LAS CIENCIAS DE LA EDUCACIN Y DIDCTICA a ver la “pedagogaâ€‌ como la ciencia de ... Nos recuerda Avanzini que ellas hesitan entre dos de-Armando Zambrano ... Las ciencias

  • View
    213

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of LAS CIENCIAS DE LA EDUCACIN Y DIDCTICA a ver la “pedagogaâ€‌ como...

  • R e s u m e n

    A b s t r a c t

    LAS CIENCIAS DE LA EDUCACIN Y DIDCTICA:HERMENUTICA DE UNA RELACIN CULTURALMENTE ESPECFICA

    593

    ARMANDO ZAMBRANO LEAL*armandozl@usc.edu.coUniversidad Santiago de Cali.Cali, Colombia.

    La Didctica aparece en el escenario francs en la dcada de los setenta y obedece a las transformaciones polticas, econmicas y culturales que la sociedad francesa vivi durante esta dcada. La transformacin del sistema escolar vio la necesidad de formar un cuerpo de investigadores capaces de comprender la complejidad de la educacin. A la par, el siste-ma poltico traz los lineamientos y fij las normas y modos de certificacin de tal saber. Estos dos elementos constituiran la base de un nuevo campo de saber universitario cuyo nombre es Ciencias de la Educacin. En efecto, esta disciplina universitaria surge diez aos antes que la didctica; se institucionaliza con el decreto del 11 de febrero y el acto adminis-trativo del 7 de diciembre de 1967. Para las Ciencias de la Educacin, la didctica es una regin de saber prctico referido a la escuela; mientras que para la didctica, aquella es un espacio amplio de saber en el que participan diferentes discipli-nas interesadas en el estudio del hecho y del acto educativo, de ah su carcter tpicamente francfono. En este orden, nos interesamos por comprender la especificidad de la relacin y las tensiones que ella suscita en la contemporaneidad.

    Palabras clave: ciencias de la educacin, didctica, objeto disciplinar, institucionalizacin.

    EDUCATION AND DIDACTIC SCIENCES: THE HERMENEUTICS OF A CULTURALLY SPECIFIC RELATION.Didactics appeared on the French scene during the seventies as a result of the political, economic and cultural

    transformations that French society went through during this decade. The transformation of the school system needed to create a research team able to understand the complexities of education. At the same time, the political system laid the foundations and set the rules to certify this knowledge. These two elements were the foundations of a new university-level field of knowledge known as Education Sciences. This discipline actually appeared ten years before didactics, institutio-nalized with the February 11th decree and the Administrative Act of December 7th 1967. For Education Sciences, didac-tics is an area of practical knowledge in school. On the other hand, didactics sees Education Sciences as a wide area of knowledge where different disciplines that are interested in the study of the acts and facts of education come together, giving it its typically francophone character. Due to the above, we are interested in understanding the specificity of the relation and tensions that arise from it in contemporary times.

    Key words: education sciences, didactics, object, discipline, institutionalization. EDUC

    ERE

    Art

    cul

    os a

    rbit

    rado

    s

    ISSN

    : 131

    6 - 4

    910

    Ao

    11, N

    35

    Octu

    bre -

    Nov

    iembr

    e - D

    iciem

    bre 2

    006

    593

    - 59

    9.Fecha de recepcin: 22 de julio de 2006 Fecha de aceptacin: 25 de agosto de 2006

  • 594

    1. Las ciencias de la educacin y su institucionalizacin

    A r t c u l o s

    l paradigma educativo de referencia para la sociedad francesa son las Ciencias de la Educacin. Su surgimiento es el resulta-

    do de las intensas luchas y debates sostenidos entre los fervientes defensores y partidarios de una ciencia de la educacin y aquellos que vean en la complejidad del concepto de educacin el sentido del plural ciencias. Estos debates tuvieron lugar hacia mediados del siglo XX. Los primeros provenan de la psicologa positivista, parti-cipaban en grupos organizados en las universidades y eran proclives a ver la pedagoga como la ciencia de la edu-cacin; los segundos, fervientes lectores del pensamiento durkheniano, formados en la sociologa y la filosofa esti-maban que el concepto de educacin forjado por el padre de la sociologa francesa1 constituia una slida definicin que remita a la complejidad del hecho y del acto educati-vo.2 Para los primeros, la ciencia de la educacin pres-criba el conjunto de tcnicas necesarias en el desarrollo de la inteligencia; para los segundos, el acto de educar no se limitaba a tal desarrollo, sino que abarcaba todo el con-junto de instituciones, las prcticas, modos y formas como la sociedad adulta educaba a las generaciones ms jve-nes; los primeros vean en la inteligencia la educacin en actos; los segundos, la observaban en la confluencia entre psiquis y cultura.

    En todo, la sociedad francesa experimenta, a partir de la primera mitad del siglo XX, unos profundos debates en torno al singular y plural de un campo de saber para la educacin.3 Entre los argumentos esgrimidos, resalta la complejidad del hecho educativo, la necesidad de rela-cionar las prcticas escolares y de fundar un saber plural cuya capacidad se constituira en un factor positivo para vincular el sistema escolar, el sistema de la produccin y el sistema de valores. Las ciencias de la educacin fueron, rpidamente, organizadas en tres universidades: Paris, Bordeaux y Caen.4 El Estado francs le asigna la tarea

    a tres profesores adscritos a cada universidad: Debesse, Chteau y Mialaret, pero a partir de 1968 se convierten en cinco mosqueteros al ser convocados los profesores Wittwer y Jean Vial.5 Estos profesores organizaron la li-cenciatura y maestra en ciencias de la educacin cuyos fundamentos recogan los argumentos anteriormente se-alados. Entre 1968 y 1992 fueron nombrados 400 pro-fesores para atender la creciente demanda de formacin.6 Hacia el ao 1969 se crea el doctorado en la disciplina que impuls la investigacin y gener los fundamentos para la constitucin de un saber pedaggico nico. Entre 1969 y 1989 se produjeron 1385 tesis de doctorado en ciencias de la educacin y entre 1970 y 1976 fueron sustentadas 142 tesis doctorales, lo cual equivale, en este ltimo periodo, a un promedio de 20 tesis por ao; entre 1981 y 1989 el nmero de tesis le permiti a la disciplina ocupar el puesto nmero 11 entre 45 disciplinas universitarias.7 La masa considerable de tesis doctorales, sin contar con el nmero de tesinas y memorias de licenciatura, deja ver un cam-po disciplinario en expansin, slidamente reconocido y ampliamente valorado. Su valor social e institucional nos muestra la coherencia entre las polticas pblicas en mate-ria de educacin, la importancia de la investigacin y las relaciones entre escuela, sistema de produccin e institu-ciones de cultura. Tambin, la importancia del doctor corresponde a la percepcin que tiene la sociedad francesa de los especialistas altamente formados, lo cual respon-de a los planes y programas cientficos organizados para atender las mutaciones econmicas, culturales, sociales y polticas que la sociedad francesa comenz a experi-mentar a partir de la dcada de los aos sesenta cuando el proyecto colonialista se resquebrajaba como resultado de las luchas que libraron las sociedades que padecan sus efectos.

    El marco institucional de las ciencias de la educa-cin recubre un conjunto de instituciones, asociaciones y funcionarios que tuvieron rpidamente que transformarse debido a las nuevas polticas de formacin. Estos cambios tuvieron lugar en la reforma de los liceos, la apertura de nuevas profesiones, las nuevas relaciones industriales, el cambio de una sociedad agraria en una sociedad indus-trial; el surgimiento de nuevos mecanismos de cultura y smbolos de cohesin social y el reconocimiento central del que gozara el profesor como un sujeto de cultura.8 En-tre estas transformaciones, las ciencias de la educacin de-sarrollaran unos puntos de vista epistemolgicos, lo que les conferira tener un lugar privilegiado en el conjunto de las disciplinas universitarias.

    2. Referentes epistemolgicos

    Nos recuerda Avanzini que ellas hesitan entre dos de-finiciones: son el reagrupamiento institucional ms o me-

    Arma

    ndo Z

    ambr

    ano L

    eal: L

    as ci

    encia

    s de l

    a edu

    caci

    n y di

    dcti

    ca: h

    erme

    nuti

    ca de

    una r

    elaci

    n cult

    uralm

    ente

    espe

    cfica

    .

  • 595

    A r t c u l o snos sereno de profesores provenientes de diversas discipli-nas madres psicologa, sociologa, historia, filosofa en la que cada una mantendra su respectiva independencia; son el proceso de constitucin de un saber interdiscipli-nario original, debido, precisamente a su confrontacin y al cruce de sus respectivas metodologas.9. Estos dos referentes instalan la pluralidad y el sentido abierto de las investigaciones. Mientras la sociologa se detiene a ver las condiciones sociales de la educacin, los problemas del fracaso y del logro escolar y la cohesin social, la econo-ma se dedicar a observar los insumos financieros que la demanda educativa impone en su conjunto; as mismo, la psicologa se detendr a estudiar juiciosamente los apren-dizajes en la institucin escolar y propondr teoras que explican las relaciones entre saberes, medios y fines. La filosofa, por su parte, abordar las cuestiones de finalidad, los valores que ella impulsa y los medios para alcanzarlos. Cada una de las ciencias que integran la disciplina impul-sa su desarrollo y genera vnculos con la pedagoga o la didctica.10 Las ciencias de la educacin hesitan entre dos objetivos, la bsqueda de la credibilidad cientfica y la eficacia prctica.11 Este carcter implica que ellas deben, en permanencia, esforzarse por demostrar la viabilidad de su proyecto y el lugar que ocupan en el centro de la institucin universitaria. Finalmente, ellas fluctan entre la conviccin de enunciar preceptos cientficos que se le imponen al prctico y dos modos de elaboracin: alinearse al modelo clsico, es decir, experimentalista y

View more >