Sobre BLOCH

  • View
    16

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

hISTORIOGRAFIA

Text of Sobre BLOCH

  • Contribuciones desde CoatepecISSN: 1870-0365rcontribucionesc@uaemex.mxUniversidad Autnoma del Estado de MxicoMxico

    Aguirre Rojas, Carlos AntonioEl itinerario intelectual de Marc Bloch y el compromiso con su propio presente

    Contribuciones desde Coatepec, nm. 2, enero-junio, 2002, pp. 72-94Universidad Autnoma del Estado de Mxico

    Toluca, Mxico

    Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=28100206

    Cmo citar el artculo

    Nmero completo

    Ms informacin del artculo

    Pgina de la revista en redalyc.org

    Sistema de Informacin CientficaRed de Revistas Cientficas de Amrica Latina, el Caribe, Espaa y Portugal

    Proyecto acadmico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

  • CARLOS ANTONIO AGUIRRE ROJAS

    72 Contribuciones desde Coatepec

    Referirse, en estos comienzos del tercer milenio cronolgico, a la vida, labiografa intelectual y la obra del historiador francs Marc Bloch, es refe-rirse al itinerario personal e intelectual, y al trabajo del ms importantehistoriador del mundo occidental durante la primera mitad del siglo XX. Porque amedida que nos alejamos de la propia poca y de las circunstancias generales en lasque vivi Marc Bloch, va ganando en influencia y en presencia cultural planetariala especfica contribucin intelectual de este mismo historiador.

    Y como toda obra y vida complejas y ricas, tambin la de Marc Bloch es unatravesa que comprende mltiples dimensiones, que incluyen lo mismo su trabajocomo historiador que su compromiso social y poltico ante su circunstancia y supresente, junto a su labor como Profesor y formador de nuevas conciencias o suactividad prctica organizativa de difusin de un ambicioso proyecto de renova-cin historiogrfica, a travs de la construccin de sus Annales dHistoireEconomique et Sociale, entre muchas otras. Mltiples dimensiones del ser en elmundo de este importante personaje de los estudios histricos franceses y euro-peos de la primera mitad del siglo XX, que no casualmente siguen siendo, todavahoy, objeto de reflexin y de debate entre los cientficos sociales y los historiadoresde todo el planeta.

    Y as, lo mismo en Europa que en Amrica Latina, en el Lejano Oriente queen Estados Unidos, en Rusia o en la India, vemos cada da multiplicarse las traduc-ciones de sus principales textos, lo mismo que los homenajes a su aporte intelectualy a su vida, dentro de una tendencia que, en todas partes del mundo, avanza en elsentido de revalorar sus concepciones tericas sobre la historia y sus principalesdescubrimientos e hiptesis de orden historiogrfico, pero tambin su posicin frente

    El itinerario intelectual deMarc Bloch y el compromiso

    con su propio presenteCARLOS ANTONIO AGUIRRE ROJAS

    A MODO DE INTRODUCCIN:

  • NMERO 2, ENERO-JUNIO DE 2002

    EL ITINERARIO INTELECTUAL DE MARC BLOCH Y EL COMPROMISO CON SU PROPIO PRESENTE

    73

    a los conflictos polticos y a las excepcionales circunstancias histricas que consti-tuyeron su presente especfico, su singular poca y su particular medio.1

    Entonces, lo mismo para recuperar sus sugerentes tesis contenidas en la cle-bre Apologa para la Historia y definir desde ellas lo que hoy debe ser una verda-dera historia crtica, que para explicar de manera novedosa y compleja la historiaagraria de algn pas latinoamericano, pero tambin para rediscutir la funcin so-cial del historiador y su compromiso con su presente y con sus circunstancias hist-ricas, o para adentrarse una vez ms en el complicado tema de las claves de lasingularidad de la historia de la civilizacin europea, los historiadores y cientficossociales de todo el mundo vuelven a mirar la herencia intelectual de Marc Bloch,reproblematizando los elementos centrales de su legado cultural.

    Por eso, sigue siendo til y necesario retornar al estudio sistemtico de esosdiferentes aspectos del universo blochiano, los que en la actualidad y todava porun buen periodo seguirn constituyendo lecciones importantes e imprescindiblespara los historiadores serios y los cientficos que, lejos de la historia oficial, positi-vista, acrtica y banal, quieran continuar desarrollando hoy la innovacin historio-grfica y el ejercicio de una historia realmente crtica.

    1 A este respecto, resulta significativo que en 1992 se fund en Pars una Association Marc Blochreuniendo a investigadores e historiadores de ms de 10 pases del mundo y que ha publicado hastahoy 5 entregas de la revista Cahiers Marc Bloch. En estos cinco nmeros se encuentran, entre otrascosas, una abundante informacin acerca de las traducciones recientes y los homenajes en torno ala figura de Marc Bloch, artculos interesantes sobre su obra, su vida y el estado de los manuscritosy trabajos que componen su legado intelectual global, una primera Bibliografa de los principalesartculos escritos desde 1944 en torno a este mismo historiador, algunos textos inditos del mismoBloch, y una parte de su correspondencia con diversos colegas y alumnos. Tambin podemosmencionar los trabajos de largo aliento que, recientemente le han dedicado varios historiadores ycientficos sociales, entre los que se destacan Massimo Mastrogregori, El Manuscrito Interrumpi-do de Marc Bloch, FCE, Mxico, 1998; e Introduzione a Bloch, Laterza, Roma, 2001; OlivierDumoulin, Marc Bloch, Presses de la Fondation Nationale des Sciences Politiques, Pars, 2000;Ulrich Raulff, Ein Historiker im 20. Jahrhundert: Marc Bloch, S. Fischer Verlag, Frankfurt, 1995;Susan W. Friedmann, Marc Bloch, sociology and geography, Cambridge University Press,Cambridge, 1996; Carole Fink, Marc Bloch. A Life in History, Cambridge University Press,Cambridge, 1989; Etienne Bloch, Marc Bloch. Une biographie impossible, Culture et Patrimoineen Limousin, Limoges, 1997; Federico Brito Figueroa, La comprensin de la historia en MarcBloch, Fondo Editorial Bura, Caracas, 1996; y Carlos Antonio Aguirre Rojas, Los Annales y laHistoriografa francesa, Quinto Sol, Mxico, 1996; y La Escuela de los Annales. Ayer, Hoy, Ma-ana, UJAT, Villahermosa, 2002. Igualmente vale la pena mencionar el libro de varios autoresMarc Bloch aujourdhui. Histoire compare et sciences sociales, EHESS, Pars, 1990, y las Actasde un Coloquio celebrado en Estrasburgo en 1994; bajo el ttulo Marc Bloch, lhistorien et la cit,Presses Universitaires de Strasbourg, Strasbourg, 1997; el nmero 26 de la revista Argumentos,Mxico, 1997; la Revista Universitaria de Historia, nmero 10, Caracas, 1993; y la compilacinde ensayos Marc Bloch Una historia viva, Centro Editor de Amrica Latina, Buenos Aires, 1992.

  • CARLOS ANTONIO AGUIRRE ROJAS

    74 Contribuciones desde Coatepec

    Tambin puede resultar instructivo y aleccionador en esta poca nuestra, marca-da por ciertas tendencias posmodernas que promueven el desencanto general, laapata y abstencin absoluta de los cientficos sociales e historiadores respecto desu propio compromiso social, volver a examinar la actitud especfica que tuvo MarcBloch respecto de su presente, asumiendo de manera radical ese compromiso queel historiador, y ms en general todo intelectual u hombre de cultura, debe tenerfrente a su sociedad y al mundo en el que vive, en virtud de que es en estos dondeejerce y despliega los resultados esenciales de su propia actividad intelectual.

    Tratando entonces de sealar, de manera general, algunos de esos aportescontenidos en la obra de Marc Bloch y tambin algunas de esas lecciones de sutoma de posicin respecto de los problemas sociales y las condiciones histricas enque vivi, puede ser til tratar de reconstruir las lneas y etapas fundamentales delentero periplo intelectual que recorri este gran historiador, autor tanto del bellolibro sobre La Sociedad Feudal, como de la hoy ampliamente difundida Apologapara la Historia u Oficio de Historiador2, pero tambin de las agudas reflexionescontenidas en su libro sobre La Extraa Derrota, o en los artculos que escribiera alfinal de su vida y publicados en los Cahiers Politiques, igual que en sus cuadernosde notas personales titulados por l mismo como MEA3.

    Concentrndonos en estas dos dimensiones de la compleja biografa personale intelectual de Marc Bloch, que son las contribuciones principales de su obra y lasenseanzas de su actitud frente al presente, quiz podamos continuar avanzando enel necesario camino de la recuperacin de su legado general tanto a los estudioshistricos como a la cultura de las ciencias sociales de nuestra candente actualidad.

    As, podremos mirar el entero periplo intelectual de Bloch desde una dobleptica general. Tanto en su dimensin como hombre de cultura que toma posicinfrente a los dramticos hechos que conforman la historia francesa y europea de los

    2 Es sabido de este importante libro, que por cierto dej inconcluso por razones de una clara eleccinde tipo poltico, existe ahora una nueva edicin, la cual integra, tanto la primera redaccin como ladefinitiva, junto a ciertas hojas de esbozo de ambas redacciones, permitindonos tener ahora unaidea mucho ms rica del esquema completo y del verdadero carcter de la reflexiones que Blochdeseaba concretar all. Cfr. Apologa para la Historia u Oficio de Historiador, FCE, Mxico, 1996.Aunque esta edicin y su primera reimpresin en 1998, se han agotado muy rpido, el libro no havuelto a ser reeditado despus por razones extraamente inexplicables.

    3 Curiosamente, no existe hasta hoy traduccin al espaol de este importante libro de Marc Blochsobre la derrota de Francia en la segunda guerra mundial, libro en el que nuestro historiador esta-blece una radiografa crtica implacable de la sociedad francesa en vsperas de ese mismo conflictoblico iniciado en 1939. Cfr. Letrange defaite, Gallimard, Pars, 1990, que incluye algunos de losartculos publicados en los Cahiers Politiques mencionados. Sobre el cuaderno de notas MEA, cfr.Massimo Mastrogregori, Due Carnets inediti di Marc Bloch (1917-1943): Quelques notes dele