gracias a sus poderes saba que se trataba de un hijo. El doctor encargado de la maternidad le dijo que probablemente yo no hubiera sobrevivido al parto, y que adems haba nacido con un pi completamente torcido por el tobillo. Sin embargo, mi nacimiento prematuro result ser una ventaja, porque los msculos, los tendones y el tobillo eran muy maleables. Mi padre masaje mi pie con hierbas hervidas en agua y lo ejercit intensamente. Al cabo de un solo mes mi pie haba recuperado su posicin correcta y nadie pudo decir que una vez estuvo deformado. Pas los aos de mi infancia y juventud con mi madre y mi abuela en Gillschwitz, que en checo se llamaba Kylesovice y era un barrio a las afueras de Troppau (Opava). No tengo muchos recuerdos de la guerra, aunque s, del final de la contienda, cuando mi padre volvi a casa de un campo de concentracin. Con lallegada de la ocupacin de los aliados nos refugiamos durante unas dos semanas en el stano de nuestra casa en Gillschwitz, con la nica compaa de remolachas y patatas. Como cualquier nio de aquella poca reun una gran cantidad de municin y plvora. Recuerdo muy bien cuando el detonador de una granada de artillera me explot en las manos mientras trataba de desmontarla con una piedra. Mi padre cur mis heridas y extrajo los fragmentos de varias partes de mi cuerpo con unas pinzas. A los cuatro meses de curarme estas heridas sufr otro accidente. Mis amigos y yo queramos encender un fuego con plvora en una zanja y sufr quemaduras de segundo grado en la cara, cuello y extremidades a causa de la explosin. Mi padre me cur de nuevo vendando las quemaduras, aunque al principio no quiso ayudarme porque yo no haba aprendido nada de mi primer accidente. Debido a una gran falta de mdicos despus de la guerra, mi padre trabaj durante un corto periodo de tiempo como administrador del Beit Rittern Hospital en Troppau. Mientras estuvo all, jug un papel decisivo en el tratamiento de los enfermos. Recuerdo que viva en una casa pegada al hospital y que al dejar aquel puesto se compr otra en Troppau, en la calle Obloukova 22 (Bogengasse en alemn), donde vivi hasta el final de su vida. Mi padre le propuso a mi madre mudarse a Troppau, pues era all donde ejerca, pero ella rechaz la oferta porque no quera abandonar la granja y a su madre en Gillschwitz. Por esta razn mi padre se vio obligado a buscar a un ama de llaves en Troppau que se encargase de su casa. A mi padre no le gustaba trabajar en el campo y cuando estaba con nosotros en Gillschwitz mi madre haca todo lo posible para conseguir que ayudase en las labores del campo, pero l se negaba, pues tena que cumplir otra misin en este mundo. Cuando mi madre me enviaba a ver a mi padre o necesitaba algo de l, yo sola ir en bicicleta hasta Troppau. Mi padre nos visitaba regularmente en Gillschwitz dos veces por semana; los mircoles por la tarde y los domingos vena a comer a medioda. En aquellas ocasiones su ama de llaves se tomaba el da libre para visitar a sus parientes en Penkovic. Por la tarde, todos salamos a ver una pelcula o al teatro. En verano, despus de la comida del domingo hacamos excursiones a la vencindad, pero con mucha frecuencia viajbamos a Grfenberg o a Jesenick (montes Gesenke) adems de otros lugares. Mi padre tambin visitaba con frecuencia a amigos y conocidos en Bohemia, Moravia y Slovakia, a muchos de los cuales haba curado de diversas enfermedades. Entre ellos se encontraban diversas personalidades de las artes y la vida poltica, as como compositores y la mujer de un ministro del gobierno. Despus de la guerra pronunci varias conferencias con el nombre de Frabato en varios lugares de la repblica checa, en las que adems de los habituales trucos mgicos tambin expona ante la audiencia la realidad de los poderes superiores. Recuerdo una ocasin en la que siendo un nio le acompa a una conferencia en la que tuve que recoger las entradas porque la persona que normalmente lo haca estaba enferma. Tambin recuerdo otros actos en los que mi padre llevaba a cabo experimentos hipnticos, lea cartas que se encontraban en sobres cerrados, buscaba objetos ocultos con los ojos cerrados y muchas cosas parecidas. En invierno mi padre viajaba en tren y durante las estaciones ms clidas lo haca en motocicleta. Primero tuvo una moto Jawa de 100 centmetros cbicos y despus se compr otra de 250 centmetros cbicos que yo hered cuando me gradu en el instituto, pues se haba comprado una Jawa de 350. Durante un corto periodo de tiempo tuvo dos coches pero no recuerdo la marca ni el modelo. Ms tarde compr uno ms antiguo que conservo durante varios aos. Conduca despacio, pero el coche cumpla su propsito. A menudo nos llevaba a m y a mi hermana a buscar hierbas. Por ejemplo, recogamos hiprico (hipericum perforatum), cola de caballo (equisetum arvense), llantn, camomila, ortigas, hojas de abedul, races de diente de len, ononis repens, hojas de espino blanco (crataegus oxycantha), y muchas otras hierbas. En el campo que haba detrs de nuestro granero mi abuela tambin cultivaba algunas hierbas, como ruda, melisa,ajenjo y otras que mi padre utilizaba en la preparacin de sus remedios curativos. Adems de las curativas, tambin buscbamos las que se suelen llamar malas hierbas, como la bistorta (polygonum bistorta). Mi padre me dijo que hasta las malas hierbas contenan ingredientes que curaban incluyendo la avena silvestre, y que cada planta contiene algo beneficioso para los seres humanos. Todos los meses acuda a Praga y se quedaba una semana. En invierno viajaba en tren y ms adelante lo hara en coche. Haba comprado un viejo Tatra 74b que despus regal a su mejor estudiante cuando se compr un Volkswagen Escarabajo alemn. En Praga curaba pacientes, daba conferencias a sus estudiantes y en los ltimos aos de su vida escribi sus libros con su secretaria, Vatavova. De vez en cuando, los das festivos del colegio, yo le acompaaba a Praga. Cuando estaba all mi padre sola salir por la noche, siempre solo. Supuestamente acuda a Vysehrad, donde se encuentra el castillo y el cementerio de las personalidades ms famosas de Bohemia. All llevaba a cabo sus operaciones mgicas aunque nadie sabe exactamente donde, y siempre mantuvo el secreto de esta informacin. Cuando iba al instituto en Opava visitaba muchas veces a mi padre. En aquella poca me entreg para que las leyera las traducciones checas de los textos del Yoga, aunque pens que la mente europea todava no estaba preparada para leerlos. Mucho despus, cuando estudiaba medicina en la universidad, mi padre me envi poco a poco la traduccin checa de su primer libr: Initiation into hermetics The Path of the True Adept (Iniciacin al hermetismo El camino hacia el verdadero adepto). Originalmente se titulaba The Portal to True Initiation, pero el editor lo cambi porque haba otro libro con el mismo ttulo. En nuestra regin, todos saban que mi padre se dedicaba a ejercer sus poderes sobrenaturales. Por ejemplo, ayudaba a encontrar personas ahogadas y con la ayuda de una fotografa indicaba exactamente el lugar donde se encontraba el cuerpo de la vctima. Proporcionaba informacin sobre el lugar en que se encontraban las personas desaparecidas durante la guerra a sus familiares y amigos. A otros les predeca el futuro y muchas otras cosas. Sus poderes especiales eran algo asumido por los estudiantes y los profesores del instituto en Troppau. Recuerdo un caso: un estudiante descubri que se haba perdido algn dinero y no se encontraba en ninguna parte. Se pens que alguien lo haba robado, por lo que mis compaeros me preguntaron si mi padre poda ayudar a descubrir el misterio. Cuando llegu a su casa l ya saba por qu haba ido y me mando de vuelta con el comentario de que todo estaba ya en orden. No me hizo ms comentarios al respecto. Cuando volv a clase el dinero haba sido encontrado y todava hoy desconozco como ocurri. Me gustara aadir los siguientes detalles a la descripcin de las habitaciones que mi padre tena en Troppau realizada por el doctor M.K. En la pared de la derecha del estudio de mi padre haba colgado el retrato de un hombre misterioso con una mirada penetrante. Cuando le pregunt quin era me contest que MahumTah-Tah, un sabio de las montaas. Eso fue todo lo que me dijo sobre aquel hombre. Tiempo despus y en la misma pared, puso dos grandes grficos que mostraban el cuerpo humano por delante y por detrs y en los que aparecan sealados varios puntos de acupuntura. Una vez vi en su escritorio una pequea lmina de metal con lacre para sellar y agujas para fabricar talismanes. En la sala de espera descrita por su alumno se encontraba una de las primeras televisiones que aparecieron en el mercado checo. Se trataba de una gran caja con una pequea pantalla colocada encima de una mesa. Cuando empec a estudiar medicina en Brnn (Berna) casi todos los sbados visitaba a mi padre. Normalmente, mientras estaba en su oficina yo vea un rato la televisin despus de cenar, algo que en aquella poca se haca pocas veces, pero nunca llegu a ver a mi padre viendo un programa de televisin. Despus me iba a la cama, pero l segua trabajando. El domingo por la maana temprano todavaestaba levantado. Cundo se iba a la cama o cuando dorma no lo s, pero si dorma algo era muy poco. El domingo por la maana me iba a casa de mi madre y mi padre vena a medioda a comer. El doctor M.K. describe la cocina de la casa de mi padre en Toppau que era donde realizaba todas las destilaciones, sublimaciones, filtrados, trasvases, etc, y preparaba sus remedios. Era un paraso lleno de fragancias y colores. Siempre me maravill contemplar como el destilado cambiaba de color a lo largo de las repetidas destilaciones, pasando de un transparente rojo como el rub a un azul o amarillo dorado. En aquella casa tambin haba un pequeo apartamento con saln para invitados que llegaban principalmente de Alemania, Suiza y Austria. En las paredes de las habitaciones colgaban pinturas de varios seres que representaban a los elementos, y sobre una mesa haba un cenicero de color violeta claro y un jarrn del mismo color. A mi padre le gustaba mucho ese color. El doctor M.K. tambin menciona que mi padre fumaba de cuarenta a sesenta cigarrillos al da de una marca que se llamaba Femina. Estos cigarrillos se elaboraban con las races de la planta del tabaco y olan a meliloto. No duraban mucho tiempo encendidos. Tambin observ que a veces fumaba hasta la medianoche de la vspera del da de ao nuevo y a partir de entonces dejaba el hbito durante un ao entero. Deca que lo haca para fortalecer su voluntad, pero al ao siguiente volva a fumar. Tambin le gustaba el caf solo. Recuerdo que una tarde mir su taza de caf y nos dijo lo que estaba haciendo en ese momento una persona que conocamos. No segua ninguna dieta en particular y coma como todo el mundo. Sin embargo, mi madre me dijo que antes de que yo naciera mantuvo una dieta vegetariana estricta durante cuarenta das antes de una operacin mgica especial. En su juventud hacia fotografas con su cmara de placas, que estaba equipada con filtros. Tomaba fotografas de los seres de los elementos. En una de ellas apareca una slfide en un cruce en el bosque, y en otra una ondina en un arroyo. En la fotografa de la ondina se poda ver la luz ovalada brillante del elemento condensado que rodea a la ondina. Mi padre tambin me ense una fotografa de un duende acutico masculino. Como la foto se tomo desde la distancia el duende apareca muy pequeo. El tico de la casa de mi padre estaba lleno de varios tipos de hierbas secas, pero junto a las bayas de enebro y otras plantas se almacenaban ms cosas. A m me interesaba ms el stano porque haba estanteras con muchos frascos grandes que contenan tinturas, esencias espagricas y quintaesencias de toda clase de colores. Tambin los haba con tapones de cristal que contenan sales qumicas y en los botes de estao se guardaban metales puros como el antimonio para las aleaciones y las operaciones magnticas. Otras botellas contenan mercurio y sustancias no metlicas como azufre y fsforo, etc. En el stano, mi padre mezclaba las disoluciones especficas para curar a sus pacientes. Cuando tena catorce aos me convert en apicultor y yo le suministraba la miel para sus remedios. Mi padre siempre pasaba la Navidad con nosotros en Gillschwitz. Vena antes de la cena con los regalos para todos, que entregaba en secreto a mi madre por la ventana para que mi hermana y yo no los viramos. Mi madre los colocaba bajo el rbol de Navidad antes de que pudiramos abrirlos. La cena se serva cuando se iluminaba la primera estrella en el cielo. Por la tarde, mientras todava quedaba luz, todos los aos mirbamos hacia el cielo esperando la aparicin de la primera estrella, aunque rara vez estaba despejado. Tras sentarnos a la mesa antes de comenzar a comer, mi padre siempre se levantaba. Entonces todos le imitbamos y rezbamos el Padrenuestro. Despus daba las gracias por los regalos y nos deseaba salud y felicidad para el ao entrante. Una vez hecho esto nos ponamos a comer. Tradicionalmente la segunda parte de la cena consista en carpa frita con ensalada de patata, y a continuacin tombamos dumplings de Bohemia (los dumplings son pequeos pastelitos rellenos) con salsa wilja. Esta salsa se preparaba con mermelada de ciruela, pasas, almendras y otros frutos secos. Despus de la cenacascbamos nueces y cortbamos manzanas transversalmente para ver si la estrella interior era equiltera. Segn la tradicin era un buen augurio que siguiramos estando sanos y que nos reuniramos de nuevo bajo el rbol de Navidad en el ao que entraba. Despus mi padre entraba en la habitacin de al lado para visitar al Nio Jess*. Entonces haca taer una campanilla y llamaba al nio Jess dicindole que los nios haban sido buenos todo el ao y que debera hacerles muchos regalos. Todos los aos tambin hacamos fotografas antes de la cena de navidea. Las fotos de mi padre son de este periodo, cuando yo tena doce aos. En aquella poca no tenamos fotmetro, por lo que algunas de las fotos salan con mayor o menor exposicin. En 1956 un suizo le regal a mi padre una Leica F3. Yo tom fotografas con aquella cmara hasta que mi padre muri. Cuando le detuvieron, la Leica estaba en Gillschwitz y por eso la polica no la confisc. Todava sigue funcionando y la guardo como un recuerdo, igual que una vieja mquina de escribir Mercedes. Tambin me regal su libro en alemn con una dedicatoria escrita. * Se trata de una tradicin europea. El da de navidad antes de que se permita entrar a losnios en la habitacin donde est el rbol de Navidad, se visita al nio Jess. Una vez hecha la visita, los nios pueden entrar en la habitacin cantar algunos villancicos y entonces abrir sus regalos. (N. del A del E).Recuerdo, que una vez, mi padre y yo fuimos a pasear al bosque cerca de Hradetz. Estbamos caminando por un prado cuando de pronto se detuvo y se qued mirando un manantial. Cuando le pregunt qu miraba me respondi que era un stiro, pero no dijo nada ms. Naturalmente, yo no vi nada. En otra ocasin, mientras caminbamos por una cantera, me asegur que haba gnomos. Tambin me cont, que un da estaba sentado en un tranva y una ondina dirigi un rayo hacia el vehculo porque ella le haba hecho varios favores y mi padre se haba olvidado de agradecrselo. Recuerdo especialmente una conversacin que tuvimos despus de las navidades de 197. Me dijo que tena que tener siempre buenos recuerdos de l y que nunca debera creer a nadie que divulgara insinuaciones o realizara afirmaciones despectivas sobre su persona. En aquel momento mi padre ya era consciente de que en poco tiempo iban a detenerle y de que sus das en esta tierra finalizaran. Lo primero que pens fue que su hora no haba llegado todava y que estara con nosotros durante mucho tiempo, pero su premonicin no tardara en cumplirse. A principios de abril de 1958 mientras volva a casa desde la universidad en Brno decid visitar a mi padre. Llam a la campanilla de la puerta y cuando el ama de llaves abri la ventana del piso superior me dijo que le haban detenido. En consecuencia toda la casa haba quedado clausurada. Mientras estaba hablando con ella apareci una mujer alemana que tambin quera ver a mi padre. Su nombre era Gelinde R y como, evidentemente mi padre no estaba la acompa cortsmente de vuelta a la estacin de tren. Durante el tiempo que mi padre permaneci en la crcel tuve que soportar varias calumnias por parte de los miembros de la polica secreta. Saba que eran acusaciones totalmente falsas y malintencionadas sobre la reputacin de mi padre. Recuerdo sus palabras y naturalmente no las cre. La ltima vez que le vi, fue en junio de 1958. Fui a visitarle con mi madre a Ostrava donde fue tambin interrogado. En aquella poca mi hermana y mi madre trabajaban para la Cooperativa de Produccin del Condado cuidando terneros. Mi hermana contrajo trichophytion, una enfermedad de la piel provocada por un hongo contagioso de las vacas. El hongo seexpandi por todo su cuerpo formando grandes manchas hasta el punto de que ya no pudo aparecer en pblico. Fue al mdico, pero la medicina ortodoxa fracas. Naturalmente, preguntamos a mi padre que se poda hacer y nos recomend que preparsemos compresas con una decoccin de ortigas. En cuanto lo hicimos la piel de mi hermana empez a mejorar y al cabo de un mes estaba completamente curada. Mi hermana fue su ltimo paciente, aunque el tratamiento fuese indirecto. En aquella visita, que fue la ltima que hicimos a mi padre, le pidi a mi medre que le mandara un pedazo de beicon ahumado a la prisin, porque le apeteca. Mi madre cumpli su ltimo deseo y se lo mand, pero despus de comrselo empez a sufrir fuertes dolores abdominales. Al guardia le pareci que mi padre solo aparentaba tener dolor, hasta que al final, despus de tres das de un terrible sufrimiento le trasladaron de Ostrava al hospital penitenciario de Brno donde muri el 1 de julio de 1958 de una pancreatitis. Despus de su muerte no permitieron que ningn miembro de su familia ms directa pudiera verle. Sus restos fueron enviados en un atad galvanizado a Ostrava donde se celebr el funeral. Solo pudieron asistir los familiares y amigos ms directos. Ni siquiera nos dejaron publicar una necrolgica en los peridicos porque la polica tema que al funeral asistiera demasiada gente y pudieran crearse problemas inesperados. Despus de la ceremonia nos entregaron sus pertenencias: un traje, un reloj y su anillo de bodas. Aunque mi padre nunca fue condenado, todas sus dems pertenencias, los anillos de oro con gemas y los talismanes dorados que llevaba en el cuello, fueron confiscadas por el estado. La nica acusacin por la que debera haber comparecido ante el tribunal se limitaba a la utilizacin de alcohol en sus remedios y no pagar los impuestos correspondientes. Adems, tambin le acusaron de traicin por escribir una carta a Australia que supuestamente contena expresiones injuriosas para el estado checo. Cuando nos entregaron sus pertenencias en la comisara de polica de Ostrava, el oficial que le haba interrogado nos pregunt si sabamos que haban realizado dos autopsias con su cadver. Tambin nos dio el nombre de la persona que orden la segunda autopsia. No tenamos la menor idea de aquello. Tambin se rumore que mi padre haba sido deportado a Rusia para ensear a los rusos a preparar sus remedios y que todava estaba vivo. Entre sus pertenencias tambin haba una cajita, una reliquia que se haba quedado despus de abandonar una logia negra en la que no pudo permanecer con los brazos cruzados asistiendo a sus actividades criminales. Despus de que le detuvieran, mi madre y mi hermana me ayudaron econmicamente porque todava me quedaban tres aos y medio de estudios. Tuvieron que trabajar duro en condiciones inhumanas para la cooperativa del condado de Gillschwitz cuidando terneros. Los sueldos eran muy bajos y ganaban menos de 10 coronas al da, aproximadamente unos doce centavos estadounidenses. Yo no tena derecho a matricularme, porque para la administracin estatal sino tenias dinero para pagar la universidad no deberas ir. Adems durante todo el tiempo que asist a mis clases universitarias viv con el temor de que me expulsaran por motivos polticos y me alegr mucho cuando pude terminar mis estudios. Por eso le agradezco a la Divina Providencia que me permitiera obtener un ttulo a pesar de los tiempos difciles. Mi hermana me asegur que despus de la muerte de mi padre se le apareci en sueos para decirle que se casara y tendra cinco hijos, que es lo que pas. Sin embargo no me dijo nada de lo que hablaron en el sueo. Treinta y cinco aos despus, el 23 de junio de 1990, asist a una reunin en la clase de graduacin de mi universidad en Troppau. Conoc a una compaera que me dijo que en diciembre de 1957 haba acompaado a ver a una amiga a ver a mi padre porque quera saber algo sobre su futuro. Aunque mi compaera no visit a mi padre por ese motivo, el la dej pasar a su estudio y predijo toda su vida hasta los cincuenta aos, excepto un ao crtico que vivi y sobre el que no le ofreci detalles. No obstante, todas las dems predicciones se cumplieron y hasta hoy mi compaera recuerda a mi padre con la mayor admiracin y respeto. Mientras vivi entre nosotros siempre le consider como una persona normal, y as es como lo trataban todos en el vecindario. En apariencia y comportamiento no era muy diferente a un sencillo granjero. Tena una gran habilidad para adaptarse a cualquier situacin y a lo que le pedan. Mucho despus, a la luz de sus obras, me di cuenta de que era un gigante que se encarn en este mundo para traer a los seres humanos una luz con la que podan abrirse paso en la oscuridad de la ignorancia y caminar hacia Dios.Mi padre tambin me dijo que la firma de la dedicatoria que escribi para mi madre en su segunda obra era exactamente la misma que utilizaba cuando fue rosacruciano en una de sus vidas anteriores.Doctor M. K. Recuerdos del Maestro Frabato Parte II La autobiografa de Franz Bardon comienza con estas palabras: Haba una entusiasmada confusin en la abarrotada sala de conferencias del club y en verdad es lo que ocurra, pues yo lo puedo atestiguar. Fue en octubre de 1947 cuando vi por primera vez al Maestro Frabato pronunciar una conferencia en el Folks Teatre de Ostrava. Despus de la conferencia fui al Hotel Imperial donde se alojaba con la intencin de preguntarle si me aceptaba como discpulo. Franz Bardon me contest que en ese momento no haba plazas y que yo slo tena 16 aos. Era demasiado joven, no haba cometido pecados y careca de pasiones. Por lo tanto, me dijo no dispona del depsito de poderes necesario para mi desarrollo. Volv a casa de un humor muy sombro. No poda entender por qu tena que pasar por el arrollo antes de poder limpiarme con el objetivo de realizar metas ms nobles. Hasta ese momento mi existencia haba resultado ser anodina. Viva, como marcaba la tradicin, la vida de un autntico y fiel creyente. Comulgaba y me confesaba diariamente y solo haca buenas obras segn las reglas de los pathfinders (* boyscouts), pero entonces, de pronto, me di cuenta de que todo aquello pareca una equivocacin. Me esforc por reflexionar en lo que el MaestroFrabato me haba dicho y al final descubr que tena razn. A pesar de todo estaba firmemente convencido de que tena que haber alguna forma de convertirme en adepto del hermetismo sin hacer nada malo y sin haber desarrollado ninguna pasin. Una amiga ma mencion por casualidad que conoca a Franz Bardon. Me dio su direccin y un sbado fui a Troppau/Opava vestido con el uniforme completo de explorador. Llevaba la mochila llena de comida porque despus de visitar al Maestro Frabato pensaba hacer un picnic al aire libre. Cuando me present audazmente como discpulo del Maestro Frabato su ama de llaves casi se muere de risa al verme de uniforme con los pantalones cortos, pero esta vez la situacin era ms seria. Obviamente, el Maestro era totalmente consciente de lo que ocurra, y a pesar de ello me invit a entrar. Quiz para ponerme a prueba o solo para desembarazarse de m, inmediatamente me encomend mi primera misin. Tena que practicar ciertos ejercicios de concentracin. Primero tena que concentrarme en cada uno de los colores de los cuatro elementos durante al menos diez minutos, para despus descansar la mente durante media hora sin ningn tipo de interrupcin externa o interna. Me dijo que cuando lograra hacerlo volviese a verle de nuevo. Me llev un mes conseguirlo y volv a visitar al Maestro. A partir de entonces continuaron mis tareas, que coinciden con las que describe Franz Bardon en su primer libro, Initiation into Hermetics. En aquellos das los libros de Franz Bardon no existan. Todo me lo transmiti verbalmente y bajo el ms estricto sello del secreto. Como viva lejos de Opava siempre quedaba con el Maestro y normalmente nos veamos los fines de semana. Su ama de llaves se tomaba el da libre y tenamos que hacerlo todo nosotros mismos. El Maestro haca la comida y recuerdo que era muy buen cocinero. Una en concreto consisti en sopa de carne de cabrito y un asado de carne de cabrito. Era una comida que yo nunca hubiera probado en circunstancias normales porque se opona a mis gustos. El Maestro tambin prepar los dumplings de harina y en eso consisti nuestra comida. Consider que se trataba de alguna clase de prueba, pero al final todo estaba muy bueno. La direccin de su casa era Obloukova 22. All tena su consulta y la casa todava existe. La puerta de la calle estaba pintada de verde y ostentaba una placa de latn que rezaba: Frantisek Bardon, Graphologist, pues adems era graflogo y experto en escritura a mano en los tribunales. Si llamabas al timbre de la calle se abra una ventana en el segundo piso y el Maestro preguntaba: quin es usted y qu se le ofrece. En casa de que las solicitudes fueran demasiado delicadas y difciles le dira a la persona que no poda ayudarle. Naturalmente, sus poderes de clarividencia le proporcionaban esta informacin. Una vez que entrabas en su casa te reciban miles de olores. En la galera de la entrada haba barriles de yerbas fermentando con miel pura. Con ellas el Maestro elaboraba a la manera espagrica tinturas, gotas, extractos, arcanos, quintaesencias y elixires. La miel se la proporcionaba su hijo Lumir, que era apicultor. Despus de completar el proceso de fermentacin las sustancias se filtraban, destilaban y procesaban alqumicamente. Los detalles relativos a los procesos exceden el propsito de este libro. El Maestro sola decir con mucha frecuencia: Estos procesos son muy sencillos y ahora s que es as. l haba planeado escribirlo todo en un quinto libro (la quinta carta del tarot), pero desgraciadamente no pudo ser debido a las fatdicas circunstancias que rodearon el desarrollo espiritual de la seora Otti Votavova. Tambin se sabe que Bardon era naturpata y que muchas personas reclamaban su ayuda. Estudi en Munich, donde tambin se gradu, pero en la poca y el lugar en que vivi sus logros acadmicos no se tenan muy en cuenta. Me dijo el nombre de su profesor, que era director del Naturophatic College de Munich, pero no lo recuerdo. Esta fotografa (pgina 53) data de sus das universitarios y en ellas podemos ver a Franz Bardon con otros estudiantes. Recuerdo un episodio que tuvo lugar un mes de octubre cuando vi con mis propios ojos una enfermera titulada en su casa. Padeca esclerosis mltiple, unaenfermedad muy difcil de curar o que la mayora de gente consideraba incurable. Sin embargo, la vspera del da de Ao Nuevo de aquel mismo ao, despus de haber tomado los remedios del Maestro se fue a bailar con su marido hasta altas horas de la madrugada. El Maestro curaba sobre todo personas pobres y afligidas a quienes la medicina ortodoxa haba desahuciado, y acudan en busca de su ayuda desde varios pases europeos. Se hizo muy famoso por el hecho de que trataba a todos con los mejores remedios. Me gustara describir mejor la casa del Maestro. Subiendo por las escaleras de madera se llegaba al segundo piso. Una puerta daba a la cocina, que dispona de una cocina de gas y otra de carbn en la que el Maestro realizaba sus destilaciones. Detrs de la cocina estaba el cuarto de bao. Los domingos por la tarde, despus de baarse se tumbaba para dormir una breve siesta. Siempre de despertaba antes de media noche, beba una taza de caf fuerte y encenda un largo cigarrillo. Todava puedo olerlos. A continuacin llevaba a cabo ciertos preparativos para realizar sus invocaciones. Se arreglaba apropiadamente ponindose unos anteojos, asiendo un bastn que ocultaba una daga y tocndose con un gorro de piel. Entonces iba a un lugar apartado que quiz generaba la tensin necesaria. Nunca mencionaba adnde acuda y solo hablaba de unos guardianes. Tampoco s cuando volva porque para entonces siempre me quedaba dormido. Yo dorma normalmente en la habitacin de invitados que durante el da serva como sala de espera. En aquella habitacin se encontraba su biblioteca, que siempre estaba cerrada con llave. Para m era una desgracia aunque no debera quejarme porque el Maestro me dio a leer la mayor parte de sus libros. Con todo, haba escritos muy secretos, arcanos, que podan resultar muy peligrosos, como por ejemplo, la explicacin del proceso para elaborar la Piedra Filosofal. En aquella habitacin tambin haba un gran espejo mgico de ms de un metro de dimetro que estaba montado en un atril de madera en el que poda girar. Normalmente estaba cubierto con un terciopelo negro, pero a veces, cuando despertaba de mi sueo, vea que lo haban retirado. El lector podr encontrar ms informacin sobre el propsito y uso de un espejo mgico en la segunda obra de Franz Bardon: The Practice of Magical Evocation (La prctica de la evocacin mgica). Siempre que la luz de la luna llena se reflejaba en las partculas doradas del espejo, brillaban intensamente cuando sucedan muchas cosas extraas El Maestro se levantaba siempre temprano y cuando yo me despertaba desayunbamos, la mayora de las veces bocadillos y caf con leche. Despus le ayudaba con las tareas domsticas o le acompaaba para hacer la compra o cualquier cosa que hubiera que hacer. Una vez incluso pint los marcos de las ventanas de su casa y en otra ocasin le acompa al sastre. A veces iba con l a sus actuaciones, pero el coche era tan pequeo que los dos apenas cabamos; adems tenamos que llevar un equipo que el Maestro necesitaba. Cuando actuaba en lugares pequeos yo venda las entradas y al volver tarde a casa chalbamos de muchas cosas. Todo lo que se ha escrito sobre sus actuaciones en Frabato the Magician es cierto, y a veces haba incluso mucho ms. Ataviado como un yogi se tumbaba sobre cristales rotos sin sufrir dao alguno permitiendo que un hombre se subiera sobre su pecho o detena su pulso por un instante. Realizaba mucho otros fenmenos, todos bien conocidos para un mago experto. Siempre que me quedaba los domingos, bamos a comer con su esposa, sus hijos Marie y Lumir y su suegra. Al principio bamos en su motocicleta y despus en autobs o en tren. Vivan en un barrio de Opava-Kilesovice, que en alemn es Troppau Gillschwitz. Mara, su suegra, era una excelente cocinera. Recuerdo con una gran nostalgia su especialidad, el Sauerkraut (chucrut) preparado a la manera silesia con cebollas, patatas y schnitzel empanados fritos (* filete o carne empanada y frita al estilo de viena). Su suegra le tena mucho cario a Franz. Tenan una casita con una pequea granja de unos ocho acres y medio, y animales como vacas, dos cabras, dos cerdos, aves y un jardn detrs del granero, todo lo cual era suficiente para alimentarlos a todos.Su suegra recuerda un suceso que tuvo lugar durante el tiempo de la cosecha. Cuando estaban a punto de guardar la ltima carga de grano, se present una tormenta elctrica. Se arracimaron nubes negras en el cielo y la lluvia o incluso el granizo eran inminentes. La abuela cuenta lo que ocurri: Fue entonces cuando Franz Bardon tom las nubes bajo su voluntad. Mir con semblante muy serio y murmur unas palabras; luego hizo unos movimientos con las manos y los dedos. Al principio no ocurri nada pero poco a poco las nubes dejaron de moverse y se deshicieron; el viento amain cada vez ms, el bochorno se calm y no pas mucho tiempo antes de que el sol brillara de nuevo. Por los truenos que sonaban a lo lejos pudimos deducir lo que nos hubiera ocurrido. Despus de la comida del domingo les daba las gracias y normalmente me iba a casa, mientras que el Maestro se quedaba con su familia y por la tarde sola ir con su esposa a ver una pelcula o al teatro. Despus volva a su estudio donde se quedaba trabajando hasta la hora de acostarse. Tras sus invocaciones nocturnas, dictaba sus conocimientos y experiencias en un dictfono para su secretaria y discpula de Praga, la seora Votavova. El nombre de Otti Votavova, as como el de la esposa de Franz Bardon y su hijo Lumir, aparece en la dedicatoria de sus libros. Franz Bardon tena un grupo de estudiantes en Praga y una de sus alumnas pint las cartas del tarot que se pueden encontrar en sus tres libros. A menudo sala al campo a recoger hierbas curativas. A veces, si necesitaba unas races especiales, tenamos que salir a buscarlas nosotros, yo y su hijo Lumir, que tambin era alumno suyo. Recuerdo una hierba en concreto que tuvimos que buscar llamada Byronia alba. Finalmente y despus de una larga bsqueda la encontramos en un muro apartado lejos de Opava. Muchas de las hierbas raras las comprbamos en el boticario, por ejemplo el roco de sol. El Maestro elaboraba una quintaesencia de esta planta para curar la tensin alta. Su hijo, su hija e incluso su ama de llaves le ayudaban a conseguir las hierbas que necesitaba. Sus remedios eran en su mayor parte de naturaleza homeoptica. Tena un ndice de las preparaciones en un pequeo libro con los diagnsticos, los remedios correspondientes y las soluciones necesarias, que tambin fue confiscado por la polica. Cuando pregunt durante mi interrogatorio por este libro me dijeron que fue destruido junto con los dems. Franz Bardon conoci a su esposa por casualidad o por el destino cuando acudi a l con las fotografas de dos hombres, con uno de los cuales quera casarse. Esa fue la razn por la que fue a verle, para averiguar cul de los dos sera su futuro marido. El Maestro le dio una respuesta muy evasiva; concretamente que su futuro esposo sera tan alto como l, que tendra la nariz y los ojos parecidos a los de l y que, bsicamente, se le pareca. Y no entr en ms detalles. Poco tiempo despus alquil una habitacin en casa de la familia de ella, en Gillschwitz. Era una habitacin muy pequea en el tico; meda dos por dos metros. No haba espacio ms que para una cama, una pequea mesa, un taburete y un estante para sus libros. Todava quedan algunas de sus pertenencias en esa casa, por ejemplo unos instrumentos para electrificar y magnetizar, y otros que utilizaban los naturpatas y que eran muy modernos entonces. Yo los vigilaba personalmente mientras l los usaba para radiar remedios y tambin me ense cmo se haca. Es difcil imaginar cmo se produjeron muchos milagros en aquel espacio tan pequeo. Su mujer recuerda que una vez transcribi unas frmulas mgicas para el Maestro y cuando las repiti en voz baja de repente apareci un gallo negro revolando por la pequea habitacin. Se llev un susto de muerte, pero record las instrucciones del Maestro y con un miedo terrible grit: Adonai! y el espectro desapareci inmediatamente. Una tarde acompaaba al Maestro cuando un monje se acerc hasta ellos por la calle. El Maestro le pregunt a ella: Ves ese monje?, cuando ella contest que s, el monje desapareci repentinamente. La seora Bardon acompaaba a su marido muy a menudo en sus viajes. Por ejemplo, fue con l a Dresde donde l estudiaba una piedra tallada con runas, en el barrio conocido como Radebeul. En otra ocasin le acompa a Viena para visitar a la famosa exploradora tibetana Alexandra David-Nel.En la poca de su detencin Franz Bardon conservaba varios libros de bibliotecas de Dresde y Berln y cuando muri, la seora Bardon pidi a la polica que los devolviera a sus respectivos dueos. Franz Bardon tambin escribi algunos manuscritos con el nombre de Arion. Volvamos por un instante a la casa donde Franz Bardon ejerca. Su estudio se encontraba junto a la cocina, desde cuyas ventanas se poda contemplar el jardn vecino. Bajo las ventanas haba un pequeo patio rodeado por un muro de piedra y cerca de la pared de la casa haba un banco bajo que se prest a muchas conversaciones, por ejemplo, sobre los misterios del Akasha. Las ventanas del stano miraban hacia el patio trasero. Franz Bardon realizaba todo el trabajo previo con las hierbas en el stano. Las secaba, cortaba y prensaba antes de guardarlas en botellas. El stano tena una antesala con un quemador de gas donde el Maestro me ense cmo preparar un condensador de fluidos con oro. En aquella poca era un secreto que slo conocan los iniciados, porque todava no haba llegado el momento de publicar Initiation into Hermetics. Junto a la ventana de su estudio haba un silln tapizado y directamente frente a la ventana una mesa redonda cubierta con un cristal bajo el que haba una tablilla con los signos del zodaco y el alfabeto. En el centro de la mesa haba una bola de cristal que el Maestro utilizaba para la clarividencia. En la pared del silln colgaba un retrato de Maha Lakshmi, y algunas veces un retrato de Maha Devi, o de otros seres. En el resto de la pared haba estanteras llenas de libros y objetos diversos. Cerca del silln, en un rincn, haba tambin una caja llena de papel de escribir que el Maestro utilizaba para anotar y redactar horscopos. Al otro lado de la mesa, en frente del silln, se situaba el banco tapizado para sus pacientes y clientes. Yo me sentaba en aquel banco cuando el Maestro me enseaba a practicar con la tablilla y los pentculos, me explicaba la escritura astral y cmo contactar con seres humanos fallecidos y con mi ngel de la guardia. En aquella poca empec a estudiar medicina. Recuerdo otro episodio en el estudio del Maestro. Fue all donde me ense a preparar los remedios curativos akshicos. No es necesario que recalque que los instrumentos no son el componente ms importante. Junto al estudio se ubicaba el dormitorio. De vez en cuando echaba una mirada a aquella habitacin mientras el Maestro dorma. Al ser en aquella poca un embrin hermtico no poda entender por qu el Maestro no poda curarse a s mismo, aunque me dijo varias veces que debido a la encarnacin haba adquirido el karma del Franz Bardon real, razn por la que sus poderes mgicos no podan interferir con l. Tena sobrepeso y padeca clculos biliares, al tiempo que su pncreas iba destruyndose poco a poco, enfermedad que al final le causara la muerte. El dolor que acompaa el deterioro del pncreas es el ms intenso que puede sufrir el ser humano. Adems, su glndula tiroides era hipo activa, lo que le produca fatiga, apata, somnolencia, as como falta de fuerza de voluntad y concentracin. Qu fuerza de voluntad tuvo que tener para hacer lo que hizo! Ningn mortal corriente puede imaginar lo que logr Franz Bardon, y mucho menos hacer lo mismo. Para sus dolencias tomaba las medicinas normales del farmacutico porque no le estaba permitido usar sus propios remedios. Durante una conversacin me cont que una vez viol las leyes universales al tomar una quintaesencia para la tensin alta. Solo lo hizo una vez, pero desde entonces padeci una tensin baja que le haca sentirse ms adormilado que antes. Beba caf fuerte y fumaba cigarrillos para remediar su cansancio. Aparte de esto era imposible notar nada, pues siempre desbordaba energa y estaba de buen humor, excepto sus ltimos das de vida cuando sufri la ingratitud de los seres humanos para los que se haba sacrificado durante muchos aos. Me lo dijo personalmente. Nunca le vi enfadado, nunca le vi quejarse o maldecir excepto cuando finga o imitaba a alguien. Al verme sorprendido por ello, me cont que una vez hubo un granjero que no le gustaba porque disfrutaba llevando los caballos al galope junto al Maestro y salpicndole de agua. Y cuando lo haca una maldicin escapaba de sus labios. Al pronunciar la palabra mgica los caballos inmediatamente se quedaban paralizados, aunquedespus tuvo que pagar el dao que le haba causado al granjero asegurndole una buena cosecha. Esa es la razn por la que me advirti muchas veces que fuera consciente de mis propios poderes y que aprendiera a diferenciar entre hablar como un ser humano normal o como un adepto al hermetismo porque al final siempre tendra que cargar con la responsabilidad de mis actos. Sin duda el Maestro me tena mucho cario porque yo me comportaba muchas veces como una especie de comediante y le haca rer. Me dijo que le recordaba a un amigo que tambin era muy divertido, pero que termin mal. Ocurri cuando el Maestro estaba en la crcel. Como la Gestapo estaba golpeando a su amigo us su frmula cabalstica y el torturador qued inmediatamente paralizado, aunque otro soldado le dispar. Tambin me habl de su encarcelamiento durante la poca nazi, cuando le torturaron repetidamente golpendole sobre todo en la zona el hueso sacro y que desde entonces no senta nada en esa parte. Adems me cont que se haba negado a colaborar con la Logia Negra de los Noventa y nueve, porque le asignaron al comando de la muerte y tuvo que reunir en una cesta las cabezas de los cadveres decapitados en la guillotina y deshacerse de ellas. Cerca del final de la segunda Guerra Mundial pudo escapar gracias a que en un bombardeo areo la crcel result parcialmente destruida. Despus de la guerra, en 1949, le detuvieron de nuevo en Opava. Esta vez la nica diferencia es que los comunistas estaban en el poder. Le acusaron de ser un charlatn y sin aportar ninguna prueba le condenaron a trabajos forzados. Sin embargo, consigui fingir que padeca epilepsia y en uno dos meses le dejaron en libertad. Desde el campo de trabajo logr mandarme clandestinamente una carta para decirnos a m y a su esposa dnde se encontraba y que necesitaba. Me preocup, porque en aquella poca yo estaba estudiando medicina y si se descubra poda costarme la carrera. Cuando le detuvieron de nuevo el 26 de marzo de 1958 en su casa de Opava, Obloukova 22, en Checoslovaquia, yo corr la misma suerte. Principalmente le acusaron de fabricar ilegalmente medicinas, cuando muchos de sus remedios curativos se elaboraban de acuerdo con el proceso alqumico. Pero antes de que su caso llegara a los tribunales el Maestro muri en la enfermera de la crcel. Desgraciadamente no supe que estaba en el hospital. A pesar de todo fui condenado como cmplice de fabricar medicinas ilegalmente porque le haba proporcionado a Franz Bardon varios ingredientes para sus remedios y aunque ya haba fallecido tuve que cumplir mi condena. Revocaron mi licencia para ejercer la medicina y adems fui condenado a trabajos forzados en las minas. Mi esposa muri a causa de estos acontecimientos, pero yo segu fiel a la gua de la Divina Providencia en el camino del ms grande de los Maestros. Me siento feliz y agradecido por haber sido uno de los pocos elegidos que ha tenido la oportunidad de educarse hasta el da de hoy bajo su gua personal y proteccin en este sendero que no tiene fin. En este momento no puedo decir nada ms porque el sello del secreto no ha sido revocado en todas las materias. Existen varias filosofas para llegar a Dios, pero para la mentalidad occidental el camino del Maestro es el ms claro, puro, comprensible y corto, aunque por eso mismo es difcil. Cuanto ms empinada y alta es la montaa ms extenuante y difcil resulta su ascenso, pero en el transcurso de una vida se pueden asimilar los tres libros del Maestro. Tuvo muy en cuenta esto cuando escribi su segundo libro The Practice of Magical Evocation. En su siguiente obra, The Key to the True Kabbalah, (La clave de la verdadera cbala) se encuentra esta dedicatoria: a mi amigo y alumno como recuerdo y en memoria. En las cartas que le fueron confiscadas cuando nos detuvieron el Maestro firmaba a la manera de los miembros de los Rosacruces. l me ense a emplear cada segundo, cada minuto de mi vida en beneficio de mi prjimo y con la ms profunda humildad hacia la Divina Providencia. A pesar de todos los momentos difciles que he vivido a lo largo de mi vida nunca tuve miedo; en lugar de ello siempre confi y cre en l. Las dificultades de la vida no son castigos, sino lecciones o pruebas si anhelas sinceramente y con autenticidad tu desarrollo espiritual. Si quieres acercarte a la perfeccin debes prepararte a sacrificar lo que ms quieres, como Abraham (en este caso fue su hijoIsaac), y estar preparado para enfrentarte con los problemas ms difciles. Los acontecimientos de la vida siempre pueden empeorar, pero no existe una labor tan difcil que no puedas desarrollar los poderes necesarios para cumplirla, de otra forma la Divina Providencia no nos pondra a prueba.NOTAS EXPLICATIVAS SOBRE EL HERMETISMO PrlogoEl hermetismo es una aficin que sirve para convertirse en un ser ms perfecto. Puesto que es un hobby y no un deber o una necesidad, debes disfrutar de su actividad y si es posible su prctica debe ser realmente divertida. Todo el que ame esta aficin debe sacrificar cada momento que tenga libre para dedicarlo a su prctica y asegurarse de apartar el tiempo necesario para ocuparse de ella. El hermetismo requiere una increble cantidad de paciencia, pero sta puede atesorarse mediante el entusiasmo y la curiosidad por los ejercicios: nunca debes sentirte desanimado. Los obstculos no deberan desilusionarnos sino alegrarnos porque son seales de que la Divina Providencia se interesa por nosotros y nos ofrece la oportunidad de poner a prueba y templar nuestros poderes y cualidades. Debemos averiguar por nosotros mismos mediante la introspeccin cmo vamos a superar esos obstculos y detectar cualquier cosa que nos haga falta. El camino de la perfeccin se puede comparar con el atletismo, pues el atleta mejora sus capacidades entrenndose, por ejemplo, en el salto de longitud. Tambin se esfuerza en comer adecuadamente y se alegra cada vez que mejora su salto en un centmetro. Sabe que no se convertir en el campen del mundo con su primer salto, pero est firmemente convencido de que algn da se encontrar con la victoria; nadie podr convencerle de lo contrario con manifestaciones negativas como que el deporte es un empeo sin sentido y una mera prdida de tiempo. Por eso se trata de un hobby: te permite aprovechar el tiempo de una manera ms significativa en lugar de ver la televisin todo el tiempo y ordenar tus actividades segn los programas que emite. Este tipo de situaciones pueden llegar tan lejos que muchas personas incluso programan sus comidas segn lo que pongan en la televisin, pues tiene miedo de perderse algo, incluso los anuncios. Como menciona en sus recuerdos mi amigo el doctor Lumir Bardon, hijo del gran Maestro, su padre tena televisin, pero nunca le vio mirndola. Durante la infancia es de capital importancia desarrollar el poder de la imaginacin y familiarizar a los nios con los ejercicios de concentracin. Por su parte, ellos aprendern a extraer buenos ejemplos y conclusiones de los cuentos de hadas, de manera que aprendern a distinguir el bien del mal. El Maestro a menudo deca: Uno debe disfrutar de lo bueno y aprender de lo malo. El anhelo de alcanzar la perfeccin o llegar lo ms cerca posible es innato, aunque la decisin de dedicarse a ello procede de vidas anteriores. Es una atributo que surge durante la pubertad con el deseo de llegar a conocernos a nosotros mismos y a calibra nuestros poderes, algo en lo que se puede llegar tan lejos como para intentar averiguar nuestros propios lmites. Es como cuando los jugadores de balonvolea se ponen pesos de plomo en los pies durante un entrenamiento: buscan superarse. Ese es el camino adecuado!Si tu entusiasmo sigue vivo cuando alcanzas una edad avanzada las bendiciones resultan inevitables. Debes trabajar para colmar toda tu vida de alegra y no perder nunca el buen humor, pues as avanzars ms y mejor que con una actitud negativa y pesimista. No es que dejes de jugar porque te haces mayor, sino que te haces viejo cuando dejas de jugar. Nunca a lo largo de tu vida debes perder la cualidad de un nio: ver la vida como un gran milagro. Todos debemos experimentar la oportunidad de ver este milagro con nuestros propios ojos. La vida nos pertenece y esa es la razn por la que debemos disfrutarla en toda su extensin llenando conscientemente cada segundo de alegra. Gracias a una firme conviccin tenemos la certeza de que podremos superar cualquier obstculo y nunca tendremos que enfrentarnos con nada que supere nuestra capacidad. Cmo reconoceremos a un adepto al hermetismo? Es alguien que practica el hermetismo, un adepto o un mago experimentado? Externamente no reconocers a una persona de este tipo, pues vive, trabaja, come, duerme y se comporta como cualquiera, aunque todo lo hace conscientemente al cien por cien. Aprovecha cada segundo dedicndolo a su propio desarrollo y en ayudar al prjimo, a aquellos que lo necesitan y a quienes le enva la Divina Providencia. Cumple con sus ejercicios y realiza sus operaciones mgicas con alegra, curiosidad y entusiasmo. Todo lo que emprende en su vida cotidiana lo hace como si fuera una actividad mgica, ya sea caminar, endulzar su caf o aadir especias u otros ingredientes a su comida. Lo hace como si fuera una actividad mgica de acuerdo con la ocasin y lo vincula con nmeros mgicos. Imagina que cada gota est cargada con un atributo concreto y nunca duda de su efecto. Juega conscientemente como un nio con cada pensamiento, cada movimiento, cada paso e incluso antes de caer dormido influye en s mismo o en otros con buenos pensamientos. Adems disfruta sinceramente y se muestra entusiasmado con los ms pequeos xitos que logra. Siempre que el Maestro y yo estuvimos juntos as es como actubamos en todo. A menudo se rea de mis necias ocurrencias, aunque el tema fuese serio. Dnde est escrito que se debe llorar mientras se realizan los ejercicios o que hay que enfadarse con uno mismo al calcular los resultados?Tener miedo de calcular los resultados? No, no es as. El Maestro nunca me reprendi, aunque me contaba historias alegricas sobre un mago que no tena en cuenta ciertas cosas y en consecuencia sus esfuerzos erraban. O me explicaba cmo l mismo haba cometido errores y cules fueron los resultados, y cmo consigui compensarlos. En aquella poca no me daba cuenta de lo que sus palabras significaban para m; de que eran una advertencia sobre mi futuro. Nunca me dijo directamente lo que deba hacer o lo que deba dejar de hacer. Cundo se lo preguntaba me explicaba cmo se haca y lo que haba que analizar, pero en lo que se refiere a hacerlo, me dejaba a m. As aprend a no tener miedo a cometer errores, para finalmente aprender a acertar a travs de los fracasos, la repeticin y la gua de la Divina Providencia. La repeticin es la madre de la sabidura. Por lo tanto, no desfallezcas y ten confianza en ti mismo, o como dicen los franceses Aydate, y el cielo te ayudar. Cuando pierdes la fe en tus propios poderes y diriges tu imaginacin slo hacia metas pequeas lo nico que consigues es debilitarte. No tenemos metas pequeas, sino grandes! El hecho de que leas estas palabras demuestra que albergas el deseo de la perfeccin, aunque todava se encuentre a un nivel instintivo. Este breve tratado supone una pequea contribucin cuyo propsito consiste en servirte de gua y apoyo, y, sobre todo, para que hagas las cosas con alegra y entusiasmo. Cuando tena nueve aos y estaba en el tercer curso de la escuela elemental tuve la impresin de que otro ser viva en m. Saba por anticipado las preguntas que hara mi profesora e inmediatamente conoca las respuestas. Este don llegaba tan lejos que tambin detectaba los errores que cometa la profesora cuando estaba escribiendo en la pizarra. Para no llamar la atencin ni tener problemas no lo descubr y me lo guard para m.Durante aquella poca mi madre se puso muy enferma y tuve que cuidarla. Tena que ayudarla incluso a limpiar sus excrementos y orina. Sufra un absceso cerebral y de vez en cuando perda la conciencia, pero ramos pobres y antes de conseguir ahorrar algn dinero para que pudieran hacerle un examen a fondo en la clnica fue demasiado tarde. Aunque la operaron dos veces se desarroll un tumor en las cicatrices que revent un da antes de la tercera operacin. Muri el da de mi cumpleaos cuando tena treinta y un aos. As es cmo empez el decimotercer ao de mi vida. Mi hermano tena ocho aos y tambin estaba muy enfermo. Tras contraer la escarlatina sus riones quedaron gravemente daados y empezaron a sangrar. Sufra una carencia de sangre, edema y una inflamacin del odo interno que supuraba pus. Cada semana mi padre tena que donar sangre para l. La Segunda Guerra Mundial estaba en su apogeo y mi padre trabajaba como herrero en una acera donde se fabricaban piezas para tanques. Trabajaba diecisis horas al da vigilado por la Gestapo y nunca sabamos si volvera por la noche, porque cada da arrestaban a alguien por sabotaje. Yo tena que cuidar de toda la casa; preparaba la comida, haca la colada, limpiaba las ventanas y guardaba cola para conseguir comida, y mientras tanto ya asista al instituto. En invierno slo bamos a las clases una vez a la semana para recoger los deberes y entregar las tareas que habamos hecho durante el resto de la semana, porque para ahorrar energa la escuela no tena calefaccin. Cuando termin la guerra yo tena catorce aos y mi padre me dijo que ya no poda alimentarme ms, que deba trabajar en las minas de carbn. Le ped que me dejara continuar asistiendo a clase y le promet que llevara a casa la misma cantidad de dinero que si trabajase en las minas de carbn. Desde entonces todas las maanas sala de casa a las tres y media para cargar botellas de leche en la lechera. Por este trabajo me ganaba el desayuno y adems reciba cupones de comida, que todava segua estando racionada. Como terminaba mis deberes del instituto durante el recreo me daba tiempo para dar clases a otros alumnos. Cuando cerraban las tiendas, ayudaba a decorar escaparates y en algunos de aquellos negocios anotaba las facturas y preparaba las declaraciones de la renta, todo lo cual realizaba por las noches. Me acostumbr a dormir slo de tres a cinco horas cada noche y a las tres y media de la maana ya estaba listo para ir a trabajar. La Divina Providencia me prepar de esta manera para enfrentarme a las futuras tareas de mi vida. Me ense a trabajar diligentemente, a superar todos los obstculos con alegra, as como a desarrollar una cierta tenacidad y con el objetivo de alcanzar mis metas nunca renunci. Al asistir impotente al sufrimiento de mi madre y de mi hermano me promet que sera mdico. Adems ese fue el mayor deseo de mi madre. Los das festivos trabajaba en la mina de carbn aproximadamente a ochocientos metros bajo tierra. Una vez me qued enterrado vivo y todava conservo unas cicatrices en mi rodilla derecha de recuerdo. Tardaron ocho horas en rescatarnos y si hubieran tardado media hora ms podramos haber muerto por falta de oxgeno. Ni siquiera en aquel momento tuve miedo pues confiaba plenamente en la Divina Providencia: saba que todava tena que aprender muchas cosas ms y trabajar en beneficio de la humanidad. Me vigilaba a m mismo como si fuera un extrao. Observaba, juzgaba y ordenaba mis pensamientos; despus haca planes para mi futuro. Cuando tena dieciocho aos haba perdido todos mis temores. Fue una gran experiencia y me proporcion el necesario apoyo mental para continuar y recursos para mantener una perspectiva sin precipitarme. Esta cualidad siempre demostr ser muy solvente, por ejemplo, cuando me detuvieron y cuando me hice piloto. Siempre miraba en direccin al sol de mis metas y todas las sombras quedaban detrs de m. Cuando conoc al Maestro no me dijo nada, pero me dio una palmada en el hombro, es decir, aprob el examen. Lo menciono para demostrar que todo en la vida sucede por una razn. El Maestro sola decirme: La vida no es un parque de atracciones, sino una escuela. Algrate de las cosas buenas y aprende de lasmalas. La mayor parte de las veces es una prueba y no un castigo, y a menudo la oportunidad es lo que fortalece y estabiliza nuestras buenas cualidades.El Maestro: costumbre y deberes relacionados con la reencarnacin Como mencionaba su hijo, el Maestro fumaba mucho, y tambin beba caf fuerte. De vez en cuando se tomaba una cerveza, pero aparte de eso nunca se permiti el alcohol. nicamente ahora me doy cuenta de que, literalmente tuvo que arrancar toda su energa de su propio cuerpo fsico para realizar todo lo que tena que hacer con el tiempo del que dispona. Trabajaba duro y sin interrupcin, y por las noches apenas dorma unas pocas horas. Como no le estaba permitido proporcionarse energa por medio de la magia, lo haca de la manera que acabo de mencionar. Adems, su glndula tiroides no funcionaba bien, lo que le produca cansancio, somnolencia, lentitud intelectual y falta de fuerza de voluntad. Para contrarrestar su hipotiroidismo tomaba hormonas que yo le prescriba. Adems, tambin padeca de clculos biliares. Casi nunca haca dieta y tomaba regularmente medicinas alopticas, igual que cualquier mortal y, aunque era bastante gordo, se negaba a expresar el deseo de perder peso. En lugar de eso sola decir: Quiz la Divina Providencia me lo sirve de tal manera que prefiero abstenerme. A lo que se estaba refiriendo era que probablemente le afligira un tumor maligno o alguna dolencia desagradable. Al principio no pude comprender estas vinculaciones, pero poco a poco me informaron de este tipo de circunstancias. Entonces hice todo lo posible para aliviar el karma de Franz Bardon que haba asumido para posibilitar la realizacin de las enormes proezas de su encarnacin. Yo fui quin averigu el motivo de su muerte. Casi constituy una burla que muriese en el mismo hospital en el que yo trabajaba entonces, aunque ocurri en la enfermera de la prisin donde no se admita al personal civil. Yo no tena ni idea de que se encontraba all y quiz ya estaba inconsciente, aunque predije la detencin del Maestro, algo que nadie ms supo. Tuve una visin en la que apareca vestido con un traje de buzo con barras de hierro que sobresalan del cristal de la escafandra y era evidente que no poda salir. Cuando le cont mi visin se sorprendi o pretendi quedarse sorprendido, pero despus se puso muy triste. Para ser sincero, en aquel momento yo no era consciente del significado de mi visin y cuando le pregunt por qu estaba triste, porque siempre estaba dispuesto a sonrer, dijo: Creme cuando te digo que me duele la ingratitud de aquellos a los que he ayudado. En aquella poca yo pensaba que un gran Maestro como l lo superara. Ahora s ms cosas y recuerdo que Jesucristo pronunci palabras semejantes en sus ltimos das. Aparte de esto le haba visto antes inmerso en pensamientos sombros. Cuando le pregunt la razn me contest que el destino del verdadero Franz Bardon, en cuyo cuerpo se haba encarnado, le inquietaba. En aquellos das no me preocupaban esos problemas porque como embrin hermtico que era crea que nunca tendra que enfrentarme a ellos. Hoy quisiera haber tenido la oportunidad de compartir sus preocupaciones para conocer mejor este problema. Un peregrino se sent durante mil aos frente a las puertas del paraso. Vencido por el cansancio, cerr los ojos por un instante y exactamente en ese momento las puertas se abrieron silenciosamente y volvieron a cerrarse.Perseverancia, paciencia, control del espritu, paz espiritual Una vez intent abrir una botella de cerveza mientras visitaba al Maestro. Fui demasiado perezoso para ir a buscar el abridor y quise presumir abriendo la botella en la cerradura de la puerta, y aunque el Maestro me lo advirti el cuello de la botella se rompi y casi la mitad del contenido se derram en el suelo. Fue entonces cuando me cont lo que le haba ocurrido en el Tibet durante una de sus vidas anteriores cuando era un a chela (alumno). Su gur le envi con una aguja a un amigo que viva muy lejos. Cuando lleg a la morada del amigo, este le mandode vuelta sin prestar a tencin alguna a la aguja, se qued sorprendido por esta actitud pero se encogi de hombros y volvi. Cuando lleg su Maestro le envi de vuelta inmediatamente a casa de su amigo y una vez ms ste hizo lo mismo. Estaba muy cansado y la ira hizo presa en l, porque tena que correr de vuelta otra vez sin que ninguno de los dos mostrara el ms mnimo inters en la aguja. Slo cuando su ira se aplac convirtindose en humildad, perseverancia y paz, le permitieron parar, aunque fue despus de haber ido y venido diecisis veces. Mi Maestro concluy su relato diciendo: En este mundo nada ocurre sin una razn y todava no estoy seguro de si orquest el incidente de la botella de cerveza para ensearme una valiosa leccin.Consciencia La conciencia es un aspecto de la Divina Providencia, el akasha. Si tenemos remordimientos de conciencia significa que algo no est en orden. Nuestros pensamientos nos dicen todos los malos actos que hemos cometido. A veces la explicacin nos llega en un sueo, quiz como una premonicin o advertencia antes de tiempo, y debemos prestar una cuidadosa atencin a estos sueos pues no siempre van atados al tiempo y su desenlace no ocurre necesariamente al mismo da siguiente. Nuestros pensamientos reflejan nuestras actividades, y si el contenido de los sueos y los anhelos del subconsciente van acompaados por llamas o por el brillo de la luz entonces suponen una seria advertencia. Debemos tener cuidado. Todas las noches antes de dormir hemos de proyectar en nuestro subconsciente una perspectiva de nuestras experiencias del da para no perder la oportunidad de encarnarlas cualidades adecuadas mediante la autosugestin. En este caso hemos de ser absolutamente sinceros con nosotros mismos porque quin se engaa a s mismo es el mayor estafador. Si encuentras una excusa, encubre o minimizas tus actos malos o injustos no tendrs que esperar mucho para sentir remordimientos de conciencia. Debes convertirlo en un hbito ir a la cama cada noche con una conciencia clara.Prisa En dos palabras, la prisa no puede utilizarse para cualquier cosa. El viejo refrn: A ms prisa menos velocidad refleja esta sabidura. La mayor parte de las cosas que hemos hecho deprisa debemos hacerlas de nuevo por culpa de los errores cometidos. Es mejor no empezar una tarea si no disponemos del tiempo necesario para cumplirla. Planea tu da y tus quehaceres a propsito para no desperdiciar un segundo. Slo los dbiles esperan oportunidades mientras que los fuertes las crean con inventiva y determinacin. Las nicas cosas imposibles son las que no nos atrevemos a hacer. La mayor parte del trabajo mgico comienza a medianoche. No por la hora fantasmal de medianoche, sino principalmente por la paz y tranquilidad que reinan en el entorno. A veces el Maestro se iba a dormir despus de darse un bao y tras un breve descanso sala por la noche para llevar a cabo sus invocaciones o sus operaciones mgicas, aunque siempre de buen humor y segn un plan establecido. Si en tu casa hay demasiadas molestias tendrs que buscar un lugar tranquilo y apartado. Los cementerios cumplen ambos requisitos, pero no es absolutamente necesario acudir a ellos. Desde luego, la gente normal evita estos lugares por la noche, tal vez por miedo o reverencia, y por eso nadie te molestar. Es posible que los magos que frecuentan estos lugares logren aumentar la tensin multiplicando as sus poderes. No obstante, insisto en que no es una necesidad y sera aconsejable que las personas que padecen de una naturaleza ms dbil no acudan a los cementerios para realizar estas actividades. Incluso si eres miembro de una gran familia encontrars un silln cmodo donde poder meditar y practicar tus ejercicios durante un rato, cuando tu familia se haya ido a la cama. Si pasa alguien provocar un aumento de la tensin, lo que indicar el grado de fortalezca queposeas. En Tbet, el da comienza a las cuatro de la maana. A esa hora estars bien descansado, fresco y despierto, mientras que tu entorno todava se encontrar en calma y silencio. Si dispones de muy poco tiempo para ti entonces debes pensar en una tarea o ejercicio antes de empezar, y escribir unas notas sobre cmo continuar practicando. Escrbelas de manera que nadie pueda entenderlas, en el caso de que alguien encuentre tus notas. De esta manera preparars una secuencia perfecta de acciones. Crears en tu mente un sistema de ayuda mnemotcnico y una vez que comiences todo se desarrollar como un programa perfecto, exactamente igual que un ordenador. Un ordenador no es ms que una dbil imitacin del pensamiento humano, incluso aunque puede realizar varios procesos al mismo tiempo y lo haga todo ms deprisa, pero el ordenador carece de las impresiones adicionales y los pensamientos que surgen cuando un ser humano piensa.Curiosidad Un da, cuando el Maestro se haba marchado ayud a su ama de llaves con los platos y mientras tanto le hice varias preguntas sobre el Maestro, que cosas haca, quin le visitaba y algunas ms. Se trataba de preguntas que nunca me hubiera atrevido a hacrselas a l personalmente. No eran muy importantes, pero buscaban simplemente satisfacer mi curiosidad y completar una imagen en mi mente del Maestro. La mesa estaba ya recogida y limpia con excepcin de una caja de cerillas. Durante mi interrogatorio la caja de cerillas empez repentinamente a saltar unos diez centmetros en el aire y hasta que no deje de hablar, no ces el fenmeno. Mire lo que ha hecho, me dijo el ama de llaves en tono acusatorio, cuando regrese a casa me espera una reprimenda. Despus de aquello me fui a dormir. Yo tambin esperaba una reprimenda del Maestro por la maana, pero slo me dijo Lo pasaste bien charlando? Mientras lo deca se sonri, al parecer sin esperar respuesta alguna. Me alegr y permanec en silencio como un mudo. Tambin es posible que l no provocase aquel pequeo suceso y que fueron sus espritus guardianes quienes detuvieron mi curiosidad. Como medida de precaucin no le pregunt al ama de llaves si le coment algo al respecto. Los taciturnos no consiguen nada; pero el silencio es oro!.Introspeccin / Autoconocimiento La introspeccin y el autoconocimiento se encuentran en muchas religiones. Por ejemplo, el acto de la confesin pertenece a esta categora. Las confesiones sirven para conocer nuestras caractersticas y cualidades, y ser consciente de ellas nos permite distanciarnos de aquellos atributos que crean obstculos en nuestras vidas y cultivar los positivos utilizndolos como apoyo de nuestra autoconciencia. Fracasar en nuestros empeos no quiere decir que el culpable sea el nmero 13, sino que no supimos reconocer adecuadamente el atributo concreto que provoc el fracaso. Yo me senta avergonzado de mis muchas cualidades negativas, pero entonces el Maestro me explic su trascendencia. Me dijo que el factor decisivo no es la cantidad total de atributos negativos, sino que guarden una adecuada proporcin de acuerdo con los elementos. He aqu un ejemplo: 21 atributos pertenecientes al elemento fuego, 20 al elemento aire, 19 al elemento agua y 18 al elemento tierra. Mejor an sera tener la misma cantidad de cualidades positivas y negativas. Sin embargo, apyate en las positivas e influye en tu subconsciente mediante la autosugestin antes de dormir. Carga tu comida y tu bebida con atributos positivos, inhlalos y repite este proceso en todos tus movimientos automticos, por ejemplo cuando caminas. Por ejemplo, imagina que te deshaces de atributos negativos cuando te afeitas, cuando evacas, cuando exhalas, etc. Nunca pongas lmites a los poderes de la imaginacin.Una vez el Maestro me pregunt cuntas clases de alegra se me ocurran. Me seal que existan unas treinta y seis formas diferentes de alegra. El hermetismo juega con estas cosas. Juega y vuelve a hacerlo con entusiasmo y alegra, aunque se trata de cosas muy serias. Djame insistir en esto: debes otorgar un gran valor a las cualidades positivas. Y una cosa ms: si expresas el deseo de cambiar una cualidad concreta y sigues trabajando en esta direccin, la Divina Providencia te ofrecer las oportunidades de ponerte a prueba fortaleciendo dicha cualidad mediante los obstculos que se te presentarn. El Akasha, el mundo causal, es como el arco de un tirador que se tensa con una cuerda, pero cuya posicin bsica es el reposo. Cuando expresamos un deseo, ste es como la flecha que mediante la tensin de la cuerda sale disparada en una direccin concreta. En el mundo astral se crea una situacin que, de acuerdo con la dinmica de ese deseo mental, termina realizndose en el mundo material. Un mago sincero y sensible reconoce inmediatamente la oportunidad que se le ofrece para mejorar en los obstculos concretos que le depara la Divina Providencia de acuerdo con su tenacidad. Entonces, con una sonrisa agarra la mano que se le tiende y se regocija de haber dado un pequeo paso que le acerca ms a la perfeccin. Las personas normales a veces expresan mil deseos, pero cuando se les ofrece la oportunidad de realizarlos se quejan de la injusticia que supone encontrar obstculos que se interponen en su camino. No debes rezar:Padre nuestro.y no nos dejes caer en la tentacin, ms lbranos del mal. Un mago debe expresarlo de la siguiente manera: Quisiera tener la fuerza y el conocimiento para vencer el mal El mago sabe dnde lo conseguir y no debe detenerse ante nada, sin excepciones. Todo lo que se le ponga delante servir para avanzar en su desarrollo, pues qu clase de virtud sera si no fuera puesta a prueba por las llamas de la tentacin? El Maestro siempre estaba alegra cuando se enfrentaba a los obstculos, porque eso le proporcionaba la certeza de que la divina providencia no le haba olvidado. Cuando maduramos, nuestros deseos se realizan en un tiempo relativamente corto. Esta es la razn por la que un adepto que es consciente de ello nunca emitir un deseo que puede causar dao a alguien o pueda perturbar la armona universal, y esto se aplica tambin al mundo de los pensamientos porque tendr que cargar con toda la responsabilidad. El control del pensamiento y la introspeccin tambin sirven para este propsito y deben convertirse en una operacin automtica en nuestro interior. Cada pensamiento debe ser sentido casi fsicamente.Concentracin Un artista, un virtuoso, no ejecuta inmediatamente una obra maestra. Empieza ejercitando sus dedos, practicando un tude y repitiendo los pasajes ms difciles. Antes de empezar con el principal ejercicio de concentracin debes practicar la vacuidad mental. Debes dejar, que los pensamientos que aparezcan espontneamente pasen de largo y no oponerte a ellos. Tienes que manejarlos como si fueras un extrao. A veces se te presentarn los mismos pensamientos una y otra vez, puesto que son el espejo de nuestro subconsciente; un espejo que consiste en pensamientos, aprensiones y sueos que ocupan la mayor parte de nuestro estado de vigilia, adems de molestarnos y preocuparnos. Nos roban energa e impiden que nuestros empeos fructifiquen, cualesquiera que sean. Si no les prestamos ninguna atencin evitamos esa prdida intil de energa, porque estos pensamientos se agotan ellos mismos, se debilitan cada vez ms hasta descomponerse por completo y se disuelven en su elemento particular perdiendo as su poder sobre nosotros. Y esto se consigue mediante el estado de vacuidad mental, una quietud de los pensamientos que tambin se conoce como estado negativo.Normalmente se tarda unos diez minutos en conseguir este estado y al final del tiempo que hayamos establecido experimentaremos esta deseada sensacin de vaco en la que no sentimos nada, no vemos nada, ni olemos o gustamos nada. El cuerpo se encuentra sentado en un estado de relajacin, en una postura Asana. Una vez alcanzado podemos concentrarnos intencionada e intensamente, sin impresiones que nos molesten, en calma. Por ejemplo, podemos usar un reloj despertador para determinar la duracin de nuestro ejercicio de concentracin en un solo color, y mientras tanto no permitiremos que nos aborde ninguna impresin externa. Si algo emerge del subconsciente lo rechazaremos sin desviar nuestra atencin del color que hemos elegido, igual que si hubiera un campo magntico con un aspirador alrededor del color que lograra aspirar todas esas interrupciones. Todo el secreto de este ejercicio consiste en no prestar atencin a las interrupciones impidiendo que se consuma ninguna energa o fuerza en ellos, dedicando toda nuestra voluntad en imaginar el color que hemos elegido. Condensa la energa hasta que radie esfricamente como un sol lleno de color, hasta que brille o incluso sea fluorescente como una luz de nen o un palo, y al hacerlo se condense el color y despus disminuya. Tambin podemos deformar la esfera y cuando suene el despertador a los cinco o diez minutos disolver el color. La disolucin puede tener lugar o bien repentinamente, como una explosin provocada al mismo tiempo que la sensacin de vaco, o bien podemos dejar que la energa condensada se disuelva en el universo. Tambin se puede transferir esa energa al elemento apropiado sin cargarlo de atributos. La mejor manera de fortalecer un hbito consiste en repetir los ejercicios de concentracin de la imaginacin. Hemos de determinar la fuente de energa y el atributo para despus vincularlos con el color, el sonido, la sensacin, el sabor y el olor de acuerdo con nuestros deseos, individualmente o juntos. Por ejemplo, podemos imaginar los colores como una niebla ardiente, en forma de nubes, o como una gota, una hilera o una forma radial. Mientras lo hacemos podemos conducir el elemento en cuestin a travs del dedo correspondiente de la mano izquierda hacia el interior del cuerpo (dedo meique= aire; anular= tierra; corazn= akasha; ndice= fuego, pulgar= agua) o, cuando lo necesitemos, a zonas concretas del cuerpo. Por ejemplo, se puede acumular el elemento fuego en la cabeza, el elemento aire en el pecho, el elemento agua en el abdomen o el elemento tierra en las piernas. Tambin podemos condensarlos en el exterior del cuerpo en una forma o plano concreto (del Akasha, mental, astral o fsico) si queremos eliminar la condensacin arrastramos el elemento concreto desde la zona del cuerpo y dejamos que fluya hacia fuera a travs del dedo correspondiente de la mano derecha y dejamos que se disuelva en el universo. Si convertimos este procedimiento en un hbito resulta difcil cometer algn error, por ejemplo: 1- fuente de energa, 2- plano, 3- acumulacin de energa, 4analoga de los elementos en el cuerpo, 5- absorcin y 6- disolucin. Hacerlo una vez es como no hacerlo en absoluto, pero cuando lo hacemos por segunda vez ya se ha convertido en un hbito. Es aconsejable acostumbrarse a este pequeo ritual porque cuanto ms intensamente trabajamos con energa ms debemos cumplir con las analogas. Por ejemplo, si condensamos energa y olvidamos disolverla de nuevo, podemos daar nuestra salud y cuanto mayor sea nuestra intensidad para condensar estos poderes peor sern las consecuencias. Insistir al respecto: si no la empleamos para nosotros sino para otras personas no permitiremos que la energa entre en contacto con nuestro propio cuerpo. Se recomienda encarecidamente realizar todos los ejercicios de concentracin o de pensamiento, etc., en el mismo lugar, en la misma postura (Asana) y a la misma hora. De esta forma la habitacin se limpia gradualmente de todos los pensamientos secundarios y se carga rpidamente; por supuesto esto tambin puede ocurrir de una manera arbitraria.Yoga En sus primeros tiempos el Maestro tambin practicaba Hatha Yoga. Nunca impidi que ninguno de sus alumnos hiciera cualquier tipo de ejercicios. Yo practicaba posturas Asanas a partir de un manuscrito que me prest el Maestro y hasta hoy sigo hacindolo. El Maestro me seal que las tensiones del cuerpo provocadas por los ejercicios de concentracin se equilibran gracias a los Asanas. Para los occidentales la posicin de estar sentado en un silla con respaldo recto es suficiente, tal y como deca el libro del Maestro. Si alguien prefiere una postura Asana en concreto, perfecto, pero debe practicarse de forma que se permanezca en la misma posicin durante un largo periodo de tiempo. Por lo dems, cualquier tipo de yoga es slo un aspecto de los elementos individuales, por ejemplo: el Hatha Yoga se corresponde con la voluntad y el elemento fuego; el Gnana Yoga (yoga del conocimiento), aire; el Bhaakti Yoga (amor), agua, y Radja Yoga (conciencia), tierra. Las filosofas del yoga tiene una sola direccin: pueden conducir a la iluminacin pero no en el sentido del tetrapolar universal, el yod-heh-vau-heh perfecto. Simplemente representan una suma.El espritu. Los estados espirituales. El desarrollo del espritu El espritu, el pensamiento, adopta formas diversas. El pensamiento normal se compone de ideas que se mueven de una manera dispersa y se agitan como una mariposa de un objeto o problema a otro, y rara vez son interrumpidas por decisiones o iniciativas de la voluntad. Para superar esta dispersin desarrollaremos poco a poco las siguientes cualidades: 1. Concentracin: condensacin, serenidad (prepararse uno mismo), perseverancia y conformidad 2. Meditacin (observancia racional o pensamiento): cavilar, reflexionar, analizar detenidamente. Observaremos un objeto o problema desde cada ngulo, en cada aspecto, desde todas las pticas hasta comprenderlo en su totalidad. 3. Contemplacin: unificacin, fusin, identificacin, empata; acostumbrarse, alcanzar un estado de equilibrio He aqu un ejemplo: en Tibet un Maestro enseaba a su chela a reflexionar paso a paso, mediante la concentracin, la meditacin y la contemplacin de cualquier objeto que le resultase bien conocido. El chela haba sido pastor y eligi su animal favorito, el yak, como objeto. De vez en cuando el Maestro le visitaba para averiguar los progresos que haba hecho. Pas un tiempo, y un da el Maestro fue a verle al bosque y le pidi que saliera de su refugio de piedra, pero su discpulo le contest que no poda porque sus cuernos haban crecido mucho y la puerta era demasiado estrecha. Despus incluso hizo los mismos sonidos que un yak. Es un ejemplo de una contemplacin culminada con xito, pero tambin es importante que seamos capaces de volver de este estado a la realidad en cualquier momento y as controlar todo el proceso. Existen adems los siguientes estados del espritu: 1. xtasis: manifestacin de las cualidades fundamentales universales de la voluntad (fuego), el intelecto (aire), los sentimientos (agua) y la conciencia (tierra). 2. Trance: transferencia de conciencia, as como de objetos, a cualquier plano no slo pasivamente mediante la observacin sino activa y creativamente. El pensamiento normal puede compararse con la luz ordinaria, en la que las partculas luminosas, los fotones, brillan, titilan y oscilan en todas direcciones. Contiene todos los elementos, pero pueden descomponerse mediante un prisma en colores individuales (elementos). Adems se puede provocar una refraccin de laluz en un plano o direccin con un cristal de espato de Islandia, es decir, polarizarla. De esta forma la luz ya no se difunde sino que se concentra y, en consecuencia cuando aumenta la intensidad de la luz se pueden lograr efectos concretos. Por ejemplo si se dirige un rayo de luz muy concentrado sobre una piedra preciosa, como un rub, surge un rayo lser, y cuando se incrementa la fuerza el rayo lser puede influir sobre cualquier clase de materia. De esta manera es posible inducir cambios similares a los procesos alqumicos, y, como sabemos, a la fusin nuclear, que tambin incluye las centrales de energa nuclear y la destructiva bomba atmica que se desarroll a partir de aquella. El Maestro afirmaba que en la poca de la legendaria Atlntida unos magos irresponsables desencadenaron un inmenso cataclismo, el Gran Diluvio, al desplazar el equilibrio del eje de la tierra con sus experimentos. Se produjeron una vibracin y una inclinacin que provocaron aquel tremendo desastre, y los continentes se separaron surgiendo nuevas montaas y zanjas ocenicas que precipitaron el hundimiento de la Atlntida. Por lo tanto, ten cuidado con los pensamientos! El Maestro sola decir: todo es taaaan sencillo. Deseos Cuando deseamos algo debemos pensar cuidadosamente en los beneficios que obtendremos si se cumple nuestro deseo, quin se beneficiar y si podra hacer dao a alguien, porque el creador del deseo debe cargar con la responsabilidad y dejar todo en orden de nuevo si ha cometido un error. Todos los seres humanos deben tener alguna experiencia en su vida respecto a esta situacin. Como ya he mencionado, una vez el Maestro perdi el control al pronunciar una maldicin y como resultado tuvo que compensar los efectos negativos que haba provocado. Me insisti en el hecho de que deba adquirir una clara distincin entre actuar como un ser humano normal o como un adepto al hermetismo, porque los deseos se realizan en consecuencia y por lo tanto tambin debe asumirse la responsabilidad. En su autobiografa Frabato el Mago, Urgaya (el sabio de la montaa. Uno de los doce adeptos que forman el Consejo de Ancianos de los Iniciados) reprende a Bardon porque de vez en cuando ayud a la Divina Providencia impidiendo o incluso castigando una maldad, aunque todava no era el momento. Un adepto al hermetismo debe contener sus deseos segn la mxima siguiente: Quiero ser mejor y perfeccionarme para ser til al prjimo con mayor efectividad. Este debe ser su leitmotive. Los deseos egostas siempre tendrn consecuencias negativas. No se trata de una amenaza, sino de una simple advertencia. He aqu otro ejemplo: ayudaremos a una persona que tiene problemas sin tener en cuenta que sus dificultades sean espirituales, astrales o fsicas. La decisin es nuestra y debe estar en conformidad con las reglas siguientes: 1. Si el problema no nos hubiera involucrado a nosotros, entonces esa persona no haba entrado en nuestra vida o no la habramos conocido 2. Como adeptos al hermetismo deberemos ser capaces de reconocer si estamos abordando una leccin del destino. Si este es el caso y eliminamos esta condicin, entonces al mismo tiempo, debemos pedir a la Divina Providencia que nos proporcione otra leccin del destino. El maestro me dijo que una vez haba curado a una joven con los pulmones gravemente afectados por la tuberculosis. Puesto que la enfermedad estaba vinculada con el destino o karma de la enferma, l mismo fue invitado a dar cuenta de sus actos superando obstculos increbles. Al final, se vio obligado a deshacer todo el proceso curativo. Cuando o esto me quede sobrecogido. Sonaba increble, pero posible, porque un adepto autntico puede llegar a ser omnipotente si observa todas las leyes universales y tiene suficiente justificacin para sus actos. Una vez que hemos alcanzado cierto nivel en nuestro desarrollo debemos tomar una decisin, es decir, expresar el principal deseo de nuestra vida futura, y despus hemos de trabajar en el cumplimiento de estedeseo cada segundo, minuto, hora, da, mes e incluso aos de los que dispongamos. Cuantos ms conocimientos y capacidades atesoremos, ms complicadas sern las tareas que tengamos que dominar, una vez que hayamos decidido cumplirlas. No hace falta decir que desarrollaremos el conocimiento necesario y que nos basaremos en ideas, intuiciones, poderes y fuerzas que exceden en mucho la imaginacin de una persona normal. Nunca hablaremos de estas tareas, ni asumiremos aires de importancia porque en cierto sentido conducira a la reduccin de los efectos buscados. Por otra parte, el poder para ayudar a los seres humanos que sufren sera temporalmente revocado y no poder continuar esforzndonos en el cumplimiento del propsito de nuestra vida supondra nuestro mayor castigo. Naturalmente, una vez alcanzado el nivel adecuado de madurez rara vez caeremos en semejante tentacin. No obstante, un mago maduro debe hablar de estas cosas con los alumnos que se encuentran en el sendero de la iniciacin para proporcionarles el estmulo necesario y animarles con el mismo espritu que el Maestro tuvo conmigo. No todos los ejemplos son aptos para el pblico en general porque una persona con una capacidad de juicio e intelecto normales no los comprendera. 3. Nunca intentaremos tener demasiados deseos al mismo tiempo. El poder para realizarlos se dispersa demasiado y llevara demasiado tiempo cumplirlos todos, o no podran realizarse en absoluto. En este caso, el principal error se encuentra en la introspeccin. Lo mejor ser seleccionar un atributo negativo y transformarlo en uno positivo, y emplear toda la energa disponible en desprenderse de esa cualidad negativa apoderndonos as de una vez por todas de la positiva. Podemos estar seguros de que la Divina Providencia busca fortalecer nuestras cualidades mediante obstculos y de que esto se intensifica an ms cuando aumenta nuestro anhelo por adquirir una cualidad en concreto. Por esta razn debemos dar la bienvenida a todos los obstculos que van a contribuir a nuestra perfeccin con una sonrisa. Tenemos que esperarlos, reconocerlos como tales y estar contentos con ellos, pero no quejarnos, rezongar y maldecir o sentirnos disgustados. 4. Nuestros deseos involuntarios o, mejor, nuestros sueos, que de pronto se imponen con una gran fuerza para ser realizados pertenecen a un captulo aparte. Surgen a travs de formas de pensamientos, de esquemas y larvas que poseen algo as como un instinto de autoconservacin y acechan a las personas de ideas afines para arrebatarles la energa. Quiz un da aciago nos veamos sorprendidos al descubrir que la persona de nuestros sueos se presenta fsicamente delante de nosotros; una persona que no conocamos anteriormente, pero que es la imagen viviente de la que habita en nuestros sueos. Aunque al principio no seamos totalmente conscientes de ello, al final estaremos seguros de que es as. Por ejemplo, es posible que una persona que ha alcanzado un desarrollo superior tenga que enfrentarse a una ondina en forma fsica, y con atributos que coinciden con la persona de sus sueos, para cumplir sus deseos. Por supuesto que constituye un obstculo para nuestro desarrollo o incluso puede conducirnos por el mal camino, como nos lo describe el Maestro Bardon en Frabato el Mago y en La Prctica de la Evocacin Mgica. Eso mismo le ocurri a un amigo mo y puedo asegurar que puede llegar a constituir un verdadero problema. Seres como estos pueden leer nuestros pensamientos y por lo tanto adaptarse a nuestros deseos ms ntimos. Nunca se mostrarn desagradables o ingratos. Colmarn sus deseos y desviarn al mago discretamente de su camino, del camino que se traz conscientemente y que debera recorrer de acuerdo con las leyes. Fue Circe, la bruja de la mitologa griega, quien quiso mantener a Odiseo en su placentera isla para impedir que volviera a su hogar. Yo saqu mis conclusiones de estos ejemplos, por lo que he traspasado el plano completo de los pensamientos para liberarme y limpiarme de todos los deseos involuntarios. Desde entonces estoy en guardia y medito tres veces antes de emitir un pensamiento que contengaun deseo. Estas materias se explican y describen en los libros del Maestro por una razn en concreto y aunque podramos pensar que esto nunca me ocurrir a m, puedo asegurar por experiencia personal que no es as. El maestro me dijo que una vez conoci a una ondina que le gustaba mucho, pero su pareja, un espritu del agua que era muy celoso le provoc todo tipo de problemas, de modo que tuvo que cortar la relacin. En aquella poca yo acababa de empezar a visitar la esfera de Venus y sus seres sin experimentar ningn problema. Por eso estaba convencido de mi seguridad hasta que, de pronto experiment lo mismo que uno de mis pacientes cuando le golpe en la cabeza una teja de un tejado y me dijo: Durante cincuenta aos he girado por la misma esquina y durante todo ese tiempo nunca me ocurri nada, pero precisamente hoyPuede explicrmelo, doctor? Dios Personal Aquella tarde de verano el Maestro y yo bamos en su coche. Era poco antes del ocaso y la naturaleza se encontraba sumida en una perfecta armona que disfrutbamos en silencio. Yo estaba profundamente hundido en mis pensamientos cuando de pronto, como un rayo que cae del cielo, el Maestro me dijo: Elige tu Dios personal! Fue un momento muy dramtico, un violento despertar. No pas ni un minuto, pero toda la vida presente y mis planes para el futuro se precipitaron por el ojo de mi mente. Escog lo siguiente: Fuente de energa, nombre, contenido, atributo, forma, lmite de tiempo y dedo ritual, y antes de darme cuenta ya haba creado a mi dios personal. El Maestro asinti con la cabeza y continuamos nuestro viaje en paz y tranquilidad.El cuerpo fsico Ascetismo Deporte Un alumno me dijo una vez Odio mi cuerpo, me impide recorrer con ms rapidez el camino del hermetismo. Tiene toda clase de deseos y tengo que estar todo el tiempo pendiente de l, alimentndolo y ganndome la vida, un tiempo que podra utilizar en mi desarrollo espiritual! Pero todo lo que sucede en este mundo cumple una funcin y el propsito del cuerpo consiste en perfeccionar al ser humano. El proceso completo de desarrollo tiene lugar dentro del cuerpo fsico, algo que no sera posible sin l. El pensar est relacionado con las clulas del cerebro, pero la vida no es posible sin los pulmones y la respiracin, y las restantes partes del cuerpo son para el mundo material y para relacionarse con el mundo fsico. Por lo tanto debemos cuidar nuestro cuerpo de la manera que describe el Maestro en los diez pasos de Initiation into Hermetics; es decir, como lo haramos con un hermano o hermana pequea. Debemos alimentar y cuidar tiernamente nuestro cuerpo fsico para que conserve su salud, pero nunca estropearlo o hacerle sufrir demasiadas privaciones, lo que podra provocar lesiones. Quin disfrute haciendo deporte debe seguir hacindolo, pero dentro de unos lmites razonables y sin tratar de alcanzar records en los que exista una posibilidad de herirse o de sufrir un accidente, sino disfrutar de su actividad para equilibrar las tensiones espiritual y astral y fortalecer la salud, aumentar la resistencia, la perseverancia, el aguante, la tenacidad, la determinacin, la valenta y los poderes de deduccin. El movimiento fsico aporta placer, satisfaccin y deseo de superar obstculos. Destino Karma Existe un proverbio latino que dice: Astra inclinant, non necessitant. Antes de nacer, mientras nos encontramos en la esfera mental, decidimos que familia queremos tener, el lugar y la hora de nuestro nacimiento. Y tambinlas dems circunstancias de toda nuestra vida futura, es decir, decidimos nuestro destino y nuestro karma para ser capaces de alcanzar nuestro mayor desarrollo o cumplir nuestra misin. Aunque nacemos bajo un signo particular del zodaco eso no significa que tengamos que permanecer pasivos con la excusa de no lo puedo remediar. Por el contrario, con nuestro libre albedro y el conocimiento que tenemos de l y las cualidades que nos estn reservadas por nuestro libre albedro debemos intentar en lo posible alcanzar lo mximo y lo ms alto. Beethoven dijo una vez: Me gustara agarrar al destino por el cuello, pero no puedo dejarme dominar. Debemos dar la bienvenida a todo lo que nos encontremos en nuestro camino con humildad y gratitud hacia la Divina Providencia y con el objetivo de lograr lo mejor para nuestra vida; poderes, experiencia, desarrollo y madurez de acuerdo con las circunstancias. Y como ya hemos dicho debemos disfrutar del bien y aprender del mal. Tenemos que aprender cmo hacer las preguntas y buscar las respuestas, saber por qu hemos de enfrentarnos con esto o aquello o con esta o aquella persona, qu podemos hacer por alguien o qu podemos aprender de otros, y el significado de todos estos hechos. Entonces encontraremos y haremos nuestra vida ms interesante y la aceptaremos de una manera ms placentera. Acustate cada noche con una conciencia clara y pensando antes de dormirte en cmo dominar mejor tu vida maana. Nunca llores o te lamentes del pasado o de las dificultades a las que te enfrentas. No temas el futuro, sino vive siempre alegre y felizmente en el Gran Presente. No tengas remordimientos de conciencia. Nuestro lema debe ser Hazlo mejor la prxima vez. Tarde o temprano tendremos xito, incluso aunque nos cueste cinco o ms intentos. No dejes de tener fe en que alcanzars tus metas y que cumplirs con lo que has planeado. Conocimiento, voluntad, valenta y silencio son los pilares del xito. No sufras, y hazte cargo.