Los límites del pensamiento Discusiones J. Krishnamurti y David Bohm traduccion google

  • View
    517

  • Download
    3

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Los límites del pensamiento Copyright © 1999 Krishnamurti Foundation Trust, Ltd Prefacio de David Bohm © 1982 Fundación Krishnamurti de América Editado por R. McCoyLos límites del pensamiento DiscusionesJ. Krishnamurti y David Bohm Contenido Prefacio Mary Cadogan y McCoy RAY Prólogo: una introducción a la obra de Krishnamurti DAVID BOHM PARTE I Frente a las presiones de la tradición 1. Vivir en la verdad 2. El deseo y la bondad 3. Más allá de la atención y la conciencia 4. Pensamiento y la p

Text of Los límites del pensamiento Discusiones J. Krishnamurti y David Bohm traduccion google

Los lmites del pensamiento Copyright 1999 Krishnamurti Foundation Trust, Ltd Prefacio de David Bohm 1982 Fundacin Krishnamurti de Amrica Editado por R. McCoy

Los lmites del pensamiento Discusiones

J. Krishnamurti y David Bohm Contenido Prefacio Mary Cadogan y McCoy RAY Prlogo: una introduccin a la obra de Krishnamurti DAVID BOHM PARTE I Frente a las presiones de la tradicin 1. Vivir en la verdad 2. El deseo y la bondad 3. Ms all de la atencin y la conciencia 4. Pensamiento y la percepcin

5. La tradicin y la verdad PARTE II Al ver las ilusiones de la seguridad 6. La liberacin de la visin 7. La inteligencia del amor Prefacio

La relacin de amistad entre David Bohm y J. Krishnamurti abarc casi un cuarto de siglo, durante la cual con frecuencia haba dilogos sobre las fuentes de conflictos individuales y colectivos, y las posibilidades de la libertad de la actividad centrada en s misma y confusa a travs de una cierta calidad de visin. Sus discusiones a veces se incluyen otros profesores y cientficos, psiquiatras y estudiosos. Desde hace algunos aos David Bohm fue miembro del consejo de la Fundacin Krishnamurti y de Brockwood Park, la escuela internacional en Hampshire fundada por Krishnamurti. Desde comienzos Brockwood en 1969 casi hasta su muerte en 1992, David Bohm, a peticin de Krishnamurti, era una participacin vital en el trabajo de la escuela. Algunos de los dilogos profundos y constantes entre Krishnamurti y David Bohm han puesto a disposicin en las publicaciones y grabaciones. Los que componen esta coleccin, los lmites del pensamiento, ms luz sobre sus exploraciones desafiantes de la naturaleza de la conciencia y la condicin de la humanidad. Mary Cadogan y Ray McCoy Prlogo Una introduccin a la obra de Krishnamurti Mi primer encuentro con el trabajo de Krishnamurti fue en 1959 cuando le su libro La libertad primera y ltima. Lo que ms despert mi inters fue su profundo conocimiento de la cuestin del observador y lo observado. Esta cuestin haba sido durante mucho tiempo cerca del centro de mi propio trabajo como fsico terico que estaba interesado principalmente en el sentido de la teora cuntica.

En esta teora, por primera vez en el desarrollo de la fsica, la idea de que el observador y lo observado no puede ser separado ha sido propuesta como necesaria para la comprensin de las leyes fundamentales de la materia en general. Debido a esto, as como porque el libro contiene muchas ideas profundas, yo sent que era urgente para m hablar con Krishnamurti directa y personalmente tan pronto como sea posible. Y cuando lo conoc en una de sus visitas a Londres, me llam la atencin por la gran facilidad de comunicacin con l, lo cual fue posible gracias a la intensa energa con que escuchaba y por la libertad de la auto-proteccin y las barreras con las reservas que respondi a lo que tena que decir. Como una persona que trabaja en la ciencia me sent como en casa con este tipo de respuesta, porque era, en esencia, de la misma calidad que la que haba conocido en los contactos con otros cientficos con los que haba habido una reunin muy cerca de las mentes. Y aqu pienso en particular en Einstein, quien mostr una intensidad similar y la ausencia de la barrera en una serie de debates que tuvieron lugar entre l y yo. Despus de esto, empezaron a reunirse regularmente Krishnamurti y discutir con l siempre que vena a Londres. Comenzamos una asociacin que desde entonces se ha convertido en ms, como me interes en las escuelas que se crearon a travs de su iniciativa. En estas discusiones, nos fuimos muy profundamente en muchas cuestiones que me preocupan en mi trabajo cientfico. Estamos indagando en la naturaleza del espacio y el tiempo, y de lo universal, tanto en lo referente a la naturaleza externa y con lo que se refiere a la mente. Pero entonces pas a considerar el desorden y la confusin que prevalece en la conciencia de la humanidad. Es aqu donde me encontr con lo que yo siento que gran descubrimiento de Krishnamurti. Lo que estaba en serio la propuesta es que todo este desorden, que es la causa de tanto dolor generalizado y la miseria, y que impide al ser humano funcione correctamente en conjunto, tiene su raz en el hecho de que somos ignorantes de la naturaleza general de nuestra propia los procesos de pensamiento. O, para decirlo de otra manera, se puede decir que no vemos lo que est sucediendo realmente cuando estamos inmersos en la actividad de pensar. A travs de mucha atencin y observacin de esta actividad del pensamiento, Krishnamurti siente que percibe directamente que el pensamiento es un proceso material que est sucediendo dentro del ser humano en el cerebro y el sistema nervioso en su conjunto. Por lo general, tendemos a tener en cuenta principalmente el contenido de este pensamiento, ms que de la forma en que se

realice efectivamente. Se puede ilustrar este punto, teniendo en cuenta lo que sucede cuando uno est leyendo un libro. Por lo general, uno est atento casi por completo el significado de lo que se lee. Sin embargo, tambin puede ser consciente del propio libro, de su constitucin como ser compuesto de pginas que se pueden convertir, de las palabras impresas y de la tinta, de la estructura del papel, etc Del mismo modo, es posible que conocer la estructura real y la funcin del proceso de pensamiento, y no slo de su contenido. Cmo puede la conciencia ocurrido? Krishnamurti propone que requiere lo que l llama la meditacin. Ahora la palabra meditacin se le ha dado una amplia gama de significados diferentes y hasta contradictorias, muchos de ellos con tipos ms bien superficial de la mstica. Krishnamurti tiene en mente una idea clara y definida cuando se usa esta palabra. Se puede obtener una indicacin valiosa de este sentido, considerando la derivacin de la palabra. (Las races de las palabras, junto con sus significados actuales generalmente aceptadas, a menudo dar luces sorprendente en sus significados ms profundos.) La palabra meditacin Ingls se basa en la raz latina 'med', 'a medida'. El significado actual de esta palabra es "para reflexionar", "para reflexionar" (es decir, a pesar o medir), y "presta atencin". Del mismo modo, la palabra snscrita para la meditacin, que es "dhyana", est estrechamente relacionado con "dhyati ', que significa" para reflexionar ". Por lo tanto, a este ritmo, para meditar sera "para reflexionar, para reflexionar, prestando atencin a lo que realmente est pasando como uno lo hace". Esto es quizs lo que Krishnamurti medio por el comienzo de la meditacin. Es decir, se da atencin a todo lo que est sucediendo en relacin con la actividad real del pensamiento, que es la causa subyacente del trastorno general. Uno hace esto sin eleccin, sin crtica, sin la aceptacin o rechazo de lo que est pasando. Y todo esto se lleva a cabo junto con reflexiones sobre el significado de lo que uno est aprendiendo acerca de la actividad del pensamiento. (Tal vez sea algo as como la lectura de un libro en el que las pginas se han revuelto, y siendo muy conscientes de esta enfermedad, en lugar de "tratar de dar sentido" a los contenidos confusos que surge cuando uno acepta slo las pginas a medida que ocurren por venir.) Krishnamurti ha sealado que el acto mismo de la meditacin, en s mismo, poner orden en la actividad del pensamiento, sin la intervencin de la voluntad, eleccin, decisin, o cualquier otra accin del "pensador". Como tal orden viene, el ruido y el caos que

son los habituales de fondo de nuestra conciencia se extinguen, y la mente se convierte en general, en silencio. (El pensamiento surge solamente cuando sea necesario por algn motivo realmente vlido, y luego se detiene, hasta que se necesite de nuevo.) En este silencio, Krishnamurti dice que algo nuevo y creativo que ocurre, algo que no se puede transmitir con palabras, que es de extraordinaria importancia para toda la vida. As que no trata de comunicar esta manera verbal, sino ms bien, que pide a los interesados que estudien la cuestin de la meditacin directamente por s mismos, a travs de la atencin real a la naturaleza del pensamiento. Sin intentar penetrar en este profundo significado de la meditacin, sin embargo, se puede decir que la meditacin, en el sentido de Krishnamurti de la palabra, puede poner orden en nuestra actividad mental en general, y esto puede ser un factor clave en el logro de un fin a la tristeza , la miseria, el caos y la confusin que han sido durante siglos el destino de la humanidad, y que en general siguen siendo continua, sin perspectivas visibles de un cambio fundamental en el futuro previsible. El trabajo de Krishnamurti est permeada por lo que puede llamarse la esencia del mtodo cientfico, cuando se considere en su forma ms alta y ms pura. Por lo tanto, comienza a partir de un hecho: este hecho sobre la naturaleza de nuestros procesos de pensamiento. Este hecho se ha establecido a travs de atencin, con la participacin cuidado de escuchar el proceso de la conciencia, y la observacin de que con asiduidad. En este sentido, es un constante aprendizaje, y de este aprendizaje viene comprensin de la naturaleza en general o general del proceso de pensamiento. Esta idea y luego se examina. En primer lugar, se observa si se mantiene en un orden racional. Y entonces se ve si lleva a la orden y coherencia, en lo que sale de ella en la vida como un todo. Krishnamurti constantemente hace hincapi en que no es en absoluto una autoridad. l ha hecho ciertos descubrimientos, y l simplemente est haciendo su mejor esfuerzo para hacer que estos descubrimientos al alcance de todos aquellos que son capaces de escuchar. Su obra no contiene un cuerpo de doctrina, ni ofrece las tcnicas o mtodos para la obtencin de una mente silenciosa. No se propone la creacin de cualquier nuevo sistema de creencias religiosas. Por el contrario, le corresponde a cada ser humano para ver si puede descubrir por s mismo que a los que Krishnamurti es llamar la atencin, y seguir de aqu para hacer nuevos descubrimien

Search related