El Investigador Del Fuego

  • View
    216

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of El Investigador Del Fuego

  • 7/30/2019 El Investigador Del Fuego

    1/12

    El investigador del fuegoAntoine Laurent LavoisierHoracio GarcaMxico 1994. Pangea Editores

    En 1743 inici su viaje por el Amazonas el explorador, naturalista, literato y cosmgrafo francsCharles de La Condamine, jefe de la expedicin enviada a explorar la Amrica del Sur por Luis XV, reyde Francia.La exploracin, la primera que se realizaba por esa regin con fines de estudio cientfico, dur cuatromeses, y produjo descubrimientos importantes, no para los pueblos indgenas, sino para los europeos yel resto del mundo.Ese mismo ao Voltaire, el gran escritor, viva prcticamente escondido en un castillo, en el que sehaba refugiado nueve aos antes cuando, por publicar sus Cartas filosficas, se vio obligado a huir paraevitar la persecucin poltica a que su obra haba dado lugar.En ese mismo ao, el 26 de agosto de 1743, naci en Pars Antoine Laurent Lavoisier, quien vendra aser con el tiempo el hombre llamado a revelar una de las incgnitas ms antiguas y apasionantes para lahumanidad: la naturaleza del fuego.Lavoisier vivi en la segunda mitad del siglo xviii, el llamado Siglo de las Luces. En el siglo de laliberacin del pensamiento humano, el siglo de los grandes planteamientos filosficos, de la renovacinde las formas musicales. Es el siglo de los enciclopedistas, el que presencia en Inglaterra el principio deesa gran revolucin en las condiciones de vida de los artesanos, obligados a trasladarse a los grandescentros de produccin, a las fbricas; revolucin profunda en los sistemas de produccin y en lasrelaciones de trabajo, la revolucin industrial, que se inicia en ese pas gracias a la utilizacin de lapotencia motriz del fuego. Y finalmente es el siglo de la otra revolucin, la social, la francesa, quetantas consecuencias tuvo en el cambio de estructuras y pensamiento en el resto del mundo.Por otra parte, el siglo xviii es el de las grandes exploraciones, de la expansin geogrfica y guerrasentre las potencias europeas que se disputaban la hegemona.No es una centuria tranquila. En ella se produce la primera guerra europea, es decir la que arrastr a lamayor parte de las potencias de ese continente a luchar, a lo largo de siete aos, unas contra otras. Enese siglo, el inicuo negocio de la esclavitud se extiende a costa de los infelices africanos, utilizados portodos los colonos de Amrica como mano de obra en sus plantaciones coloniales.

    Siglo en el que los pobres se hacen ms pobres, mientras los aristcratas terratenientes aumentan sincesar su poder sobre ellos.

    Las exploraciones del siglo XVIII revelaron nuevos mundos para el viejo mundo

    Una teora para un siglo: la teora del flogisto, antecedentes y desarrollo

    La teora de las cuatro sustancias o principios fundamentales defendida y perfeccionada porAristteles en el siglo iv antes de nuestra era, se mantuvo en el fondo de todas las ideas sobre lanaturaleza de las cosas hasta llegar al siglo XVII.

  • 7/30/2019 El Investigador Del Fuego

    2/12

    Paracelso, mdico y alquimista alemn, haba defendido en el siglo xvi la existencia de un principio dela combustin, al que llam azufre, contenido por las sustancias capaces de arder. Las que no sequemaban, opinaba Paracelso, carecan de este principio.

    En el siglo siguiente los ingleses Robert Boyle y Robert Hooke estudiaron el fuego con profundointers. Para Boyle, las ideas de Paracelso y los alquimistas eran producto de la ignorancia y eloscurantismo; rechazaba la existencia de las sustancias fundamentales, simples, entre las que se

    encontraba el fuego, y apoyaba la teora mecnica corpuscular, segn la cual la materia estaba formadapor pequesimas condensaciones de la misma, corpsculos siempre en movimiento, que podanasociarse o separarse entre s originando las sustancias y los cuerpos.

    Esta teora se aproximaba mucho a la teora atmica enunciada en el siglo y antes de nuestra era porLeucipo y su discpulo Demcrito, sin ser exactamente la misma.Para los alquimistas el fuego representaba un medio de matar la materia, de destruir su forma para darorigen a otra diferente.En la poca de Boyle, segunda mitad del siglo xvii, el calentamiento de los metales se conoca con elnombre de calcinacin y a su producto, lo que hoy llamamos xido metlico, se lo llamaba calmetlica.Doyle hizo dos importantes observaciones: que al calcinar el metal se consuma are, y que la cal

    metlica pesaba ms que el metal original.Consecuente con su manera de entenderla estructura de la materia, Doyle vea que el fuego, comocualquier sustancia, estaba formado por esas condensaciones de corpsculos, tomos de fuego, y llega la conclusin de que durante la combustin estos tomos de fuego se incorporaban al metal,aumentando por eso su peso.En cambio, el cientfico Robert Hooke, quien fuera ayudante de Doyle, lleg a otra conclusin: a lasustancia que arda se incorporaba un componente del aire que tambin se encontraba en lo quellamaban nitro, componente explosivo del salitre, hoy conocido como nitrato de potasio.

    El fuego era una de las cuatro sustancias elementales propuestas por Aristteles.

    Pero sus conclusiones fueron tornadas como simples opiniones y de stas haba muchas diferentes.

    Conviene advertir que la qumica no era todava una profesin. Era una aficin, una ocupacin de losfilsofos de la naturaleza, farmacuticos y mdicos en su mayora, preocupados por conocer laestructura y las propiedades de la materia.

    Uno de estos mdicos, seguidor de Paracelso, el alemn Johann Joachim Becher, contemporneo deBoyle y Hooke, public en 1669 una obra, Acta laboratori Chyrnia Monaceusis sen Physca subterranea,en la que, inspirado en el mdicoalquimista, opinaba que la materia estaba constituida por trestierras diferentes: terrafusils, terragrasa y terra mercurialis.

  • 7/30/2019 El Investigador Del Fuego

    3/12

    Era la terragrasa, opinaba Becher, la que se encontraba en todas las sustancias combustibles ycarbonizables, y esta terragrasa se escapaba al producirse la combustin.Becher detallo su teora en otra obra aparecida en 1682, el ao de su muerte, titulada Alphabetumminerale sen viginti quartilor chymcae, sin pensar que al hacerlo estaba influyendo en la forma depensar de casi todos los filsofos de la naturaleza del siglo siguiente De ese planteamiento habra desurgir una teora sobre el fuego y la combustin que sera considerada como una de las ms perfectasdel siglo xviii, aceptada incluso por inteligencias tan lcidas como la de Kant, el gran filsofo que

    tambin fuera maestro de mineraloga y mecnica en Koenigsberg.Y sin embargo esa teora, llamada flogisto, era falsa. Quien la desarrollo fue otro mdico alemn,Georg Ernst Stahl, nacido en 1660 en Ausbach, que estudi medicina en Jena y lleg a ser mdicopersonal del rey Federico Guillermo 1 de Prusia.Stahl su interes, como tantos mdicos de la poca, en el estudio (le las transformaciones de la materia,lo que se vena llamando qumica cada vez con mayor frecuencia, desde que Paracelso propusiera estenombre; pero se preocupo de mantener perfectamente separada su actividad profesional la prctica dela medicina de su aficin por el estudio de la materia y sus transformaciones.Stahl era partidario de la nueva actitud frente al estudi de la naturaleza, ms racional, ms crtica, msatenta a realizar primero amplias, cuidadosas y rigurosas observaciones de los fenmenos, para despustratar de explicar, mediante teoras, lo observado. Heredero de las ideas y mtodos de aquellos quehaban revolucionado la forma de aproximarse al estudio de la naturaleza, Galileo, Boyle, Hooke,

    Gassendi, Sigenza y Gngora, Harvey, y muchos ms, Stahl crea que la qumica no contaba con basesexperimentales slidas, y por eso se preocupaba por no mezclarla con la prctica mdica.Por supuesto todo hubiera estado muy bien si la propia medicina de la poca se hubiese sustentado sobreideas, movimientos y teoras superiores a las que tenan los aficionados a la qumica y los mismosalquimistas, pero sabernos que esto no era as. La medicina de entonces se encontraba aprisionada porlos dogmas de Galeno y Aristteles.Y Stahl, creyendo actuar racional y metdicamente, en lugar de avanzar en el conocimiento de laconducta de la materia, postul una teora falsa que convenci a todo el mundo durante una centuria yque fue la ms famosa de ese siglo.Immanuel Kant escribi en su Crtica de la razn pura: Con la teora del flogisto de. Stahl se hizo la luzpara todos los investigadores de la naturaleza.Sin duda se trat de un relmpago cegador.

    Pero qu afirmaba Stahl en su teora de! flogisto?Propona que las sustancias capaces de arder lo eran por contener un principio de combustin, al quellam flogisto, de la palabra griega phlogsts, inflamable, que escapaba al aire o se trasladaba de unasustancia a otra durante la combustin.Como vemos, la teora era la misma que la enunciada por Becher, cambiando el trmino terra-grasapor flogisto.Pero Stahl la ampli afirmando que las sustancias combustibles podan tener ni o menos flogisto y, enconsecuencia, arder con mayor o menor intensidad y facilidad. El carbn, que era el mejor combustibleconocido de la poca, debera estar constituido, opinaba Stahl, casi totalmente por flogisto; la madera,las telas, el papel deban contener bastante flogisto, y tambin lo contenan en menor proporcin lassustancias presentes en los seres VIVOS, mientras sustancias como la arena no lo contenan.Segn esta teora, el flogisto escapaba durante la combustin a travs de la llama. La calcinacin de los

    metales iba acompaada de esa fuga mientras stos se transformaban en la cal metlicacorrespondiente.Es interesante preguntarse por qu se crey tan fcilmente en esta teora, dado que los investigadorescomo Stahl no podan dejar (le saber, porque lo haban determinado usando la balanza, que la calmetlica era ms pesada que el metal y que, en general, el peso total de los productos de la combustinera mayor que el de las sustancias que se iban a generar.Toda la e