MIAMI EDICION 913

  • View
    226

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

miami Edicion 913

Text of MIAMI EDICION 913

  • Miami, Florida Abril 18 al 24 de 2013

    Decano del Periodismo venezolano en los Estados Unidos - Premio Nacional de Periodismo en Estados Unidos 2002

    Miami, Florida Marzo Abril 18 al 24 de 2013 Ao XXI Nro. 32 Edicin 913 48 Pginas

    Director: Oswaldo Muoz

    Entre la pazy el perdign

    EO SDtV DVLVWH DO QDO GH XQD HUD +DFHDSHQDV XQPHV HQ HO HGLWRULDO GH SRU-WDGDHVFULEtDPRVHOJHVWRGH&DSULOHVDODFHSWDUVHUHODEDQGHUDGRGHOD8QLGDG'H-PRFUiWLFDHQHVWHWLHPSREL]DUUR\SHOLJURVRHVXQDFWRUHSOHWRGHYDOHQWtD1DGLHOHGDEDPHQRVGHGHGLIHUHQFLDDQWHXQDHYHQWXDOHOHFFLyQ GH0DGXUR IUHQWH DO JREHUQDGRU GH0LUDQGD SDUD PXFKDV RSLQLRQHV DXWRUL]D-GDVHUDXQVDFULFLRDQWHHOKHUHGHURGHWR-GDVODVPHGDOODVGHO&RPDQGDQWH3UHVLGHQWHXQJLGRSRUHVWHHQYLGD3HUR&DSULOHVJDQyDXQFXDQGRQRORTXLHUDQUHFRQRFHU\VHHP-SHxHQHQGHFUHWDUTXHXQORFRTXHKDEODFRQXQ SDMDULWR FKLTXLWLFR VH QRV YROYLy SUHVL-

    GHQWHGHVSXpVGHSHUGHUPLOYRWRVGHOFKD-YLVPRSRUGtD&DSULOHVJDQyORJUyGHVPRYLOL-]DUPLOORQHVGHYRWRVFKDYLVWDV\TXHPLOYRWDQWHVGHOSUHVLGHQWHIDOOHFLGRVHIXHURQFRQpOPRYLOL]DGRVSRUXQVORJDQVLPSOHSHURWHUULEOHSDUDHOSRGHU9HQH]XHODVRPRVWR-GRV(QHOFDVRGHODIRWRHOWRGRVFRPSUHQGHDORVMyYHQHVTXHLQYRFDQODSD]\DOSREUHVRO-GDGRTXHQRTXLHUHGHVFDUJDUORVSHUGLJRQHV3HURODSD]GHSHQGHGHTXHVHFXHQWHQORVYR-WRVTXHVHDXGLWHQORVFXDGHUQRVHOHFWRUDOHVODVDFWDV\ODVSDSHOHWDV'HSHQGHQGHTXHHOYRWRVHDWUDQVSDUHQWH'HSHQGHGHTXHQRVGL-JDQODYHUGDG

    9HQH]XHOD

    La hazaa del negro Jackie, hace 66 aos

    -XDQ9HQpHQODSHORWD

    DEPORTES

  • Miami, Florida Abril 18 al 24 de 201302 [ 3XEOLFLGDG]

  • Miami, Florida Abril 18 al 24 de 2013 03[ 3XEOLFLGDG]

  • Miami, Florida Abril 18 al 24 de 201304 2SLQLyQ

    'LUHFWRU(GLWRUOswaldo Muoz editor1@tmo.blackberry.net

    $GMXQWRDO'LUHFWRUIsabel Muozisabel.munoz@elvenezolanonews.com

    *HUHQWH*HQHUDOSylvia Bellosylvia.bello@elvenezolanonews.com

    $GPLQLVWUDGRU Nelson Prietonelson.prieto@elvenezolanonews.com

    -HIHGH5HGDFFLyQ Jos Hernndez

    6DODGH5HGDFFLyQ Jonathan Lenelvenezolanoweb@gmail.com

    N. Vasquez

    &RUSRUDWH$FFRXQWVOswaldo Muoz Jr. oz.munoz@elvenezolanonews.com

    *HUHQWHGH&LUFXODFLyQ Edgar Carrero ecodistribution1@yahoo.com

    -HIHGH'HSRUWHVBroderick Zerpa(FRQRPtD Luis Prieto Oliveiraluis.prieto@elvenezolanonews.com

    (VSHFWiFXORV Miguel Ferrandomiguel.ferrando@elvenezolanonews.com

    +RUyVFRSRNorma Fajardo7XUtVPR Juan Len6DOXGDr. Orlando Gutirrez+XPRU Nelly Pujols

    nelly.pujols@elvenezolanonews.com&RODERUDGRUHV Oswaldo lvarez Paz, Alfredo Osorio Urdaneta, Eli Bravo, Macky Arenas, Marcos Villasmil, Milagros Socorro, Horacio Medina, Leonardo Romero, Oscar Huete, Hely Daniel Rodrguez y Lester Avils

    'LVHxR\GLDJUDPDFLyQIldefonso (Pocho) Prieto pochoprieto@gmail.com

    )RWRJUDItDBiaggio Correale9(17$6Carla Macas 786-352.2582 carla.macias@elvenezolanonews.com

    Carla Rodrguez 786-970.4355

    carla.rodriguez@elvenezolanonews.com

    Javier Hernndez 786-389.8916javier.hernandez@elvenezolanonews.com

    Patricia Bavaresco 786-280.0937patricia.bavaresco@elvenezolanonews.com

    Daniela Ontiveros 786-380.7710daniela.ontiveros@elvenezolanonews.com

    ,PSUHVRHQSoutheast Offset 4880 NW 157 Street. Miami. Fl. 33014. Telfono: 305.623.7788

    0LHPEURGH

    $FHSWDPRV

    Newspaper

    7HOpIRQRVGH9HQWDV0LDPL3625 NW 82 Ave, Suite 406, Miami, Fl, 33166. Telfs: (305) 717. 3206 - Fax: / %URZDUG14359 Miramar Parkway Suite #272, Miaramar, Fl 33027

    Telf: (786) 487.4272 / Orlando: (786) 290.0418 / Caracas: (414) 303.0073 El Venezolano Newspaper, no se responsabiliza por el contenido de los anuncios publicados en este medio. Prohibida la reproduccin total o parcial sin autorizacin escrita de su Director.

    ...si quieres cuentas las cacerolas

    Fraude peligroso

    Mitad y Mitad

    Volvera New OrleansLo sucedido el pasado do-mingo es el

    fraude ms escandaloso de la his-toria contempornea de Venezuela. Supera lo padecido en 1952 bajo la rectora de Prez Jimnez. Tambin la payasada plebiscitaria de diciem-bre de 1957, preludio de la cada de la misma dictadura. ste ha sido un fraude de ejecucin progresiva, anunciado por autoridades civiles y militares, aliadas en lo que dieron en llamar comando cvico-militar de la revolucin.Para ellos no han existidoni Cons-titucin, ni ordenamiento jurdico respetable, ni leyes o normas elec-torales, ni decencia ni respeto a los derechos fundamentales de los ciu-dadanos. Ms de una vez dijimos que el problema no era cuantitativo,

    es decir, de ms o menos votos, sino cualitativo. Capriles obtiene la mayora, pero el Consejo Na-cional Electoral cumple la orden

    del comando cvico-militar de proclamar a Maduro por encima de cualquier consideracin legal o tica.Respaldamos plenamente la re-accin de Capriles. No podemos reconocer esta farsa fraudulenta. Sus palabras han sido terminantes. HO UHVXOWDGRGHO&1(QR UHH-ja la realidad el derrotado fue el candidato Maduro y su gobierno Este es un gobierno mientras tanto y voy a hacer todo lo posible para que el pas cambie, dijo entre otras cosas de suma importancia. Merece nuestro apoyo y, ms que eso, nuestra disposicin a trabajar activamente para lograr el restable-cimiento pleno de la democracia por el respeto a la Constitucin.Lleg la hora de trabajar, seria-

    mente, por la relegitimacin de todos los poderes pblicos, empe-zando por el propio poder ejecu-tivo, hoy encabezado por alguien que no goza de origen legal, ni de legitimidad, ni de competencia, ni de respeto.No podemos resignarnos a con-WHPSODUSDVLYDPHQWH HOQDOGH ODRepblica. No somos ni seremos comunistas. En consecuencia, re-chazamos el control del gobierno cubano sobre reas fundamentales de la nacin, incluida la presiden-cia.,QGLJQDGRVYLPRVDPHDUODVEDQ-deras de Cuba frente al Palacio de 0LUDRUHV OD QRFKH GHO GRPLQJRDefendamos la soberana nacional, la dignidad del pueblo y lo mejor de la herencia de nuestros Libertado-res. Capriles dio un paso al frente y marc la pauta. Palante con todo.

    La jornada co-micial cele-brada el do-PLQJR UDWLFy VLQ

    lugar a dudas, la difcil situacin que le ha tocado vivir a los venezo-lanos a partir de la instauracin en nuestro pas de un modelo poltico, social y econmico, basado en la exclusin, el atropello, la mentira, la corrupcin y el irrespeto a quie-nes piensen distinto a los que os-tentan el poder.Una mitad representada por el abuso en la utilizacin de los recur-sos del estado tales como medios de comunicacin, VTV, VIVE, ANTV, Telesur, y como 500 emiso-ras de radio, medios impresos, entre otros, vehculos, autobuses, camio-nes, aviones, y todo tipo de formas de transporte y movilizacin, recur-sos econmicos, el CNE, Fiscala, y parte de las Fuerzas Armadas, encabezadas por el Plan Republica el cual debera denominarse Plan Cayapa, y el apoyo de un nmero importante de venezolanos que go-zan de prebendas, misiones, o algn tipo de ayuda manipulada para in-timidar y evitar la libertad de con-ciencia y otro no menos importante de venezolanos y venezolanas que creen que es el proyecto poltico , social y econmico que le conviene al pas, criterio que respetamos pero que a la luz de las experiencias vi-vidas en estos ltimos catorce aos, no compartimos. La otra mitad, que superando las GLFXOWDGHV \ WHPRUHV ORV DWURSH-

    llos y los abusos, cree en un modelo distinto para el pas, donde todos nos encontremos sin exclusiones ni divisiones, respetndonos los unos a los otros, con instituciones inde-SHQGLHQWHV FRQDEOHV \ JDUDQWHVde los derechos constitucionales, que nos permita avanzar hacia el progreso y bienestar, en una Ve-nezuela grande, desarrollada, con oportunidades de trabajo, servicios pblicos, seguridad y paz.La precaria y cuestionada victoria GHO FDQGLGDWR RFLDOLVWD 1LFROiVMaduro de alrededor de un punto porcentual sobre el abanderado de la oposicin democrtica venezo-lana, Henrique Capriles Radonski, quien anunci al pas que no reco-nocer los resultados hasta tanto se haga una auditoria del proceso, impone la obligacin de efectuarla, no solo de contar los votos uno a uno, sino de considerar las conse-cuencias electorales de los abusos grotescos del malogrado presidente y su comando de campaa.La lectura de lo acontecido el 14 de abril no puede ser otra que la de-bacle del movimiento revoluciona-rio iniciado por Hugo Chvez una vez que fuera electo Presidente de la Repblica, catorce aos atrs, si tomamos en cuenta que el abuso del poder fue el lugar comn de la actuacin del rgimen durante la corta campaa electoral presiden-cial, cuyos personeros no tuvieron el ms mnimo escrpulo para usar los recursos del Estado venezola-no, incluido el sistema nacional de

    PHGLRV S~EOLFRV HQ EHQHFLR GHla pesada candidatura de Nicols Maduro.La brecha de la polarizacin im-puesta por el rgimen de Chvez en su intencin de montar en el pas un gobierno socialista al estilo cubano, con gravsimas consecuencias en el aparato econmico de la nacin, se ha acortado dramticamente con este cerrado resultado que, de ser GHQLWLYR REOLJDUtD DO SUHVLGHQWHelecto a convocar un gobierno de concentracin nacional, como lo hemos venido manifestando, para buscarle una salida a la grave si-WXDFLyQQDQFLHUDSROtWLFD\VRFLDOdel pas, lo cual pareciera no estar dispuesto, considerando el errtico discurso disociador y disparatado de la media noche del domingo..Venezuela le ha hablado claro al rgimen. Este pueblo se cans de la mentira contumaz y no quiere se-guir viviendo de la esperanza que es lo que alimentan los regmenes au-tocrticos como el que se ha preten-dido instaurar aqu, sino que quiere ver hechos concretos.Ojala Dios lo ilumine y gue en el camino, dndole el conocimiento necesario par