Click here to load reader

Recepcion Del Neorrealismo en Argentina

  • View
    24

  • Download
    4

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Trabajo de investigacion de Natalia Grebe, Ma. Soledad Moi, Evangelina Ramos

Text of Recepcion Del Neorrealismo en Argentina

  • 1HISTORIA DEL CINE ARGENTINO Y LATINOAMERICANO UBA 2010

    LA RECEPCIN DE OBRAS CLAVE DELNEORREALISMO ITALIANO EN ARGENTINA

    Natalia Grebe DNI 32725540 [email protected]

    Ma. Soledad Moi DNI 31026586 [email protected]

    Evangelina Ramos DNI 31930464 [email protected]

  • 2El neorrealismo italiano nace tras la Segunda Guerra Mundial con caractersticasque se repiten en sus films: descripcin de la realidad cotidiana, la pobreza (niveltemtico), iluminacin que imita la luz natural (nivel estilstico), renuncia a decoradoscargados, filmacin en espacios reales y exteriores, contratacin de actores sinformacin profesional, ausencia de maquillaje, etc. Las pelculas reflejan principalmentela situacin econmica y moral de la Italia de posguerra y reflexionan sobre los cambiosen los sentimientos y en las condiciones de vida. Se puede decir que el neorrealismo seinicia en 1945 con Roma, ciudad abierta de Rossellini. se film justamente, junto aPais y Alemania ao cero del mismo director, Lustrabotas, Umberto D, Milagro enMiln y Ladrones de bicicletas de De Sica, integran el corpus de pelculas queconsideramos claves representantes de esta corriente esttica e intentaremos rastrear ennuestra breve investigacin.

    Nos proponemos reconstruir a travs de publicaciones de la poca las visionesdel neorrealismo italiano que se generaron en nuestro pas. Si bien los filmsemblemticos de esta corriente esttica se estrenaron aqu con un desfasaje en relacin asu pas de origen, se produjo en Argentina una valoracin positiva desde la crtica quefue formando un clima para su recepcin y posteriores influencias en nuestracinematografa. Las consideraciones que surgan en muchas de estas publicaciones trasla llegada de los films tenan su origen en las crticas y discursos tericos provenientesde Europa, o en su xito de taquilla en el exterior, lo que delineaba la recepcin ennuestro pas de los mismos. Interrogamos el rol de la crtica cinematogrfica argentinaen la construccin del fenmeno del neorrealismo italiano y su recepcin flmica enArgentina, explorando los rasgos de una emergente formacin discursiva instituyente denminas que legitiman tanto la produccin como el develamiento de una recaudacinque se corresponde con las disposiciones para la exhibicin, cuestiones que planteanrevistas tales como el Heraldo del Cinematografista y Gente de Cine. La intervencinde estas publicaciones en los agentes, en sus estrategias y en la estructura del campo delcine nacional posee la capacidad de transmutar la insignificancia en notoriedad yreconocimiento.

    Las pelculas neorrealistas italianas fueron estrenadas casi en su totalidad enArgentina durante la poca del Peronismo. La poltica cinematogrfica de dichomovimiento estuvo signada por el proteccionismo a la industria del cine, en particular a

  • 3los productores, ya que los exhibidores no gozaron de las mismas prebendas que losprimeros. Dicha poltica surgi en parte, de la necesidad de los trabajadores del sptimoarte de una regulacin legislativa en el sector, debido a la problemtica que la Segundaguerra trajo consigo: La falta de pelcula virgen, y en parte por la necesidad de los

    productores, exhibidores y distribuidores de reglas que organicen el rea de cultura quetanta relevancia tena para los gobiernos del mundo. Como nos afirma Clara Kriger ensu libro: hasta 1939 las negociaciones de las empresas productoras, de distintaenvergadura, con las compaas distribuidoras de pelculas y con los dueos de lassalas de exhibicin parecieron no necesitar de mediadores. Los reclamos se hacan or,fundamentalmente desde el gremio de los exhibidores, en contra de las autoridades decada municipio que podan imponer sus propias restricciones a las pelculas, situacinque generaba un mercado con reglas imprevisibles. Por eso reclamaban al Estadonormas nacionales para la calificacin de pelculas, que deban asegurar un ordenadoy coherente funcionamiento del negocio cinematogrfico1 . Por su parte la falta deinsumos por la guerra se hizo visible en todos los pases, especialmente en la Argentinapor la postura neutral que esta adopt en la guerra, rompiendo relaciones con el Ejeprcticamente culminando el conflicto blico. A ello EEUU respondi con un boicoteconmico hacia el mercado local, siendo en ese momento, el principal proveedor denuestro pas en lo que al cine respecta. A su vez, la competencia de las produccionesmexicanas en el mercado hispano parlante y una poltica industrial que no terminaba deentender y atender los gustos del pblico, fueron factores que hicieron sentir su impactoen la produccin: se pas de 57 pelculas estrenadas en 1942 a apenas 22 estrenos en1945.

    Esta situacin de decadencia del cine argentino llev al General Farrel primero yal peronismo ms tarde a promulgar diversas leyes: mediante la ampliacin del decreto21344 dictado el 5 de enero de 1944, se obligaba a exhibir pelculas argentinas: Los

    cines de primera lnea en la Capital Federal, con ms de 2500 localidades, exhibirancomo mnimo una pelcula cada dos meses durante siete das, incluyendo un sbado yun domingo, mientras que los restantes de primera lnea y los del radio cntrico de lacapital, una por mes con los mismos requisitos. Los dems tanto de la capital como delinterior, pasaran dos semanas, como mnimo cada cinco, comprendiendo dos sbados y

    1 Cine y peronismo, el estado en escena, Clara Kriger, Buenos Aires, Editorial Siglo veintiuno editores,2009, pp.29

  • 4dos domingos. (...) Adems el decreto cre la Junta arbitral cinematogrfica, paramediar entre las partes en los casos de conflicto, formada por siete integrantes: dosrepresentantes de cada gremio, productores, directores, exhibidores y uno de ladireccin General de Espectculos pblicos2 . Dicho decreto tuvo un proceso deaplicacin lento, recin en 1947 se comprob un creciente aumento en su cumplimiento.Se convirti en ley (12999) el 14 de agosto de ese ao, con algunas modificaciones:obligaba en su artculo primero, a las diferentes salas de cine a exhibir por los menosuna pelcula argentina durante una semana incluido un sbado y un domingo en loscines de primera lnea y en los que se encontraban en zonas cntricas de la CapitalFederal. En las restantes salas, como en las del interior del pas, se exiga que laspelculas de largometraje se exhibieran durante dos semanas enteras de cada cinco,incluyendo dos sbados y dos domingos. Asimismo, el artculo 7 estableca que losproductores argentinos deban realizar pelculas con argumentos nacionales, de ndolecientfica, histrica, artstica o literaria y con elenco tcnico y artstico totalmente

    argentino, con el derecho de clausura de la o las salas que as no lo hicieren, comoexpresa el artculo 8.El mismo ao, mediante el decreto 16464/47 los cines que en ese momento exhiban 7das seguidos el mismo programa a precios superiores a uno con cincuenta la platea,deban rebajar el 20 % sobre los precios de boletera 3 das por semana como mnimo.Con el mismo objetivo de incentivar la exhibicin de films nacionales, el 31 de marzode 1948 se agreg que por cada pelcula argentina que integre un programacinematogrfico en calidad de complemento cada exhibidor deba pagar un porcentajeno menor al 5% de la entrada bruta correspondiente a todo el da de exhibicin.En un apartado del anuario del cine del 49 y el 50 que se titula impuesto del 10 % acargo del pblico, se especifica que la ley n13487 en su artculo primero exige elimpuesto del 10 % a cargo del pblico sobre las entradas de teatros, cine-teatros, ycinematgrafos cuyo destino sera la atencin gratuita de todos los servicios deasistencia pblica de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.Del mismo modo, en otro apartado, se detalla el reintegro de impuestos municipales porexhibicin de pelculas nacionales, cuyas proporciones son 75% por semana a losempresarios que durante la misma hubieren exhibido pelculas nacionales

    2 Cine y peronismo, el estado en escena, Clara Kriger, Buenos Aires, Editorial Siglo veintiuno editores,2009, pp.37

  • 5exclusivamente, 40% por semana a empresarios que durante la misma hubierenexhibido un 50 % de pelculas nacionales.Asimismo, en sintona con la poltica crediticia que llevaba adelante el Peronismo, se leotorg apoyo financiero a la industria del cine. El 20 de febrero de 1948 por intermediodel Banco de crdito Industrial se realiz la primera entrega de prstamos de fomento alos productores cinematogrficos.Debemos destacar que existi un consenso general en el Congreso en relacin con la leyde cine 12999. Tanto la mayora como la minora estuvieron de acuerdo en una mayorinjerencia del estado en el sector.

    En el ao 1949 se modifica la ley 12999 estableciendo en la misma que en todoslos cinematgrafos del pas deban exhibirse pelculas argentinas con la proporcin quedetermine el Poder Ejecutivo, as como otorgndole el poder al mismo de determinar ladistribucin de las ganancias obtenidas entre distribuidores, exhibidores y productores,hacindose acreedor de la facultad de otorgar a su criterio beneficios a las pelculasargentinas que a su juicio lo merezcan. Dicha modificacin trajo aparejado unaoposicin muy fuerte a la centralizacin del poder en el Ejecutivo. Ya que luego seotorgaron en ocasiones, prstamos por favoritismos polticos.

    En cuanto a la visualizacin de los films extranjeros, hubo restricciones, talcomo lo expresa el Heraldo del Cinematografista del 4 de febrero de 19483. En dichapublicacin se expresa la gran preocupacin del gremio por la prohibicin total deexhibicin de pelculas extranjeras as como la decisin de Mxico de tomar represaliascon nuestro pas ante la decisin de Argentina de no permitir la exhibicin de 20pelculas mexicanas. Del mismo modo, un comentario de Jean Sefert, representante delcine francs en nuestro pas, expresa la libertad con que los films argentinos sonrecibidos en Francia, reclamando a su vez por la elevada exigencia de la industriaArgentina con lo