Pichon-Riviere - Teor­a del v­nculo

  • View
    604

  • Download
    11

Embed Size (px)

Text of Pichon-Riviere - Teor­a del v­nculo

Teora del vnculoEnrique Pichn -RivireP ic h o n -T tv ip ri*

Ediciones Nueva Visin

E n riau e

Enrique Pichon-Rivirt concibi el vnculo como una estructura dinmica en continuo movimiento que engloba por igual al sujeto y al objeto. Esta estructura puede tener caractersticas normales o sufrir alteraciones patolgicas. Partiendo de una teora predominantemente intrapsquica, Pichon-Rivicre, con su teora del vnculo, da un salto cualitativo y sienta las bases de una teora social que interpreta al individuo como la resultante de una relacin de interaccin dialctica entre l y los objetos externos e internos. L a investigacin psicoanaltica se complementa en adelante con la investigacin social orientada en una triple direccin: psicosocial, sociolgica e institucional, y se aproxima a la investigacin experimental: toda sesin es experimental tanto para el paciente como para el terapeuta, quienes forman una unidad dialctica en la que cada uno interacciona con el otro. L a teora del vnculo de Pichon-Rivire signific una aportacin original y de gran valor para el desarrollo ulterior de lo que podra llamarse el movimiento psieoanaltico argentino.

Psicologa Contempornea

Coleccin Psicologa Contempornea

Enrique Pichn-Rivire

Teora del vnculoSeleccin y revisin: Fernando Taragano

\y

V o'

Ediciones Nueva Visin Buenos Aires

Prim era edicin-, agosto de 1 9 8 0 Q uin ta edicin: m arzo de 1985

I.S .B .N . 9 5 0 - 6 0 2 - 065-5 1 9 8 5 p or E d icio n es N ueva V isin SA1C T ucum n 3748, B u en os A ires, R ep b lica A rgen tin a Q ueda hecho el d e p sito que m arca la ley 1 1 .7 2 3 Im preso en la A rgen tin a / Printed in A rgen tin a

IN TRODUCCIO N

A Enrique Pichon-Rivire, Maestro del pensamiento cientfico y del arte de pensar, mi profundo afecto y reconocimiento. F.T.

El material cientfico que contiene este libro proviene de un curso sobre Metodologa de la Entrevista que Enrique PichonRivire dict en la sede de la Asociacin Psicoanaltica Argen tina (A.P.A.), desde principios de octubre de 1956 hasta fines de enero de 1957. De cada, clase, grabada e inmediatamente desgrabada, se sacaron dos copias. Una se la entregu a Pichon-Rivire, la otra la conserv yo. Abrigaba el propsito, como se lo promet mu chas veces a Pichon-Rivire, de publicar algn da sus trabajos fundamentales con miras a ensear su pensamiento y su teora, para lo cual me resultara totalmente imprescindible poseer las grabaciones del segundo curso que dict en la misma sede de la A.P.A. durante el ao 1957 (abril a diciembre) sobre Psicopatologa y psiquiatra dinmica , que ser objeto de una pr xima publicacin. D e igual forma, conservo las grabaciones de las clases que dict durante cuatro aos, de 1960 a 1963, en la Primera E s cuela Privada de Psiquiatra Dinmica, de la que fui colaborador junto con otros discpulos suyos, Jos Bleger, David Libentum y Edgardo Rolla. A mediados de 1961, a consecuencia de haber se alejado de la Escuela Bleger, Liberman y Rolla, quedamos los dos a cargo de la direccin y el dictado de los cursos de l 9, 2^ y 3er. ao hasta 1964, fecha en que im separ de Pichon-

7

Rivire para fundar mi Escuela de Psiquiatra Psicoanaltica Guestltica, cuya direccin sigo ejerciendo. Hoy, a menos de un ao de su fallecimiento y a ms de veinte del curso de referencia, cuyo material forma el presente libro, considero que su contenido es totalmente vlido en el pensa miento cientfico actual, tanto por las informaciones que pro porciona como por la calidad dialctica de su pensamiento que lo definen como un investigador original. Pichon-Rityire eligi conscientemente dedicar su existencia a la investigacin humanstica, a la enseanza del psicoanlisis, a la formacin de los jvenes profesionales y, fundamentalmente, a proteger y desarrollar en forma permanente e ininterrumpida su pensamiento dialctico, en constante proceso de apertura y cie rre, con la incorporacin de los nuevos conocimientos aportados por las ciencias relacionadas con el hombre, informaciones que incluye en su pensamiento cientfico, el cual es organizado en sucesivas estructuras guestlticas cada vez ms complejas y ar mnicas. Puedo afirmar que Enrique Pichon-Rivire ha sido y es un verdadero Maestro para todos nosotros, los que fuimos sus disc pulos, al cumplir con la premisa de todo Maestro: la generosidad demostrada constantemente en el esfuerzo por ensear a sus dis cpulos el difcil arte de aprender a pensar por s mismos, y capa citarlos en el redescubrimiento del orden y la armona existentes en el universo. L os que no han tenido la fortuna de aprender personalmen te de Pichon-Rivire encontrarn en la lectura de este libro no slo la informacin que l sola manejar para dar forma a su pensamiento, sino bsicamente la posibilidad de descubrir su cualidad dialctica, as como el valor cientfico y la capacidad de riesgo puestos de manifiesto al revisar , modificar y/o rectificar en forma constante su pensamiento, al mismo tiempo que su valenta como investigador que supo enfrentarse sin temor con los rgidos esquemas referenciales, tanto psiquitricos como psicoanalticos, empleados en forma dogmtica por la mayora de los investigadores y profesionales que lo rodeaban. Su honesti

8

dad cientfica y su coraje como investigador le permitieron so portar los largos perodos de soledad necesarios para la evolucin de su pensamiento. Pichon-Rivire se fij como objetivos constantes el enrique cimiento de su persona, la autocrtica de su ideologa y la recti ficacin y evolucin de su pensamiento. Los que fuimos sus dis cpulos nos encontrbamos frecuentemente sorprendidos por su clara inteligencia y a la vez, desorientados por las nuevas adqui siciones de su pensamiento. A veces nos sentamos gratamente reconciliados con l cuando lo que nos enseaba coincida con nuestras expectativas, en tanto que otras, nos sentamos molestos porque inclua esquemas referenciales totalmente nuevos para nosotros, esquemas que an no sabamos administrar, lo que nos colocaba ante la angustiosa sensacin de sentirnos desinstrumentados ideolgicamente, al mismo tiempo que ante la vivencia de las limitaciones de nuestra formacin cientfica. Su pensamiento siempre fue multi e interdisciplinario, y ello nos enfrent con la ardua tarea de seguirlo en su permanente proceso de evolucin. Estar al lado de Pichon-Rivire significaba no terminar nunca el proceso de aprendizaje, as como estar en constante estado de alerta para no caer en la seductora fantasa de que ya poseamos la verdad cientfica. Afirmar que Pichon-Rivire ha sido y ser el principal M aes tro de la psiquiatra psicoanaltica argentina no es, en mi opi nin, una exageracin. Para ello es suficiente examinar quines son los principales trabajadores cientficos que encontramos ac tualmente en el campo de la psiquiatra en todo el mbito de la Argentina, tanto entre los teorizadores del psicoanlisis como entre los clnicos de la psiquiatra psicoanaltica, entre los traba jadores con tcnicas de pareja, de familia, grupales, comunitarias, etc., como entre los investigadores institucionales y sociales, etc.; en casi todos ellos se siente la influencia del pensamiento de Enrique Pichon-Rivire. M s aun, su influencia se ha extendido tanto en forma directa como indirecta , a travs de sus mltiples discpulos, a casi todos los pases latinoamericanos de habla espaola y portuguesa.

9

Los doce captulos, que configuran el presente libro corresponden a las doce clases del curso y conservan el mismo orden en que fueron dictadas. Mi trabajo consisti en seleccionar la informa cin que Pichn-Ritiere fue proporcionando en cada clase, razn por la cual tom como punto de referencia todo lo que se rea~ donaba con la teora del vnculo. Para conservar su estilo y la cualidad dialctica de su pensamiento en forma fidedigna, trans cribo largos fragmentos de sus exposiciones tomados de las gra baciones. Estoy seguro de que si Pichon-Rivire pudiera leer hoy este libro, quedara agradablemente sorprendido al reencontrarse con su pensamiento cientfico y redescubrirlo, con toda vigencia, en el pensamiento actual. Reconocera de inmediato su estilo y slo le molestara, quiz, la secuencia sobria y directa que le he dado al decurso de su pensamiento, dado que a l le gustaba tener la libertad de ir y venir hacia donde quisiera en cada momento, aunque sin perder nunca de vista la idea central conductora de su pensamiento. Pichon-Rivire plantea desde el comienzo la necesidad de complementar la investigacin psicoanaltica con la investigacin social, que orienta en una triple direccin: sociodinmica e ins titucional. Se aproxima al hombre concibindolo en una sola di mensin, la humana; pero al mismo tiempo concibe la persona como una totalidad integrada por tres dimensiones: la mente, el cuerpo y el mundo exterior (reas 1-2-3), que integra dialctica mente. Con la Teora del Vnculo logra realizar el salto cualitativo de una teora psicoanaltica predominantemente intrapsquica a una psiquiatra social, que considera al individuo como una re sultante dinmico-mecanicista no de la accin de los instintos y de los objetos internalizados sino del interjuego establecido entre el sujeto y los objetos internos y externos, en una predominante relacin de interaccin dialctica, la cual se expresa a travs de determinadas conductas. Esto le permite desarrollar una psiquia tra centrada en el estudio de las relaciones interpersonales, que denomina Psiquiatra del Vnculo, psiquiatra dinmica que cons truye con los postulados del psicoanlisis.

10

Concibe el vnculo como una estructura dinmica en continuo movimiento, que engloba tanto al sujeto corno al objeto, teniendo esta estructura caractersticas consideradas normales y alteracio nes interpretadas como patolgicas. En todo momento el vnculo lo establece la totalidad de la persona, totalidad que TichonRivire interpreta como una Gestalt en constante proceso de evolucin. El anlisis