Folleto de Cooperadores

  • View
    215

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of Folleto de Cooperadores

  • | 1

    COOPERADORES DEL OPUS DEI

  • 2 |

    NDICE

    Qu es el Opus Dei, 4Cooperadores del Opus Dei, 6

    La alegra de dar, 14Una grandeza insospechada, 22

    Amigos de Dios, 30San Josemara, un santo cercano, 38

  • | 3

    Conocer a Jesucristo, hacerlo conocer, llevarlo a todas partes: as expresaba san Josemara uno de los deseos ms profundos de su corazn. Desde 1950, los cooperadores del Opus Dei colaboran con los fieles de la Prelatura para realizarlo, a travs de su oracin y de su ayuda a tantas iniciativas apostlicas en los cinco continentes. Hoy para m esto es un sueo deca san Josemara, a la vuelta de los aos, un sueo bendito, que vivo en tantos barrios extremos de ciudades grandes, donde tratamos a la gente con cario, mirando a los ojos, de frente, por-que todos somos iguales.

    Jesucristo se identifica con cada una de las personas de este mundo, y en especial con quie-nes son ms frgiles e indefensos: En verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos mis hermanos ms pequeos, a m me lo hicisteis (Mt 25,40). Esta realidad es el ncleo genuino de la vocacin de custodiar a cada persona, de la que con tanta energa habla el Papa Fran-cisco, como algo que nos interpela a todos.

    San Josemara tuvo desde el principio la alegra de poder contar con el apoyo de muchos cooperadores tambin no catlicos, as como no cristianos y no creyentes que vibraban con su ilusin por llevar a todas partes la cercana de Dios. Todos los fieles del Opus Dei rezan a diario con agradecimiento por los cooperadores: para que cada uno encuentre, a travs de su respuesta alegre a la vocacin de custodiar, el Rostro sonriente y agradecido de Dios.

    Mons. Fernando OcrizPrelado del Opus Dei

  • 4 |

    QU ES ELOPUS DEI

  • | 5

    Es una institucin de la Iglesia Catlica fundada por san Josemara Escriv de Balaguer el 2 de octubre de 1928. El nombre completo es Prelatura de la Santa Cruz y Opus Dei. Tambin se denomina sencillamente, Opus Dei, Obra de Dios.

    Tiene como finalidad contribuir a la misin evange-lizadora de la Iglesia, promoviendo entre personas de toda condicin una vida coherente con la fe en las cir-cunstancias ordinarias de la existencia humana y espe-cialmente a travs de la santificacin del trabajo.

    El mensaje del Opus Dei manifiesta que todo trabajo digno y noble puede convertirse en un quehacer divino. Para san Josemara, santificar el trabajo significa obrar segn el espritu de Jesucristo: realizar acabadamente la propia tarea, para dar gloria a Dios y para servir a los dems, y contribuir de ese modo a santificar el mundo.

    La Obra proporciona formacin espiritual y aten-cin pastoral a sus fieles y a todas las personas que lo

    desean, para que cada uno en su propio lugar en la Iglesia y en el mundo conozcan y amen a Dios, den testimonio de la fe y cooperen a solucionar cristiana-mente los problemas de la sociedad.

    La prelatura del Opus Dei, como las dems circuns-cripciones de la Iglesia, est constituida por un prelado (Mons. Javier Echevarra) con su presbiterio, y por fie-les laicos, tanto hombres como mujeres. Muchas per-sonas participan en sus actividades apostlicas y, entre ellos, se encuentran numerosos cooperadores.

    Los cooperadores del Opus Dei son hombres y mu-jeres que ayudan con su oracin, con sus limosnas y con su trabajo cada uno segn sus posibilida-des en las actividades que promueve la prelatura del Opus Dei. Los testimonios que se presentan a continuacin son una pequea muestra de cmo colaboran y por qu.

    Familia de Jean-Ren Philibert. Cooperador en Qubec (Canad).

  • 6 |

    Los cooperadores son personas de todas las razas, culturas y religiones: catlicos y no catlicos, cristia-nos o no, y tambin no creyentes, que con los fieles de la Prelatura y otros ciudadanos promueven nume-rosas iniciativas de carcter formativo y social.

    Su colaboracin puede ser tanto de carcter es-piritual como material. Necesitamos cooperadoras como t, que recen; cooperadoras como t, que sonran, coment san Josemara a una campesina

    peruana, en un viaje por Amrica Latina. En lo ma-terial, pueden cooperar con su trabajo o con limos-nas. Refirindose a aquellos que comparten ideales de promocin humana con fieles del Opus Dei, deca san Josemara: Tengo tantos amigos que no son ca-tlicos. Nos dan un poco de lo que para ellos hasta ahora era necesario; lo dan generosamente para las obras apostlicas. Nos facilitan su tiempo y un peda-zo de su vida.

    A medida que nuestro afn de amor y de paz se vaya extendiendo, como una consecuencia del espritu cristiano que ir empapando todas las actividades del mundo, contribuiremos a que sean ms fcilmente resueltos los grandes problemas que abruman a la humanidad.

    San Josemara

    COOPERADORESDEL OPUS DEI

    6 |

  • | 7

    COOPERADORESDEL OPUS DEI

    Los cooperadores catlicos aprecian tambin el sentido espiritual y apostlico de estas activida-des, al servicio de Dios, de la Iglesia y de todas las almas. Entre ellos, se cuentan, no slo fieles laicos, sino clrigos de muchas dicesis del mundo en-tero y comunidades religiosas, que colaboran con su oracin.

    Los cooperadores reciben el cario, el agradeci-miento y la oracin diaria del Prelado y de todos los

    fieles del Opus Dei. Adems, si lo desean, se les ofre-ce la posibilidad de recibir asistencia espiritual. Los cooperadores catlicos se benefician tambin de los bienes espirituales concedidos por la Iglesia Catlica a quienes colaboran con el Opus Dei: en determina-das fechas del ao pueden recibir el don de algunas indulgencias, observando las condiciones estable-cidas por la Iglesia y renovando, por devocin, sus compromisos como cooperadores.

    Janaiha Faith Nelson. Washington D.C. (Estados Unidos).

    | 7

  • 8 |

    COOPERADORES DEL OPUS DEI testimonios

    COmPARtA ESOS IDEALESAunque no recib ninguna instruccin religiosa, desde pequeo el canto de los pjaros y la belleza de los ros y montaas de mi tierra me haban llevado a pen-sar en la existencia de un Creador, y senta deseos de saber ms sobre religin. Un buen da abrieron un centro del Opus Dei al lado de mi casa y esa fue mi oca-sin para profundizar. All pude informarme, preguntar, leer... Y tambin aprend a rezar. A los pocos aos, aunque no era cristiano, decid hacerme cooperador, pues comparta los ideales de esas personas que enseaban a los jvenes lo que a m me habra gustado aprender en la juventud: cmo conocer a Dios y llevar una vida noble, de trabajo, de comprensin y respeto hacia los de-ms, de sana diversin... Al cabo de unos aos me bautic. El mensaje de san Josemara me ayuda a santificar mi trabajo, que transcurre en buena parte en un jardn y entre flores: cuando estoy regando o abonando, pienso en los cuidados que tiene el Seor conmigo, y cuando las flores van abrindose y floreciendo, le pido al Seor por el crecimiento espiritual de todos los hombres.

    Yedik Almasbekovich Mamrainov

    Vive en Almaty (Kazajstn). Trabaja como jardinero y mantenedor.

    PARIEntES y AmIgOSHe odo que los cooperadores son como los parientes y amigos de los fieles del Opus Dei y eso es justamente lo que quiero ser. En lo que se refiere a la ayuda espiritual, me beneficio y participo de los medios de formacin que ofrece la Prelatura, mientras que, con mi oracin y otras aportaciones, unidas a las del resto de cooperadores, ayudo a la Obra.

    Marie Jones

    Vive en Leatherhead, Surrey (Reino Unido). Est casada y tiene tres hijos.

    DAnDO ALIEntO A LOS EnfERmOSConoc la Obra hace ms de treinta aos y soy cooperador desde el ao pasado. Soy asistente social y me ocupo de dar aliento a los enfermos. Me diagnosticaron una esclerosis mltiple en el ao 1991 y me dijeron que tena siete aos de vida. La enfermedad se ha ido agravando con el paso de los aos y ahora slo puedo dar algunos pasos con mucho esfuerzo; desde hace poco, no puedo escribir ni leer. Sin embargo, a pesar del pronstico de los mdicos, sigo viviendo casi veinte aos despus del diagnstico. Creo que no tengo vocacin al Opus Dei, pero me siento vinculado a la Obra como si fuera parte de la familia. Me ayuda mucho la doctrina sobre la santificacin de la vida ordinaria: todo lo que hago, aunque parezca de poca importancia, tiene una relacin con Dios y un valor infinito; esto me parece fabuloso.

    Christoph Flasphler

    Vive en Wachtberg, cerca de Bonn (Alemania). Es asistente social. Antes trabaj en la banca.

  • | 9

    COmO En LA DAnzASer cooperadora para m es un desafo: es, siempre, apoyar una buena cau-sa que est por encima de ti, por la que ests dispuesta a hacer un esfuerzo. A veces me piden dar un taller de danza, otras, presidir una jornada para la fa-milia o colaborar en actividades del Club Juvenil o lo que sea. Desde hace unos meses, estoy dando cursos de orientacin familiar a matrimonios con nios de entre dos y diez aos. He aprendido que creer no es una cuestin compleja, pero hay que ahondar en la fe. Cuando trabajo dando clases de ballet, necesito utilizar las zapatillas adecuadas y mejorar continuamente en la danza; pienso que ocurre lo mismo con la fe: sin profundizar y sin ejercitarte, no marcha.

    Judith Gerbrands

    Vive en Kerkrade, Limburgo (Holanda). Es profesora de danza.

    mEtER A DIOS EntRE LOS zAPAtOSSoy zapatero. Conoc el Opus Dei gracias a mi hija Agnieszka. Ella fue quien me explic que poda meter a Dios entre mis zapatos, y eso me ayud a ha-cer mejor mi trabajo. A causa de mi enfermedad he tenido que reducir mi dedicacin profesional (tres das a la semana tengo que acudir al hospital para hacerme la dilisis, mientras espero la posibilidad de recibir un transplante de rin). Sobre todo coopero ofreciendo las molestias de la enfermedad, las sesiones de dilisis y los rosarios que rezo durante las largas caminatas que me han aconsejado los mdicos.

    Jzef Morawski

    Vive en V