Lecci³n 7 - El amor es todo lo que necesitamos

  • View
    4.238

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of Lecci³n 7 - El amor es todo lo que necesitamos

  1. 1. Leccin 7: El amor es todo lo que necesitamos 1 Juan 3.11-24 ste es el mensaje que han odo ustedes desde el principio: que nos amemos unos a otros. 1 Juan 3.11
  2. 2. Propsito A travs de esta leccin nos damos cuenta que el amor es la seal por excelencia de la presencia de Dios en la vida del y la creyente. Con el acontecimiento de Cristo, Dios muestra la inmensidad de su amor por la humanidad y nos ensea que la vida tiene que regirse por los principios del amor, si es que aspiramos a un ordenamiento moral y social que genere ptimas condiciones de vida. En adicin, veremos que el amor hay que acreditarlo mediante obras concretas de misericordia.
  3. 3. Bosquejo de la leccin I. El mensaje y su contenido (1 Jn 3.11). II. El ejemplo de Can (v. 12). III. El odio mata, el amor edifica (vv. 13-16). IV. Lo que acredita el amor (vv. 17-18). V. El amor y la obediencia (vv. 19-24).
  4. 4. Vocabulario bblico AMOR DE DIOS: Ningn autor ha insistido tanto en la virtud del amor, como lo ha hecho Juan. La razn para ello es que en Jesucristo se da la expresin mxima del amor de Dios. Segn su teologa, hablar de Dios es hablar del amor y viceversa, porque Dios es amor. Jess es la encarnacin del amor de Dios hacia los seres humanos, por tanto es su mayor representante, Quien a su vez lo transmite a sus discpulos mediante la fe en l. Este amor es vital y activo y constituye la esencia misma de la experiencia cristiana, es decir, es la seal por excelencia de que en efecto, hemos conocido a Dios.
  5. 5. 1 Juan 3.11-13 RVR 11 ste es el mensaje que habis odo desde el principio: que nos amemos unos a otros. 12 No como Can, que era del maligno y mato a su hermano. Y por que causa lo mato? Porque sus obras eran malas y las de su hermano, justas. 13 Hermanos mos, no os extrais si el mundo os odia. VP 11 ste es el mensaje que han odo ustedes desde el principio: que nos amemos unos a otros. 12 No seamos como Can, que era del maligno y mato a su hermano. Y por que lo mato? Pues porque los hechos de Can eran malos, y los de su hermano, buenos. 13 Hermanos mos, no se extraen si los que son del mundo los odian.
  6. 6. 1 Juan 3.14-15 RVR 14 Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, porque amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano permanece en muerte. 15 Todo aquel que odia a su hermano es homicida y sabis que ningn homicida tiene vida eterna permanente en l. VP 14 Nosotros hemos pasado de la muerte a la vida, y lo sabemos porque amamos a nuestros hermanos. El que no ama, an esta muerto. 15 Todo el que odia a su hermano es un asesino, y ustedes saben que ningn asesino puede tener vida eterna en si mismo.
  7. 7. 1 Juan 3.16-18 RVR 16 En esto hemos conocido el amor, en que l puso su vida por nosotros; tambin nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. 17 Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad y cierra contra el su corazn, cmo mora el amor de Dios en l? 18 Hijitos mos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. VP 16 Conocemos lo que es el amor porque Jesucristo dio su vida por nosotros; as tambin, nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos. 17 Pues si uno es rico y ve que su hermano necesita ayuda, pero no se la da, cmo puede tener amor de Dios en su corazon? 18 Hijitos mos, que nuestro amor no sea solamente de palabra, sino que se demuestre con hechos.
  8. 8. 1 Juan 3.19-21 RVR 19 En esto conocemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de l, 20 pues si nuestro corazn nos reprende, mayor que nuestro corazn es Dios, y l sabe todas las cosas. 21 Amados, si nuestro corazn no nos reprende, confianza tenemos en Dios; VP 19 De esta manera sabremos que somos de la verdad, y podremos sentirnos seguros delante de Dios; 20 pues si nuestro corazn nos acusa de algo, Dios es ms grande que nuestro corazn, y lo sabe todo. 21 Queridos hermanos, si nuestro corazn no nos acusa, tenemos confianza delante de Dios;
  9. 9. 1 Juan 3.22-23 RVR 22 y cualquiera cosa que pidamos la recibiremos de l, porque guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que son agradables delante de l. 23 Y ste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado. VP 22 y l nos dara todo lo que le pidamos, porque obedecemos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. 23 Y su mandamiento es que creamos en su Hijo Jesucristo, y que nos amemos unos a otros como l nos mando.
  10. 10. 1 Juan 3.24 RVR 24 El que guarda sus mandamientos permanece en Dios, y Dios en l. Y en esto sabemos que l permanece en nosotros, por el Espritu que nos ha dado. VP 24 Los que obedecen sus mandamientos viven en l, y l vive en ellos. Y en esto sabemos que l vive en nosotros: por el Espritu que nos ha dado.
  11. 11. Resumen - 1 Al involucrarnos por la fe en el Ser de Dios, la vida humana se recrea con la adquisicin de los autnticos valores de su maravillosa gracia. El amor es la virtud que mejor adorna a un ser humano. En cuanto a la fe cristiana, siempre debe estar presente, como prenda y seal en la vida de quienes afirman seguir a Jesucristo. La exhortacin de Jess a la solidaridad con quienes ren o lloran, es la invitacin a hacer de las tristezas o las alegras de los otros como si fueran nuestras, no a travs de expresiones utpicas de buena retrica, pero si mediante el amor prctico que se apodera de los sentimientos de los dems, sin importar su origen. La mayor expresin del amor de Dios por la humanidad son los medios de gracia, que en Jesucristo, ha puesto a nuestro alcance para hacer posible el milagro del perdn y la reconciliacin con l.
  12. 12. Resumen - 2 El amor es lo que autentifica el perdn y lo que da paso a una verdadera calidad de vida. Los signos y las seales de los tiempos nos advierten de las serias y trgicas consecuencias que nos advienen ante el odio y el egosmo que, parece, hemos impuesto en sustitucin del amor. La prctica del amor fraternal nos libra del egosmo y de la ambicin desenfrenada, para dar paso al surgimiento de relaciones de confraternidad y hermandad. En los ltimos tiempos hemos sido testigos de cmo el buen testimonio de la iglesia ha sido mancillado por conductas impropias de personas sagaces que se han infiltrado en su seno con fines contrarios al propsito de Dios.
  13. 13. Oracin Seor, Dios Omnipotente, te damos gracias porque tu amor es inmutable. Recibe el testimonio de nuestra gratitud por todas tus bondades y misericordias. Capactanos de da en da para ser autnticos representantes de tu inmenso amor, y que a travs de nuestro testimonio, le hagamos ver al mundo la necesidad de tu Gracia. Aydanos a amar como Tu nos amas para poder construir espacios de tolerancia y de hermandad. En el nombre de Cristo oramos. Amn.