Sensations Mag

  • View
    221

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

University project

Text of Sensations Mag

  • Director EditorialHctor De BenedictisViviana NardoniSilvana SchulzeSilvia Aremntano

    ColumnistasAntonio GalimanyGeraldine BeckerFernando SnchezMarcos de CarloNicols Bisgnani

    DiseaRebaudino Nicols

    Director de FotografaJuan Jos Giani

    Protocolo MunicipalIntendente MunicipalIng. Miguel Lifschitz

    RedaccinDaniel Canabal

    Secretario de RedaccinHctor De Benedictis

    Directora de ArteViviana Nardoni

    ColaboradoresFederico Fernndez SalaviaGuillermo CalusoMartn FuminatoHctor De BenedictisFlorencia MaggiLeandro del RoIgnacio CallusoCristian RodrguezRamn FernndezRicardo AriasMyriam CubellosLiliana Angellini

    ContactoSgto. Cabral y ro ParanTel: 480 2545 / 728 / 940www.cecrosario.gov.ar

  • DISEO Y ARTE

    DISEO Y COMPROMISO SOCIAL. Un tema clave, que en los ultimos aos parece haberse olvidado.

    06

    SOCIEDAD Y CULTURA

    UNA SIRVIENTA LLAMADA LATINOAMRICA.Nuestra tierra sigue san-grando y los de siempre explotados.

    16

    PERSONAJES

    ALEJANDRO DOLINA, EL LTIMO DE LOS HOMBRES SENSIBLESDueo de un imaginario nico, cargado de incertidumbres, para-dojas y relatos fabulosos.

    12

  • 06 |

    e /// DISEO Y ARTE

  • Un tema clave, que en los ultimos aos parece haberse olvidado en medio de las discu-siones metodolgicas, tecnolgicas y formales de las dcadas de los ochenta, noventa y porqu no, de lo que va en este nuevo siglo.

    e /// DISEO Y ARTE

    Por Truman Capote

  • 08 |

    En Cuba, los espaoles basaban su riqueza en las encomiendas y en la explotacin de los nativos a quienes se permita esclavizar, pero debido a que la poblacin nativa haba sido diezmada por las cam-paas de conquista y las enfermedades, los colonos estaban ansiosos de conseguir nuevas oportunida-des de medro. Fue as que tres amigos de Velz-quez: Francisco Hernndez de Crdoba, Lope Ochoa de Caicedo y Cristbal de Morante se organizaron para comprar dos naos con la intencin de viajar ha-cia occidente.[7] El gobernador Velzquez pag un bergantn, consiguiendo tambin los permisos nece-sarios ante los frailes jernimos para realizar la ex-pedicin, pues era requisito contar con su visto bue-no.[7] El objetivo del viaje fue encontrar esclavos,[8] sobre todo en el caso del gobernador Velzquez,[7] pero los que encabezaron las naves pretendan des-cubrir nuevas tierras para poblar y gobernar.[9] Con-trataron como piloto mayor a Antn de Alaminos, los pilotos auxiliares fueron Pedro Camacho de Triana y Juan lvarez el Manquillo de Huelva; como cape-lln viaj fray Alonso Gonzlez.El 8 de febrero de 1517 zarparon del puerto de Santiago tres embarcaciones con ciento diez hombres[10] y navegaron por la banda norte de la isla de Cuba realizando diversas escalas. Al llegar a la punta de San Antn pretendieron poner rum-bo hacia las Islas de la Baha[7] pero fueron sorprendidos por una tormenta en el canal de Yucatn, habiendo llegado los primeros das de marzo a la deshabitada Isla Mujeres. En dicho lugar encontraron diversas figurillas de mujeres desnudas dedicadas a la diosa maya de la fertilidad Ixchel. Posteriormente cruzaron ha-cia la costa norte de la pennsula de Yucatn avis-tando Ekab, lugar que bautizaron como el Gran Cai-ro. Fondearon las naves y los pobladores del lugar, con cara alegre y muestras de paz, se acercaron en canoas invitando a los recin llegados a tierra firme, diciendo cones cotoch, cones cotoch; que signi-fica: andad ac a mis casas, motivo por el cual lo llamaron punta Catoche.[11] Al da siguiente, 5 de marzo, los expedicionarios espaoles acep-taron la invitacin y al desembarco el capitn Hernndez de Crdoba tom posesin for-mal en nombre del rey de lo que l crea una isla a la que bautiz con el efmero nombre de Santa Mara de los Remedios. Terminado el protocolo, los expedicionarios siguieron a los mayas tierra adentro donde fueron emboscados. En la escaramuza que sigui, murieron dos espaoles y quince nativos. Hernndez dio la orden de regresar a las embarcaciones, no sin antes haber capturando a dos indgenas, a quienes ms tarde apodaron Ju-lianillo y Melchorejo. Estos nativos fue-

    CONSUMO SIN MEDIDAS

    En Cuba, los espaoles basaban su riqueza en las encomiendas y en la explotacin de los nativos a quienes se permita esclavizar, pero debido a que la poblacin nativa haba sido diezmada por las campaas de conquis-ta y las enfermedades, los colonos estaban ansiosos de conseguir nuevas oportunidades de medro. Fue as que tres amigos de Ve-lzquez: Francisco Hernndez de Crdoba, Lope Ochoa de Caicedo y Cristbal de Mo-rante se organizaron para comprar dos naos con la intencin de viajar hacia occidente.[7] El gobernador Velzquez pag un bergantn, consiguiendo tambin los permisos necesa-rios ante los frailes jernimos para realizar la expedicin, pues era requisito contar con su visto bueno.[7] El objetivo del viaje fue encontrar esclavos,[8] sobre todo en el caso del gobernador Velzquez,[7] pero los que encabezaron las naves pretendan descubrir nuevas tierras para poblar y gobernar.

  • 10 |

    EL ENGAO

    En Cuba, los espaoles basaban su riqueza en las encomiendas y en la explotacin de los nativos a quienes se permita esclavizar, pero debido a que la poblacin nativa haba sido diezmada por las campaas de conquis-ta y las enfermedades, los colonos estaban ansiosos de conseguir nuevas oportunidades de medro. Fue as que tres amigos de Ve-lzquez: Francisco Hernndez de Crdoba, Lope Ochoa de Caicedo y Cristbal de Mo-rante se organizaron para comprar dos naos con la intencin de viajar hacia occidente.[7] El gobernador Velzquez pag un bergantn, consiguiendo tambin los permisos necesa-rios ante los frailes jernimos para realizar la expedicin, pues era requisito contar con su visto bueno.[7] El objetivo del viaje fue encontrar esclavos,[8] sobre todo en el caso del gobernador Velzquez,[7] pero los que encabezaron las naves pretendan descubrir nuevas tierras para poblar y gobernar.El gobernador Velzquez pag un bergantn, consiguiendo tambin los permisos necesa-rios ante los frailes jernimos para realizar la expedicin, pues era requisito contar con su visto bueno.[7] El objetivo del viaje fue encontrar esclavos,[8] sobre todo en el caso del gobernador Velzquez,[7] pero los que encabezaron las naves pretendan descubrir nuevas tierras para poblar y gobernar.

  • ron a la postre los primeros traductores maya-espa-ol. La expedicin sigui navegando la costa norte de la pennsula. El 22 de marzo llegaron a Can Pech, bautizando el lugar como puerto de Lzaro y desem-barcaron para aprovisionarse de agua. Mientras se abastecan, los expedicionarios fueron rodeados por un grupo de mayas quienes cuestionaron su presen-cia, asombrndose cuando los nativos sealaron al oriente diciendo: castiln, castiln. Los espaoles fueron guiados a la poblacin cerca-na en donde fueron bien recibidos y ah pudieron constatar que en un templo se encontraban paredes manchadas de sangre de algn sacrificio reciente-mente efectuado.[12] Entonces el halach uinik ad-virti a los visitantes que deberan marcharse o de lo contrario comenzaran las hostilidades, ante lo cual Hernndez de Crdoba orden a sus hombres zarpar de inmediato. En el mar fueron sorprendidos por un viento de norte que provoc el derrame del agua recin abastecida, por lo que volvieron a tener

    que desembarcar un poco ms al sur

    en el Chakn Putum. Don- de esta oca-sin y cuyo lder era el

    Moch Couoh, que atacaron

    a los expedi-cionarios sin previo aviso

    provocndoles ms de veinte bajas e hiriendo al pro-pio Hernndez de Crdoba. En ese punto hubieron de huir los expedicionarios, dejando atrs una de las embarcaciones pues ya no tenan suficientes hom-bres para navegarla.Los espaoles sedientos se dirigieron a la Florida donde finalmente pudieron abastecerse de agua dulce, pero nuevamente fueron atacados por los na-tivos de esta regin. La accidentada expedicin re-gres al puerto de Carenas en la isla de Cuba, donde se dio parte de lo acontecido a Diego Velzquez. El gobernador dej en claro que enviara una nueva expedicin pero bajo un nuevo mando. Al enterarse de esta decisin, Hernndez de Crdoba jur viajar a Espaa para quejarse ante el rey[13] pero muri diez das ms tarde a consecuencia de las heridas recibidas en Chakn Putum.[7] A causa de los ind-genas que haban sido recogidos se crey que exis-ta oro en la regin, se confirm la existencia de al-gunos supervivientes al naufragio ocurrido en 1511 en el Golfo del Darin y por una mala interpretacin se pens que el lugar recientemente descubierto era llamado en idioma maya Yucatn, nombre con el que desde entonces, se llam al territorio. Viendo Velzquez la importancia de estos hallazgos, solicit dos permisos para continuar las exploraciones: el primero fue dirigido a los frailes jernimos en Santo Domingo y el segundo directamente al rey Carlos I de Espaa, solicitando el nombramiento de . Segunda expedicin. Al ao siguiente el goberna-dor organiz una segunda expedicin recuperando las naos del primer viaje, y aadi una carabela y un bergantn.[15] Nuevamente fueron como pilotos Alaminos, Camacho y lvarez, a los que se sum Pedro Arns de Sopuerta como cuarto navegante.[14] Velzquez design a su sobrino Juan de Grijalva como capitn general y como capitanes de los otros navos a Francisco de Montejo, Pedro de Alvarado y Alonso de vila, quienes.

  • 12 |

    e /// DISEO Y ARTE/// PERSONAJES

  • Alejandro Dolinael ltimo de los hombres sensibles

    EL CAMINO MS DIFCIL ES EL CAMINO DEL POETA ENAMORADOEn Cuba, los espaoles basaban su riqueza en las encomiendas y en la explotacin de los nativos a quienes se permita esclavizar, pero debido a que la poblacin nativa haba sido diezmada por las cam-paas de conquista y las enfermedades, los colonos estaban ansiosos de conseguir nuevas oportunida-des de medro. Fue as que tres amigos de Velz-quez: Francisco Hernndez de Crdoba, Lope Ochoa de Caicedo y Cristbal de Morante se org