Dehaene El Cerebro Lector

  • Published on
    18-Oct-2015

  • View
    1.238

  • Download
    5

Embed Size (px)

Transcript

  • ciencia que ladra...serie mayor

    Dirigida por Diego Golombek

  • Traduccin de Mara Josefina DAlessioRevisin tcnica de Virginia Jaichenco y Yamila Sevilla

  • Dehaene, StanislasEl cerebro lector: ltimas noticias de las neurociencias sobre la lectura, la enseanza, el aprendizaje y la dislexia.- 1 ed.- Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores, 2014.448 p.; 23x16 cm.- (Ciencia que ladra... // Serie Mayor, dirigida por Diego Golombek)

    Traducido por Mara Josefina DAlessio

    ISBN 978-987-629-358-7

    1. Neurociencias. I. DAlessio, Mara Josefina, trad.CDD 616.8

    Ttulo original: Reading in the Brain

    2009, Stanislas Dehaene 2014, Siglo Veintiuno Editores Argentina S.A.

    Diseo de cubierta: Juan Pablo Cambariere

    Imagen de cubierta: Photos.com ISBN 978-987-629-358-7 Impreso en Altuna Impresores // Doblas 1968, Buenos Airesen el mes de marzo de 2014 Hecho el depsito que marca la ley 11.723Impreso en Argentina // Made in Argentina

  • ndice

    Este libro (y esta coleccin) 9

    Introduccin. La nueva ciencia de la lectura 13De las neuronas a la educacin 15Las neuronas de la cultura 16El misterio del simio lector 17La unidad biolgica y la diversidad cultural 19Una gua para el lector 21

    1. Cmo leemos? 25El ojo: un escner pobre 28La bsqueda de invariabilidad 34Amplificar las diferencias 37Cada palabra es un rbol 37La voz silenciosa 42Los lmites del sonido 47La lgica oculta de algunos sistemas de escritura 48El sueo imposible de la ortografa transparente 52Dos rutas para la lectura 57Diccionarios mentales 61Una asamblea de demonios 62Lectura paralela 66Decodificacin activa de letras 67Conspiracin y competencia en la lectura 70Del comportamiento a los mecanismos cerebrales 72

    2. La caja de letras del cerebro 75El descubrimiento de Joseph-Jules Djerine 77Alexia pura 80Lo que una lesin pudo revelar 82El anlisis moderno de las lesiones 84Cmo decodificar el cerebro lector 90La lectura es universal 93

  • 6 El cerebro lector

    Un mosaico de preferencias visuales 97Cun rpido leemos? 102Electrodos en el cerebro 104Invariabilidad de la posicin 108La lectura subliminal 115Cmo la cultura modela el cerebro 121Los cerebros de los lectores chinos 126El japons y sus dos formas de escritura 128Ms all de la caja de letras 130Sonido y significado 135De la ortografa al sonido 138Avenidas que conducen al significado 140Una marejada cerebral 145Los lmites del cerebro en la diversidad cultural 148La lectura y la evolucin 151

    3. El simio lector 153De monos y hombres 156Neuronas para objetos 158Clulas abuelas 163Un alfabeto en el cerebro del mono 167Protoletras 171La adquisicin de la forma 175El instinto de aprendizaje 176Reciclaje neuronal 179El nacimiento de una cultura 183Neuronas para la lectura 185Neuronas de bigramas 189Un rbol de palabra neuronal 195Cuntas neuronas para la lectura? 197Una simulacin de la corteza del lector 200Sesgos corticales que le dan forma a la lectura 201

    4. La invencin de la lectura 209Los rasgos universales de los sistemas de escritura 212Una proporcin urea para los sistemas de escritura 216Signos artificiales y formas naturales 217Precursores prehistricos de la escritura 219De contar a escribir 221Los lmites de la pictografa 224

  • ndice 7

    El alfabeto: un gran paso hacia delante 230

    Vocales: las madres de la lectura 233

    5. Aprender a leer 235El nacimiento de un futuro lector 238Tres pasos para la lectura 241Volverse consciente de los fonemas 242Grafemas y fonemas: el problema del huevo y la gallina 244La etapa ortogrfica 247El cerebro de un lector joven 247El cerebro analfabeto 251Qu cosas nos hace perder la lectura? 254Cuando las letras tienen colores 259De la neurociencia a la educacin 263Las guerras de la lectura 264El mito de la lectura por palabra completa 268La ineficiencia del enfoque del lenguaje integral 271Algunas sugerencias para educadores 274

    6. El cerebro dislxico 281Qu es la dislexia? 284Problemas fonolgicos 285La unidad biolgica de la dislexia 291El sospechoso de siempre: el lbulo temporal izquierdo 295Migraciones neuronales 298El ratn dislxico 302La gentica de la dislexia 304Superar la dislexia 307

    7. La lectura y la simetra 313Cuando los animales mezclan la derecha y la izquierda 318Evolucin y simetra 321La percepcin de la simetra y la simetra del cerebro 322Los seguidores modernos del doctor Orton 326Ventajas y desventajas de un cerebro simtrico 328Neuronas y simetra 330Conexiones simtricas 333Simetra latente 338Romper el espejo 341La simetra rota o la simetra oculta? 343

  • 8 El cerebro lector

    La simetra, la lectura y el reciclaje neuronal 347Un caso sorprendente de dislexia en espejo 349

    8. Hacia una cultura de las neuronas 355Resolver la paradoja de la lectura 358La universalidad de las formas culturales 359El reciclaje neuronal y los mdulos cerebrales 362Hacia una lista de las invariantes culturales 364

    Ciencias naturales 364Matemtica 364Artes 365Religin 366

    Por qu somos la nica especie cultural? 368Una plasticidad exclusivamente humana? 369Cuando la mente lee otras mentes 371Un espacio de trabajo neuronal global 373

    Conclusin. El futuro de la lectura 381

    Agradecimientos 385

    Bibliografa 387

    Crdito de las figuras 439

  • Este libro (y esta coleccin)

    El fantico incendiario de libros se da cuenta entonces de que todo el pueblo ha escondido los libros memorizndolos. Hay libros por todas partes, ocultos en la cabeza de la gente! Ray Bradbury, Fahrenheit 451

    Libro, t no has podido empapelarme,no me llenaste de tipografa,de impresiones celestes,no pudiste encuadernar mis ojos.Pablo Neruda, Oda al libro I

    Leer es un signo de los tiempos modernos y una actividad rela-tivamente joven para nosotros los humanos. La lectura, con su alfabeto, sus materiales y sus escribas, debe tener unos 6000 aos, pero su lector, el cerebro, ya cumpli unos 200 000 aitos. De dnde sali esta capacidad tan reciente, entonces? Es lo que investiga, y cuenta maravillosamente en este libro, Stanislas Dehaene: qu le pas a ese pedacito de cerebro, ubicado en algn lado abajo a la izquierda, para que de pronto aprendie-ra a leer, como hicimos nosotros cuando temblorosamente desciframos Emilio lee solo. Lee alel, len, letras en alguna pgina de Mi amigo Gregorio, el libro de lectura de primer grado (y s, esto es estrictamente autobiogrfico).

    La gran paradoja que seala Dehaene es la existencia misma de ese pedacito de cerebro lector: para qu y cmo evolucion? Represen-ta una adaptacin en s mismo? A qu? O es un rea que evolucion para una funcin determinada y, ya que estaba, tom a su cargo la de la lectura? Segn el autor, la paradoja se resuelve si se tiene en cuenta que la arquitectura cerebral, que heredamos de pap y mam y de cuan-to humano camin sobre el planeta, admite ajustes, cambios, giros a la izquierda. As fue como la plasticidad cerebral (esa capacidad de cam-bio) le permiti a algn antiguo Borges deleitarse con la lectura para siempre, de acuerdo con un proceso que Dehaene llama reciclaje neu-

  • 10 El cerebro lector

    ronal. Sin nimo de anticipar el final de la historia, vale contar que el autor incluso especula con la funcin originaria de ese cerebrito lector: tal vez tuviera que ver con la agudeza visual para seguir presas y escapar de predadores. Pero para llegar a ese final, haremos antes el ms incre-ble tour de la neurociencia: entender la lectura es entender a nuestro cerebro y, claro, a nosotros mismos.

    En el fondo, el libro trata tambin de ese curioso casamiento entre genes y ambiente, entre naturaleza y cultura, entre un cerebro listo de fbrica y el tuneado que le vamos haciendo a medida que aprendemos. A medio camino entre el determinismo y el vale todo, Dehaene lleva su hiptesis del reciclaje cultural al extremo para explicar los orgenes y los presentes de la alfabetizacin. Casi sin darnos cuenta pasamos revista a experimentos, anatomas, imgenes cerebrales, tambin a los smbo-los que dieron lugar a los distintos alfabetos a lo largo de la historia. Porque en todo esto hay un cerebro de mono que aprendi a leer; he aqu una de nuestras grandes capacidades como humanos. Y cul es el origen de esta capacidad lectora? Estamos solos en la madrugada de la palabra escrita? S y no. Hay experimentos que demuestran que pri-mates como los babuinos son capaces de aprender a discriminar entre palabras y no-palabras. Es ms: luego de aprender las palabras, estos mo-nos son capaces de identificar palabras reales desconocidas para ellos. Esto no quiere decir que estn leyendo; obviamente no entienden el significado de lo que ven, pero lo anterior sera prueba de que la capa-cidad de leer (en el sentido de discernir smbolos escritos) podra ser independiente de la del lenguaje. Ser que de ese modo los chicos van aprendiendo a seleccionar qu de esas cosas extraas que aparecen es-critas en papeles, carteles o la tele son verdaderamente palabras?

    Pero si los monos no pueden comprender significados, nosotros s. Como si tuviramos una palabra en la punta de la lengua, ltimamente se ha podido buscar esas palabras en la punta del cerebro. Comparando la actividad cerebral que se produce en respuesta a la observacin de la misma palabra en diferentes lenguas, cientficos holandeses detectaron circuitos nerviosos que parecen entender el concepto de lo que se lee o escucha. Eso quiere decir que tal vez todos tengamos una especie de diccionario en el cerebro, que nos permite determinar que love signi-fica amor.

    Es que un tema que tambin fascina a los neurolingistas es qu suce-de al aprender una segunda lengua. Por qu nos resulta natural asimi-lar la lengua materna, e incluso una segunda en la infancia, y en cambio sufrimos para pronunciar the cat is under the table una vez adultos?

  • Este libro (y esta coleccin) 11

    Este aprendizaje no s