of 139 /139
EDUCACIÓN INFANTIL 4 años CEUTA Y MELILLA PROPUESTA PEDAGÓGICA En desarrollo de la Orden ECI 3960/07 por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la Educación Infantil

SM SonRisas · Web viewExpresión de emociones, sentimientos y opiniones relacionados con las actividades más significativas de la vida cotidiana: pedir, dar, preguntar, explicar,

  • Author
    others

  • View
    0

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of SM SonRisas · Web viewExpresión de emociones, sentimientos y opiniones relacionados con las...

EDUCACIÓN INFANTIL

4 años

CEUTA Y MELILLA

PROPUESTA PEDAGÓGICA

En desarrollo de la Orden ECI 3960/07 por la que se establece el currículo y se regula la ordenación de la Educación Infantil

ÍNDICE

5A. CONCRECIÓN DEL CURRÍCULO EN UNIDADES DE PROGRAMACIÓN INTEGRADORAS PARA CADA CURSO.

5A.1. LAS UNIDADES DE PROGRAMACIÓN INTEGRADORAS

6A.2. CONCRECIÓN DE OBJETIVOS, CONTENIDOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE LAS ÁREAS.

6A.2.1. Área: Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

6A.2.1.1. Objetivos

6A. 2.1.1.1.Objetivos generales del área

6A.2.1.1.2 Objetivos del área de la propuesta pedagógica

7A.2.1.2. Contenidos

7A.2.1.2.1. Contenidos del currículo oficial del área de Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

10A.2.1.2.2. Selección y secuencia de contenidos para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil del área Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

10A.2.1.3. Criterios de evaluación

10A.2.1.3.1. Criterios de evaluación del currículo oficial del área de Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

11A.2.1.3.2. Criterios de evaluación de la propuesta pedagógica para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil

11A.2.2. Área: Conocimiento del entorno

11A.2.2.1. Objetivos

11A.2.2.1.1. Objetivos generales del área

12A.2.2.1.2 Objetivos del área de la propuesta pedagógica

13A.2.2.2. Contenidos

13A.2.2.2.1. Contenidos del currículo oficial del área de Conocimiento del entorno.

15A.2.2.2.2. Selección y secuencia de contenidos para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil del área Conocimiento del entorno

15A.2.2.3. Criterios de evaluación

15A.2.2.3.1. Criterios de evaluación del currículo oficial del área de Conocimiento del entorno

16A.2.2.3.2. Criterios de evaluación de la propuesta pedagógica para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil

16A.2. 3. Área: Lenguajes: comunicación y representación

16A.2.3. 1 Objetivos

16A.2.3.1.1 Objetivos generales del área

17A.2.3.1.2 Objetivos del área de la propuesta pedagógica

18A.2.3.2. Contenidos

18A.2.3.2.1. Contenidos del currículo oficial del área de Lenguajes: comunicación y representación.

22A.2.3.2.2. Selección y secuencia de contenidos para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil del área de Lenguajes: comunicación y representación.

22A.2.3.3. Criterios de evaluación

22A.2.3.3.1. Criterios de evaluación del currículo oficial del área de Lenguajes: comunicación y representación.

22A.2.3.3.2. Criterios de evaluación de la propuesta pedagógica para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil

23B. LAS COMPETENCIAS CLAVE EN EL CURRÍCULO DE EDUCACIÓN INFANTIL

25B.1. LAS COMPETENCIAS CLAVE EN NUESTRA PROPUESTA PEDAGÓGICA DE EDUCACIÓN INFANTIL

26B.1.1. Las competencias clave en el área de Conocimiento de sí mismo

29B.1.2. Vinculación entre contenidos, criterios de evaluación y competencias clave de la propuesta pedagógica en el área: Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

34B.1.3. Las competencias clave en la propuesta pedagógica del área de Conocimiento del entorno

37B.1.4. Vinculación entre contenidos, criterios de evaluación y competencias clave de la propuesta pedagógica en el área: Conocimiento del entorno

46B.1.5. Las competencias clave en la propuesta pedagógica del área de lenguajes: Comunicación y representación

49B.1.6. Vinculación entre contenidos, criterios de evaluación y competencias clave de la propuesta pedagógica en el área: Lenguajes: comunicación y representación

65C. LAS MEDIDAS DE ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA Y DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

65C.1. Fundamentación

66C.2. Estrategia y medidas

68C.3. Medidas de atención a la diversidad del Proyecto SonRisas

69D. LA PLANIFICACIÓN EDUCATIVA DE LOS ESPACIOS Y LA ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO

69D.1. EL DISEÑO Y LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESPACIOS INDIVIDUALES Y COLECTIVOS.

70D.1.1. Espacios del centro

71D.1.2. Espacios del aula

73D.1.3. Espacios externos al centro

73D.1.4. Criterios para una adecuada distribución y organización espacial.

74D.2. DISTRIBUCIÓN DEL TIEMPO

74D.2.1. El tiempo y la actividad en la educación infantil

75D.2.2.Criterios para una adecuada distribución y organización temporal.

77E. LOS CRITERIOS PARA LA SELECCIÓN Y USO DE LOS RECURSOS MATERIALES

77E.1. Consideraciones de base

77E.2. Criterios de selección de materiales

78E.3. Criterios de organización y uso de materiales

78E.4. Material de equipamiento

79E.5. Material didáctico

83E.6. Material curricular

85F. LAS ACTUACIONES PREVISTAS PARA LA COLABORACIÓN PERMANENTE CON LAS FAMILIAS

85F.1. La necesidad de colaboración entre la familia y el maestro/a.

86F.1.1. Fundamentación: la colaboración e implicación de las familias

87F.1.2. Relaciones formales e informales con el equipo docente

88G. LAS PAUTAS PARA LA COORDINACIÓN DE LOS DISTINTOS PROFESIONALES QUE INTERVIENEN EN EL CENTRO

90H. LA EVALUACIÓN DEL PROCESO DE ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE

90H.1. Las medidas para evaluar la práctica docente

91H.2. La evaluación del proceso de aprendizaje

91H.2.1. Los criterios de evaluación

92H.2.2. Técnicas e instrumentos de evaluación

93H.2.3. Momentos de la evaluación

93I. LA METOLOGÍA QUE VAMOS A DESARROLLAR Y APLICAR

93I.1. Cuestiones de base

94I.2. Principios metodológicos

A. CONCRECIÓN DEL CURRÍCULO EN UNIDADES DE PROGRAMACIÓN INTEGRADORAS PARA CADA CURSO.

Los centros, en el ejercicio de su autonomía pedagógica y partiendo del currículo establecido por la administración (primer nivel de concreción curricular), deben determinar sus desarrollos curriculares, para los ciclos y cursos que impartan; es decir deben elaborar el segundo nivel de concreción curricular.

La propuesta pedagógica que presentamos constituye un modelo de desarrollo del segundo nivel de concreción y contextualización del currículo de la administración.

Tal como recogeremos, en el apartado de metodología de esta propuesta, la intervención educativa, en la etapa de educación infantil, debe basarse en una integración del conocimiento. Esta integración del conocimiento se planifica a través de unidades de programación desde el enfoque globalizador. Este enfoque permite organizar y concretar los procesos de enseñanza aprendizaje, en las primeras etapas educativas, para dar respuesta a las dificultades que presentan los alumnos para analizar sistemáticamente la realidad de forma espontánea.

A.1. LAS UNIDADES DE PROGRAMACIÓN INTEGRADORAS

Definimos las unidades didácticas o unidades de programación como cada uno de los elementos que, en el tercer nivel de concreción del currículo (programación de aula), ordenan, desde planteamientos de aprendizaje significativo, la planificación a corto plazo del proceso de enseñanza-aprendizaje.

A continuación recogemos, a modo de orientación, una propuesta de unidades didácticas que formarán parte del tercer nivel de concreción curricular (Programación de aula), unidades que deberán ser desarrolladas por cada docente para su grupo de alumnos.

Unidad 1. Bienvenidos de nuevo – El colegio. Los juegos.

Unidad 2. ¿Dónde vivimos? – La casa y la calle.

Unidad 3. ¡Cuántas cosas se pueden hacer! – Los oficios. Las tiendas.

Unidad 4. La vuelta al mundo - Los medios de transporte. Los paisajes.

Unidad 5. ¿Qué hay en el suelo? – El suelo. Plantas y semillas. Animales del suelo.

Unidad 6. ¡Vaya animalada! – Los animales salvajes.

A.2. CONCRECIÓN DE OBJETIVOS, CONTENIDOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE LAS ÁREAS.

A.2.1. Área: Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

A.2.1.1. Objetivos

A. 2.1.1.1.Objetivos generales del área

1. Reconocerse como persona diferenciada de las demás y formarse una imagen ajustada y positiva de sí mismo, desarrollando sentimientos de autoestima y autonomía personal.

2. Progresar en el control del cuerpo, desarrollando la percepción sensorial y ajustando el tono, el equilibrio y la coordinación del movimiento a las características del contexto.

3. Conocer y representar su cuerpo, algunos de sus elementos y funciones, descubriendo sus posibilidades de acción y de expresión.

4. Identificar necesidades, sentimientos, emociones o preferencias, y ser progresivamente capaces de denominarlos, expresarlos y comunicarlos a los demás, identificando y respetando, gradualmente, también los de los otros.

5. Realizar, de manera cada vez más autónoma, actividades habituales y tareas sencillas para resolver problemas de la vida cotidiana, aumentando el sentimiento de autoconfianza y la capacidad de iniciativa.

6. Progresar en la adquisición de hábitos y actitudes relacionados con el bienestar emocional, disfrutando de las situaciones cotidianas de equilibrio y sosiego.

7. Adecuar su comportamiento a las necesidades y requerimientos de los otros, desarrollando actitudes y hábitos de respeto, ayuda y colaboración, evitando actitudes de sumisión o dominio.

8. Desarrollar estrategias para satisfacer de manera cada vez más autónoma sus necesidades básicas de afecto, juego, alimentación, movimiento, exploración, higiene, salud y seguridad, manifestando satisfacción por los logros alcanzados.

A.2.1.1.2 Objetivos del área de la propuesta pedagógica

1. Controlar el propio comportamiento, aceptando las reglas y normas que rigen los juegos y las actividades de la vida cotidiana, y desarrollando hábitos de ayuda, atención y esfuerzo. (0.A. 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

2. Asimilar las propias posibilidades y limitaciones, elaborando una imagen positiva de sí mismo, sentimientos de autoestima y una progresiva autonomía. (O.A. 1) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

3. Ejercitar y progresar en el control de algunas capacidades motrices básicas (control postural, equilibrio, marcha, coordinación visomotriz, etc.) necesarias para la realización de actividades que le permitan desenvolverse cada vez mejor en el medio. (O.A. 2) (U.D. 1, 2, 3, 5 y 6)

4. Mostrar hábitos básicos de salud y bienestar (rutinas de alimentación, cuidado, higiene y descanso) de forma autónoma y aceptar las normas de comportamiento y utilización de espacios y objetos relacionados con dichos hábitos, identificando progresivamente su propia responsabilidad en el mantenimiento de la salud. (O.A. 6 y 8) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

5. Identificar las principales emociones y sentimientos en uno mismo y en los demás, expresando su vivencia de forma apropiada en los distintos contextos de relación. (O.A. 4) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

6. Adaptarse progresivamente a los ritmos y rutinas que se trabajan en el aula, progresando en la adquisición de buenos hábitos. (O.A. 5) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

7. Aprender a frenar la impulsividad y a demorar la gratificación para evitar los conflictos. (O.A. 5 y 7) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

8. Desarrollar la creatividad para encontrar la solución a pequeñas tareas sencillas, conflictos y problemas de la vida cotidiana con iniciativa y progresiva autonomía. (O.A. 5) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

9. Ser capaz de recibir una crítica constructiva. (O.A. 1, 4, 5 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

10. Respetar las características y limitaciones de los demás, evitando actitudes discriminatorias. (O.A. 7) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

O. A. Objetivo de área

U.D. Unidad Didáctica

A.2.1.2. Contenidos

A.2.1.2.1. Contenidos del currículo oficial del área de Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

Bloque 1. El cuerpo y la propia imagen.

Exploración y reconocimiento del propio cuerpo.

Identificación, valoración y aceptación progresiva de las características propias. Elaboración y representación de un esquema corporal cada vez más ajustado y completo.

Percepción de los cambios físicos propios y de su relación con el paso del tiempo. Apreciación inicial del tiempo cronológico y del tiempo subjetivo a partir de vivencias.

Percepción y estructuración de espacios interpersonales y entre objetos, reales e imaginarios, en experiencias vitales que permitan sentir, manipular y transformar dichos espacios. Establecimiento de las referencias espaciales en relación con el propio cuerpo.

Identificación y utilización de los sentidos, expresión verbal de sensaciones y percepciones.

Identificación, manifestación, regulación y control de las necesidades básicas del cuerpo. Confianza en las capacidades propias para su satisfacción.

Identificación y expresión de sentimientos, emociones, vivencias, preferencias e intereses propios y de los demás. Iniciación a la toma de conciencia emocional y participación en conversaciones sobre vivencias afectivas. Voluntad y esfuerzo para la adaptación progresiva de la expresión de los propios sentimientos y emociones, adecuándola a cada contexto.

Asociación y verbalización progresiva de causas y consecuencias de emociones básicas, como amor, alegría, miedo, tristeza o rabia.

Aceptación y valoración ajustada y positiva de sí mismo, de las posibilidades y limitaciones propias.

Valoración positiva y respeto por las diferencias, aceptación de la identidad y características de los demás, evitando actitudes discriminatorias.

Bloque 2. Juego y movimiento.

Gusto e interés por la exploración sensoriomotriz para el conocimiento personal, el de los demás y la relación con los objetos en situaciones de aula que favorezcan la actividad espontánea.

Exploración y valoración de las posibilidades y limitaciones perceptivas, motrices y expresivas propias y de los demás. Iniciativa para aprender habilidades nuevas y deseo de superación personal.

Exploración y progresivo control de las habilidades motrices básicas más habituales como la marcha, la carrera, el salto y los lanzamientos.

Juegos motores, sensoriales, simbólicos y de reglas. Exploración del entorno a través del juego. Sentimiento de seguridad personal en la participación en juegos diversos. Gusto por el juego.

Confianza en las propias posibilidades de acción, participación y esfuerzo personal en los juegos y en el ejercicio físico.

Comprensión y aceptación de reglas para jugar, participación en su regulación y valoración de su necesidad y del papel del juego como medio de disfrute y de relación con los demás.

Progresivo control postural, del tono, equilibrio y respiración, tanto en reposo como en movimiento. Satisfacción por el creciente dominio corporal.

Adaptación del tono y la postura a las características del objeto, del otro, de la acción y de la situación.

Nociones básicas de orientación (hacia, hasta, desde() y coordinación de movimientos.

Bloque 3. La actividad y la vida cotidiana.

Realización de actividades propias de la vida cotidiana. Iniciativa y progresiva autonomía en su realización. Regulación del propio comportamiento, satisfacción por la realización de tareas y conciencia de la propia competencia.

Planificación secuenciada de la acción para realizar tareas. Aceptación de las propias posibilidades y limitaciones en la realización de las mismas. Disposición favorable a la realización de tareas en grupo.

Discusión, reflexión, valoración y respeto por las normas colectivas que regulan la vida cotidiana.

Desarrollo inicial de hábitos y actitudes de organización, constancia, atención, iniciativa y esfuerzo. Valoración y gusto por el trabajo bien hecho por uno mismo y por los demás.

Habilidades para la interacción y colaboración y actitud positiva para establecer relaciones de afecto con las personas adultas y con los iguales. Actitud y comportamiento prosocial, manifestando empatía y sensibilidad hacia las dificultades de los demás.

Bloque 4. El cuidado personal y la salud.

Acciones y situaciones que favorecen la salud y generan bienestar propio y de los demás. Verbalización de vivencias personales en este campo y valoración de las mismas.

Práctica progresivamente autónoma de hábitos saludables: higiene corporal, alimentación y descanso. Utilización adecuada de espacios y objetos. Petición y aceptación de ayuda en situaciones que la requieran. Valoración de la actitud de ayuda de otras personas.

Gusto por un aspecto personal cuidado. Colaboración en el mantenimiento de ambientes limpios y ordenados.

Sentimiento de bienestar y sosiego.

Aceptación y valoración de las normas de comportamiento establecidas durante las comidas, los desplazamientos, el descanso y la higiene, con progresiva iniciativa en su cumplimiento.

Valoración ajustada de los factores de riesgo que afecten directamente a la salud y adopción de comportamientos de prevención y seguridad en situaciones habituales. Identificación y reconocimiento progresivo del dolor y la enfermedad propia y de los demás. Actitud de tranquilidad y colaboración en situaciones de enfermedad y de pequeños accidentes.

Identificación, valoración crítica y verbalización de factores y prácticas sociales cotidianas que favorecen o no la salud. Actitud progresivamente crítica ante mensajes difundidos por la publicidad que pueden afectar al bienestar propio y a la relación con los demás.

A.2.1.2.2. Selección y secuencia de contenidos para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil del área Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

Se incluyen en la tabla B.1.2.

A.2.1.3. Criterios de evaluación

A.2.1.3.1. Criterios de evaluación del currículo oficial del área de Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

1. Manifestar un progresivo control de su cuerpo, global y sectorialmente, dando muestra de un conocimiento cada vez más ajustado de su esquema corporal, manifestando confianza en sus posibilidades y respeto a los demás.

2. Dar muestras de mejora de sus destrezas motoras y de sus habilidades manipulativas y participar en juegos, regulando progresivamente la expresión de sentimientos y emociones.

3. Mostrar cierta autonomía en la adquisición de hábitos elementales de cuidado personal, higiene, salud y bienestar y consolidarlos progresivamente. Avanzar en la realización autónoma de actividades habituales para satisfacer necesidades básicas, mostrando interés e iniciativa.

A.2.1.3.2. Criterios de evaluación de la propuesta pedagógica para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil

Se incluyen en la tabla B.1.2.

A.2.2. Área: Conocimiento del entorno

A.2.2.1. Objetivos

A.2.2.1.1. Objetivos generales del área

1. Observar y explorar de forma activa su entorno físico, natural y social, desarrollar el sentido de pertenencia al mismo, mostrando interés por su conocimiento, y desenvolverse en él con cierta seguridad y autonomía.

2. Relacionarse con los demás, de forma cada vez más equilibrada y satisfactoria, interiorizando progresivamente las pautas básicas de comportamiento social y ajustando su conducta a ellas.

3. Identificar y acercarse al conocimiento de distintos grupos sociales cercanos a su experiencia, a algunas características de sus miembros, producciones culturales, valores y formas de vida, generando actitudes de confianza, respeto y aprecio.

4. Indagar el medio físico manipulando algunos de sus elementos, identificando sus características y desarrollando la capacidad de actuar y producir transformaciones en ellos.

5. Representar atributos de elementos y colecciones, y establecer relaciones de agrupamientos, clasificación, orden y cuantificación, iniciándose en las habilidades matemáticas.

6. Interesarse por el medio natural, observar y reconocer animales, plantas, elementos y fenómenos de la naturaleza, experimentar, hablar sobre ellos y desarrollar actitudes de curiosidad.

7. Conocer y valorar los componentes básicos del medio natural y algunas de sus relaciones, cambios y transformaciones, desarrollando actitudes de cuidado, respeto y responsabilidad en su conservación.

A.2.2.1.2 Objetivos del área de la propuesta pedagógica

1. Identificar los grupos sociales de los que forma parte, sus componentes, funciones y normas, así como los hábitats relacionados con los mismos y sus dependencias. (O.A. 3) (U.D. 1 y 2)

2. Observar y explorar su entorno físico, natural y social de forma activa. (O.A. 1) (U.D. 1, 2, 3, 5 y 6)

3. Identificar las acciones que contribuyen al deterioro y conservación del medio colaborando en la medida de sus posibilidades (uso adecuado del agua, reciclaje, cuidado de las plantas y animales, etc.). (O.A. 7) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

4. Conocer las características del paisaje, algunos animales y plantas además de formas de vida y hábitats naturales. (O.A. 6) (U.D. 4, 5 y 6)

5. Disfrutar realizando actividades en contacto con la naturaleza. (O.A. 1, 4 y 6) (U.D. 4, 5 y 6)

6. Aplicar nociones lógico-matemáticas sencillas en el aumento del conocimiento de objetos, tareas y situaciones. (O.A. 5) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

7. Utilizar la serie numérica, los cardinales, los ordinales y algunos cuantificadores básicos para clasificar elementos del entorno. (O.A. 5) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

8. Reconocer formas planas y algunos cuerpos geométricos. (O.A. 5) (U.D. 1, 2, 4, 5 y 6)

9. Iniciarse en el concepto de medida y magnitud empleando medidas naturales (pie, mano, palmo, etc.) y conociendo las convencionales y utilizar correctamente los conceptos de cantidad. (O.A. 5) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

10. Utilizar correctamente las nociones básicas necesarias para orientarse en los espacios próximos y en el tiempo. (O.A. 5) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

11. Mostrar comportamientos que denoten iniciativa, autonomía e interés por los otros para mejorar los entornos en los que se desenvuelve. (O.A. 2) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

12. Participar en la vida familiar y escolar responsabilizándose de tareas sencillas y mostrando actitudes de ayuda, colaboración y respeto hacia los demás. (O.A. 3) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

13. Confiar en el diálogo como recurso para resolver conflictos cotidianos. (O.A. 2 y 3) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

14. Conocer las características y funciones de las distintas formas de organización de la sociedad y respetar las normas básicas de comportamiento y convivencia social. (O.A. 3) (U.D. 1, 2 y 3)

15. Valorar manifestaciones culturales propias y de otras culturas, desarrollando actitudes de colaboración, participación y respeto. (O.A. 3) (U.D. 4)

16. Determinar y valorar las funciones que los animales y plantas desempeñan en la vida del hombre desarrollando hacia ellos actitudes de cuidado y respeto. (O.A. 6) (U.D. 5 y 6)

17. Usar los contenidos del área para comprender mejor el mundo que le rodea. (O.A. 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

O.A. Objetivo de área

U.D. Unidad didáctica

A.2.2.2. Contenidos

A.2.2.2.1. Contenidos del currículo oficial del área de Conocimiento del entorno.

Bloque 1. Medio físico: elementos, relaciones y medida.

Los objetos y materias presentes en el medio, sus funciones y usos cotidianos. Interés por su exploración y actitud de respeto y cuidado hacia objetos propios y ajenos y cuidado de los mismos.

Percepción de semejanzas y diferencias entre los objetos. Discriminación de algunos atributos de objetos y materias. Interés por la clasificación de elementos. Relaciones de pertenencia y no pertenencia.

Identificación de cualidades y sus grados. Ordenación gradual de elementos. Uso contextualizado de los primeros números ordinales.

Cuantificación no numérica de colecciones (muchos, pocos). Comparación cuantitativa entre colecciones de objetos. Relaciones de igualdad y de desigualdad (igual que, más que, menos que).

Estimación cuantitativa exacta de colecciones y uso de números cardinales referidos a cantidades manejables. Utilización oral de la serie numérica para contar. Observación y toma de conciencia del valor funcional de los números y de su utilidad en la vida cotidiana.

Exploración e identificación de situaciones en que se hace necesario medir. Algunas unidades convencionales y no convencionales e instrumentos de medida. Aproximación a su uso. Interés y curiosidad por los instrumentos de medida.

Estimación intuitiva y medida del tiempo. Ubicación temporal de actividades de la vida cotidiana. Detección de regularidades temporales, como ciclo o frecuencia.

Observación de algunas modificaciones ocasionadas por el paso del tiempo en los elementos del entorno.

Situación de sí mismo y de los objetos en el espacio. Posiciones relativas. Identificación de formas planas y tridimensionales en elementos del entorno. Exploración de algunos cuerpos geométricos elementales. Nociones topológicas básicas (abierto, cerrado, dentro, fuera, cerca, lejos, interior, exterior() y realización de desplazamientos orientados.

Bloque 2. Acercamiento a la naturaleza.

Identificación de seres vivos y materia inerte como el sol, animales, plantas, rocas, nubes o ríos. Valoración de su importancia para la vida. Observación de la incidencia de las personas en el medio natural.

Detección de algunas características, comportamientos, funciones y cambios en los seres vivos. Aproximación al ciclo vital, del nacimiento a la muerte. Formulación de conjeturas sobre los seres vivos.

Observación, discriminación y clasificación de anima- les y plantas. Curiosidad, interés y respeto por ellos. Interés y gusto por las relaciones con ellos, rechazando actuaciones negativas y tomando conciencia de que son bienes compartidos que debemos cuidar.

Observación de los fenómenos del medio natural (alternancia de día y noches, lluvia() y valoración de la influencia que ejercen en la vida humana. Formulación de conjeturas sobre sus causas y consecuencias.

Disfrute al realizar actividades en contacto con la naturaleza. Valoración de su importancia para la salud y el bienestar. Visión crítica y valoración de actitudes positivas en relación con la naturaleza.

Bloque 3. Cultura y vida en sociedad.

Identificación de los primeros grupos sociales de pertenencia: familia y escuela. Toma de conciencia vivenciada de la necesidad de su existencia y funcionamiento. Disfrute y valoración de las relaciones afectivas que en ellos se establecen.

Observación de necesidades, ocupaciones y servicios en la vida de la comunidad. Conocimiento de que las personas se organizan en distintos grupos sociales. Deseo de participación en ellos.

Adopción progresiva de pautas adecuadas de comportamiento y normas básicas de convivencia. Disposición para compartir y para resolver conflictos mediante el diálogo de forma progresivamente autónoma.

Interés por participar y colaborar en las tareas cotidianas en el hogar y la escuela. Identificación y rechazo de estereotipos y prejuicios sexistas. Establecimiento de relaciones equilibradas entre niños y niñas.

Reconocimiento y valoración de algunas señas de identidad cultural propias y del entorno y participación activa e interesada en actividades sociales y culturales. Interés por el conocimiento y valoración de producciones culturales propias presentes en el entorno.

Identificación de algunos cambios en el modo de vida y las costumbres en relación con el paso del tiempo.

Interés y disposición favorable para entablar relaciones respetuosas, afectivas y recíprocas con niños y niñas de otras culturas.

A.2.2.2.2. Selección y secuencia de contenidos para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil del área Conocimiento del entorno

Se incluyen en la tabla B.1.4.

A.2.2.3. Criterios de evaluación

A.2.2.3.1. Criterios de evaluación del currículo oficial del área de Conocimiento del entorno

1. Mostrar curiosidad e interés por el descubrimiento del entorno, y, progresivamente: identificar, discriminar objetos y elementos del entorno inmediato y actuar sobre ellos; agrupar, clasificar y ordenar elementos y colecciones según semejanzas y diferencias ostensibles; discriminar y comparar algunas magnitudes y cuantificar colecciones mediante el uso de la serie numérica.

2. Dar muestras de interesarse por el medio natural, identificar y progresivamente: nombrar algunos de sus componentes, establecer relaciones sencillas de interdependencia, manifestar actitudes de cuidado y respeto hacia la naturaleza, y participar en actividades para conservarla.

3. Identificar y conocer los grupos sociales más significativos de su entorno, algunas características de su organización y los principales servicios comunitarios que ofrecen. Poner ejemplos de sus características y manifestaciones culturales, y valorar su importancia.

A.2.2.3.2. Criterios de evaluación de la propuesta pedagógica para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil

Se incluyen en la tabla B.1.4

A.2. 3. Área: Lenguajes: comunicación y representación

A.2.3. 1 Objetivos

A.2.3.1.1 Objetivos generales del área

1. Apropiarse progresivamente de los diferentes lenguajes para expresar sus necesidades, preferencias, sentimientos, experiencias y representaciones de la realidad.

2. Experimentar y expresarse utilizando los lenguajes corporal, plástico, musical y tecnológico, para representar situaciones, vivencias, necesidades y elementos del entorno y provocar efectos estéticos, mostrando interés y disfrute.

3. Utilizar la lengua como instrumento de comunicación, de representación, aprendizaje y disfrute, de expresión de ideas y sentimientos, y valorar la lengua oral como un medio de regulación de la conducta personal y de la convivencia.

4. Comprender las intenciones comunicativas y los mensajes de otros niños y adultos, familiarizándose con las normas que rigen los intercambios comunicativos y adoptando una actitud favorable hacia la comunicación, tanto en lengua propia como extranjera.

5. Acercarse a las producciones de tradición cultural. Comprender, recitar, contar y recrear algunos textos literarios mostrando actitudes de valoración, disfrute e interés hacia ellos.

6. Desarrollar la curiosidad y la creatividad interactuando con producciones plásticas, audiovisuales y tecnológicas, teatrales, musicales, o danzas, mediante el empleo de técnicas diversas.

7. Iniciarse en los usos sociales de la lectura y la escritura explorando su funcionamiento y valorándolas como instrumento de comunicación, información y disfrute.

8. Iniciarse en el uso oral de una lengua extranjera con intención comunicativa en actividades relacionadas con las situaciones habituales del aula, y mostrar interés y disfrute al participar en estos intercambios.

9. Iniciarse en el uso de instrumentos tecnológicos, valorando su potencial como favorecedores de comunicación, de expresión y como fuente de información y diversificación de aprendizajes.

A.2.3.1.2 Objetivos del área de la propuesta pedagógica

1. Comprender la importancia del lenguaje oral para expresar los propios sentimientos, ideas y necesidades. (O.A. 1) (U.D. 1)

2. Escuchar con interés, recrear y disfrutar de textos literarios y de tradición cultural. (O.A. 5) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

3. Participar activamente en juegos lingüísticos. (O.A. 1, 2, 3, 6 y 9) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

4. Adquirir progresivamente nuevo vocabulario. (O.A. 2, 3, 4, 5, 7 y 9) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

5. Usar de forma progresiva un léxico variado estructurando frases, entonando y pronunciando de forma cada vez más clara. (O.A. 1, 2, 3, 4 y 5) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

6. Emplear correctamente nuevas expresiones (saludo y despedida). (O.A. 1, 2, 3, 6 y 9) (U.D. 1)

7. Desarrollar las habilidades grafomotoras básicas. (O.A. 7) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

8. Aprender a dar información precisa en las comunicaciones orales y a respetar las normas que rigen los intercambios lingüísticos. (O.A. 1, 2, 3 y 8) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

9. Adquirir una progresiva autonomía en el manejo de las TIC. (O.A. 9) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

10. Disfrutar con el uso de las TIC. (O.A. 9) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

11. Crear imágenes y producciones plásticas cada vez más elaboradas con una adecuada coordinación y precisión motriz. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

12. Emplear distintos materiales para realizar las obras plásticas. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

13. Iniciarse en el uso de nuevas técnicas plásticas: modelado, estampación, collage, etc. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

14. Apreciar las producciones artísticas propias, las de los compañeros y las del entorno, mostrando actitudes de interés y respeto. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

15. Aproximarse al conocimiento de autores representativos en diversas modalidades artísticas y algunas de sus obras. (O.A. 2 y 6) (U. D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

16. Explorar las distintas posibilidades sonoras que ofrece la propia voz y algunos instrumentos y utilizarlos como medio de expresión. (O.A. 2, 3 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4 ,5 y 6).

17. Expresar ritmos y canciones con distintas partes del cuerpo y con los instrumentos. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

18. Interpretar canciones y villancicos para practicar entonación y vocalización. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

19. Profundizar en los recursos básicos para la expresión corporal (gesto, tono, voz, actitud corporal, etc.) de forma ajustada al contexto interpretativo. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

20. Descubrir las posibilidades del juego simbólico y dramático. (O.A. 1, 2, 3 y 6) (U.D. 2, 4, 5 y 6)

21. Desarrollar la capacidad auditiva en nuestros alumnos para entender y explorar el medio físico y social. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, 3, 4, 5 y 6)

22. Identificar la música como canal de comunicación a la hora de expresar y reconocer diferentes emociones y normas de comportamiento socialmente aceptadas. (O.A. 2 y 6) (U.D. 1, 2, y 3)

O.A. Objetivo de área

U.D. Unidad didáctica

A.2.3.2. Contenidos

A.2.3.2.1. Contenidos del currículo oficial del área de Lenguajes: comunicación y representación.

Bloque 1. Lenguaje verbal.

Escuchar, hablar y conversar.

Utilización y valoración progresiva de la lengua oral para evocar y relatar hechos, para explorar conocimientos, expresar y comunicar ideas y sentimientos y como ayuda para regular la propia conducta y la de los demás.

Uso progresivo, acorde con la edad, de léxico variado y con creciente precisión, estructuración apropiada de frases, entonación adecuada y pronunciación clara.

Participación y escucha activa en situaciones habituales de comunicación. Acomodación progresiva de sus enunciados a los formatos convencionales, así como acercamiento a la interpretación de mensajes, transmitidos por medios audiovisuales.

Utilización adecuada de las normas que rigen el intercambio lingüístico, respetando el turno de palabra, escuchando con atención y respeto.

Interés por participar en interacciones orales en lengua extranjera en rutinas y situaciones habituales de comunicación. Valoración de la lengua extranjera como instrumento para comunicarse.

Comprensión de la idea global de textos orales en lengua extranjera, en situaciones habituales del aula y cuando se habla de temas conocidos y predecibles. Actitud positiva hacia la lengua extranjera.

Desarrollo de estrategias básicas para apoyar la comprensión y expresión oral de mensajes en lengua extranjera: uso del contexto visual y no verbal y de los conocimientos previos sobre el tema o la situación transferidos desde las lenguas que conoce a la lengua extranjera.

Interés y actitud positiva hacia las diferentes lenguas utilizadas en el entorno y hacia los usos particulares que hacen de ellas las personas.

Aproximación a la lengua escrita.

Acercamiento a la lengua escrita como medio de comunicación, información y disfrute. Interés por explorar algunos de sus elementos.

Diferenciación entre las formas escritas y otras formas de expresión gráfica. Identificación de palabras y frases escritas muy significativas y usuales. Percepción de diferencias y semejanzas entre ellas. Iniciación al conocimiento del código escrito a través de esas palabras y frases.

Uso, gradualmente autónomo, de diferentes soportes de la lengua escrita como libros, revistas, periódicos, ordenadores, carteles o etiquetas. Utilización progresivamente ajustada de la información que proporcionan.

Interés y atención en la escucha de poesías, narraciones, explicaciones, instrucciones o descripciones transmitidas o leídas por otras personas.

Iniciación en el uso de la escritura para cumplir finalidades reales. Interés y disposición para comunicarse por escrito y por el uso de algunas convenciones del sistema de la lengua escrita como linealidad, orientación y organización del espacio, y gusto por producir mensajes con trazos cada vez más precisos y legibles.

Acercamiento a la literatura.

Escucha y comprensión de cuentos, relatos, leyendas, poesías, rimas o adivinanzas, tanto tradicionales como contemporáneas, como fuente de placer y de aprendizaje.

Recitado de algunos textos de carácter poético, de tradición cultural o de autor, disfrutando de las sensaciones que el ritmo, la rima y la belleza de las palabras producen.

Participación creativa en juegos lingüísticos para divertirse y para aprender.

Dramatización de textos literarios y disfrute e interés por expresarse con ayuda de recursos extralingüísticos.

Interés por compartir interpretaciones, sensaciones y emociones provocadas por las producciones literarias.

Interés y curiosidad por conocer textos literarios propios de otras culturas presentes en el entorno.

Utilización de la biblioteca con respeto y cuidado, valoración de la biblioteca como recurso de información, aprendizaje, entretenimiento y disfrute.

Escucha, comprensión global y memorización y recitado de fragmentos de canciones, cuentos, poesías o rimas en lengua extranjera.

Bloque 2. Lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la comunicación.

Iniciación en el uso de instrumentos tecnológicos como ordenador, periféricos, cámara o reproductores de sonido e imagen, como facilitadores de la comunicación.

Exploración del teclado y el ratón del ordenador y experimentación de su uso para realizar actividades apropiadas como escribir su nombre, rellenar calendarios, agendas, mensajes, carteles, dibujar, transformar imágenes o jugar.

Visionado de producciones audiovisuales como películas, videos o presentaciones de imágenes. Valoración crítica de sus contenidos y de su estética.

Distinción progresiva entre la realidad y representación audiovisual.

Toma progresiva de conciencia de la necesidad de un uso moderado, crítico y significativo de los medios audio- visuales y de las tecnologías de la información y la comunicación.

Utilización de producciones audiovisuales y de las tecnologías la información y la comunicación para el acercamiento a la lengua extranjera.

Bloque 3. Lenguaje artístico.

Experimentación y descubrimiento de algunos elementos que configuran el lenguaje plástico (línea, forma, color, textura, espacio...).

Expresión y comunicación de hechos, sentimientos y emociones, vivencias, o fantasías a través del dibujo y de producciones plásticas realizadas con distintos materiales y técnicas.

Interpretación y valoración, progresivamente ajustada, de diferentes tipos de obras plásticas presentes en el entorno.

Exploración de las posibilidades sonoras de la voz, del propio cuerpo, de materiales y objetos cotidianos y de instrumentos musicales de pequeña percusión. Utilización de los sonidos hallados para la interpretación, la sonorización de textos e imágenes y la creación musical.

Reconocimiento de sonidos del entorno natural y social, y discriminación auditiva de sus rasgos distintivos y de algunos contrastes básicos (largo-corto, fuerte- suave, agudo-grave).

Audición activa y reconocimiento de algunas obras musicales de diferentes géneros y estilos. Participación activa y disfrute en la interpretación de canciones, juegos musicales y danzas.

Interpretación y memorización de canciones, danzas e instrumentaciones sencillas.

Participación activa y disfrute en la audición musical, los juegos musicales y la interpretación de canciones y danzas.

Bloque 4. Lenguaje corporal.

Descubrimiento y experimentación de gestos y movimientos como recursos corporales para la expresión y la comunicación. Familiarización con la imagen especular para la toma de conciencia de la propia expresividad.

Utilización, con intención comunicativa y expresiva, de las posibilidades motrices del propio cuerpo con relación al espacio y al tiempo.

Exploración de las propias posibilidades expresivas y comunicativas en relación con objetos y materiales.

Ajuste corporal y motor ante objetos de diferentes características con finalidad expresiva o comunicativa.

Imitación de animales, personajes y objetos.

Representación espontánea de personajes, hechos y situaciones en juegos simbólicos, individuales y compartidos.

Participación en actividades de dramatización, danzas, juego simbólico y otros juegos de expresión corporal.

Asociación de gestos y movimientos cotidianos a expresiones lingüísticas en lengua extranjera para favorecer la adquisición de léxico y la comunicación.

A.2.3.2.2. Selección y secuencia de contenidos para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil del área de Lenguajes: comunicación y representación.

Se incluyen en la tabla B.1.6.

A.2.3.3. Criterios de evaluación

A.2.3.3.1. Criterios de evaluación del currículo oficial del área de Lenguajes: comunicación y representación.

1. Participar en situaciones comunicativas a través de protoconversaciones, o sistema de turnos, y juegos de interacción social.

2. Utilizar la lengua oral del modo más conveniente para la comunicación con sus iguales y con adultos, según las intenciones comunicativas, y comprender mensajes orales diversos, mostrando una actitud de escucha atenta y respetuosa.

3. Mostrar interés por los textos escritos presentes en el aula y en el entorno próximo, iniciándose en su uso, en la comprensión de sus finalidades y en el conocimiento de algunas características del código escrito. Interesarse y participar en las situaciones de lectura y escritura que se proponen el aula.

4. Expresarse y comunicarse utilizando medios, materiales y técnicas propios de los diferentes lenguajes artísticos, tecnológicos y audiovisuales, mostrando interés por explorar sus posibilidades, por disfrutar con sus producciones y por compartir con los demás las experiencias estéticas y comunicativas.

A.2.3.3.2. Criterios de evaluación de la propuesta pedagógica para el segundo nivel del segundo ciclo de Educación Infantil

Se incluyen en la tabla B.1.6.

B. LAS COMPETENCIAS CLAVE EN EL CURRÍCULO DE EDUCACIÓN INFANTIL

Se entiende por competencia la capacidad de poner en práctica de forma integrada, en contextos y situaciones diferentes, los conocimientos, las habilidades y las actitudes personales adquiridos. Podrían definirse, por tanto, como el conjunto de recursos que puede movilizar un sujeto de forma integrada para resolver con eficacia una situación en un contexto dado.

Las competencias clave deberán estar estrechamente vinculadas a los objetivos de la etapa y tienen tres componentes: un saber (un contenido), un saber hacer (un procedimiento, una habilidad, una destreza, etc.) y un saber ser o saber estar (una actitud determinada).

Las competencias clave tienen las características siguientes:

· Promueven el desarrollo de capacidades, más que la asimilación de contenidos, aunque estos están siempre presentes a la hora de concretar los aprendizajes.

· Tienen en cuenta el carácter aplicativo de los aprendizajes, ya que se entiende que una persona “competente” es aquella capaz de resolver los problemas propios de su ámbito de actuación.

· Se basan en su carácter dinámico, puesto que se desarrollan de manera progresiva y pueden ser adquiridas en situaciones e instituciones formativas diferentes.

· Tienen un carácter interdisciplinar y transversal, puesto que integran aprendizajes procedentes de distintas disciplinas.

· Son un punto de encuentro entre la calidad y la equidad, por cuanto que pretenden garantizar una educación que dé respuesta a las necesidades reales de nuestra época (calidad) y que sirva de base común a todos los ciudadanos (equidad).

Los currículos oficiales de Educación Infantil de las distintas comunidades autónomas no incluyen siempre la referencia explícita al tratamiento y desarrollo de las competencias clave; en cambio, sí se hacen alusiones puntuales a la necesidad de impulsar competencias sociales, verbales, de autonomía en el aprendizaje y en el desenvolvimiento en el medio, entre otras. También se subraya la necesidad de coherencia y continuidad entre etapas para favorecer el desarrollo de una acción formativa equilibrada.

Así pues, ante la disyuntiva de incluir o no las competencias clave en nuestra propuesta de materiales de apoyo para la elaboración de propuestas pedagógicas, hemos de plantearnos si tal inclusión está fundamentada y desde qué perspectivas. Comenzaremos recordando, no obstante, que la misión de los proyectos educativos y las propuestas pedagógicas que se inscriben en ellos es proporcionar un marco de autonomía y expresión propia a los centros; así pues, los criterios sociales y pedagógicos que establezca un equipo docente ya podrían justificar la opción de contemplarlas como elemento esencial de sus propuestas pedagógicas.

No obstante, existen más argumentos a favor de esta alternativa que pasamos a analizar. Demostraremos que el impulso que las competencias clave pueden y deben recibir está fundamentado psicológica, sociológica, epistemológica y pedagógicamente:

· Psicológicamente. Hemos destacado que las competencias son un tipo de capacidad, la vinculada al saber hacer. En el tramo 0-6 años, la acción precede a la representación. Todo trabajo educativo que intente potenciar una acción motriz y psicomotriz, que estimule, que oriente, que funcionalice, será esencial en la organización y la reorganización de las experiencias y los aprendizajes que de ellas se desprendan. Así, como cualquier objetivo, las competencias deberán considerar el nivel de desarrollo de los distintos cursos de la Educación Infantil y potenciar nuevos niveles de desarrollo.

· Sociológicamente. Las competencias clave, concretadas en competencias específicas, permitirán a los niños un conocimiento, desenvolvimiento, ajuste y adaptación más eficaz a los entornos familiares, sociales y escolares.

· Epistemológicamente. Las áreas de la Educación Infantil incluyen objetivos, contenidos concretos y criterios de evaluación que están vinculados a las siete competencias clave.

· Pedagógicamente. Al ser las competencias un elemento de desarrollo e identificación de un tipo de objetivos, está fundamentado desde la didáctica.

También podemos encontrar en la normativa actual argumentos en el mismo sentido:

· El artículo 6 de la LOE, en su redacción modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), establece que los componentes del currículo son los objetivos, competencias, contenidos, metodología didáctica, estándares y resultados de aprendizaje evaluables y criterios de evaluación del grado de adquisición de las competencias y del logro de los objetivos de cada una de las enseñanzas reguladas en dicha Ley.

· El art. 5 de la misma ley orgánica establece que corresponde a las Administraciones públicas promover ofertas de aprendizaje flexibles que permitan la adquisición de competencias clave.

· En la concreción de los fines que para todas las etapas educativas se recoge en la citada ley orgánica, se identifican unos referentes de desarrollo que permiten establecer las relaciones con las siete competencias clave: pleno desarrollo de la personalidad y de las capacidades de los alumnos, respeto de los derechos y libertades fundamentales, prevención de conflictos y la resolución pacífica de los mismos, responsabilidad individual y en el mérito y esfuerzo personal, formación para la paz, el respeto hacia los seres vivos y el medio ambiente, capacidad de los alumnos para regular su propio aprendizaje, para desarrollar la creatividad, la iniciativa personal y el espíritu emprendedor.

Así pues, fundamentada la contribución de este elemento del currículo, definiremos en nuestra propuesta competencias específicas para cada área en cada curso. Las relacionaremos con las competencias clave del currículo oficial y con nuestros propios criterios de evaluación.

B.1. LAS COMPETENCIAS CLAVE EN NUESTRA PROPUESTA PEDAGÓGICA DE EDUCACIÓN INFANTIL

Los principios pedagógicos que establece la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa para esta etapa educativa incluyen atender progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio en el que se vive. Además se debe facilitar que niñas y niños elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada y adquieran autonomía personal.

Esta perspectiva integradora encuentra en el aprendizaje orientado a la adquisición de las competencias clave su marco ideal. Se entiende por competencia la capacidad de poner en práctica de forma integrada, en contextos y situaciones diferentes, los conocimientos, las habilidades y las actitudes personales adquiridos.

Por todo ello, las competencias clave son un elemento esencial del currículo. La legislación educativa española propone siete competencias clave, que se vinculan a las ocho establecidas en el marco de los estados miembros de la Unión Europea:

1. Comunicación lingüística (CCL).

2. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología (CMCT).

3. Competencia digital (CD).

4. Aprender a aprender (CAA).

5. Competencias sociales y cívicas (CSC).

6. Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor (SIEE).

7. Conciencia y expresiones culturales (CEC).

B.1.1. Las competencias clave en el área de Conocimiento de sí mismo

El conocimiento de sí mismo y la autonomía personal cooperan en el desarrollo del conjunto de las competencias clave, pero resulta destacable su aportación a las siguientes: competencias sociales y cívicas, aprender a aprender y, muy especialmente, al sentido de iniciativa y espíritu emprendedor.

Por lo que respecta a las competencias sociales y cívicas, se ha de subrayar que nuestra propuesta pedagógica aborda las relaciones próximas: la familia; los amigos; los compañeros; el conocimiento de las emociones y sentimientos en relación con los demás; la asertividad; las actitudes de diálogo y resolución de conflictos y la reflexión sobre los mismos. El trabajo desplegado en habilidades y destrezas en esta competencia permitirá a los niños relacionarse con los demás de forma cada vez más equilibrada y satisfactoria, interiorizando progresivamente las pautas de comportamiento social y ajustando a ellas su conducta.

Todos los objetivos de nuestro proyecto están de alguna manera orientados hacia esta competencia ya que promueven activamente el desarrollo de habilidades y destrezas directamente relacionadas con las competencias sociales y cívicas.

La competencia para aprender a aprender implica avanzar en la adquisición de un nivel básico en aquellas habilidades y destrezas que permiten progresar disfrutando de acuerdo con las exigencias de cada situación. Supondrá:

· Utilizar la observación, manipulación y exploración para conocer mejor el mundo que le rodea.

· Organizar la información de acuerdo con sus cualidades y categorías.

· Establecer sencillas relaciones de causa y efecto.

· Respetar unas normas básicas sobre el trabajo, las posturas necesarias, los tiempos y el espacio y el uso de los materiales y recursos de forma ordenada y cuidadosa.

La aportación de nuestro proyecto a la adquisición de la competencia de sentido de iniciativa y espíritu emprendedor es particularmente relevante. Muchos de los aprendizajes que integran el área están centrados en la forma de relación del ser humano con el mundo que le rodea, en la adquisición de habilidades que hagan posible el conocimiento y la valoración de los componentes básicos del medio natural y algunas de sus relaciones, cambios y transformaciones, para saber intervenir con iniciativa y espíritu emprendedor. Estimular el sentido de iniciativa y espíritu emprendedor supone trabajar para favorecer en el niño el conocimiento de sí mismo, de sus emociones y sentimientos, de los condicionantes y las posibilidades de su actividad y del trazado de planes sencillos relacionados con la acción y la relación con los demás y con el medio. Se trata de que, poco a poco, vaya aprendiendo a convertir sus proyectos en realidades.

La progresiva adquisición de su autonomía personal se manifestará, gradualmente, a través de progresos de los siguientes tipos:

· Un uso cada vez más eficaz del propio cuerpo en el desarrollo de las rutinas, en el incremento de iniciativas y sus alternativas, en la seguridad que se adquiere al realizar las actividades, en el cálculo de riesgos y en la responsabilidad por concluirlas de una forma cada vez más correcta.

· Una actuación más segura, eficaz y autónoma en el manejo de útiles, en las rutinas personales de alimentación, vestido, aseo y descanso, y en el deseo de afrontar nuevas tareas asumiendo ciertos riesgos.

· Un desarrollo del autoconcepto que integrará un conjunto de claves para interpretar la realidad que le rodea y, especialmente, las relaciones con los demás: conocer sus rasgos físicos, sus intereses, sus necesidades, sus posibilidades puede favorecer una actuación natural y sin inhibiciones en las distintas situaciones.

· La posibilidad de manifestar y asumir el afecto de las compañeras y compañeros que le rodean, interesarse por sus problemas o contribuir a su felicidad.

· Progresos en el control de su comportamiento y tolerancia a la frustración de no obtener lo que quieren cuando lo quieren y el fracaso de que las cosas no salgan como se pide, especialmente cuando el esfuerzo no ha sido suficiente.

El área incluye, además, contenidos directamente relacionados con el desarrollo de las restantes competencias clave:

· Competencia en comunicación lingüística. El aumento de la riqueza en vocabulario específico le permitirá hablar sobre sí mismo, expresar ideas y sentimientos de forma apropiada y expresarse con el gesto y el movimiento mediante el lenguaje corporal. El niño se va a servir de las posibilidades expresivas del cuerpo para manifestar las sensaciones que experimenta, se iniciará en la representación teatral, será capaz de denominar, expresar y comunicar a los demás sentimientos, emociones, necesidades y preferencias, objetivos y contenidos recogidos en el currículo del área 1 y que contribuyen al desarrollo de distintos lenguajes incluidos en esta competencia.

· Competencia digital. La autonomía personal se manifestará en sus primeros contactos con el mundo digital: conocer los mecanismos de acceso; saber cómo encender y apagar los dispositivos; usar el ratón o los iconos; imprimir; buscar información abriendo y cerrando ventanas, seguir enlaces, manejar programas sencillos, utilizar programas básicos de dibujo para expresarse, etc. Desde esta área, las TIC permitirán, por ejemplo, trabajar contenidos relacionados con las partes externas e internas del cuerpo.

· La competencia en conciencia y expresiones culturales se estimula a partir del acercamiento y estudio de las manifestaciones culturales: fiestas, costumbres, vivienda, vestido, gastronomía, pautas de vida y valoración de la diversidad cultural que nos rodea. Los contenidos que recogemos en nuestra propuesta pedagógica muestran el reconocimiento de tales manifestaciones con elementos significativos de la identidad de su entorno geográfico próximo como una vía de desarrollo de la autonomía personal.

En la tabla siguiente se vinculan los contenidos y criterios de evaluación seleccionados y secuenciados en el nuestra concreción curricular para el nivel 4 años con las competencias clave cuya adquisición se pretende favorecer en cada caso. En la última columna se reflejan las unidades en las que se trabajan dichos elementos curriculares.

B.1.2. Vinculación entre contenidos, criterios de evaluación y competencias clave de la propuesta pedagógica en el área: Conocimiento de sí mismo y autonomía personal

CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL

CONTENIDOS

CRITERIOS DE EVALUACIÓN

C.C.

UD.

Bloque 1: El cuerpo y la propia imagen

· Coordinación de los principales segmentos corporales y experimentación de diversos movimientos.

· Orientación espacio-temporal.

· Integración perceptiva de las diversas sensaciones.

· Reconocimiento de posibilidades y limitaciones.

· Representación gráfica del esquema corporal.

· Los principales sentimientos y emociones del ser humano (alegría, tristeza, miedo, enfado, afecto, sorpresa, etc.).

Comunicación a través de diversas modalidades expresivas de los sentimientos, emociones, vivencias, preferencias e intereses.

· Desarrollo de un sentimiento de gusto y seguridad ante las demostraciones de afecto de los compañeros y los adultos más cercanos.

· Aplicación de estrategias para enfrentarse a los propios sentimientos y emociones y los de los otros.

· Gusto por escenificaciones y representaciones.

· Utilización de las posibilidades del propio cuerpo en la escenificación de sentimientos, emociones y estados de ánimo.

· Familiarización en el respeto de las características diferenciales que presentan las personas.

· Rechazo de las posibles discriminaciones y estereotipos por razón de género o grupo étnico.

· Satisfacción progresiva de las principales necesidades físicas y corporales.

· Actitud responsable ante la realización de tareas.

Bloque 2: Juego y movimiento

· El cuerpo y el movimiento.

· Nociones básicas de orientación en el espacio y en el tiempo: dentro/fuera, hacia arriba/hacia abajo, encima de/debajo de, caber en/no caber en, delante de/detrás de, el primero/el último, a un lado/a otro lado, alrededor, cerca/lejos, antes/ahora/después, rápido/lento, líneas abiertas y cerradas.

· Posibilidades motoras: posturas del cuerpo, control corporal, flexión y extensión de las articulaciones, tensión y relajación, actividad, reposo, desplazamientos, lanzamientos y rodamientos, tono, equilibrio y respiración.

· Ejercitación de movimientos ajustados a las exigencias de la situación (espacios, tiempos y normas) y a los movimientos de otros.

· Precisión progresiva de los movimientos y desplazamientos en las actividades lúdicas y de la vida cotidiana.

· Dominio gradual de las actividades manipulativas de carácter fino.

· Realización de ejercicios de grafomotricidad: diversidad de trazos.

· Cuidado en la manipulación de objetos y juguetes con los que realiza su actividad.

· Progresiva iniciativa en el aprendizaje de nuevas habilidades.

· Identificación entre posturas apropiadas e inapropiadas en función de criterios sociales y de salud.

· Aplicación del control en el tono, en la postura y en el equilibrio en diversas situaciones de actividad corporal.

· Orientación y situación espacial de elementos del entorno y de sí mismo.

· El juego. Tipos de juegos:

· Individuales y grupales.

· Simbólico y dramático.

· Con objetos y juguetes.

· Participación en juegos y actividades deportivas.

· Respeto de las normas en la participación de juegos colectivos.

· Actitud de ayuda y colaboración con los iguales en actividades grupales.

· Estimación de la duración de algunas rutinas y actividades en relación con las unidades de tiempo (antes/después/ahora, rápido/lento).

· Identificación de momentos temporales significativos y de su función básica a lo largo de la jornada (tiempos de: comer, jugar, descansar, ir al colegio, estar con la familia, etc.).

· Participación en juegos que exijan movimientos y desplazamientos individualmente o de forma colectiva.

· Manipulación de objetos y juguetes implicados en las situaciones lúdicas.

· Coordinación y control de los movimientos, desplazamientos y del equilibrio.

· Desarrollo de una progresiva confianza en sus posibilidades de acción y percepción.

· Iniciación en el juego dramático a partir de dramatizaciones de cuentos.

· Identificación de las propias limitaciones como vía en la prevención de situaciones peligrosas.

· Colaboración en la elaboración de normas en los juegos.

Bloque 3: La actividad y la vida cotidiana

· Actividades propias de la vida cotidiana:

· Tipos de actividades: rutinas, juegos, exploraciones, hábitos, tareas y pequeñas responsabilidades.

· Selección de hábitos elementales de organización, constancia, atención, iniciativa y esfuerzo para el desarrollo de actividades cotidianas.

· Identificación de lugares en los que se desarrolla la actividad cotidiana: el colegio y la casa y sus dependencias, espacios del entorno: tiendas, ludotecas, bibliotecas, etc.

· Descripción de las tareas más significativas que realizan algunos miembros de la familia.

· Progresiva autonomía en la realización de actividades cotidianas.

· Exploración de los objetos y dependencias de la casa y del colegio.

· Secuenciación temporal de algunos momentos significativos de su vida cotidiana.

· Contextualización de la propia conducta a las demandas de los otros.

· Hábitos y habilidades en la realización de tareas cotidianas y en las relaciones con los demás: organización, constancia, atención, iniciativa, esfuerzo, colaboración y afectividad.

· Ajuste progresivo de la propia conducta a las normas de relación y convivencia.

· Aceptación de correcciones para rectificar errores en la tarea.

· Utilización de estrategias sencillas que contribuyan a regular las emociones.

· Análisis guiado de las consecuencias positivas y negativas de determinadas acciones.

· Lectura de imágenes, signos y símbolos relacionados con el entorno: señales de tráfico sencillas y relacionadas con distintos establecimientos.

· Expresión de emociones, sentimientos y opiniones relacionados con las actividades más significativas de la vida cotidiana: pedir, dar, preguntar, explicar, despedir, saludar, compartir y agradecer. Exploración de los objetos y dependencias de la casa y del colegio.

· Dominio progresivo en la utilización de objetos y espacios vinculados a su vida cotidiana.

· Búsqueda de soluciones a las dificultades que surgen en la vida cotidiana.

· Planificación de pasos sencillos en la realización de tareas cotidianas.

· Valoración del trabajo bien hecho por uno mismo y por los demás.

· Asimilación de posibilidades y limitaciones.

· Desarrollo progresivo de un autoconcepto positivo.

· Aproximación a la ejercitación de hábitos iniciativa, esfuerzo y organización.

· Establecimiento de relaciones afectivas con los demás.

· Colaboración en actividades para la resolución de conflictos.

Bloque 4: El cuidado personal y la salud

· Espacios, objetos, útiles y profesiones relacionados con los hábitos y el cuidado de sí mismo.

· Identificación de hábitos básicos: la alimentación, el vestido, la prevención de accidentes, el ejercicio y el descanso, la actividad y el juego, etc.

· Puesta en práctica de las normas básicas favorecedoras de la salud.

· Ejercitación de acciones vinculadas a la higiene y limpieza del cuerpo.

· Gusto por mantener un aspecto personal y un entorno limpio y aseado.

· Petición y aceptación de ayuda en situaciones que lo requieran.

· Descripción de algunas consecuencias negativas para la salud que pueden tener hábitos poco adecuados.

· Normas relacionadas con hábitos de salud y prevención de accidentes:

· De seguridad vial.

· De contacto con los animales.

· De protección y cuidado ante las inclemencias del tiempo.

· Identificación de conductas de prevención de riesgos en los entornos más habituales de su vida cotidiana.

· Rechazo de conductas y pautas contrarias al mantenimiento de la salud.

· Toma de conciencia, en la medida de sus posibilidades, de su propio papel en el mantenimiento de la salud.

· Colaboración en situaciones de enfermedad y pequeños accidentes.

· Manipulación progresivamente autónoma de los utensilios relacionados con la higiene y los alimentos.

· Participación en la elaboración de normas relacionadas con los hábitos saludables.

· Práctica de actuaciones y pequeñas tareas de conservación y cuidado de los espacios.

· Mantenimiento de limpieza y orden en el entorno.

· Orden y clasificación de objetos y espacios de su entorno próximo.

· Aceptación de las normas sociales básicas asociadas a los hábitos.

· Iniciación a la práctica de actividad física.

· Diferenciación de acciones favorecedoras y contrarias al mantenimiento de la salud.

· Ajuste a las normas básicas en la utilización de objetos y espacios.

· Valoración positiva de la ayuda que pueden prestar los adultos en situaciones de dificultad o enfermedad.

1. Progresar en el control del tono, la postura y marcha en relación a las características de los objetos, personas y situaciones con los que se vincula.

SIEE, CAA

1, 2, 3, 4, 5 y 6

2. Realizar tareas rutinarias y de juego con una adecuada coordinación y control dinámico general del cuerpo y sus movimientos.

SIEE, CAA

1, 2, 3, 4, 5 y 6

3. Identificar, respetar y progresar en la adquisición de las normas, hábitos y rutinas básicas de higiene y salud relativas a la alimentación, descanso, cuidado y aseo.

CSC, CAA CMCT

1, 2, 3, 4, 5 y 6

4. Identificar las normas básicas para la convivencia en los grupos sociales de los que forma parte (respetar el turno, compartir, etc.) actuando conforme a ellas.

CSC, CAA, SIEE

1, 2, 3, 4, 5 y 6

5. Reconocer los propios sentimientos, emociones e intereses (gustos, preferencias y necesidades) expresándose de forma adecuada según la situación y los interlocutores.

CCL, CSC, CAA, SIEE

1, 2, 3, 4, 5y 6

6. Participar en juegos y actividades grupales aceptando sus normas.

CSC, SIEE, CAA

1, 2, 3, 4, 5 y 6

7. Adoptar progresivamente los ritmos, rutinas y hábitos que se trabajan en el aula.

CAA, CSC,

SIEE

1, 2, 3, 4, 5 y 6

8. Pedir y aceptar ayuda en situaciones que lo requieren y valorarla adecuadamente.

CCL, SIEE, CAA

1, 2, 3, 4, 5 y 6

9. Cuidar, respetar y utilizar adecuadamente objetos y espacios compartiendo con sus iguales.

CSC, CAA, SIEE

1, 2, 3, 4, 5 y 6

10. Ser capaz de frenar su impulsividad y demorar su gratificación para evitar el conflicto.

SIEE CAA CSC

1, 2, 3, 4, 5 y 6

11. Desarrollar y mantener hábitos de atención y esfuerzo en las actividades que realiza.

CAA, SIEE

1, 2, 3, 4, 5 y 6

12. Aceptar las críticas constructivas sin sentirse mal.

SIEE, CAA, CSC

1, 2, 3, 4, 5 y 6

13. Respetar las características y limitaciones de los demás.

CSC, CAA

1, 2, 3, 4, 5 y 6

B.1.3. Las competencias clave en la propuesta pedagógica del área de Conocimiento del entorno

El área de conocimiento del entorno contribuye decisivamente al desarrollo del conjunto de las competencias clave, pero resulta destacable su aportación a las siguientes: competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología, competencias sociales y cívicas y conciencia y expresiones culturales.

El área constituye un ámbito privilegiado para estimular las competencias básicas en ciencia y tecnología; ello se conseguirá a través de la observación y la manipulación de objetos, de la interacción con las personas, de la exploración del espacio (lugares, instituciones y enclaves) y del tiempo (ayer, hoy, mañana, el día, la semana y las estaciones), fundamentalmente en situaciones de juego.

Por otra parte, el niño y la niña de esa edad se conocen a sí mismos a través de su relación con el entorno y de las experiencias que tienen con él, lo que permite que desde esta área se contribuya particularmente a desarrollar la habilidad para interaccionar con el mundo físico. Para favorecer esta interacción, nuestro proyecto incluye, por una parte, contenidos relacionados con la competencia matemática, mediante la iniciación en sencillas habilidades matemáticas a partir de la manipulación de objetos, la identificación de sus atributos y cualidades, y el establecimiento de relaciones de clasificación, orden y cuantificación. El conjunto de habilidades y destrezas que la constituyen deben ser aprendizajes construidos en esta etapa de forma significativa: la manipulación de objetos, la clasificación, la identificación, el empleo o la comparación de cuantificadores básicos (cantidad, tamaño, espacio, tiempo). La combinación de estos elementos le permitirá sentar los cimientos del pensamiento lógico y utilizarlos para resolver problemas sencillos que en el aula se le presentan de manera guiada y en la sociedad aparecen de forma natural.

Esta área es también decisiva para impulsar el desarrollo de las competencias básicas en ciencia y tecnología, partiendo de la observación del entorno físico, del reconocimiento de su propia anatomía y necesidades, de su aprendizaje sobre conductas que favorecen la salud, de los fenómenos atmosféricos, de los experimentos científicos básicos, etc. En definitiva, a través de esta área se va a introducir al niño en nuevos campos de conocimiento que contribuyan a ampliar su universo. Un fundamento básico del saber científico puede establecer una base sólida para futuros aprendizajes y ofrecer al niño expectativas que hagan interesante para él la actividad del estudio. La ciencia tiene la capacidad de proponer enigmas al niño y ayudarle a resolverlos. Una iniciación a las ciencias parece la forma idónea de estimular y satisfacer la curiosidad infantil. En la adquisición de esta competencia adquiere especial relevancia el tratamiento de las nociones básicas de orientación en el espacio y en el tiempo.

El acercamiento y la relación con lo que le rodea exigirá el conocimiento y el respeto por las normas que regulan los enclaves en los que se desenvuelve. Las competencias sociales y cívicas se perfilan a través de la observación de reglas y pautas de comportamiento, del acercamiento a los que le rodean, de la toma de contacto con lo que hacen y sienten, del valor de las relaciones y de las tareas que cada uno desempeña, del reconocimiento de la diversidad, de la estimación de las aportaciones de los otros a la cultura.

El medio contiene elementos que pueden ser objeto de valoración estética. Comenzar a trazar las coordenadas que permitan apreciar lo bello e intentar mejorar lo que no lo es supone cooperar en desarrollo de la competencia de conciencia y expresiones culturales. Los contenidos que recogemos en nuestra propuesta pedagógica muestran el reconocimiento de tales manifestaciones con elementos significativos de identidad con su entorno inmediato como una vía de desarrollo social. Todo ello será el medio para perseguir el aprecio y la valoración de lo que le rodea y desarrollar actitudes de cuidado, respeto y responsabilidad en su conservación.

Además de estas tres competencias clave, particularmente relevantes en esta área, también hemos de considerar su aportación para la adquisición de las demás. Así, la progresiva maestría y desarrollo de las habilidades científico-matemáticas mencionadas (la observación y exploración, las estrategias de búsqueda y análisis de información y todas aquellas destrezas necesarias para conseguir autonomía en sus aprendizajes), materializadas en contenidos muy concretos (comparar tamaños de objetos de la clase, identificar posiciones de objetos, precisar relaciones, determinar contrastes, trazar planes ordenados) favorecen, asimismo, el progreso en la competencia de aprender a aprender.

La identificación y la denominación de las cualidades del propio cuerpo y el de los otros, de los objetos, de los entornos naturales y sociales y de las personas que van conociendo, se van configurando en esquemas cada vez más complejos que, a su vez, le sirven de base para nuevos aprendizajes y para interpretar la realidad. Ello le permitirá anticipar situaciones y evitar riesgos, adoptando hábitos básicos de supervivencia y salud, lo que redunda, al tiempo, en beneficio de la competencia sentido de iniciativa y espíritu emprendedor.

La necesidad y el interés por la observación y el análisis del entorno natural y social pueden impulsar la competencia digital. Los juegos multimedia, animaciones y documentales que los medios de comunicación y el ordenador presentan, favorecen el contacto con realidades no siempre accesibles. Incluso cuando sí lo son, estas herramientas pueden proporcionar al niño otras perspectivas complementarias que enriquecerán su visión.

La competencia en comunicación lingüística encuentra en el área de conocimiento del entorno un espacio de enorme riqueza y proyección. La denominación y descripción de objetos, de elementos de la naturaleza, de enclaves y situaciones, de referentes artísticos y culturales, la narración de vivencias personales, familiares y sociales, la expresión verbal, plástica, musical y corporal de estos conocimientos y los sentimientos que despliegan es vital para cooperar en la potenciación de las modalidades lingüísticas. Los diferentes lenguajes se convierten en el vehículo para el aprendizaje, el medio para expresar y comprender el entorno que nos rodea.

En la tabla siguiente se vinculan los contenidos y criterios de evaluación seleccionados y secuenciados en el nuestra concreción curricular para el nivel 4 años con las competencias clave cuya adquisición se pretende favorecer en cada caso. En la última columna se reflejan las unidades en las que se trabajan dichos elementos curriculares.

B.1.4. Vinculación entre contenidos, criterios de evaluación y competencias clave de la propuesta pedagógica en el área: Conocimiento del entorno

ÁREA CONOCIMIENTO DEL ENTORNO

CONTENIDOS

CRITERIOS DE EVALUACIÓN

C.C.

UD.

Bloque 1: Medio físico: elementos, relaciones y medidas

· Los objetos del entorno: tipos: del colegio, de la casa; objetos propios de cada estación; objetos relacionados con la experimentación; objetos lúdicos; objetos relacionados con los hábitos.

· Reconocimiento de las funciones y usos de los objetos y materias presentes en el medio. (Conocimiento de las normas de uso y manipulación de objetos para su correcta conservación).

· Ordenación, cuidado y clasificación de los objetos cotidianos presentes en su entorno.

· El paisaje y el medio físico:

· Características del cambio del paisaje a lo largo del año.

· Las estaciones.

· Paisajes del mundo.

· Descubrimiento y observación del medio físico y de los elementos que lo componen.

· Búsqueda de semejanzas y diferencias entre algunos paisajes del mundo.

· Identificación de los cambios en el paisaje a lo largo del año y su influencia en personas, animales y plantas.

· Exploración de las propiedades de los objetos de su entorno inmediato: forma, color, textura, olor, sabor, utilidad, materia, etc.

· Descripción de cualidades físicas y atributos de objetos del entorno.

· Estimación de la medida en juegos y actividades cotidianas.

· Manipulación de las formas de los objetos.

· Correspondencias de los objetos con sus espacios y utilidades básicas.

· Agrupación de objetos a partir de características físicas (color, tamaño) y utilidad (para comer, para dormir, para el aseo, para curar, etc.).

· Elaboración de objetos artísticos y decorativos.

· Manipulación de objetos relacionados con la experimentación.

· Disfrute a través de actividades relacionadas con explorar, contar, comparar y clasificar objetos.

· Clasificación de objetos y colecciones atendiendo a sus semejanzas y diferencias.

· Prevención de situaciones peligrosas en su contacto con objetos y aparatos.

· Curiosidad por hallar usos personales y originales en los objetos habituales.

· Disposición a compartir materiales y juguetes propios con los amigos y familiares.

· Medidas:

· La medida de longitud: largo/corto; alto/bajo; más alto que/más bajo que; tan alto como/tan bajo como, etc.

· La medida del tamaño: grande/pequeño; más grande que/más pequeño que.

· La medida de capacidad: lleno/vacío.

· La medida del tiempo: rápido/lento, antes/ahora/después, ayer/hoy/mañana, estaciones del año, días de la semana.

· Cuantificadores básicos: ninguno/uno/al menos uno/todos.

· Aplicación de cuantificadores básicos en operaciones y situaciones vinculadas con el juego y la actividad cotidiana.

· Uso de cuantificadores para describir elementos del entorno.

· Construcción de la serie numérica mediante la adición de la unidad.

· Establecimiento de ordenaciones y seriaciones de objetos utilizando como referentes los seis primeros números naturales.

· La suma.

· Realización de operaciones de suma sencillas.

· Identificación del criterio de pertenencia y no pertenencia a una colección.

· Asociación de los seis primeros números cardinales y su representación gráfica para contar elementos y objetos cotidianos.

· Formas, orientación y representación en el espacio:

· Formas planas: el círculo, el cuadrado, el triángulo y el rectángulo. Combinaciones de formas planas.

· Cuerpos geométricos: la esfera y el óvalo.

· Líneas: abiertas, cerradas, curvas y rectas.

· Las posiciones de los objetos en el espacio y en relación con el propio cuerpo: arriba/abajo; dentro/fuera; alrededor; delante/detrás; a un lado/a otro lado.

· Descubrimiento de formas planas y cuerpos geométricos en objetos cotidianos.

· Orientación en espacios cotidianos: situación y desplazamientos.

· Estimación de la duración y secuenciación temporal de algunas rutinas y acontecimientos que se producen en su entorno más próximo.

· Elaboración de producciones relacionadas con la grafía de números, representaciones gráficas.

· Valoración de la funcionalidad de los números cardinales y ordinales en situaciones de la vida cotidiana.

· Iniciación en la práctica de habilidades de solución de problemas básicos.

· Manipulación con material específico de expresión lógico-matemática (regletas, bloques lógicos, balanza numérica, ábacos, juegos didácticos, etc.).

· Interés por aumentar su autonomía de acción a través de la asimilación de contenidos de orientación espacio-temporal.

Bloque 2: Acercamiento a la naturaleza

· Elementos del medio natural:

· Las plantas:

· Árboles, arbustos, flores y frutos.

· Tipos de árboles en función de la hoja (caduca o perenne).

· Tipos de frutos.

· Proceso de crecimiento.

· Partes de la planta.

· Cambios en función de la estación.

· Flora de Ceuta y Melilla.

· Elementos del medio natural: rocas, ríos, nubes, etc.:

· Características, comportamientos, funciones, relaciones y cambios en los seres vivos.

· Diferenciación entre seres vivos y materia inerte.

· Observación de las propiedades básicas de animales y plantas representativos de la Ceuta y Melilla.

· Descripción de características de animales y plantas del entorno.

· Discriminación de las características de la forma de vida de algunos animales.

· Establecimiento de correspondencias entre algunos alimentos y bienes y su origen animal y vegetal.

· Reconocimiento de productos gastronómicos de especial significado en Ceuta y Melilla.

· Discriminación de los rasgos básicos de los árboles, las plantas y las flores.

· Escenificación de los animales más representativos de su entorno.

· Percepción de determinadas modificaciones que experimentan los seres vivos a lo largo del año.

· Participación activa en actividades, juegos y deportes realizados en el medio natural.

· Cumplimiento de ciertas normas de salud, cuidado e higiene en la relación con los animales.

· Observación de los fenómenos del medio natural y formulación de conjeturas sobre sus causas y consecuencias.

· Realización de acciones de limpieza y recogida selectiva de residuos.

· Rechazo ante conductas incívicas relacionadas con el cuidado y la atención a los seres vivos.

· Valoración de su importancia para la salud y el bienestar.

· Expresión oral de algunas consecuencias del mal uso de elementos del entorno natural.

· Valoración de su importancia para la salud y el bienestar.

Bloque 3: Cultura y vida en sociedad

· Los primeros grupos sociales de referencia en la infancia.

· La familia:

· Miembros.

· Relaciones de parentesco (tíos y primos).

· Lugar que se ocupa en la familia.

· Normas básicas de convivencia.

· Funciones y ocupaciones.

· Tipos de familia.

· Costumbres familiares.

· El colegio:

· Miembros: profesores, compañeros, personal no docente y padres.

· Funciones y ocupaciones de niños y profesores.

· Normas básicas de convivencia.

· Reconocimiento de los primeros grupos de pertenencia y concienciación de su necesidad.

· Identificación de comportamientos y actitudes adecuados en relación a las normas que rigen en los diversos grupos a los que se pertenece.

· Ejercitación de conductas progresivamente autónomas y adaptadas a los grupos a los que se pertenece.

· Esfuerzo por asumir pequeñas responsabilidades y llevarlas a cabo con progresiva autonomía.

· Explicación de algunas tareas cotidianas en las que preste su colaboración.

· Desarrollo de actitudes de afecto, disfrute, iniciativa, ayuda y disponibilidad en sus relaciones con los miembros de los grupos a los que pertenece.

· Elaboración conjunta de algunas de las normas elementales de convivencia de los grupos a los que pertenece.

· Discriminación de las principales funciones de los miembros de la familia y la escuela.

· Establecimiento de relaciones de seguridad y confianza con los adultos con los que tiene contacto (padres, cuidadores, familiares, maestros, etc.).

· Actitud de escucha y progresiva valoración de las opiniones de los demás.

· Expresión de las propias opiniones, sugerencias y puntos de vista.

· Relación progresivamente más rica con sus iguales.

· Aplicación de habilidades de autonomía en la orientación en los espacios y recorridos habituales y el uso correcto de las dependencias.

· Anticipación de algunas rutinas familiares y escolares cotidianas.

· Práctica responsable de algunas tareas o encargos sencillos.

· Secuenciación de las principales actividades cotidianas.

· Exploración de los rasgos y propiedades más significativas de su entorno.

· Rasgos principales de la Ceuta y Melilla.

· Ocupaciones y servicios: transporte, comercio, ocio, seguridad, sanidad y escuela.

· Profesiones y sus funciones: policía, bombero, guardia, cartero, taxista, etc.

· Señas de identidad cultural.

· Costumbres, tradiciones y fiestas.

· Sitios para divertirse y aprender: teatro, circo, parques naturales, biblioteca, polideportivo, etc.

· Deportes practicados en su entorno.

· Identificación de algunas de las características propias del paisaje rural y el urbano.

· Asimilación de actitudes necesarias para convivir pacíficamente en sociedades plurales. Aprecio por los elementos representativos de la identidad de Ceuta y Melilla y respeto por los propios de otras comunidades.

· Percepción de las modificaciones que se producen en el paisaje y en la vida de las personas con el paso del tiempo y de las estaciones.

· Correspondencias entre profesionales, funciones y herramientas o instrumentos que utilizan.

· Valoración de todos los trabajos desempeñados por las personas de su entorno como necesarios para la vida en sociedad.

· Ejercitación de conductas responsables relacionadas con la educación vial y la utilización de los medios de transporte.

· Participación en actividades relacionadas con las tradiciones y las fiestas y en actividades deportivas.

· Aproximación al conocimiento de distintos pueblos del mundo: pueblos del hielo, del desierto y de la selva.

· La interculturalidad: la convivencia entre pueblos del mundo.

· Ejercitación del diálogo como vía básica en la resolución de conflictos.

· Secuenciación a lo largo del tiempo de algunas costumbres y usos sociales.

· Interés y el respeto hacia otras culturas diferentes a la nuestra.

· Iniciación en el respeto ante la diversidad de sexos, grupos étnicos y profesiones.

1. Mostrar habilidades lógico-matemáticas sencillas, seleccionando y aplicando las mismas en función de los requerimientos de la situación concreta.

CMCT CAA, SIEE

1, 2, 3, 4, 5 y 6

2. Emplear los sentidos para identificar las propiedades básicas de los objetos (forma, tamaño, textura, sabor, etc.).

CMCT, CAA

1, 2, 3, 4, 5 y 6

3. Reconocer formas planas y algunos cuerpos geométricos.

CMCT, CAA

2, 4, 5 y 6

4. Realizar, a través de actividades lúdicas, agrupaciones y clasificaciones entre los objetos, contribuyendo a aumentar progresivamente el conocimiento de los mismos.

CMCT, CSC, CAA

1, 2, 4, 5 y 6

5. Utilizar los primeros números ordinales y cardinales, ejercitándose en la grafía de los mismos y en la conservación del número y la cantidad.

CMCT, CAA

1, 2, 3, 4, 5 y 6

6. Cuantificar objetos y colecciones utilizando l