Click here to load reader

Sensibilidad y especificidad de los métodos diagnósticos ... JCR/RCOE-Diagnostic · PDF file Sensibilidad, especificidad y valores predictivos de una prueba diagnóstica€ En odontología,

  • View
    1

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Sensibilidad y especificidad de los métodos diagnósticos ......

  • Servicios

    Servicios personalizados

    Articulo en XML

    Referencias del artículo

    Como citar este artículo

    Accesos

    Citado por SciELO

    Citado por Google

    Similares en SciELO

    Similares en Google

    Traducción automática

    Enviar articulo por email

    RCOE versión impresa ISSN 1138-123X

    RCOE v.7 n.5 Madrid set.-oct. 2002

    Sensibilidad y especificidad de los métodos

    diagnósticos convencionales de la caries

    oclusal según la evidencia científica disponible

    Segura-Egea, Juan José Profesor Asociado de Patología y Terapéutica Dental en Odontología Integrada de Adultos. Departamento de Estomatología. Facultad de Odontología. Universidad de Sevilla.

    Sensitivity and specificity of conventional methods for diagnosis of occlusal caries according to scientific evidence

    Resumen: Uno de los retos básicos a los que se enfrenta el profesional de la salud bucodental es el diagnóstico preciso de la presencia o ausencia de caries. Más aún, el diagnóstico correcto de la caries oclusal no cavitada representa un desafío para el clínico, pues su elevada subjetividad y su inherente incertidumbre conduce a una amplia variedad de decisiones terapéuticas. La consecución de métodos diagnósticos más sensibles, específicos y reproducibles para la caries de superficie oclusal no cavitada contribuiría, de forma definitiva, a desarrollar estrategias terapéuticas preventivas o restauradoras mejor fundamentadas. En este trabajo se analiza la sensibilidad y la especificidad de los métodos diagnósticos convencionales de la caries oclusal según la evidencia científica disponible. Palabras clave: Caries, Odontología basada en la evidencia, Sensibilidad, Especificidad Abstract: The diagnosis of non-overt occlusal decay is a challenge for the dentist. Exact diagnosis of the presence or absence of dental caries in occlusal surfaces is difficult and has an inherent uncertainty leading to an ample variety of therapeutic decisions. The attainment of more sensible and specific diagnostic methods for the diagnosis of non-overt occlusal decay would contribute to develop better based preventive or conservative therapeutic strategies. The sensitivity and specificity of the classical diagnostic methods for occlusal caries are analysed according to the scientific evidence available. Key words : Dental caries, Evidence-based dentistry; Sensitivity, Specificity.

    Correspondencia Juan J. Segura Egea C/ Cueva de Menga, 1, portal 3, 6ºC 41020 Sevilla Correo-e: [email protected]

    Fecha recepción: 26-02-2002 Fecha última revisión: 23-04-2002 Fecha aceptación: 9-05-2002

    BIBLID [1138-123X (2002)7:5; septiembre-octubre 453-572]

    Page 1 of 11RCOE - Sensibilidad y especificidad de los métodos diagnósticos convencionales de l...

    23/12/2009http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1138-123X2002000600004&script=sci_arttext...

  • Segura-Egea, JJ. Sensibilidad y especificidad de los métodos diagnósticos convencionales de las caries oclusal según la evidencia científica disponible. RCOE 2002;7(5):491-501

    Introducción

    Aun habiendo disminuido de forma sustancial en las últimas décadas, la caries sigue siendo una enfermedad de alta prevalencia en los países desarrollados. Por lo que a España respecta, en algunas regiones se ha cumplido el objetivo de la O.M.S. en salud bucodental para el año 2000 de reducir el índice CAOD a los 12 años por debajo de 3, pero se siguen encontrando índices de caries superiores al 60% (caries activas no tratadas) que se corresponden con índices de restauración en torno al 35%1. Según el último estudio epidemiológico nacional de salud bucodental, realizado en 1994, la prevalencia de caries era del 68 % en niños de 12 años, con un índice CAOD medio a los 12 años de 2,3, considerado bajo, pero con índices CAOD medios de 10,9 para el grupo de 35-44 años, moderado, y de 21,2 para el grupo de 65-74 años2. Como se ve, la caries sigue siendo un problema sanitario de primer orden.

    Caries oclusal. El problema de la «caries oculta»

    La caries puede ser controlada con medidas preventivas relativamente simples, de probada eficacia y de fácil aplicación como son: educación sanitaria, control mecánico de la placa bacteriana mediante el cepillado dental y el uso de la seda, aplicación de selladores de fosas y fisuras, administración de fluor por vía sistémica y tópica, control de la dieta evitando el exceso de hidratos de carbono fermentables y revisión periódica por el odontólogo. De hecho, la conjugación de todas estas medidas preventivas, con mención especial al fluor, es la responsable de la disminución progresiva de la prevalencia de caries en las superficies libres, lo que ha provocado un incremento relativo en la proporción de caries de fosas y fisuras. La caries de superficies oclusales representa la mayor parte de las nuevas lesiones que se detectan en la dentición de la generación «post-fluoruros»3*. La aplicación de selladores de fosas y fisuras en las superficies oclusales con riesgo de caries previene la enfermedad. Cuando no se ha podido prevenir la caries oclusal, el diagnóstico precoz de la caries de esmalte, antes de que haya afectado a la dentina y esté indicado el tratamiento operatorio, permite todavía una intervención preventiva. El consenso científico internacional acordó que el abordaje quirúrgico sólo está indicado cuando la enfermedad cariosa haya alcanzado a la dentina4. No obstante, la caries inicial de la dentina no siempre indica, necesariamente, la intervención operatoria, pues existen evidencias clínicas de que el sellado óptimo puede prevenir el progreso de la caries, habiéndose confirmado en el laboratorio que ciertas lesiones cariosas dentinarias pueden remineralizarse5**. La afectación dentinaria supone en ocasiones el colapso del esmalte oclusal y la cavitación, lo que facilita enormemente el diagnóstico de la caries oclusal. Sin embargo, otras veces la caries dentinaria se oculta bajo un esmalte aparentemente sano, quizá porque la fluoración ha enlentecido la progresión de la caries oclusal y ha reforzado el esmalte6, detectándose en las radiografías periapicales o de aleta de mordida grandes caries dentinarias bajo un esmalte oclusal clínicamente indemne, situación que se ha dado en denominar como «caries oculta» o «caries escondida» pues no es detectable mediante la exploración visual ni táctil (fig. 1). La explicación histopatológica de la «caries oculta», denominada en la literatura anglosajona como «hidden caries», sería la siguiente: una lesión de caries del esmalte no cavitada se asociaría a una desmineralización de la dentina subyacente cuando la lesión alcanza, eventualmente, el límite amelo-dentinario. Posteriormente, la lesión cariosa avanza rápidamente en la dentina mientras que en el esmalte se enlentece la progresión de la enfermedad debido a procesos de remineralización7.

    Es fundamental diagnosticar las lesiones activas de caries en el menor tiempo posible, preferentemente antes de haberse cavitado la superficie del diente. Las lesiones deberían diagnosticarse, pues, en el estadio de mancha blanca, con el fin de que el tratamiento preventivo tenga posibilidades de detener el avance de la lesión.

    Page 2 of 11RCOE - Sensibilidad y especificidad de los métodos diagnósticos convencionales de l...

    23/12/2009http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1138-123X2002000600004&script=sci_arttext...

  • Cuando el clínico se enfrenta a la caries de superficie oclusal con unas herramientas diagnósticas convencionales, como la exploración visual y táctil y la exploración radiográfica, que tienen una elevada subjetividad8, la incertidumbre del diagnóstico, unida a los diferentes criterios de actuación ante las lesiones cariosas precoces, conduce a actitudes terapéuticas muy desiguales3*. Así, si el clínico mantiene un criterio intervencionista y, además conoce y trata de evitar el riesgo de «caries ocultas», puede llegarse a un alto porcentaje de sobretratamientos. Por el contrario, si el clínico es conservador y no piensa en la posibilidad de «caries escondidas» pueden quedar sin tratar numerosas caries oclusales con afectación dentinaria que exigían la intervención operatoria (fig. 2).

    Ante este dilema, el clínico debe estimar factores individuales tales como la historia dental previa, la edad, la presencia de factores de riesgo adicionales y la probabilidad de enfermedad activa3*. Por otra parte, deberá estar al corriente y aplicar correctamente las técnicas diagnósticas convencionales para la caries oclusal, saber valorar adecuadamente el resultado de las mismas y conocer su sensibilidad, especificidad y valores predictivos. Sólo así podrá tomar una decisión preventiva y/o terapéutica reflexiva basada en la evidencia.

    Sensibilidad, especificidad y valores predictivos de una prueba diagnóstica

    En odontología, como ocurre en cualquier área de la medicina, nos encontramos con frecuencia con situaciones en las que manejamos dos variables dicotómicas o binarias de cara al diagnóstico de una enfermedad. Se juega con la variable enfermedad (e), con sus dos posibles valores «presencia de enfermedad (e+)» y «ausencia de enfermedad (e-)», y con la variable prueba prueba diagnóstica (h), con sus dos posibles resultados «positivo (h+)» y «negativo (h-)». La siguiente tabla representa las cuatro combinaciones posibles de las dos variables e y h, siendo N el tamaño de la muestra estudiada:

Search related