Catalogo Novoled: Iluminaci³n por Tecnolog­a led de calidad

  • View
    1.150

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

En realidad, las lámparas de "bajo consumo" no son algo mejor, porque básicamente son iguales a los viejos y espantosos tubos fluorescentes que se usan desde hace más de medio siglo. Ambos dispositivos de iluminación emplean un recubrimiento de óxido de mercurio en su pared interior, más un añadido de fósforo que se excita con la elevada corriente que corre entre sus electrodos y produce la luz. Los viejos balastos de los tubos funcionan a 50 o 60 Hz (o ciclos por segundo), por lo que la frecuencia de encendido y decaimiento del fósforo es de 50 Hz y eso produce algunos inconvenientes en talleres que usan tornos y otras máquinas rotativas y algunas veces han sido causa de accidentes menores o graves en los operarios. Se debe a que 50 Hz está muy cerca del tiempo de persistencia de la sensación en la retina (1/16 de segundo) y el tiempo de demora del fósforo para disminuir o au-mentar su luminancia agrava el problema.Las nuevas lámparas de bajo consumo son fluorescentes que tienen una forma más compacta, tienen el balasto incluido dentro de su aún voluminoso zócalo, y las más baratas siguen con su frecuencia de 50-60 Hz de encendido apagado. Las más caras y modernas tienen balastos que trabajan en la frecuencia de los 2000 Hz, por lo que el problema de visión "titilante" es totalmente eliminado.Pero poco se ha analizado el problema del mercurio y el fósforo, tanto en los viejos tubos como en las modernas "bulbitos ahorradores" de bajo consumo. El polvillo blanco que recubre su interior es óxido de mercurio y fósforo. Existe peligro por los riesgos para la salud que surgen de los tubos fluorescentes que se rompen a diario en el mundo y las lámparas de bajo consumo.La Tecnología LED, que no contiene mercurio o fósforo, tienen menor consumo que las fluorescentes, mejor rendimiento, menor costo y mayor duración. Además hacen el mantenimiento prácticamente innecesario pues tienen de 40,000 a 11,000 hrs de vida útil. Son de bajo voltaje, resistentes y más brillantes, además de que pueden hacerse en laos grados kelvin deseados para ir desde un blanco 3500°K (luz cálida: tipo bombilla incandescente) hasta los 7000°k (luz fría: tipo xenón). Sus aplicaciones son infinitas, en cualquier sitio donde se quiera poner luz.