Click here to load reader

De La Época Arcaica Se Han Hallado

  • View
    217

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

arcaica

Text of De La Época Arcaica Se Han Hallado

De la poca arcaica se han hallado, adems de instrumentos lticos y huesos de animales, artefactos de madera y hueso, y tejidos anudados de fibras vegetales.Como prueba de esa presencia humana, en los estratos ms profundos de la cueva se encontraron restos de carbn de los fogones, as como artefactos lticos toscos: raspadores, chancadores, martillos de piedra, una punta lanceolada, as como un pequeo cuchillo bifacial, materiales todos que los hombres primitivos dejaron abandonados. Asociados a esta primera ocupacin se encontraron adems un premolar y una falange humanos.

ParacasConstruan chozas de troncos, carrizo, huesos de ballena y paja. Adems de los cultgenos mencionados aprovechaban los recursos hidrobiolgicos de litoral. Parte de su dieta lo conformaban los pescados, cangrejos, mejillones (choros), aves y lobos marinos.

Muy cerca de Santo Domingo, en Paracas, ngel descubri el osario de Cabeza Larga con restos humanos incompletos de hasta 60 individuos colocados entre capas de esteras y pieles de animalesEl hombre de Paracas construy un grupo reducido de viviendas debajo del nivel del suelo para protegerse de las arenas del desierto y del clima. Estas chozas o casas primitivas tenan forma circular y un dimetro de 5 a 6 m, todas de caas y pajas, agrupadas en torno a una habitacin mayor, de unos 11 m de dimetro. Posiblemente albergaba a unas 50 personas. Santo Domingo es pues una de las ms antiguas aldeas del Per, junto con La Paloma y Chilca, aunque estas tienen acumulaciones mayores de viviendas.

En TELARMACHAY los hombres de este lugar tuvieron la necesidad de fabricar instrumentos y herramientas para llevar una vida sedentaria; en la regin andina central denticulados o lisos en los niveles formativos y pre cermicos han sido encontrados. D. Morales piensa que las piezas denticuladas pudieron servir como peines para cardar la lana, o como instrumentos para tejer, J. Rick sugiere tambin un posible uso en relacin con la carnicera o la recoleccin de vegetales. Sin embargo, las finas denticulaciones parecen mal adaptadas a un trabajo de cardado y, por otro lado, la hiptesis de instrumentos para tejer es excluida de entrada en la medida en que, en TELARMACHAY, estas herramientas son particularmente numerosas durante las fases donde la tcnica del tejido no era an conocida.En cuanto a la lana, si bien han sidTelarmachayTelarmachay es el nombre de una cueva ubicada a 4,420 m.s.n.m., en las alturas de San Pedro de Cajas (Junn). Fue habitada por los hombres andinos entre los 8,000 y 7,000 a.C.. Retiradas las nieves perpetuas, que desde la ltima glaciacin estuvieron presentes en los Andes, los hombres andinos pudieron utilizar la cueva como refugio gracias a las abundantes lluvias que convirtieron los alrededores de la cueva en grandes pastizales y aseguraron la presencia de animales en la zona. En Telarmachay se encontraron abundantes restos lticos y seos en los diferentes estratos de la cueva lo que facilit el anlisis y estudio principalmente de la dieta del hombre andino que habit esta abrigo. Los camlidos continuaron siendo la principal fuente de alimento, pero a diferencia de otros estadios culturales, en Telarmachay aparece la domesticacin de estos animales. El anlisis muestra el constante y progresivo consumo de camlido hasta un 90% entre la primera y ltima capa estratigrfica. La preparacin de alimentos del hombre de Telarmachay fue compleja. Sus fogones, parecidos a la actual pachamanca, muestran una tecnologa adelantada para su poca, pues calentaban los lquidos y sus alimentos con piedras calientes. En las cenizas de sus fogones enterraban las piedras pues de esta manera eliminaban el agua de su composicin y era ms fcil su tallado.

Se encontraron fogones parecidos al de la pachamanca

HOMBRE DE CHILCA

Las aldeas estaban formadas por chozas cnicas de base circular, hechas a bases de caas amarradas con sogas de junco. La antigedad de los restos es de 4000 aos a.C. aproximadamente y pertenecen al periodo Arcaico Temprano.

Sus habitantes se alimentaban de peces, mariscos, lobos marinos, pallares, calabazas y zapallos. Adems, se sabe que los aldeanos de Chilca desarrollaban complejos rituales funerarios colocando a sus muertos en el subsuelo, al interior de sus mismas habitaciones. Los cadveres estaban envueltos por esteras de fibra vegetalhechas de junco, caa o esteras, soportadas por ramas o caas gruesas. Al interior, el piso estaba excavado a unos 40 centmetros de la superficie. El dimetro promedio, para las chozas, es de 2.50 metros. Sobre el piso, una delgada cobertura de restos de conchas, plantas y otros materiales orgnicos. Por ello se pudieron identificar restos de pallares (Phaseolus lunatus l.), jquima (pachyrrhizus tuberosus) y algodn (Gossypium barbadense L.). Sobre la forma preciza de la chozas, no se ha podido determinar cual era, pues (hasta ahora) nadie ha reportado el hallazgo de un techo completo. Por ello, las casas en Pueblo 1, bien pudieron ser de techo cnico (como popularmente se las ilustra), o bien, tener techo plano, pues como reporta Engel, al interior de la choza haban improntas de postes.

Aislados, conteniendo uno o dos cuerpos. Se ubicaban dentro y fuera de las chozas. Mltiples, conteniendo muchos cuerpos. En una choza se pueden encontrar 8 cuerpos. Cementerio, fuera de la zona de chozas, al lado oeste del pueblo. os cuerpos fueron enterrados envueltos en esteras de junco amarrados con soguillas, formando un bulto o fardo. Los excavados por Engel, estaban en mal estado de conservacin, pero, a pesar de ello, pudo advertir que a los muertos se les enterr cubiertos por una camisa, manto o pao de algodn. Engel reporta que en algunos de estos entierros, el cuerpo fue envuelto en varias capas de tejido de algodn. Cubriendo la cara, solan poner una bolsa, hecha en tejido anillado. No sa ha reportado el uso de cuero o calzado. Tal parece, que el hombre de Chilca camin descalzo. Los entierros de nios, recin nacidos o fetos y prematuros son los mejor preparados, tanto en Chilca como en otros sitios contemporneos. El pequeo fardo era colocado sobre una cama de piedras o de arena rodeado de paja. Para preparar el entierro, los padres se desprendan de lo mejor que tenan: telas finas y collares. Los fardos funerarios en Chilca nos revelan la gran importancia que se le tena, desde esos lejanos tiempos, al vestido, sobre todo en das festivos, o momentos trascendentales (como la muerte).l PuebloLos habitantes de Chilca vivieron en chozas de forma circular con paredes hechas de junco, caa o esteras, soportadas por ramas o caas gruesas. Al interior, el piso estaba excavado a unos 40 centmetros de la superficie. El dimetro promedio, para las chozas, es de 2.50 metros. Sobre el piso, una delgada cobertura de restos de conchas, plantas y otros materiales orgnicos. Por ello se pudieron identificar restos de pallares (Phaseolus lunatus l.), jquima (pachyrrhizus tuberosus) y algodn (Gossypium barbadense L.). Sobre la forma preciza de la chozas, no se ha podido determinar cual era, pues (hasta ahora) nadie ha reportado el hallazgo de un techo completo. Por ello, las casas en Pueblo 1, bien pudieron ser de techo cnico (como popularmente se las ilustra), o bien, tener techo plano, pues como reporta Engel, al interior de la choza habn improntas de postes.Los Entierros

Entierro de un FetoSe han identificado 3 tipos de entierros: Aislados, conteniendo uno o dos cuerpos. Se ubicaban dentro y fuera de las chozas. Mltiples, conteniendo muchos cuerpos. En una choza se pueden encontrar 8 cuerpos. Cementerio, fuera de la zona de chozas, al lado oeste del pueblo.Los cuerpos fueron enterrados envueltos en esteras de junco amarrados con soguillas, formando un bulto o fardo. Los excavados por Engel, estaban en mal estado de conservacin, pero, a pesar de ello, pudo advertir que a los muertos se les enterr cubiertos por una camisa, manto o pao de algodn. Engel reporta que en algunos de estos entierros, el cuerpo fue envuelto en varias capas de tejido de algodn. Cubriendo la cara, solan poner una bolsa, hecha en tejido anillado. No sa ha reportado el uso de cuero o calzado. Tal parece, que el hombre de Chilca camin descalzo. Los entierros de nios, recin nacidos o fetos y prematuros son los mejor preparados, tanto en Chilca como en otros sitios contemporneos. El pequeo fardo era colocado sobre una cama de piedras o de arena rodeado de paja. Para preparar el entierro, los padres se desprendan de lo mejor que tenan: telas finas y collares.Los fardos funerarios en Chilca nos revelan la gran importancia que se le tena, desde esos lejanos tiempos, al vestido, sobre todo en das festivos, o momentos trascendentales (como la muerte).

Ayacucho. La intrigante Cueva de Pikimachay se encuentra en la provincia de Huamanga, al norte de Ayacucho. Cuenta con 24 metros de ancho y 23 metros de altura. En esta cueva han sido hallados instrumentos lticos del paleoltico andino y restos seos de antiguos animales.Los turistas, viajeros o fotgrafos, al entrar a la cueva, experimentan cmo era en aquella poca el hbitat de los primeros pobladores de la zona. Un viaje a travs del tiempo, la cultura y el paisaje. Durante las primeras excavaciones, se encontraron chancadoras, descarnadores, puntas unificales y raspadores, as como huesos de tigres de cueva, mastodontes, camlidos y osos perezosos gigantes.Tambin es un gran atractivo por la vista que existe desde la cueva, en donde se puede observar el paisaje andino y el obelisco de la Pampa de Ayacucho.

Search related