LA VISI“N SALVAJE - .No digis que agotado su tesoro, de asuntos falta, ... el Libro de los Muertos,

  • View
    213

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of LA VISI“N SALVAJE - .No digis que agotado su tesoro, de asuntos falta, ... el Libro de los...

  • LA VISIN SALVAJE

    EdicionesCaradeluna

    ColeccinPoesa1

    RivasVaciamadrid2012

  • La Visin Salvaje

    RivasVaciamadrid2012

    EdicionesCaradelunaColeccinPoesa1

    Notas de licenciaEsta 1 edicin de LaVisinSalvaje, se encuentra bajo licencia Creative Commons, eres libre de copiar los poemas y distribuirlos sin nimo de lucro ni fines comerciales, la nica riqueza es extender la poesa, y compartirla con los seres que quieres, amas o admiras. Gracias por tu apoyo y por leer poesa. Lee poesa, comparte poesa, regala poesa.

    ISBN: 978-84-615-6774-4 DL: B-5258-2012

  • A Pilar y Edisa, siempre, las solas fuentes de inspiracin de mi poesa.

    A mi familia, mis amigos, mis seres queridos, a todos aquellos seres maravillosos que se han

    cruzado en mi vida.A ti, querido lector o lectora, que lees estas lneas,

    estos versos que salen al encuentro de tu vida.

  • No digis que agotado su tesoro,de asuntos falta, enmudeci la lira.

    Podr no haber poetas, pero siemprehabr poesa!

    Gustavo Adolfo Bcquer

    No me puedo imaginarla vida sin un sueo.O vivo para soar,o vivo para volar,

    pero no puedo vivirsin pararme a imaginar.

    Pilar Escamilla Fresco

  • I. OJO DE HALCNI

    Ojo de halcnen esta temporada

    de nieves,sobrevuelas mi corazn

    helado,y es un paisaje

    de inmensos glaciaresextraamente tranquilos

    flotando a la deriva,reflejndose en tu pupila

    con reflejos fluorescentes.

    IIOjo de halcn,

    rifs de guitarra elctrica,clidos rasgueos de guitarra espaola,tonos armnicosy disarmnicos

    que se acomodanen mi corazn

    y restallan y relucencomo instantneas

    puestas de solo clidos y fros

    amaneceres.

  • IIIOjo de halcn

    voces, huellas, rastrosfantasmas, recuerdosque hacen su hueco

    con sonidos susurrantes,recordando que estn ahpero que no atormentan,

    slo susurran en tono bajoy hay veces que los olvidas,

    es el susurro del vientoen tus alas.

    IVOjo de halcnslo una voz

    te saca de tu tranquilidadinterior y exterior,

    te arranca y te conmuevetodos tus cimientos,

    son espasmos de vida,que an te reclama,

    porque no siempre tu vueloes tan calmo, y alguna vez

    una extraa emocintus alas agitan.

  • VOjo de halcn,

    ve, vuela, recorrelos paisajes, los picos agrestes

    y dime qu ves,sin salir de tu interior,

    ojo de halcn, en vuelos cada vez ms cerrados

    y amplios, planea,girando sobre tiy sin moverte,

    ampliando tu visin interior.

    VIOjo de halcn,

    barras de hielo azulesse reflejan en tu alma,

    inmensa laguna an ms azulada,

    con reflejos esmeralda,inmensidad fra de tu alma,

    tu vuelo es en silencioy nadie te llama.

  • VIIOjo de halcn,

    sombrero de alas negrassombrea tu mirada,

    te tapa la cara,pero an as

    extraos brillostodava te salvan,

    reminiscenciasde pocas pasadas.

    VIIIOjo de halcn

    nada es pequeoa tu corazn,

    y ms bien sonlas cosas pequeasinmensas para l,

    en la laguna heladade tu alma quedaron

    insectos, flores,mariposas conservadasen mbar, irradiando

    destellos fros y dorados,prpuras y escarlatas

    que reflejanla pureza de tu alma.

  • IXOjo de halcn,

    inmensas cuevas y grutas subterrneas tambin tienen

    su reflejo en tu alma,con inmensos pasillos

    y galeras y ms inmensasparedes altas, del techo colgando

    estalacticas, y en el suelotoda clase de formas

    rocosas heladas, hechas gota a gotade agua durante

    inmensas cantidadesde tiempo, donde el tiempo

    qued congelado.

    XOjo de halcn

    tiempo congeladoen tus ojos,

    tuya es la inmortalidadde la eterna serenidad,

    no sujeto a los vaivenesy destrozos del tiempo,

    en la sombra infinitade tus alas huellas

    de eternidad se cobijaron.

  • XIOjo de halcn,

    no son tiempos humanoslos tuyos, breves, frgiles,

    quebrados y agitados,sino geolgicos,

    los que las formas del relieve modelaron,

    inmensos, planos, inmviles,idnticos a s mismos y diferenciados,

    no perceptibles al ojo humano.

    XIIOjo de halcn

    en la noche infinita,el espacio interestelar

    inmenso sobre ti,eras galcticas

    giran en torbellinossilenciosos y quietos,erizando tus plumas

    por el escalofrode la inmensidad estelar.

  • XIIIOjo de halcn

    alzas tu vuelo hacia el cielo,eres el cielo inmenso,

    despliegas tus alas sobre la tierra,

    eres toda la tierra azuly en ella se agita toda la vida,

    en su ronco hervirte llegan sus lamentos de agona,

    no alteran tu alma tranquila.

    XIVOjo de halcn

    tu miradaes la mirada del nio,

    tu actitud y gestola actitud y gesto del nio,

    aprender jugandoen juego infinito

    que repite actos, palabras,actitudes, gestos,hasta el infinito

    como ritual sagrado.

  • XVOjo de halcn,

    imgenes tuyas:el rbol milenarioanillos de edades

    enroscados en su tronco,anciano rostro

    arrugado surcadopor grietas de vida,

    se roza con los dedosrecordando la vida,

    ro incansableque arroja sus aguas,

    piedras pulidasen el fondo del ro,desierto de dunas,

    antes fue selva,glaciar colgadoen la montaa,cielo quieto,

    nubes pasandobajo el mismo cielo

    una y otra vez,imgenes del tiempo

    que se mueveaunque est quieto.

  • XVIOjo de halcn,

    la luz de las estrellassigue viajando en el espacio

    aunque hayan muertohace millones de aos.

    XVIIOjo de halcn,

    viajero interestelar,Horus viajando

    en la barca del tiempopara la muerte salvar,sol, crculo redondo

    completando su jornada,del da al pas de los muertos,

    desde la tierra al mar,centinela en eterno girar.

    XVIIIOjo de halcn,

    es tu arte:las pirmides de Egipto,

    las esculturas de las Ccladas,los ditirambos, de Dioniso

    los cantos, los himnosa Apolo, los versos de Safo,

  • cualquier trozode cualquier piedrade Fidias, el Librode los Muertos,

    las frases de Confucioo Scrates, o Epicteto,o Zoroastro, cualquiertrozo de una acuarela

    japonesa clsica, poesa antigua china,

    un trozo de su porcelanao un estampado de su seda,el color de la ropa de India,

    aroma de cocinas sabiasy milenarias,

    la mscara y la talla africana, cualquier trozo de

    cualquier poesa primitiva,cuando poetas sentan

    el latir de la naturaleza,lento destilar del tiempo,

    el sentimiento y la belleza.

    XIXOjo de halcn,

    planeas, sobrevuelasel Can del Colorado,y sus perfiles de piedra

  • son los perfiles detus garras afiladas,los duros perfiles

    del brillo de tu mirada,y el silbido de las serpientes

    que por all pasean,los cantos indiosque all quedaronatrapados son los

    susurros que agitantu vuelo.

    XXOjo de halcn,

    los ridos desiertoste modelaron,

    las dunas inmviles,el canto del chacal,la piel curtida de

    habitantes del desierto,tapadas sus caras y cuerpos

    con gasas veladas,el silbido del vientoestremeca tus alas.

  • XXIOjo de halcn,

    planeas sobre el tiempo,la naturaleza es unay la misma y retorna

    una y otra vez en crculos completos,

    igual que tu vuelo.

    XXIIOjo de halcn,

    las montaas ms agrestes,los picos ms altos

    y nevados, los glaciaresms duros y brillantes,

    tallaron los brillosduros de tu mirada,los paisajes helados

    se quedaron clavadosen tu alma.

    XXIIIOjo de halcn

    las fras nieves,el fuego helado

    que corta las sienes,hiela la sangrede las venas,

  • azotaban tus alasen tu vuelo,

    y en su duro soplidolas hicieron de hielo.

    XXIVOjo de halcn

    planeas la sabanay toda la naturaleza,

    sus gemidosy sus bramidos de vida,

    y no te extraa,la vida para ti,

    en su ronco hervir,qued tan lejana.

    XXVOjo de halcn,todo lo que ves

    en tu vuelo en crculono te extraa,

    la vida intenta sobreviviry realiza las cosas

    ms extraas,los ms extraos prodigios

    y hazaas,eres como el prestidigitador

    haciendo sus juegos

  • de manospara conseguir el sueo

    del hipnotizado,fascinas la vida

    en tus vuelos cerrados.

    XXVIOjo de halcn

    conoces los secretosdel baile emplumado

    de Quetzalcoatly Huitzilopotchli,

    y no admites sacrificios de

    sangre derramada,serpiente emplumada,

    no arrojas los corazonestodava latiendopor las escalones

    de la pirmide escalonada,hiptonizas a tus vctimas

    pero no las matas.

    XXVIIOjo de halcn,

    los perfiles de las pirmidestampoco escapan

    a tu visin sagrada.

  • Y los secretosque all se esconden

    en los perfiles de la piedra,las extraas ceremonias

    y rituales, quedarontatuadas en tus alas.

    XXVIIIOjo de halcn,

    planeaste con las tribusindias de las praderas

    y de nada te asombrastey todo lo admiraste,y con ellos seguiste

    tras el bisonte eninmensas cabalgadas,y a la noche bailasteen sus ceremoniassagradas, algunaestrella titilaba,

    entre rescoldos de hogueras,ya de madrugada.

    XXIXOjo de halcn,

    seguiste con tu miradaimperturbable y exacta

    al pueblo gitano

  • en sus caravanas,siguindoles por

    las hogueras que ibanencendiendo en sus

    campamentos, y en su alegra que ascenda

    hacia el cielo,cuando ellos

    cantan y bailan.

    XXXOjo de halcn,

    por tus ojos irisadosse suceden las imgenesextraamente hipnticas

    en remolinos quietos,y hasta sus brillosse alzan extraos

    perfumes y humosde escondidos fumaderos

    en ciudades portuariasde China, donde los marineros

    fuman sus penas,opio trado por los hijos

    de la Gran Bretaa y cultivado en Afganistn

    o India, adormideraque se extiende