Revista ieo nº 17

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista nº 17 del Instituto Español de Oceanografía (IEO)

Text of Revista ieo nº 17

  • REVISTA DEL INSTITUTO ESPAOL DE OCEANOGRAFAieonmero 17 - julio 2011

    ENTREVISTA CON JUAN ACOSTA YEPES || TIBURN SOLRAYO

    PIONEROS EN EL NDICO

  • 2 ieo

    05 La necesaria renovacin generacional

    Foto de portada:Jos Luis Cort

    EDITORIAL

    De no haber relevo generacional en el IEO, una cantidadenorme de conocimiento cientfico ser dilapidado sinposibilidad alguna de recuperacin.

    22 Juan Acosta, investigador titular del IEO

    Un gelogo del IEO que se ha dedicado durante ms de30 aos a la cartografa geolgica del margen continen-tal espaol. Adems, lider la primera campaa espa-ola en la Antrtida.

    ENTREVISTA

    30 Los pioneros del ndico En 1981, dos barcos espaoles cambiaron el Atlnticopor el ndico en busca de nuevos caladeros y, dondeanteriores expediciones fracasaron, ellos localizaronuno de los caladeros ms productivos del mundo.

    EN PORTADA

    REVISTA DEL INSTITUTO ESPAOL DE OCEANOGRAFA

    ieonmero 17 - julio 2011

    ENTREVISTA CON JUAN ACOSTA YEPES |||| TIBURN SOLRAYO

    PIONEROS EN EL NDICO

  • ieo 3

    nmero 17 julio 2011

    sumario

    06 Noticias 60 Agenda y publicaciones62 Directorio

    SECCIONES IEO

    56 Garca del Cid

    BUQUES OCEAOGRFICOS

    Un buque de larga trayectoria.

    45 La oceanografa fsica en el Mediterrneo espaol

    El Mediterrneo qued fuera de las primeras expediciones ocanogrficas, al ser considerado como unmar marginal. Hasta las expediciones danesas de 1908.

    HISTORIA

    38 En busca del tiburn solrayo en lacosta de El Hierro

    Cuando llega el verano, este desconocido escualoabandona las profundidades para alumbrar a sus crasen aguas someras.

    REPORTAJE

  • Director Santiago Grao

    Redactores Pablo LozanoRaquel RamrezMara Snchez

    Diseo tala Spinetti

    Distribucin Magali del Val

    Produccin editorial Diminuta Comunicacin

    Email de la revista revistaieo@md.ieo.es

    Nipo 656-05-003-1

    Depsito legal M-29883-2007

    EDITA

    Director Eduardo Balgueras Guerra

    Secretario general Jos Luis de Ossorno Almcija

    Subdirector generalde investigacin Demetrio de Armas Prez

    Vocales asesores dela Direccin Eladio Santaella lvarez

    Directores de los centros oceanogrficos del IEOC.O. BALEARES Enric Massut SuredaC.O. CDIZ Ignacio Sobrino Yraola C.O. CANARIAS Mara ngeles Rodrguez

    Fernndez C.O. CORUA Santiago Parra Descalzo C.O. GIJN Francisco Javier Cristobo

    Rodrguez C.O. MLAGA Jorge Baro Domnguez C.O. MURCIA Jose M Bellido Milln C.O. SANTANDER Pablo Abaunza Martnez C.O. VIGO Valentn Trujillo Gorbea

    Instituto Espaol de Oceanografa (IEO)Calle Corazn de Mara, 8 28002 MadridTel.: 91 342 11 00Fax: 91 597 47 70http://www.ieo.es

    INSTITUTO ESPAOL DE OCEANOGRAFA (IEO)

    ieorevista

    4 ieo

  • La investigacin cientfica es una actividad con caractersticas especiales. Requie-

    re por parte de los cientficos de una larga educacin reglada, hasta alcanzar la ms

    alta calificacin acadmica; adems, con frecuencia hace falta el uso de tcnicas,

    mtodos y equipos muy sofisticados, tecnolgicamente punteros y de reciente desa-

    rrollo. Sin embargo, tambin precisa de que quienes se inician en ella pasen por el

    proceso de aprendizaje ms antiguo y tradicional que existe: la relacin maestro

    discpulo.

    Esta relacin es la que permite construir equipos de trabajo slidos y eficaces, en

    los cuales haya una continuidad importante no solo en las lneas de investigacin,

    sino en el dominio de los planteamientos epistemolgicos y las metodologas en que

    se sustenta la difcil tarea de hacer ciencia. No es casual que en la historia de la cien-

    cia se d tanta importancia a cules fueron los maestros de las posteriormente gran-

    des figuras. Las escuelas, corrientes y tendencias se crean y mantienen gracias al

    trabajo conjunto del investigador novel con el ya experimentado, que permite no

    solo la consolidacin del novato en lo terico, sino la adquisicin del importante ba-

    gaje de conocimientos y habilidades no proposicionales que solamente puede apren-

    der el nefito mediante un trabajo en comn con el maestro. Pero sera un error

    pensar que as solo se garantiza la continuidad. Tambin es precisa esa relacin pa-

    ra la renovacin y que surjan nuevas lneas y escuelas, puesto que las mismas nacen

    de la superacin revolucionaria de las anteriores, lo que implica su conocimiento

    profundo.

    Lamentablemente, existe mucho menos conciencia de lo anterior que respecto a

    otras necesidades de la investigacin cientfica. Nadie duda, por ejemplo, de que el

    equipamiento material es vital; o de la necesidad de recursos para las investigacio-

    nes; pero se presta mucha menos atencin a que exista el imprescindible relevo ge-

    neracional en los equipos humanos cientficos. Quizs la causa sea su carcter menos

    crtico en lo temporal. Pueden pasar meses, incluso aos, sin que ocurra nada al

    menos aparentemente si no hay suficientes investigadores noveles trabajando con

    los ya consolidados. Esto puede conducir, y de hecho conduce, a que se vaya dejan-

    do siempre para maana el resolver el problema, ms an cuando hay escasez eco-

    nmica. Pero el peligro es muy grande, ya que de no haber relevo generacional, una

    cantidad enorme de recursos y de conocimiento sern dilapidados sin posibilidad

    alguna de recuperacin. Se equivocan quienes piensan que el conocimiento cientfi-

    co se limita a lo publicado y que, precisamente por estarlo, es accesible a cualquiera

    con la formacin suficiente. Publicados estn los resultados (y no todos), pero no

    parte importantsima de cmo obtenerlos, de las posibles nuevas metas, la inferen-

    cias, las intuiciones y un largo etctera, que constituye un valiossimo capital epis-

    tmico, el cual se pierde si no hay relevo generacional.

    En el caso del Instituto Espaol de Oceanografa (IEO) la situacin dista mucho de

    ser ptima. Si se consideran las 223 personas del grupo A1 dedicadas a la investi-

    gacin (investigadores titulares de los OPI y tcnicos superiores de diversos tipos),

    que se pueden considerar los potenciales maestros, se ve que la edad media es de

    casi 51 aos (50,87). De ellos, 53 personas, es decir, un 23,77%, tienen ms de 60

    aos. Est claro que la situacin actual en la Administracin dificulta mucho, por

    no decir que casi imposibilita, el relevo generacional, pero tambin es evidente que,

    de no poderse realizar ste en un plazo breve, se dilapidar un capital humano y un

    conocimiento cientfico muy importantes, y quizs imposibles de recuperar.

    LA NECESARIA RENOVACIN GENERACIONAL

    ieo 5

  • 6 ieo

    Investigadores del Instituto Espaol deOceanografa (IEO), con la colaboracin dela Direccin General de Pesca del GobiernoBalear y el Instituto Mediterrneo deEstudios Avanzados (IMEDEA),estudiarn el estado de conservacin de lanacra (Pinna nobilis) en las aguas delarchipilago de Cabrera gracias a lafinanciacin del Organismo Autnomo deParques Nacionales del Ministerio deMedio Ambiente y Medio Rural y Marino. El objetivo global del proyecto, que tendruna duracin de tres aos, es la evaluacindel estatus poblacional de una especievulnerable en el mbito de un espaciomarino protegido, como es el ParqueNacional Martimo Terrestre delArchipilago de Cabrera. Adems, secompararn poblaciones del Parque conotras poblaciones de las islas Baleares,datos de inters primordial para elconocimiento de la biologa y ecologa de

    esta especie. El objetivo social ms importante de esteproyecto es la concienciacin sobre lasamenazas que sufren los ecosistemas y elpapel que la Red de Parques Nacionalespuede jugar en su conservacin, en estecaso, con el estudio de una especieemblemtica como la nacra. A partir de losdatos obtenidos se determinarn lasdensidades, tasas de crecimiento, impactode algas invasoras, fecundidad ydemografa de esta especie en el interiordel Parque de Cabrera, donde el impactohumano ha sido minimizado y regulado.Los datos obtenidos sern de gran intersa la hora de evaluar el estatus de lapoblacin y la posibilidad de marcarpautas de conservacin y planes degestin de esta especie en las islasBaleares. La nacra es el bivalvo de mayor tamao delMediterrneo y uno de los ms grandes del

    mundo. Es una especie endmica y muylongeva que puede llegar a superar losveinte aos de edad. El principalecosistema donde la podemos encontrarson las praderas de Posidonia oceanica,fundamental para la sostenibilidad de labiodiversidad mediterrnea. En las ltimas dcadas, las poblaciones deeste molusco se han visto disminuidas acausa del deterioro generalizado de laszonas costeras, la mortalidad indirectaprovocada por los fondeos, la regresin desu principal ecosistema y la extraccinilegal con finalidades decorativas ycomerciales. Por todo esto, la especie estprotegida por la Directiva de hbitats y elAnexo II del Catlogo Nacional de Especies Amenazadas. El proyecto de investigacin se present elda 18 de marzo en el Centro deInterpretacin del Parque Nacional deCabrera. Al acto asistieron representantesde todas las instituciones que participan enel proyecto: Enric Massut, director delCentro Oceanogrfico de Baleares del IEO;Salud Deudero, investigadora de dichocentro y responsable del proyecto; PatriciaArbona, directora general de Pesca delGobierno Balear y Beatriz Morales-Nin, directora del InstitutoMediterrneo de Estudios Avanzados(IMEDEA). Adems asistieron a lapresentacin Jess Serrada Hierro, jefe derea de Seguimiento del OrganismoAutnomo Parques Nacionales (OAPN) yel director del Parque Nacional Martimo-Terreste del Archipilago de Cabrera, Jorge Moreno.

    El IEO investigar el estado de conservacin del bivalvo amenazado Pinna nobilis dentro del Parque Nacional de Cabrera