Click here to load reader

La ciencia de los geosistemas - e-spacioe-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:ETFSerieVI... · de los geosistemas y en la protección del medio ambiente. ... ciones solares y por las

  • View
    216

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of La ciencia de los geosistemas - e-spacioe-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:ETFSerieVI... · de...

  • Revista de la Facultad de Geografa e Historia, nm. 3, 1988, pgs. 417-454

    La ciencia de los geosistemas *

    Por el Acadmico VCTOR SOCHAVA (1905-1978)

    Versin de MARTA PEINADO

    I. EL ESTADO DE LA CUESTIN

    La ciencia de los geosistemas puede desempear un papel constructivo en la resolucin de muchos problemas de aplicacin con los que se enfrenta el gegrafo. Guiados por los principios sistmicos, los gegrafos fsicos pue-den ocupar por s mismos un lugar slido en la moderna Geografa aplicada, la cual es la estructura de referencia para planificar la nacin, tanto social como econmicamente, e inventariar las actividades para el desarrollo y reconstruccin de las reas del pas.

    E\ paradigma sistmico es igualmente importante tanto para los campos fundamentales de la Geografa Fsica como para una adecuada comprensin de la interrelacin con las disciplinas sectoriales naturo-geogrficas, y as ciertamente tendr un gran impacto en la orientacin de las investigaciones fsico-geogrficas. Por su propio objeto-geosistemas de todos los tamaos-objeto todava poco explorado, la Geografa Fsica no necesita introducirse en la esfera de influencia de las disciplinas geogrficas especficas. No debe tratar de los componentes de la naturaleza, sino que habr de concentrarse en sus interrelaciones.

    Debe limitarse a su dinmica, a su estructura funcional, al orden de los lazos de unin, etc, ms que a los componentes naturales en s mismos.

    Ahora parece ser el momento adecuado para discutir los fundamentos lgicos de la ciencia de los geosistemas, los cambios que tiene que reali-

    Publicado en el libro editado por N. A Gvozdesskiy: Soviet Geography Today.

    417

  • VCTOR SOCHAVA

    zarse en la materia de la Geografa Fsica y en las perspectivas de su apli-cacin.

    El autor intenta tocar al menos los lugares comunes bsicos de la cien-cia de los geosistemas, incluyendo algunos todava sin resolver, para dirigir la atencin de la comunidad cientfica hacia ellos y sugerir prometedoras reas de exploracin para la moderna Geografa Fsica.

    La ciencia de los geosistemas habr de ser reconocida incondicio-nalmente como la columna vertebral de la Geografa Fsica contempornea (excepto para algunas reas que fueron campos de la Geografa Fsica y que han encontrado un lugar por s mismo dentro de las ciencias de la tierra). El acuerdo en este punto es una necesidad obvia y la promesa de un pro-greso mayor en nuestra ciencia.

    II. EL OBJETO DE LA GEOGRAFA FSICA A LA LUZ DE LA CIENCIA DE LOS GEOSISTEMAS

    Resulta til el concepto de geosistema en la reformulacin del objeto de investigacin del gegrafo fsico y en la identificacin clara de su contenido fuera de los parciales y estrechos campos geogrficos. Da un nuevo mpetu a la evolucin de nuestra ciencia y ampla su potencial de aplicacin.

    La ciencia de los geosistemas trata de los tpicos claves de la Geografa Fsica:

    1. Modelos de geosistemas, que incorporan las dinmicas espont-neas y antropognicas y las condiciones naturales asociadas.

    2. Anlisis de axiomas y de otros fundamentos de la teora especial de los geosistemas como parte de la teora general de sistemas.

    3. Investigacin de intrumentos, en particular de mtodos matemti-cos, como los cuales los geosistemas y los procesos de formacin del paisaje puedan estimarse cuantitativamente.

    418

  • La ciencia de los geosistemas

    4. Anlisis sistmico de las uniones espaciales en la esfera del paisaje a nivel planetario, regional y local.

    5. Investigacin del estado espacio-temporal de los geosistemas y construccin de sus modelos grficos, principalmente mapas de medio ambiente para su proteccin y mejora.

    6. Estudio del efecto de los factores socio-econmicos en el medio ambiente natural y prediccin de los geosistemas del futuro.

    7. Valoracin geogrfica de proyectos para la utilizacin comprensiva y la proteccin del medio ambiente.

    8. Adquisicin, procesado y sistematizacin de la naturaleza y de los estudios territoriales para la educacin y los bancos de datos.

    Estos puntos no agotan el contenido ntegro de la Geografa Fsica pero, al menos, agrupan las principales reas de su inters, las cuales se salen algunas veces de los campos geogrficos limitados. Algunas, como la me-tereologa y la hidrologa hace tiempo que se salieron de la Geografa Fsica, mientras otras como la geomorfologa y la paleogeografa lo hicieron en una fecha ms tarda; sus reas de investigacin todava se solapan con las de la Geografa Fsica.

    La Geografa Fsica, entendida como ciencia de geosistemas, no absorbe ningn campo geogrfico sectorial. Esta comparte con ellos ciertos problemas respecto al orden en los enlaces entre componentes geosistmicos, cuenta con los datos que ellos le suministran, pero, en definitiva, no los sustituye ni puede ser sustituida por ellos.

    La Geografa Fsica no es una supersntesis de algunas ciencias geo-grficas que estudian la naturaleza, sino que toma solamente ciertas reas de investigacin de los campos mejor delimitados. Tiene por objeto la comprehensin ' de los problemas geogrficos.

    ' La palabra comprehensin debe entenderse en su sentido literal, descomponindola en las races latinas de que consta. Es una toma conjunta de los elementos. Esencialmente, y aunque el autor pretenda lo contrario, no difiere de la sntesis, que tambin significa lo mismo en su literalidad.

    419

  • VCTOR SOCHAVA

    Est alcanzando cada vez mayor importancia en la proyeccin futura de los geosistemas y en la proteccin del medio ambiente.

    Al estudiar problemas fsico-geogrficos comprehensivos, la Geografa Fsica toma contacto directo con la Geografa de la poblacin y con la ciencia de los sistemas concepto-espacio-industriales. Porque, aunque hace algn tiempo fue sobrecargada con hidrologa, geomorfologa y otras investigaciones sectoriales que tendan a convertirse en ms y ms complejos, la Geografa Fsica, en contra de los deseos de los investigadores, se fue divorciando pro-gresivamente de su propio objeto de investigacin: a interrelacin de la Na-turaleza con la Sociedad Humana. La moderna Geografa Fsica se ocupa principalmente de los aspectos del medio que influyen y que son influidos por la actividad humana, que contribuyen a retroalimentar esta interrelacin, y que son parte de un complejo sistema incorporando las esferas social y econmica.

    En este contexto, el concepto de geosistema es especialmente signifi-cativo porque provee de una frontera distintiva a la Geografa Fsica respecto de otras disciplinas geogrficas, y al mismo tiempo define la esencia de la investigacin fsico-geogrfica y su contribucin a la geografa como un todo.

    Los razonamientos anteriores permiten discernir lo que sera el frente pionero y el objeto de la Geografa Fsica, si sta ha de aportar hechos a la ciencia general y ha de constituir un cuerpo de doctrina soberano.

    III. EL GEOSISTEMA COMO FENMENO NATURAL

    Se debe hacer hincapi en que el geosistema es una formacin natural cuyas leyes son ante todo las de la esfera geogrfica. As es cmo com-prenden un geosistema muchos autores que trabajan en este campo tanto en la Unin Sovitica como en el extranjero. Los geosistemas de este tipo son los nicos que se estudian como hechos de la vida y slo de estos geosistemas se predican buenos resultados. Otros puntos de vista se que-daron a lo sumo en construcciones puramente conceptuales, con detalles que apenas se han formulado.

    Aunque los geosistemas son fenmenos naturales, los estudios y las descripciones tanto verbales como matemticas de stos, reconocen todos los factores econmicos sociales que conforman sus estructuras y sus ras-

    420

  • La ciencia de los geosistemas

    gos espaciales. Los modelos y grficos de los geosistemas representan las variables econmicas y sociales que influyen en los ms importantes esla-bones del geosistema.

    Primero y principal, el trmino trans- se aplica a los paisajes que lian sido cambiados en un grado significativo, por el hombre. El impacto de ste se deja sentir en muchos componentes del geosistema a modo de variacio-nes de la humedad o en el contenido en sales del suelo, en las formaciones de la vegetacin y en la contaminacin del aire. Constituyen indicadores de variaciones en el estado del geosistema que estn ocurriendo a travs de la estructura primaria y se representan en el modelo pertinentemente. Nos referimos a los paisajes antropognicos como aquellos estados variables de los paisajes naturales primarios y a las manifestaciones de la dinmica in-herente a la esfera del paisaje.

    Los sistemas denominados geotcnicos, que R. Chorley (23) llam sis-temas controlables, tienen entidad propia. El estado de las variables, que es un factor inherente a estos sistemas, es mantenido por medios puestos por el hombre, pero puede cambiar con el tiempo y en funcin del potencial natural del terreno, aunque se mantenga constante el sistema de ayudas.

    Los geosistemas controlables se clasifican en dos: los controlados epi-sdicamente y los controlados de modo continuo. En los primeros, el geo-sistema se transforma espontneamente en una nueva direccin como resultado de la intervencin humana. En los geosistemas controlados con-tinuamente se produce una alimentacin regular exgena a travs de una seal. Los factores antropognicos y espontneos que influyen en la es-tructura del geosistema en todos los ejemplos se consideran naturales in-cluso aunque sigan procesos econmicos o sociales. No importa que los factores socio-econmicos transformen el geosistema en gran medida, ya que por su propia naturaleza no pueden abarcar un sistema especial indus-trial situado dentro de las geocoras apropiadas.

    Consecuentemente, los geosistemas son formaciones naturales que han sido influidas hasta un cierto punto por el medio ambiente social, eco-nmico y tecnolgico.

    421

  • VCTOR SOCHAVA

    IV. FUNDAMENTOS LGICOS DE LA CIENCIA DE LOS GEOSISTEMAS

    Los geosistemas forman una clase de sistemas dinmicos multinivelados de ciclo abierto (22) que se clasifican en geosistemas de la vida terrestre y geosistemas de mares y ocanos.

    La neguentropa se introduce de forma exgena a travs de las radia-ciones solares y por las fuerzas internas de la Tierra .

    La jerarqua es un carcter extremadamente importante dentro de los geosistemas. Es lo que hace que tanto una parte elemental de la superficie de la tierra y del geosistema planetario (el manto del paisaje) como las subdivisiones intermedias del medio ambiente natural (cada una separa-damente y todos en conjunto) sean una entidad dinmica con una organi-zacin geogrfica propia inherente. Esto ltimo se refiere a un espacio, donde todos los componentes de un geosistema puedan existir y asegurar su integridad funcional. Un geosistema no se divide hasta el infinito; toda organizacin geogrfica se constituye por reas o tamaos.

    El criterio del espacio est aceptado generalmente y es de especial importancia en Geografa. En los geosistemas cada categora de dimensin (local, regional, planetaria, e intermedias) tiene sus propias escalas y sus especficas cualidades de organizacin geogrfica.

    El tiempo se estima en trminos de edad; para los sistemas contem-porneos esta edad viene impuesta por el momento en que se crearon en los sistemas unos lazos similares a los que existen hoy.

    ^ Como se sabe, uno de los puntos clave para explicar la dinmica de sistemas, en cuanto que estudia los cambios de materia y energa, son los conceptos de la termodinmica. Se conoce como entropa al grado de desorden de un sistema. Los sistemas naturales en su realidad exclusiviamente fsica y qumica tienden o evolucionan de modo espontneo hacia situaciones en las que aumenta la entropa, esto es, en donde el desorden sea mayor. Por el contrario, cuando interviene la vida estructura harto compleja y que tiende a automantenerse en contra de la ley antes mecionada el sistema sufre un aumento del orden, esto es, una neguentropa. Por su parte los inputs enrgicos que se citan en el texto son la base para esta vida o neguentropa, lo mismo que para el mantenimiento de las transformaciones dentro del geosistema que, si no, se destruira.

    422

  • La ciencia de los geosistemas

    La transicin de los geosistemas de un estadio temporal a otro es su evolucin que es el objeto de estudio tanto de la ciencia geosistmica como de \a paleogeogrfica. La movilidad de los geosistemas dentro de un tiempo evolutivo es la esencia de su dinamismo. En muchos casos este movimiento es reversible o cuasi-reversible; juntos son un importante factor en la evo-lucin de los geosistemas. El valor y el grado de cambio de los componentes naturales vara. Los ms fciles de cambiar y de transformar ms rpida-mente como resultado de la actividad humana, suelen ser crticos en la creacin de la estructura del geosistema. Estos elementos, que varan con la situacin fsico-geogrfica, dictan la intensidad del proceso fsico-geogr-fico.

    Los rasgos especficos locales varan enormemente en la naturaleza, y los geosistemas son extremadamente mviles. Estos rasgos vienen indu-cidos por la actividad humana. La variedad de los geosistemas elementales raya en el caos, si la observamos slo fisionmicamente; por ello deben identificarse los componentes invariables (invariantes) del medio natural. Estas son partes de los sistemas dinmicos que en un determinado perodo de tiempo apenas cambian bajo el impacto de las transformaciones.

    El componente invariable domina muchas derivaciones de la estructura en varios intervalos de vida y de las tendencias dinmicas (primaria, prima-ria condicionada, cuasi-primaria, serial, derivativa-antropognica, etc.) La invariante (y su capacidad para generar estructuras variables) cambia len-tamente en la evolucin de los geosistemas. Esta evolucin se produce bajo el efecto de los factores exgenos al sistema, como la energa, y de los factores endgenos, generados en los diferentes niveles del medio natural, dentro de la propia dinmica del geosistema. Los procesos endgenos ocurren conti-nuamente dentro del manto del paisaje ^ en las escalas local, regional y pla-netaria. Recientemente ha sido objeto de una gran atencin la dinmica geo-sistmica (19,20,2,4,5).

    Los mismos factores internos y externos para el desarrollo del manto del paisaje conducen a procesos de homogeneizacin y diferenciacin que se desarrollan simultneamente en el medio ambiente. Las diferenciaciones

    ^ La palabra manto del paisaje, creada y desarrollada por Andrey Grigryev, tan querida para la escuela geogrfica-fisica sovitica, hace referencia al objeto de la geografa. Geografa y paisajstica son sinnimos. La aplicacin del trmino manto desea recoger la idea de la esfericidad de la Tierra (geosfera), as como de la profundidad de la capa de inters geogrfico. Equivaldr, as pues, a la Erdhlle de Hettner.

    423

  • VCTOR SOCHAVA

    han estado ocurriendo desde que el medio natural ha existido, y son efecto de la forma del planeta y su mecanismo de radiacin. Varios factores que aceleran los procesos fsico-geogrficos, y que incluso ocasionalmente lle-van a las crisis, facilitan esta diferenciacin.

    La homogeneizacin prevalece, en primer lugar, entre las rupturas pro-vocadas por los fenmenos exgenos al manto del paisaje, y por la actividad humana cuando las condiciones favorecen la evolucin espontnea de los geosistemas. Este segundo factor viene tambin estimulado por la escasa intensidad del proceso fsico-geogrfico.

    V. MODELOS Y GRFICOS

    El objeto de la Geografa Fsica se ha definido ms que por los compo-nentes de la naturaleza en s mismos, por los enlaces entre los componentes dentro de una jerarqua de entidades o geosistemas. Muchos cientficos repre-sentan estos enlaces por medio de modelos y grficas (8,1,21,24,26,11).

    El grfico de un geosistema comprende vrtices, cuyo nmero es igual al de sus componentes o constituyentes, y flechas indicando la direccin de los enlaces. Un grfico tambin puede incluir ndices cuantitativos. Puede generalizar de algn modo la situacin real y puede tomarse como el primer registro de enlaces dentro del geosistema.

    Un modelo es una representacin ordenada y sinttica de un sistema en trminos de smbolos, notaciones numricas o descripciones matemti-cas, y frecuentemente, en trminos de grficos, lo que le hace parecerse a un diagrama. Los trabajos de campo que realiza el gegrafo fsico tienen como finalidad primordial, tomar datos para los diagramas y, consecuen-temente, para los modelos. Los experimentos iniciales en la investigacin de modelos de geosistemas pusieron en claro que algunos modelos y dia-gramas son esenciales incluso para la solucin de un sencillo problema.

    Dependiendo de lo que se representa, los modelos se han clasificado en:

    1. Leyes generales del medio ambiente geogrfico

    424

  • La ciencia de los geosistemas

    2. Gemeros de varios rangos; y

    3. Geocoras de varios ordenes \

    La estructura del modelo se adapta a la dimensin del geosistema y a las leyes generales de la esfera geogrfica.

    Los objetivos y las tcnicas en la construccin de modelos de sistemas varan ampliamente. Sera bastante til desarrollar un modelo de modelos de geosistemas para representar las agrupaciones empricas de varios as-pectos contemplados en la construccin del modelo. No se han realizado investigaciones de esta ndole, por lo que nosotros slo indicaremos tres tipos de modelos que han pasado por su estado de formacin.

    1. Los modelos funcionales de componentes. Registran la entrada, transporte, transformacin y salida de todos los componentes del geosis-tema. A fin de cuentas, en el anlisis final, estos modelos permiten la per-cepcin de la interaccin de los componentes que integran el geosistema. Se construyen fundamentalmente para geosistemas elementales (biogeo-cenosis), pero posiblemente han de ser tiles en la representacin de los geosistemas de todos los tamaos.

    Los principios de diseo de este tipo de modelo fueron tomados de la ecologa (27,7) la cual puede vanagloriarse de ciertos progresos en este campo. Un geosistema al igual que un ecosistema, slo se puede describir mediante muchos modelos, algunos de los cuales son aplicables tanto a un geosistema como a un ecosistema adecuado (3), pero en conjunto, la cons-telacin de los modelos de ecosistemas no es la misma que la de los geo-sistemas (ver el prrafo Ecosistemas en el medio ambiente geogrfico). Ciertamente prometedores resultan los modelos de geosistemas adyacentes que R. Chorley denomina en cascada o formativos de proceso (23,24).

    Es interesante definir brevemente ciertos conceptos:

    Gemero; neologismo, a imitacin de polimero, que pone de manifiesto la comple-jidad del objeto geogrfico. (En griego meros es porcin),

    Geocora: neologismo que significa literalmente comarca geogrfica. Pone el n-fasis en la naturaleza espacial de un individuo de relevancia geogrfica.

    425

  • VCTOR SOCHAVA

    2. El propsito de los modelos funcionales de los gemeros ^ es re-presentar el papel funcional de las facies en las macrogeocoras y de los gemeros de otros rangos en las geocoras a las que pertenecen. Estos modelos no tienen anlogos en las otras ciencias de la tierra; los principios en los que se basan no han sido explorados completamente, porque no existen clasificaciones de facies en cuanto a su valor funcional en las geo-coras.

    Las facies varan segn el papel que desempean tanto teniendo en cuenta la materia que entra en una geocora, como en su acumulacin, en la transformacin y el transporte a geocoras adyacentes.

    El sistema funcional de una geocora comprende los componentes del gemero; la construccin de un modelo puede aclarar el mecanismo de los enlaces en juego. Un modelo funcional de gemeros no hiace innecesario el modelo funcional de componentes, sino que puede considerarse un paso subsiguiente en la comprensin de la esencia funcional de grandes reas que estn compuestas por varios rangos homogneos.

    En los campos de aplicacin agronmico, recreativo, etc, hay un nivel ptimo de relaciones funcionales de los gemeros para ese rea. Hace ya tiempo que las ciencias agrcolas y agrobiolgicas reconocen el significado de ciertas combinaciones y configuraciones de tierras cultivables, prados, pastos y bosques, por cuanto que todas contribuyen a la composicin facial del paisaje. El modelo funcional de gemeros de un rea es un banco muy til de datos.

    3. Un modelo dinmico estructural reconoce y analiza varias cate-goras dinmicas y estados de las variables de los geosistemas relacionados con el mismo gemero primario, frecuentemente una facies o grupos de facies. Un modelo de este tipo representa la estructura de las epifacies (ver

    ^ Dentro del grupo de trabajo de Zurich, integrado por los profesores H. Carol, H. Boesch, y D. Braunschweiler, el primero de ellos habla popularizado la palabra geosfera en el Congreso De Ro de Janeiro, en 1956. Entre los aos 1961 y 1963, Hans Carol propuso el trmino gemero en diversas revistas suizas y austracas para designar las partes de grandes di-mensiones de la geosfera. Esta propuesta no tiene nada que ver con el concepto que aqu se vierte, acuado por Sochava, y que equivale al fragmento ms pequeo de los geosistemas.

    " Facial es el adjetivo de la palabra facies, y en este caso, no fiace referencia a la cara fsica, sino al aspecto y ms propiamente a la geofacies y micropaisajes como unidades mnimas dentro del conjunto descendente y jerrquico de unidades del paisaje que comienza con el planeta y pasa por las zonas, sectores, distritos, etc.

    426

  • La ciencia de los geosistemas

    el prrafo Epigemeros y clasificacin de geosistemas). Resulta de utilidad para demostrar la secuencia admitida de los estados de un sistema para la destruccin o restauracin de la estructura primaria. De diferentes modos se hacen patentes las modificaciones primarias falsas, primarias condicio-nales, y seriales y, donde es posible, el tiempo que interviene en el cambio de estado.

    Un gemero primario se convierte ahora en la esencia de cada modelo. Se puede considerar como el ncleo madre, pero esencialmente, los mo-delos dinmicos estructurales han de caracterizar todos los estados de una invariable. Hoy por hoy, esto no se puede hacer porque la dinmica de la esfera natural no se conoce adecuadamente.

    En la mayora de los casos, los modelos de este tipo son anlogos o equivalentes a los diagramas. Pero como nuestro conocimiento de la dinmica geosistmica se va incrementando, incorporan ndices cuantitativos adiciona-les. En particular, dados diferentes estados dinmicos (o diferentes vrtices de un diagrama dinmico estructural), se ha observado cmo la masa, la produc-tividad y otras variables del geosistema difieren significativamente, hecho que puede resultar til en la construccin de modelos.

    VI. LOS ECOSISTEMAS EN EL MEDIO GEOGRFICO

    El ecosistema es quizs un concepto bastante amplio y el objeto de la moderna ecologa la ciencia de los ecosistemas a todos los niveles. Arthur Tansley (1871-1953), quien introdujo dicho trmino, tuvo en mente su significado global, pero la interpretacin que prevalece de este trmino es ms amplia, ya que el campo de inters de los eclogos en el tercio final de este siglo (27,25), abarca desde las ms pequeas acumulaciones de materia donde haya vida, hasta la esfera ecolgica de la raza humana (el planeta).

    Ante todo, el gegrafo debera diferenciar los ecosistemas de biocenosis y los ecosistemas parciales de varios tamaos y en diferentes escalas. En muchos casos los lmites de los ecosistemas biocenticos son los mismos que en los sistemas geogrficos de cierto rango. Los ecosistemas bioce-nticos se representan por complejos homogneos (biocenmeros), y por sus combinaciones territoriales interrelacionadas ecolgicamente (bioce-

    427

  • VCTOR SOCHAVA

    nocoras) ^ Hay una cierta analoga con los geosistemas vivos de superficie, cuya clasificacin ser discutida ms adelante.

    Ciertos bilogos deberan revisar su pensamiento en cuanto que con-ciben, confundindolo, un ecosistema como un cierto nivel bitico (mo-lecular, celular, orgnico, de poblacin o ecosistema). Es expresin inco-rrecta hablar del nivel de ecosistema, porque los signos moleculares de vida, una clula, un organismo y una poblacin, al ser tomados juntos con el medio son tambin ecosistemas de estos niveles. Lo que ellos llaman nivel de un ecosistema es el nivel centico o, ms especficamente, el nivel bigeoce-ntico, porque la biogeocenosis es un rango elemental y homogneo de una agrupacin vegetal.

    Los ecosistemas de biocenosis son complejos monocntricos (biocntri-cos), en los cuales se contempla el medio ambiente natural y su transfondo abitico hasta donde alcanzan los enlaces que vinculan a los organismos. El ecosistema es un concepto biolgico. Pero, los geosistemas tienen unos sis-temas de organizacin ms complicados; su alcance vertical es mucho mayor que el de los ecosistemas. Los geosistemas son policntricos e incorporan algunos componentes claves, uno de los cuales es, frecuentemente, lo bitico. Incluso en aquellos casos donde un ecosistema ocupe el mismo rea que el geosistema al que se asocia, el gegrafo y el eclogo difieren en sus aproxi-maciones: la aproximacin del primero es universal, mientras que la del se-gundo es especializada.

    Muchos ecosistemas parciales son tambin muy variados y sus rasgos se solapan y abarcan la superficie entera de la Tierra. Sus organismos, poblaciones y especies estn interrelacionadas entre s y con el medio am-biente. Segn sus propsitos de conocimiento o aplicacin, el cientfico se podr dedicar slo a algunos factores que no a la totalidad.

    Uno de estos ecosistemas parciales, es el sistema predador-presa, al que se alude frecuentemente en la bibliografa, donde los modelos mate-mticos se aplican a la ecologa. Otros ejemplos son las poblaciones de lemmings en la tundra; animales de caza en la taiga; marmotas y ratones campestres en las estepas y semiestepas etc. Usar el concepto de ecosis-

    ' De modo anlogo a como se entendan los geosistemas (realidad), sus conceptos m-nimos (gemeros) y su especialidad (geocoras), se hace referencia aqu a los ecosistemas biocenticos (realidad), los conceptos que captamos de su complejidad (biocenmeros) y rea que ocupan (biocenocoras).

    428

  • La ciencia de los geosistemas

    tema parcial para bosque o vegetacin asociada como las coniferas oscuras en el Norte y en las montaas, los castaos en el clima templado, y la guayuba en el cinturon tropical es algo legtimo y til. En todos estos ejem-plos la ecologa trata de su consortium en el sentido amplio de la palabra (con vegetacin, animales y microorganismos asociados) ms que de las especies arbreas individuales.

    Los ecosistemas parciales tambin estn interrelacionados con los geo-sistemas; esta interrelacin es ms complicada y frecuentemente es crucial para comprender el significado de lo bitico en la estructura y energa del medio ambiente geogrfico y sus regiones. Juntos, constituyen un enorme y sofisticado generador de energa en el manto del paisaje.

    Como en el caso de las formaciones biocenticas, la naturaleza de los ecosistemas parciales depende de los organismos, las poblaciones, y los consortii con los que se establecen enlaces ecolgicos. Para ilustrar esta verdad basta comparar los ecosistemas de consortii de los grandes mam-feros o aves migratorias con el mundo de los microorganismos del suelo. Las diferencias son sustanciales en todas las variables y, en particular, en cuanto a la importancia de varios factores ecolgicos por lo que respecta a los ecosistemas parciales.

    En definitiva, incluso los ecosistemas parciales de mamferos y de aves que emigran a largas distancias estn dentro de una cierta geocora, y coin-ciden con un cierto lmite geogrfico. Para la ciencia del paisaje, parece importante la deteccin y el estudio de los inherentes factores funcionales de estos ecosistemas dentro de las geocoras (las cuales pueden llegar a ser tan vastas como provincias naturales o zonas), especialmente cuando se enfoca la atencin a los geosistemas elementales y a otros taxones del nivel local porque, en stos los geosistemas parciales son en s mismos importantes factores ecolgicos.

    Lo anterior sugiere que es errneo igualar geosistemas a ecosistemas, a pesar de que algunos gegrafos tiendan a hacerlo. Confundir estos con-ceptos no es legtimo y no ayuda ni a la geografa ni a la ecologa.

    Vil. RANGOS M N I M O S EN GEOSISTEMAS DE DIFERENTES TAMAOS

    Cada clase de geosistema se asocia a un rea determinada del espacio terrestre. El espacio, asi como el tiempo, es un estado universal de la ma-

    429

  • VCTOR SOCHAVA

    tena. En la Geografa Fsica, son tambin componentes de mxima impor-tancia de los geosistemas el espacio total de la Tierra y las porciones de sta de diferentes tamaos. Todos los otros elementos del geosistema pue-den considerarse localizados dentro del espacio terrestre. Un geosistema solamente est completo si ocupa una parte del espacio terrestre de tamao apropiado conjuntamente con otros indicadores inherentes.

    Krauklis (6) habla de la diferenciacin funcional de espacio, ya que cada parte del espacio terrestre es el asiento de ciertos cuerpo y procesos naturales necesarios para mantener la integridad del geosistema, siendo incompatibles en reas demasiado pequeas. Esto se aplica en los diferen-tes rangos a los nivles de facies, gemero, microgeocora o provincia.

    Este razonamiento nos lleva al concepto de rango mnimo para cada tipo de geosistema. Aunque hasta el presente este concepto parece practicable slo para categoras bsicas, a pesar de todo sera beneficioso una discusin sobre l, en cuanto que podra conducirnos a la delimitacin de las fronteras objetivas de los geosistemas, al menos, para estas categoras.

    Este concepto de rangos mnimos puede ayudar a establecer los tamaos mnimos a los cuales se aplica todava el concepto de geosistema, y ayuda a conocer la parte ms pequea del medio ambiente que mantiene integridad geogrfica.

    Como tampoco el gemero, un geosistema elemental (biogeocenosis) no puede subdivdirse, porque de otro modo, el cientfico estara tratando con los elementos del sistema ms que con el propio sistema. Un geosistema elemental puede dividirse en tantos componentes como se desee, pero el espacio terrestre y sus propias normas funcionales lo controlan.

    Timofyev-Ressovsky (18) atribuy una mxima importancia al con-cepto de la ms pequea unidad corolgica que mereca la consideracin de biogeocenosis elemental dentro de la cual no se pueden trazar lmites biocenticos, geomorfolgicos, hidrolgicos, microclimticos, o de la geo-qumica del suelo. Una biogeocenosis se puede dividir por las muchas fronteras que establecen sus componentes y elementos, siendo en este sentido inagotable. Es ridicula una clasificacin de estos lmites en impor-tantes y no importantes.

    Asumimos que hay un criterio universal para establecer un tamao m-nimo en los geosistemas de varios rangos sobre la base de los cambios de sustancia que conllevan. Consecuentemente el tamao mnimo de una bio-

    430

  • La ciencia de los geosistemas

    geocenosis, como parte de una facas, es el espacio donde se produce un cambio elemental de sustancias. En cuanto a la horizontal cubre un rea donde los elementos aseguran la integridad del sistema ms pequeo po-sible (factores microclimticos, clulas de captacin de agua, ecotopo de la biocenosis, intercambio de los principales elementos qumicos, condiciones para la formacin de materia orgnica, etc.) y en la vertical implica una capa de unos 20-50 m. donde se dan los lmites verticales del ciclo elemental de la materia. Este ciclo elemental que se manifiesta en el rango mnimo de una facies especfica, no puede considerarse sino como una parte, subor-dinada jerrquicamente, del intercambio de un radio mayor que a su vez est subordinado a un ciclo de rango superior que abarca un metabolismo de una escala mayor.

    Especial inters posee el criterio para establecer un tamao mnimo para los geosistemas regionales. Aqu tambin se aplica el principio funcio-nal, pero en la vertical, el ciclo afecta a una capa atmosfrica de 2 Km de grosor y al horizonte superior de la corteza terrestre, que es el fundamento de la geocora.

    La investigacin moderna todava est centrada en los procesos cclicos individuales (por regla general totalmente irreversibles) que estn compren-didos en el ciclo regional. El ciclo hidrolgico es de una gran importancia general. Se pueden utilizar varios coeficientes para representar la conju-gacin de los procesos del ciclo.

    Sin embargo, todava no se ha establecido un criterio equilibrado para determinar el tamao mnimo de las geocoras regionales; por ello, se deben desarrollar los modelos funcionales de las geocoras regionales. Al hacerlo, se pueden utilizar los siguientes indicadores de dimensin regional:

    1. El espacio de la geocora regional mnima debera incorporar una cierta variedad de geotopos suficiente para detectar lo especfico del terreno regional.

    2. El tamao mnimo de la regional debera reflejar el concepto del transfondo fsico-geogrfico en cuanto a la combinacin de sus geotopos y debera tener una altura suficiente como para detectar el tamao mnimo de los procesos microclimticos, esto es alrededor de 1,5 a 2 km.

    3. Deben poder identificarse en el espacio de la regin ms pequea los indicadores de los factores telricos (gravedad, magnetismo de la Tierra,

    431

  • VCTOR SOCHAVA

    neotectnica, etc). Estos factores no se dejan sentir en reas ms pequeas (en comparacin con las topogeocoras) por la accin de otros agentes.

    4. En el contexto natural de la regin mnima, se crean las condiciones especficas para el funcionamiento, la gnesis de estructuras y para los modos integrales de las facies del paisaje; as pues, el tamao principal de una cierta facies suele permanecer dentro del tamao mnimo de la regin ms reducida.

    El tamao de las divisiones planetarias en la esfera del paisaje viene tambin determinado por las funciones, y en gran medida por los factores telricos. La clasificacin de una zona tropical y dos cinturones fsico-geo-grficos extra-tropicales (Norte y Sur) es el resultado ms tangible de la interaccin de la radiacin solar con la forma de la Tierra; en este contexto se producen los importantes intercambios entre continentes y ocanos.

    La esfera de las geocoras, con una vida en superficie dentro de un cinturn fsico-geogrfico, est representada por los subcontinentes (e islas en el ocano), o por las megageocoras donde se dejan sentir sus propios rasgos especficos originados por la corteza terrestre y por los grandes in-tercambios entre los continentes y el ocano. Existen, pues, cuatro subcon-tinentes en el Asia extra-tropical: Asia Septentrional, Asia Oriental, Asia Central y Asia Occidental.

    En el contexto del intercambio energtico caracterstico, los subconti-nentes tienen muchos caracteres que se combinan en un sistema mega-territorial. Pero stos no son la geocora ms pequea posible, ya que sus parmetros son de dimensiones planetarias. Los subcontinentes se dividen en megaposiciones (grupos de distritos fsico-geogrficos) dentro de los cua-les siguen siendo crticos, para una ms amplia diferenciacin del espacio terrestre, los efectos de los intercambios entre continentes y ocanos, pero en los que va cobrando mayor importancia el efecto de los intercambios internos y los enlaces naturales zonales o bien los de sectores verticales.

    En particular, el subcontinente de Asia Septentrional incluye las siguien-tes megaposiciones con sus regiones fsico-geogrficas subordinadas:

    1) La perifrica cercana al acano (con los distritos fsicos-geogrficos del rtico y del Pacfico Norte).

    432

  • La ciencia de los geosistemas

    2) Las llanuras del extremo continental (con los distritos de Obi-lrtys, Kazajstn central, el Siberiano Medio y la Yakutia Central).

    3) Las megaposiciones montaosas del extremo continental (con los distritos montaosos de Siberia Meridional, Baikal-Jugjur, Yana-Kolyma y Amur-Sajaln).

    Los distritos fsico-geogrficos que comprenden megaposiciones pue-den considerarse campos geogrficos donde encuentran expresin los fenmenos naturales con sus propias leyes de distribucin zonal. El tamao mnimo de un distrito fsico-geogrfico es el espacio terrestre donde se ma-nifiestan fenmenos locales y sirve como criterio para el establecimiento de los lmites del distrito.

    Las megaposiciones dentro de un subcontinente pueden considerarse las divisiones ms pequeas en la esfera del paisaje a escala planetaria. Esta puede establecerse por la divisin del conjunto en partes (un continente se subdivide en subcontinentes con el apoyo de los rasgos especficos de la corteza terrestre, del intercambio entre continentes y ocanos, y otros caracteres). Hay tambin otra aproximacin posible: quizs las megaposi-ciones se establezcan por combinaciones sobre la base de la similitud de hechos bsicos de los distritos fsico-geogrficos adyacentes. Ambas apro-ximaciones deberan completarse mutuamente.

    Los distritos fsico-geogrficos caracterizan a la megaposicin (grupo de distritos) a la cual pertenecen, y por este aspecto se relacionan con la escala planetaria. Al propio tiempo, sirven para generalizar una jerarqua de geocoras de dimensin regional y as pueden considerarse como categoras regionales. Para especificar ms, los distritos son de un tamao intermedio entre la escala planetaria y la dimensin regional, por lo que se relacionan directamente con el establecimiento del tamao mnimo de las parcelas de la escala planetaria.

    La macrogeocora (un territorio o paisaje) ocupa una posicin anloga entre las geocoras; en cuanto a tamao, est entre la dimensin regional y la local, y combina rasgos de la regin ms pequea con los de la topogeo-cora ms grande.

    433

  • VCTOR SOCHAVA

    VIII. LA CLASIFICACIN DUAL DE GEOSISTEMAS Y LA REGIONALIZACION

    Debido el gran nmero de tipos elementales y de gran dinmica, los geosistemas estn especialmente necesitados de una clasificacin, que de-bera cumplir ciertos requisitos bsicos.

    Esta debera ser representativa de la jerarqua real de las divisiones que se originan en la esfera del paisaje, y debera dar una idea de las entidades naturales homogneas de diferentes tamaos, lo mismo que la subordinacin de unos rangos respecto de otros rangos, que tambin se combinan en una categora completa. Tambin debera dar una idea de la dinmica o estado de las variables de los geosistemas; stos se consideraran entonces derivados de la estructura primera. Todas las clasificaciones son herramientas del co-nocimiento, y requieren un ajuste correcto. Nosotros creemos que la nueva clasificacin de geosistemas debera contener invariantes y habra de ser me-nos engorrosa que las clasificaciones tan sofisticadas que se han empleado hasta el presente.

    Estas ltimas incluyen una clasificacin dual que sistematiza e interre-laciona gemeros y geocoras (12,14).

    El reconocimiento de una naturaleza dual en los geosistemas, la primera que incorpora una estructura homognea (gemeros) y la segunda entida-des de varias naturalezas (geocoras), es esencial en la sistematizacin de los mismos. Ambos, gemeros y geocoras, son entidades, las primeras con estructuras homogneas y las segundas con heterogneas. Unidas, carac-terizan la estructura del paisaje de la Tierra. El componente ms pequeo de esta estructura (de rango elemental dentro de un conjunto de fenmenos naturales) es un gemero elemental. Ocupa una pequea rea y se combina en el espacio con otros gemeros elementales de formas diferentes, para organizar una geocora elemental. Un gemero elemental no es slo un con-cepto morfolgico, es la unidad primaria del intercambio de materia y energa en la geosfera. Esta unidad acta slo como parte de una geocora elemental, y en un contexto de geosistemas de un rango superior. Este hecho es res-ponsable de la jerarqua en la estructura de la esfera del paisaje, y constituye un importante rasgo en la clasificacin de las divisiones de la esfera.

    La taxonoma de geosistemas que nosotros tenemos en mente est constituida por dos series gemeros y geocoras. Las bases y ejemplos de

    434

  • La ciencia de los geosistemas

    estas series ya se han descrito en otra parte (12,14). Ambas son autnomas, pero interdependientes en puntos nodales. Dentro del orden planetario de los geosistemas, las series (o conjuntos) de tipos de medio ambiente (ejem-plo los paisajes del cinturn extra-tropical del hemisferio Norte) coinciden con los cinturones fsico-geogrficos. Las subclases de los gemeros no suelen sobrepasar los distritos fsico-geogrficos. En lo referente a los geomas ", en ciertos casos, sus leyes se aplican dentro de zonas o subzo-nas, mientras que en otras ocasiones, dentro de una provincia o grupos de provincias en las montaas. Los rasgos especficos estructurales de una facies se conservan con frecuencia dentro de los lmites de una macrogeo-cora.

    Consiguientemente, la estructura de un gemero est siempre controlada por una combinacin de cualidades caracterizadas por el espacio terrestre en una geocora.

    En la ciencia del paisaje, los aspectos tipolgicos se generan por as-pectos regionales y stos por la composicin tipolgica de la geocora. Hay aqu un tipo de retroalimentacin activa cuya accin se siente en los niveles local, regional y planetario. La clasificacin dual de los geosistemas reco-noce este enlace y sta resulta su ventaja ms importante.

    La clasificacin dual tambin resuelve el problema de la regionalizacin que antao se redujo a la clasificacin de un rea o del espacio terrestre, y a la identificacin de los sistemas territoriales integrales que se haban for-mado durante la evolucin del manto del paisaje.

    Al igualar geocoras y gemeros, la aproximacin sistmica a la regio-nalizacin asegura que se reconozcan todos los componentes naturales, crticos o no, de carcter significativo. La contemplacin de los sistemas homogneos al propio tiempo que las entidades territoriales y sistemticas heterogneas proporciona una gua para comprender la estructura de los gemeros y tambin de las facies de estas ltimas. Es importante que la regionalizacin se construya alrededor de un gemero, o de un sistema

    " Geoma: es otro neologismo, breve, conciso, que se basa en la terminacin griega ma que denota una cualidad esttica (terrestridad o terraqueidad), y ta sido creada anlo-gamente a bioma. Se refiere al conjunto de los aspectos abiticos del paisaje, o por utilizar la terminologa sovitica, del complejo territorial natural. Un geoma es la suma de las masas hidrica, area y slida (hidro-,atmo- y litomasa) de un rea. Si al geoma se agrega la biocenosis se completa el complejo natural territorial, y si se tiene en cuenta la intervencin humana se alcanza el rango superior del geosistema.

    435

  • VCTOR SOCHAVA

    donde se pueda conocer la contribucin de todos los componentes a partir de los valores verdaderos. Por el contrario, la regionalizacin hecha a travs del empleo de los denominados mapas tipolgicos o de los indicadores de geocomplejos, o de los complejos territoriales naturales (obtenidos con criterios basados en los hechos de la morfologa del paisaje) no caracterizan un complejo natural con el alcance con que es posible mediante la aproxi-macin de los sistemas, que reconoce los rasgos funcionales de un com-plejo.

    La clasificacin dual de los geosistemas, incluida la regionalizacin, satisface a los gegrafos quienes desean comparar los principios de ho-mogeneidad y totalidad. Tanto una regin o un rea (macrogeocora) como los rangos homogneos (una facies o una geoma) son entidades. Ambos son geosistemas, pero de diferentes categoras. La clasificacin dual facilita el uso de los ordenadores para la regionalizacin y clasificacin de comar-cas, y rellena al vacio creado artificialmente entre las denominadas aproxi-maciones tipolgica y regional.

    IX. LA CLASIFICACIN DE LOS EPIGEOMEROS Y GEOSISTEMAS

    Esencial para clasificar las divisiones en el medio ambiente natural es relacionar los estados variables de un geosistema con el ncleo madre, que es un gemero primario. En los gemeros elementales, podemos hacerlo mediante la identificacin de las epifacies. Una epifacies es un sistema de gemeros elementales derivados de una misma facies primaria. El ncleo madre de una epifacies puede ser un geosistema primario falso. La deriva-cin de una estructura primaria, sea verdadera o falsa, puede ser espont-nea o causada por agentes exgenos.

    En definitiva, una epifacies es una estructura monocntrica cuyo estado equifinal es una facies primaria (16). Esta definicin es crucial para el con-cepto de la dinmica de la esfera del paisaje. Los cientficos tendrn que establecer la invariante de este estado e identificar facies del mismo tipo sobre esta base, facies que por esta razn pertenecen a la misma epifacies. Luego sera deseable ordenar la serie de facies que hasta ahora se han identificado en la medida en que se aproximan al estado equifinal, recono-ciendo debidamente el mecanismo responsable de que ste no se haya alcanzado.

    436

  • La ciencia de los geosistemas

    Dentro de una misma epifacies, los gemeros con estructura variable forman unas estructuras diversas, dinmicas, factoriales y otras estructuras que varan en el tiempo. La naturaleza de estas otras series depende en gran medida de las causas de la desviacin respecto del estado equifinal, causas a las cuales a menudo es difcil acceder.

    En resumen, una epifacies es un conjunto de series de estructuras variables las cuales, asumiendo que los factores exgenos no las interfieran, tienden al estado equifinal aunque por diferentes caminos. Dentro de una epifacies, tiene que contruirse las series de estados variables que reconocen las condiciones de transformacin y sus valores; as, estas series necesitan una nueva clasificacin. Operaciones como stas se relacionan direc-tamente con el estudio constructivo de la dinmica geosistmica, tanto para su proyeccin futura como para otros propsitos.

    Una clasificacin dual de gemeros podra indicar para cada facies pri-maria, las series principales de sus estados variables, que tambin forman las epifacies apropiadas. Esta clasificacin tambin podra hacerse anotando los gemeros de un rango superior en la clasificacin. Un grupo o una clase de epifacies unifica todos los estados derivados inherentes a ellas, tanto como las facies primaria o falsa primaria. En estos casos, estamos tratando con un grupo o clase de epifacies que son una generalizacin de todas las estructuras primarias y de todos los estados variables dentro del grupo o clase. En esta misma lnea, los geosistemas primarios y derivados estn subsumidos en estructuras superiores de epigeomas y epigemeros. El concepto de epigemeros es esencial para generalizar la idea de la divisin de la esfera del paisaje. La divisin posterior de los epigemeros podra ser prevista por la clasificacin dual. Este hecho es importante en la cartografa de la esfera del paisaje a pequea escala. Cuando la escala lo permita, se pueden indicar varias series de transformaciones en las fronteras de los epigemeros en el mapa del paisaje. Las tcnicas modernas permiten que se puedan indicar muchos detalles de la dinmica del paisaje. Los colores slo se usan para marcar los epigemeros.

    El concepto de epigemero al que se asocia el de las estructuras varia-bles de los geosistemas con un estado equifinal es decisivo para estimar el potencial de las reas donde las condiciones naturales son modificadas inconsciente y adversamente.

    En trminos generales, siempre que fuera posible, las tendencias di-nmicas podran representarse gracias a una clasificacin dual. Al propio tiempo, con el propsito de su conocimiento y especialmente de la aplica-

    437

  • VCTOR SOCHAVA

    cin, son necesarias unas clasificaciones especficas de las variables de estado del geosistema porque stas son las que en muchos casos sern usadas o transformadas en la economa.

    Las clasificaciones de series dinmicas y factoriales son ms efectivas si se hacen dentro de un epigeoma o epigemero de otro rango, de manera que se relacione esta clasificacin especial dinmica con la de orden ge-neral.

    Los estudios de la estructura dinmina de los epigemeros son muy importantes para averiguar la elasticidad de los complejos naturales, lo que es de gran significacin para la proyeccin futura y para la determinacin de los niveles razonables de interferencia humana en la naturaleza.

    LA PREDICCIN DE LOS GEOSISTEMAS DINMICOS (Previsiones geogrficas)

    Tanto para el conocimiento como para la aplicacin, resulta muy til predecir la direccin en la que se van producir los cambios en las estructuras del geosistema. Un aspecto importante de estos estudios es el cambio de la invariante del geosistema a travs del tiempo, lo que controla su evolucin. En un perodo corto esta evolucin se siente en la estructura de la facies y, a largo plazo, sobre la forma del geoma e incluso en una dimensin mayor de los gemeros del rango ms alto. Al propio tiempo, una evolucin simul-tnea se produce en las geocoras; en las geocoras locales es ms rpida y en las regionales y especialmente en las planetarias es ms lenta. La visin completa de esta materia es el objeto de la paleogeografa , que en algunos casos se basa en la ciencia de los geosistemas y en el concepto de la Teora General de Sistemas.

    Proponemos concentrarnos en la dinmica corriente de los geosiste-mas, en el conocimiento y ordenacin de todas las variables de estados

    ' La paleogeografa no debe entenderse como la materia que en Espaa se constrie a la carrera de C. Geolgicas, esto es, que explica los medios ambientes acaecidos a lo largo de la historia geolgica de la Tierra, sino como un estudio diacrnico del modo de evolucionar de un paisaje, con el fin de obtener las pautas de comportamiento capaces de permitir la prediccin de futuro.

    438

  • La ciencia de los geosistemas

    subordinados a la misma invariante, o en el objeto cuyo conocimiento lleve directamente a la proyeccin geogrfica, que viene impuesto en primera instancia, directa o indirectamente, por las actividades humanas.

    En muchos campos de conocimiento y aplicacin, estn alcanzando un incremento importante las predicciones sintticas, incluyendo las geogrficas. Estas ltimas son vitales para el examen de varios conceptos econmicos y de desarrollo social. Con frecuencia las proyecciones geogrficas no son bas-tante eficaces en proyectos especficos si no se aade una interpretacin tec-nolgico-econmica y sociolgica, aunque son siempre un componente esencial.

    Entendemos que las proyecciones geogrficas suponen el desarrollo de ideas sobre los sistemas geogrficos naturales del futuro. La evolucin de los geosistemas, como mencionbamos antes, es el objeto de la paleo-geografa y de la ciencia de los geosistemas, considerando la dinmica corriente (el cambio de una variable de la estructura por otra). Esta dinmica se deja sentir tambin en un desarrollo espontneo, aunque en la mayora de los casos es consecuencia de la influencia humana que acompaa a las actividades varias en la exploracin del terreno, en el desarrollo de la tierra y en proyectos similares. Quizs la proyeccin de la dinmica corriente es una condicin sine qua non del uso inteligente de los recursos naturales, y de la conservacin y mejora del medio ambiente.

    Aunque el geosistema cambie en su totalidad, sus componentes se transforman a diferentes velocidades y por lo habitual a su propio modo. La dinmica de los componentes podra predecirse dentro de un proyecto geo-grfico general, y seguramente sera valorado en su justa medida. Los pla-nificadores se suelen contentar con unas predicciones componente por componente, no siendo ste un modo bueno de actuar.

    Una proyeccin geogrfica cubre slo el medio ambiente natural del hombre. Y las predicciones socio-econmicas tambin permiten una di-nmica del entorno. En las proyecciones geogrficas se permiten los as-pectos sociales y econmicos, slo en la medida de sus efectos sobre la naturaleza. Esto es ya suficiente, porque aparte de una proyeccin geogr-fica, un gegrafo contribuye realmente en los proyectos socio-econmicos, y en particular, en las perspectivas para los sistemas territoriales-industria-les.

    Las proyecciones de una naturaleza ms limitada (de la dinmica del terreno, del balance del agua y calor, y de la flora o la fauna) son extrema-

    439

  • VCTOR SOCHAVA

    damente importantes para hacer proyectos geogrficos integrales. Estos apenas pueden considerarse completos a menos que se hagan compatibles con el concepto de la estructura del futuro geosistema.

    Las proyecciones geogrficas sectorial (a base de los componentes) e integral, y tal como testimonia la propia experiencia, deberan desarrollarse juntas, al mismo tiempo y no una tras otra. Las predicciones sectoriales no pueden ser fiables a menos que estn de acuerdo con el proyecto integral; o por decirlo de otro modo, a menos que las suposiciones acerca de la dinmica de los componentes reconozca la estructura general del paisaje del futuro.

    Tenemos ahora una idea clara del valor de un proyecto geogrfico in-tegral. La proyeccin es un lugar muy comn de la ciencia de los geosiste-mas. Pero los gegrafos fsicos no estn totalmente preparados para la proyeccin actual en las escalas que se necesitan ahora para los planes de regado en Asia Central, para el asentamiento de la poblacin en nuevas tierras en la Siberia Occidental, para la construccin del ferrocarril del Baikal-Amur y otros muchos proyectos en los prximos lustros.

    Si se pretende poner remedio a esta situacin, deben recibir ms atencin los aspectos tericos de la ciencia de los geosistemas, particularmente las relaciones entre los componentes naturales y los principios de la construccin de modelos (diseo de grficos tiempo-espacio, identificacin del origen en la invariante de los geosistemas y reconocimiento de las series de sus estados variables). Estas investigaciones deberan correr paralelas a los experimentos en las estaciones de investigacin o examinando zonas, cuando tiene que realizarse una previsin para un proyecto de gran escala.

    La dinmica corriente se puede proyectar mediante el diseo de tres modelos bsicos para el rea.

    Para ilustrar lo que se ha dicho, examinemos la posible dinmica en las mesogeocoras donde los procesos naturales deben cambiar, toda vez que se ha construido un embalse de agua. El rea donde puede esperarse que las condiciones naturales cambien se cartografa en una escala que facilite que sean definidos los rangos de grupos de facies. Para el mismo espacio se construye un modelo en cascada de componentes funcionales y unas parcelas que representen las condiciones actuales integrales de las facies tpicas o de los grupos de facies, con el fin de caracterizar el estado inicial del terreno; el cuadro real se obtiene merced a los trabajos de campo.

    440

  • La ciencia de los geosistemas

    A continuacin se crear otro modelo en cascada y otras parcelas que reconocen los valores de las magnitudes de los componentes y el valor de la variacin, tal y como se habrn de modificar una vez que el proyecto haya sido ejecutado. Se dispone de todos los indicadores (algunos en modelos y parcelas de estados corrientes, y otros especificados por los diseadores). As se hace la previsin del estado probable que pueda representar el pro-yecto. Este estado se examina para averiguar si se producen los cambios esperados en los suministros de agua y calor y si afectan adversamente al medio ambiente humano y a los recursos. En este punto, tambin son po-sibles otros clculos econmicos.

    As se pueden descubrir algunos efectos indeseables. Pero se puede obtener un modelo ptimo introduciendo correcciones en los parmetros especficos del diseo inicial. Esta tercera versin del modelo, la ptima, puede considerarse una proyeccin constructiva. A sta se aade una par-cela de condiciones naturales, como tambin algunos anexos que han de confirmar la suficiente productividad del recurso, las posibilidades de su reproduccin, el mantenimiento, lo mejor posible, de las condiciones para el habitat y otros datos.

    Muchos indicadores necesarios para un modelo de proyeccin no pue-den ser expresados actualmente en trminos de datos experimentales por-que la investigacin requiere tiempo, del que no dispone el investigador.

    Por ello se habr de construir un modelo hipottico tras una aproxima-cin lgica efectuada a travs del anlisis de la informacin e, incluso en una dimensin mayor, a travs de la aproximacin sistemtica al modelo de los geosistemas.

    Los geosistemas (y sistemas territoriales-industriales) comprenden una jerarqua de niveles de organizacin. Debera predecirse el futuro de cada nivel cuidadosamente. En la mayora de los casos la prediccin responde a un propsito determinado y es vlido para un rea de Obi-lrtyskh, de la zona donde est siendo construido el ferrocarril de Baikal-Amur, o el rea donde el flujo de la escorrenta pretende distribuirse, etc.). El tipo de proyecto geo-grfico ms comn es el del espacio de sistemas territoriales-industriales especficos ya existentes o en proceso de construccin.

    En la planificacin de la formacin y evolucin de los sistemas territo-riales industriales deben considerarse la situacin fsico-geogrfica corriente y sus cambios a travs del tiempo. Pero en la proyeccin de un geosistema no deben descuidarse los efectos de los factores socio-econmicos.

    441

  • VCTOR SOCHAVA

    Una aproximacin correcta al objeto debera incluir tanto el desarrollo simultneo e interdependiente de la prediccin de un sistema territorial-in-dustrial como una proyeccin geogrfica poniendo los resultados en docu-mentos separados que se complementan y justifican mutuamente. Deberan compararse con una proyeccin comprehiensiva que cubriera todos los cambio sociales, econmicos y naturales que pueden ocurrir en un perodo determinado.

    Para la investigacin y para la estrategia de exploracin y proteccin del medio ambiente pueden ser tiles los proyectos hasta los horizontes temporales de los aos 1990, 2020, etc. Sin embargo se hace una proyec-cin especfica para un perodo, dentro del cual se deje sentir el efecto de la actividad humana en la naturaleza de un rea.

    En muchos casos deben tenerse en cuenta los aspectos estacionales de las condiciones naturales. Y ms an, debe existir tolerancia para con los cambios anuales (porque siendo favorables el curso de las precipitacio-nes y las temperaturas y el fenolgico puede ocurrir una crisis cada tres o cuatro aos).

    As, debiera realizarse un proyecto orientado a un determinado objetivo para un cierto perodo de tiempo tal que una dcada (1990, 2000, 2010-2020, etc.) Lo mejor sera que el proyecto contuviera datos de las tendencias dinmicas lo mismo que la estructura de los geosistemas para el futuro. Esto es verdad especialmente para los proyectos geogrficos de propuestas de desarrollo del territorio tales como la distribucin de la escorrenta. El con-tenido dinmico de una proyeccin geogrfica se asienta primero en los estudios estticos de los geosistemas y en las condiciones naturales con-sideradas en sus variaciones anuales.

    Tambin es importante el refinamiento ulterior de los principios para el diseo de los modelos dinmicos de los geosistemas ya sea a partir de los datos disponibles de manera corriente, ya sea a partir de los datos de pre-diccin.

    Uno de los rasgos especficos (de gran valor), de las proyecciones geo-grficas es que incluyen las futuras relaciones espaciales entre los geosis-temas. El mtodo cartogrfico que en conjunto es importante en la ciencia de los geosistemas tiene un gran papel en la confeccin de los modelos geogrficos y se combina, mejor que ningn otro, con la construccin de modelos. El modelo de un geosistema del futuro debera localizarse en un mapa para poder identificar sus indicadores espaciales.

    442

  • La ciencia de los geosistemas

    El territorio para el cual se hace el proyecto, podra representarse en una serie de mapas naturales, que juntos caracterizaran las geocoras com-ponente por componente, al mismo tiempo que en su totalidad. Los mapas (geomorfolgicos, hidrolgicos, climticos, de vegetacin, del mundo animal, etc) deberan ser compatibles o comparables en aspectos como el de sus leyendas y sus presentaciones grficas.

    Las proyecciones geogrficas se facilitan gracias a los mapas del pai-saje con datos analticos que caracterizan varios indicadores geosistmicos tales como la fertilidad, potencial del suelo, la profundidad y la calidad del agua fretica, la productividad d^ ciertos tipos de biomasas, mapa del uso recreativo, mdico-geogrfico, arquitectnico y de planeamientos, etc.

    Los mapas de correlaciones son tambin de gran ayuda. Representan la posicin espacial de dependencias entre varios fenmenos geogrficos expresados en trminos cuantitativos. Los mapas de correlaciones son un tipo de modelo que facilitan la evaluacin del grado de proximidad de los enlaces que traban el paisaje ecolgico espacial y permiten evaluar el efecto del cambio de un factor determinado sobre los diversos componentes que forman el geosistema. Los mapas del suelo que indican las cantidades p-timas de fertilizantes, las actividades deseadas para el desarrollo del terri-torio, y la fertilidad potencial para ciertos cultivos puede ser un valioso tipo de mapa de correlaciones. Estos mapas deben confeccionarse con carcter indicativo, lo cual es muy importante en la proyeccin geogrfica.

    Haciendo una proyeccin volvemos por dos veces a un mapa temtico. La primera cuando se crea el modelo de geosistema a travs del anlisis de los enlaces tpicos de las supuestas situaciones naturales, con tolerancia para las interferencias humanas. En este punto, el material cartogrfico es tan importante como cualquier otra informacin inicial.

    El mtodo cartogrfico es incluso ms importante para completar un proyecto cuando se vuelve a utilizar para establecer el rango del geosistema y la probable modificacin espacial de su estructura. Al hacerlo as, los ma-pas se emplean para indicar los lmites de los geosistemas modernos, al igual que la hipsometra, junto con otros mapas temticos del habitat.

    Los mapas de correlaciones, ya sean econmico-geogrficos y natu-rales, se estn diseando ya. De un modo especfico existen mapas dispo-nibles que muestran los cambios espaciales de los enlaces entre los componentes de los geosistemas (17). Estos mapas son importantes para los propsitos de aplicacin.

    443

  • VCTOR SOCHAVA

    Ya mencionamos previamente que los instrumentos de la proyeccin geogrfica quedan cortos para las necesidades existentes. Se est dando ms atencin a los proyectos sectoriales que a los proyectos integrales. La teora, y de modo especfico, la investigacin de los sistemas para el anlisis de los fenmenos geogrficos, no es lo bastante adecuada para un proyecto geogrfico-integral, ni para la descripcin de geosistemas del futuro. Se ha recorrido un largo camino para organizar la investigacin experimental de los geosistemas. La experiencia de la proyeccin real es todava muy pe-quea, pero se espera un gran avance de ella. Incluso puede decirse que los tres aos pasados en discusiones sobre el estado de la cuestin, los simposios, y las conferencias sobre el tema, son un paso significativo hacia adelante.

    No obstante, la teora de la ciencia de los geosistemas demanda mucha ms atencin, particularmente en lo concerniente a la dinmica del medio ambiente. La andadura y la magnitud de los estudios experimentales del paisaje deben impulsarse radicalmente. Seran considerados entre las ac-tividades prioritarias y dirigidos no slo por los Institutos Geogrficos de la Unin y por las Academias de Ciencias de las Repblicas, sino tambin por los Ins-titutos de Enseanza Superior relacionados con la Geografa Fsica.

    XI. LOS GEOSISTEMAS Y LA COLABORACIN HOMBRE-NATURALEZA

    El impacto del hombre en la naturaleza, la conservacin y mejora me-dioambiental, el uso inteligente de los recursos naturales, el mantenimiento del paisaje modelado por el hombre y, finalmente, el estudio comprehensivo de los factores antropognicos con la ciencia del paisaje con el foco de atencin de una sociedad ahora preocupada por el deterioro del habitat humano y las crisis que irrumpen ocasionalmente. La Geografa sola no puede abarcar este tipo de problemas pero la ciencia de los geosistemas puede tratar varios aspectos.

    Si la denominada ciencia del paisaje antropognico sirve para recono-cer, mediante la clasificacin, no slo todas las manifestaciones de los he-chos antropognicos de un complejo natural, sino que tambin sirve para su conservacin, su proteccin y, lo ms importante, para su mejora, la apro-ximacin a los sistemas es de una importancia clave.

    444

  • La ciencia de los geosistemas

    Nos concentraremos en un trmino simple de la ecuacin hombre-medio ambiente: el valor del concepto de geosistema en la interfase hombre-naturaleza. Lo que nosostros vemos corrientemente son transformaciones, y principalmente deterioros, del paisaje y de la esfera ambiental; el medio ambiente est deteriorndose y los recursos, que si fueran utilizados correc-tamente, podran expandirse, se estn agotando. El remedio es, pues, la co-laboracin del hombre con la naturaleza.

    Frecuentemente, el paisaje antropognico no es producto de esta co-laboracin; este paisaje no resulta de los deseos del hombre por explotar los recursos naturales para su propio uso. La mayora de los paisajes antro-pognicos que atraen a los gegrafos son la materializacin de los conflictos con la naturaleza.

    Este conflicto se est aliviando ahora que la proteccin de la biosfera ocupa un lugar importante en la agenda del hombre. Las denuncias y las represiones tienen su papel en esto, pero ser decisiva la contribucin de la tecnologa para eliminar los efectos dainos de la industria en la natura-leza. Una vez que las crisis sean ms suaves, se incrementar el papel de la colaboracin hombre-naturaleza junto con el progreso en la tecnologa.

    Entendemos la colaboracin como un esfuerzo del hombre diseador para expandir el potencial de la naturaleza, para intensificar los procesos naturales, para incrementar la productividad, cuantitativa y cualitativamente, del geosistema, y de la energa potencial en el espacio terrestre.

    Esta colaboracin incluye el uso y la mejora de las tendencias que aparecen en la naturaleza, y de sus condiciones integrales (ms que las parciales). Con esto se eliminan las contribuciones positivas y negativas y los procesos de retroalimentacin que conducen a la crisis. La colaboracin no es sinnimo de transformacin, aunque sus objetivos puedan coincidir. A veces es difcil trazar la lnea que separa la colaboracin y los diversos actos de intervencionismo conveniente en los procesos naturales.

    La colaboracin debera compensarse con el tiempo, o dar fruto en el proceso de los cambios rtmicos de la naturaleza; esta colaboracin se de-bera instrumentar al menos a una escala de regin, ms que en un rea de tierras laborables, en una finca. Un buen ejemplo de colaboracin con la naturaleza son los subtrpicos soviticos creados y planeados por el gran gegrafo A. N. Krasnv (1862-1914). Los rasgos subtropicales se han inte-grado en la naturaleza de la Ciquida y en las reas vecinas, y se han podido desarrollar espontneamente, gracias a la atencin constante de la pobla-

    445

  • VCTOR SOCHAVA

    cin. otro ejemplo son las reas costeras en Holanda donde las represas, diques, canales y polders crean junto con otros componentes en la esfera del paisaje, un geosistema que incluye prados, jardines, y flores donde antes estaba el fondo del mar.

    Las colaboraciones de este tipo pueden tomar forma a lo largo de una enorme rea en la llanura de inundacin del Obi y del Irtysh, donde la re-gulacin de las crecidas y de la escorrenta, con la creacin de polders y otras medidas, produciran grandes reas de prados de forraje para el ga-nado, lo que podra beneficiar el desarrollo de otras industrias.

    En la URSS las perspectivas de colaboracin con la naturaleza son muy prometedoras. La investigacin de la naturaleza est alcanzando resultados muy eficaces en la creacin de paisajes culturales alrededor de los embalses de agua del Angara o en la transformacin de las reas salvajes de la taiga que ocupan enormes provincias fsico-geogrficas, en reas forestales de gran produccin o en la creacin de nuevos sistemas de uso recreativo.

    La colaboracin con la naturaleza se fomentara mediante la construccin de modelos de geosistemas de colaboracin, con la tecnologa de los or-denadores y los diagramas de procesos naturales interrelacionados y las ac-ciones correctivas. Una investigacin similar toma cuerpo en el modelo de sistemas de control de R. Chorley diseado para mantener los componentes del sistema en el nivel deseado (23). Los modelos de colaboracin deberan representar los procesos naturales (fsico-geogrficos) estimulados y dirigidos por el hombre para el mantenimiento (o incluso el desarrollo) de la calidad del medio ambiente.

    Muchos campos de la ciencia de los geosistemas estn directamente involucrados en la colaboracin hombre-naturaleza. Esta es la verdad ante todo, en el concepto de dinmica geosistmica, en los rasgos funcionales, en el potencial de recursos, etc.

    Todas las cosas que se relacionan con los sistemas geotcnicos se solapan con los estudios de colaboracin.

    En conjunto, esta rea tiene un gran futuro, y alcanzar un grado an mayor en el cual la Geografa Fsica se aplique para el desarrollo social y econmico.

    446

  • La ciencia de los geosistemas

    La colaboracin entre el hombre y la naturaleza ser cada vez ms sofisticada, y el potencial de la geografa en este campo tiende a convertirse en inagotable.

    XII. LOS ESTUDIOS REGIONALES A LA LUZ DE LA CIENCIA DE LOS GEOSISTEMAS

    Hemos definido la moderna Geografa Fsica como una ciencia de geo-sistemas. Se podran afirmar sus relaciones con otros campos geogrficos, y especialmente con aquellos que fueron cubiertos por las reas especficas de la Geografa Fsica, convencional. Muchas se transformaron en ciencias independientes de la Tierra. El objeto de la Geografa todava abarca reas de conocimiento geogrfico de gran tamao como son los pases o las re-giones (por ejemplo, la Geografa Fsica de la Unin Sovitica o del Oriente Medio). Son productos de una sntesis geogrfica independiente; comprenden una rama especfica de la Geografa, la de los estudios regionales, que cubren los aspectos regionales socio-econmicos.

    Creemos que los estudios regionales podran unificarse en una sola lnea de investigacin a la cual podran contribuir investigadores de la na-turaleza, socilogos y economistas. La materia bruta para los estudios re-gionales es la informacin sobre los campos geogrficos: fsico, social y econmico ^. Aunque la ciencia de los geosistemas se apropie slo de cier-tos tiles de estos campos para analizar las relaciones entre los componen-tes del paisaje, los estudios regionales contaran con muchos de estos instrumentos para investigar los diversos aspectos de la naturaleza, de la geografa de la poblacin y de la economa.

    En ciertos aspectos, los estudios regionales son la supersntesis de reas que trata de los diferentes aspectos de la regin, y particularmente de los planes

    ' La Geografa sovitica general es tripartita y se desglosa en geografa fsica, de la poblacin y econmica. No debe por lo tanto chocar esta continua alusin a los tres aspectos. En cuanto a su concrecin espacial, cada una de las ramas se refieren a la Unin Sovitica o a los pases extranjeros (resto del mundo). Debe tenerse en cuenta que la URSS es de por s un continente.

    447

  • VCTOR SOCHAVA

    de la economa regional ^\ La relacin entre los estudios regionales y la ciencia de los geosistemas se apoya en el hecho de que, dependiendo del grado de detalle, una descripcin orientada a los estudios regionales puede contener informacin acerca de los geosistemas ms importantes de la regin y sobre los sistemas territoriales-industriales. Mi artculo El paradigma sistmico en geografa (13) ofrece una gua de las relaciones entre los estudios regionales y los estudios de los geosistemas, y de stos con otros campos geogrficos, incluyendo los estudios de los sistemas territoriales-industriales (Geografa Eco-nmica) y los sistemas territoriales de poblacin.

    En el conjunto de las ciencias geogrficas, los estudios regionales ocu-pan una posicin independiente. Son esencialmente integrados (cubren la naturaleza, la economa y la poblacin) pero en el estado actual de la evo-lucin deberan abordarse por equipos de gegrafos, incluso en los campos geogrficos que tratan slo de Geografa Fsica o Econmica. Todo se con-trola por la calidad de las descripciones de los estudios regionales. Si se requiere una investigacin altamente especializada, ser emprendida por un equipo de cientficos, mientras si la investigacin es de naturaleza general o bien orientada a la redaccin de un manual puede ponerse a trabajar un nico gegrafo. Durante el perodo de P. Vidal de la Blache (1845-1918) los gegrafos franceses hicieron un excelente trabajo para aquel tiempo. Ahora, sin embargo, se necesitan unos principios y unos mtodos en los estudios regionales que satisfagan los requerimientos de instruccin de los institutos de enseanza al ms alto grado, las exigencias de la sistematizacin esta-dstica y de otros objetivos culturales y econmicos.

    Como mencionamos anteriormente, las descripciones de los estudios regionales deberan incluir datos de los geosistemas y de los sistemas territoriales-industriales. En el estado ms general del problema, sera el instrumento dominante de las investigaciones en el estudio regional, el prin-cipio sistmico de anlisis y de descripcin.

    Los que trabajan en el campo emplearan este principio para seleccionar las informaciones tomadas de los campos geogrficos especficos y de otros.

    El concepto de geosistema ofrece una definicin sucinta a las relaciones hombre-naturaleza, previene de posibles crisis y sugiere posibles caminos de colaboracin.

    " La importancia que se le concede al plan es una consecuencia directa de la realizacin de la poltica econmica en los paises de economa socialista. De l deriva la preeminencia de la vertiente aplicada de las ciencias.

    448

  • La ciencia de los geosistemas

    XIII. LA CIENCIA DE LOS GEOSISTEMAS Y LA GEOGRAFA APLICADA

    El desarrollo de la Geografa Aplicada como campo especfico es una condicin esencial para la utilizacin eficaz de los conceptos geogrficos en la vida real. Y la separacin explcita de la investigacin aplicada de la bsica es una condicin para el xito de ambas.

    En la agenda de las conferencias y comits de la Unin Geogrfica Internacional estn ciertos lugares comunes como la urbanizacin, ciertos aspectos de la geografa de la poblacin, la gestin territorial, el desarrollo de la planificacin y otros aspectos de la geografa socio-econmica. Y slo en los campos especficos de la geografa natural como la climatologa, la geomorfologa, la geografa del suelo, etc. es donde se trabaja con proble-mas aplicados. Habitualmente no se clasifican estos estudios dentro de la Geografa Fsica, porque los campos individuales tienen su propia vertiente aplicada.

    Slo cuando la Geografa Fsica se considera ciencia de los geosiste-mas, comienza a tomar contacto con las anteriores reas aplicadas y con independencia respecto de los campos especficos de las ciencias naturales. Al definir el alcance de la ciencia de los geosistemas, se sugirieron objetos de investigacin que llevan directamente a la Geografa Aplicada. Todo lo relacionado con la investigacin de los componentes de los geosistemas, que al mismo tiempo estn afectados por las actividades humanas, tiene significacin aplicada. El conocimiento de estos enlaces es esencial en el diseo, y en la planificacin del uso racional de los recursos tanto cuando hay interferencias con el desarrollo espontneo de la naturaleza, si se desea la colaboracin, como cuando se planean varios tipos de construccin (10), e incluso en la proyeccin futura (15).

    La investigacin del sistema debera emplearse para el diseo y la pla-nificacin. Quizs debera ser miembro de un equipo de planificacin un gegrafo fsico no para consultarle sino para tomar la mejor decisin, y con-siguientemente como experto en la aceptacin del proyecto. El gegrafo fsico aplicado contribuira primero a la planificacin y a la organizacin eje-cutiva, donde se encargara del modo del geosistema para calcular los me-jores instrumentos posibles que se deben usar al interferir en la estructura y en las funciones durante el proceso de ingeniera o de uso agrario del espacio.

    449

  • VCTOR SOCHAVA

    Junto a los proyectos geogrficos megarregionales y globales cuyas reglas bsicas ha determinado el Consejo Cientfico en la Biosfera sometido a la Academia de Ciencias de la URSS, cualquier ley sobre el uso de los recursos naturales, proyectos de gestin territorial, de gestin local, como de construccin de una gran factora que provoque la contaminacin del medio, requiere trabajar en un proyecto que sera una tarea rutinaria para un cuerpo de diseo, para un gegrafo aplicado dentro del equipo.

    Los documentos referentes a la gestin de un rea regional habran de incluir un texto fsico-geogrfico. Hasta ahora se ha reducido a la caracteri-zacin de la regin, y ha sido realizada por un grupo de especialistas. Si estuviera escrita inteligentemente, una caracterizacin de este tipo es cier-tamente til. Pero la aplicacin conseguir ganar por lo menos tanto de las caractersticas de los enlaces detectados en el medio ambiente gracias a la construccin del modelo como por la de los grficos en cuyos vrtices se anotan ciertas proyecciones fsico-geogrficas, cuanto sea capaz el grfico de describir la situacin natural como un todo. Un modelo, o un par de grficos no son suficientes. Los planes regionales requieren varios modelos del medio ambiente y gran nmero de grficos.

    La ciencia de los geosistemas exige tambin la actuacin de un gegrafo fsico incluso all donde se consideraba suficiente la consulta a un especialista industrial. Esto es verdad, en partidular, para el planeamiento de las transfor-maciones y el desarrollo regional. No se puede tratar de actividades hidrol-gicas y de desarrollo de un territorio a menos que (directa o indirectamente) se reconozcan los cambios que pueden ocurrir en la naturaleza. Las soluciones empricas han sido ms ineficaces. Pero por basarse en el concepto de geo-sistema, el gegrafo fsico puede desarrollar varias opciones de modelos de situaciones que pueden seguirse de las transformaciones. Este aspecto de la Geografa Fsica debera combinarse con la evaluacin geogrfica sistemtica de todos los proyectos, particularmente en el asentamiento de poblaciones en nuevas reas. Esta evaluacin en trminos del uso de recursos naturales y de la conservacin del medio ambiente tendra que basarse en los hallazgos de la ciencia de los geosistemas.

    Trabajar en estudios de campo y realizar evaluaciones y pruebas para la conservacin del medio ambiente, parecen ser los campos ms impor-tantes para la Geografa Aplicada tanto en la actualidad como en el futuro. Esta actividad seguir incrementando an ms los mtodos de los estudios geogrficos tales como el anlisis de sistemas naturales y por lo tanto, tam-bin, de la ciencia de los geosistemas.

    450

  • La ciencia de los geosistemas

    BIBLIOGRAFA

    1. ARMAND, A. D. El papel de los modelos en el estudio de los complejos naturales. Mtodos de la investigacin del paisaje, Leningrado 1971, (en ruso).

    2. GERENCHUK, K. I., TOPCHIEV, A. G.: Sobre la estructura y los aspectos dinmicos de la investigacin del paisaje. Sptimo simposio de la ciencia del paisaje (La teora del paisaje actual), Perm 1974 (en ruso).

    3. DRUZHININA, N. P., KRAUKLIS, A. A. : Diseo del proceso de pro-duccin de los geosistemas. Investigacin de la vida en la taiga (Problema y tendencias), Irkutsk 1973 (en ruso).

    4. DYAKONOV, K. fi.: Investigacin de la estabilidad y la variabilidad de los procesos en los geosistemas. Sptimo simposio de la ciencia del paisaje (La teora del paisaje actual), Perm 1974 (en ruso).

    5. ISACHENKO, A. G.: Los aspectos de la dinmica en la ciencia del paisaje de hoy. Sptimo simposio de la ciencia del paisaje (La teora del paisaje actual), Perm. 1974 (en ruso).

    6. KRAUKLIS, A. A.: Sobre ciertos resultados. Regmenes naturales y topogeosistemas en el rea de la taiga de Angara, 1975 (en ruso).

    7. LYAPUNOV, A. A., TITLYANOVA, A. A.: Aproximacin a los sis-temas en el anlisis de procesos de intercambios en la biogeo-cenosis. Revista de Botnica, Vol. 59, n.8, 1974, (en ruso).

    451

  • VCTOR SOCHAVA

    8. Modelos en Geografa, Mosc 1971 (en ruso).

    9. PREOBRAZHENSKY, V. S., ZORIN, I. V., VEDENIN, YU. A.; Aspec-tos geogrficos en la formacin de nuevos tipos de sistemas recreativos. Transacciones de la Academia de Ciencias de la URSS, Serie Geogrfica n. 1, 1972 (en ruso).

    10. RETEIUM, A. YU., DYAKONOV, K. N., KUNITSIN, L. F.: Interac-ciones entre tecnologa y naturaleza. Sistemas geotcnicos. Transacciones de la Academia de las Ciencias de la URSS, Serie Geogrfica, n.4, 1972, (en ruso).

    11. SNYTKO, V. A.: Modelos espacio-temporales de los geosis-temas en los regmenes naturales. Papeles del Instituto de Geografa de Siberia y del Lejano Oriente, n.45, 1974 (en ruso).

    12. SocHAVA, V. B.: Sobre la teora de la clasificacin de los geosstemas con vida terrestre. Papeles del Instituto de Geo-grafa de Siberia y del Lejano Oriente, n.34, 1972, (en ruso).

    13. : El paradigma de los sistemas en geografa. >4cfas de/a Sociedad Geogrfica de la URSS, vol. 105, n. 1973, (en ruso).

    14. : Geotopologa como una rama de los estudios de geoss-temas. Aspectos topolgicos en los estudios de geosistemas, Novosibirsk, 1974 (en ruso).

    15. : La proyeccin como una tendencia importante en la geo-grafa actual. Papeles del Instituto de Geografa de Siberia y del Lejano Oriente, n.43 1974, (en ruso).

    16. SocHAVA, V. B., KRAUKLIS, A. A., MIKHEEV, V. S.: Las dinmi-cas del paisaje y las epifacies. Sptimo simposium de la ciencia del paisaje. (La teora del paisaje actual), Perm 1974, (en ruso).

    17. SocHAVA, V. B., SHOTSKY, V. P., BooKS I. I.: El ferrocarril de Baikal-Amur y su reconocimiento posterior. Papeles del Ins-tituto de Geografa de Siberia y del Lejano Oriente, n.46,1975, (en ruso).

    452

  • La ciencia de los geosistemas

    18. TiMOFE YEV-RESSOVSKY, N. V.: La unidad biocorolgica ele-mental-la biogeocenosis, en TIMOFE YEV-RESSOVSKY, N. V., YABLOKOV, A. Y., GLOTOV N. V., Estudios de poblacin, Mosc 1973 (en ruso).

    19. Topologa de los sistemas de la Estepa. Leningrado, 1970, (en ruso).

    20. Topologa de los geosistemas. Actas del simposium, Irkutsk 1971 (en ruso).

    21. BEAUJEU GARNIER, J.: La Gograhie: mthodes et perspecti-ves, Pars 1971.

    22. BERTALANFFY, L. VON.: General Systems Tieory, New York 1973.

    23. CHORLEY, R. J.: The Role and Relations of Physical Geo-graphy, Progress in Geography. International Reviews of Cu-rrent Research, London 1973, vol. 3.

    24. CHORLEY, R. J., KENNEDY, B. A.: Physical Geography. A Sys-tems Approach, London 1971.

    25. Ecosystems: Structure and Function, Oregon 1972.

    26. MiTTELSTANDT, F. G.: Modellvorstellungen in der Geographie, Wirtschaft Geographie, 1974, B. 18, n.2.

    27. ODUM, E. P.: Fundamentis of Ecology, Phyladelphia-London-Toronto, 1971.

    453