Revista Espiritista a1 n4 Set 1872

  • View
    10

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista espiritista 1872 setiembre Nro 4

Text of Revista Espiritista a1 n4 Set 1872

  • Ngrntn* 4* W

    9

    PEBIDICO DE ESTUDIOS S~ICOLOICOS, RESUMEN.

    ._I_

    La pliirulidrid clu oxfstoircirra clol nliiin-Ln niisio~i clo 1s iriujer-Eotnicidio da ciuoo tiifios por un niiio do doco nlioa-La hrimauidnt? colectiva-Coirespoz~duncin-El es1)iritiiuos ost6 probado por 198 milagros ?-M. lXozne ori. Eaxna.

    . - --*.-"---v----..------

    &ts, B P X U F & P I L ~ O ~ @ B d18 ~ X I B ~ C * B P @ ~ ~ ~ P ~ ale1 @ l l i ~ @ * - @ i a ~ '@exl@*pi ia fia*-pp* ri~l+.nxlirciin IBB 0 ~ n b f l ~ 1 ? 1 rrlraa, s@ir~laatlBlwe! r?rsra dao@xrltrnn.

    -S,&".

    Ln multiplicidad do esistencias del al- m en nuestro munrlo, y en otras esferas, os una de osas ideas ericarnildac eri la 111.1- manidatl, que desdc las adades rnas remo- tus vienen atravesando lou siglos, hasta xiosotros.

    La abservnrnos en las teogonius do la India, del Egiplo, de Ir Grecu y en otras inucbas que se pierden en la noche de los tiempos, siendo trasportada al Zoliar uno de los lihros teolhgicos de los jiidios.

    Vclacla con los orrores dc la mctensi-

    - -.h.--- --

    diante fiiro quc tia venido acornpafiarrdo a los Iiiieblos desde sus origencs legando eso tesoro , las generorionev que se han sucedida Erasta nilestros dias.

    ~(Juieil Ies snsefiG esti verdacl! 4130 don. de la loi~~iaron? &En que libro la aprendie- ron? Ln 1*cspuostn solnrnexite piiedc darla, cl dogma dc In p~*ooxislenca dcl alma, y las idean q ~ i c ella. trasporta desde su blti- mn cncni.nuciolz ik la que le sigue.

    Algunos celipses do esa luz Iinri podido lencr liigos en lo$ inomentos do delirio b de trnrisicion en las creencias >dc las nci- cioncs, 6 de algunos individuos que en su orgullo han pretendido erigirse on domi- nadorges c310 ltis conciencias, pero la histo-

    cosis, 6 san trasmigimcion de las almas on los animales, y de cstos en los liom- bres, fuC iinporlodu de la India y da1 Egipto por Pi [@oras & ln blngna-Grecia 6 saa perte niordional de la Italia. Cice- ron y Virgilio Iian halilado de ello: los pri- meros padres d e lo iglesia ttirnbiori, y los Drahrnas prolii bian en su religion que se comiese carne por temor (lo nlimenli~rsc h costo dc nlg~inos do los suyos: priieba irrecusable dopque los hombros son pro- pensos b exagerar y dosnaturaliznr las mejores creencias llevando s i ~ s estravios basta el ahsurrlo.

    Los* Druidas que tarnbien profesaban el dogma c la trasmigrucion de Ins almas, lo comprendieran como u n medio dn pro- greso por los recr~carnnciones sucqsivas, en lo cual mostraron un criterio 'supe- rior.

    La id@& de la inmortelidad del alti;'& en. trabada en esa ireme*ra .\ hrt sido un ril-

    ria no nos presenta en ninguna epoca so- lueion de coritinuidnd, 6 suau~ia interrup- cion total de esavcrdnd instintiva en la liunianidod.

    El progreso rpido que en los Gltimos tieliipos han alcanzado las ciencias y IIP, tilasolin, l in hcclio tangible, puede decir- # se, osa idea dcscarlnncloia de las nieblas y de las ficciories que In desfiguraban.

    13sa 4% sido la tarea da muchos varonos eminentes entre lo$ cuales recordamos ' por o1 mcirnento h Van-IIelrnoot, Giorda. no Bruno, glorioso mnrtir de la libertad del pensamiento, Dupont de Nemours, escritor prodigigso que presin ti6 muclii i~ verdndes quu el tiempo confirrn6, Bnllan- ctic, y Juan Rnynaud, niioml~ro del Insti- tuto de Francia, y uria do las mas robuc- tas inteligencias contempornneas.

    Y por ultlmo sl Espiritismo acaba de arrojar torrentes de lpz sobre ea& ley

    '

    de1 plan diviiro que saaguril y minillbbtk

  • P

    42 llWC

    --

    B E V I S ~ ESPIRZT [ ~ T I _ ----M--

    "__1--~-1__.----_U_I_U_I_U_I_U_I_U_I_U_I-_U_I"~_U_I~ *

    la porfk:ccion inni tn de qrlo es U U S C O ~ nlbedi.jo para qi,,\ ~ l i j n ailrc el ljiori e1 ~ I Q el mpii.itu huri~ncio, siondo digno nral, fin

  • "4 #

    1

    i i f I

    (lue scpan los hoiiilires que para scr dig- I rios do vosoti*as, bs iiecesario q u ~ 0110s j

    R X 8 ~ l r a a i l d r r : N & aaarri#er . sean tan aventnjitdos ir~ornlb intelectual- - b

    !( Y

    1

    h 1

    1

    ,i *

    #

    i

    i" j. if

    1

    -0- ! l

    I*

    1 6" 1 1

    3 i I j

    REVISTA ESPRITISTA. 45 nielcr ulra ac-

    ponen unos sol~rc! otros ricndo.

  • 23. A este respocto Ira o sonn, que se tin dicho r( iqiiy rara en yllcgtro ~ I n n ~ t n , pueiieri retrogradar, t lo cual so hn con- (8. de kuriu.) teslado quo en efecto los Espirilkc no puetlcn ret~ocedex*, sxi el ssn ticla do no 1 poder perder lo ;uo lira adquirido c cieiicia y en iiiorulidtid, pero qiio puode perder su por;ician. Un Iiombrc que usii 118 l ~ n n posicion superior Y cnpacidi 5 *u fortuna pliede ser obligado ajJa donarla, y volver su n~tapal: pues, 8 oso no piiede llamarse decacr ~ i i c e s t ~ qtio no 1i:ice ~ i n o voiver b. eiit cn su esf'ei.ti tfc donde pou ~mbicion 4 orgullo hiilii rar, sino cnte~.nmente, menos p 18 ~noi*inidad do sus faltas, cntoncos tlapa eii tierra, poro si &l conlrari sisto en lo que yoso tros llamais la i teflcia final, ira una mnnsion en

    el @tambre esta al nivel del bruto mQnorbquc ese Espiritu

    encontrar astu ticri'n los meili phrgab fultas sin $ 6 3 ~ oliligatio & di UR muo#o ioinfsiri orl

    * .

    a7 -------

    BEVXgTA EZjPlElTI8Tb " .___.__-_I l "_>.Y~~ -...+-,"C___I__.----------

    ._.--_ _- _. .< _.- I.IIIX-*l-r.--* - 1-- * _,-, ",""---ili-c " ,"

  • 48 REVISTA E8PIRITISTA. C- - ,

    __*

    ri4

    tidas estrellas quo dulceineiitu brillais aados, y como yo, bu~csndo inir8:adas en ln noche profuiida. estrnviada~ o11 cl cielo, , . ,

    Toda alinii que so Iia dejado nbsor- 01i! tihorci, yo os ~1,1110 ciicautadorau ver oii vtiestrn ~oiritciilplacioii, tio pue- estrellrxs; ~ i , OR R T ~ O colno ama el yore- de librurse del eciitiiiiieiito de s i i n p ~ t i ~ griiio las ciudadav por donde ha pasado, qiiu descieiido de vuestra iii6gicu nii- colno aiiio o1 ara doiide ofrece sus vo- rada, toa, y e11 donde depoudra uii dia el

    Ahora sobro. todo cpie las regioiies do tierno Osculo de sus mas qucridns zispi- la i i~mort~l idl~d 11ui11 llegado i< ser iiius raoioiies. visible^, despiies dc lil n~irorn ~agrndn Todo ahors sc nos prosciita grniide, con qiie la mallo de 'ZTrnnia (1) uopitr el toilo divino. velo que lnti cubi*i:i: ahora qiie los cielos L n Nitttirhlesn sio e~ gol nmoiito el nos han ~pnrecido en ou grnridezn y ver- troiio ostciior do les coles taa mngilifi- dad, nos tieuios lieelio tainl~ieii graiidos, coiicins, ella cs la cspreaioii visiblc (le ronipieiido 01 circulo estrecho do los lit potcnoin infiiiito, In iliingeii do ln dogma8 nntigiios; y tiiiestra vista ropen- gribndezo. suprema. tiric~cneiitc BL' 118 de~~~@rol l&do, abarcaildo En otro tiempo co~siderdban108 la l n estoiisiori del Uiiivcruo. (2) IIabeig ve- tierril (pie hnbilbilnros, soQtuiiil en el nido S .nofiotro~ dornds I i i j i ~ s del ciulo! espacio, y creiiliilos (liic siciido Irc, iiiicn hnbcis diftiiidido sobre iiuestriis oabeiias c~presioii dc In volui~tad crcadorn, ora in inspiriicion qiie lnli inusns aiitigiiss rio ella gola, ol solo obgeto do In co~~jplii- pudieron dnreos; nos hoheis vodoado oeilci. y del amor de su Autoi: de luz , y novotros hemos compre~ltlido Niiestrna creei~cios religiosas cstabaii ~uerstra m~llsonniiza su blimc. fundadas sobre estu sistenin egoiatn y

    O noche ningcstiioss!' cuanto ha ore- inezqiino: stil~oiiiamos iiuestrrt y obre cido tu espleiidor ~ nuestros ojos desde Iiiiinauidnd, bnstnrite iiiiportaiito un sil que lieiiios~vis~rimbrndo la vida bajo tu valor nbsoliito pitrn ser el obgeto eso1 u- niiiertr: npaientu! Ciiaii deliaioans se sivo do unih ~reiloioli que depoiidia toda hart toriirido t u 8 nriiioiiiss! Conio t i 1 cs- eriteri~ de ntiestro~ dostiiios; para ~iosa- peotlictilo sc I i i ~ tri~sfigurado niito uiieu- tras o1 principio dc la Tierra, era el Al- &rus i~lii~ns! 1311 otro tiempo rno coriipln- fa del universo, do1 misrno modo que el cin cn contcunplnros eii los altas Iioras fin de ellanos rcipr~aeiitabn la destruc- lejarias pleyadas cuya difusa claridad oion do todas Ina cosas. Lah historia do iios trasporta tnn lojos de la tierra! Yo nuestra huniilnidud, era la hirttorii~ dc me coinplacia si1 ver reposar sobro va- Dibs iriismo; tal ora el fundamento de sotraa la multitud dc mis peiisarnieiitos, l+ iixestrn ft?, ' pOl'qUf3 sois Un& e~tucioll brillante- dt?] Cuandb nuestraR miradas procuraban e infinito de los cielos, sondear la8 rogioiies do nuastra inmor- Pero hoy c(Iie Ve0 en vli@8tR%s multi- talidad futura, era como si lLsiatiescmos

    pies iri~dinoionei tlilt08 Iiogarcs dande al f in del muildo, y I n llora en riiidtihld de fninilias humauiio esta11 rou- filtimo honibrc dcl>icrn desque ;er du iiidas, h0). el1 e8t& irriidiiiiqii i i~l1 lo Tierrn or l o uiuer lo ha nrrchi~tado 1xOy eslis hlsas idcas 80 han lejos de lili; inafi i ~ ~ d ~ d o n do set, de lluegtros ogpiiitus mejor iiatruidos, que hn pnrtido coi1 la soiirisa, en 10s lit- y fin conocemos mejor nuestra vei; bios p;ll% no d

  • 50 RIGVl8;jTA II:SPIIZTTLSTI\ e - v-ez -e--... -. ".-""T?---:*- ; ' ? - - " ' - " T ~ ? * - : - - * T ~ : - ~ ~ . Y - ~ ~ --*,

    YO do iiiiculrn iiiiilorf-nlitlnil. .k:ko cielo Ln vidii, etcriin la Iinhcifi coriquititndo qua ndtriiromos, ose ndrnir i~i~li!

  • 52 ~EVISTA. ESPIRITISTA M--- -? UC

    I__--

    Es riecesnrio coziveriir que eri tal caso uestra situacioil es crilica,porque somos tal respecto Caiilo el pol~i~u diablo qilo

    o tiene rrrl cobre ex1 el bulsillo, y quien le pide 1;i liolsa 6 In vidti. Gunfes;tmos pues iu~nildemente y u@ no rlexnos uii solo milagro quo ofrecri, Y cims-.rntis, y es q