Vivir el Vino n 125

  • View
    221

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Las últimas novedades, las mejores firmas y toda la actualidad del vino y la gastronomía para que vivas el Vino.

Text of Vivir el Vino n 125

  • 11Magnficos2014

    No.125junio - julio 2014

    Homenaje a los viticultores del Siglo XXI

    Los mejores restaurantes del mundo. Espaa arrasa

    Preparando la vendimia. Todo a punto para el gran momento

    3.50

    Este verano damos en el blancoRas Baixas Vs. Rueda

    ww

    w.v

    ivir

    elv

    ino

    .co

    m

  • 64

    Entrevinos

    No me reero hoy a esos vinos que destacan porque son los ms caros o los ms exquisitos de entre los muy exquisitos. Escribo en esta ocasin sobre los vinos que nacen de la altitud, de viedos situados a dos mil metros o ms, y que son ciertamente una excepcin desde todo punto de vista. Tuve ocasin de degustar un vino ms que agradable, de mucha altitud, en los altos del Golan, territorio israel en litigio con Siria en donde se producen unos vinos ciertamente espectaculares. Quizs no tanto como los del Valle de la Bekaa, en Lbano, famosos desde siempre y verdaderamente sorprendentes por su altsima calidad y extraordinario sabor. Los libaneses han elaborado unos caldos con gran personalidad, y los israeles no se quedan atrs, pues su tradicin vinatera se remonta a los tiempos del antiguo testamento, siempre con gran resonancia, la verdad.Son los del Golan tintos de altura, cuyas bodegas y viedos tuve ocasin de visitar hace cuatro aos con motivo de un viaje a Israel. Me sorprendieron gratamente, pues pensaba que a esa altitud ( por encima de los mil metros, en este caso) es difcil obtener un resultado positivo, desde el punto de vista de la viticultura. Pero mucho ms me han sorprendido aun los vinos tintos bolivianos, que se producen casi siempre a altitudes por encima de los dos mil metros, algo que parece imposible para quienes no estamos acostumbrados a vivir en tales cimas.Tengo que decir que no conoca Bolivia, pero que en mi breve estancia en este pas ( dos dias y medio) he tenido oportunidad de descubrir cosas que no poda ni imaginar. La primera, que Evo Morales, el presidente indgena del pas, es uno de los hombres que ms madruga del mundo. A las 5 a.m empiezan sus audiencias. A mi y a un par de compaeros de la Agencia Efe nos cito a las 5,05 de la madrugada, y all estaba l a esa hora para recibirnos y nosotros para contarlo. Nos tuvimos que levantar a las 3,30 am, y nos explic el presidente que en su pas todo es un poco distinto. La gente vive arriba de los cuatro mil metros de altitud, estn acostumbrados al calor intenso del medioda y al fro insoportable de la noche, tienen que tomar infusiones de hoja de coca para soportar el mal de la altura, y hay que tomarse la vida con ms tranquilidad de lo normal, pues a

    tantos metros de altitud el cuerpo se le vuelve a uno del revs, respira menos, aguanta menos y la tranquilidad es una autntica necesidad.Algo que no notas cuando ves como Evo comienza su jornada a las 5 am y la acaba a las ocho de la tarde/noche, tras realizar dos o tres vuelos al da y recibir a decenas de personas en su despacho.Supongo que es cosa de acostumbrarse. E Igual le pasa al vino. Hay en Bolivia unos monovarietales malbec, shiraz, pinot noir, cabernet y otros ms que atractivos, muy apetecibles, deliciosos para acompaar con la carne de yama o para degustar con el lete de trucha del lago titicaca, un plato espectacular que lo es an ms si va acompaado de una ensalada de quinoa.Los vinos bolivianos son ciertamente desconocidos pero me atrevo a recomendarlos con la seguridad de saber que quien los pruebe se sentir tan agradablemente sorprendido cmo en mi caso. Tienen un regusto a tierra que le da una gran personalidad, y son sin duda alguna diferentes. Probablemente los vinos con ms personalidad del mundo. Que ya es decir. Nunca pude imaginar que a tanta altura la vida fuera tan normal como al lado mismo del mar. Es verdad que el cuerpo lo nota y que hay que ir por la vida de otra manera, con menos agresividad y ms pasividad. Pero esto a Evo Morales no le importa demasiado. Y a sus vinos bolivianos, menos. Estn tan buenos como los argentinos y los chilenos. O ms. Y con mucha menos fama, por cierto.

    Vinos de mucha altura

    Jos Antonio VeraPresidente de la Agencia EFE

  • 1Editorial

    Si el gran Fernando Lzaro Carreter puso El Dardo en la Palabra (DEBOLSILLO, 2009) para hacer una radiografa de la lengua castellana, nosotros lo haremos al mercado del vino. Los pases productores, vase Espaa, Francia e Italia, cada vez beben menos. Mientras, los que no han visto una cepa en su vida, estn mostran-do gran inters. Estados Unidos, por poner un ejemplo, ya es el mayor consumi-dor de vino del mundo, desbancando a nuestra vecina Francia. Qu est pasan-do? Nuestros bodegueros ya no ponen el dardo en la Vieja Europa, sino que su dia-na se centra en los pases del Nuevo Mundo. Claro est, que no todo vale y que la competencia es dura, pero el sector est haciendo un gran esfuerzo por comercia-lizar sus vinos fuera de nuestras fronteras. Grandes y pequeos grupos ya cuen-tan con un porcentaje destacado de exportacin, menos mal, pero no es sucien-te. A pesar de los record que cada ao alcanzan las ventas en el exterior, en Es-paa sigue sobrando vino, sobre todo en Castilla la Mancha. Para que muchas no mueran ahogadas en el intento, se est pidiendo a la administracin que acte con polticas de subvencin para retirada de los stocks, destilacin en crisis para con-vertir el vino en alcohol para destileras o industriatodo para no vivir el hundimien-to del Titanic manchego. Son las luces y sombras de un sector que tiene en los pequeos viticultores su pen ms dbil. En este nmero homenajeamos a estos hombres y mujeres que a lo largo del tiempo han cuidado de nuestras vias para ofrecer los mejores vinos. El prximo mes de agosto se celebra el da del viticultor y desde Vivir el Vino nos hemos adelantado.

    Y con un consumo cada vez ms bajo, llega el verano y la merma en las ventas de vino. La cerveza e incluso los combinados a base de vino (sangra y tinto de vera-no) hacen su agosto, pero en este nmero podr ver tambin los grandes blancos que tenemos en nuestro pas. Eso s, servidos a temperaturas adecuadas, en tor-no a los 10. Que el que invent el dicho de la temperatura ambiente no haba pisa-do nunca un chiringuito de Mlaga a las 3 de la tarde en pleno agosto. Este verano daremos en el blanco si optamos por estos vinos refrescantes y tambin los rosa-dos, por supuesto. En estas pginas incluso nos atrevemos a maridarlo con la me-jor gastronoma cordobesa. Feliz verano a todos y nos vemos a la vuelta.

    El dardo en el mercado

    Consejo Editorial

    EL POSOPara adelantarse a todos los problemas que estn

    surgiendo de comercializacin y stocks bien estara que la

    Organizacin Interprofesional del Vino Espaol fuera una

    realidad. Parece ser que cada vez est ms cerca y ya se han celebrado las primeras

    reuniones entre Ministerio y el conjunto del sector vitivincola.

  • 2Contenidos I Jun - Jul 2014 I N 125

    Vino07 Vino del Mes:

    Val do Sosego 2013. Bodegas As Laxas. D.O. Ras Baixas

    08 Novedades

    10 Este verano damos en el blanco

    Ras Baixas Vs. Rueda

    20 Homenaje a los viticultores del siglo XXI

    26 Vinos Kosher

    38 Preparando la vendimia

    44 Noticias

    Opinin04 Cartas de Ida y Vuelta

    06 Sobre lo divino y humano Por Jess Rivass

    42 Defensor del Cliente

    48 El apasionante mundo del vino Por Juan Snchez Guilln

    64 Entrevinos Por Jos Antonio Vera

    DIRECTOR GENERAL

    Dalmacio Lumbreras

    (dlumbreras@vivirelvino.com)

    SUBDIRECTORA GENERAL

    Beln Crespo

    (belen.crespo@vivirelvino.com)

    DIRECTORA

    Mara Dez Nepomuceno

    (maria.diez@vivirelvino.com)

    REDACTORES

    Alejandra Malaina, Concha Martnez

    y Daniel Cano

    (redaccion@vivirelvino.com)

    COLABORADORES

    Jess Rivass, J. A. Vera,

    Eugenia Rubio, Alberto Matos,

    Carlos Alcocer y

    Juan Snchez Guilln

    DISEO Y REALIZACIN GRFICA:

    AM&J

    RESPONSABLE DE CATAS

    Ral Serrano

    DEPARTAMENTO DE PUBLICIDAD

    publicidad@vivirelvino.com

    SUSCRIPCIN

    91 633 84 61

    (suscripcion_revista@vivirelvino.com)

    IMPRIME

    Calprint

    DEPSITO LEGAL:

    M-12613-2000

    Es una publicacin de Grupo Vivir el Vino

    S.L. P.I. Ventorro del Cano.

    c/Valdemorillo 8 Bis.

    28925 Alcorcn. Madrid.

    Tel.: 91 633 84 61

    Fax: 91 632 51 49

    ATENCIN AL CLIENTE

    902 305 905 - 91 633 84 61

    Ediciones Vivir el Vino no se responsabi-liza de las opiniones expresadas por los colaboradores en sus artculos. Todos los derechos reservados. Esta publicacin no puede ser reproducida, ni en todo, ni en parte, ni registrada, ni transmitida por un sistema de recuperacin de informacin, en ninguna forma ni por ningn medio, sea mecnico, fotoqumico, electro-qumico, por fotocopia, o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, de la empresa editora.

    26

    30

    2

    Gastronoma29 Armonas

    30 Ocho Rosados en busca de plato

    50 Los Mejores Restaurantes del Mundo

    58 Vivir el Aceite

    60 Escaparate

    42

    Restaurantes del Mundo

  • 3Editorial

    333333

    EEEEEEEEEEEEEEEdddddddddddddddddddddiiiiiiiiiiiiiiiittttttttttttttttttttoooooooooooooooooorrrrrrrrrrrrrrrriiiiiiiiiiiiiiaaaaaaaaaaaaaaaaallllllllllll

  • 4Cartas de ida...Junio - Julio 2014

    Estamos a punto de llegar a la vendimia 2014 y muchas bodegas, sobre todo en La Mancha estn hasta

    arriba de vino. La cosecha 2013 en algunas zonas destac por su gran produccin e incluso en algunas

    cooperativas se opt por cerrar ante la imposibilidad de aceptar ms uva. Literalmente les salan por las orejas.

    Pasados los meses, la comercializacin ha sido una lucha encarnizada por sacar el stock a toda costa pero no

    ha sido suciente. Las bode