Cuentos- La Rana y El Escorpion

Embed Size (px)

Text of Cuentos- La Rana y El Escorpion

  • 7/23/2019 Cuentos- La Rana y El Escorpion

    1/2

    uenta un relato popular africano que en las orillas del ro Nger, viva una rana muy

    generosa. Cuando llegaba la poca de las lluvias ella ayudaba a todos los animales que se

    encontraban en problemas ante la crecida del rio.

    Cruzaba sobre su espalda a los ratones, e incluso a alguna nutritiva mosca a la que se le

    mojaban las alas impidindole volar. Pues su generosidad y nobleza no le permitan

    aprovecharse de ellas en circunstancias tan desiguales.

    ambin vivia por all un escorpi!n, que cierto da le suplic! a la rana" #$eseo atravesar el

    ro, pero no estoy preparado para nadar. Por favor, hermana rana, llvame a la otra orilla

    sobre tu espalda%

    &a rana, que haba aprendido mucho durante su larga vida llena de privaciones y

    desencantos, respondi! enseguida" #'(ue te lleve sobre mi espalda) *Ni pensarlo+ *e

    conozco lo suficiente para saber que si te subo a mi espalda, me inyectars un veneno letal

    y morir+%

    -l inteligente escorpi!n le dijo" #No digas estupideces. en por seguro que no te picar.

    Porque si as lo hiciera, t te hundiras en las aguas y yo, que no s nadar, perecera

    ahogado%

    &a rana se neg! al principio, pero la incuestionable l!gica del escorpi!n fueron

    convencindola/ y finalmente acept!. &o carg! sobre su resbaladiza espalda, donde l se

    agarr!, y comenzaron la travesa del ro Nger.

  • 7/23/2019 Cuentos- La Rana y El Escorpion

    2/2

    odo iba bien. &a rana nadaba con soltura a pesar de sostener sobre su espalda al escorpi!n.

    Poco a poco fue perdiendo el miedo a aquel animal que llevaba sobre su espalda.

    &legaron a mitad del ro. 0trs haba quedado una orilla. 1rente a ellos se divisaba la orilla

    a la que deban llegar. &a rana, hbilmente sorte! un remolino/

    1ue aqu, y de repente, cuando el escorpi!n pic! a la rana. -lla sinti! un dolor agudo y

    percibi! c!mo el veneno se e2tenda por todo su cuerpo. Comenzaron a fallarle las fuerzas

    y su vista se nubl!. 3ientras se ahogaba, le quedaron fuerzas para gritarle al escorpi!n"

    #*&o saba+. Pero/ 'Por qu lo has hecho)%

    -l escorpi!n respondi!" #No puedo evitarlo. -s mi naturaleza%

    4 juntos desaparecieron en medio del remolino mientras se ahogaban en las profundas

    aguas del ro Nger.

    Nota: Como rana de pura cepa desde hace muchas generaciones, tengo que aadir que la

    rana tampoco pudo evitarlo. Tambin es su naturaleza

    Fuente: autor desconocido