of 52 /52
Sistema Nervioso y la Educación Física Prof. Carlos Dalto (UNLP), Prof. Gabriel Buffone (UNLP), Prof. Matias Santa Maria (UNLP). Revisión: Dr. Jorge Lambre Índice Introducción: Organización del Sistema Nervioso 1. Sistema Nervioso Central (SNC) 1.1. Encéfalo 1.1.1. Tronco Encefálico a. Bulbo Raquídeo b. Protuberancia Anular c. Mesencéfalo o Encéfalo medio 1.1.2. Cerebelo 1.1.3. Encéfalo Anterior a. Diencéfalo b. Telencéfalo 2. Sistema Nervioso Periférico (SNP) 2.1. Nervios Craneales (NC) 2.2. Médula Espinal (ME) 2.3. Nervios Raquídeos o Espinales (NR) 3. Sistema Nervioso Autónomo (SNA) 3.1. Sistema Nervioso Simpático. 1

Dalto Nerv Final (1)

Embed Size (px)

Citation preview

Sistema Nervioso y la Educación Física

Prof. Carlos Dalto (UNLP), Prof. Gabriel Buffone (UNLP), Prof. Matias

Santa Maria (UNLP). Revisión: Dr. Jorge Lambre

Índice

Introducción: Organización del Sistema Nervioso

1. Sistema Nervioso Central (SNC)

1.1. Encéfalo

1.1.1. Tronco Encefálico

a. Bulbo Raquídeo

b. Protuberancia Anular

c. Mesencéfalo o Encéfalo medio

1.1.2. Cerebelo

1.1.3. Encéfalo Anterior

a. Diencéfalo

b. Telencéfalo

2. Sistema Nervioso Periférico (SNP)

2.1. Nervios Craneales (NC)

2.2. Médula Espinal (ME)

2.3. Nervios Raquídeos o Espinales (NR)

3. Sistema Nervioso Autónomo (SNA)

3.1. Sistema Nervioso Simpático.

3.2. Sistema Nervioso Parasimpático.

4. Tractos Nerviosos

4.1.Tractos Nerviosos Ascendentes

4.2. Tractos Nerviosos Descendentes

5. Arco Reflejo y Tono Muscular

1

6. Terminaciones Receptoras.

6.1. Receptores Articulares

7. Formación Reticular (SRA) y Sistema Límbico (SL)

2

Introducción: Organización del Sistema nervioso

Desarrollo Embriológico del Sistema Nervioso Central .

Una vez consolidada la fecundación del óvulo, con la formación del

huevo o cigota, se van a producir sucesivas divisiones denominadas

mórula, blástula y gástrula hasta llegar al embrión trilaminar formado

por las siguientes capas llamadas endodermo, mesodermo y

ectodermo.

El ectodermo va a dar origen al sistema nervioso central, sistema

nervioso periférico, piel y faneras (pelos, uñas y dientes) mientras

tanto el mesodermo desarrollará al aparato locomotor, al sistema

cardiovascular y al sistema genito urinario masculino y femenino.

Finalmente el endodermo, se encargará de formar el aparato

respiratorio,el aparato digestivo y sus glándulas anexas como hígado,

páncreas, etc.

En la región dorsal de la gástrula del ectodermo se produce una

diferenciación celular llamada placa neural; donde luego aparece un

surco y a partir de sus bordes se origina una proliferación celular

continua que va cerrando estos repliegues por delante que

completan una formación tubular denominado tubo neural.

El tubo neural presenta dos orificios denominados neuroporos, uno

anterior y otro posterior, el anterior es el primero que se cierra; una

vez cerrado el tubo neural, desde el extremo cefálico surgen tres

vesículas por presencia de dos invaginaciones que se denominan

prosencéfalo o cerebro anterior, mesencéfalo o cerebro medio y

rombencéfalo o cerebro posterior.

Luego el prosencéfalo se organizará en telencéfalo y diencéfalo; el

mesencéfalo no varía en su estructura y el rombencéfalo se organiza

en metencéfalo y en mielencéfalo.

El mesodermo que forma los huesos del esqueleto también se

encarga de tapizar el interior de los huesos del cráneo y del conducto

raquídeo mediante las meninges.

3

El telencéfalo va a dar origen a los hemisferios cerebrales y a las

comisuras interhemisféricas que son: cuerpo calloso, trígono o fornix

y comisura blanca anterior. La forma que tiene el trígono va a

producir que se abran dos espacios llamados agujeros de Monro que

comunican los ventriculos laterales con el tercer ventriculo o medio.

Al formar los hemisferios cerebrales aparecen los núcleos lenticulares

formados por putámen y globo pálido, el antemuro y el lóbulo de la

ínsula dando espacio a la formación de tres cápsulas que son de

dentro hacia fuera, interna, externa y extrema y por último la cola del

núcleo caudado.

La cápsula interna es el espacio comprendido entre el núcleo caudado

y el tálamo óptico con el núcleo lenticular para el lado lateral y

externo.

La cápsula externa es el espacio de sustancia blanca entre el núcleo

lenticular y el antemuro y por último, la cápsula extrema es el espacio

entre el antemuro y el lóbulo de la ínsula.

El diencéfalo se organizará en un complejo talàmico donde aparecen

los tálamos ópticos que son la principal estación de las vías

sensitivas, a excepción de la vía olfatoria y a su vez dicha vesícula se

va a encargar de formar las paredes laterales del tercer ventrículo;

también origina el globo pálido ya que el putámen lo forma el

telencéfalo.

El mesencéfalo forma los tubérculos cuadrigéminos o colículos en la

parte posterior (tegmento), el acueducto de Silvio en la calota

(centro) y los pedúnculos cerebrales en la parte anterior.

El metencéfalo se encargará de formar el vermis, los hemisferios

cerebelosos derecho e izquierdo, la protuberancia anular (que

delimita el cuarto ventriculo) y los dos pedúnculos cerebelosos

superiores que comunican el cerebelo con el mesencéfalo, los dos

pedúnculos cerebelosos medios que comunican el cerebelo con la

4

protuberancia anular y los dos pedúnculos cerebelosos inferiores que

conectan el cerebelo con el bulbo raquídeo.

El mielencéfalo forma el bulbo raquídeo y delimita junto con la

protuberancia anular el piso del cuarto ventriculo que se conecta por

arriba con el acueducto de Silvio.

El sistema nervioso consiste en un gran número de neuronas

vinculadas entre sí que forman centros y vías de conducción

cumpliendo diversas funciones muy importantes para el organismo,

con especial incidencia en las prácticas de la Educación Física.

La sinapsis es el sitio donde dos neuronas por estrecha proximidad

entran en comunicación, de manera tal que es considerada la unidad

funcional del sistema nervioso. Para su estudio, el sistema nervioso se

organiza en tres estructuras: sistema nervioso central (SNC), sistema

nervioso periférico (SNP) y sistema nervioso autónomo (SNA).

El SNC está compuesto por el encéfalo y la médula espinal. En el SNC

se encuentran los centros que integran todas las funciones y se

produce la correlación e integración de la información que llega a

través de las vías de conducción nerviosa. Es por esa razón que

deben estar bien protegidos: el encéfalo se encuentra dentro de la

caja craneana y la médula dentro del conducto raquídeo. Tanto el

encéfalo como la médula espinal están recubiertos por las meninges

que son membranas fibrosas que en número de tres rodean estas

estructuras íntimamente; además entre dos de ellas, circula el líquido

cefalorraquídeo (LCR) que en conjunto tiene la función de protección

del SNC.

El SNP está compuesto por los nervios craneanos y sus ganglios –doce

pares que salen del cráneo a través de sus agujeros- y por los nervios

espinales, formados por treinta y un pares que abandonan la columna

vertebral a través de los agujeros intervetebrales.

El SNA también es reconocido con el nombre de sistema nervioso

neurovegetativo por tener anastomosis con el SNP. El SNA inerva en

5

forma genérica sistemas que están constituidos por musculatura lisa

además de inervar distintas glándulas y se organiza en: sistema

nervioso simpático y sistema nervioso parasimpático.

Los tres sistemas son de gran significación, ya que participan

activamente de nuestros ciclos sensoriales y motrices -tanto sus

aferencias y eferencias- en cualquier movimiento del cuerpo humano,

se trate de prácticas cotidianas sencillas, prácticas complejas (como

las deportivas) o para cualquier núcleo programático en una clase de

Educación Física.

1. Sistema Nervioso Central (SNC)

El SNC está compuesto por dos tipos de células, las células nerviosas

excitables que son las neuronas, y las células de sostén, que

constituyen la neuroglia.

Las neuronas tienen un cuerpo y de él emanan prolongaciones largas

que se denominan axones que forman las fibras nerviosas o vías de

conducción. Las prolongaciones cortas son las dendritas que por

vecindad conectan distintas neuronas.

El interior del SNC está formado por sustancia gris y sustancia blanca;

la primera consiste en los cuerpos de las células nerviosas y las

porciones proximales de sus prolongaciones y es por ello que su

coloración gris da origen a su nombre; la segunda está formada por

fibras nerviosas y son de color blanco debido a la presencia de

material lipídico que componen la vaina de mielina que rodea a la

mayoría de las fibras nerviosas.

El SNC deriva embriológicamente del tubo neural (ectodermo) y

debido a ello mantiene en su interior cavidades en las que se forma y

circula el LCR; estas cavidades son: un sistema ventricular,

constituido por dos ventrículos laterales ubicados en los hemisferios

cerebrales; un ventrículo medio o tercer ventrículo, ubicado entre los

dos tálamos del diencéfalo y comunicado con los ventrículos laterales

6

por los agujeros de Monro; el cuarto ventrículo se encuentra ubicado

entre el bulbo raquídeo y la protuberancia anular donde se comunica

con el tercer ventrículo por el acueducto de Silvio que se encuentra

en el mesencéfalo o cerebro anterior.

El sistema ventricular y el LCR se detallarán más adelante, pero es

importante remarcar las funciones del líquido:

- Amortigua y protege de traumatismos al SNC (función que merece

ser considerada, en particular en los deportes de contacto).

- Proporciona estabilidad mecánica y sostén al encéfalo y médula

espinal (lo cual se manifiesta en la función del equilibrio corporal, de

especial interés en prácticas sencillas como la marcha o complejas

como las destrezas de la gimnasia y el deporte).

- Elimina metabolitos del SNC.

- Sirve como vía de difusión para que secreciones de glándulas y

núcleos (pineal, hipotálamo, hipófisis) alcancen su objetivo.

1.1. Encéfalo

En el encéfalo se reconocen tres partes principales, el cerebro, el

tronco del encéfalo y el cerebelo

7

1.1.1. Tronco Encefálico

El tronco del encéfalo está formado por el bulbo raquídeo, la

protuberancia anular y el mesencéfalo. Estas tres estructuras van en

orden ascendente desde la médula espinal al cerebro y

embriológicamente derivan de las vesículas del extremo anterior o

cefálico del tubo neural del ectodermo.

Las vesículas como se detalló anteriormente son tres:

- Rombencéfalo o encéfalo posterior, que a su vez se organiza en dos

vesículas secundarias: metencéfalo y mielencéfalo.

- Mesencéfalo o encéfalo medio que no presenta divisiones.

8

- Prosencéfalo o encéfalo anterior que también se organiza en dos

vesículas secundarias: telencéfalo y diencéfalo.

El rombencéfalo junto al mielencéfalo y al metencéfalo, dan origen, el

primero al bulbo raquídeo y el segundo a la protuberancia anular y al

cerebelo

a. Bulbo raquídeo

El bulbo raquídeo tiene una forma cónica y se conecta por arriba con

la protuberancia anular, y con la médula espinal por abajo a la altura

del agujero occipital y la primera vértebra cervical; además se

encuentran los pedúnculos cerebelosos inferiores que conectan al

bulbo raquídeo con el cerebelo.

En la superficie anterior del bulbo raquídeo se encuentra el surco

mediano anterior que se continúa con el surco espinal anterior de la

médula, y a sus lados, se hallan las pirámides bulbares formadas por

las fibras nerviosas del haz piramidal (también llamadas

córticonucleares, córticoespinales o vía motora voluntaria) y por

debajo de ella, se encuentra el límite anatómico entre bulbo y la

médula espinal, donde se halla la decusación de las pirámides.

El bulbo raquídeo forma el piso del cuarto ventrículo y tiene varias

eminencias producidas por la presencia de los núcleos gracilis y

cuneiforme por atrás, y el olivar inferior por delante y por fuera de las

pirámides. La decusación de las pirámides es el lugar anatómico

9

específico donde se cruzan las vías piramidales motoras, lo cual

significa que la información motora se ejecutará en el lado opuesto

del cuerpo (excepto algunas fibras que no se cruzan) proviniendo de

los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo, lugar donde se

elaboran los distintos tipos de respuestas. Todo tipo de información

llega o ingresa al organismo por los órganos de los sentidos o por las

raíces sensitivas del nervio raquídeo correspondiente al segmento de

la columna vertebral que se encuentre ubicado; en este caso “trae”

información del mundo exterior, que a través de los nervios raquídeos

-más precisamente por sus raíces posteriores y por medio de la

médula espinal- llega a los centros nerviosos superiores, donde se

elabora una respuesta, y desciende desde aquí por vías motoras y

voluntarias hasta la médula, para recalar en las raíces anteriores del

nervio raquídeo que transmitirá la información o las respuestas

motoras presentada como un acto motor o contracción muscular en el

lugar del organismo que corresponda.

10

b. Protuberancia Anular

La protuberancia anular se ubica por arriba del bulbo raquídeo y por

debajo del mesencéfalo; el nombre protuberancia o puente proviene

del gran número de fibras transversales que se encuentran en su cara

anterior y que conectan ambos hemisferios cerebelosos: así quedan

formados los pedúnculos cerebelosos medios; en la cara anterior y en

la línea media hay un surco marcado en el que transcurre la arteria

11

basilar. Los núcleos pontinos en la protuberancia anular cumplen la

función de ser la estación de relevo de la vía que conecta la corteza

cerebral con el cerebelo o vía corticopontocerebelosa cuya función es

la coordinación de movimientos finos, tan importantes en las

ejecuciones de movimientos de la vida cotidiana (la escritura, por

ejemplo) o en las prácticas deportivas (la acomodación de un jugador

a la trayectoria de una pelota).

El cuarto ventrículo es una cavidad en forma de rombo que se ubica

por delante del cerebelo y por detrás de la protuberancia anular y el

bulbo raquídeo. Se continúa hacia arriba con el acueducto de Silvio

del mesencéfalo y presenta tres orificios con los que se conecta con

el espacio subaracnoideo; el agujero central se llama agujero de

Magendie y los dos orificios laterales se llaman agujeros de Luschka;

éstos permiten que el LCR llegue al espacio subaracnoideo, en

particular a la cisterna magna.

El sistema ventricular está tapizado por las células del epéndimo y

por él circula LCR; cuando se produce un aumento anormal del

volúmen del LCR del sistema ventricular por bloqueo de sus orificios,

se denomina hidrocefalia.

En este punto es conveniente hacer la siguiente aclaración: desde un

punto de vista topográfico y descriptivo, en este recorrido

ascendente, correspondería ahora presentar al cerebelo. No obstante,

12

se ha preferido interrumpir este recorrido a fin de privilegiar la unidad

funcional del tronco encefálico y por eso a continuación se describen

el último componente del tronco.

c. Mesencéfalo o Encéfalo medio

El mesencéfalo se ubica por arriba de la protuberancia anular y por

debajo del diencéfalo o complejo talámico, y conecta la protuberancia

anular y el cerebelo por medio de los pedúnculos cerebelosos medios

y también conecta el mesencéfalo y el cerebelo por medio de los

pedúnculos cerebelosos superiores.

En el mesencéfalo se encuentran:

- El acueducto de Silvio que está situado sobre la línea media y

comunica el ventrículo medio o tercer ventrículo (ubicado en el

diencéfalo) con el cuarto ventrículo.

- En su cara posterior se encuentran cuatro eminencias llamadas

tubérculos cuadrigéminos o colículos (dos superiores y dos inferiores),

con la función de ser núcleos de relevo de la vía óptica y de la vía

auditiva.

- En su cara anterior se encuentran los dos pedúnculos cerebrales,

que se encuentran separados por el espacio perforado posterior o

fosa interpeduncular.

Los pedúnculos están organizados en un sector anterior (o pie del

pedúnculo cerebral) y un sector posterior (o tegmento); entre el pie y

el tegmento se encuentra el locus niger o sustancia negra, que es un

núcleo relacionado funcionalmente con el tono muscular y está

conectado con los ganglios basales.

El núcleo rojo se encuentra en el mesencéfalo y se ubica en el

tegmento a cada lado y por delante del acueducto de Silvio, a nivel

del tubérculo cuadrigémino superior o cóliculo superior. Desde el

núcleo rojo salen vías eferentes que se dirigen a la médula espinal

(haz rubroespinal), a los tálamos ópticos (haz

13

dentorubrotálamocortical) y a la formación reticular del tronco del

encéfalo.

Por el pie del pedúnculo cerebral transcurren vías nerviosas

descendentes como:

- Vías córticoespinales, córticonucleares y córticopontinas; estos

tractos nerviosos conectan la corteza cerebral con el asta gris

anterior de la médula, la corteza motora con los núcleos de los pares

craneales, la corteza frontal y temporal con los núcleos pontinos

respectivamente

1.1.2. Cerebelo

El cerebelo se ubica dentro de la fosa craneana posterior por detrás

del bulbo raquídeo y de la protuberancia anular; hacia arriba se

encuentra delimitado por la tienda del cerebelo. En el cerebelo se

encuentran dos hemisferios cerebelosos que están unidos por el

vermis cerebeloso.

En el cerebelo, funcional y filogenéticamente, se distinguen tres

lóbulos llamados anterior, posterior y flóculonodular y se localizan de

la siguiente manera:

- Lóbulo anterior: constituye el paleocerebelo que se relaciona

funcionalmente con los movimientos groseros del cuerpo. Esto es,

movimientos generales de grandes grupos musculares en

14

movimientos sencillos y cotidianos como caminar, correr,

desplazarse, trepar, etc.

- Lóbulo medio: constituye el neocerebelo y su función es el control

de los movimientos finos, es decir aquéllos significativamente

relacionados con movimientos de enorme precisión (por ejemplo, la

resolución de situaciones de juego en los deportes).

- Lóbulo flóculonodular: filogenéticamente es la porción más antigua

del cerebelo o arquicerebelo, que junto con el sistema vestibular tiene

la función del control del equilibrio del cuerpo (tan importante en

edades de desarrollo y crecimiento de los niños e igualmente

importante para determinados movimientos que requieren justeza y

precisión).

La sustancia gris en el cerebelo se encuentra en la corteza cerebelosa

y en su interior y aquí está representada por cuatro pares de núcleos

que se denominan: núcleo dentado (neocerebelo), núcleo

emboliforme, núcleo globoso (paleocerebelo) y el núcleo del techo o

fastigio (arquicerebelo).

El cerebelo se relaciona con otras partes del SNC mediante fibras

aferentes y eferentes que convergen a cada lado formando los

pedúnculos cerebelosos; éstos son tres estructuras pares y simétricas

que se denominan superior, medio e inferior.

Los pedúnculos cerebelosos superiores conectan el cerebelo con el

mesencéfalo; los pedúnculos cerebelosos medios conectan el

cerebelo con la protuberancia anular; y los pedúnculos cerebelosos

inferiores conectan el cerebelo con el bulbo raquídeo. Las fibras

nerviosas aferentes entran en el cerebelo a través de los pedúnculos

cerebelosos y terminan en la corteza cerebelosa.

Las vías eferentes cerebelosas se originan en los núcleos cerebelosos

y desde este lugar anatómico se conectan con los núcleos ubicados

en el tronco del encéfalo; a partir de allí, unos se dirigen hacia la

corteza cerebral y otros hacia la médula espinal. Es importante

15

destacar que cada hemisferio cerebeloso está conectado con el

mismo lado del cuerpo, es decir son vías nerviosas homolaterales.

Las funciones del cerebelo son:

- Recibir la información relacionada con los movimientos voluntarios

desde la corteza cerebral (neocerebelo) por medio de los pedúnculos

cerebelosos.

- Recibir información desde los músculos, tendones y articulaciones a

través de la médula espinal para el control del tono muscular

(paleocerebelo).

- Recibir la información relacionada con el equilibrio.

- Enviar el conjunto de información recibida, desde los núcleos

cerebelosos hacia los núcleos del tronco encefálico para continuar su

recorrido hacia la corteza cerebral o a la médula espinal.

1.1.3 Encéfalo Anterior

16

El cerebro es la parte de mayor tamaño del encéfalo y se encuentra

ubicado en las fosas craneanas anterior y media donde ocupa toda la

concavidad de la bóveda del cráneo. El cerebro se organiza por medio

de dos elementos: el diencéfalo que forma la parte central y el

telencéfalo que forma los hemisferios cerebrales.

a. Diencéfalo

El diencéfalo se encuentra oculto de la superficie del encéfalo y

contiene al tercer ventrículo que se halla ubicado entre las masas del

tálamo óptico.

El extremo anterior del tálamo óptico forma el límite posterior del

agujero interventricular o de Monro, que comunica el tercer ventrículo

con los ventrículos laterales, ubicados en el hemisferio cerebral

derecho e izquierdo respectivamente.

En relación con el piso del tercer ventrículo se hallan las siguientes

estructuras nerviosas: el quiasma óptico (al que llegan los dos nervios

ópticos y del que salen las dos cintillas ópticas); el tuber cinereum y

el infundíbulo con el tallo hipofisario; y finalmente los cuerpos

mamilares junto a los núcleos del hipotálamo.

El diencéfalo se puede organizar en las siguientes formaciones:

tálamo, subtálamo, epitálamo e hipotálamo; por esa razón se

denomina al conjunto complejo talámico.

El tálamo es una gran masa ovoidea de sustancia gris que forma la

mayor parte del diencéfalo y es un conjunto de núcleos de gran

importancia funcional ya que es la estación de relevo para todos los

sistemas sensitivos principales, a excepción de la vía olfatoria, en su

camino hacia la corteza cerebral.

La superficie lateral del tálamo está separada del núcleo lenticular por

una banda muy importante de sustancia blanca llamada cápsula

interna.

17

El subtálamo se ubica por debajo del tálamo y por lo tanto, se localiza

entre el tálamo y el mesencéfalo.

El epitálamo consiste en los núcleos habenulares (con sus

conexiones) y la glándula pineal.

El hipotálamo es la parte del diencéfalo que se extiende desde la

región del quiasma óptico hasta los cuerpos mamilares, donde el

hipotálamo controla e integra las funciones del SNA y los sistemas

endocrinos y es por este motivo que desempeña un papel importante

en la homeostasis corporal. También el hipotálamo participa en

actividades como la regulación

de la temperatura corporal, alimentación y balance hidro-

electrolítico.

b- Telencéfalo.

El teléncefalo es la parte más voluminosa del encéfalo, consta de dos

hemisferios cerebrales, uno derecho y el otro izquierdo y están

conectados por estructuras de sustancia blanca; éstas se denominan

18

comisuras interhemisféricas y son tres, el cuerpo calloso, el trígono

cerebral o fórnix y la comisura blanca anterior.

Los hemisferios están separados por un cisura longitudinal que se

denomina cisura interhemisférica que contiene a la hoz del cerebro y

en donde también se encuentra por debajo la tienda del cerebelo que

separa los hemisferios cerebrales del cerebelo; ambas estructuras

(hoz y tienda) son verdaderos tabiques formados por duramadre.

La corteza cerebral presenta pliegues o circunvoluciones

(configuración externa), separados por cisuras o surcos, y está

formada por sustancia gris; a su vez los hemisferios se subdividen en

lóbulos que llevan el mismo nombre del hueso del cráneo vecino a

donde están ubicados: frontal, parietal, temporal y occipital.

La corteza cerebral forma un revestimiento completo de los

hemisferios cerebrales y consiste en una mezcla de células nerviosas

conformadas por neuronas y neuroglia y el 90% de la corteza

cerebral es neocorteza y presenta seis capas que se denominan en

su conjunto corteza homotípica.

El 10% restante es paleo y arquicortex, siéndo mas rudimentaria y

presenta solo tres capas y se denomina corteza heterotípica.

La corteza motora en el lóbulo frontal, es responsable del diseño del

patrón de movimiento, ya que es la estación final para la conversión

del diseño y la ejecución del movimiento. En este lugar se reciben

numerosas aferencias de la corteza sensitiva y del tálamo; su función

más notoria es almacenar programas de actividad motora reunidos

como resultado de la experiencia pasada. Aquí es donde encontramos

una importante relevancia en la Educación Física en el sentido de que

se estaría cumpliendo con el ciclo sensorio-sensitivo-motriz y su

posterior retroalimentación positiva o feed back; importante en las

etapas de desarrollo, crecimiento y maduración en las edades

tempranas.

Cuatro tipos de fibras nerviosas salen e ingresan de la corteza:

19

- Fibras córticofugas: van desde la corteza a estructuras inferiores del

SNC como los haces córticonuclear y córticoespinal.

- Fibras córticopetas: se proyectan desde el tálamo óptico y otros

núcleos inferiores hacia la corteza.

- Fibras de asociación: conectan diferentes regiones corticales del

mismo hemisferio.

- Fibras comisurales: conectan porciones idénticas de los dos

hemisferios cerebrales.

La corteza cerebral debe considerarse como la última estación

receptora que interviene a lo largo de una serie de estaciones que

reciben información desde los ojos, oídos y otros órganos de los

sentidos (todo tipo de sensibilidad en general). La función de la

corteza es, en términos simples, discriminar y relacionar la

información recibida, con las memorias pasadas y almacenadas.

Entonces las aferencias sensitivas enriquecidas presumiblemente son

descartadas, almacenadas o traducidas en acción, y tiene que ver con

la resolución de situaciones de juego en un deporte, respuestas

motoras ante un estímulo, lectura y entendimiento de sistemas

defensivos y ofensivos en deportes y/o juegos, etc.

Un individuo consciente es aquél que está despierto y que tiene

conocimiento de sí mismo y de lo que lo rodea. Para que haya una

conciencia normal, es necesario el funcionamiento activo de dos

partes principales del sistema nervioso: la formación reticular que se

encuentra ubicada en el tronco encefálico y la corteza cerebral.

La formación reticular es la responsable de la regulación del ritmo del

sueño y vigilia y la corteza cerebral es necesaria para mantener el

estado de conciencia, es decir, el estado en el cual el individuo puede

responder a estímulos e interactuar con el medio.

En el interior de los hemisferios cerebrales se encuentran los

ventrículos laterales derecho e izquierdo formados por sustancia

20

blanca y la sustancia gris se halla representada por los núcleos o

ganglios basales.

Los ventrículos laterales, uno en cada hemisferio cerebral, son

cavidades que tienen forma de C, revestidos de epéndimo y llenos de

LCR.

Los ventrículos laterales se comunican con el tercer ventrículo por los

agujeros de Monro o agujeros interventriculares que están limitados

por el trígono cerebral por delante y el grupo anterior del tálamo

óptico por detrás.

El cuerpo del ventrículo lateral se extiende desde el agujero de Monro

hasta la parte posterior del tálamo óptico (pulvinar) y desde aquí se

continúa con las astas posteriores y con las astas temporales por lo

que éste sector del ventrículo se denomina encrucijada ventricular o

atrio. El techo se encuentra formado por el cuerpo calloso y su piso

mayoritariamente por el cuerpo del núcleo caudado y la pared medial

del ventrículo está organizada por el septum pellucidum que lo separa

del ventrículo contralateral.

Los núcleos o ganglios basales están formados por sustancia gris y

son: el núcleo caudado, el núcleo lenticular, el claustro o antemuro y

el núcleo amigdalino y también se denominan cuerpo estriado por el

aspecto que presentan estos nucleos grises “estriados” por las fibras

blancas de la cápsula interna.

La cápsula interna es una importante banda compacta de sustancia

blanca y está compuesta por fibras nerviosas ascendentes y

descendentes que conectan la corteza con estructuras del tronco

encefálico y la médula espinal.

El cuerpo estriado se ubica fuera del tálamo y filogenéticamente se

clasifica en neo, paleo y arquiestriado.

El núcleo con forma de lente por fuera de la cápsula interna se llama

núcleo lenticular y está formado por el putámen y el globus palidus o

21

globo pálido y por el lado externo aparece la cápsula externa, el

antemuro, la cápsula extrema y la corteza o lóbulo de la ínsula.

El cuerpo estriado recibe vías aferentes de distintas regiones de la

corteza cerebral, del tálamo óptico y de la sustancia negra del

mensencéfalo y su función está relacionada con los movimientos de

grupos musculares que ocurren por control de la corteza cerebral y no

de los movimientos voluntarios que se producen a través de vías

descendentes directas hacia el tronco encefálico y la médula espinal,

mediante los haces cortico nucleares y cortico espinales.

Las conexiones del cuerpo estriado a través de sus fibras aferentes

son:

- Fibras córticoestriadas: todas las segmentos de la corteza cerebral

envían axones al núcleo caudado y al putámen generalmente del

mismo lado y la aferencia más grande proviene de la corteza

sensitivo-motora.

- Fibras tálamoestriadas: los núcleos intralaminares del tálamo óptico

envían un gran número de axones al núcleo caudado y al putámen.

- Fibras nigroestriadas: las neuronas de la sustancia negra envían

axones al núcleo caudado y al putámen.

Las conexiones del cuerpo estriado a través de sus fibras eferentes

son:

- Fibras estriatopalidales: se dirigen desde el núcleo caudado y el

putámen hacia el globo pálido.

- Fibras estriatonígricas: las fibras se dirigen desde el núcleo caudado

y el putámen hacia la sustancia negra.

Los núcleos o ganglios basales están unidos entre sí y conectados

con una gran cantidad de regiones diferentes del sistema nervioso

por una muy compleja cantidad de neuronas. Básicamente, el cuerpo

estriado recibe información aferente de la mayor parte de la corteza

cerebral, el tálamo óptico, el subtálamo y el tronco del encéfalo. La

información es integrada dentro del cuerpo estriado, y la eferencia se

22

dirige nuevamente a las áreas ya mencionadas. La actividad de los

núcleos basales tiene inicio con la información recibida desde la

corteza sensitiva, el tálamo óptico y el tronco del encéfalo. La

eferencia de los núcleos basales es canalizada a través del globo

pálido, que luego influye en las actividades de las áreas motoras de la

corteza cerebral u otros centros motores en el tronco encefálico. Por

lo tanto, los núcleos o ganglios basales pueden controlar los

movimientos musculares, al influir sobre el control de la corteza

cerebral.

El globo pálido desempeña un papel importante en el control de los

movimientos axiales, los movimientos de la cintura del cuerpo y de la

posición de los segmentos proximales de las extremidades. La

actividad en las neuronas del globo pálido aumenta antes de que

ocurra un movimiento voluntario en los músculos distales de los

miembros del aparato locomotor y esta importante función permite

ubicar el tronco y la raíz de los miembros (grupos musculares

proximales) en posiciones apropiadas, antes que la vía motora

voluntaria active los movimientos de grupos musculares distales (de

las manos y de los pies).

23

2. Sistema nervioso periférico (SNP)

El SNP está constituído por los nervios craneales y por los nervios

raquídeos.

2.1. Nervios Craneales (NC)

Los NC están organizados en número de doce y salen en pares

desde el tronco del encéfalo donde atraviesan los agujeros de la base

del cráneo; todos éstos se distribuyen en la cabeza y en el cuello,

excepto el décimo par o neumogástrico, que también inerva distintas

estructuras del tórax y del abdomen.

Los NC se enumeran del uno al doce comenzando de arriba hacia

abajo a medida que nacen del tronco del encéfalo donde tienen un

doble origen:

1º. Origen aparente: es el punto del neuroeje en que está implantado

el nervio y del cual parece nacer.

2º. Origen real: es el núcleo de sustancia gris central al que van a

llegar en realidad las fibras constitutivas del nervio.

Entonces los NC son de doble origen y se puntualizarán solamente

sus funciones, que pueden ser de naturaleza motora, sensitiva o

mixtos y son:

1- Nervio Olfatorio: es el nervio del olfato y está organizado por

pequeños filetes nerviosos que se extienden desde el bulbo olfatorio

a la mucosa pituitaria donde allí la inerva y es del orden sensitivo.

2- Nervio Óptico: corresponde al ángulo anteroexterno del quiasma

óptico (formado por los dos nervios ópticos) y es el encargado de

inervar la retina, cumpliendo una función sensitiva.

3- Nervio Motor Ocular Común: es el encargado de inervar a todos los

músculos de la órbita, excepto los músculos recto externo y oblicuo

mayor.

24

Su función es motora y particularmente eleva los párpados, gira el

globo ocular hacia arriba y contrae la pupila.

4- Nervio Patético: su función es motora y ayuda a girar el globo

ocular hacia abajo y afuera (está exclusivamente destinado al

músculo oblicuo mayor).

5- Nervio Trigémino: es un nervio mixto; por sus filetes sensitivos

inerva la cara y la mitad anterior de la cabeza; y por sus filetes

motores inerva los músculos masticadores. Sus ramas se encargan de

inervar a los músculos masticadores, la córnea, la piel de la frente y

la piel del rostro, la boca, el paladar, etc.

6- Nervio Motor Ocular Externo: es un nervio únicamente motor y se

encuentra destinado a inervar al músculo recto lateral que se va a

encargar de girar el globo ocular lateralmente y hacia afuera.

7- Nervio Facial: posee una doble función: es motor y es sensitivo. Es

el nervio encargado de inervar a todos los músculos cutáneos de la

cabeza y del cuello.

8- Nervio Auditivo: es de carácter sensitivo y está destinado a

recoger desde el oído interno las impresiones acústicas y luego

transmitirlas a los centros nerviosos centrales.

9- Nervio Glosofaríngeo: es un nervio mixto, por lo tanto contiene

fibras motoras para la faringe y el velo del paladar y fibras sensitivas

para las impresiones gustativas.

10- Nervio Vago o Neumogástrico: es un nervio mixto. Su función

nerviosa está relacionada con el corazón y los grandes vasos, los

bronquios, los pulmones, el hígado, los riñones, el páncreas, etc.

11- Nervio Espinal: es un nervio exclusivamente motor; termina

inervando a los músculos trapecio y esternocleidomastoideo y se

asocia con el nervio neumogástrico. Su función es, inervar al musculo

trapecio y al músculo esternocleidomastoideo además de la laringe,

la faringe y el velo del paladar en conjunto con el nervio

glosofaríngeo.

25

12- Nervio Hipogloso: es un nervio motor que está destinado a inervar

a los músculos intrínsecos de la lengua y a los músculos de la región

infrahioidea del cuello.

2.2. Médula espinal (ME).

La ME es la estructura del SNC ubicada dentro del conducto raquídeo

y comienza en la parte superior, en el agujero occipital del cráneo,

donde se continua con el bulbo raquídeo del encéfalo. La ME tiene

forma cilíndrica con suaves engrosamientos a nivel cervical bajo y

lumbo-sacro; por debajo, en el adulto termina a nivel del borde

inferior de la primera vértebra lumbar y está recubierta por las

meninges de la misma manera que el encéfalo: la duramadre,

aracnoides y piamadre.

26

El LCR circula entre la aracnoides y la piamadre, es decir circula por el

espacio subaracnoideo; donde le proporciona mayor protección.

La ME se continua a partir de la segunda vértebra lumbar con la cola

de caballo o filum terminal que está formada por el conjunto de raíces

lumbares y sacras que desde la médula se dirigen hacia los agujeros

de conjugación correspondientes para salir del conducto raquídeo. El

filum terminal o cola de caballo es un elemento de sostén entre la

médula y el sacro.

La duramadre es una membrana fibrosa y fuerte que envuelve a la

ME y a la cola de caballo por dentro del conducto raquídeo; mientras

que la aracnoides, es una membrana ubicada entre la piamadre por

dentro y la duramadre por fuera y entre ellas se encuentra el espacio

subaracnoideo por el que circula LCR. Por último, la piamadre, es una

membrana vascular que reviste íntimamente a la ME, tiene

engrosamientos laterales entre las raíces anterior y posterior, que se

denominan ligamentos dentados y es una manera que tiene la ME

para estar suspendida dentro del estuche meníngeo.

El LCR es producido por el plexo coroideo en los ventrículos y circula a

través del sistema ventricular en donde pasa del cuarto ventrículo al

espacio subaracnoideo y circula por éste donde finalmente se

reabsorbe en las vellosidades de Paccione pasando al torrente

sanguíneo venoso (seno longitudinal superior).

La ME se encuentra irrigada por las arterias espinales anteriores y

arterias espinales posteriores que provienen de las arterias

vertebrales.

La ME está compuesta por sustancia gris central rodeada por

sustancia blanca; en un corte transversal, la sustancia gris tiene la

forma de H y en su centro se encuentra el epéndimo, que es un

vestigio del conducto ependimario del tubo neural. La cantidad de

sustancia gris presente en cualquier nivel dado de la médula espinal

se relaciona con la cantidad de músculos inervados a ese nivel. Asi,

su tamaño es mayor en los ensanchamientos cervical y lumbosacro

27

de la ME, que inervan a las extremidades superiores e inferiores

respectivamente donde la mayoría de las células nerviosas

(neuronas) son grandes y sus axones pasan hacia las raíces

anteriores de los nervios raquídeos como raíces motoras o eferentes,

que inervan los músculos esqueléticos.

Envolviendo la sustancia gris se encuentra la sustancia blanca, que a

nivel medular forma los cordones anteriores, laterales y posteriores.

2.3. Nervios Raquídeos o Espinales (NR)

Los NR están organizados en treinta y un pares que salen de la ME y

se deslizan a través de los agujeros intervertebrales o de conjugación

de la columna vertebral. Los NR se denominan de acuerdo a las

regiones de la columna vertebral que los aloja en su conducto.

Existen ocho segmentos medulares cervicales, doce torácicos, cinco

lumbares, cinco sacros y uno o dos coccígeos. De cada segmento

medular nacen dos NR (pares) formados por dos raíces: la raíz

anterior y la raíz posterior.

- La raíz anterior está organizada en haces de fibras nerviosas que

llevan impulsos desde el SNC a sus órganos (músculos estriados y

lisos, glándulas, etc). Por tal motivo son fibras eferentes o motoras y

sus neuronas de origen se encuentran en el asta gris anterior de la

ME.

-La raíz posterior consiste en haces de fibras nerviosas, denominadas

fibras aferentes o sensitivas, es decir que llevan impulsos nerviosos

28

desde el exterior hacia el SNC. Dado que estas fibras están vinculadas

con la transmisión de información acerca de las sensaciones de tacto,

dolor, temperatura y vibración, se las llama fibras sensitivas. Los

cuerpos de las neuronas de estas fibras nerviosas se ubican en el

ganglio de la raíz posterior.

Los NR luego de emerger del agujero intervertebral se organizan en

una rama anterior y una rama posterior:

-La rama anterior forma los plexos nerviosos: el plexo cervical,

braquial, lumbo-sacro y los nervios intercostales. Los plexos

mencionados son los encargados de inervar a casi todos los músculos

del aparato locomotor diferenciados en nervios terminales y nervios

colaterales.

-La rama posterior lleva los estímulos para inervar la piel y los

músculos del dorso.

La configuración de los nervios raquídeos con sus raíces y la

información sensorial recibida por los órganos de los sentidos va a

simplificar de alguna manera, un ciclo sensitivo y motriz o sensorial y

motriz . Cuando la información llega a los centros superiores se

elabora una respuesta para ejecutar motrizmente y tendrá vital

importancia la cantidad y calidad de experiencias motrices previas,

para poder elegir de acuerdo a ese bagaje ilimitado, la respuesta

adecuada para resolver situaciones de juego en los deportes, reaizar

un gesto técnico acorde o poder realizar con eficacia cualquier

movimiento sencillo en el campo de la Educación Física.

El encéfalo en general, tiene la capacidad de almacenar información y

de acuerdo a las respuestas que elabore, la ejecución motriz será

positiva y acertada o negativa e ineficaz, pero ambas serán

importantes para ir construyendo en edades de desarrollo, una

memoria motriz ilimitada, general y estrictamente multilateral para

que en el futuro se vayan resolviendo situaciones más complejas de

forma favorable.

29

Es importante destacar dentro de la temática desarrollada, que entre

los cuerpos vertebrales se encuentra los discos intervertebrales

formados por un anillo fibroso cartilaginoso y el núcleo pulposo

gelatinoso, contenido por el anillo. En la región lumbar (más

frecuentemente) el anillo fibroso del disco se puede lesionar y el

núcleo pulposo central puede salir hacia atrás (hernia) como la pasta

dentífrica al comprimir el tubo que la contiene. Dicha hernia del

núcleo pulposo, puede dar como resultado una protrusión o hernia

central o lateral debajo del ligamento vertebral longitudinal posterior

que pueden llegar a comprimir los nervios raquídeos que salen por

los agujeros de conjugación. Los discos de la zona de mayor carga y

movimiento son los ubicados en la charnela lumbo-sacra formada por

la cuarta y la quinta vertebras lumbares y el sacro y es por ello que

son los más afectados.

La compresión de las raíces nerviosas del NR perteneciente a la

lumbar cinco y la primera sacra producen dolor en la región lumbar

y puede ser irradiado al miembro inferior por la parte posterior del

muslo, la cara lateral o posterior de la pierna para terminar en el

dorso o en la planta del pie. La sintomatología mencionada se llama

ciática o ciatalgia. Los casos leves tiene dolor, los casos moderados

pueden tener parestesias o una pérdida sensitiva y los casos graves

pueden tener déficit motores (paresia o plejía).

30

3. Sistema Nervioso Autónomo (SNA)

El SNA es la estructura del sistema nervioso que proporciona

inervación a estructuras involuntarias, como el corazón, los músculos

lisos y las glándulas. Este sistema se organiza en: sistema nervioso

simpático y sistema nervioso parasimpático, en donde ambos

presentan centros y vías nerviosas, tanto vías aferentes como

eferentes.

Ambos sistemas ejercen control sobre las funciones de muchos

órganos y tejidos del organismo y junto con el sistema endócrino,

ocasiona ajustes internos finos necesarios para lograr un medio

interno óptimo en el organismo, es decir en relación con el equilibrio

y la homeostasis.

3.1. Sistema Nervioso Simpático

La organización del sistema nervioso simpatico se encuentra

distribuída ampliamente en todo el cuerpo e inerva al corazón y los

pulmones, los músculos de las paredes de muchos vasos sanguíneos,

las glándulas sudoríparas,etc; su función es la de preparar organismo

para una emergencia; la frecuencia cardíaca aumenta, las pupilas se

dilatan, se contraen las arteriolas de la piel y el intestino, se dilatan

las arteriolas del músculo esquelético y se eleva la presión arterial.

Consiste éste sistema en: fibras eferentes desde la médula espinal y

de dos troncos o cadenas simpáticas compuestas por ganglios y

plexos.

31

3.2. Sistema Nervioso Parasimpático.

La función del sistema nervioso parasimpático es conservar y

reestablecer la energía, donde la frecuencia cardíaca disminuye, las

pupilas se contraen, aumenta el peristaltismo junto a la actividad

glandular, los esfínteres se abren y la pared vesical se contrae.

4. Tractos Nerviosos

Los tractos nerviosos consisten en fibras de conexión encargadas de

transmitir información sensorial (aferente) o motora (eferente) de un

lugar a otro, en distintos ordenes ya sea ascendente hacia los centros

superiores o descendente hacia la periferia.

4.1.Tractos Nerviosos Ascendentes

La información general es conducida a través del sistema nervioso

desde las terminaciones sensitivas periféricas por una serie de

neuronas. En su forma simple, la vía ascendente hacia la corteza

consiste en tres neuronas; la primera, o neurona de primer orden,

tiene su cuerpo en el ganglio de la raíz posterior del nervio raquídeo.

Una prolongación periférica conecta con una terminación receptora

sensitiva mientras que una prolongación central entra en la médula

espinal a través de la raíz posterior para hacer sinapsis con la

neurona de segundo orden. La neurona de segundo orden va a dar

origen a un axón que se decusa y asciende a un nivel superior del

sistema nervioso, donde hace sinapsis con la neurona de tercer

orden. En general, la neurona de tercer orden se encuentra en el

tálamo óptico y va a dar nacimiento a una fibra de proyección que

pasa a una región sensitiva de la corteza cerebral.

La cadena de tres neuronas descrita es la disposición más frecuente,

pero algunas vías aferentes utilizan neuronas en mayor o menor

cantidad.

32

Muchas de las neuronas en las vías ascendentes proporcionan una

aferencia importante a la formación reticular del tronco del encéfalo,

la que a su vez, activa la corteza cerebral, manteniendo la vigilia.

Otra aferencia importante es la que se conecta con las neuronas

motoras y participa en la formación del arco reflejo.

Los tractos ascedentes de mayor significación son:

1- Fascículo grácil y fascículo cuneiforme: transmiten información de

la sensibilidad propioceptiva consciente y proporciona sentido de

vibración y discriminación táctil

2- Espinocerebeloso anterior y posterior: transmiten información

propioceptiva inconsciente, proveniente de articulaciones y husos

musculares. Esta información permite al cerebelo participar en el

control del movimiento voluntario.

3- Espinotalámico lateral: transmite información relacionada con la

sensibilidad termoalgésica (dolor y temperatura).

4- Espinotalámico anterior: transmite información sobre el tacto

grosero o protopático.

4.2. Tractos Nerviosos Descendentes

Las neuronas motoras ubicadas en las astas grises anteriores de la

ME envían axones para inervar a los músculos esqueléticos a través

de las raíces anteriores de los NR y se denominan neurona motora

inferior o segunda neurona. Las neuronas motoras inferiores reciben

impulsos nerviosos que descienden desde la corteza cerebral por la

vía córticoespinal y desde el bulbo raquídeo, la protuberancia anular,

el mesencéfalo por las vías retículoespinal, rubroespinal y

vestíbuloespinal.

Las fibras nerviosas que descienden en la sustancia blanca desde

diferentes centros nerviosos supraespinales están separadas en

haces denominados tractos descendentes. Estas neuronas

supraespinales se llaman neuronas motoras superiores y en

33

particular, las ubicadas en la corteza cerebral se denomina primera

neurona de la vía córticoespinal o vía motora voluntaria.

El control de la actividad musculoesquelética desde la corteza

cerebral y otros centros superiores es conducido a través del sistema

nervioso por una serie de neuronas. La vía descendente desde la

corteza cerebral está formada a menudo por tres neuronas, la

primera, la neurona de primer orden, tiene su cuerpo celular en la

corteza cerebral, su axón desciende para hacer sinápsis con la

neurona de segundo orden, una neurona internuncial ubicada en el

asta gris anterior de la médula espinal. El axón de la neurona de

segundo orden es corto y hace sinápsis con la neurona de tercer

orden, la neurona motora inferior, en el asta gris anterior. El axón de

la neurona de tercer orden inerva el músculo esquelético a través de

la raíz anterior del NR y produce un acto motor y una acción

específica de uno o más músculos .

Los tractos nerviosos descendentes son:

1- Haz Corticoespinal lateral: es la vía motora relacionada con el

movimiento voluntario y nace en la corteza cerebral, desciende por la

cápsula interna, llega al bulbo raquídeo como haz córticoespinal o

piramidal y la mayoría de las fibras se cruzan, llamándose decuzación

de las pirámides y luego ingresa al cordón lateral de la médula para

formar el haz corticoespinal lateral. Algunas fibras no se cruzan y

forman el tracto córticoespinal anterior. Ambos haces, el

córticoespinal o piramidal directo y cruzado son vías motoras

voluntarias.

El término haz es utilizado para referirse a las fibras del tracto

corticoespinal o vía piramidal cuya función es motora voluntaria. El

término tracto extrapiramidal se refiere a todos los tractos

descendentes excepto los córticoespinales cuya función es motora

“semi voluntaria o automática”

2- Haz Rubroespinal: este tracto transmite impulsos relacionados con

la actividad muscular y nace en el núcleo rojo, descienden por la

34

protuberancia anular y el bulbo raquídeo para ingresar al cordón

lateral de la ME.

Las neuronas del núcleo rojo reciben impulsos aferentes a través de

conexiones con la corteza cerebral y el cerebelo, se supone que ésta

es una importante vía indirecta por la cual la corteza cerebral y el

cerebelo pueden influir en la actividad de las neuronas motoras alfa y

gamma de la ME.

El tracto mencionado facilita la acción de los músculos flexores e

inhibe la actividad de los músculos extensores.

3- Haz Corticoespinal anterior: forma una vía relacionada con el

movimiento voluntario.

4- Haz Vestibuloespinal: transmite información relacionada con el

control del equilibrio hacia las células del asta gris anterior de la ME y

se asocia con el tono muscular. Los núcleos vestibulares se ubican en

la protuberancia anular y el bulbo raquídeo, reciben fibras aferentes

del oído interno a través del nervio auditivo (octavo par craneal) y del

cerebelo y se van a encargar de formar el tracto vestibuloespinal que

luego desciende por el cordón blanco anterior de la ME.

5- Haz Reticuloespinal: se relaciona con la función motora

extrapiramidal y

refleja.

35

5. Arco reflejo y tono muscular

El arco reflejo es la unidad fucional de la médula espinal y se

compone de las siguientes estructuras: un órgano receptor, una

neurona aferente, una neurona efectora y un órgano efector. Dicho

arco, en el cual interviene solo una sinápsis se llama arco reflejo o

reflejo monosináptico. La limitación del arco reflejo en cualquier punto

de su recorrido anula la respuesta. En la ME, los arcos reflejos

desempeñan un papel importante en el mantenimiento del tono

muscular, que es la base de la postura corporal.

El órgano receptor está ubicado en la piel, en un músculo o un

tendón. El cuerpo celular de la neurona aferente se localiza en el

ganglio de la raíz posterior y el axón de esta neurona termina

haciendo sinapsis con la neurona efectora, que es la segunda neurona

de la vía motora voluntaria o córticoespinal.

El axón de esta neurona es el que forma la raíz anterior del NR.

36

El tono muscular es un estado de contracción parcial continua de un

músculo y depende de la integridad del arco reflejo monosináptico.

Los órganos receptores son los husos musculares, la neurona aferente

entra en la ME a través de la raíz posterior y va a ejecutar una

sinápsis con la neurona efectora o la neurona motora inferior

(segunda neurona) del asta gris anterior; ésta última inerva las fibras

musculares viajando por la raíz anterior del NR y a través del nervio

periférico hasta el músculo que es el órgano blanco o efector. El

reflejo y el tono muscular desaparecen si se destruye cualquier parte

de ese arco.

El tono muscular normal tiene cierta elasticidad y cuando se estira

pasivamente un músculo moviendo una articulación se siente cierto

grado de resistencia. El tono muscular normal depende de la

integridad del arco reflejo monosináptico descrito antes y del control

superpuesto a él por los impulsos recibidos a través de los tractos

descendentes desde niveles supraespinales del SNC.

El movimiento voluntario es iniciado por el individuo, haciendo

contraer una serie de músculos diferentes con el fin de alcanzar un

objetivo (contracción muscular, acto motor, movimiento, gesto

técnico, etc). Éste concepto sugiere que, los tractos descendentes

que influyen en la actividad de las neuronas motoras inferiores están

dirigidos por la información recibida por los sistemas sensitivos: los

ojos, los oídos, los sentidos y los propios músculos y además, son

afectados por la información que ha sido almacenada en la memoria.

37

Las vías descendentes desde la corteza cerebral y el tronco

encefálico, es decir las neuronas motoras superiores, influyen en la

actividad de las neuronas motoras inferiores.

6. Terminaciones receptoras.

Un individuo recibe estimulos desde el mundo exterior y del interior

del cuerpo por medio de terminaciones nerviosas sensitivas

especiales o receptores, dichos estímulos se pueden clasificar en

cinco ejemplos:

- Mecanoreceptores: terminaciones que responden a una deformación

mecánica.

- Termoreceptores: terminaciones que están relacionadas con los

cambios de temperatura ya algunos responden al frío y otros al calor.

- Nocireceptores: terminaciones que funcionan ante cualquier

estímulo que produzca algún daño en el tejido.

- Receptores electromagnéticos: los conos y los bastones de los ojos

son sensibles a los cambios de intensidad y longitud de la onda de

luz.

- Quimioreceptores: terminaciones que responden a cambios

químicos asociados con el gusto y el olfato y a las concentraciones de

oxígeno y dióxido de carbono en la sangre.

Es omprescindible mencionar también a elementos importantes

como:

38

- Discos de Merkel: son receptores de tacto de adaptación lenta que

transmiten la información acerca del grado de presión ejercida sobre

la piel, por ejemplo cuando se sostiene una lapicera.

- Corpúsculos de Meissner: están ubicados en las papilas dérmicas de

la piel, especialmente en las palmas y las plantas del pie; son muy

sensibles al tacto y son mecanoreceptores de adaptación rápida.

- Corpúsculos de Ruffini: están ubicados en la dermis de la piel con

pelo. Es un mecanoreceptor de adaptación lenta de estiramiento, que

responde cuando se estira la piel.

6.1. Receptores Articulares

En la cápsula y los ligamentos de las articulaciones sinoviales pueden

ubicarse terminaciones sensitivas que proporcionan al SNC

información acerca de la posición y los movimientos de las

articulaciones, éstos son :

- Husos neuromusculares: se hallan en el músculo esquelético y

proporcionan información sensitiva en el control de la actividad

muscular.

- Husos neurotendinosos de Golgi: se hallan en los tendones

musculares directamente. Un aumento de la tensión muscular

estimula a los husos neurotendinosos, o lo mismo, que la percucion

de un tendón provoca impulsos nerviosos que llegan a la médula

espinal a través de las vías nerviosas aferentes, y la producción de

una respuesta que egresa por las fibras nerviosas eferentes y se

produce la contracción del músculo.

39

7. Formación Reticular y Sistema Límbico

La formación reticular o sistema reticular ascendente (SRA) como

su nombre lo sugiere, se asemeja a una red compuesta por fibras

nerviosas y núcleos (conjunto de neuronas o células nerviosas), ésta

red se extiende por el SNC desde la ME hasta el cerebro y está

situada estratégicamente entre las vías y núcleos mayoritariamente

en el tronco del encéfalo recibiendo aferencias de los sistemas

sensitivos. También posee fibras eferentes que descienden e influyen

sobre las células nerviosas en todos los niveles del sistema nervioso y

a través de muchas conexiones puede influir sobre la actividad

muscular esquelética, las sensaciones somáticas y viscerales, los

sistemas autónomos y endócrinos, e incluso sobre el nivel de la

conciencia.

El SRA se extiende desde la ME, a través del bulbo raquídeo, la

protuberancia anular, el mesencéfalo, el subtálamo, el hipotálamo y

el tálamo óptico y ésta red difusa se puede organizar en tres

columnas (mediana, lateral y medial) que contienen grupos altamente

organizados de células (núcleos) con neurotransmisores que pueden

influir en las funciones específicas del SNC.

El SRA se continúa con las interneuronas (entre la neurona aferente y

la neurona eferente) de la sustancia gris de la ME; mientras que hacia

arriba los impulsos llegan a toda la corteza cerebral. Un conjunto de

fibras también abandona la formación reticular para ingresar en el

cerebelo y muchas vías aferentes se proyectan hacia ésta desde casi

40

todo el SNC como los haces espinoreticulares, espinotalámicos y el

cordón posterior (haces gracilis y cuneado), y desde el cerebelo la vía

cerebeloreticular.

Múltiples vías eferentes se dirigen hacia el tronco del encéfalo y la

ME a través de los tractos reticulobulbares y reticuloespinales

conectándose con las neuronas ubicadas en los núcleos motores de

los NC y las células del asta anterior de la ME.

Las funciones del SRA son:

- Control del músculo esquelético a través de los haces

reticuloespinales y reticulobulbares.

- Provocan inhibiciones recíprocas, esto es, cuando se contraen los

músculos flexores, los extensores antagonistas se relajan.

- Control de las sensaciones somáticas y viscerales.

- Control del SNA.

- Control del sistema nervioso endócrino.

- Influencia sobre los relojes biológicos, importante en el

entrenamiento físico en relación al descanso, a las pausas de las

cargas físicas en relación al volumen e intensidad del entrenamiento,

etc.

El sistema límbico (SL) está involucrado con estructuras más allá

de la zona límite, en el control de la emoción, la conducta, la iniciativa

y la memoria; cuatro términos asociados estrechamente a

interminables aspectos de la Educación Física en general y básicos

para el desarrollo del movimiento, el acto motor, las funciones de los

músculos esqueléticos, etc. Presenta éste sistema, una vital

importancia en la concentración de los jugadores, deportistas en

general, para resolver situaciones de juego y estar compenetrados

con el juego o deporte, ya sean deportes colectivos o individuales.

Las estructuras límbicas incluyen los giros o circunvoluciones

subcallosas, el cíngulo y la formación del hipocampo de la corteza

41

cerebral, el núcleo amigdalino de los ganglios basales y los cuerpos

mamilares junto al núcleo talámico anterior del diencéfalo.

El álveo, la fimbria, el fórnix o trígono, el tracto mamilotalámico y la

estria terminal constituyen las vías conectoras del SL.

El hipocampo es una elevación curva de sustancia gris que se

extiende en toda la longitud del piso del cuerno inferior del ventrículo

lateral.

La superficie ventricular está revestida por epéndimo, por debajo del

cual se ubica una capa delgada de sustancia blanca llamada álveo

que consiste en fibras nerviosas que se han originado en el

hipocampo y convergen medialmente para formar un haz llamado

fimbria que se continúa con el pilar posterior del fórnix o trígono.

El hipocampo termina posteriormente por detrás del cuerpo calloso y

el núcleo amigdalino se llama así, por que se asemeja a una

almendra y se ubica por delante del cuerno inferior del ventrículo

lateral, en la profundidad del lóbulo temporal.

El hipotálamo es reconocido por muchos fisiológos como principal vía

eferente del SL; éste último a través del hipotálamo y sus conexiones

con la eferencia del SNA y su control del sistema endócrino puede

influir en muchos aspectos del comportamiento emocional, que

incluyen particularmente las reacciones del miedo, enojo y las

emociones asociadas con la conducta sexual.

42

43