EL INDIVIDUO INQUIETANTE EN LA PELÍCULA AGUIRRE, LA

  • View
    214

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • REVISTA DE FILOSOFAVolumen 63, (2007) 73-86

    EL INDIVIDUO INQUIETANTE EN LA PELCULAAGUIRRE, LA CLERA DE DIOS, DE WERNER HERZOG

    Hernn Neira

    Universidad Austral de Chile

    hneira@uach.cl

    Resumen

    En las pginas siguientes, inspirados por el concepto sartreano de mirada (regard)y el concepto foucaultiano de panptico (panoptique), analizamos el papel de lamirada y de la observacin panptica en la pelcula Aguirre, la clera de Dios, deWerner Herzog. Ponemos el foco en cmo los cuerpos de los compaeros delconquistador Lope de Aguirre son dominados por ste; cmo, mediante estarelacin, son transformados; y, finalmente, discutimos el significado y naturalezade la pelcula, ms relacionado con la representacin del individuo sublime (en elsentido kantiano de erhaben) que con la mera narracin de la Conquista.

    PALABRAS CLAVE: panptico, Werner Herzog, Sartre, Foucault, conquista de Am-rica.

    Abstract

    In the following pages, inspired by Sartres concept of regard and Foucaults

    concept of panopticon, we consider the role of regarding and of panoptical

    watching in the film Aguirre, Gods Wrath (Aguirre, der Zorn Gottes), by WernerHerzog. We point out how the bodies of Aguirres fellow conquistadors are domi-

    nated by him; how, by this relation they are transformed; and, finally, we discuss

    the meaning and nature of the film, which is more linked with the representation

    of a sublime individual (in the Kantian sense of the word erhaben) than with amere story about the American Conquest.

    KEYWORDS: panopticon, Werner Herzog, Sartre, Foucault, conquest of America.

    1. Introduccin: la pelcula

    En las pginas siguientes, inspirados por el concepto sartreano de mirada

    (regard) y el concepto foucaultiano de panptico (panoptique), analizamos

    el papel de la mirada y de la observacin panptica en la pelcula Aguirre, la clera de

    Dios, de Werner Herzog. Ponemos el foco en cmo los cuerpos de los compaeros del

    conquistador Lope de Aguirre son dominados por ste; cmo, mediante esta relacin,

  • Revista de Filosofa Hernn Neira

    74

    son transformados; y, finalmente, discutimos el significado y naturaleza de la pelcula,

    ms relacionado con la representacin del individuo sublime (en el sentido kantiano

    de erhaben) que con la mera narracin de la Conquista.

    Rodada en Per, en 1971, la pelcula cuenta el intento de conquistar El Dorado,

    a lo largo del ro Amazonas, en 1559, empresa dirigida por Gonzalo Pizarro. En los

    primeros minutos de la pelcula solo hay pequeas diferencias con lo narrado en una

    crnica escrita por Gaspar de Carvajal, en 1541, con motivo de una expedicin previa,

    pero que recorri parcialmente el mismo territorio. Despus, la pelcula mezcla la imagi-

    nacin del director con otra crnica posterior.

    De acuerdo con la pelcula, la expedicin transcurre, aproximadamente, desde

    Macchu-Picchu hacia el Ocano Atlntico. Poco despus de partir, Gonzalo Pizarro

    decide dividir la expedicin. Un grupo se quedar donde estn y otro partir a explorar

    ms lejos. Pizarro confa a Pedro de Ursa el mando del pequeo grupo de avanzada,

    que sigue por el ro Amazonas en bsqueda de comida y de la tierra del oro, llamada El

    Dorado. Lope de Aguirre es el segundo en el mando de este pequeo contingente, en

    el que la Corona est representada por el caballero Hernando de Guzmn; y la iglesia,

    por el monje Francisco de Carvajal. Pocos das despus, tambin Ursa se da cuenta

    de que no pueden continuar y de que deben regresar al campamento principal para

    reunirse con Pizarro, quien los espera ro arriba. Lope se opone a esta decisin con un

    discurso, vvido, y ordena arrestar a Ursa. Al respecto, la pelcula muestra la lectura

    de una carta de Lope al rey, que lee ante todos, y que dice:

    Desde que nos separamos ms de 200 leguas de su servidor, Gonzalo Pizarro,gracias a la ayuda de Dios y del trabajo de nuestras manos, hemos sidoconducidos hacia abajo por un ro llamado Guayagra por los nativos. Hemosdecidido poner fin a los azares del destino. Estamos forjando la historia ynadie, en esta tierra nos separar de ello. Nos rebelamos hasta la muerte, ysolemnemente declaramos, y si no, que nuestras manos sean cortadas ynuestras lenguas anudadas, que la casa de Habsburgo est privada de todossus derechos, y que t, rey Felipe II, Rey de Castilla, eres destronado envirtud de esta declaracin, y aniquilado. En tu lugar proclamamos emperadorde El Dorado al noble caballero de Sevilla, don Fernando de Guzmn [3810]1.

    Los expedicionarios continan por el ro. El hambre y los indgenas los debili-

    tan. El nuevo emperador, Fernando de Guzmn, es un ttere de Lope de Aguirre y es

    muerto por ste. Posteriormente ordena matar a varios de sus compaeros. La soledad

    rodea a Lope y, finalmente, l, su hija y tres hombres heridos (el fraile Carvajal, un

    1 Lope escribi una carta que le envi al rey. En ella dice: He salido de hecho, con mis

    compaeros, cuyos nombres despus dir, de tu obediencia, y desnaturndonos de nuestras

    tierras, que es Espaa, y hacerte en estas partes la ms cruda guerra que nuestras fuerzas

    puedan sustentar y sufrir (Vzquez y Almestro 1986, p. 117). En los ltimos prrafos agrega:

    Hijo de fieles vasallos en tierra vascongada, y rebelde hasta la muerte por tu ingratitud, Lope

    de Aguirre, el peregrino (Vzquez y Almestro 1986, p. 123).

  • El individuo inquietante en la pelcula Aguirre de Herzog Revista de Filosofa

    75

    negro y un desconocido) son los nicos sobrevivientes. Sin embargo, su hija recibe

    una flecha indgena y muere en los brazos de Lope, mientras l declara, al aire, que va

    a fundar una nueva raza, de sangre pura, con ella.

    2. La mirada y el panptico

    La mirada (regard) adquiri estatuto filosfico completo con la obra de Sartre

    El ser y la nada (Ltre et le nant). En este libro, el anlisis de Sartre es fundamental-

    mente metafsico. Su propsito es mostrar que en la vida cotidiana no se necesita

    probar, filosficamente, la existencia de las otras personas, pues en la vida diaria el ser

    humano experimenta la existencia de los dems como algo cierto: Es en la realidad

    cotidiana que el otro nos aparece y su probabilidad se refiere a la realidad cotidiana

    (Cest dans la ralit quotidienne quautrui nous apparat et sa probabilit se rfre

    la ralit quotidienne) (Sartre 1980, p. 299). La experiencia de la existencia de los

    otros, de acuerdo con Sartre, es anterior a cualquier tipo de razonamiento. El ser huma-

    no descubre la existencia de los otros en dos etapas. La primera etapa tiene lugar

    cuando alguien se da cuenta de que hay algo que es capaz de organizar el conjunto del

    mundo desde su propio punto de vista. La segunda tiene lugar cuando alguien se da

    cuenta de que es observado (regard). Esto indeterminado, capaz de organizar el

    mundo desde su propio punto de vista, es un ser humano que tambin es capaz de

    trasformar al ser humano observado en un objeto.

    Este anlisis ya se ha transformado en clsico. Sin embargo, el anlisis sartreano

    no se focaliza en los aspectos sociales, a pesar de que deja la puerta abierta hacia ello

    al garantizar el vnculo directo, prerracional, entre los seres humanos. A pesar de las

    diferencias entre ambos filsofos, podemos considerar que en algunos aspectos el

    anlisis foucaultiano del panptico es una extensin poltica, social e histrica del

    anlisis sartreano de la mirada. Sartre desarrolla una especie de ontognesis y Foucault

    una especie de filognesis de las relaciones de poder entre los seres humanos. Foucault

    pone de manifiesto que, por medio del control ocular permanente, as como por medio

    de la disciplina, la sociedad puede construir lo que hoy en da se denomina indivi-

    duo.

    La disciplina fabrica individuos; ella es la tcnica especfica de un poder quese dan los individuos a la vez como objetos y a la vez como instrumento de suejercicio. No es un poder triunfante que, a partir de su propio exceso, puedaconfiar en su capacidad; es un poder modesto, que sospecha, que funcionasobre el modo de la economa calculada, pero permanente. Modalidadesmodestas, procedimientos menores, si se les compara con los ritos majestuo-sos de la soberana de los grandes aparatos del Estado2.

    2 La discipline fabrique des individus; elle est la technique spcifique dun pouvoir qui se

    donne les individus la fois pour objets et pour instrument de son exercise. Ce nest pas un

    pouvoir triomphant qui partir de son propre excs peut se fier sa surpuissance; cest un

  • Revista de Filosofa Hernn Neira

    76

    El paso que va desde el anlisis sartreano de la mirada hacia el anlisisfoucaultiano es, tambin, el paso de la metafsica hacia la poltica. El concepto sartreanode mirada no significa solo un modo de ver, sino que tambin transforma a los sereshumanos en objeto, mientras que el panptico foucaultiano los transforma en perso-nas disciplinadas, es decir, en individuos modernos, cuyas caractersticas quedanlejos de aquellas descritas por los filsofos liberales del siglo XIX 3. Ambos pensado-res rescatan la mirada desde la sensibilidad y la colocan en el plano de la ontologa yde la filosofa de la accin, al dar a la mirada una capacidad pragmtica. El concepto demirada sartreano y el concepto de panptico de Foucault son modos que permitencomprender el modo en que los individuos y la sociedad se relacionan con los dems.Por ello, mirada y panptico no solo un aspecto de la sensibilidad o de la percepcin.El resultado de ello es que la sociedad puede exigir comportamientos a los dems(panptico) o bien permite a un ser humano dominar el s ontolgico del otro, comosucede con la mirada.