PROTOCOLO I.docx

  • View
    216

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of PROTOCOLO I.docx

  • 8/17/2019 PROTOCOLO I.docx

    1/47

    PROTOCOLO I: El derecho sólo está en la Fuerza.- La Libertad no es más que una idea.- El Liberalismo.- El oro.- La locura.- La Autonomía.- El Despotismo del Capital.- El Enemigo Domstico.- La !lebe.- La Anarquía.- La !olítica " la #oral.- El derecho del más $uerte.- El poder %udío Francmasón es in&encible.- El $in

     'usti$ica los medios.- Las turbas son ciegas.- Las discordias de los partidos.- La

    $orma de gobierno que me'or conduce a nuestro $in es la Autocracia.- LosLicores Fuertes.- El Clasicismo.- El Libertina'e.- El principio " las (eglas del gobierno %udío " Francmasón.- El )error.- Libertad* +gualdad " Fraternidad.- El principio del gobierno dinástico.- Los !ri&ilegios de la Aristocracia de los ,entiles* destruidos. - La nue&a aristocracia. - Cálculo psicológico.- Abstracción de la Libertad.- Amo&ilidad de los (epresentantes del !ueblo.

    De'emos de lado toda $raseología estudiemos en sí misma cada idea e ilustremos la situación por medio de comparaciones " deducciones. o"* pues* a $ormular nuestro sistema desde el punto de &ista nuestro " desde el punto de &ista de los ,entiles /Goyim0.

    1a" que hacer notar ante todo que los hombres dotados de malos instintos abundan más que los de buenos sentimientos. !or esta razón ha" que esperar me'ores resultados cuando se

    gobierna a los hombres por medio de la &iolencia " el terror* que cuando se trata de gobernarlespor medio de las discusiones acadmicas. )odo hombre aspira al poder cada uno quisiera con&ertirse en dictador si esto $uera posible al mismo tiempo* mu" poco $altaría para que no estu&ieran todos prontos a sacri$icar el bien de los demás* a trueque de conseguir cada uno su propio pro&echo.

    23u es* pues* lo que ha reprimido hasta ahora a esa bestia $eroz que se llama hombre4 23u es lo que ha podido dirigirle hasta el presente4 Al iniciarse el orden social* el hombre se ha sometido a la $uerza bruta " ciega más tarde* a la Le"* que no es más que esa misma $uerza* pero dis$razada. De donde "o saco la conclusión que* seg5n la Le" 6atural* el derecho radica en la $uerza. La Libertad !olítica es una idea " no un hecho. 7e necesita saber aplicar esta idea cuando es necesario atraer las masas populares a un partido con el cebo de una idea* si ese partido ha resuelto aplastar al contrario que se halla en el poder.

     Este problema resulta de $ácil solución si el ad&ersario se mantiene en el poder en &irtud de la idea de libertad* de eso que se llama Liberalismo* " sacri$ica un poco de su $uerza en obsequio de esa idea8 Libertad. 9 he aquí por dónde ha de llegar el triun$o de nuestra teoría8 una &ez que se a$lo'an las riendas del poder* inmediatamente son recogidas por otras manos* en &irtud del instinto de conser&ación* porque la $uerza ciega del pueblo no puede quedar un solo día sin tener quien la diri'a* " el nue&o poder no hace otra cosa sino reemplazar al anterior debilitado por el Liberalismo.

    En nuestros días* el poder del oro ha reemplazado al poder de los gobiernos liberales. 1ubo un tiempo en que la $e gobernaba. La idea de libertad es irrealizable* porque nadie ha" que sepa usar de ella en su 'usta medida. :asta de'ar al pueblo que por alg5n tiempo se gobierne a sí mismo* para que inmediatamente esta autonomía degenere en libertina'e. 7urgen al punto las

    discusiones* que se trans$orman luego en luchas sociales* en las que los Estados se destru"en*quedando su grandeza reducida a cenizas.

    7ea que el Estado se debilite en &irtud de sus propios trastornos* sea que sus disensiones interiores lo ponen a merced de sus enemigos de $uera* desde ese momento* "a puede considerarse como irremediablemente perdido ha caído ba'o nuestro poder. El despotismo del Capital* tal como está en nuestras manos* se le presenta como una tabla de sal&ación " a la que* de grado o por $uerza* tiene que asirse* si no quiere nau$ragar.

     

  • 8/17/2019 PROTOCOLO I.docx

    2/47

     A quien su alma noble " generosa induzca a considerar estos discursos como inmorales* "o le preguntaría8 7i todo Estado tiene dos enemigos " contra el enemigo e;terior le es permitido* sin tacharlo de inmoral* usar todos los ardides de guerra* como ocultarle sus planes* tanto de ataque como de de$ensa sorprenderlo de noche o con $uerzas superiores* 2por qu estos mismos ardides empleados contra un enemigo más peligroso que arruinaría el orden social " la propiedad* han de reputarse como ilícitos e inmorales4 2!uede un espíritu equilibrado esperar dirigir con ;ito las turbas por medio de prudentes e;hortaciones o por la persuasión* cuando el camino queda e;pedito a la rplica* aun la más irracional* si se tiene en cuenta que sta parece reducir al pueblo que todo lo entiende super$icialmente4

    Los hombres* sean de la plebe o no* se guían casi e;clusi&amente por sus pasiones* por sus supersticiones* por sus costumbres* sus tradiciones " sus teorías sentimentales son escla&os de la di&isión de partidos que se oponen aun a la más razonable a&enencia. )oda decisión de las multitudes depende* en su ma"or parte* de la casualidad* " cualquier resolución su"a es super$icial " adoptada con ligereza.   En su ignorancia de los secretos políticos* las multitudes toman resoluciones absurdas " la anarquía arruina a los gobiernos.

    La política nada tiene que &er con la moral. El gobierno que toma por guía la moral no es

    político* " en consecuencia es dbil. El que quiera dominar debe recurrir a la astucia " a la hipocresía. Esas grandes cualidades populares* $ranqueza " honradez* son &icios en política* porque derriban de sus tronos a los re"es me'or que el más poderoso enemigo. Estas &irtudes deben ser atributos de los príncipes ,entiles pero nunca debemos tomarlas por guías de nuestra política.

    6uestro ob'eto es apoderarse de la $uerza. La palabra Derecho es un concepto abstracto* al que nada corresponde en el orden real " con nada se 'usti$ica. Esta palabra simplemente signi$ica8 Dame esto que "o quiero* para probar que "o so" más $uerte que t5... 2Dónde empieza " dónde acaba el derecho4

     

    En un estado en el que el poder está mal organizado* en el que las le"es " el gobierno se han con&ertido en algo impersonal* como e$ecti&amente sucede con los innumerables derechos que

    el Liberalismo ha creado* "o &eo un nue&o derecho8 el de echarme en &irtud de la le" del más $uerte* sobre el orden* sobre todos los reglamentos " le"es establecidos* " trastornarlos el de poner mano sobre la le"* el de reconstruir a mi anto'o todas las instituciones " constituirme amo " se

  • 8/17/2019 PROTOCOLO I.docx

    3/47

     

    !ues de igual manera los hombres de las turbas* salidos del pueblo* aunque estn dotados de un genio singular* les hace $alta comprender la política " no pueden intentar con ;ito dirigir a los demás sin causar la ruina de una nación. 7ólo un indi&iduo preparado desde su ni

  • 8/17/2019 PROTOCOLO I.docx

    4/47

    todos los gobiernos a nuestro 7uper-,obierno. :astará que se sepa que somos in$le;ibles para reprimir todo conato de insubordinación.

    7omos los primeros que en los tiempos que se llaman antiguos echamos a &olar entre el pueblo las palabras8 L+:E()AD* +,=ALDAD* F(A)E(6+DAD palabras tantas &eces repetidas en el correr de los a

  • 8/17/2019 PROTOCOLO I.docx

    5/47

    PROTOCOLO II: Las guerras económicas son base de la supremacía %udía.- El ,obierno isible " los Conse'os 7ecretos.- Los ;itos de las Doctrinas Destructoras.- La asimilación en !olítica.- El papel de la !rensa.- El precio del oro " el &alor de las &íctimas %udías.

    6os es de todo punto necesario que las guerras* a ser posible* no con$ieran ninguna &enta'a territorial a los beligerantes. La guerra queda así transportada al terreno económico* con lo que las naciones &erán la $uerza de nuestra supremacía " esta situación pondrá a los dos ad&ersarios a la disposición de nuestros agentes internacionales que tienen millares de o'os* a cu"a mirada no sir&e de obstáculo $rontera alguna.

    Entonces nuestros derechos internacionales crearán los derechos nacionales* en el &erdadero sentido de la palabra* " gobernarán a los pueblos de la misma manera que el derecho ci&il de los Estados normaliza las relaciones de sus s5bditos entre sí.

    Los gobernantes* elegidos de entre el pueblo por nosotros mismos* en razón de sus aptitudes ser&iles* serán indi&iduos no preparados para el gobierno del país. Así* por este camino* &endrán

    a ser los peones de nuestro 'uego de a'edrez $ácilmente mane'ables por las manos de nuestrossabios " geniales conse'eros* de nuestros especialistas educados " $ormados desde su tierna edad para el mane'o de los negocios de todo el mundo. 6o ignoráis que estos nuestros especialistas han sacado sus conocimientos de gobierno de nuestros planes políticos* de las e;periencias de la historia " del estudio de todos los acontecimientos notables.

    Los ,entiles no se guían en la práctica de obser&aciones imparciales sacadas de la historia sino por una rutina meramente teórica insu$iciente para poder esperar de ella un resultado práctico. !or eso nosotros no hemos de tomarlo en cuenta. De'adlos que se di&iertan toda&ía por alg5n tiempo que &i&an de esperanzas o de nue&as di&ersiones o del recuerdo de las que "a pasaron.

     

    De'moslos creer en la importancia que nosotros mismos les hemos inspirado de las le"es cien