of 860 /860

Cristo Raul · 2020. 3. 17. · Title: Historia de Roma. Libro III Author: Theodor Mommsen Keywords: Ensayo, Historia Created Date: 5/24/2018 12:46:59 AM

  • Author
    others

  • View
    2

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Cristo Raul · 2020. 3. 17. · Title: Historia de Roma. Libro III Author: Theodor Mommsen...

  • Lasguerraspúnicasabrenestesegundovolumen,enel que se describe el imparable avance de ladominación romana hasta las fronteras naturales deItalia,primero,yluegomuchomásallá,desdelaunióndelosEstadositálicoshastalasumisióndeCartagoydeGrecia.

    Mommsenno se limita a la narración cronológica deloshechosmilitares: suobjetivoes la reconstrucciónsistemática de la civilización romana, tanto laexplicación de su formidable expansión territorialcomo también el análisis de las relaciones entregobernantes y gobernados, las características delsistema económico de los romanos, las creencias ycostumbres,laliteraturayelarte.

    2

  • TheodorMommsen

    HistoriadeRomaLibroIII

    DesdelareunióndeItaliahastalasumisióndeCartagoydeGrecia

    ePubr1.1liete30.12.16

    3

    EDICIÓN DIGITAL

  • Títulooriginal:RömischeGeschichteTheodorMommsen,1856Traducción:AlejoGarcíaMoreno,1876

    Editordigital:lietePrimereditor:MacphistEditorcolaborador:Pepotem2ePubbaser1.0

    4

    Edicióndereferencia:Madrid,Turner,2003

    Conversiónapdf:FS,2018Edicióndigital:epublibre,2013

  • SuspiróentoncesmíoCid,depesadumbrecargado,ycomenzóahablarasí,justamentemesurado:«¡Loadoseas,Señor,Padrequeestásenloalto!Todoestome

    hanurdidomisenemigosmalvados».ANÓNIMO

    5

  • LIBROTERCERO

    DESDELAREUNIÓNDEITALIAHASTALASUMISIÓN

    DECARTAGOYDEGRECIA

    6

  • …Arduumresgestasscribere.

    SALUSTIO

    …¡Difícilcosaesescribirlahistoria!

    7

  • ICARTAGO

    LOSFENICIOSSUCOMERCIO.SUGENIOINTELECTUAL

    Aunque colocada entre los pueblos del antiguo mundoclásico,larazadelossemitashaquedadosinembargofuerade ellos.Esta tiene por centro elOriente,mientras que elmundo clásico tiene el suyo en el Mediterráneo. Por otraparte, a medida que la guerra o las emigraciones vanextendiendolasfronterasyarrojandolasnacionesunassobreotras, los indo-germanos y los sirios, los israelitas y losárabes se separan y alejan, obedeciendo al sentimientocrecientedesuheterogeneidad.Otrotantopuededecirsedelos fenicios ode lanaciónpúnica, esa ramade los semitasquesehaextendidohaciaeloestemásqueningunaotradesu raza. Tuvo por patria la zona estrecha situada entre elAsiaMenor,lasmontañasdelaSiriayelEgipto,laquesellamapropiamentehablandolallanuraoCanaán.Enefecto,tal era el nombre que ella misma se daba, y, hasta lostiempos del cristianismo, el campesino africano fuedenominadocanaanita.Paralosgriegos,latierradeCanaánera el país de la púrpura o la tierra de los hombres rojos(Φοίνικοι).Lositalianos,yaunnosotrosmismos,lallamanconstantementeFenicia.Porlodemás,estepaís,propioparalaagricultura,teníaantetodoexcelentespuertos,ymaderasy metales en abundancia. Sobre esas playas de muchas ycómodasradasconlasqueelcontinenteoriental,abundanteen todo género de productos, pone límite al vasto mar

    8

  • interior sembrado de islas, es donde se ha visto, quizá porprimera vez, nacer entre los hombres el movimientocomercial y tomar inmediatamente un vuelo inmenso.Losfenicios intentaron con audacia, inteligencia e inspiracióndarasucomercioyasusramasaccesorias,lanavegación,laindustria y la colonización, todo el desarrollo del que erancapaces,afindeunirelOrienteconelOccidentemedianteel lazode las relaciones internacionales.Desde los tiemposmás remotos los encontramos ya en la isla deChipre y enEgipto, en Grecia y en Sicilia, en África y en España, yhasta en las costas del Atlántico y del mar del Norte. SuimperiocomercialseextendíadesdeSierraLeonaylatierradeCornouailleseneloeste,hastalacostadeMalabar,eneleste.PorsusmanospasabaneloroylasperlasdelOriente,lapúrpuratiria, losesclavos,elmarfily laspielesdeleónyde pantera del interior deÁfrica, el inciensodeArabia, ellino de Egipto, el vidriado y los vinos generosos de laGrecia,elcobredeChipre,laplatadeEspaña,elestañodeInglaterra y el hierro de la isla de Elba. Las naves de losfeniciosllevanatodoslospuebloscuantopuedennecesitarocomprar. Recorren los mares pero vuelven siempre a supatria, con la que están perfectamente unidos, aunque susfronteras sean reducidas. Este pueblo ha merecido sercelebradoenlahistoriaalladodelosgriegosydeloslatinos.Sinembargo,tambiénenél,yquizámásqueenotropueblo,severificóelfenómenocaracterísticodelasépocasantiguas:el aislamiento de las fuerzas vivas de las naciones, aun enmedio de sus indiscutibles progresos. Por otra parte, nopertenecen directamente a la Fenicia esas creacionesgrandiosaseindestructiblesquehaproducidolarazaarameaenelorden intelectual.Encierto sentido, lacienciay la fehan sido desde un principio propiedad exclusiva de los

    9

  • arameos, y, en efecto, los pueblos indogermánicos las hanrecibidodeellos;sinembargo,esnecesarioreconocerquenilareligión,nilaciencia,nilasartesdelaFeniciahantenidojamás un lugar independiente dentro de esta civilización.Sus mitos religiosos están desprovistos de toda belleza; suculto despierta y desarrolla las pasiones de la lujuria y losinstintosdelacrueldad,envezderefrenarlos.Yaúnmás,sinos limitamos a las épocas en que resplandece la verdadhistórica,enningunaparteencontramosvestigiosdelamásinsignificante influencia de la religión puramente feniciasobre lasde losdemáspueblos.Menos aún existenhuellasdeunaarquitecturaydeunaplásticanacionalesquepuedancompararse,noyaconlasdelasilustresmetrópolisdelarte,sinoalmenosconelarteitaliano.Lamásantiguapatriadelasobservacionescientíficas,ellugardondeporprimeravezfueron practicadas y se las consideró como cosa de algúnvalor, fue Babilonia, en la región del Éufrates. Allí seestudió por primera vez, según parece,[1] el curso de losastros; allí también sedistinguierony anotaron los sonidosdel lenguajehablado, y empezóelhombreameditar sobrelas nociones del tiempo y del espacio, y sobre las fuerzaspoderosas y activas de la naturaleza. Allí, en fin, seencuentran restos de los más antiguos monumentos de laastronomía,delacronología,delalfabeto,delospesosydelas medidas. Los fenicios sacaron un gran partido para suindustria de las obras artísticas de Babilonia, en extremonotables.También para la navegación se aventajaron de laastronomíade estepueblo; ypara su comercio, en cambio,de la escritura y del sistema de pesos y medidas de losasirios.Cabedestacarquelosfeniciosasuveztransportaronmuy lejos todos los gérmenes fecundos de la civilizaciónjuntamente con sus mercancías. Pero nada demuestra que

    10

  • hayan jamás sacado de su propio fondo, por decirlo así, elalfabeto ni ninguna otra de las grandes creaciones delespírituhumano.¿Sediráacasoqueloshelenoshanrecibidode ellos muchas nociones religiosas y científicas? Puedesuceder,pero,aunenelcasodequeselashayanllevadolosfenicios,hasidomássemejantealgranodetrigoquecaeporcasualidad del pico de un ave, que a la semilla inteligenteesparcida por la mano del labrador. No tenían, ni conmucho,elgeniocivilizadorydeasimilaciónde lospueblosconquienessepusieronencontacto,nieldeloshelenosnieldelositalianos.Enlospaísesconquistados,porejemplo,los romanos ahogaron las lenguas indígenas; el ibero y elceltafueronreemplazadosenadelanteporel idiomalatino.Los bereberes del África, por el contrario, hablan aún ennuestrosdíaslalenguaquehablaronentiemposdeHannonydeloshijosdeBarca.

    SUGENIOPOLÍTICO

    Peroaquellode loqueprincipalmentecarecen los fenicios,el rasgo común que distingue notablemente a todos lospueblos de raza aramea de la familia indoeuropea, es delgenio político que funda las sociedades y hace que segobiernen a símismas en el senode una libertad fecunda.En tiempos de lamás brillante prosperidad de Sidón y deTiro, elpaís fenicio viene a ser lamanzanade ladiscordiaentre los pueblos establecidos en las riberas delÉufrates ydelNilo.Undíaestásujetoa losasirios;al siguiente,a losegipcios. Con la mitad de los recursos de este pueblo lasciudades griegas hubieran establecido sólidamente su

    11

  • independencia. No obstante, los hombres de Estado deSidónerangentesmuyexpertasycalculabanloquehabríanperdidosileshubierancortadoloscaminosdelascaravanasen Oriente y cerrado los puertos egipcios. Ante estopreferían cien veces un pesado tributo; valíamás pagar losabrumadoresimpuestosexigidosporNíniveoporMenfis,eirconsusflotasasostenercombatesentodoslosmaresporcuenta de sus reyes soberanos. Así como en su país losfeniciosaceptabanelyugodeunseñor,tampococambiaronlas tranquilasprácticasdelcomerciopor losbazaresdeunapolítica ambiciosa. Sus colonias fueron grandes mercados:llevarsusmercancíasalosindígenasyexportarlosproductosdeestos,¡heaquísugrannegocio!Nosecuidaron,pues,deocupar vastos territorios en los países lejanos, y deconsagrarse en ellos a las largas y difíciles tareas de laverdaderacolonización.Lesrepugnabalaguerrainclusoconsus mismos rivales, de tal forma que permitieron casi sinresistenciaqueselosexpulsedelEgipto,laGrecia,laItaliayla Sicilia occidental. En los días de las grandes batallaslibradastiempoatrásenlasaguasdelMediterráneo,haciaeloeste,enAlalia,porelaño217(537a.C.),yenCimea,porelaño280(474a.C.)(volumenI, librosegundo,pág.343),los etruscos sintieron, más que los fenicios, el peso de lalucha contra los griegos, sus comunes adversarios. Si laconcurrencia comercial se hace inevitable, buscan el mejoracomodamiento posible, pero nunca, por ejemplo,intentaránlaconquistadeMasaliaodeCerea,ymenosaúnsugeniolosconduciráaemprenderguerrasofensivas.Enlosantiguostiempos,solounavezfueronlosprimerosentomarlas armas, cuando partieron de las costas de África y searrojaronsobrelaSicilia.Peroaunenestaocasiónobraban

    12

  • comosúbditosobedientesdelgranrey,y,paranotenerquetomar parte directa en la gran invasión persa, marcharoncontra losgriegosoccidentales.Yahemosvisto(volumen I,libro segundo, pág. 343) que en los mares occidentaleshallaron a Gelon, el tirano de Siracusa, que los derrotócompletamente en la batalla deHimera, almismo tiempoquesushermanosdeLibiafuerondestruidosal ladodelospersas en el combate naval de Salamina. Sin embargo, lacobardía y la irresoluciónno eran vicios arraigados en estepueblo. Necesitan un gran valor el capitán que manda unbuque de guerra y el navegante que se lanza por maresdesconocidos; y sabido es que entre los fenicios habíamuchos y excelentes marinos. Se dirá que no tenían ni lapersistencianilaenergíaexclusivadelsentimientonacional,pero ya sabemos que, por su parte, los arameos sedistinguieron por la obstinación indomable de su genio.¿Qué pueblo entre los indogermanos podría comparárselesen este aspecto? ¿No nos ha sucedido a nosotros mismospreguntarnos si estaban quizá sobre la naturaleza humanaesos endurecidos semitas que armándose de todo sufanatismo,oderramando su sangre a torrentes,han sabidoresistir hasta el fin los atractivos de la civilización griega ylosmediosdecoaccióndelosdominadoresprocedentesdeleste o del oeste? Sentimiento profundo de la raza y amorardientealapatria,talesfueronlasvirtudesdelosfenicios.Sin embargo, no tuvieron entre ellas el sentido político, yesteeselrasgoesencialdesucarácter.Lalibertadnotienepara ellos su ordinario atractivo y no aspiran a ladominación. Para emplear el lenguaje de la Biblia, «vivencomoacostumbradoslossidonios,sinningúntemor,enpazytranquilos,einmensamentericos».[2]

    13

  • CARTAGO

    Entrelosestablecimientosfenicios,losquemásrápidamenteprosperaronfueronsindudalosfundadosporlostiriosylossidoniosen lascostasde laEspañameridionalydelÁfricaseptentrional. Ni el brazo del gran rey, ni la peligrosaconcurrencia de las marinas griegas podían alcanzarlos enEspaña; y, por otra parte, los indígenas que aquíencontraron fueron para ellos lo que los indios de lasAméricas para los europeos después. En estos paísesfundaronnumerosasyflorecientescolonias;peroentretodassobresalió la ciudadnueva o (Carthada, Carthago), como lallamabanlosoccidentales.Edificadaconposterioridadalasdemásciudadesfeniciasdelpaís,parecequeenunprincipiohabía estado bajo la dependencia de Utica, su vecina y lamás antigua de las colonias líbicas. Después, gracias a suadmirable situación y a la inteligente actividad de sushabitantes,superóatodoslosestablecimientosocoloniasdela costa, y hasta se sobrepuso a la madre patria. Cartagoestabaasentadanolejosdeladesembocadura,desviadaenlaactualidad, del Bagradas (el Medgerda), río que atravesabalasregionesdelÁfricaseptentrional,muyricasentoncesencereales. La ciudad estaba en una altura fértil, cubierta deolivares y de naranjos, y aún en nuestros días permanecepoblada por numerosas casas de campo. Por un lado, elterreno desciende suavemente hacia la llanura; por otro,avanzaenformadepromontoriohastaelmarquelorodea,enelcentromismodelgolfoextensodeTúnez,yformaunpuertomagnífico,quelanaturalezahaproporcionadoaestaregióndeÁfrica.Sugransenoofreceunseguroanclajealasmásgrandesnaves,yelaguadulcedesciendehastalamismaribera. Por tanto, la agricultura y el comercio hallan allí

    14

  • reunidas las más favorables condiciones.[3] Como coloniatiria,Cartagofuelaplazamásimportantedecomercioqueposeyeron los fenicios; y, cuando fue conquistada por losromanos, llegó a ser la tercera ciudad del Imperio apenassalió de sus ruinas.Hoy, en fin, las ventajas del lugar sontales,queexisteallíunaciudadquecuentaconmásdecienmilhabitantes,aunquepeorsituadaypoblada.LaposicióndeCartagoyelgeniodesushabitantesexplicanporsísolossuprosperidadagrícola,mercantileindustrial.Pero¿cómoypor qué medios había podido este establecimiento fenicioconvertirse en centro capital de un imperio, cuando estepueblo no había podido fundar otro análogo en partealguna?Lacuestiónpideymereceunarespuesta.

    CARTAGOALACABEZADELOSFENICIOSDEOCCIDENTEENSULUCHACONLOSGRIEGOS

    Abundan las pruebas de que en Cartago los feniciossiguieron la misma política de paz que en todas partes.Hastaenlostiemposdesumayorpujanza, loscartaginesespagaronaunpueblodebereberesindígenas(losmaxitanosomazicos) la renta del terreno que ocupaba su ciudad.Separados como estaban del gran rey por el mar y losdesiertos, y aunque no tenían nada que temer de lasmonarquíasdelOriente,reconocieronsusoberaníanominaly hasta les pagaron tributo en ocasiones, para asegurar lafacilidad de sus relaciones mercantiles con Tiro y con lasregiones orientales. Pero, a pesar de tanta docilidad yflexibilidad, llegó un día en que la fuerza de las cosas lesimpusounapolíticamásviril.Lasemigracionesgriegasibanextendiéndoseporeloeste.Losfenicios,queyahabíansido

    15

  • arrojados de la Grecia y la Italia, iban también a verseexpulsados de Sicilia, España y Libia, si no luchaban yponíanundiqueparasujetarlainvasión.Conlostraficantesgriegosnoerasuficienteunasumisiónmásomenosefectiva,comohubierabastadoconelgranrey;porotraparte,elpagodeuntributonosalvabasucomercionisuindustria.YalosgriegoshabíanfundadoMasaliayCirene,yocupabantodala Sicilia oriental; había sonado, pues, la hora de laresistencia a todo trance. Los cartagineses tomarondecididamente su partido. Después de largas y empeñadasguerras, encerraron a los de Cirene en sus límites, y enadelanteelhelenismonopudofijarsuplantaalotroladodeldesierto de la Tripolitana. Con la ayuda de Cartago, losfenicios establecidos en el extremo de la Sicilia occidentaltambién llegarona rechazar lasagresionesde losgriegos,yentrarondebuengradoenlaclienteladelapoderosaciudadfundada por sus compatriotas (volumen I, libro primero,pág. 170).En el siglo II de Roma (de 654 a 554 a.C.) escuando ocurrieron estos acontecimientos que aseguraron alos fenicios su supremacía en losmares sudoccidentales, almismo tiempo que Cartago, cuyos esfuerzos y armas lodecidieron todo, se puso naturalmente a la cabeza de sunación, y con lasnecesidadesde sunuevaposición cambióradicalmente de política.Como ya no era simplemente ungran establecimiento de comercio, le resultaba necesariofundarunimperioenLibiaydominarsobreunaporcióndelMediterráneo,y,enconsecuencia,sededicóaelloconvigor.Parallevaracabosutareaencontróunpoderosoauxilioenlosmercenariosqueacudíandetodaspartes.Laprofesióndesoldadoaventurero,quenohallóecoenGreciahastaelsigloIV a.C., se practicaba en Oriente desde la más remota

    16

  • antigüedad,sobretodoentreloscarios,yquizátambiénentelos fenicios. Gracias a los condottieri, los enganchesverificados en el extranjero convertían la guerra en unaespeciede especulación comercial, a loque se acomodaronfácilmentelosfeniciosdeÁfrica.

    IMPERIOAFRICANODECARTAGO.LOSLIBIOS

    A consecuencia de los acontecimientos exteriores,Cartagose vio obligada a modificar su situación y su conducta enÁfrica. Si en un comienzo solo poseía el suelo a título dearrendamiento o a título precario, luego se hizoconquistadoraypropietaria.Haciaelaño300deRoma(454a.C.)susmercaderesseemanciparondelarentaquehabíanpagadohastaentoncesalastribusindígenas,ycomenzaronaejercerlaagriculturaengranescala.Entodoslostiemposlos fenicios habían empleado gustosos sus capitales en laagricultura y cultivado sus vastas posesiones, no por símismos, sinopor esclavoso trabajadores a jornal.Ya cercadeTiroentrabanlosjudíosengrannúmeroalserviciodeloscomerciantesdelaciudad.

    Loscartaginesespudieronasuvezsometerelsuelofértilde la Libia a un sistema muy análogo al de las modernasplantacionescoloniales.Labraban la tierra losesclavos,queenciertosdominiosascendíanaveintemil.Nocontentaconesto, Cartago se apoderó de todas las ciudades deimportancia de las tribus circunvecinas. (Las tradicionesagrícolasdeloslibioseranmuyanterioresalallegadadeloscartaginesesasuscostas,yprocedíansindudadelEgipto.)Dominadosporlafuerzadelasarmas,loscampesinoslibres

    17

  • fueron reducidos a la condición de fellahs tributarios queentregaban a sus señores la cuarta parte de los frutos, ysuministraban al ejército cartaginés los contingentes de unreclutamiento regular. Por lo demás, como la lucha en lasfronteras con las tribus pastorales (νόμαδαζ) seperpetuaba,seestablecióunalíneadepuestosavanzadosqueaseguró la tranquilidad de la zona interior. Los nómadas,finalmente,fueronrechazadospocoapocohastaeldesiertoolamontaña;otrosreconocieronlasoberaníadeCartago,lepagarontributoyleenviaronsoldados.

    Entiemposdelaprimeraguerrapúnica,fueconquistadaTheveste(Tevesa,cercadelasfuentesdelMedjerda),lagranciudad de los indígenas. En adelante, todos estos libiosfueron comprendidos en los documentos públicos bajo ladenominaciónsiguiente:Lasciudadesypueblosdelossúbditos.Lasciudadeseranlosduarsoaldeassujetas;lospuebloseranlosnómadasquesufríanlasoberaníadeCartago.

    LOSLIBIOFENICIOS

    Todos los fenicios establecidos en África, los libiofenicioscomoselosllamaba,sereconocieronenseguidasusvasallos.Loslibios,porunlado,habíansalidotiempoatrásyfundadounamultituddecoloniasenlapartenoroestedelacostadeÁfrica; colonias generalmente importantes, puesto quesabemos que en una sola ocasión se enviaron tres milcolonos a las costas del Atlántico. Los fenicios, por otrolado, procedentes de la madre patria asiática, habíanocupado las costas de la actual provincia deConstantina ydel Beylickato de Túnez. Entre sus ciudades se contaban

    18

  • Hipona (Hippo regius, más tarde; hoy, Bona); Hadrumete(Susa); laPequeñaLeptis (Lepta, al sur de Susa), segundaciudad de los fenicioafricanos; Thapsus (Demsas, en lamisma situación), y la Gran Leptis (Levedath, no lejos deTrípoli). ¿Se habían sometido voluntariamente todas estasciudades para hallar enCartago una defensa contra los deCirene y los númidas, o por el contrario habían sidoreducidasporlafuerza?Seignoracompletamente.Loúnicoqueconseguridadsesabeesqueentodoslosactosoficialesfigurabancomosujetas,yquehabíantenidoquederribarsusmurallas y mandar sus contingentes al ejército cartaginés.Esto no quiere decir que estuviesen obligadas a unaconscripciónregularniaunimpuesto,sinosimplementequeteníanquesuministrarunacifradeterminadadehombresydinero.LaPequeñaLeptis, por ejemplo, daba cada año laenormesumade365talentos.Además,entreestasciudadesy Cartago había comunidad de derecho civil y dematrimonios.[4]SoloUticahabíapermanecidolibre;soloellahabíaconservadosusmurallasysuindependencia,notantopor efecto de su fuerza real como por una especie desentimientoderespetodepartedeCartagohaciasuantiguaprotectora. Enteramente diferente de los griegos, tancélebres por su indiferencia olvidadiza, los feniciosrespetaban en alto grado semejantes recuerdos. En susrelaciones con el extranjero se las ve siempre estipular ocomprometerse juntas a Utica y a Cartago, lo cual no leimpedía a la ciudad nueva ejercer una indisputablehegemonía sobre su vecina. Así pues, el oscuroestablecimiento tirio sehabíaconvertidopocoapocoen lacapital de un vasto imperio norafricano. Sus posesionesllegaban por el oeste desde el desierto de laTripolitana almarAtlántico,yconfrecuencianohacíanmásqueocupara

    19

  • medias la extensa zona de las costas (Marruecos y Argel);por la parte del este se dirigían constantemente al sur, yavanzabanporelinteriorhastalasricasprovinciasdeTúnezyConstantina.«Loscartagineses—diceunescritorantiguo—, de tirios que eran en un principio, se convirtieron enlibios.» La civilización fenicia dominaba absolutamente enLibia, de la misma forma que la civilización griega habíaconquistadodespuésdeAlejandroelAsiaMenorylaSiria.Enlatiendadelosjequesnómadassehablabayescribíaenfenicio, y la población indígena mostraba su primera eincompleta cultura haciendo del alfabeto fenicio elinstrumentodesulengua.[5]Encuantoadesnacionalizarlosporcompleto,aconvertirlosenfenicios,noentrabanienlaintenciónnienlapolíticadeloscartagineses.

    Esimposibledeterminarlaépocaenquesuciudadllegóa ser definitivamente la capital de la Libia, pues estarevolución fue haciéndose lentamente. El escritor queacabamosdecitarconsideraaHannoncomoelreformadordesunación.SisetrataaquídeHannon,elcontemporáneode la primera guerra púnica, este no ha podido hacermásque poner la última piedra del vasto edificio, cuyaconstrucciónsehaverificadosindudaduranteeltranscursodelossiglosIVyVdeRoma.

    Cosa notable: al mismo tiempo que Cartago ibaaumentandosuprosperidadygrandeza,lasgrandesciudadesfenicias de la madre patria iban decayendo; Sidón y Tiro,sobretodo,novolvieronaconocerdíasprósperos.Acosadaspor las disensiones intestinas y por las calamidades queveníandefuera,enelprimersiglodeRomasucumbieronalos golpes de Salmanasar; en el siglo II, a los deNabucodonosor, y en el siglo V, a los de Alejandro de

    20

  • Macedonia. Ante esta situación las familias nobles, lasantiguas casas comerciales de Tiro, acudieron en grannúmero a pedir paz y seguridad a la ciudad hermana queflorecíaenÁfrica,ylellevaronelrefuerzodesuinteligencia,de sus riquezas y sus tradiciones. Cuando los fenicios sepusieronencontactoconRoma,Cartagoseconvirtióenlagran ciudad del mundo canaanita, como Roma era laprimeraentrelasdelmundolatino.

    PODERMARÍTIMODECARTAGO

    Pero el poder continental de Cartago en África apenasconstituía la mitad de su fuerza; por este mismo tiempofundótambiénunimperiomarítimonomenosgrandioso.

    ESPAÑA

    EnEspaña, la antigua factoría tiriaGades (Cádiz) era porentonces el principal establecimiento, pero a la vez seextendíaporelesteyeloesteuna largacadenadecoloniascomerciales,yenelinteriorCartagoposeíatambiénmuchasminasdeplata.Ensuma,teníaensupoderAndalucíay laactualprovinciadeGranada,oporlomenossuscostas,puesni siquiera intentó conquistar terreno alguno en el interiorpertenecientealasbelicosasnacionesindígenas.Lebastabacon poseer los tesoros que ocultan las laderas de lasmontañas y tener puntos de escala para su comercio y suspesquerías,yesallídondeúnicamentesetomabaeltrabajode luchar contra los pueblos inmediatos. Se supone que

    21

  • todasestasposesioneserantirias,másquecartaginesas,yesprobable que Gades no se contase entre las ciudadestributarias. Sin embargo, al igual que todos los demásestablecimientos fenicios de Occidente, las coloniasespañolasfueronsucesivamenteabsorbidasporlahegemoníadelaciudadafricana.UnapruebadeestoveoenlosauxiliosenviadosdeÁfricaalosgaditanoscontralosindígenas,yenlascoloniasquefundóCartagomásalládeGades,aúnmásal oeste. Por el contrario, Ebusus (Ibiza) y las Baleareshabíansidoocupadasdesdemuchotiempoatrás,yaparalapesca,yacomopuestosavanzadoscontralosmasaliotas,conquienes sostenían «en estas regiones» constantes yencarnizadoscombates.

    CERDEÑA

    En el siglo II de Roma, hallamos ya a los cartaginesesestablecidostambiénenCerdeñaexplotandosusrecursos,delamismaformaqueexplotabanlasriquezasdelaLibia.Así,mientrasquelosindígenasfueronabuscarenlasmontañasdelinteriordelaislaunasilocontralaesclavitud,asícomoen África los númidas se habían refugiado en el grandesierto, los fenicios fundaron Caralis (Cagliari) y otrasimportantes colonias, y comenzaron a cultivar sus fértilescostastrayendoaellaslabradoresafricanos.

    SICILIA.IMPERIOMARÍTIMORIVALIDADCONSIRACUSA

    22

  • EnSicilia,dondeelestrechodeMessinaylamayorpartedelaregiónorientaldelaislahabíancaídodefinitivamenteenpoderde losgriegos, los feniciosposeían,conelauxiliodeCartago, las Egates,[6] Melita, Gaulos, Cossyra (Malta,GozzoyPantelaria)yunaporcióndeislasmáspequeñas.Lacolonia de Malta era entre ellas la más floreciente.Ocupaban también toda la costadeloeste ynoroestede laisla con Motia y Lilibea (Marsala). Después conservaroncomunicaciones fáciles con África y con Cerdeña porPanormo(Palermo)ySoloeis.Loselimios,lossicanosylossículos, que eran los indígenas, vivían acantonados en elinterior. Como los griegos ya no podían extender susdominios, sehabía establecido entre ellos y sus rivales unaespecie de inteligencia y de paz, que fue rota solo por unmomentohaciaelaño274(480a.C.),cuando,ainstigaciónde los persas, los cartagineses atacaron de nuevo a loshelenos. Después de esta tentativa, la paz duró hasta laexpedicióndelosateniensesaSiciliaocurridaentrelosaños339y341(415a413a.C.).Cadacualsoportabaasuvecinode buena o mala gana y se contentaba con sus antiguasconquistas. Por otra parte, cabe destacar que, por másimportantesquefuesenensímismastodaslasposesionesdeCartago, tenían un valor muy superior consideradas comosostén de su poder marítimo. Dueños de la parte sur deEspaña,delasBaleares,delaSiciliaoccidentalydeMalta,impidiendo los progresos de la colonización griega en lacostaorientaldeEspaña,enCórcegayenlasregionesdelasdos Sirtes; y, por último, establecidos ya en la riberaseptentrionaldeÁfrica,loscartagineseshabíanconvertidoelmar circundante en mar cerrado (Mare Clausum), ymonopolizaban los estrechos occidentales. Las demásnacionessoloerancopartícipesconellosenlosmaresgalosy

    23

  • tirrenos.Sinembargo,semejanteestadodecosassolopodíasubsistirmientraslasfuerzasdelosgriegosydelosetruscoscontinuasen equilibradas. Contra los demás concurrentes,Cartagohizo inmediatamente alianza con los tirrenos, queeran rivales menos peligrosos para ella. Por lo demás,después de la caída de los etruscos, que la colonia tiria nohabíahechonadaporimpedir,comosucedesiempreenesaespecie de coaliciones forzosas, y después del fracaso de lavasta empresa de Alcibíades contra Siracusa, esta últimaocupó sin disputa el primer puesto entre las potenciasgriegas marítimas. A su vez, los señores de SiracusaaspiraronadominartodalaSiciliaylaItaliameridional,losmares Tirreno y Adriático, y, en consecuencia, loscartaginesessevieroninmediatayviolentamenterechazadosenlapolíticaenérgicaquehabíanemprendido.Hubolargosy empeñados combates entre aquellos y su poderoso rivalDionisioelMayor(406a365a.C.),cuyoprimerresultadofue la ruina o la decadencia de las pequeñas ciudadessicilianas que habían tomado parte por los africanos o porSiracusa.Laislaquedódivididaendospartes,yperteneciópor mitad a ambos rivales. Las ciudades más florecientes,Selinunte,Agrigento,Himera,GelayMessinahabíansidoarrasadas por los cartagineses en medio de las másencarnizadas luchas. Dionisio, insensible a semejantesdesastres, aun cuando todo el edificio de la colonizaciónhelénicaseabríaydesmoronaba,seapresuróasacarventajasdeello.PuestoalacabezadesusmercenariosreclutadosenItalia,enlasGaliasyenEspaña,creyóquesutiraníaestabamás segura reinando en adelante sobre campos desiertos osobrecoloniasmilitares.ElgeneralcartaginésMagónhabíaquedado victorioso definitivamente en Cronion en el año371(383a.C.).Porlapazestipuladaaconsecuenciadeeste

    24

  • triunfo, Cartago se apoderó de las ciudades griegas deThermæ (Himera la Vieja), Egesta, Heráclea Minoa,Selinunte y una parte del territorio agrigentino hasta elHalicus.Estapaznopodíaserduraderaentrelosdosrivalesque se disputaban la isla; ambos acechaban una ocasiónoportuna para ver cuál de ellos arrojaba primero a sucontrario. En cuatro ocasiones, los cartagineses invadierontodalaSiciliaexceptoSiracusa,cuyosmurosdesafiabansusesfuerzos; fue en tiempos de Dionisio el Mayor (360 deRoma), deTimoleón (410), deAgatocles (445) y dePirro(476).Porsuparte, lossiracusanossecreyeronotras tantasveces,guiadosporgeneralesexperimentadoscomoelmismoDionisio,AgatoclesyPirro,en lasvísperasdearrojarde laislahastaelúltimoafricano.Sinembargo,Cartagocadadíaiba adquiriendomás supremacía, y sus ataques se sucedíande un modo regular, no con la persistencia y claridad demirasconqueRomasedirigíaasufin,perosícombinadosde muy diferente modo y mucho más enérgicos que ladefensadelosgriegosensuciudad,presadelaperplejidadyde los desórdenes de los partidos. Los cartagineses teníanderechoaesperarparasuempresaunéxitofavorable,apesarde la peste y de los condottieri extranjeros. Ya se habíadecidido por mar la victoria a su favor (volumen I, librosegundo,pág.414),yPirrohabíahechoenvanounsupremoesfuerzopararesucitar lamarinasiracusana.Enadelanteseenseñorean las naves cartaginesas de todos los maresoccidentales, y, al verlos atacar Siracusa, Rhegium yTarento,secomprendeloquepuedeyquierehacerCartago.Al mismo tiempo aseguran con exquisito cuidado elmonopolio de todo el comercio, tanto con el extranjerocomo entre sus propios súbditos, y no vacilan nunca en

    25

  • recurrir a la violencia si esta les asegura el éxito. Uncontemporáneodelasguerraspúnicas,Eratóstenes(de479a560deRoma),elpadrede lageografía,declaraquetodanave extranjera que navegaba hacia Cerdeña o hacia elestrecho deGades era irremisiblemente echada a pique, silos cartagineses llegaban a apoderarse de ella. DebenrecordarseademáslostratadoshechosconRoma.Enelaño406(348a.C.),loscartagineseshabíanabiertolospuertosdeEspaña, Cerdeña y Libia a los mercaderes romanos; en el448(306a.C.),encambio,loscerraronatodos,aexcepcióndel de Cartago (volumen I, libro segundo, págs. 436 ysiguientes).

    CONSTITUCIÓNCARTAGINESAELCONSEJOOSENADO.LOSFUNCIONARIOS

    Aristóteles, que murió unos cincuenta años antes delcomienzo de la primera guerra púnica, nos pinta laconstitución deCartago comohabiendo pasado del estadomonárquico a la aristocracia, o más bien a la democraciatemplada por la oligarquía, y le da esos dos nombres a unmismotiempo.[7]ElgobiernohabíapertenecidoalConsejode losAncianosoSenado,queestaba compuesto, como laGerusiadeEsparta,pordosreyesanualesdesignadosporelpueblo y veinticuatro gerusiastas nombrados anualmente,quizá también por el mismo pueblo. A este Senado lecorrespondía el derecho de arreglar y tratar todas lascuestiones importantes: los preparativos para la guerra, laslevas y los reclutamientos, por ejemplo, eran dispuestos ydirigidos por él. Nombraba al general del ejército, y leagregaba cierto número de gerusiastas, entre los que se

    26

  • reclutaban los oficiales que estaban bajo sus órdenesinmediatas; por último, recibía todos los despachos delEstado.Sedudadequealladodeesteconsejotanreducidohayahabidootromásnumeroso;entodocaso,habrátenidomuy poca autoridad. Los reyes no tuvieron tampoco máspodero influenciaque losdemás;simplementesesentabancomograndes jueces, yhasta se lesdio con frecuencia estemismo nombre (schofeth, sufetes, pretores). Los generalesteníanmuchomáspoder.Isócrates,contemporáneotambiéndeAristóteles,refierequeloscartaginesesvivíanentresíenuna especie de oligarquía, pero que en el ejércitopredominabalaorganizaciónmonárquica.Deestemodoescomolosescritoreslatinoshanpodido,conrazón,compararlas funciones del general cartaginés con las del dictadorromano.Sinembargo,estadictaduraestabamitigadaporlapresenciadelosgerusiastas,comisariosdelSenado,yporlaobligación,desconocidaenRoma,dedarunaseveracuentaal salir del cargo. Pero no tenía término fijo, y en esteaspectosedistingueesencialmentedelamonarquíaanualoconsulado, con el que Aristóteles se guarda muy bien deconfundirla.Porúltimo,loscartaginesespracticabanavecesla acumulaciónde funciones, y se ve, sinque esto llame laatención, que un mismo hombre es a la vez sufete en laciudadygeneralalacabezadelejército.

    LOSJUECES

    PorencimadelaGerusiaylosfuncionariossupremosestabaelConsejodelosCientoCuatro,omejordichoelConsejode los Ciento, o de los Jueces, verdadera ciudadela de la

    27

  • oligarquía cartaginesa. En un principio no existieron, sinoque salieron de la oposición aristocrática, semejantes a loséforos espartanos, a título de reacción contra el elementomonárquico que se manifestaba en el seno de lasinstituciones.Lavenalidadde loscargosyelcortonúmerode ciudadanos llamados a tomar parte en las funcionessupremas hacían posible el peligro.De hecho, una familiamáspoderosaquelasdemásporsuriquezaylagloriadelasarmas,lafamiliadeMagón(volumenI,librosegundo,pág.341), parecía dispuesta a apoderarse del gobierno de losnegociostantoentiemposdepazcomodeguerra,ytambiénde la administración de justicia. Fue necesario conjurar elpeligro;deaquílareforma,contemporáneasindudaaladelos decenviros romanos, y la creación del nuevo cuerpo delos jueces.Todo loquesabemosdeestose reduceaque laentrada en los Ciento Cuatro estaba subordinada a lacondición de haber previamente ejercido la cuestura. Sinembargo, para ser admitido entre ellos, el candidatonecesitaba además ser elegido por lo que Aristótelesdenominaba los pentarcas (quinquenviros), que sereclutaban entre aquellos. Por lo demás, aunque los jueceserannombradossoloporunaño,supieronhacerquese lesprorrogase el plazo de duración de sus funciones, y aunconseguirque fuesenvitalicias,por locual losgriegosy losromanos los designan frecuentemente con el nombre desenadores. Cualesquiera que fuesen sus atribuciones dedetalle, punto oscuro para nosotros, los altos magistradosconstituían en su esencia un cuerpo completamenteoligárquico,formadoporunaprevisoraaristocraciayelegidode su propio seno. Citemos un hecho característico: enCartago, al lado del baño público destinado a los simples

    28

  • ciudadanos estaba el de los jueces. La principal misión deesta especie de jurado político era hacer que el general lerindiesecuentasdelosasuntosdelaguerra;pero,encasodefalta, también eran citados ante ellos los sufetes y losgerusiastas a la salida del cargo. Los jueces, despiadados ycrueles en suderechode sentencia arbitraria, enviaban confrecuenciaalacusadoal suplicio.Comosucedesiempreallídonde el poder ejecutivo está colocado bajo una efectivavigilancia,elcentrodelpoderestabafueradesudominio,ydelcuerpocomprobadopasóalcomprobante.Porunefectonatural, ibamezclándose este cada vezmás en los asuntosadministrativos:laGerusiallegóaentregarleslosdespachosdeEstadomásimportantesantesdenotificarlosalpueblo,ymuyprontoloshombresdeEstadoylosgeneralesquedaroncomo paralizados en los consejos de la ciudad y en loscampos de batalla, ante la amenaza de un juicio sobre elbuenomaléxitodesusnegocios.

    LOSCIUDADANOS

    Si bien en Cartago el pueblo no estaba reducido a asistirpasivamente a los actos públicos del gobierno —como síocurríaenEsparta—,nohagozadosinembargodemuchamás influencia. En las elecciones para el cargo degerusiastas, lo hacía todo la corrupción electoral. Si setrataba de elegir un general, el pueblo era efectivamenteconsultado,peroenrealidadlaelecciónhabíasidohechayaporladesignacióndelosgerusiastas.Porlodemás,soloseloconsultaba cuando el Consejo de la Gerusia lo estimabaconveniente,osihabíadesacuerdoensuseno.Noexistían,

    29

  • por último, tribunales populares. Semejante insignificanciapolíticaporpartedelpuebloteníasindudasuorigenensuorganizaciónmisma.Inclusoesposiblequelasasociacionesdecomidasencomún(comoselasllamaba),muyparecidasa los phiditias lacedemonios,[8] no fuesen más quecorporacionesexclusivasyoligárquicas.Decualquiermodo,vemos que siempre se distinguía entre los ciudadanospropiamente dichos y los artesanos y jornaleros, de dondepuede concluirse que a estos últimos se los considerabacomodebajacondición,ysinningúnderecho.

    CARÁCTERDEESTACONSTITUCIÓN

    Reunamos estos rasgos dispersos. La constitucióncartaginesa pone el gobierno enmanos de los ricos, comosucede en toda ciudad donde no hay clasemedia y que secomponedeunaplebeurbana,pobreyviviendoaldía,ydeuna clase de grandes traficantes, ricos plantadores y altosfuncionarios.EnCartagoseteníalacostumbrededevolveralos ricos sus bienes, cuando habían caído o se habíanempobrecido,aexpensasdesussúbditos.SelosenviabaalasciudadesdelImperioa títuloderecaudadoresde tributosyprestaciones, signo infalible de corrupción en todaoligarquía.EsverdadqueAristótelesveenestolacausadela solidez probada de las instituciones cartaginesas.Convengoenquehastaeltiempodeesteilustrefilósofonohubiese ocurrido en Cartago ninguna revolución quemereciese este nombre. La muchedumbre carecía de jefes.La sabia oligarquía de los ricos tenía siempre ventajasmateriales que ofrecer al que se mostrase inteligente,

    30

  • ambiciosoyactivo;yconrespectoalaplebe,seletapabalabocaconlasmigajasdepanarrojadasenrecompensadesuvotoenlaselecciones,yqueenrealidaderanlassobrasdelamesade los ricos. Se concibequebajo tal régimennacieseuna oposición democrática; pero, cuando comenzaron lasguerras conRoma, esta oposición era aún impotente.Mástarde, después de los desastres del ejército, su influenciapolíticaaumentóconmayorrapidezqueenRoma,dondeseagitabaunpartidomuysemejante.Fueentoncescuandolasasambleas populares quisieron decidir todas las cuestionesimportantes, y despojaron de su omnipotencia a laoligarquía.Alterminar lasguerrasdeAníbal,ygraciasa lainiciativa de este gran capitán, veremos que se decide queningúnmiembrodelConsejodelosCientopuedaconservarsupuestopormásdedos años.Lademocracia avanza congranrapidez:soloellahubierasalvadoaCartago,siparaestaciudad hubiera habido salvación posible. Por lo demás, esnecesario reconocer que la oposición tenía por móvil unardiente patriotismo y un gran deseo de reformas; pero lefaltabansólidospuntosdeapoyo,puestodoestabagastadoypodridoenaquellasociedad.

    Según losgriegos, estepueblo, alque comparanconelde Alejandría, estuvo siempre muy indisciplinado y semostróincapazdemereceryconquistarelpoder.Enverdadhabría que preguntarse adónde podrían conducir y québienes podrían traer las revoluciones hechas solamente porjóvenesatolondradosypolíticoscallejeros.

    LOSCAPITALES.PODERFINANCIERODECARTAGO

    31

  • En materia de rentas, Cartago tiene derecho al primerpuesto entre todos los Estados de la antigüedad. Elhistoriador más grande de los griegos declara que, en laépoca de las guerras del Peloponeso, Cartago superaba enriquezas a todas las ciudades de la Hélade y compara susingresos con los del gran rey;Polibio también la llama «laciudadmásopulentadeluniverso».Laagriculturaestabaenunaltogradodeflorecimiento; losgeneralesy loshombresde Estado se complacían, lo mismo que en Roma, enconsagrarle sus ejemplos y enseñanzas. Así lo acredita eltratado especial escrito por Magón, que más tarde losromanos y los griegos consideraron como el Código deagronomíaracional.SetradujoalgriegoyelSenadoromanodio orden de traducirlo también al latín, y lo recomendóoficialmentea los labradores italianos.[9]Loque caracterizala agricultura fenicia es su estrecha alianza con la ley delcapital.EllabradordeCartagotienepormáximanoabarcarmás terreno que el que los medios de que dispone lepermiten cultivar bien; practica ante todo el cultivointensivo. Las regiones libias producen gran número decaballos,bueyes,ovejasycabras,loqueconstituyelariquezadesuspueblosnómadas,ydelaqueCartagosabesacarbuenpartido.Porotraparte,loscartaginesesnosoloenseñanalosromanos a utilizar sabiamente el suelo, sino que lesmuestran también la manera de explotar a las nacionessujetas.Enefecto,hacenqueentreensuciudadlarentadela mejor parte de Europa y de los países del Áfricaseptentrional favorecidos con los ricos dones de lanaturaleza,estoes,delaBizancenaalapequeñaSirtes,porejemplo. El comercio fue siempre considerado entre elloscomounaprofesiónhonrosa:lasfábricasylosarmamentos,alimentados por el comercio, proporcionaban inmensas

    32

  • riquezasybienestaratodos loshabitantesde laciudad.Yahemoshechonotarsugranmonopolio,queacaparatodoeltráficodeimportaciónyexportaciónentodaslascostasdelMediterráneo occidental. Su puerto era, además, el centrodetodoelcomerciointernacionalentreelesteyeloeste.Porotra parte, aquí, lomismo quemás tarde enRoma, y aunsujetándose a la influencia helénica, fueron cultivadas concierto éxito las ciencias propiamente dichas y las artes. Laliteratura fenicia tenía cierta importancia; y cuando losromanos tomaron Cartago encontraron en ella ricascolecciones de objetos artísticos, no formadas con losproductos indígenas, sino traídas de los templos conformeiban conquistando la Sicilia, y bibliotecas no menospreciosas.Peroinclusoenestosehabíapuestolainteligenciaal servicio del capital.La literatura púnica, a juzgar por lopoco que de ella sabemos, se componía principalmente detratadosdeagriculturaydegeografía.Testigosdeestosonla obra antes citada de Magón y el famoso Periplo deHannon, cuya traduccióngriegaha llegadohastanosotros.ElPeriplo,quehabíasidofijadopúblicamenteenlosmurosde un templo, refería el viaje de circunnavegación de estealmirante por todas las costas del África occidental.[10]TambiénseestudiabanenCartagolosconocimientosútilesylaslenguasextranjeras,yvemosqueenestaúltimamateriaestaba quizá tan adelantada como llegó a estarlo la Romaimperial en tiempos posteriores. Las enseñanzas de lacultura griega eran allí muy apreciadas, pero tenían unsentido eminentemente práctico.[11] Aunque esabsolutamente imposible evaluar la inmensa suma decapitalesqueafluíanaestaLondresdelaantigüedad,podráformarsesinembargounaideadelofecundodelasfuentesen que bebía por este único hecho: a pesar de su

    33

  • organización militar excesivamente costosa y de suadministración infielomaldirigida, las contribucionesquepagabansussúbditosylosingresosdelasaduanasbastabanpara cubrir con exceso sus gastos, sin tener necesidad deexigir elmáspequeño impuesto a los ciudadanos.DespuésdelasegundaguerrapúnicaycuandoelImperiodeCartagoyasehabíaderrumbado,unapequeñareformaenelsistemafinanciero, y no la creación de nuevos impuestos, fuesuficienteparaatenderinmediatamentelosgastoscorrientesyalpagodelaanualidadde340000taleros,queteníanqueentregaralosromanos.Porúltimo,catorceañosdespuésdelapaz,Cartagoofreciópagarlesdeunavezlostreintayseisplazos que le faltaban. Pero no es solo en sus inmensasrentasenloquesemanifestabalasuperioridadfinancieradela ciudad fenicia.Hallamos también en ella, y únicamenteen ella entre los grandes Estados del mundo antiguo, laobservancia de principios económicos que solo seencuentran en los tiempos modernos, que son los másavanzados en la ciencia económica. Cartago contrataempréstitos(enproyencontra)conlasdemásnaciones.Ensu sistema de valores entran el oro y la plata en barras, lamonedadeestosdosmetalesparasucomercioconlaSicilia,y,porúltimo,unsignoconvencionalsinvalormaterial,cuyouso era aún desconocido por las demás naciones. Si unEstado pudiera reducirse a una vasta empresa deespeculacióncomercial,habríaqueconvenirenqueningúnotroharealizadoestefinmejornimáscompletamentequeCartago.

    PARALELOENTREROMAYCARTAGO.ECONOMÍAPOLÍTICA

    34

  • Comparemosahoraestasdospotenciasrivales:losromanosy los cartagineses eran ante todo dos pueblos agrícolas ycomerciantes; y en ambos la situación de las artes y de lacienciaera lamisma,estoes,unasituacióncompletamentesubordinada y práctica. Sin embargo Cartago tenía sobreRoma una notable ventaja: los medios pecuniarios eransuperiores a los que proporcionaba el suelo, y en Romasucedíalocontrario.Porotraparte,mientrasqueenÁfricalosgrandespropietariosyposeedoresdeesclavosacaparabanla agricultura, enRoma, lamayor parte de los ciudadanoslabraban la tierra por sí mismos en esta época. Aquí, elpueblo era por lo común poseedor; en Cartago estabaexcluidodelapropiedadypertenecíaalorodelosricos,oalprimergritodereformadelosdemagogos.Laopulenciayellujo, cosas propias de las plazas comerciales, se habían yageneralizado en la ciudad fenicia; entre los romanos, enapariencia al menos, los hábitos y la policía conservabanbastante arraigadas la austeridad antigua y las costumbresfrugales. Cuando los enviados de Cartago volvieron porprimeravezdeItalia,contaronasuscolegasquelasencillezen las relaciones íntimas y recíprocas entre los senadoresromanossuperabacuantopudieraimaginarse,quenohabíapara todo el Senado más que una vajilla de plata, que sellevaba a la casa en que había convidados o huéspedes.Insistosobreesterasgo,porqueeselsignomáscaracterísticodelestadoeconómicodeambasciudades.

    INSTITUCIONES

    Lasdosconstitucionespertenecíanalrégimenaristocrático.

    35

  • ElSenadoromanoylosjuecesdeCartagoejercíanelpoderen condiciones absolutamente análogas. Ambos gobiernosobedecían al mismo pensamiento; prueba de esto es ladependencia en que estaban los diversos funcionarios, laprohibiciónimpuestaalosciudadanosdeaprenderelgriegosin autorización especial, y de comunicarse con ellos solomedianteunintérpreteoficial.PeroenCartagolatuteladelEstado se mancha con rigores crueles, por excesos de unaarbitrariedadllevadaalúltimolímite;enRoma,encambio,las penas de simple policía y la nota de censura parecensuaveseinteligentesalavez.ElSenadoromano,accesibleatodo aquel que brillaba por su talento, era la vivarepresentacióndelpueblo;teníaconfianzaenél,yasuvezelpueblonoteníanadaquetemerdelosaltosmagistrados.EnCartago, el Senado era la comprobación de la rivalidad enlucha por el poder de administración, que era dueño enrealidaddelgobiernosupremo;ysolorepresentabaaalgunasfamiliasdelasmásnotables.Arriba,abajoyentodaspartes,ladesconfianzaerasuley,ynosabíanuncasielpuebloiríaadondeélquisieseconducirlo,osilosmagistradosaspiraríana alguna usurpación. ¡Véase en cambio la marcha firme yregulardelapolíticaromana!Nolahaceretrocedersumaléxito, ni adormecen su vigilancia los favores de la fortuna,jamás ladetienenenmitaddesucamino.Porelcontrario,veremos a los cartagineses rehuir la lucha en el momentomismo en que un último esfuerzo hubiera podido salvarlotodo.Lesdisgustanlosdesigniosmásvastosynacionales,ydejan que se derrumbe el edificio medio construido;después, al cabo de algunos años, vuelven a la carga derepente,aunqueyaseademasiadotarde.Comoconsecuenciadeestasituación,enRomatodomagistradohábilmarchaenperfectoacuerdoconelgobierno,mientrasqueenCartago

    36

  • casi siempre está en guerra abierta con los senadores.Pararesistirlos viola la constituciónyhace causa comúncon lospartidosrevolucionarios.

    GOBIERNODELOSSÚBDITOS

    Cartago y Roma tenían que administrar pueblos de sumismanacionalidadynumerosospueblos extranjeros.PeroRomahabíaadmitidosucesivamentealderechodeciudadatodaslastribusromanas,unasdespuésdeotras,y,encuantoa las ciudades latinas, leshabía abierto el acceso legal a él.Cartago,porelcontrario,secierrayaísla,ynisiquieradejaalasprovinciassometidaslaesperanzadellegaralaigualdadcivil.Porotraparte,losaliadosdeRomateníanparteenlasventajas que proporcionaba su victoria, particularmente enlosdominiosconquistados.Yenlosdemáspaísessometidos,laRepúblicadabaespontáneamentesatisfaccionesmaterialesa los notables y a los ricos, atrayéndose de este modonumerosospartidarios.Cartago,nocontentaconapropiarsede todo el botín de la guerra, quita hasta la libertad decomercio a las ciudades que con más benignidad trataba.Roma nunca arrebató por completo a las ciudades susderechosdeautonomíainterior,nisiquieraalasquetratabaconmásrigor;jamáslesimpusountributoregular.Cartago,porsuparte,enviabaatodos ladossus intendentes, inclusorecargaba las antiguas ciudades fenicias con impuestosperiódicos y excesivos, y agobiaba con una especie deservidumbrepolítica a lasnacionalidadesque caíanbajo supoder.Así, pues, en todo el Imperio cartaginés-africano, aexcepciónquizádeUtica,noseencontrabaunasolaciudad

    37

  • para quien la ruina de la metrópoli no fuese beneficiomaterialypolítico.Porelcontrario,enelImperioromano-itálico no se hubiera hallado una ciudad que no hubieseperdidomásqueganadoconlacaídadeunrégimensiempreatentoalosinteresesmaterialesdetodos,yqueseguardabade irritar a los opositores con medidas extremas o deincitarlos al combate. Los hombres de Estado de Cartagocreían tener sujetosa sus súbditos feniciosconel temordeuna sublevación de los libios indígenas, y a los grandespropietarios, mediante el signo representativo monetario.En su equivocación, aplicaban el cálculodel comerciante aotros asuntos que le son completamente extraños. Laexperienciadeloshechoshademostradoque,adespechodela relajación aparente de su lazo federal, la sinmaquiaromana supo rechazar los ataques dePirro, inquebrantablecualmuroderoca,mientrasquelasinmaquiacartaginesaserompía como una tela de araña el día mismo en que unejércitoextranjeroponíaelpieenelcontinenteafricano.Nohay más que recordar los desembarcos de Agatocles y deRégulo,ylaguerradelosmercenarios.LahostilidaddelosafricanoshaciaCartagoesunhechoevidente:enesteúltimoacontecimientosevioalasmujereslibiasdarsusjoyasparaalimentar la sublevación. Sin embargo, como loscartagineses se habían mostrado más suaves en Sicilia,parece que allí fueron recompensados con un mejorresultado. Sus súbditos gozaban aquí de cierta libertadcomercialconelexterior.Eltráficointeriornosehacíaconla moneda convencional de Cartago, sino con la monedagriega ordinaria; por último, los sicilianos se movían máslibrementedeloqueerapermitidoaloslibiosyalossardos.Si Cartago hubiese podido tomar Siracusa, de segurohubierancambiadolascosas.Perocomolaciudadresistíay

    38

  • las posesiones cartaginesas continuaban bajo un régimentolerable, mientras que las crueles disensiones destrozabanlas ciudadesgreco-sicilianas, se formóen la islaunpartidoverdaderamente cartaginés, cuya persistente influencia hamarcadosuhuellaenlosescritosdeFilipodeAgrigento.Esél quien, aun después de la conquista romana, refirió lasgrandes guerras púnicas inspirándose principalmente enfuentesafricanas.Comoquieraquefueseyconsideradosenconjunto, los sicilianos, en cuanto súbditos y helenos, handebido detestar a Cartago, por lo menos tanto como lossammitasytarentinoshanaborrecidoalosromanos.

    RENTAS.SISTEMAMILITAR

    En lo que concierne a los recursos financieros, sin dudaalguna Cartago era muy superior a Roma. Pero estacompensabasudesventaja,entantolasfuentesdelariquezaafricana, los tributos, aduanas y demás podían faltar en elmomento más crítico, y mucho antes que en Roma.Además, la guerra costaba bastante más cara a loscartagineses. El sistema de guerras se diferenciabaesencialmente en ambos pueblos, aunque en muchosaspectos sus fuerzas estuviesen equilibradas. CuandoCartago fue tomada, todavía contaba con setecientos milhabitantes, incluidos las mujeres y los niños.[12] No se lepuedeatribuirafinesdelsigloVunapoblaciónmenorquelamencionada, cuando por sí sola podía poner en campañacuarenta mil hoplitas. Al principio de este siglo, Roma,colocada en análogas condiciones, había levantado unejército de ciudadanos que ascendía a dicho número

    39

  • (volumenI,librosegundo,nota17delcap.VII,pág.580),y,con posterioridad al acrecentamiento del territorio quecaracterizaestaépoca,hubierapodidosuministrareldoble.Pero la superioridad de sus recursos militares no se debemedirsoloporelnúmerodeciudadanospropiamentedichoscapaces de tomar las armas. Por más que se procurase enCartagollamaralosciudadanosalreferidoservicio,noselepodíadaralsimpleartesanooalosobrerosdelasfábricaslafuerza física del hombre del campo, y, sobre todo, no sepodíavencerlarepugnanciadelosfenicioshaciaelejerciciode la guerra. En el siglo V todavía se ve combatir en lasexpediciones de Sicilia a un cuerpo sagrado de dos milquinientos cartagineses; pero en el sigloVI, a excepcióndelos oficiales, en los ejércitos ya no se encuentra a ningúnciudadano de Cartago, particularmente en los cuerposespañoles. Por el contrario, el campesino romano no estásoloinscritoenlasmilicias,sehallatambiénenlasfilasenelcampodebatalla.LosmismosresultadosaparecenrespectodelasnacionesaliadasdeunayotraRepública.Loslatinoshacen el mismo servicio que los soldados ciudadanos deRoma; pero los libio-fenicios son tan ineptos para losasuntos de la guerra como los mismos cartagineses, y letienen aún menos afición, razón por la cual las ciudadescompranapreciodeorolaexencióndeloscontingentesquedebensuministrar.Enelprimerejércitohispano-cartaginésquemencionalahistoria,entrelosquincemilhombresqueaproximadamentelocomponíanapenashabíaunescuadrónde doscientos cincuenta caballos, procedentes de África, ylibio-feniciosensumayorparte.Enefecto,elnúcleodelasfuerzas cartaginesas se reclutaba entre los libios. Instruidospor hábiles oficiales, podían suministrar una buena

    40

  • infantería; en ciertos aspectos, su caballería ligera no teníaigual.Aestohayqueagregarlaslevassacadasdelospuebloslibiosoespañolesmásomenossometidos,y,sobretodo,losfamososhonderosdelasBaleares,queocupabanuntérminomedio entre un contingente confederado y un contingentemercenario. Por último, en los casos de urgencia,Cartagoreclutaba la soldadesca a sueldo en los países extranjeros.Semejanteejércitopodíareunirsepronto,sintrabajoyenelnúmero que se quisiese. Respecto del personal de susoficiales,delhábitodelasarmasydelvalor,podíanmedirlastambién con las legiones romanas; sin embargo, paraconvertirensoldadosaquellasmasasconfusaseranecesariomucho tiempo, cuando las mayoría de las veces este y elpeligroapremiaban.Lasmiliciasromanas,porelcontrario,estabansiempredispuestasaponerseenmarcha.Además,esnecesario notar principalmente que, mientras las tropascartaginesas no tenían más lazo que el honor militar o lacodicia, lossoldadosromanossesentíanunidosyasociadospor todos los lazos e intereses de unapatria común.A losojosdesusoficiales, lossoldadoscartaginesesvalían loquehoylasmunicionesdeguerray lasbalasdecañón.Aunqueaquellosfuesenlibios,nohacíanporestomáscasodeellos.¿Qué abominaciones no se permitirían los generales deCartago?TestigodeestoeslatraicióndeHimilcónhaciauncuerpo de ejército libio en el año 358 (396 a.C.), traiciónseguida de una sublevación formidable, y que valió a loscartagineseselproverbial, funestoe injuriosocalificativodeFidespúnica.[13]TodoelmalquepuedecausarenelEstadounejércitoreclutadoentrelosfellahsylosmercenariosfueelqueexperimentóCartago,comoefectodesupropiosistema.Porlodemás,muchasvecesfueronparaellamáspeligrosassus bandas de mercenarios veteranos que los ejércitos del

    41

  • enemigo.Losviciosde suestadomilitar saltabana lavista, y los

    jefesdelpoderintentarontodoslosmediospararemediarlo,pueslasarcasdelTesororepletasylosarsenalesatestadosdearmas permitirían equipar inmediatamente a los soldadosreclutados.Porunladosecuidabamucholaconservacióndelas catapultas y arietes, esa especie de artillería de losantiguos que los cartagineses construían aun con másperfección que los mismísimos sicilianos. Por otra partetenían elefantes siempre dispuestos, luego de que estosanimales ocuparon el lugar de los carros de guerra; en lascasamatasdelaciudadhabíacaballerizasparatrescientosdeestos animales. Sin embargo, como Cartago no se atreviónuncaafortificarlasciudadessometidas,estasseentregabansin resistencia al primer ejército que desembarcaba enÁfrica.NosucedíalomismoenItalia,dondelamayorpartede las ciudades conquistadas habían conservado susmurallas, ydonde los romanos, cubriendo lapenínsula conla vasta red de sus fortalezas, habían plantado en ella suindestructible dominación. En Cartago, por su parte, seveíanacumuladostodoslosmediosdedefensaqueelarteylariquezapuedenproporcionar.Muchasvecessolodebiósusalvación a la fortaleza de susmuros,mientras queRoma,defendidaprincipalmentepor la situaciónpolítica ypor susistema militar, no sufrió nunca un sitio en regla. ElverdaderobaluartedeCartago fue sumarina, así es que leprodigó todos sus cuidados. Las naves estaban mejorconstruidasyeranmejormandadasqueenlamismaGrecia,yfueronlosprimerosquebotaronalaguagalerasdemásdetres puentes. Los buques cartagineses, que ordinariamenteteníancincopuentes,eranmásvelocesquelasnavesgriegas;losremeros,queerantodosesclavosdelEstado,nosalíande

    42

  • las galeras y estaban admirablemente ejercitados; loscapitanes finalmente eran audaces e instruidos. Cartagoteníaenestoverdaderasuperioridad,ylosromanos,consuspocos buques procedentes de los griegos aliados o de losarsenalesdelaRepública,nosehubieranatrevidonisiquieraapresentarseenaltamardelantedelasescuadrasdesurival,dueñaabsolutadelosmaresdeloeste.

    Para resumir y terminar: despuésde este largoparaleloentreRomayCartago,suscribimosaljuicioemitidoporungriego contemporáneo, tan ilustrado como imparcial. Alprincipio de sus guerras las fuerzas en ambas Repúblicaserancasiiguales.Recordemossobretodoque,siCartagonohabía omitido nada de lo que pueden suministrar lainteligenciaylariquezaencuantoamediosdeataqueydedefensa, era sin embargo impotente para llenar el vacíodeun ejército nacional, y levantar sobre sólidos cimientos eledificio de una sinmaquia verdaderamente fenicia. RomasolopodíaseratacadaenItalia,yCartagosolamentepodíaserlo enÁfrica. El hecho es incuestionable. ParaCartago,además, era también cierto que no siempre podía evitarsemejante ataque. La navegación estaba todavía en suinfancia,yunaarmadanoconstituíaentrelosantiguosunaespeciederiquezahereditaria;podíaconstruirseencualquierparte donde hubiera madera, hierro y agua. Por poderosaque fuese una ciudad no tenía medios para impedir undesembarco,niaundeunenemigomásdébil,y,enefecto,elÁfricasuministradeellounaevidenteexperiencia.Unavezque Agatocles enseñó el camino, se vio muy pronto a ungeneralromanoseguirsushuellas.UndíacomenzóenItaliala guerra traída por un ejército invasor. Posteriormente,cuando esa guerra estaba concluyendo, fue a su veztransportada a la Libia y no tardó en transformarse en un

    43

  • largo asedio. A partir de esta fecha, y de no ocurrir porcasualidad acontecimientos prósperos, Cartago estabacondenadaasucumbirapesardelosesfuerzosmásheroicosytenaces.

    44

  • IIGUERRADESICILIAENTRE

    ROMAYCARTAGO

    ASUNTOSDESICILIA.LOSMERCENARIOSCAMPANIOS.LOSMAMERTINOS

    HacíamásdeunsigloquelarivalidadentreloscartaginesesylossiracusanosatraíasobrelabellatierradeSiciliaelazotede laguerra.Losbeligerantes se combatíanunasveces conlas armas y otras con la propaganda política. Cartagotramabaintrigasconlaoposiciónaristocráticayrepublicanade Siracusa, y los dinastas siracusanos se entendían con elpartido nacional en las ciudades griegas tributarias deCartago. Cada uno de los adversarios tenía su ejército demercenarios;AgatoclesyTimoleonreclutabansussoldadosparamantenersusguerras,yotrotantohacíanlosgeneralesfenicios. Y, como por ambas partes se empleaban losmismosmediosparalalucha,tambiénfueporambaspartesuna serie de perfidias sin ejemplo hasta entonces en lahistoria del Occidente. En la paz del año 440 (314 a.C.)CartagosehabíacontentadoconlatercerapartedelaislaaloestedeHimeraydeHerácleaMinoa,yhabía reconocidoformalmente la hegemonía de Siracusa sobre todas lasciudades del este. Luego de que Pirro fuera arrojado deSicilia y de Italia (año 479), lamayor parte de la isla y laimportanteplazadeAgrigentohabíanquedadoenpoderdelos cartagineses. Los siracusanos no poseían más queTauromenium (Taormina)yelextremosudeste.UnabandademercenariosextranjerossehabíaapoderadodeMessina,

    45

  • lasegundaciudaddelacostaoriental,queseconservabaalavez independiente de Siracusa y de Cartago. Estosaventureros dueños de Messina eran originarios de laCampania.LaCampania,quehabíacaídoen ladisoluciónporelviolentoestablecimientodelossabeliosenCapua,sehabía convertido en los siglos IV y V (volumen I, librosegundo,pág. 374) en la tierrapredilectade reclutamientode mercenarios, que se ofrecían a los príncipes y a lasciudades, así como ocurrió posteriormente en la Etolia,CretayLaconia.Lasemicivilizaciónquelosgriegoshabíancreado,ellujobárbarodeCapuaydelasdemásciudades,y,por otra parte, la impotencia política a la que las habíacondenado la supremacía deRoma, aunque no les hubieraimpuesto un régimen severo que les quitase su libertadinterior, eran las causas que habían impelido a la juventuddelpaísapresentarsea los reclutadoresqueacudíanallídetodas partes. La juventud se vendía sin preocuparse paranada de su honor ni de su conciencia; y, como sucedesiempreensemejantescasos,ibaperdiendoelrecuerdodelapatria en tanto se acostumbraba a la violencia, a la vidadesordenada del soldado aventurero, y a no guardarmiramientoa la fe jurada,queviolabaacadapaso. ¿Cómohabíandecreerseculpablesloscampaniosqueseapoderaronde Messina? ¿No era provechoso hacerse dueños de laciudad confiada a su custodia, cuando eran bastantepoderosos como para conservarla? Es hasta donde ellospodían alcanzar. ¿No habían hecho los samnitasexactamente lo mismo con Capua? ¿O acaso los lucanioshabían usado mejores medios para apoderarse de unainfinidaddeciudadesgriegas?Ningúnpaíseratanpropiciocomo la Sicilia para semejantes empresas; ya durante la

    46

  • guerra del Peloponeso los generales campanios se habíanapoderadodeEntellaydeEtna.Sucedió,pues,quehaciaelaño470(284a.C.)unatropacampaniaquehabíaestadoalserviciodeAgatocles,yquedespuésdesumuerte,ocurridaenel465,buscabaaventurasporsupropiacuenta,sehabíaapoderado, como yahemosdicho, deMessina.Esta era lasegundaciudaddelaSiciliagriega,yelnúcleoprincipaldela facción antisiracusana en la parte del país que habíapermanecidoenpoderdelosgriegos.Enesaocasióntodoslos ciudadanos habían sido degollados o expulsados; y lasmujeres,losniñosylascasashabíansidodivididasentrelosinvasores.Dueñosde laciudad, losmamertinos,ohijosdeMarte(comoellossedenominaban),notardaronenfundarun tercer Estado, y, aprovechándose de los trastornos quesiguieronalamuertedeAgatocles,sometierontodalapartenoroeste de la isla. Su triunfo no fue mal visto por loscartagineses al considerar que los siracusanos, en vez detenerasuladounaciudademparentadaporlaraza,aliadaosúbdita, ibanatenerquehabérselasconunvecinotemible.Así es que, con la ayuda de los fenicios, los mamertinospudieronresistiraPirro;ydespuésdequeelreysemarchólograron reconquistar inmediatamente todo su poder, quepor unmomento había quedadomermado. Sentaríamal aun historiador el atenuar el odioso atentado con que losmamertinos habían comenzado su establecimiento enMessina;peronoseechetampocoenolvidoqueeldiosdela historia no es el dios que «venga en los hijos, hasta lacuartageneración,elcrimendelospadres».¡Nadamásjustoque condenar a estos hombres, en el caso de que se nosllamasepara juzgar las faltasdelprójimo!En cuanto amí,nopuedodejardereconocerquequizádeestemodohubierapodido salvarse la Sicilia. ¿No podría este poder joven y

    47

  • vigoroso,quesefundabaensuspropiasfuerzasyqueponíaencampañaochomilsoldados,renovarundíaelcombateyhacerfrenteatodoslosextranjeros,máximecuandoapesarde las continuasguerras losgreco-silicianos ibanolvidandoeloficiodelasarmas?

    HIERONDESIRACUSAGUERRAENTRESIRACUSANOSYMAMERTINOS

    Pero estaba dispuesto de otro modo. Un joven capitánsiracusano, Hieron, hijo de Hierocles, descendiente deGelon por su origen y de Pirro por sus enlacesmatrimoniales,yquepertenecíaporsusbrillanteshechosdearmasalaescueladeesteúltimo,atraíaentonceslasmiradasde sus conciudadanos y las de los soldados.Aclamado porestos,queestabanenluchaahoraconlaciudad,sepusoalacabeza del ejército en el año 479 (275 a.C.). Con susacertadas medidas y con la nobleza y moderación de suactitud, se captó muy pronto el afecto de los siracusanos,acostumbradosaldespotismoinnobledelostiranosydelosdemás greco-siciliotas. Se desembarazó de las bandasindisciplinadasdesusmercenarios,sibienpormediodeunaperfidia,yrestableciólasmiliciasciudadanas.Siendoenunprincipiounsimplegeneral, luegorey,ypuestoa lacabezade un ejército nuevo de tropas nacionales y de soldadosrecientemente enganchados que se dejaban manejar másfácilmente, se propuso levantar de sus ruinas el Imperiogriego.Porun lado, estaba enpaz conCartago,quehabíaayudado a arrojar a Pirro. Por otro, los enemigos máspróximosdeSiracusaeranlosmamertinos,loscompatriotasde aquellos mercenarios a quienes habían destruido la

    48

  • víspera, es decir, los asesinos de sushuéspedes griegos, losinvasores del territorio de Siracusa, los opresores oincendiarios de una multitud de pequeñas ciudadeshelénicas. En consecuencia Hieron hizo alianza con losromanos,queporestemismotiempomandabansuslegionescontra los campanios deRhegium, aliados, compatriotas ycómplicesdelosmamertinos(volumenI,librosegundo,pág.435),ydespuésmarchócontraMessina.Consiguióunagranvictoria:fueproclamadoreyporlossiciliotas,yobligóalosmamertinos a encerrarse en su ciudad, donde los tuvorigurosamente sitiados por espacio de algunos años. Así,reducidosalúltimoextremo,seveíanenlaimposibilidaddesostenerse por más tiempo. No podían pensar en rendirseestableciendoalgunacondición.Elhachadelverdugohabíahecho ya rodar en Roma las cabezas de los campanios deRhegium; y el mismo suplicio les esperaba a ellosseguramente en Siracusa. No les quedaba más que unrecurso,eldeentregarsealosromanosoaloscartagineses,quesedaríanpormuysatisfechosaladquirirunaposicióndetalimportancia,acambiodealgunosescrúpulosqueprontoolvidarían. Pero ¿a quién convendría más entregarse: a losfenicios o a los dueños de Italia? La cuestión merecía undetenido examen y una atenta consideración. Después dehaber vacilado largo tiempo, la mayoría de los campaniosmamertinos se decidió a favor de Roma, y le mandóinmediatamentelallavedelosmaresdeSicilia.

    ENTRANLOSMAMERTINOSENLACONFEDERACIÓNROMANO-ITÁLICA

    Lahoraenque losdiputadosmamertinos fueron recibidos

    49

  • enelSenadoromanofueunahorasolemneydecisivaenlahistoria. Nadie había podido prever los gigantescosacontecimientos que iban a tener lugar al día siguiente depasareseestrechobrazodemarqueseparaaItaliadeSicilia.Sinembargo,noseescapabaalasagacidaddelospadresdelSenado que, cualquiera fuese la resolución que se tomase,jamáshabíandiscutidootraigualnidetantagravedad.Paralosespíritusseverosyhonradospodíaparecerextrañoquesevacilase un solo instante. ¿Cómo romper con Hieron porsemejante motivo? Durante la víspera se había aplicado elcastigo más ejemplar y despiadado a los campanios deRhegium; ¿cómohablar siquiera de formar alianza con losbandidosdeSicilia,tancriminalescomoaquellos?PorrazóndeEstadoselesibaahacergraciadeunsupliciomerecido;perohacersesusamigos…¡quécosapodíaprestarsemásaladeclamación que semejante escándalo! Iba a sublevarse laconcienciadetodos,tantodeamigoscomodeenemigos.Noobstante, a todoestohabíaunacosaquecontestar, inclusoanteaquellosparaquieneslamoralesenlapolíticaprácticaalgomásqueunapalabravana.Romanoestabaobligadaaconsideraraunosextranjeros,queeranculpablessolohaciaotros extranjeros, en la misma línea que a los ciudadanosromanosqueenefecto fueranculpablesde infidelidada sujuramentoyasusbanderas,yestuvieranmanchadoscon lasangretraidoramentevertidadeotrosaliadosdeRoma.Estanodebía juzgara losmamertinos,nivengara lossicilianosdeMessina.Sinosehubiesetratadomásquedelaposesióndeestaplazaentrelosmamertinosy lossiracusanos,Romahubiera podido dejar correr los acontecimientos. PeroaspirabaeldominiodeItalia,asícomoCartagolaposesióndeSicilia, nimásnimenos; yhastapuededudarsedequeuna u otra pensasen por entonces traspasar sus propias

    50

  • fronteras.AambasleshabíaparecidoútilqueseformaseunEstado intermedio que las separase. Los cartagineseshubieranqueridoqueestuvieseenTarento;losromanos,enSiracusayenMessina.Perocomoestoeraimposible,ambasquerían también absorber todo el territorio neutral,fortificándosecadacualaexpensasdesurival.CartagohabíaintentadoapoderarseenItaliadeRhegiumydeTarentoenelmomentoenqueRomasehacíadueñadeellas,ysoloporcasualidadhabíafracasadosutentativa.Romaencontraba,asu vez, una ocasión propicia para unir Messina a lasinmaquia latina.Nodecidirseprontamenteeracondenarala ciudad siciliana, que no podía ya defender suindependencia y era además hostil a Siracusa, a que seechara en brazos de los africanos. Por lo tanto, ¿debíadejarse escapar la ocasión, que no volvería a presentarsejamás, de apoderarsede la cabezadel puente entre Italia ySicilia,yasegurarparasiempresuposesiónponiendoenellauna fuerteguarnición? ¿Eraprudente renunciar aMessina,aldominiodelúltimopasoquequedabalibreentreelesteyeloeste,ysacrificardeestemodolasfranquiciascomercialesde Italia? Por otra parte, aun prescindiendo de lossentimientosmoralesydelajusticiapolítica,laocupacióndeMessina se prestaba a serias objeciones. ¡Vendríainmediatamente la guerra con Cartago, no había quedudarlo! Si no se retrocedía ante tal perspectiva, y Romadespuésdetodonoteníaporquétemerla,debíareconocerse,sin embargo, que al atravesar el mar se lanzaba a unaempresainmensa.Enefecto,sepasabanloslímitespropiosde Italia y los de la política continental de Roma; seabandonabaelsistemaquehabíafundadosugrandeza;yselanzaba por un camino nuevo a un porvenir desconocido.HabíallegadoparaloshombresdeEstadodelaRepúblicala

    51

  • horadedejaraunladoloscálculosexcesivamenteprudentes.Solo podía guiarlos la fe en su propia estrella, la fe en losdestinosdelapatria.¿Debíancogeraquellamanoqueselestendía a travésde lasnubesdel porvenir? ¿Debían seguirlaacaso ciegamente? Largas y dudosas fueron lasdeliberaciones del Senado sobre la moción presentada porlos cónsules para que fuesen las legiones en auxilio de losmamertinos.Nopudollegarseaunacuerdo,peroelpueblo,al que se había sometido este grave asunto, tenía unsentimientomásvivode lagrandezaromana,edificadaconsusesfuerzos.LaconquistadeItaliaabrióaRoma,comoalosmacedoniosladeGreciaoalosprusianosladeSilesiaenelsigloXVIII,unacarreranuevayenteramentedistinta.Unvotodelaasambleafavorablealosmamertinosloscolocóenla clientela de la República. Fueron recibidos en laconfederación itálica a título de «italianos transmarinos»,peroconlosmismosderechosque losdelcontinente.[1]Deesta forma, renovando los cónsules su moción en loscomicios, el pueblo dispuso que se fuese en auxilio de losmamertinos(265a.C.).

    ENFRIAMIENTODELASRELACIONESENTRECARTAGOYROMA

    LOSCARTAGINESESENMESSINA.MESSINAESOCUPADAGUERRAENTREROMAPORUNLADO,YCARTAGOYSIRACUSA

    POROTRO.SECELEBRALAPAZCONHIERON

    Faltabasabercómoacogeríanlaintervencióndelosromanoslasdospotenciassicilianasinteresadasenestenegocio,yquehabían sido sus aliados hasta entonces, al menosnominalmente. Cuando Roma les indicó que debían

    52

  • abstenerse de toda hostilidad contra sus nuevosconfederados, con justo motivo Hieron hubiera podidoresponderconunadeclaracióndeguerra(lomismoquelossamnitas habían hecho en otro tiempo, después de queCapua y Thurium fueran ocupadas de manera análoga).Pero hacer por sí solo una declaración de guerra a losromanos hubiera sido una locura. El rey era un políticodemasiadosabioymoderadocomoparaoponerseaunmalinevitable si Cartago persistía en su neutralidad, cuestiónquenoparecíaimposibleaprimeravista.Enestemomento(265a.C.),seisañosdespuésdehaberabortadolatentativade la armada cartaginesa contra Tarento (volumen I, librosegundo,pág.434),partióunaembajadadeRomapidiendoexplicaciones sobre este asunto. El Senado juzgóconveniente resucitar un agravio, verdadero en el fondo,pero olvidado hacía mucho tiempo. En medio de lospreparativosdelalucha,noerasuperfluotenerpreparadoenel arsenaldiplomáticodeRomaunmotivoo casusbelli;deestemodo se preparaba el papel de parte ofendida para elcasoenque,segúnlacostumbredeRoma,tuvieraquehacerladeclaracióndeguerra.Todojuicioimparcialcolocaráenelmismocaso lasempresascontraTarentoycontraMessina;las miras y el punto de derecho eran exactamente iguales,pero el resultado fue diferente. Cartago no quería unaruptura completa. Los enviados de Roma refirieron eldesacato del almirante cartaginés, culpable de haberintentadounataquecontraTarento,apesarde loqueestehabía asegurado bajo toda clase de juramentos falsos, quepor lo demás eran muy comunes en casos semejantes. LamismaCartagoseabstuvodetodaslasrecriminacionesquehubierapodidoutilizar;nodenunciócomocasodeguerrala

    53

  • invasiónqueamenazabaaSicilia.Enrealidadyasabíaaquéatenersesobreestenegocio,pueslosdeSiciliaeranparaellacosa de interés nacional donde ningún extranjero teníaderecho a mezclarse. De hecho había tomado bien susrecaudos,peronoestabaenlastradicionesdesupolíticaelproceder bruscamente con la amenaza de sus armas.Durante este tiempo se habían activado mucho lospreparativosdelaexpediciónromana.LaescuadraformadaconloscontingentesdeNápoles,Tarento,VeliayLocres,ylavanguardiadelcuerpodeejércitodetierra,conducidoporel tribuno militar Cayo Claudio, ya se habían reunido enRhegium en la primavera del año 490 (264 a.C.).Pero deimproviso se les envió un mensaje de Messina. Loscartagineses habían tramado allí una intriga con la facciónantirromana y negociado la paz entre Hieron y losmamertinos. Se había levantado el sitio; el puerto estaballeno de naves cartaginesas, conducidas por su almiranteHannon, y la ciudad había recibido guarnición africana.Influidoporlosreciénllegados,elpueblomamertinodirigióun mensaje agradeciendo mucho el auxilio del generalromano,yhaciéndolesaberqueafortunadamenteyanoeranecesario.Peroelromano,hombrehábilyatrevido,persistióenhacersealavela;laarmadacartaginesarechazólasnavesde la República y capturó muchas de ellas. Hannon,obrando según las instrucciones recibidas, y para no darmotivo a un rompimiento de hostilidades, devolvió estapresaasus«buenosamigos»delotroladodelestrecho.¿Ibaa representarse de nuevo la comedia de Tarento, con losromanosdesempeñandoahoraelpeorpapel?Claudionosedesanima e intenta un segundo desembarco; esta vezconsigue su objeto. Inmediatamente convoca a losciudadanos y, por su indicación, se presenta el almirante

    54

  • cartaginés en medio de la asamblea, esperando siempreevitarlaruptura.Losromanosseapoderandesupersona,yunanuevacobardía losayudaaconsumarsuobra.Hannonda a sus soldados la orden de abandonar la ciudad. Se vioentoncesalapequeñaguarnicióncartaginesa,queaúnpodíasostenerse en la ciudadela, apresurarse a obedecer la ordendel cautivo, y partir con él. Finalmente los romanos hanfijadoyasuplantaenlaisla.EnCartago,losjefesdeEstadose indignaronante tanta estupidezodebilidad, y, luegodeque condenaron a Hannon a muerte, declararoninmediatamente la guerra a Roma. Ante todo importabavolver a apoderarse de Messina. Se envió una poderosaarmada al mando de otro Hannon, hijo de Aníbal, queapareciódeinmediatoenlasaguasdelestrecho.Mientraslotenían rigurosamente bloqueado, desembarcó un ejército ysitió la ciudad por la parte del norte.Hieron, por su lado,que no había esperado para atacar Roma más que ladeclaracióndeguerradeCartago,condujonuevamenteasuejército a los campamentos abandonados la víspera, y seencargó del asalto por la parte del sur. Pero ya el cónsulApio Claudio Caudez había llegado a Rhegium con elgrueso del ejército, y, burlando la vigilancia de la armadacartaginesa,pasóelestrechoduranteunanocheoscura.Losromanos eran audaces y afortunados. Los aliados, que noesperaban el ataque de todo el ejército romano, estabandivididos.Laslegionessalierondelaplazayasílosbatieron,unos en pos de otros, y los obligaron a levantar el sitio.Durante el estío los romanos permanecieron dueños delpaís, y hasta intentaron apoderarse de parte de Siracusa;pero no lo consiguieron, y tuvieron además que retirarsedespués de haber sufrido grandes pérdidas delante deEchetla,[2]quehabíansitiadoenlafronteradelasposesiones

    55

  • siracusanas y cartaginesas. En consecuencia volvieron atomar el camino de Messina, donde dejaron una fuerteguarnición, y se retiraron después a Italia. La primeracampaña de los romanos fuera de la península no habíacorrespondido a las esperanzas del público, y el cónsul noobtuvo los honores del triunfo; pero la entrada de laslegionesenSiciliahabíaimpresionadoprofundamentealosgriegos de la isla. Al año siguiente, los dos cónsulesdesembarcaronsinobstáculoa lacabezadeunejércitoqueera el doble del anterior. Uno de ellos, Marco ValerioMáximo, apellidado después el Messiniano (Mesala),consiguió una brillante victoria sobre los siracusanos y loscartagineses reunidos. Y, como después de la batalla elejército fenicio no se atrevió a hacer frente a los romanos,cayeronensupoderAlesa,Centoripa[3]ytodaslaspequeñasciudades griegas. El mismo Hieron, desertando de susaliadosdelavíspera,hizolapazconlosromanosyentróconellosenrelacionesamistosasenelaño491(563a.C.),conloquesemostrócomounhábilpolítico.YaqueRomafijabaseriamente su planta en Sicilia, era preferible pasarse a supartido cuando todavía era tiempo, sin tener que pagar lapaz a costa de grandes sacrificios o de una parte de suterritorio. Las ciudades intermediarias, como Siracusa yMessina, no eran bastante fuertes como para seguir unaconducta independiente y necesitaban, por tanto, elegirentre la supremacía de Roma o la de Cartago, aunque enrealidadnopodíandejardecolocarseal ladodelaprimera.LaRepúblicanoparecíapensaraúnenlaconquistadetodalaisla:todoloquequeríaeraimpedirqueloscartagineseslaconquistasen. Los siracusanos temían más que nada elrégimentiránicoyelmonopoliodeCartago,yesperabandesu rival una protección menos pesada y la libertad del

    56

  • comercio. Así pues, desde esta fecha, Hieron se mostrócomoelmáspoderoso,constanteyestimadode losaliadosdeRomaenlaisla.

    TOMADEAGRIGENTO

    ElobjetoinmediatodelaempresacontraMessinasehabíaconseguido. Garantizados por su doble alianza con esta yconSiracusa,ysólidamenteestablecidasudominaciónsobretoda la costa oriental, los romanos podían ya descenderlibremente a Sicilia, pues encontraban allí medios demantener las legiones, cosa antes tan difícil. Además laguerra, que había parecido temeraria en un principio, noofrecía ya por resultado aquellos peligros incalculables.NonecesitabamayoresesfuerzosquelaluchaconelSamniumyla Etruria. Al unirse con los griegos de Sicilia, las doslegiones enviadas al año siguiente fueron suficientes paraencerraraloscartaginesesensusplazasfuertes.Sugeneral,Aníbal, hijo de Giscon, se encerró en Agrigento con elnúcleo del ejército, y se propuso defender hasta el últimoextremoestaplaza, lamás importantede lasposesionesdeCartago en el interior. Como no pudieron tomarla porasalto,losromanoslarodearonybloquearonrigurosamente.Los bloqueados, en número de cincuenta mil, se vieronpronto reducidos a la más completa escasez. Entonces elalmirante cartaginés Hannon acudió, y desembarcando enHeráclea cortó a su vez los víveres a los sitiadores. Porambaspartes se experimentabangrandes sufrimientos, y sedecidió dar la batalla para librarse de los males de lasituación. En ella, la caballería númida mostró su

    57

  • superioridadsobrelacaballeríaromana,peroenlainfanteríasucedió lo contrario y fue laquedecidió labatalla, aunquecon pérdidas enormes por parte de los romanos.Aprovechándosedelcansanciodelosvencedores,elejércitositiadohuyóyserefugióenlaarmada.Sinembargo,noporestolosresultadosdelavictoriadejarondeserimportantes.Agrigento se rindió y toda la isla cayó en poder de losromanos,aexcepcióndelasplazasmarítimas.AllíAmílcar,el sucesor de Hannon, se fortificó y luchó de un modoinvencible contra el hambre y los asaltos del enemigo. Laguerra terminópor símisma;pero las frecuentes salidasdelos cartagineses y sus desembarcos en las costas sicilianaseranmuy perjudiciales para los romanos, y los teníanmuyfatigados.

    COMIENZALAGUERRAMARÍTIMALOSROMANOSCONSTRUYENUNAARMADA

    Ahora es cuando la República va a experimentar lasdificultades de la guerra en la que se ha empeñado. Secuenta que los enviados deCartago, antes de las primerashostilidades,habían aconsejado a los romanosque evitasenuna ruptura y también habían añadido que, si Cartagoquería, ningunode ellos podríani siquiera «ir a lavarse lasmanos a la orilla del mar». ¿Es verdad esto? No es fácilaveriguarlo,perodecualquiermodolaamenazahabríasidoseria.Las escuadras cartaginesas erandueñasde losmares.Sinembargo,nocontentasconmantenerenlaobedienciaalas ciudades de la costa siciliana y abastecerlas de todo lonecesario, amenazaban con verificar un desembarco enItalia, donde ya en el 492 (262 a.C.) un ejército consular

    58

  • habíatenidoquepermanecerarmaalbrazo.Sinintentarunainvasión formal, algunas pequeñas bandas cartaginesashabían recorrido las costas y desembarcado en algunospuntos; habían talado las posesiones de los aliados de laRepública y, lo que era aún peor, impedían las relacionescomerciales entre estos y la metrópoli. Si estos ataques seprolongaban, muy pronto se verían completamentearruinadas Cerea, Ostia, Nápoles, Tarento y Siracusa.Duranteestetiempo,lascontribucionesdeguerraylasricaspresascompensabanaCartagoconexcesode lapérdidadelos tributos que anteriormente sacaba de Sicilia. Enconsecuencia, los romanos hacían a sus expensas lamismaexperiencia que habían hecho antes Dionisio, Agatocles yPirro; es que era tan fácil batirCartago comodifícil llegarhasta ella. Convencidos de la necesidad de tener unaescuadra,decidieronlaconstruccióndeveintetrirremesydecienquinquerremes.¡Noobstante,cuántasdificultadesparaponer el proyecto en ejecución! En sus puerilesdeclamaciones, los retóricos han dicho posteriormente queera la primera vez que los romanos empuñaban un remo.Esteesunerrorcrasísimo,pueslamarinamercanteitalianaerabastanteconsiderableynocarecíadenavesdeguerra.Escierto que no eran más que barcos armados, trirremesconstruidos según el modelo antiguo, y que nunca habíanvistounbuquedecincopuentes.EsoseranlosqueCartagohabía adoptado recientemente, y en su sistema navalconstituían casi exclusivamente su marina de guerra. Losromanostransformaronlasuyacomoharíahoyunapotenciamarítimaquenotuvieramásquebricksyfragatas,yquisieraposeergrandesnavíos.Yasícomoennuestrosdíastomaríapormodelounbuquedelenemigo,asítambiénlosromanosordenaron a sus constructores que se guiaran por una

    59

  • pentera[4] cartaginesa que había naufragado en la costa.Ciertamente, siellosasíhubiesenquerido,podríanhabersepreparado mucho antes con la ayuda de Marsella y deSiracusa. Pero los hombres de Estado de Roma erandemasiadoprudentescomoparaconfiarladefensadeItaliaaunaescuadranoitaliana.Porelcontrario,fueasusaliadositálicosaquienRomapidióoficialesdemarina,tomadosensumayorpartede losbuquesmercantes,ymarineros,cuyonombre (sociinavales) dice suficientemente su procedencia,exclusiva por algún tiempo. Después fueron conducidos abordo los esclavos suministrados por el Estado y por lasfamiliasricas,yciudadanostomadosentrelosmáspobres.Sise tiene en cuenta el atraso relativo de la ciencia de lasconstrucciones navales, por un lado, y la energía de losromanos, por otro, se comprenderá cómo pudieron en unsoloañorealizarunaempresaenlaquesehanestrelladoennuestrosdíastodoslosesfuerzosdeunNapoleón.Enefecto,la República llegó a hacerse potencia marítima, decontinentalqueera,yaecharalamarunaarmadadeguerrade ciento veinte buques al abrirse la campaña del año 494(260 a.C.). Las naves romanas no igualaban la armadacartaginesaniennúmero,niencualidadesnáuticas, locualera una grave inferioridad, porque por entonces lasmaniobras constituían la base principal de la tácticamarítima.Desde lo altodel puente combatían soldadosdearmaspesadasyarqueros;ynofaltabantampocomáquinaspara arrojar ciertos proyectiles. Sin embargo, el principalcuidadoentodocombatemarítimoconsistíaordinariamenteen perseguir o en esperar al enemigo. La lucha se decidíaprecipitándose sobre él, con la proa armada con un granespolóndehierro;losbuquesvirabansobresímismos,hastaqueunodeellos,caminandoconmásvelocidadqueelotro,

    60

  • lopasabaporojo.Poresto,de losdoscientoshombresqueconstituían ordinariamente la tripulación de un trirremegriego, se contaban por lo menos ciento setenta remerospara diez soldados, o sea, cincuenta o sesenta remeros porcadapuente.Elquinquerremellevabatrescientosremerosyun número proporcionado de combatientes. Como losromanos querían compensar las faltas de sus buques, peorprovistosdeoficialesyremeros,tuvieronlafelizocurrenciade dar a sus soldados de marina un papel mucho másimportante en elmomento de la lucha.En la proa de susnavescolocaronunpuentecolgantequesebajabaentodoslos sentidos, a derecha e izquierda, o de frente, guarecidoporunparapetoencadaunode susextremos,yquepodíadarpasoadoshombresalapar.Cuandoelbuqueenemigose arrojaba sobre la galera romana, esta evitaba el choque,peroenelmomentodepasarasuladolearrojabaelpuentey lo sujetaba con un gran garfio de hierro. Así pues,detenido en su marcha, e invadido por una nube desoldados,elbuqueeratomadoporasaltodelamismaformaque en un combate por tierra.Con este nuevo sistema erainútil establecer una milicia marítima, pues las tropasordinarias se adaptaban perfectamente al servicio de laarmada.Sabemostambiéndealgunagranbatallanavalenlaque los romanos llegaron a contar con ciento veintelegionariosporbuque,sibienesverdadquellevabantropasde desembarco. De este modo lograron crear una marinacapazdehacerfrentealoscartagineses.Secometeunerrorcuando se convierte en una especie de cuento de hadas lacreacióndelaarmadadelaRepública,ycarecedeobjetoelhablardeellacomodeunmilagro.Paraadmiraresnecesarioantes comprender. Los romanos no hicieron más que unaobra grande y nacional. Comprendieron perfectamente lo

    61

  • que necesitaban y podían, y ayudándose del genio queinventa, y de la energía que decide y ejecuta, sacaron a supatria de una situación difícil, más difícil de lo que ellosmismoshabíancreído.

    VICTORIANAVALDEMILA

    Loscomienzosnofueronfelices.Sualmirante,elcónsuldeGneo,CornelioEscipión,sehizoalamarconlosdiecisieteprimeros buques concluidos y dirigió su rumbo haciaMessina,ytuvolaveleidaddeapoderarsedeLíparaconungolpe de mano. Pero de repente vino una división de laarmadacartaginesaestacionadaenPalermo,laencerróenelpuerto donde había anclado, y la hizo prisionera sinnecesidad de disparar una flecha. Este contratiempo noimpidióqueelnúcleodelejércitoseembarcaseenlasotrasnaves cuando estuvieron dispuestas, y que dirigiesentambién su rumbo haciaMessina.Navegando por la costadeItalia,encontróasuvezunaescuadracartaginesamuchomásdébilquelaprimera,quehabíasidoenviadaparahacerun reconocimiento. Después de haberle causado pérdidasquecompensaronelprimerfracasosufridoporlosromanos,entró victoriosa en Messina. Allí tomó el mando de laescuadra el segundo cónsul, Cayo Duilio, en lugar de sucolega cautivo. La armada cartaginesa salió de PalermoconducidaporsualmiranteAníbal,yvinoaencontrarseconlosromanosalnortedelaciudad,cercadelpromontoriodeMila (Milazzo).Ese fue eldía enque realmente lamarinaromana hizo sus primeros y más serios ensayos. Al veraquellosbuquestanpesados,elenemigocreyótenerantesía

    62

  • unapresa fácil,y seprecipitó sinordensobre los romanos.Pero estos bajaron sus puentes colgantes, y su efecto fuedecisivo.Lasgalerascartaginesasquedaronsujetasy fuerontomadas al abordaje, conforme iban llegando separadas lasunasdelasotras.Yafueraquesepresentasenpordelanteopor los flancos, caían sobre ellas los terribles puentes. Alterminar el combate los cartagineses habían perdido unascincuenta naves, la mitad de la