of 2/2
Cargan con kilos de traje y están de pie durante horas. Por eso, la comodidad es imprescindible y el ahuecador se con- vierte en una prenda muy importante. Una cinturilla de pañal en la parte lum- bar para evitar marcas en la cintura, y protectores para que la falda apoye y no tengan que hacer esfuerzos. Pero, ade- más, tiene otra función: lucir la falda. El ahuecador aporta un redondo precioso. “A veces ves a chicas que parece que lle- van la falda incrustada en el ahuecador y, cuando se mueven, parecen un péndulo”, comenta María Estela, indumentarista oficial de la Bellea del Foc. Una falda debe tener gracia y movimiento, el rizo necesita un ahuecador que no le fije, sino que la dote de libertad. FESTA I TRADICIÓ 44 45 ELEMENTOS DE LA FIESTA ELEMENTOS DE LA FIESTA FESTA I TRADICIÓ Telas de seda o de rayón, con más o menos brillo. Las pri- meras, las más caras, las de las Belleas del Foc. Los detalles de la falda pueden ser en seda o en metal –oro o plata, según los aderezos-, lo que le da bri- llo. Los motivos florales que adornan esta prenda evolucio- nan cada día. Igual ocurre con los delantales –negro y corto para el traje de alicantina, largo y blanco para el traje del siglo XVIII o el de huertana-, para los que se dedica gran cantidad de tiempo y trabajo para lograr esa riqueza visual. Y la prenda más alicantina: la mantilla. Bordada en tul de cristal para lucirla como se merece. En esta pieza, el blanco sigue siendo el rey, aunque el crudo ya ha comen- zado su carrera. Tres trajes son los oficiales: alican- tina, siglo XVIII y huertana. Sólo el primero lleva el corpiño y los za- patos negros. Los otros dos, del es- tampado de la falda o de un color diferente, siempre acompañados de una manteleta. Los accesorios siempre van a juego, como la cinta de la gargantilla o las calcetas. El abanico es otro aderezo importante, y se cuida el mínimo detalle. De madera de peral o de palo santo, los más típicos, bordados y pintados a mano. Y en el pelo, una cola y una trenza alrededor. El rascamoños, sólo para el traje del siglo XVIII. Todas las piezas dependen de la falda Una prenda escondida, la base para lucirse R. V. Armonía Armonía en la novia en la novia alicantina alicantina El corpiño negro, la gargantilla a juego y el abanico de madera de palo santo Textos: Lorena Calvo oVideo en festaitradicio.wordpress.com Traje del siglo XVIII C. P. C. P.

Indumentaria alicantina

  • View
    1.742

  • Download
    3

Embed Size (px)

Text of Indumentaria alicantina

44

FESTA I TRADICI

ELEMENTOS DE LA FIESTA

Armona en la novia alicantina

Traje del siglo XVIII

FOGUERES 2009

FOGUERES 2009

FESTA I TRADICI

45

ELEMENTOS DE LA FIESTA

Todas las piezas dependen de la faldaTelas de seda o de rayn, con ms o menos brillo. Las primeras, las ms caras, las de las Belleas del Foc. Los detalles de la falda pueden ser en seda o en metal oro o plata, segn los aderezos-, lo que le da brillo. Los motivos florales que adornan esta prenda evolucionan cada da. Igual ocurre con los delantales negro y corto para el traje de alicantina,

C. P.

largo y blanco para el traje del siglo XVIII o el de huertana-, para los que se dedica gran cantidad de tiempo y trabajo para lograr esa riqueza visual. Y la prenda ms alicantina: la mantilla. Bordada en tul de cristal para lucirla como se merece. En esta pieza, el blanco sigue siendo el rey, aunque el crudo ya ha comenzado su carrera.

Cargan con kilos de traje y estn de pie durante horas. Por eso, la comodidad es imprescindible y el ahuecador se convierte en una prenda muy importante. Una cinturilla de paal en la parte lumbar para evitar marcas en la cintura, y protectores para que la falda apoye y no tengan que hacer esfuerzos. Pero, adems, tiene otra funcin: lucir la falda. El

Una prenda escondida, la base para lucirseC. P.

ahuecador aporta un redondo precioso. A veces ves a chicas que parece que llevan la falda incrustada en el ahuecador y, cuando se mueven, parecen un pndulo , comenta Mara Estela, indumentarista oficial de la Bellea del Foc. Una falda debe tener gracia y movimiento, el rizo necesita un ahuecador que no le fije, sino que la dote de libertad.

Textos: Lorena Calvo

R. V.

oVideo en festaitradicio.wordpress.com

Tres trajes son los oficiales: alicantina, siglo XVIII y huertana. Slo el primero lleva el corpio y los zapatos negros. Los otros dos, del es-

El corpio negro, la gargantilla a juego y el abanico de madera de palo santotampado de la falda o de un color diferente, siempre acompaados de una manteleta. Los accesorios siempre van a juego, como la cinta de la gargantilla o las calcetas. El abanico es otro aderezo importante, y se cuida el mnimo detalle. De madera de peral o de palo santo, los

ms tpicos, bordados y pintados a mano. Y en el pelo, una cola y una trenza alrededor. El rascamoos, slo para el traje del siglo XVIII.

46

FESTA I TRADICI

ELEMENTOS DE LA FIESTA

La indumentaria seEl torrent

FOGUERES 2009

reinventa para el hombre alicantinoTraje de zaragell Traje de milrayas

FOGUERES 2009

FESTA I TRADICI

47

ELEMENTOS DE LA FIESTA

El zaragell

R. V.

R. V.

Este ao, el alicantino tiene un nuevo traje oficial: el milrayas. Una prenda perfecta para el fro, ya que tapa la pierna entera. Otra indumentaria para el invierno es el traje de huertano, que cuenta con un blusn de manga larga, negro o gris, siempre con cuello maho. Uno y otro, combinados con el pauelo.

C. P.

Es el llamado traje de barraquer. Lo forma el zaragell de algodn con la negrilla encima, el fajn, la camisa y el chaleco, que da mucho juego. Puede ser cruzado, recto, abierto, abotonado, bordado Eso s, acompaado siempre de espardeas. Y de la manta, si la ocasin lo permite.

C. P.

Es el menos conocido. Se distingue del resto por llevar un pantaln por debajo de la rodilla y ser liso, al igual que la chaqueta, ambas prendas del mismo color. El chaleco, aqu, siempre va cerrado. El hombre puede llevar zapatos y el sombrero de siempre. Si se atreve.

El milrayas

Textos: Lorena Calvo

C. P.

oVideo en festaitradicio.wordpress.com