Sumarios Habeas Corpus

  • View
    39

  • Download
    6

Embed Size (px)

Text of Sumarios Habeas Corpus

Vedia, Agustn c/ Poder Ejecutivo Nacional.1868Intentada la accin contra una prisin ilegal, con el objeto de obtener la libertad, el juez debe limitarse a ordenarla en el caso que la prisin haya sido mandada por autoridad o persona que no est facultada por la ley.Habiendo el reclamante obtenido la libertad, cesa el objeto de la demanda, y no es necesario dictar resolucin sobre ella.

Ventura Montaa, Juan.1870El recurso establecido por el artculo 20 de la Ley de Jurisdiccin, para garantir la seguridad personal de los que habitan el territorio de las provincias, contra las prisiones arbitrarias, ponindola bajo el amparo inmediato del poder judicial de la nacin, no puede ser invocado en los casos en que, constando la existencia de un delito, la prisin se ha ordenado con datos que hacen al detenido sospechoso de ser autor o cmplice en su perpetracin; porque pudiendo servir, en tales casos, para otorgar la impunidad a los delincuentes, se dara a aquel recurso un efecto contrario a su propsito, inmoral, subversivo del orden, peligroso para la seguridad que con l se ha querido garantir y que resulta siempre comprometida por la ejecucin de crmenes y delitos, que no son reprimidos con las penas legales, y que estimulan su repeticin con el ejemplo de la impunidad.Segn los trminos del artculo 20 de la Ley de Jurisdiccin, la facultad de la Suprema Corte o de los jueces de seccin a que respectivamente se ocurra, se limita a decretar la libertad del recurrente cuando no resulta justificada la prisin, sin que, en el caso contrario, pueda tal facultad extenderse por interpretacin hasta dar reglas de procedimiento al poder ejecutivo, prescribindole lo que debe hacer respecto de presos que se encuentran detenidos bajo la responsabilidad del mismo poder ejecutivo. Tal extensin de aquella facultad, no estando expresamente autorizada por la ley, sera contraria a la independencia del ejecutivo, que slo de la Constitucin, de las leyes o de su propio criterio, est obligado a deducir las reglas de su procedimiento en actos que le son facultativos y de que es responsable. En consecuencia, el poder judicial no puede reclamar del ejecutivo que ponga a su disposicin un preso legalmente detenido, sino cuando, tratndose de un delito sometido al fuero nacional, reclama al indiciado para su juzgamiento.

De la Torre, Lino.1877No procede este recurso cuando el solicitante no esta detenido ni preso (art. 20, Ley Jurisd.).La Cmara de Diputados puede ordenar la prisin de un ciudadano por desacato contra la misma cmara; y contra esa orden no procede el recurso de hbeas corpus. (La Constitucin ha establecido la divisin e independencia de los poderes: al judicial nicamente le ha conferido la facultad de juzgar e imponer penas; y slo por excepcin ha autorizado a cada cmara del Congreso para corregir a sus miembros. Esto es as por nuestra constitucin, exactamente lo mismo que por la americana; y nadie puede negarlo. Pero no se trata de la jurisdiccin criminal propiamente dicha, ni del poder ordinario de imponer penas. Se trata simplemente de la represin correccional de ofensas cometidas contra las mismas cmaras, y capaces de daar e imposibilitar el libre y seguro ejercicio de sus funciones. La misma independencia de los poderes, exige tal vez, que no se obligue a una cmara, cuya autoridad ha sido objeto de un desacato, a esperar reparacin de otro poder. La ley penal habilita sin duda a los tribunales para conocer en los casos definidos y penados, que de otro modo escaparan a su jurisdiccin. Pero de esto no se sigue que la jurisdiccin de los tribunales excluya la que corresponde a cada cmara. Podra dudarse si se tratase de alguno de los desacatos enumerados en la ley. Pero no es as en este caso, y no es eso lo que la Corte est llamada a considerar y resolver. La ley no comprende los desacatos que consisten en la violacin de las disposiciones de una cmara respecto de sus sesiones secretas; y ellos no caen por consiguiente bajo la jurisdiccin de los tribunales).

Mndez, Eugenio A. s/ Hbeas Corpus en favor de Pedro Aguirre.1891El recurso de hbeas corpus, y los hechos que le sirven de fundamento, deben ventilarse en va sumaria, sin otra regla que las discrecionales propias de su naturaleza excepcional, que basten a llenar las condiciones esenciales de todo juicio. Cuando los hechos as examinados convencen que los reclamantes han sido alistados en el ejrcito en virtud de contratos otorgados bajo la presin de la violencia y de la fuerza, debe ordenarse sean puestos en libertad.

Tripulantes sublevados del buque de guerra Chileno "La Pilcomayo".1891En la Repblica Argentina, nadie puede ser mantenido en prisin sin orden escrita de autoridad competente, ni por hechos que no hayan sido clasificados de antemano como delitos; y todo aquel que se halle restringido de cualquier manera en su libertad individual, puede ocurrir por s o por medio de sus parientes o amigos a la autoridad judicial competente, pidiendo que se investigue la causa de su prisin, y en caso de resultar sta impuesta por autoridad incompetente por la ley para dictarla, se ponga al preso inmediatamente en libertad. (Las facultades del Poder Ejecutivo en lo que se refiere al mantenimiento de las relaciones exteriores de la Repblica con las potencias extranjeras, no son contrarias a estas disposiciones, que tienen por objeto garantir la seguridad personal de todos los que habitan el territorio de la Repblica, sean nacionales o extranjeros, contra prisiones ilegales, ponindolos inmediatamente bajo el amparo de los tribunales de justicia, y son de rigurosa aplicacin en todos los casos, salvo aquellos en que la Constitucin misma, por razones supremas de orden y conservacin social, dispone expresamente lo contrario.

Demarti, Luis.1892No es procedente este recurso en el caso de un oficial de marina mandado arrestar por orden del jefe de estado mayor de la armada (art. 7, Ley Jurisd.).

Leandro N. Alem, por recurso de "Habeas Corpus"; s/ cumplimiento de sentencia.1893En los recursos de hbeas corpus resueltos por la Suprema Corte como tribunal de apelacin, corresponde al juez de seccin ordenar el cumplimiento de la sentencia y dictar las medidas necesarias para que sta se lleve a efecto y no sea desacatada (art. 554, Cd. Proc. Crim.).

Lainez, Manuel, Director de "El Diario".1893El recurso de hbeas corpus autorizado por la ley de 14 de septiembre de 1863, sobre competencia de los tribunales nacionales, no pertenece al conocimiento originario de la Suprema Corte.

Camestro, Camilo, por recurso de habeas coropus a favor de Camestro, Manuel.1893La Suprema Corte no puede conocer en grado de apelacin de sentencia pronunciada en el recurso de hbeas corpus, si ha sido apelada despus del trmino de 24 horas de notificada (art. 639, Cd. Proc. Crim. El trmino para apelar establecido por este artculo, es perentorio).

Domingo Astengo, entablando recurso de hbeas corpus a favor de Adolfo Reyes.1894El recurso de hbeas corpus no procede cuando la restriccin de la libertad es el resultado natural de un contrato. Tal es la detencin en un cuerpo de lnea, a consecuencia de enganche que aparece haber sido contratado libremente (art. 644, Cd. Proc. Crim.).

Franzese, Marino.1895Corresponde a los jueces federales el conocimiento de las gestiones que se deduzcan para averiguar la causa de la detencin de una persona, a bordo de un buque mercante de la marina francesa, que se encuentra en la jurisdiccin territorial de la Repblica (art. 618, Cd. Proc. Crim.).No procede a favor del preso por orden del comandante de un buque de bandera francesa, por delitos cometidos en alta mar. (El derecho de gentes autoriza a los comandantes de buques donde se cometen delitos, a adoptar las medidas precautorias contra los presuntos delincuentes, hasta someterlos a sus jueces naturales: art. 617, Cd. Proc. Crim.).

Juan Cousteau por Jos A. Savino.1895T. 60, P. 397No procede, cuando la orden de detencin, arresto o prisin procede de un juez del crimen de la capital en el ejercicio de sus funciones (art. 618, inc. 2, Cd. Proc. Crim.).

Aubone Vctor N.1895T. 60, P. 127El juez federal no es competente para conocer en el recurso de hbeas corpus deducido a favor de un oficial de la guardia nacional no movilizada, arrestado por orden del inspector de milicias de la provincia por falta de disciplina.

Mancini, Ernesto G.1896T. 65, P. 369Este recurso no tiene por objeto juzgar sobre la existencia inexistencia de un delito, ni tampoco sobre si se halla no prescripta la accin penal.No procede el recurso de hbeas corpus en el caso de detencin por orden de juez competente.

Hbeas Corpus en favor del Teniente de Fragata Leopoldo Gard.1896T. 64, P. 406No debe hacerse lugar al recurso de hbeas corpus, cuando se trata de un arresto impuesto por la autoridad militar dentro de sus facultades y en castigo de una falta puramente militar(art. 617, Cd. Proc. Crim.; art. 86; inc. 5, Const. Nac.; art. 376, 377 y 378, Cd. Penal Militar ant.).

Bargas Meliton, Jos.1896T. 63, P. 272Casos en que procede o no. El menor alistado en el Ejrcito de lnea, sin el consentimiento de sus padres, debe ser dado de baja y puesto en libertad. Si despus del alistamiento ha sido condenado por desercin por el Consejo de Guerra, y se halla sufriendo la pena impuesta, el juez no puede, en el juicio del recurso de hbeas corpus, llevar adelante la orden de ponerle en libertad, en el que no es permitido deducir acciones recursos contra la sentencia del consejo de guerra.

Recurso de Hbeas Corpus a favor de Don Santiago Riera.1897T. 71, P. 312El juez de comercio es autoridad competente para ordenar el arresto del fallido, y contra esa orden no procede el recurso de hbeas corpus (art. 1396, inc. 60, Cd. Com.: art. 617, Cod. Proc. Crim.).No procede el recurso de hbeas corpus contra la vigilancia puesta por la polica, si resulta que ha sido ordenada por negarse el recurrente declarar e