Semanario #844

  • View
    240

  • Download
    6

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Semanario Arquidiocesano de Guadalajara, Órgano de Formación e Información Católica

Text of Semanario #844

  • Asamblea de Obispos

    La Conferencia del Epis-copado Mexicano, que pre-side nuestro Arzobispo Me-tropolitano, Cardenal Jos Francisco Robles Ortega, sesionar en pleno durante la prxima semana. La pro-mocin de la Paz y la Soli-daridad sern el eje de sus deliberaciones.

    (Pgina 11)

    Turismo Tapato

    El Ayuntamiento de Guadalajara se esfuerza en crear y ofrecer atractivos muy diversos e ingeniosos, no slo para los visitantes, sino tambin para sus mo-radores.

    (Pginas 8 y 9)

    La Caja Manipuladora

    Uno de los mejores ant-dotos contra la enajenacin y frivolidad de la Televisin es, sin duda, la aficin por la lectura.

    (Pgina 29)

    Con su persona y con su palabra, el Papa Francis-co nos invita a darle nuevo vigor al amor y cui-dado integral que nos merecen todos nuestros prjimos, particularmente los ms necesitados, con tal de que el Mensaje de Cristo cuaje en los cora-

    zones. En nuestra Arquidicesis, se cumplen ya cuatro dcadas de trabajo en organizar y extender la Dimensin Humana y Social de la Caridad Cristiana.

    (Pginas 2 y 4 a 7)

    La Caridad es responsabilidad de la Evangelizacin

    No.

    de

    Ao $7.00XVIIde 20137

    844

    A b r i l

    40 aos de la Pastoral Social aqu

    No olviden, amigos lectores de

    Semanario, que el primer domingo de abril entra en vigor el llamado Horario

    de Verano, por lo que habr que adelantar en una hora el reloj.

    La proliferacin de negocios, el declive de la Antigua Central Camio-nera y las Explosiones de hace 21 aos, dejaron casi en la soledad a esta comunidad y su Templo, en el Sector Reforma. (Pginas 18 y 19)

    Capellana de La Piedad

  • Consejo editorial

    Pbro. Alberto vilA rodrguez Presidente

    CArlos lArA lPez

    guillermo Chvez AguAyo

    AdAlberto gonzlez gonzlez

    Antonio gutirrez montAo

    JuAn JAvier PAdillA CervAntes

    riCArdo gonzlez moreno

    romn rAmrez CArrillo

    J. Jess PArAdA tovAr

    FrAnCisCo JAvier Cruz lunA

    soniA gAbrielA CeJA rAmirez

    mniCA livier AlCAl gmez

    dulCe nAtAliA romero Cruz

    direCtorPbro. Alberto vilA

    rodrguez

    subdireCtorPbro. guillermo Chvez

    AguAyo

    editor J. Jess PArAdA tovAr

    diseo editorialJenniFer s. briseo sAlCedonAnCy olivAres lomelmAriA de Jess lPez reynosoJess romo bAutistA

    PubliCidadClAudiA Prez ArenAs

    Crticos de la Iglesia le exigen Reformas, que corrija sus errores Sus agravios y sus desviaciones:

    Hay gente que se inconforma Porque, en asuntos moralesY otros temas substanciales, La Iglesia no se reforma.

    Son farsantes encrespados, Que a otro exigen correccin,Llevando en s corrupcin,Como sepulcros blanqueados.

    Hay hermanos para quienes la Cuaresma no concluye, pues vivenEn permanente vigilia y abstinencia:

    Das Santos, Resurreccin, En mes de marzo quedaron,Y en los que muchos gozaron,De holganza o de vacacin.

    Pero, por desgracia, hay gente Que est pobreza sufriendo; Que habr de seguir viviendoUn Viacrucis permanente.

    Una vez terminado el perodo deTranquilidad y sosiego, polticos Volvern a sus usuales actividades:

    Funcionarios, sin funciones,Silenciosos estuvieron,Pues por fortuna tuvieron,Tambin ellos, vacaciones.

    Mas ahora, al retomar Lo que dejaron pendiente, Su perorata estridenteNos volver a jorobar. Afirma nuevo Gobierno que ahora sAcabar con las lacras que impiden El progreso de esta sufrida Nacin:

    No ser vana promesa: Ya no habr ms corrupcin, Lder sindical ladrn,Hambre, injusticia y pobreza.

    Igual se acabar violencia, Piratera y contrabando; Y tambin se ir acabando, Del pobre pueblo, paciencia.

    EDITORIAL

    EPIGRAMARIO

    R E F L E X I VA S

    CARMELO LENGO

    Semanario Arquidiocesano de Guadalajara

    rgano de Formacin e Informacin Catlica Semanario Arquidiocesano de Guadalajara, fundado por el Sr. Cardenal Dn. Juan Sandoval iguez, el 24 de enero de 1997 Registrado ante la Comisin Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas CCPRI en Certificados de Licitud de Ttulo y Contenido nmeros 10296 y 7226 expediente 1/43297/13565 el 20 de enero de 1998 y en el

    Instituto Nacional de Derecho de Autor, bajo reserva al uso exclusivo del ttulo 04-2011-070709061600-101 el 7 de julio de 2011 Registro Postal Publicacin Peridica PP14-0002-2000, autorizacin por SEPOMEX No se devuelven originales. Los escritos firmados son responsabilidad del autor, no de la publicacin ni del titular Es una publicacin editada por Creator Comunicacin, S. de RL. de CV., con oficinas y redaccin en Isla Flores No. 3344-2, Col. Jardines de San Jos, Guadalajara, Jal., Mxico, C.P. 44950 A.P. 3-31.

    Telfono: 3002-6470. Suscripciones ext. 1953 | Publicidad ext. 1925 | Redaccin ext. 1922 Horario de oficina: 8:30 am. a 5:30 pm., correo electrnico: semanario@cccomunicaciones.com.mxPgina Internet: http://www.semanario.com.mx Distribucin: Mensajera Tercer Milenio, Jarauta No. 510-A,Tels. 3618-9670, planta alta. Guadalajara, Jal. C.P. 44360 Impreso por: Ediciones Catlicas de Guadalajara, S.A. de C.V. con oficinas en Isla Flores No. 3344, Col. San Jos, Tlaquepaque, Jalisco. Tels. 3002-6470. Tiraje: 37,000 a 40,000

    Una paz necesaria

    Procura dar siempre la cara al enemigo y la espalda a los halagos y elogios, porque quien los acepta comienza a ser dominado (Recordemos que el hombre le hace caricias al caballo, precisamente para poder montarlo y dirigirlo).

    Lic. Fernn G. Santoscoy Faudn.

    REFLEXIONES2 Domingo 7 de abril de 2013

    La economa, los gobiernos, y los creyentes en particular, ne-cesitamos una nueva sensibilidad para empearnos en organizar mejor la caridad, con tal de aliviar, de verdad, carencias que causa la pobreza agobiante en el mundo del presente. "La lucha contra la pobreza, tanto material como espiritual; edificar la paz y construir puentes, son los puntos de referencia de un camino al cual quiero invitar a participar a cada uno de los pases que representan", dijo el Papa Francisco a los Estadistas y Embajadores de 180 nacio-nes, reunidos en la Sala del Palacio Apostlico, apenas iniciado su pontificado.

    En el entorno nacional, hace ya largos meses que se ha desata-do la violencia de una forma descarada y buscando jugosas ga-nancias entre quienes hacen de ella un negocio, enriquecindose a costa del dolor ajeno. Y dicho esto, en un pas que se precia de tener una mayora catlica, la religiosidad se distorsiona y se ve cuestionada fuertemente. Presenta un rostro esquizofrnico, des-figurado, carente de mdula y profundidad espiritual. Cuntos pobres hay todava en el mundo, y cunto sufrimiento afrontan estas personas!", lament el Santo Padre al referirse a los hurfa-nos, enfermos, marginados.

    Con un lenguaje trasparente y sencillo, habl de la "otra po-breza", a la que llam "la pobreza espiritual de nuestros das, que afecta gravemente a los pueblos considerados ms ricos", y subra-y: "Es lo que mi predecesor, el querido y venerado Papa Bene-dicto XVI, llamara 'dictadura del relativismo', que deja a cada uno como medida de s mismo y pone en peligro la convivencia entre los hombres".

    Por supuesto que a lo largo de todos los siglos, dicen quienes analizan y acomodan los legajos de la Historia como Ciencia, el comn denominador que surge desde siempre son las guerras, con muy pocos perodos de excepcin. Se dice que antao lo ha-can para la conquista de territorios, buscando la formacin de los pueblos o en defensa de los llamados brbaros. Mas, entonces como ahora, falta una conviccin permanente para construir la paz. Antiguamente, la estrategia para gobernar era: Si quieres la paz, prepara la guerra; y hoy, la consigna sigue vigente, pues mu-chas naciones del presente continan armndose hasta los dien-tes. Hacen ensayos verbales y mediticos de invasin o agresin para sopesar fuerzas; se construyen polvorines cargados de odio. Se piensa, falsamente, que el derecho a defenderse se logra con la posesin de un mayor arsenal de material blico.

    Pero no, para construir la paz es menester hacer acopio de buena voluntad, de tomar conciencia de la mdula del Cristianis-mo, que es el amor a Dios, y en razn y consecuencia de ste, el amor al prjimo. Hoy, han surgido Organizaciones No Guberna-mentales para impulsar los derechos de las minoras y el respeto por cada ser humano. Y en este entorno humanista, ha emergido tambin la Pastoral Social organizada, como un elemento sustan-cial de la Evangelizacin. Ya cumple 40 aos en la Arquidicesis entre nosotros. Ha sido uno de los frutos ms sustanciosos del Concilio Vaticano II que vino a traer una nueva conciencia en la Cristiandad y en el mundo. Aqu mismo, pocos aos despus, na-ci tambin Critas como un esfuerzo compartido para la caridad organizada.

    No hay que olvidar, pues, que la verdadera paz no se lograr mientras unos cuantos usurpen los bienes de la Creacin, que co-rresponden a todos los seres humanos, y mientras no exista cari-dad y solidaridad fraterna.

  • Amigos y amigas:

    En la pasada noche de la Vigilia Pascual nos reunimos en torno a una ceremonia muy significativa, la del encendido del Fuego Nuevo y del Cirio Pascual, smbolos de Cristo Resucitado. Cristo Nuestro Se-or pas por la tiniebla ms profunda que experimenta el ser huma-no, que es la muerte. Cristo muri y fue puesto en un sepulcro, pero resucit victorioso y se constituy en Luz que ilumina a todo hombre que viene a este mundo.

    l es la Luz que no se extinguir jams y que est dispuesta a ilu-minar toda tiniebla, a disipar toda duda o dificultad que se alberga en el corazn del hombre. Por eso, ante la Resurreccin de Cristo y ante estos signos tan importantes que son el Fuego y el Cirio Pas-cual, hoy les invito, amigas, amigos, a que reflexionemos en nuestra propia vida; a que nos dejemos iluminar por Cristo en lo ms ntimo de nuestro Ser. Permitamos que