Hibrido-opre #3 navidad 2011

  • View
    219

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista de literatura indie :D

Text of Hibrido-opre #3 navidad 2011

  • -Las letras del prvulo

    Navidad 2011, Nm. 2

    CEROPESO

    S

  • La pgina OCULTA del editor :D

    Editor

    Normalmente suelo escribir esta seccin el mismo da que edito toda la revista, pero ahora me he adelantado para no andar con prisas.

    De nuevo quiero agradecer a todos los escritores que aportaron con sus cuentos - y a nuestros lectores :D

    Tambin anuncio: un nuevo integrante, el To Conejo, que participara con un cmic C: Bienvenido!

    Y una mala noticia que don Corazn de tinta Gonzlez (ahora Stephen Lloyd) no escribir su seccin: La liebre del deseo, hasta nuevo aviso como el mismo me dijo. T---T Vuelve pronto!

    Y otra cosa ms: Abro una nueva seccin donde solo se publican cuentos auto terminables, la cual la estrena mi compa Glaciel !! :B

    Tena ganas de escribir un cuento navideo de esos de terror y pesimistas xD, tal ves lo haga para la prxima navidad. Por que solo tena las ganas, pero no tenia ni idea de cmo seria la historia, por eso digo que para el prximo ao haber si puedo traerles algo interesante y de su agrado :J

    Me despido, los quiere -Hache-*

    *Para que mi compa Hunter no se enoje ;P >///

  • Pg.List

    3

    Ganador del torneo Hibrido: El Juramento 4

    8

    11

    14

    17

    22

    Como salve el mundo

    El tumultuoso hipotlamo de la Muequita de Plstico

    Una nueva era

    Limbo Town

    [Cantares Populares] Anales bizarros de un profesor alcholico de Historia 26

    Insider

    33

    42

    Charly Snchez. Cazador de engendros en:la noche de los reguetoneros vivientes.

    Un cuento para el final: El lobo cuentista del D.F.

  • ibridotorneode cuentos

    Anuncia como ganador del segundo concurso

    al cuento

    4

  • Por: Ponifacio Terminator El Juramento

    Parte 2 Amor

    Octavio se detuvo en seco cuando oy ese grito, definitivamente se trataba de una mujer. De eso no haba duda. La nica pregunta era Qu le estara pasando?

    Por su cabeza solo podan pasar imgenes borrosas de lo que acababa de ocurrir, Realmente haba sido atacado por un monstruo? Su amigo estaba muerto?

    Claro que est muerto idiota! Le deca su consciente.

    An respiraba pesadamente y le arda el pecho, senta un profundo ardor no solo externamente, sino que dentro de l, todo le dola. Pareca que esa criatura le hubiera inyectado algn tipo de veneno cuando lo rasguo

    Por Dios imbcil, deja de estar pensando estupideces! Vete a tu casa de una buena vez!

    Octavio se dio media vuelta y corri en sentido contrario, quera ir al lugar hacia donde se haba odo ese grito, no podra dejar que otra persona inocente muriera Si vas, el que va a morir sers t! No importaba, ya nada importaba, haba visto la muerte tan cerca y la haba librado Solo tuviste suerte! Si esa cosa te ve, te matar!

    Sigui corriendo, nuevamente se escuch ese grito, pero ahora provena de un lugar diferente, adems la voz tambin haba cambiado, ahora era ms rasposa, casi inhumana; definitivamente, la criatura segua rondando la zona, haba matado a esa mujer, y ahora buscaba algo ms que comer.

    Octavio se volvi y corri nuevamente por donde haba venido. Que estpido haba sido, Cmo se le pudo ocurrir semejante cosa? Enfrentarse a esa cosa, si apenas haba logrado sobrevivir a la ltima vez. Tena que irse de ese lugar inmediatamente, si alguien ms haba odo los gritos de esa mujer seguramente haban llamado a la polica y si lo encontraban a l seguramente le echaran la culpa. Adems si alguien, por alguna razn descubra el cuerpo de Marco la gente comenzara a indagar de cualquier forma, de un modo u otro, su vida haba terminado esa noche.

    De repente escuch unos pasos, unos pasos cercanos y que al parecer, eran desesperados. Octavio se detuvo y no pens en otra cosa ms que esconderse en un pequeo callejn. Su respiracin se haba calmado; ahora poda ver la realidad tal como era. Trag saliva. Los pasos se oan cada vez ms cerca. Finalmente, decidido, intercepto a la figura que pas delante de l. Como un ladrn profesional, Octavio le tap la boca a la persona y la puso de espaldas contra la pared. Su momento de excitacin dur relativamente poco al darse cuenta de que haba interceptado a una bella joven la cual se tambaleaba de un lado a otro, intentando zafarse de las garras del luntico que quera violarla. Octavio vio que lo haba hecho haba sido una completa estupidez, as que solt a la joven y le suplic disculpas. La muchacha perdi el equilibrio y cay al suelo, de inmediato intent reponerse y salir corriendo, pero algo paso en ese momento, algo que hizo que su cuerpo se detuviera y mirara a su agresor a los ojos.

    5

  • -Lo siento se disculp Octavio-, cre que eras otra persona.

    La muchacha no respondi, aun temblaba por el miedo que le haba provocado el tipo.

    -Me llamo Octavio y soy un escultor mira, s que no te di una buena primera impresin, pero debes de creerme que no es seguro este barrio por las noches; en especial en estos momentos.

    -S, me he dado cuenta respondi la muchacha al intentar pararse. Octavio la ayud a ponerse de pie a lo cual la joven no puso ningn reproche-. Me llamo Carola y la verdad cre que queras violarme o matarme o secuestrarme o todo junto

    -Por Dios no! yo nunca hara nada de eso replico Octavio al instante-, no lo tomes a mal pero t tampoco tienes buena pinta eh?

    Y as paso el tiempo, mientras Octavio y Carola se conocan. Primero fueron los tpicos amigos que van el fin de semana por un caf, al cine o al parque, para despus dejarse llevar por sus sentimientos y finalmente tener una relacin de noviazgo. Pero las cosas no solo eran miel sobre hojuelas, haba das en los que ellos dos no se podan soportar ni siquiera un minuto, otros en los que se enojaban sin ningn motivo y otros en los que simplemente no podan pasar un da sin verse.

    Pero lo que menos le preocupaba a Octavio era eso, l tena problemas mentales ms complicados, ms que nada, tena pesadillas de noches continuas, siempre era la misma pesadilla, nunca cambiaba y nunca poda ver el final de la misma

    Octavio se encontraba en un callejn oscuro, era de noche y no haba nadie ms que l en ese lugar, entonces siempre escuchaba pasos

    cerca de l, pasos pesados y sonoros, pasos que

    no parecan ser de un ser humano. Aquellos pasos lo atormentaban en lo ms profundo. Octavio siempre hua de los pasos, corra y

    corra pero nunca lograba salir de ese callejn. Siempre regresaba al mismo lugar: la salida del bar donde haban matado a su amigo, Marco. Octavio se senta cansado, indefenso. No saba qu hacer y siempre escuchaba aquellos pasos

    que lo atormentaba. Luego de un rato, los pasos cesaban para dejar un completo silencio. Solo se escuchaba su respiracin. Sin embargo, este silencio no duraba ms que unos instantes ya que siempre, de momento, apareca de la nada

    la enorme bestia que por poco le quitaba la vida. Un cuerpo humanoide de aproximadamente dos metros, una piel griscea y viscosa de la

    cual escurra sangre fresca. Sus brazos, largos y fornidos se levantaban amenazantes ante l. Mientras que con sus enormes manazas

    lo levantaba y lo acercaba a su horrible cara. La cara, enorme y desfigurada tena tres

    protuberancias a modo de cuernos que salan de su frente. Sus colmillos, amenazantes, enormes y amarillentos solo esperaban el momento perfecto para devorarlo. Mientras que sus ojos, grandes y amarillos solo lo observaban con una malvola

    pisca de odio. Octavio nunca poda zafarse de la bestia y esta, siempre amenazante, lo devoraba

    lentamente.

    Pasaron los aos y Octavio y Carola decidieron por fin casarse y formar una familia. As lo hicieron, y una linda tarde de abril, Carola lleg con una sonrisa de oreja a oreja con la maravillosa noticia de que pronto iban a ser padres

    6

  • Comentario: Fue un poquito complicado escribir esto ya que gracias a la escuela, no haba tenido el tiempo ni la oportunidad de concentrarme. Pero finalmente pude despejar mi mente para poder escribir esto =)

    Espero que esta continuacin no sea aburrida y que les guste leerla.

    -:Pony fuera:-

    -Comentario del autor-

    7

  • 8Insider Por: ~Hache~Episodio 3. Expreso a Shanghi

    Insider as decid llamarte, hace mucho que olvide tu nombre. Solo quedo el papel y tus palabras grabadas en el:

    Te estoy buscando, viajando, me dirijo a la ciudad amarilla, la ultima parada del tren tu oscura ciudad amarilla

    El hombre de bata color caqui segua all, framente sentado en el asiento del ltimo vagn, vigilndola familiarmente. La mujer, fingindolo ignorar, empez a leer el viejo amarillo-cmic. Se senta una monotona en la actitud de la mujer que fcilmente podra haberse confundido con aburrimiento del viaje.

    Entonces el sonido de los pasos y la gangosa voz de un vendedor ambulante que entro al vagn rompi esa monotona, la mujer le hizo una sea indicando que quera uno de esos sndwiches empaquetados. As era como haba sobrevivido todo el tiempo ah en el tren. Gracias a los vendedores que iban de vagn en vagn ofreciendo sus productos de segunda mano. Podas encontrar desde alimentos y bebidas hasta ropa, libros, bateras y cualquier artilugio vendible por un precio que no excediera unas 25 monedas.

    La mujer abri el empaque y empez a comer su

    emparedado, no contena lechuga, ni mayonesa, ni jitomate; solo eran dos simples rebanadas de pan integral con un trozo de queso y jamn. Un simple sndwich que con hambre te lo comeras sin pensarlo. Ella normalmente sola comprar dos empaques, pero esta vez bajara en la siguiente estacin y aprovechara para comprar pan chino. Aunque esa estacin era mejor conocida por la enorme cantidad de personas que se dirigan al Expreso a Shanghi que por la repostera china.

    El tren avanzaba rpidamente por el negro-tnel, dejando el sonido