Reviews - RUA: Principal Revista Alicantina de Esludios Ingleses Sendebar: Bolet­n de la Escuela Universitaria

  • View
    212

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Reviews - RUA: Principal Revista Alicantina de Esludios Ingleses Sendebar: Bolet­n de la Escuela...

  • 204 Revista Alicantina de Estudios Ingleses

    Reviews

    Manuel Gmez Lara y Juan Antonio Prieto Pablos, eds. Stylistica. Sevilla: Ediciones Alfar, 1987, 191 pp.

    La estilstica es una disciplina humanstica que siempre ha estado de moda, por su carcter de puente conciliador entre los estudios lingsticos y los literarios. En efecto, nunca dej de seducir a los estudiosos del lenguaje y a los especialistas literarios el descubrimiento de los efectos que los recursos del lenguaje producen en el significado final de una obra literaria, ya en su globalidad ya en alguno de sus fragmentos, a pesar de las distancias que la literatura y la lingstica hayan podido guardar entre s en determinados momentos histricos. La gramtica tradicional foment el examen de los elementos afectivos del tex-to literario; la lingstica estructural enriqueci la estilstica alumbrando dos nuevas disciplinas: la potica y la narratologa; el paradigma generativo fortaleci conceptual-mente las disciplinas anteriores y se interes, adems, por la formalizacin de las imgenes literarias y de las figuras del lenguaje, entendidas en su concepcin clsica de desviacin lingstica; y, en los ltimos aos, la perspectiva investigadora de la pragmtica est aportando nuevas ideas, basadas en las teoras que surgen en torno al lenguaje concebido como discurso, texto, actos de habla, etc.

    El volumen llamado Stylistica, que recoge las ponencias y comunicaciones de la / Semana de Estudios Estilsticos celebrada en la Universidad de Sevilla del 12 al 16 de febrero de 1986, es un rico punto de encuentro de muchas de las ideas antes aludidas. El libro consta de tres partes: la primera es la presentacin que hacen los editores, la segunda trata de la estilstica y los estudios literarios, y la tercera, llamada Praxis estilstica en los estudios ingleses, est formada por artculos de aplicacin.

    En la primera parte, N. F. Blake (Reflections on the study of style with reference to the opening paragraphs oMrs. Dalloway) con magistral metodologa, basada, en parte, en el anlisis de elementos y de componentes caracterstico de los estructuralistas, examina rasgos sintcticos (por ejemplo, la extensin de las oraciones) y rasgos lxicos (por ejemplo, la adjetivacin del adjetivo solemn aplicada a ciertos nombres) con el fin de desvelar diversos efectos significativos. Por su parte, Francisco Garca Tortosa (El acto literario como acto de recreacin), frente al examen objetivo del hecho literario, propio de la metodologa antes citada, defiende con rigor y slidos razonamientos acadmicos el valor del elemento subjetivo en cualquier apreciacin de una pieza literaria, y resalta las dotes de aprehensin individual que deben presidir en el anlisis literario, por ser la literatura un juego que se juega en soledad. Siguiendo en la lnea anterior, aunque con una argumentacin y punto de partida bien distintos, el razonamiento lgico matemtico, Jos Luis Guijarro Morales (This room smells of cat) nos ayuda a conocer mejor la cuestin, distinguiendo dos actitudes en el ser humano: la artstica y la literaria. La pri-

  • Notes and Reviews 205

    mera no busca sino encuentra . . . no persigue un fin til, no necesita objetividad para entender sino que enfrenta directamente la objetividad con el entorno. La actitud cientfica, en cambio, requiere compartimentar, medir, analizar, poner en relacin, mani-pular la realidad 'objetivizndola,' para conseguir algo til.

    La segunda parte del volumen se abre con el trabajo de M. J. Gmez Lara titulado Teora del acto de habla y poesa narrativa anglosajona, en el que con brillantez aplica una teora del paradigma de la pragmtica, los actos habla, a la metodologa estilstica. Este artculo, en mi opinin, por su mayor carga terica lingstica, podra haber sido incluido en la segunda parte. N. F. Blake estima que la mayora de los estudios hechos sobre el lenguaje de Shakespeare no se han llevado a cabo desde presupuestos lingsticos often written by literary critics rather than linguists; el anlisis que l hace de varias cuestiones lingsticas y comunicativas, entre ellas, las formas de tratamiento en su Levis of Language in Shakespeare's King Henry IV Par I, pone de relieve su fina perspicacia observadora y su habilidad en la ordenacin emprica. J. A. Prieto Pablos en su Lo coloquial y lo literario en la literatura inglesa del siglo XVII aborda una cuestin clsica en estilstica, conocida en lingstica con el nombre de registro o ndices de formalidad. El diario de Samuel Pepys le sirve de base para argumentar, con las ilustraciones pertinentes, sobre los registros coloquial y formal o literario. En The use of dialogue in Mrs. GaskelFs, M. L. Venegas Lagens aborda el estudio de algunos aspectos del dilogo en el discurso narrativo, basndose en el enunciado, dentro de una clara metodologa pragmtica o comunicativa. Con explicaciones precisas, apoyadas en detalladas ilustraciones, explica los diversos recursos utilizados en el dilogo, desde la creacin de un personaje hasta la presentacin de registros o la elaboracin de ambientes de intimidad. M. Almagro Jimnez, en La transformacin de la realidad en The Asperns Papers, pone de relieve ciertos rasgos modernistas en la prosa de esta novela de Henry James y, dentro de estos, se centra en la figura del narrador y de su objetividad y fiabibilidad teniendo en cuenta, entre otros rasgos, la forma oblicua de presentar la informacin, que va acompaada de adverbios como apparently, probably, possibly, o de expresiones como it seemed to me, it was supposable. Brian Crews en Word Association games in the modern novel analiza, con metodologa estructuralista los mltiples juegos palabra que aportan un significacin complementaria. Finalmente, el libro se cierra con una exploracin estilstica de Jos Carnero Gonzlez (Lost in the Bush, Boy?), que pone a descubierto muchos de los problemas significativos del experimento lingstico-literario que James Joyce hizo en Finnegans Wake apuntando claves y soluciones.

    En resumen, se trata de un volumen universitario muy digno, rico y variado en teorizacin y prctica estilsticas, y muy recomendable, por su claridad y fcil lectura, al estudiante y al estudioso de Filologa que deseen ahondar en el anlisis de los recursos que posee el lenguaje para afectar directamente al significado de una obra literaria. Se poda haber evitado, no obstante, la particin silbica, hecha a la espaola, de los ar-tculos escritos en ingls, que podr resultar incmoda a los que estn acostumbrados a leer textos en ingls.

    Enrique Alcaraz Var

  • 206 Revista Alicantina de Esludios Ingleses

    Sendebar: Boletn de la Escuela Universitaria de Traductores e Intrpretes de Granada. 1 (1990), 98 pp.

    Poco a poco, pero con el impulso inexorable de algo que puede dominar el futuro, los estudios de la traduccin se abren paso en la universidad espaola, y como muestra de ello comienzan a brotar los primeros frutos investigadores de la que ser dentro de muy pocos aos la reina de los estudios de lenguas extranjeras. En la antesala de la temida y ansiada Europa de 1992 (al que no falta la tpica alusin en el prlogo) nos llega desde Granada la revista Sendebar, que trata de dar cabida a todos los aspectos de la actividad traductora al mismo tiempo que pretende cultivar la traductologa como ciencia autnoma, ms all de los estrechos e insuficientes corss de la crtica literaria y de la lingstica aplicada (p. 7).

    Este objetivo cuenta en este nmero con aportaciones relativas al estado de la cuestin en la teora de la traduccin, en las que se insiste en la necesidad de elaborar una teora que supere lo que llama Ian MacCandless en su artculo una acumulacin de opiniones personales acerca del acto de traducir (p. 13), y que recogen el trabajo de Beaugrande en Factors in a Theory of Poetic Translating, sobre todo en lo que concierne a las limitaciones de los modelos de Catford (estructuralista) y Nida (generativo-transformacional). Tambin resulta interesante, por su claridad, la visin de la traduccin a travs de niveles del artculo de Pedro San Gins Aguilar, basada en una relectura del esquema comunicativo bhleriano, y el tratamiento semntico global de la traduccin que propone Jos Andrs de Molina, nacido de la aplicacin de la dicotoma de E. Coseriu entre significado y designacin a la equivalencia entre lenguas, aunque sin olvidar la importancia de los contextos y las connotaciones.

    En lneas generales, predomina en todos los trabajos la visin de la traduccin como un hecho deparle ligado a los tres bloques del contexto (situacional, textual -o cotexto-y presuposicin pragmtica), lo cual se resume en la cita, tambin perteneciente a Coseriu, segn la cual la 'mejor traduccin' absoluta de un texto cualquiera simplemente no existe: slo puede existir la mejor traduccin de tal texto para tales y cuales destinatarios, para tales y cuales fines y en tal o cual situacin histrica (p. 11).

    El paso de la teora a la praxis traductora est representado en este nmero por el artculo de Roberto Mayoral sobre la traduccin de algunas variedades de lengua, en lo que respecta al medio (oral/escrito), actitud, dialectos geogrficos y temporales e idiolectos; sin embargo, advierte el autor del trabajo contra el exceso de este tipo de marcadores en la traduccin. Segn esto, el traductor ha de seguir el mismo ajuste a la baja que realiza el autor original y evitar la sobreabundancia de elementos marcados, que producira extraeza e incluso tedio en el medio escrito.

    Ofrece asimismo este nmero de Sendebar un bastante original anlisis de Antonio Pamies sobre la traduccin de canciones y los problemas rtmicos que representan los cambios en el nmero de slabas y la posicin de los acentos; se nos ofrece un pequeo catlogo de recursos utilizados histricamente, desde el mimetismo absoluto, que sacrifica la sintaxis y la semntica repitiendo el esquema original (junto al mimetismo relativo, que permite modificar los a